Los precios de las subastas de Chile no son extrapolables al caso español

Los precios de las subastas de Chile no son extrapolables al caso español

Hace unas semanas la Comisión Nacional de Energía de Chile anunciaba los resultados de la licitación 2021/01 copando los titulares de la prensa especializada por los bajos precios de adjudicación. Concretamente, la oferta más baja ha sido de 13,32 $/GWh para un cupo de energía nocturna. Además, se ha anunciado una planta termosolar por debajo de 34 $/MWh que quedaría por debajo de la mitad del anterior récord de la tecnología que se situaba en una licitación en Marruecos a 70 $/MWh y el complejo actualmente en construcción en Dubái a 74 $/MWh.

La pregunta que cabe hacerse es: ¿veremos estos precios en las subastas españolas? Recordemos que la última subasta española, celebrada en enero de este año, presentó un precio mínimo para una fotovoltaica diurna de 14,89 €/MWh y un precio ponderado de todas las ofertas en torno a casi 25 €/MWh.

La respuesta es rotundamente no, ya que los diseños de subastas son muy diferentes.

La licitación de Chile se basa en contratos financieros para cupos de energía, del tamaño que cada ofertante quiera. Por tanto, cada promotor podrá o bien generar la energía comprometida, o incluso comprarla para cumplir con sus compromisos anuales. Además, como cada empresa puede ofertar el cupo lo pequeño que quiera, la adjudicación puede servir para garantizar un mínimo de venta de energía que permita catalizar otros contratos privados a precios diferentes – aquí cabe recordar que el precio mayorista esperado en el medio y largo plazo es mayor al que se ha visto en la licitaciones. Por último, se pueden mezclar cupos de energías a diferentes horas, de tal forma que en ciertos cupos diurnos se genere una ganancia que compense bloques horarios nocturnos que vayan más justos.

En nuestras subastas se mide la energía efectivamente generada en la planta y con unos compromisos que suponen prácticamente la producción anual. De esta manera, el precio adjudicado es el único ingreso que se percibe – con ciertos ajustes de exposición a mercado o si se supera un máximo que se retribuye al precio del mercado mayorista. 

Por último, y aquí sí hay una diferencia técnica. La planta termosolar de Chile contempla una hibridación de tecnología termosolar generando durante la noche con energía fotovoltaica durante el día. La oferta presentada, si bien es para energía 24 horas, tenía un mayor volumen durante el día, dejando energía excedente durante la noche para ser vendida a otros precios más altos. Actualmente en España no están autorizadas plantas termosolares en combinación con fotovoltaicas, pese a que es la tendencia mundial desde hace varios años.

En España aún estamos a tiempo de diseñar unas subastas termosolares atractivas que permitan que esta tecnología con un fuerte acento español y europeo ayude a nuestro país a reducir la dependencia con el gas natural, adquirir mayor independencia energética y reducir los costes de los consumidores.

Gonzalo Martín, secretario general de Protermosolar