Los promotores españoles de renovables están perdiendo oportunidades para captar inversores internacionales y maximizar el valor de sus activos

0 41

Los promotores españoles de energías renovables, los propietarios de activos y los productores independientes de electricidad (IPP por sus siglas en inglés) están desaprovechando oportunidades para contactar con los inversores internacionales y maximizar el valor de sus activos en los mercados primario y secundario. Esta afirmación la realiza Augusta & Co., asesor financiero especializado en el sector de las energías renovables, que ha gestionado transacciones por un valor total de más de 10.000 M€ en toda Europa.

En particular, Augusta ha puesto de relieve las limitaciones de un enfoque restrictivo, según el cual los propietarios de activos españoles que venden proyectos optan por entablar conversaciones bilaterales con inversores conocidos, en lugar de tratar de ampliar el grupo de posibles compradores, tanto nacionales como internacionales, a través de un proceso de ventas estructurado.

Estas conversaciones bilaterales limitan el valor que los vendedores pueden desbloquear de sus activos y a menudo permiten que los compradores tomen la delantera y terminen dictando los precios. También vuelve a los vendedores vulnerables a las complejidades o debilidades del posible acuerdo de compraventa con respecto a factores tales como las garantías otorgadas o las sanciones financieras.

De hecho, Augusta estima que los productores independientes de electricidad y los promotores españoles podrían estar perdiendo hasta un 20% del valor potencial de sus activos como resultado de las limitaciones del poder de negociación y de la incapacidad de contactar plenamente con la comunidad inversora internacional.

Actualmente, España es un referente para las energías renovables europeas y ha registrado un enorme flujo de operaciones en los últimos 18 meses, lo que demuestra el considerable apetito de los inversores“, declara Axel Narváez, Director General y Responsable de Augusta & Co. en España. “Sin embargo, para mantener este impulso y para que los propietarios puedan sacar el máximo provecho de sus proyectos operativos o en desarrollo, el mercado debe asegurarse de que está abierto a los inversores que mejor se adaptan a estos activos y de que los hagan partícipes“.

Al entrar en un proceso de ventas estructurado, apoyado por un asesor con una red genuinamente internacional, los desarrolladores y los productores independientes de electricidad en España pueden mitigar los riesgos inherentes al trato con una sola parte, y asegurar que logran un valor de venta óptimo.

Para los propietarios de activos españoles, un proceso de ventas estructurado gestionado de forma independiente atraerá a una gama más amplia de inversores potenciales, incluidos los inversores institucionales de España y del extranjero. Esto creará un entorno más competitivo en el que los vendedores tendrán un mayor control sobre los términos de la operación y la valoración de su proyecto o cartera.

Al crear, y luego seleccionar, una lista restringida de inversores, los asesores pueden asegurar que se buscan compradores con un interés genuino en el activo y que están dispuestos a ofrecer un precio óptimo. A su vez, el contacto con la comunidad inversora internacional en su conjunto apoyará los objetivos de España de duplicar con creces su base instalada de activos renovables y alcanzar el ambicioso objetivo del 74% de generación eléctrica renovable en el año 2030.