Los sistemas energéticos equilibrados no son exclusivos de las economías desarrolladas

0

Las políticas energéticas sólidas y coherentes, que integran con éxito las dimensiones de sostenibilidad, equidad y seguridad de suministro, que constituyen el Trilema Energético, no son solo del dominio de los países ricos, sino que pueden impulsar el buen desempeño de las economías emergentes y en desarrollo, según un nuevo informe del Consejo Mundial de la Energía y Oliver Wyman publicado durante la Semana Mundial de la Energía.

El Energy Trilemma Global Index 2018 clasifica 125 países en función de la integración de estas tres dimensiones para alcanzar la sostenibilidad energética. El Trilemma es la base para la prosperidad y la competitividad de los países y en el rankind de 2018 ocho de ellos consiguen alcanzar un balance de grado AAA. Entre ellos, Dinamarca, Suiza y Suecia que mantienen su posición en la parte superior del ranking.

Aunque los diez primeros países dentro del índice se mantienen relativamente estables, hay cambios que contrarrestan la tendencia habitual asociada con el PIB nacional, como Eslovenia que está entre los diez primeros puestos, concretamente en el número seis. Por delante de países como Alemania, que ocupa el séptimo puesto, Francia, el décimo, EE.UU., que se sitúa en el número 14 o España que ocupa el décimo sexto puesto. Varios países muestran una mejora significativa y demuestran que un sistema de redes energéticas equilibrado no es un lujo, sino el resultado de estrategias inteligentes integradas orientadas a la transición energética.

Países como Nepal, Kenia y Bangladesh con economías más vulnerables, han mejorado significativamente sus puntuaciones en el Trilema en cuanto a la equidad energética mientras persiguen el Objetivo 7 de la agenda de Desarrollo Sostenible de la ONU para mejorar el acceso a la energía. Las tres naciones han desarrollado diferentes vías políticas adaptadas a sus circunstancias nacionales para mejorar significativamente el acceso de sus ciudadanos a la energía, desde microrredes, a micro sistemas hidroeléctricos, enfocados en el acceso rural.

El informe destaca otros resultados clave:

  • Algunos de los países que han obtenido mejores resultados en 2018 son de Oriente Medio y el Golfo además de países del norte de África.
  • La clasificación de la dimensión equidad energética está liderada por países donde la energía es asequible debido a las políticas gubernamentales.
  • Seis países del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) han mejorado su ejecución del Trilemma, con Emiratos Árabes Unidos en primera posición, en concreto en el puesto 36.
  • Los países con baja intensidad energética, así como con una intensidad en carbono descendente, y en consecuencia con niveles de emisiones más bajos, obtienen mejores resultados en la dimensión de sostenibilidad medioambiental.
  • Nueva Zelanda sigue siendo el líder en la región Asia-Pacífico.