Los vehículos eléctricos aceleran rápidamente con cinco millones de unidades en las carreteras de todo el mundo

Estamos en el comienzo de la era de los vehículos eléctricos. Hoy en día, hay cinco millones de vehículos eléctricos en las carreteras de todo el mundo, dos millones más que en 2018. China está en posición de liderazgo, en términos del mercado de vehículos eléctricos más grande, seguida de Europa y EE.UU. Sin embargo, es improbable que la producción comercial a gran escala de vehículos eléctricos por parte de los grandes fabricantes de automóviles despegue hasta 2025, según GlobalData.

Los avances tecnológicos están conduciendo a recortes sustanciales en los precios de las baterías para vehículos eléctricos, y los principales facilitadores son la I+D en química de baterías y la ampliación de la producción de baterías para vehículos eléctricos en plantas de fabricación. La caída en los precios de las baterías se debe esencialmente al aumento de las economías de escala creadas por un mercado de vehículos eléctricos en auge.

El informe de GlobalData, ‘Thematic Research: Electric Vehicles in Utilities’, destaca que la caída en los precios de las baterías se debe esencialmente a la mayor atención del mercado de vehículos eléctricos. Las fábricas de baterías en todo el mundo se han ampliado para la producción de baterías para vehículos eléctricos. Esta caída de los precios ha resultado útil para el mercado del almacenamiento de energía en baterías y ha acelerado el despliegue a nivel mundial de proyectos de almacenamiento energético. Las compañías eléctricas utilizan tecnologías de almacenamiento de energía en una variedad de aplicaciones, como el desplazamiento temporal y la capacidad de suministro, para cerrar la brecha entre demanda y oferta de manera eficiente.

Las compañías eléctricas muestran un mayor interés en los programas de vehículos eléctricos. Los programas de dichas compañías ofrecen descuentos y reembolsos en la compra de vehículos eléctricos o equipos de recarga, instalación gratuita de puntos de recarga inteligente, junto con planes de tiempo de uso del vehículo eléctrico (planes de tarifas pico y valle) para los propietarios de vehículos eléctricos. Las compañías eléctricas están colaborando con los fabricantes de vehículos eléctricos para aumentar sus ofertas en áreas como la recarga de vehículos eléctricos, los servicios de V2G, el almacenamiento de energía y las fuentes renovables.

Los sistemas V2G permiten que los vehículos eléctricos enchufables, concretamente sus baterías, desempeñen un papel importante en el equilibrio de la demanda y el suministro de energía y conducen a un flujo de energía bidireccional entre un vehículo eléctrico y la red eléctrica. A través de este concepto V2G, los vehículos eléctricos enchufables podrían utilizarse junto con el almacenamiento de electricidad durante condiciones de emergencia o eventos extremos, como la escasez de suministro, para suministrar energía a la red eléctrica. Compañías eléctricas como EDF, E.ON y Enel están involucradas en proyectos piloto o de demostración de la tecnología V2G, ya sea por sí mismas o mediante asociaciones.

Recientemente, el gigante de servicios públicos francés EDF presentó DREEV, su nueva subsidiaria que es una empresa conjunta entre EDF Pulse Croissance y Nuvve, un líder global con sede en San Diego en soluciones V2G, para el desarrollo de la tecnología V2G. DREEV trabaja en varias áreas, como el lanzamiento de servicios de flexibilidad energética, lo que permite un equilibrio entre la oferta y la demanda; gestión inteligente de la carga y descarga de vehículos eléctricos; experiencia del cliente, que ayuda a los usuarios a asegurar sus requisitos en términos de movilidad, brindándoles la mejor remuneración posible a cambio de suministrar electricidad desde sus vehículos a la red eléctrica cuando no están en uso. Con su Plan de movilidad eléctrica, el Grupo EDF apunta a convertirse en líder de recarga inteligente en la región europea, planeando operar alrededor de 4.000 puntos de recarga inteligente para 2020.

Los acuerdos de fusiones y adquisiciones (M&A) también respaldan el creciente despliegue de los vehículos eléctricos en todo el mundo. Recientemente, Engie, empresa de servicios públicos francesa, participó en la adquisición de ChargePoint Services, proveedor de soluciones integradas de recarga de vehículos eléctricos de Gresham House. La adquisición impulsará las capacidades en vehículo eléctrico de Engie y establecerá a Engie como una empresa de infraestructura para el vehículo eléctrico en Reino Unido.

Otro anuncio vino de un importante proveedor de energía Shell, con su adquisición de Greenlots, un líder en el suministro de software y soluciones de recarga de vehículos eléctricos y gestión energética de EE.UU. Con Shell, Greenlots fortalecerá sus esfuerzos de crecimiento y permitirá la expansión global de sus servicios de movilidad en empresas de servicios públicos, ciudades, fabricantes de automóviles, flotas y conductores. A través de este acuerdo de fusiones y adquisiciones, las soluciones de Greenlots junto con su equipo se convertirán en la base de Shell para la expansión continua de su estrategia de movilidad eléctrica para la región de América del Norte.

Los gobiernos de todo el mundo están interesados en impulsar la adopción del vehículo eléctrico y ofrecen incentivos y subsidios para los vehículos eléctricos, con el objetivo final de disminuir la dependencia de los combustibles fósiles y mejorar la eficiencia energética.

Además, las estrictas normas y regulaciones sobre la economía del combustible y las emisiones de carbono, los mandatos de vehículos con bajas y cero emisiones, y otras medidas como la limitación de la circulación a los vehículos de combustión interna, dependiendo de su rendimiento de emisión, han llevado a un aumento en el despliegue del vehículo eléctrico.