Los vehículos eléctricos se quintuplicarán para 2025

Los vehículos eléctricos se quintuplicarán para 2025

El sector del transporte por carretera aún puede alcanzar emisiones netas cero en 2050 a través de los vehículos eléctricos , pero se requiere una acción urgente por parte de los responsables políticos y los actores de la industria, según el último informe anual Long-Term Electric Vehicle Outlook (EVO) de BloombergNEF (BNEF).

El informe describe dos escenarios para la adopción del transporte eléctrico hasta 2050 y examina los impactos en la demanda de baterías, materiales, petróleo, electricidad, infraestructura y emisiones. El Escenario de Transición Económica (ETS), que asume que no se promulgan nuevas políticas y regulaciones, está impulsado principalmente por las tendencias tecnoeconómicas y las fuerzas del mercado. El segundo escenario, Escenario Cero Neto (NZS), investiga una ruta potencial hacia las emisiones netas cero para el sector del transporte por carretera para 2050.

Se espera que las ventas de vehículos eléctricos de pasajeros crezcan rápidamente en los próximos años, pasando de 6,6 millones vendidos en 2021 a 21 millones en 2025. La flota de vehículos eléctricos se sitúa en 77 millones en 2025 y en 229 millones en 2030, según el ETS de BNEF, partiendo de 16 millones a finales de 2021.

A medida que la adopción del vehículo eléctrico continúa creciendo, desplaza 1,5 millones de barriles por día de petróleo. La mayor parte proviene de vehículos eléctricos de dos y tres ruedas en Asia, pero el aumento de las ventas de vehículos eléctricos de pasajeros lo lleva a 2,5 millones de barriles por día para 2025. En general, la demanda de petróleo del transporte por carretera alcanzará su punto máximo para 2027, según BNEF.

Para encaminarse hacia una flota global de cero emisiones netas para 2050, los vehículos cero emisiones deben representar el 61% de las ventas globales de vehículos de pasajeros nuevos para 2030, el 93% para 2035, y el último vehículo de combustion interna de cualquier segmento debería venderse antes de 2038. El informe también encontró que la tecnología V2G puede desempeñar un papel en la reducción de las emisiones del sector eléctrico y en la generación de valor para los consumidores.

Se prevé que la flota de vehículos eléctricos de pasajeros alcance los 469 millones en 2035 en el ETS, pero debe aumentar a 612 millones para la misma fecha en el NZS.

Los vehículos de dos y tres ruedas y los autobuses ya están muy cerca de la trayectoria necesaria para lograr el cero neto. Sin embargo, los vehículos comerciales medianos y pesados se están quedando atrás y necesitan fuertes medidas políticas adicionales para alcanzar el cero neto. Bajo el ETS solo el 29% de estos vehículos logra cero emisiones para 2050, lejos de la adopción total necesaria para el cero neto.

El informe también explora si las baterías o las pilas de combustible son la solución más probable para el transporte pesado de larga distancia. Para finales de la década de 2020, las estaciones de recarga a escala de megavatios, así como la aparición de baterías de mayor densidad de energía, darán como resultado que los camiones eléctricos a batería se conviertan en una opción viable para operaciones de servicio pesado de larga distancia, especialmente para casos de uso de volumen limitado.

Los fabricantes de vehículos eléctricos contemplan un mercado de materias primas para baterías muy ajustado para los próximos años. La cadena de suministro de baterías requerirá una inversión significativa a corto plazo para evitar la escasez de suministro. Sin embargo, el aumento del coste de las baterías no frenará la adopción del vehículo eléctrico a corto plazo. Algunos de los factores que están impulsando los altos costes de las materia primas de las baterías (guerra, inflación, fricciones comerciales) también están impulsando el precio de la gasolina y el diésel a niveles récord, lo que a su vez está generando un mayor interés de los consumidores en los vehículos eléctricos.