Mitsubishi Outlander PHEV un híbrido enchufable muy superior a cualquier SUV híbrido de la competencia

El Outlander PHEV el revolucionario SUV eléctrico híbrido enchufable con etiqueta azul de Mitsubishi Motors, ofrece lo mejor de las tecnologías eléctrica e híbrida, aportando a su vez ventajas adicionales frente a ambas tecnologías.

Respecto a la tecnología híbrida el Mitsubishi Outlander PHEV ofrece la posibilidad de circular en eléctrico durante 54 km, cuenta con etiqueta cero emisiones, y ofrece una conducción más suave, silenciosa, segura (4×4 permanente eléctrica) y a un menor coste diario. Todo al mismo precio que un híbrido del mismo segmento.

Al compararlo con un eléctrico puro el Mitsubishi Outlander PHEV ofrece unaautonomía superior, que elimina la “ansiedad de autonomía”. La batería de gran capacidad, 13,8 kWh, del Outlander PHEV permite recorrer hasta 54 km en modo 100% eléctrico. Añadiendo el eficiente motor de gasolina de 2,4 litros ciclo Atkinson, es posible alcanzar una autonomía combinada de más de 600 km. Auna así todos los beneficios de la movilidad eléctrica, eliminando la preocupación de quedarse sin energía. Además ofrece mucho más espacio y versatilidad con una mejor relación tamaño-equipamiento-precio.

Cargar la batería del Outlander PHEV es tan sencillo como cargar un teléfono móvil, ya sea en un enchufe convencional, en el garaje, en una plaza de aparcamiento de hogares y lugares de trabajo, o utilizando un punto de recarga. Con un cargador rápido, 25 minutos son suficientes para alcanzar un 80% de la capacidad de la batería. La posibilidad de cargarlo le confiere ventajas adicionales frente a los híbridos convencionales no enchufables.

Pero además, su batería tienen una capacidad de almacenamiento mucho mayor que la de cualquier otro híbrido: esto permite circular en modo eléctrico en los desplazamientos diarios más habituales (por ejemplo, ir al trabajo), lo que además de contribuir a la conservación del medio ambiente, reduce de una manera muy importante el gasto en combustible (teniendo en cuenta que el coste de la electricidad es aproximadamente una tercera parte del coste del combustible fósil).

Sus dos motores eléctricos, uno en cada eje, son más potentes que los de cualquier híbrido convencional, por lo que el silencio de marcha, la respuesta inmediata y el refinamiento de conducción son un valor diferencial enorme frente a aquéllos.

Gracias a su capacidad de circular en eléctrico durante 54 km disfruta de la Etiqueta Cero emisiones de la DGT, de color azul. Las ventajas de esta etiqueta son muy superiores a las de la etiqueta ECO, ya que carece de restricciones, y ofrece la posibilidad de aparcamiento gratuito en algunas ciudades, por ejemplo en toda la zona SER de Madrid. Además, facilita el acceso libre ilimitado a las APR (zonas de prioridad residencial restringidas al tráfico), Bus VAO, e incluso disfruta de peajes gratuitos en algunas comunidades.

Cuando se consume la electricidad acumulada en las baterías o, bien no hay posibilidad de enchufarlo, el Outlander PHEV funciona como cualquier híbrido…pero incluso así es mucho mejor. Exactamente igual que cualquier otro híbrido, es autorrecargable, es decir, capaz de autorecargar sus baterías con su motor de gasolina 2.4 ciclo Atkinson. También lo hace mediante la regeneración de la fuerza de la frenada, que se convierte en energía eléctrica que carga las baterías.

El modo híbrido le confiere una elevada autonomía, pero con un funcionamiento mucho más satisfactorio que el de los híbridos convencionales, gracias a sus baterías de mayor tamaño y la mayor capacidad de sus dos motores eléctricos: tracción eléctrica permanente a las 4 ruedas, más seguridad, suavidad, respuesta y menos ruido…; con un consumo en modo híbrido similar al de cualquier híbrido convencional de potencia equivalente.

Un precio imbatible con una fantástica garantía

El Mitsubishi Outlander PHEV parte de los 34.350 € en acabado Motion (incluido el descuento de marca y el descuento de financiación), con un completísimo equipamiento que incluye, entre otras muchas cosas: asistencia en pendiente, conectividad SDA, llantas de aleación de 18”, sistemas de ángulo muerto (BSW) y detección de tráfico trasero (RCTA), freno de mano eléctrico, acceso y arranque sin llave, cámara trasera y retrovisor fotosensible.

Además, ofrece una garantía de cinco años o 100.000 km y de ocho años o 160.000 km para el conjunto de las baterías, lo que supone una de las garantías más amplias y completas del mercado.

Punto de recarga gratuito

El compromiso de Mitsubishi con la nueva movilidad se traduce en un acuerdo con Endesa que, sin necesidad de cambiar de compañía eléctrica, facilita gratuitamente la instalación de un punto de recarga ya sea en viviendas unifamiliares, comunidades de vecinos, o lugares de trabajo. La instalación del punto de carga incluye: un equipo Wallbox Pulsar de 16/32 A, con app móvil para configuración de las cargas, la instalación, desplazamiento y mano de obra, hasta 10 m de cable y el Certificado de Instalación Eléctrica (C.I.E.).

Para más detalles, consultar con el concesionario o en www.mitsubishi-motors.es