Mitsubishi Outlander PHEV, un revolucionario SUV eléctrico híbrido enchufable y autorecargable con etiqueta azul

El Outlander PHEV fue el primer SUV eléctrico híbrido enchufable del mundo. Sus motores eléctricos de los ejes delantero y trasero y un motor de gasolina potente y eficiente trabajan en sintonía para optimizar su rendimiento. Su revolucionaria tecnología convierte al Outlander PHEV en un vehículo altamente eficiente y silencioso, que ofrece lo mejor de las tecnologías eléctrica e híbrida, convirtiéndolo en el híbrido enchufable por excelencia, con ventajas importantes respecto a otros modelos del mismo segmento de sus competidores, y sobre modelos eléctricos puros.

La innovadora tecnología híbrida enchufable del Outlander PHEV da prioridad al modo eléctrico, lo que permite un día a día prácticamente sin consumo de gasolina.

Frente a los modelos eléctricos puros la propuesta del Mitsubishi Outlander PHEV triunfa debido a su gran autonomía, 54 km en modo 100% eléctrico. gracias a su batería de gran capacidad (13,8 kWh) y hasta 600 km de autonomía combinada gracias a su eficiente motor de gasolina de 2,4 litros ciclo Atkinson.

Todo ello con etiqueta cero emisiones. Como el Outlander PHEV utiliza el motor eléctrico con mayor frecuencia, es mucho más ecológico, con muy bajas emisiones de CO2, de solo 40 g/km (NEDC) y 46 g/km (WLTP).

En trayectos urbanos o desplazamientos cortos, el Mitsubishi Outlander PHEV se conduce en modo 100% eléctrico. Los motores eléctricos impulsan el vehículo utilizando la electricidad de la batería, por lo que no se consume nada de combustible y no se generan emisiones de CO2. La conducción es silenciosa, limpia y potente. La velocidad máxima es de 135 km/h. Aquí la ventaja frente a otros híbridos es el tamaño de su batería, que permite realizar en modo 100% eléctrico los desplazamientos diarios más habituales.

Por otra parte, el modo híbrido le confiere una elevada autonomía, pero con un funcionamiento mucho más satisfactorio que el de los híbridos convencionales, gracias a sus baterías de mayor tamaño y la mayor capacidad de sus dos motores eléctricos: tracción eléctrica permanente a las 4 ruedas, más seguridad, suavidad, respuesta y menos ruido…; con un consumo en modo híbrido similar al de cualquier híbrido convencional de potencia equivalente.

Y cuando se consume la electricidad acumulada en las baterías o, bien no hay posibilidad de enchufarlo, el Outlander PHEV funciona como cualquier híbrido…pero incluso así es mucho mejor. Es autorrecargable, es decir, capaz de autorecargar sus baterías con su motor de gasolina 2.4 ciclo Atkinson. También lo hace mediante la regeneración de la fuerza de la frenada, que se convierte en energía eléctrica que carga las baterías.

Recarga sencilla y punto de recarga gratuito

Cargar la batería del Outlander PHEV es tan sencillo como cargar un teléfono móvil, ya sea en un enchufe convencional, en el garaje, en una plaza de aparcamiento de hogares y lugares de trabajo, o utilizando un punto de recarga. Con un cargador rápido, 25 minutos son suficientes para alcanzar un 80% de la capacidad de la batería. La posibilidad de cargarlo le confiere ventajas adicionales frente a los híbridos convencionales no enchufables.

El compromiso de Mitsubishi con la nueva movilidad se traduce en un acuerdo con Endesa que, sin necesidad de cambiar de compañía eléctrica, facilita gratuitamente la instalación de un punto de recarga ya sea en viviendas unifamiliares, comunidades de vecinos, o lugares de trabajo. La instalación del punto de carga incluye: un equipo Wallbox Pulsar de 16/32 A, con app móvil para configuración de las cargas, la instalación, desplazamiento y mano de obra, hasta 10 m de cable y el Certificado de Instalación Eléctrica (C.I.E.).

Para más detalles, consultar con el concesionario o en www.mitsubishi-motors.es