Nortegas culmina el proyecto SINATRAH de I+D para la distribución y uso de hidrógeno

Nortegas ha culminado el proyecto SINATRAH con el objetivo de desarrollar soluciones avanzadas para la distribución y uso del hidrógeno. Esta iniciativa se ha llevado a cabo a través de un consorcio industrial liderado por Nortegas, con la colaboración de Siemens Engines. El proyecto SINATRAH ha tenido una duración de 24 meses, ha contado con la participación del Centro Tecnológico Tecnalia, como agente tecnológico de la Red Vasca de Ciencia y Tecnología (RVCTI) y la financiación del Gobierno Vasco a través del programa HAZITEK.

SINATRAH se ha focalizado en el desarrollo y explotación de sistemas avanzados en la distribución del hidrógeno, así como su uso eficiente en aplicaciones industriales sostenibles. Las dos novedades tecnológicas que se extraen de este proyecto son: el desarrollo de un sistema de upgrading flexible, basado en membranas avanzadas capaz de purificar y/o optimizar la composición de salida del sistema para distintas aplicaciones partiendo de mezclas de hidrógeno provenientes de la red de gas natural; y el desarrollo de un motor avanzado, más eficiente y con menos emisiones de CO2, capaz de funcionar con mezclas de gas natural con alto contenido en hidrógeno, cumpliendo con la legislación medioambiental futura más restrictiva.

La apuesta de Nortegas por el hidrógeno

Nortegas está dirigiendo sus esfuerzos a desarrollar proyectos de I+D, como SINATRAH, consciente del potencial del hidrógeno como palanca de cambio hacia una economía descarbonizada. En línea con los planes energéticos nacionales y europeos, la distribuidora está comprometida en la búsqueda de alternativas energéticas sostenibles que puedan aprovechar la amplia infraestructura de su red de distribución. En este sentido, Nortegas se ha incorporado recientemente a la Asociación Española de Hidrógeno como socio institucional desde donde podrá seguir fomentando el desarrollo de las tecnologías del hidrógeno y su utilización en aplicaciones industriales y comerciales.

A través del proyecto SINATRAH, Nortegas se posiciona como referente en la distribución de mezclas de hidrógeno en la red de gas natural, con una tecnología capaz de purificar el hidrógeno vehiculado a través de sus redes de distribución.

A su vez, Nortegas, junto a White Summit Capital, Castleton Commodities International (CCI), SENER y Bizkaia Energía han presentado recientemente su proyecto de puesta en marcha la primera planta de hidrógeno verde a nivel nacional que aprovecha la infraestructura de la central de ciclo combinado de Amorebieta-Boroa en Bizkaia. El desarrollo de esta planta de hidrógeno verde, con una capacidad de 20 MW, tiene el objetivo de generar 1.500 t de hidrógeno verde al año provenientes de fuentes renovables. Parte de este hidrógeno se empleará en la propia planta, reduciendo las emisiones de CO2; otra parte se inyectará en la red de distribución de Nortegas mezclado con gas natural, para descarbonizar parte de los consumos energéticos actuales; otra cantidad irá destinada a cubrir necesidades específicas de H2 en la industria local o a almacenamiento y, por último, se instalará una estación de servicio de H2 (hidrogenera), destinada a cubrir las necesidades de vehículos pesados.

El hidrógeno, clave en el futuro energético

En los últimos años el hidrógeno se ha posicionado como un producto energético clave para la economía mundial. Tanto la Comisión Europea como el Gobierno han mostrado su apuesta por esta alternativa energética sostenible y limpia. Euskadi también está trabajando desde hace años en proyectos enfocados a la cadena de valor del hidrógeno que permita el desarrollo de un tejido industrial con una posición destacada en un sector de trascendencia internacional.

Actualmente la mayoría del hidrógeno se produce a partir del proceso de reformado de gas natural y se transporta en bombonas de hidrógeno comprimido mediante camiones. En Europa se han construido cerca de 1.500 km de gasoductos para transportar hidrógeno, una red mucho más reducida en comparación con la de gas natural. Las redes de distribución de gas natural pueden transportar eficazmente gases renovables como el hidrógeno. En este sentido, la actual infraestructura gasística de las distribuidoras como Nortegas son una alternativa segura y eficiente económicamente que permite el desarrollo y expansión del transporte de hidrógeno.