Opel apuesta por la movilidad eléctrica

Un año después de presentar su plan estratégico PACE, Opel ha dado a conocer los primeros resultados del mismo, que llevan a la compañía a ser rentable, eléctrica y global. La compañía se ha reorganizado en los últimos doce meses y cambiado la mentalidad, cosechando unos beneficios de 502 M€ en los primeros seis meses de 2018.

Tener acceso a las sofisticadas plataformas y tecnologías de propulsión de Groupe PSA es la base para la extensa electrificación de la gama de productos Opel. Cuatro vehículos ya estarán electrificados en 2020. Entre ellos se incluye el nuevo Corsa con una versión completamente eléctrica de batería, junto con el Grandland X PHEV, el primer híbrido enchufable de Opel. Ambos vehículos son componentes integrales de la ofensiva de productos de Opel.

La compañía lanzará un total de ocho nuevos modelos al mercado en los próximos dos años. Y, habrá una versión eléctrica de todas las líneas de modelos de Opel en 2024. “Esta ofensiva contribuirá en gran medida a cumplir los estrictos límites de CO2 establecidos por la UE”, destaca el Presidente y Consejero Delegado de Opel, Michael Lohscheller. La infraestructura de carga es una herramienta clave para el desarrollo de la electrificación. Por lo tanto, Opel contribuirá en un proyecto de infraestructura de carga en la sede central de la compañía junto con socios como la ciudad de Rüsselsheim.