Portugal cierra su primera subasta fotovoltaica con precios récord

Portugal ha cerrado su primera subasta fotovoltaica, en la que los proyectos cobrarán unos 20 €/MWh, menos de la mitad del precio actual del Mercado Ibérico, que ronda los 50 €/MWh, en Portugal y que se ha convertido en el precio más bajo registrado en Europa por esta tecnología.

Portugal lanzó a concurso 1.400 MW repartidos en 24 lotes y cuatro regiones: Centro (795 MW), Lisboa e Vale do Tejo (340 MW), Alentejo (235 MW) y Algarve (30 MW). En la subasta han participado 64 empresas, entre ellas EDP, Iberdrola, Galp, Voltalia y Finerge. La oferta ha multiplicado por nueve el volumen ofertado, y podría llegar a suponer una inversión de unos 1.200 M€.

La subasta se ha realizado mediante un sistema descendente, con dos modalidades retributivas, ambas con 15 años de duración: remuneración garantizada y remuneración general. La primera modalidad ofrecía un descuento sobre la tarifa máxima establecida por el Gobierno, de 45 €/MWh.

La segunda modalidad, más compleja, establecía que el proyecto debía disponer de un contrato privado de compraventa de energía y se ofertaban aportaciones económicas al sistema. Esta modalidad implica que la empresa que construye la planta fotovoltaica contrata un precio de venta de la energía con un comprador privado, pero tiene que pagar una contraparte a la red, lo que reducirá los costes generales del sistema, reduciendo la carga de hogares y empresas en cargos de acceso a la red.

Según la prensa lusa, el precio más bajo -de la puja y de los registrados en Europa hasta la fecha-, se ha conseguido con un proyecto de 200 MW de la segunda modalidad, que ha ganado con 20 €/MWh. En la primera modalidad se ha registrado un precio similar, 23 €/MWh.