Redes inteligentes para una integración perfecta de los consumidores

Entrevista a Michael Villa de smartEn sobre las redes inteligentes en Europa

Redes inteligentes para una integración perfecta de los consumidores

No podremos transformar el sistema energético sin redes inteligentes. Michael Villa ofrece una visión general de su desarrollo en Europa. Él es director ejecutivo de smartEn, una asociación empresarial europea que lucha por la integración de soluciones impulsadas por el consumidor en la transición hacia la energía limpia.

Sr. Villa, ¿puede decirnos qué son las redes inteligentes?

Las redes inteligentes ayudan a integrar una mayor proporción de energía renovable variable en el sistema y respaldan una descarbonización rentable. Requieren una gestión activa del sistema de su red para aumentar su resiliencia y la integración de todos los consumidores. Las redes inteligentes necesitan que los operadores del sistema sean facilitadores neutrales del mercado que adquieran servicios flexibles de recursos energéticos descentralizados en el mercado.

¿Qué pasos hay que dar a nivel europeo para la implantación de las redes inteligentes?

En primer lugar, los Estados miembros deben implementar el diseño del mercado de la electricidad de la UE: las autoridades reguladoras nacionales deben proporcionar incentivos a los operadores del sistema para pasar de un enfoque CAPEX a un enfoque TOTEX y establecer indicadores, comparables en toda la UE, para medir el progreso hacia un aumento. en su inteligencia. Hasta ahora, ya se han producido desarrollos positivos a nivel de transmisión, mientras que se esperan avances significativos a nivel de la red de distribución.

¿Qué países europeos sirven de modelo para el resto del continente?

El grado de «inteligencia» de una red puede sopesarse y evaluarse desde numerosas perspectivas diferentes.

A nivel de operador de red de distribución, Gran Bretaña y Países Bajos son los Estados miembros con mercados de flexibilidad local más avanzados, mientras que países como Francia, Finlandia e Irlanda han establecido recientemente el marco regulatorio para que sus operadores de sistemas de distribución se vuelvan más inteligentes mediante la contratación de servicios de flexibilidad.

En comparación con los operadores de redes de distribución, el marco para la adquisición basada en el mercado de todos los recursos energéticos descentralizados por parte de los operadores de redes de transmisión es más avanzado, aunque no sea el ideal. Finlandia, Italia y Rumanía se han unido ahora a Francia, Grecia, Irlanda, Eslovenia y España para establecer reglas claras para la contratación de servicios auxiliares basada en el mercado.

Los operadores de la red de transmisión en Francia, Finlandia, Alemania, Eslovenia y Reino Unido también han tenido en cuenta el uso potencial de todos los recursos energéticos descentralizados como alternativa a la expansión de la red en sus planes de desarrollo de red a 10 años. Esta es la base para crear redes realmente inteligentes.

La introducción de contadores inteligentes es otro elemento clave para el desarrollo de redes inteligentes y tarifas innovadoras, por ejemplo, ofertas dinámicas de precios de la electricidad. Varios Estados miembros ya han introducido contadores inteligentes o están en proceso de hacerlo. Cabe destacar que en Rumanía se están experimentando fuertes retrasos, mientras que Alemania ha paralizado su despliegue tras una decisión del Tribunal Superior Administrativo.

También será crucial implementar contadores inteligentes totalmente interoperables con los sistemas de gestión de la energía y las redes inteligentes para garantizar un intercambio de datos y una integración correcta del sistema energético.

¿Qué desafíos deben superarse aún?

Más allá de las limitaciones descritas anteriormente, la falta de transparencia en los datos es un obstáculo importante. La falta de visibilidad de la red impide la introducción de nuevos servicios innovadores y el funcionamiento eficiente de los mercados que están abiertos a los recursos del lado de la demanda.

Los operadores de redes inteligentes deberían publicar información en tiempo real sobre su congestión, intensidad de carbono y mix energético.

¿Qué se puede hacer para seguir avanzando en las redes inteligentes?

La definición de un Código de Red para la flexibilidad del lado de la demanda y un acto de ejecución sobre el acceso a los datos son cruciales en Europa. Facilitarían a los operadores del sistema obtener flexibilidad de los consumidores de forma armonizada y convertirlos en verdaderas redes inteligentes que pueden resolver las congestiones y cumplir con sus tareas apoyándose en el potencial de la digitalización y la integración del sistema energético.

EM-Power Europe: Las redes del futuro son inteligentes

smartEn es socio de EM-Power Europe, que se llevará a cabo del 11 al 13 de mayo de 2022 en Múnich. La feria internacional sobre gestión energética y soluciones energéticas integradas se centra en la distribución y el uso eficientes de las energías renovables, así como en la gestión inteligente de la energía en redes inteligentes y microrredes. Otros temas destacados son la infraestructura de red, los servicios energéticos y los modelos de operadores. Además, EM-Power Europe apoya a las empresas en su camino hacia la neutralidad climática.

En la conferencia EM-Power Europe del 10 al 11 de mayo, expertos de renombre hablarán sobre temas actuales como las energías renovables en las redes inteligentes, el papel del potencial de la flexibilidad para una red eléctrica equilibrada y la inclusión de prosumidores en el mercado eléctrico. La Conferencia tendrá un enfoque práctico. Muchas de las presentaciones serán realizadas por las propias empresas energéticas que darán a conocer sus experiencias.