Saft ayuda al archipiélago Svalbard a convertirse en una comunidad cero emisiones

Saft ayuda al archipiélago Svalbard a convertirse en una comunidad cero emisiones

Saft, filial de TotalEnergies, ganó un contrato llave en mano para un sistema de almacenamiento de energía para ayudar a la comunidad más septentrional del mundo de Longyearbyen en Svalbard, el grupo de islas en la región del Ártico noruego, a convertirse en una comunidad cero emisiones. El nuevo sistema Intensium Max High Energy de Saft de 6 MW y 7 MWh estará alojado en seis contenedores y se basa en la tecnología Li-ion. Saft proporcionará una solución totalmente integrada que incluye sistemas de control y conversión de energía. Entregará el proyecto a finales de 2022, un plazo de entrega ambicioso considerando la remota ubicación y las condiciones ambientales.

El nuevo sistema de almacenamiento de energía de Saft apoyará la transición del gobierno local de Longyearbyen para convertirse en una comunidad de cero emisiones y reducir en un 100% las emisiones de CO2. Estará ubicado junto a la central eléctrica de carbón de la ciudad y proporcionará capacidad de reserva para superar las fluctuaciones, además de proporcionar energía de respaldo para la opción de arranque de emergencia. Cuando la central eléctrica de carbón cierre en 2023, el sistema de almacenamiento de Saft proporcionará el control de la tensión y la frecuencia para integrar generadores diésel y energía renovable.

Joachim Karlsen, gerente de proyectos del Ayuntamiento de Longyearbyen, dice: “Seleccionamos a Saft después de un proceso de licitación competitivo que evaluó el precio, la calidad y la capacidad de entrega. Un aspecto que nos gustó especialmente de Saft es su comprobada experiencia y alta fiabilidad con sistemas similares para comunidades remotas en el norte de Canadá y Alaska. Eso nos ha dado una seguridad adicional de que su equipo tiene lo que se necesita para entregar este complejo proyecto en las duras condiciones del Ártico y que su tecnología nos brindará fiabilidad y seguridad de suministro”.

La compra de la batería es el comienzo del desarrollo de Longyearbyen en una sociedad de cero emisiones. Este sistema de almacenamiento de baterías, que será uno de los más grandes de Escandinavia, contribuirá a mejorar la seguridad del suministro, a tener menos costes operativos y reducir las emisiones climáticas, dice Karlsen.

Longyearbyen se encuentra en el alto Ártico y en 78° Norte. Es uno de los asentamientos permanentes más septentrionales del mundo, con temperaturas invernales que pueden descender por debajo de los -40°C. Saft planea superar los desafíos logísticos programando el transporte de sistemas en los meses más cálidos. Además, llevará a cabo la puesta en marcha final durante el invierno para demostrar al Ayuntamiento de Longyearbyen que el sistema puede soportar el intenso invierno ártico.