Según GlobalData la capacidad renovable de Colombia alcanza los 5,9 GW, pero la energía basada en el carbón sigue en aumento

Se espera que la capacidad instalada de energía renovable en Colombia aumente del 2% en 2018 al 14% en 2025, con un aumento adicional al 21% en 2030. Se prevé que la capacidad renovable del país se quintuplique hasta alcanzar los 5,9 GW con una tasa de crecimiento anual compuesta (CAGR) del 24,4%. Este crecimiento puede atribuirse a las nuevas políticas gubernamentales que facilitan los fondos para proyectos de energía renovable, las medidas de eficiencia energética y el anuncio de subastas de energía renovable en 2018, dice GlobalData.

Sin embargo, el último informe de GlobalData, “Colombia Power Market Outlook to 2030, Update 2019 – Market Trends, Regulations and Competitive Landscape” (Perspectivas del mercado de energía eléctrica en Colombia hasta 2030, actualización de 2019 – Tendencias del mercado, regulaciones y panorama competitivo), también revela que la capacidad del país basada en el carbón aumentará en un 43% entre 2018 y 2030 para alcanzar los 2,4 GW, mientras que la energía basada en el gas aportará el 14% de la capacidad total.

Los proyectos de energía renovable y eficiencia energética se encargarán de la gestión de la demanda en un futuro próximo. Se espera que la capacidad eólica terrestre del país aumente de 19,5 MW en 2018 a 3,4 GW en 2030, lo que representa el mayor crecimiento del país entre sus fuentes renovables. Se espera que la capacidad fotovoltaica alcance los 1,7 GW en 2030, frente a los 172,6 MW de 2019 con una CAGR del 23%, mientras que en el segmento de la bioenergía se espera un crecimiento del 7% para alcanzar los 719 MW. Hasta la fecha, Colombia no tiene ninguna capacidad geotérmica instalada, pero se espera que tenga 50 MW instalados para el año 2024, lo que llevará a una capacidad de 115 MW en 2030, creciendo a una tasa de crecimiento del 15% CAGR”.

Se espera que el Plan de Expansión de Generación y Transmisión 2015-2029 de Colombia dé lugar, en un futuro cercano, a grandes volúmenes de energía renovable. La expansión y modernización prevista de la red de 4,2 GW a 6,7 GW, que tiene por objeto apoyar 1 GW de carbón y 1,5 GW de energía hidroeléctrica, supondrá una enorme inversión en la industria de la infraestructura de la red. Esto, a su vez, es probable que abra nuevos mercados para el almacenamiento de energía y los sistemas de eficiencia energética que permitan un suministro constante de energía cuando no se disponga de renovable.