Shell y Green Tie Capital se asocian para desarrollar proyectos solares en España

Shell y Green Tie Capital se asocian para desarrollar proyectos solares en España

Shell y Green Tie Capital han firmado un acuerdo para desarrollar más de 2 GWp de proyectos solares en España, parte de ellos ya cuentan con conexión a la red, mientras que la otra parte, permitirá a Shell participar en las próximas subastas de capacidad de la red.

Green Tie Capital, con sede en Sevilla, ha desarrollado más de 3 GWp en proyectos solares y tiene una amplia experiencia en el desarrollo de proyectos greenfield en España. La firma del acuerdo supone el incremento de soluciones de energía renovable que ofrece Shell, incorporando tecnología de última generación.

«Trabajar junto a Shell y firmar este acuerdo demuestra una vez más cómo estamos cumpliendo con la estrategia que establecimos hace 3 años» comentó Álvaro García Borbolla, socio fundador y CEO de Green Tie Capital.

Desde 2018, momento en el que Shell inició su actividad en el sector de las energías renovables en España, la empresa firmó varios acuerdos con distintos desarrolladores. En concreto, firmó Acuerdos de Compra de Energía Solar, también conocidos como PPAs, con empresas líderes en energía solar fotovoltaica como Foresight, Solaria y SunCo. En este contexto, Green Tie Capital se suma al porfolio de activos sostenibles de Shell para impulsar la transición energética en el país.

Celia Roldán García, directora de Onshore Power Iberia de Shell, añadió «Trabajando con Green Tie, aceleraremos el suministro de energía renovable a nuestros clientes en España y Europa en los próximos 5 años».

A su vez, Roberto Jiménez Chavez, Director General de Shell para Onshore Power Europe agregó «Esta asociación amplía nuestras actividades en España. Es un firme paso adelante a medida que hacemos crecer el negocio de energía onshore en el sur de Europa».

Shell es una de las compañías energéticas más grandes del mundo y tiene la ambición de ser una compañía que desarrolle su negocio con cero emisiones netas en el 2050. Para construir este futuro en Iberia, Shell adquirió Cable Energía, una empresa de movilidad sostenible y energías renovables, con el objetivo de ampliar su red de carga de vehículos eléctricos en la península.