SMA se convierte en el suministrador de tecnología de sistemas para el proyecto de almacenamiento formador de red más grande del mundo

SMA se convierte en el suministrador de tecnología de sistemas para el proyecto de almacenamiento formador de red más grande del mundo

SMA Solar Technology AG (SMA) suministrará su tecnología de sistemas para equipar una planta de almacenamiento de baterías formadora de red ubicada en Torrens Island (Australia), que será la mayor central de este tipo en el mundo. El suministro de SMA constará de 109 Medium Voltage Power Stations (MVPS-SCS4200) e irá destinado a la empresa Wärtsilä, encargada de implementar el sistema de baterías con una capacidad de 250 MWh para la compañía australiana suministradora de energía AGL Energy Limited. Tras su puesta en marcha, el proyecto de almacenamiento será compatible con una amplia gama de plantas de generación de energía térmica y renovable, contribuyendo a la descarbonización y a la transición hacia un futuro basado al 100% en energías renovables en Australia.

La capacidad flexible de la planta de almacenamiento de Wärtsilä (equipada con 109 MVPS-SCS4200 de SMA) compensa las fluctuaciones de la energía inyectada a red procedente de las fuentes de energía renovables, garantizando una gran fiabilidad y estabilidad de la red pública. La MVPS-SCS4200 de SMA es una solución llave en mano para sistemas de baterías de gran capacidad que está disponible en cualquier parte del mundo. Con los nuevos y resistentes inversores de batería centrales Sunny Central Storage UP y los componentes de media tensión perfectamente coordinados, ofrece una densidad de potencia aún mayor. Su innovadora tecnología de almacenamiento jugará un papel esencial en la transición del suministro de energía en Australia de los combustibles fósiles convencionales a las energías limpias y renovables.

El sistema de Wärtsilä trabajará en un primer momento en modo conectado a la red, para más adelante, pasar al modo formador de red (generación síncrona; VSG). Con ello se convertirá en la mayor planta de almacenamiento del mundo con capacidad para conformar de forma autónoma una red pública. Esto permitirá tiempos de reacción muy rápidos y hará que el proyecto de almacenamiento de Torrens Island sea una apuesta de futuro. El sistema es complejo y cuenta con el respaldo del GEMS Power Plant Controller y del software de gestión de la energía de Wärtsilä.