Soltec lidera la investigación en seguimiento solar bifacial

En 2015 Soltec fabricó el primer seguidor solar diseñado para montar módulos fotovoltaicos bifaciales en Chile y en 2018 abrió un centro de investigación de seguimiento bifacial en California. La apuesta tiene una explicación fácil de entender: un seguidor solar bifacial capta energía tanto por su parte frontal como por la trasera, ya que capta la luz solar reflejada en el suelo. Y en las condiciones adecuadas, la producción se puede incrementar en más de un 30%.

Las características estándar del seguidor solar SF7 de Soltec proporcionan compatibilidad bifacial debido a la mayor altura de montaje, a la parte trasera libre de sombras y a unos pasillos más anchos entre las filas de seguidores. Estas características dan como resultado que los módulos bifaciales estén más alejados del suelo, lo que reduce la intensidad de la sombra del propio seguidor y extiende el rendimiento bifacial. También se evita la principal desventaja de la mayoría de seguidores solares: la sombra del eje sobre la parte trasera del panel bifacial.

Los pasillos entre filas de seguidores SF7 de doble anchura facilitan el aumento de captura del albedo reflejado desde el suelo y desde los módulos solares de los seguidores adyacentes. Los pasillos más anchos también permiten el paso de vehículos de lavado y control de vegetación, lo que reduce los costes de operación y mantenimiento.

SF7 Bifacial recoge energía tanto en su parte frontal como en la trasera, ya que capta la luz solar reflejada en el suelo bajo el seguidor solar. En las condiciones adecuadas, la producción de energía se puede incrementar en más de un 30%. Este seguidor solar de Soltec se ha suministrado recientemente a un proyecto solar situado en la región israelí de Merhavim y Bnei Shimon. El proyecto cuenta con una potencia total de 17 MW, de los cuales 2 MW son bifaciales. Cuenta con un total de 534 unidades del seguidor solar a un eje SF7 y de 64 unidades del SF7 Bifacial.

Emilio Alfonso, vicepresidente comercial de Soltec para la región EMEA ha explicado que “en este proyecto, los principales retos derivan de las extremas condiciones climáticas propias de un desierto situado a gran altitud. La logística presentó desafíos para cumplir con el cronograma del proyecto, ya que está alejado de centros de población y carreteras principales. Afortunadamente, nuestra experiencia demuestra que trabajamos con éxito bajo este tipo de condiciones”.

Pioneros en seguimiento bifacial

Soltec fue una empresa pionera en seguimiento bifacial. Ya en 2015 fabricó el primer seguidor diseñado específicamente para montar módulos bifaciales en una planta situada muy cerca del Observatorio Europeo Austral de La Silla, en Chile. La planta fotovoltaica de 1,72 MWp tiene carácter experimental y, si se atiende a la innovación, a la investigación y al desarrollo que en ella se ha invertido, el parque de seguimiento solar de La Silla es un proyecto excepcional.

Impulsado por el promotor italiano Enel Green Power, y con una instalación y diseño que corrieron a cargo de Soltec, esta planta se encuentra a las puertas del desierto de Atacama, en la región de Coquimbo. Está emplazada a unos 1.800 m de altitud y cubre la mitad de las necesidades energéticas del Observatorio Europeo Austral. La localización no es casual para una instalación experimental de este tipo, pues la atmósfera limpia de la zona facilita la labor de investigación.

El proyecto, que aún hoy sigue siendo único en el mundo, incorpora grandes innovaciones de la industria fotovoltaica. Se han usado dos tipos de seguidores distintos para tres tipos de módulos diferentes con el objetivo de analizar el rendimiento y la productividad. Para ello, Soltec diseñó de forma específica dos modelos de seguidores diferentes que permitieran aprovechar al máximo la producción de los módulos utilizados: policristalino convencional, policristalino con optimización electrónica, que permite mejorar el rendimiento en determinadas condiciones, y bifacial, el tipo de módulo más importante en esta planta solar.

Por lo tanto, a raíz de este proyecto, Soltec desarrolló el primer seguidor solar con módulos bifaciales específicamente diseñado para plantas industriales. Este seguidor permite maximizar la generación fotovoltaica del módulo bifacial gracias al aprovechamiento de la energía solar que se refleja en el suelo. Los paneles bifaciales tienen la capacidad de recoger esta energía difusa. Para los módulos convencionales y para los módulos con optimizador, Soltec diseñó e instaló un seguidor solar con una configuración de 4 filas de 19 módulos en disposición horizontal.

Además, el diseño estándar de los seguidores solares de Soltec permite una de las mayores adaptaciones a pendientes del mercado: hasta un 17% en dirección Norte-Sur, minimizando así los movimientos de tierra, las zanjas y los caminos interiores. Sus configuraciones elegidas permiten pasillos espaciosos para hacer más eficientes los trabajos de operación y mantenimiento.

Toda la implementación de nuevas tecnologías y desarrollo hacen incidencia en el carácter de investigación de la planta. Enel Green Power, promotor de este proyecto, decidió utilizar esta planta como un campo experimental en el que probar distintas tecnologías en condiciones reales para mejorar el futuro de la producción fotovoltaica.