Soluciones integradas, innovadoras y eficientes para el sector hotelero

FuturENERGY Abril-Mayo 2020

Las actuales políticas energéticas de los organismos oficiales están dirigidas a la reducción de emisiones contaminantes, la eficiencia energética, el control del impacto ambiental y la disminución del consumo energético originado por el uso de la energía. Estas exigencias son especialmente restrictivas para el sector hotelero, que consume una elevada cantidad de energía, pero no puede renunciar a garantizar el confort de sus clientes. En este sentido, el Grupo Bosch intensifica sus esfuerzos para ofrecer a los hoteles soluciones innovadoras y eficientes, que les permitan cumplir con las normativas vigentes.

El sector hotelero utiliza, entre otros recursos, una elevada cantidad de energía con el objetivo de garantizar la comodidad de sus clientes, por lo que disponer de un sistema adecuado para la producción de agua caliente sanitaria, así como para la climatización, ya sea calefacción y/o aire acondicionado, se convierte en un aspecto esencial: una buena selección permite un menor consumo de energía y un uso más eficiente de las soluciones. La elección entre un sistema de climatización u otro no sólo afecta al confort de sus clientes, sino que ayuda a conseguir un mayor beneficio, ya que se puede alcanzar una reducción del gasto económico de entre un 20 y 30%, al mismo tiempo que se reduce el impacto en el medio ambiente.