Tags Posts tagged with "almacenamiento de energía"

almacenamiento de energía

Cada seis meses, BloombergNEF ejecuta su análisis del Coste Nivelado de la Electricidad (LCOE, por sus siglas en inglés), una evaluación mundial de la competitividad en costes de diferentes tecnologías de generación y almacenamiento de energía, excluyendo los subsidios. La caída de los costes de la tecnología significa que las energías solar y/o eólica terrestre no subvencionadas son actualmente la fuente más barata de nueva energía mayorista en todas las economías importantes, excepto Japón, según el informe 2H 2018 LCOE de BloombergNEF. Este análisis cubre casi 7.000 proyectos de 20 tecnologías y en 46 países en todo el mundo.

Estos son los resultados clave, de alto nivel:

  • Las energías solar y/o eólica son ahora la nueva fuente de generación más barata en todas las economías importantes, excepto Japón. Esto incluye a China e India, donde no hace mucho el carbón era el rey. En India, las mejores plantas solares y eólicas representan actualmente la mitad del coste de las nuevas plantas de carbón.
  • El mercado fotovoltaico a gran escala en China se ha contraído en más de un tercio en 2018 debido a las revisiones de políticas en ese país. Esto, a su vez, ha creado una ola global de equipos baratos que ha reducido el coste normalizado global de referencia global de la nueva fotovoltaica (sin seguimiento) a 60 $/MWh en el segundo semestre de 2018, una caída del 13% respecto al primer semestre de 2018.
  • El coste normalizado global de referencia de BloombergNEF para la energía eólica terrestre se sitúa en $ 52 / MWh, un 6% menos que en el análisis de la compañía del primer semestre de 2018. Esto se debe a aerogeneradores más baratos y un dólar estadounidense más fuerte. La eólica terrestre ahora es tan barata como 27 $/MWh en India y Texas, sin subsidios.
  • En la mayoría de emplazamientos de EE. UU., la eólica supera a las centrales de gas en ciclo combinado alimentadas por gas de esquisto barato como fuente de nueva generación mayorista. Si el precio del gas sube por encima de 3 $/MMBtu, el análisis de BloombergNEF sugiere que tanto las nuevas centrales de ciclo combinado a gas, como las ya existentes, correrán el riesgo de ser superadas rápidamente por solar y eólica. Esto significa menos horas de funcionamiento y un caso más sólido para tecnologías flexibles, como plantas de gas de recorte de picos y baterías, que funcionan bien con una menor utilización (factor de capacidad).
  • Las altas tasas de interés en China y EE. UU. han ejercido, en los últimos dos años, una presión al alza sobre los costes de financiación de las energías fotovoltaica y eólica, pero estos han sido compensados por los menores costes de los equipos.
Fuente/Source: BloombergNEF. Para las plantas térmicas, la gama captura una variedad de factores de capacidad y costes e incluye un precio del carbono en el caso del carbón y el gas. Para los sistemas de almacenamiento más renovables, BNEF asume almacenamiento en baterías de iones de litio de cuatro horas y la gama captura la diversidad de factores de capacidad en el país, así como diferentes relaciones de capacidad entre el almacenamiento y el activo de generación (25% -100 %). Todos los LCOE son sin subsidios./ For thermal plants, the range captures a variety of capacity factors and costs and includes a carbon price in the case of coal and gas. For renewable-plus-storage systems, BNEF assumes a four-hour lithium-ion battery storage and the range captures the diversity of capacity factors in the country, as well as different capacity ratios between the storage and the generating asset (25%-100%). All LCOEs are unsubsidized.
Fuente/Source: BloombergNEF. Para las plantas térmicas, la gama captura una variedad de factores de capacidad y costes e incluye un precio del carbono en el caso del carbón y el gas. Para los sistemas de almacenamiento más renovables, BNEF asume almacenamiento en baterías de iones de litio de cuatro horas y la gama captura la diversidad de factores de capacidad en el país, así como diferentes relaciones de capacidad entre el almacenamiento y el activo de generación (25% -100 %). Todos los LCOE son sin subsidios./ For thermal plants, the range captures a variety of capacity factors and costs and includes a carbon price in the case of coal and gas. For renewable-plus-storage systems, BNEF assumes a four-hour lithium-ion battery storage and the range captures the diversity of capacity factors in the country, as well as different capacity ratios between the storage and the generating asset (25%-100%). All LCOEs are unsubsidized.
  • En Asia-Pacífico, las importaciones de gas más caras significan que las plantas de gas de ciclo combinado de nueva construcción con un coste nivelado de 70-117 $/MWh continúan siendo menos competitivas que la nueva energía a partir de carbón, a 59-81 $/MWh. Este sigue siendo un obstáculo importante para reducir la intensidad de carbono de la generación de electricidad en esta parte del mundo.
  • Las baterías de corta duración son hoy en día la fuente más barata de nuevas capacidades de respuesta rápida y pico en todas las principales economías, excepto en EE. UU., donde el gas barato le da una ventaja a las plantas de gas de recorte de picos. Según el análisis de BloombergNEF, a medida que aumenta la fabricación de vehículos eléctricos, los costes de las baterías bajarán otro 66% para 2030. Esto, a su vez, significa un almacenamiento en baterías más económico para el sector eléctrico, lo que reduce el coste de la potencia máxima y la capacidad flexible a niveles nunca antes alcanzados por las plantas convencionales de combustible fósil de recorte de picos.
  • Las baterías acopladas con energía fotovoltaica o eólica son cada vez más comunes. El análisis de BloombergNEF sugiere que la nueva construcción de solar y eólica combinadas con sistemas de almacenamiento de baterías de cuatro horas ya puede ser competitiva en costes, sin subsidios, como fuente de generación despachable en comparación con las nuevas plantas de carbón y gas en Australia e India.

Recientemente, GoodWe anunció que está comenzando a aceptar pedidos de su nuevo inversor trifásico para almacenamiento de energía de la serie ET, que ya ha sido certificado por VDE4105. Este es el inversor más compacto y liviano del mercado con una eficiencia máxima del 98,3%, equipado con función de fuente de alimentación ininterrumpida (UPS), sobrecarga de respaldo, funciones de carga de corriente alterna y sistema de comunicación EMS de protocolo abierto.

Cubriendo un rango de potencia de 5 kW, 8 kW y 10 kW, la Serie ET permite un sobredimensionamiento del 30% en corriente continua, para maximizar el rendimiento en climas extremadamente fríos y calientes y cuenta con un amplio rango de tensión de la batería de 180-550 V para asegurar opciones de flexibilidad y compatibilidad con diferentes tipos de batería de litio. Además, cuenta con la función UPS para cargas inductivas, como sistemas de aire acondicionado o frigoríficos, con un tiempo de conmutación automática de menos de 10 ms. También está equipado con una función de carga en corriente alterna, por la que una corriente alterna puede cargar la batería incluso cuando el inversor no ha alcanzado su máximo rendimiento.

Al instalar la Serie ET, la batería no se dañará por el cambio accidental de la polaridad positiva y negativa, lo que ayuda a garantizar la instalación segura de la batería. No solo eso, GoodWe ET permite una sobrecarga de respaldo de hasta el 100%, lo que permite un reinicio rápido de cargas inductivas, como los sistemas de aire acondicionado, sin causar daños a ningún aparato eléctrico. El inversor también tiene incorporado con un sistema de comunicación EMS de protocolo abierto, que garantiza la interconexión entre las empresas de la red y las baterías para enviar electricidad libremente.

La serie ET, compacta y potente, ofrece independencia y energía continua tanto para hogares como para aplicaciones comerciales.

Junto con otros proveedores de tecnología innovadora que desarrollan un sistema de almacenamiento de energía térmica, la empresa de tecnología limpia y con sede en Noruega, EnergyNest, es actualmente uno de los socios seleccionados por la multinacional energética Enel para el análisis de los beneficios e impactos de la integración de su tecnología en uno de los numerosos activos de generación de energía de Enel. Según EnergyNest, su tecnología de almacenamiento de energía térmica más reciente podría ofrecer cifras económicas y climáticas impresionantes al integrarla a gran escala: reducción anual de CO2 de hasta 45.000 t, 14 millones de litros de fuelóleo ahorrados por año y amortización del proyecto en menos de tres años.

La colaboración lanzada con EnergyNest ofrece a Enel la oportunidad de evaluar la solución Thermal Energy Battery de EnergyNest en condiciones reales e identificar aplicaciones empresariales a gran escala para la tecnología integrada en centrales térmicas. El objetivo del proyecto innovador es demostrar cómo la recuperación del calor residual en el almacenamiento de energía térmica puede aumentar la flexibilidad y la sostenibilidad de las centrales térmicas. Esta actividad permitirá a Enel evaluar la solidez de la tecnología, su posible contribución al aumento de la eficiencia y su impacto ambiental positivo.

EnergyNest ha presentado oficialmente su primer Módulo de Batería Térmica producido en su nuevo centro de fabricación en Europoort, Rotterdam. Se espera que la fabricación de dos proyectos comerciales comience a finales de año. Los innovadores módulos de batería de EnergyNest consisten en materiales reciclables de origen local: tubos de acero enmarcados con Heatcrete, un cemento de alto rendimiento para almacenamiento de energía térmica desarrollado en colaboración con HeidelbergCement, la multinacional alemana de materiales para edificios.

Freedom Won, empresa de referencia en la fabricación de sistemas de almacenamiento de energía, ha aprobado el uso de su batería Freedom Lite HV con el inversor híbrido de Ingeteam INGECON® SUN STORAGE 1Play.

Desde los 5 hasta los 80 kWh de capacidad máxima, esta batería de litio-ferrofosfato (LFP) ha sido concebida para su uso residencial y comercial, almacenando la energía eléctrica y optimizando la eficiencia energética en la instalación gracias a la estabilización de la potencia suministrada.

Por su parte, el inversor de Ingeteam permite conectar tanto un campo fotovoltaico como un banco de baterías a un mismo equipo, abaratando el conjunto del sistema. Se trata de un inversor monofásico de 3 o 6 kW, sin transformador, dirigido a instalaciones residenciales y comerciales.

Gracias a la combinación del inversor de Ingeteam y la batería de Freedom Won, se hace posible almacenar la energía solar generada durante el día para poder ser consumida por la noche. Esto permite alcanzar los mayores índices posibles de autoconsumo, e incluso brinda la posibilidad de lograr una plena autosuficiencia energética. Además, desaparece el riesgo de falta de suministro eléctrico durante caídas de red.

Por otro lado, el inversor híbrido de Ingeteam es también compatible con las baterías de baja tensión (52 Vdc) de Freedom Won.

EDP Renováveis S.A. (EDPR) ha inaugurado una instalación pionera para el almacenamiento de energía eólica en baterías procedente del Parque Eólico de Cobadin, en Rumanía. El Stocare Project, denominación que ha recibido el proyecto de EDPR, constituye un avance tecnológico relevante para el almacenamiento de energía. El sistema permitirá que cuando haya un exceso de producción las baterías se carguen, y cuando la generación se encuentre por debajo de lo esperado utilicen la energía almacenada para proveer a los consumidores.

Este tipo de plantas de almacenamiento de energía podrán ser disruptivas en el mercado energético en los próximos años, ya que convertirán a las energías renovables como la eólica o la solar fotovoltaica en fuentes de energía constantes, y, por extensión, más eficientes y predecibles.

EDPR pone en marcha así, el primer proyecto de almacenamiento de energía de Rumanía, un mercado en el que está presente desde 2008. Actualmente la compañía cuenta en el país con una capacidad instalada total de 521 MW en su mayor parte eólica y, en menor medida, de generación solar. La producción de EDPR se distribuye en las instalaciones situadas en Dobrogea y Moldavia (generación eólica) y Oltenia (generación solar).

La innovación técnica para una mayor producción y un mejor aprovechamiento de los recursos son una constante en EDPR, que trabaja e invierte a través de este y otros proyectos pioneros en el mundo, para seguir abanderando la vanguardia del sector de la generación de energía limpia.

Para dar comienzo a la Global Wind Summit, Siemens Gamesa Renewable Energy (SGRE) celebrará la ceremonia de finalización de su instalación de almacenamiento de energía térmica y eléctrica (ETES) en Hamburg-Altenwerder. Con este innovador sistema de almacenamiento, Siemens Gamesa responde a uno de los desafíos clave a los que se enfrenta la transición energética: cómo hacer que la oferta y la demanda de electricidad a partir de energías renovables sea más flexible. La instalación puede almacenar hasta 30 MWh de energía y ofrece una escalabilidad máxima a un bajo coste de inversión. La instalación piloto se encuentra actualmente en fase final de construcción, y todos los edificios y componentes principales de la instalación de almacenamiento ya se han completado.

La instalación de almacenamiento, capaz cubrir las necesidades diarias de energía de 1.500 hogares alemanes, se pondrá en marcha en 2019. Científicos del Instituto de Dinámica de Fluidos Térmicos de la Universidad Técnica de Hamburgo y el proveedor de energía Hamburg Energie han participado en la desarrollo. Hamburg Energie venderá la energía almacenada en los mercados energéticos. El proveedor municipal de energía de Hamburgo desarrolló una plataforma de TI a la que está conectada la unidad de almacenamiento. La plataforma garantiza que se obtenga el máximo posible de ganancias mediante un uso optimizado de almacenamiento. El Ministerio Federal de Economía y Energía está promoviendo el desarrollo de almacenamiento como parte del proyecto Future Energy Solutions.

Las energías renovables están disponibles en grandes cantidades cuando hay mucho viento y sol, a menudo más de lo que las redes eléctricas pueden transportar hoy en día. Las instalaciones de almacenamiento se utilizan para compensar períodos de baja producción, por ejemplo, cuando hay una pausa o está oscuro. Sin embargo, muchas instalaciones de almacenamiento tienen capacidades limitadas o las tecnologías de almacenamiento son demasiado caras. Con ETES, Siemens Gamesa ha desarrollado una instalación de almacenamiento que reduce los costes de construcción y operación de mayores capacidades de almacenamiento a una fracción del nivel habitual para el almacenamiento en baterías. En uso comercial, la tecnología puede almacenar energía a un coste de menos de 10 cent€/kWh.

El principio térmico simple de la instalación de almacenamiento se basa en componentes conocidos, combinados de forma diferente. Por ejemplo, los ventiladores y los elementos de calefacción de fabricación en serie se utilizan para convertir energía eléctrica en un flujo de aire caliente. Lo mismo se aplica a la reconversión: una caldera de vapor altamente dinámica de Siemens se utiliza en serie con una turbina de vapor para producir electricidad al final de la cadena de almacenamiento. Siemens Gamesa ha invertido la mayor parte de la investigación en el contenedor aislante, lleno de una roca de relleno, el núcleo de la innovación. En este proyecto de investigación, el equipo de Siemens Gamesa investigó los principios de dinámica de fluidos y dinámica de la tecnología de almacenamiento de material a granel. Sus hallazgos permiten escalar a la escala actual.

Una opción muy interesante de esta tecnología es convertir las centrales térmicas retiradas en instalaciones de almacenamiento de energía renovable de alto rendimiento y bajo coste. Con esta segunda opción, la mayoría de los componentes, como la conexión a la red, las turbinas y los generadores, se pueden seguir utilizando.

Después de extensas pruebas, la nueva instalación de almacenamiento entrará en operación regular en asociación con Hamburg Energie GmbH.

GoodWe ha lanzado recientemente su nuevo inversor trifásico serie ET, de alta tensión para almacenamiento de energía, apto para hogares y aplicaciones comerciales. Se trata del inversor más compacto y liviano del mercado con una eficiencia máxima del 98,3%, equipado con funciones de: fuente de alimentación ininterrumpida, sobrecarga de respaldo, funciones de carga en corriente alterna y sistema de comunicación EMS de protocolo abierto.

Cubriendo un rango de potencia de 5 kW, 8 kW y 10 kW, la serie ET permite un 30% de sobredimensionamiento de corriente continua, para maximizar al máximo el rendimiento en climas fríos y calientes y cuenta con un amplio rango de tensión de la batería, de 180 a 550 V, para garantizar opciones de flexibilidad y compatibilidad con diferentes tipos de baterías de litio. Además, incorpora funciones de alimentación ininterrumpida para cargas inductivas como sistemas de aire acondicionado o refrigeradores, con un tiempo de conmutación automático de menos de 10 ms, lo que proporciona ahorros de red cuando la red está activa, independencia de la red, y seguridad cuando está inactiva o comprometida.

Al instalar la Serie ET, la batería no se dañará por intercambio accidental de la polaridad positiva y negativa, lo que ayuda a garantizar la seguridad de la instalación de la batería. Además, la serie ET de GoodWe permite una sobrecarga de respaldo de hasta en un 100%, lo que permite el reinicio rápido de las cargas inductivas, como aires aondicionados, sin dañar los dispositivos eléctricos. El inversor también está construido con un sistema de comunicación EMS de protocolo abierto, que garantiza la interconexión entre las empresas que operan la red y las baterías para distribuir la electricidad libremente.

Además, el nuevo inversor de almacenamiento GoodWe de la serie ET está fabricado para ser muy compacto con dimensiones de 415x516x160 mm y peso ligero (25 kg), lo que facilita su instalación y mantenimiento tanto en interiores como en exteriores. Gracias al diseño de su tecnología de refrigeración, mediante convección natural, el inversor funciona de forma fiable y silenciosa (<30 dB) y disfruta de una vida útil prolongada. También está equipado con la función de carga en corriente alterna, por lo que se puede cargar la batería con corriente alterna incluso cuando el inversor no ha alcanzado su máximo rendimiento. La nueva serie ET de GoodWe es un inversor trifásico de alta tensión para almacenamiento de energía que proporciona una independencia energética mejorada y maximiza el autoconsumo a través de la función de límite de exportación y desplazamiento del tiempo de uso para reducir la factura eléctrica.

Con el compromiso de ofrecer energía más limpia y fiable dónde y cuándo más se necesita, GE lanza Reservoir, una plataforma integral de almacenamiento de energía que ofrece un conjunto de soluciones personalizadas para ayudar a los clientes a enfrentar nuevos desafíos y buscar nuevas oportunidades en una red eléctrica en rápida transformación, cada vez más diversificada y distribuida.

Reservoir, que será lanzanda en versiones de 20 MW y 80 MWh, expande la presencia de 10 años de GE en el sector de almacenamiento de energía y se basa en éxitos y acontecimientos recientes. Justo el mes pasado, GE anunció un nuevo proyecto con Grupo Arenko para construir uno de los sistemas de almacenamiento de energía más grandes del mundo en el Reino Unido.

La plataforma Reservoir de GE permite la distribución coste-efectiva, el almacenamiento y la utilización de una energía más limpia y fiable en el lugar y en el momento que más se necesita. Puede adaptarse a cualquier entorno, desde sistemas centralizados de la red hasta los pueblos y comunidades más remotos. Reservoir también permite a los proveedores de energía nuevos grados de flexibilidad para una gestión más inteligente y obtener el máximo provecho de todos sus activos de energía.

Desarrollada con tecnología innovadora del Global Research Center de GE, Reservoir es una solución de almacenamiento de energía flexible y compacta para sistemas acoplados de corriente alterna o continua. La solución Reservoir combina las avanzadas tecnologías y experiencia de GE en controles de planta, electrónica de potencia, sistemas de gestión de baterías y balanceo eléctrico de la planta, todo ello respaldado por las garantías de rendimiento de GE.

La unidad de almacenamiento Reservoir de 1,2 MW, 4 MWh, es el componente fundamental de la plataforma Reservoir de GE. Es una solución modular que integra el diseño Battery Blade de GE (diseño de pila de módulos) con tecnologías clave de toda la cartera de la empresa para lograr una densidad de energía líder en la industria y rendimiento de por vida. La unidad de protección (BPU, por sus siglas en inglés) patentada por GE equilibra activamente la seguridad, la vida útil y la producción de cada batería Blade, prolongando la vida útil de la batería hasta en un 15% y reduciendo las corrientes de falla hasta 5 veces.

El sistema modular tiene múltiples opciones de instalación y cableado, y está diseñado para minimizar los gastos de operación y mantenimiento a lo largo de la vida del proyecto con un diseño para todo tipo de climas y un sistema de refrigeración de alta eficiencia. Está construido y probado en fábrica para reducir el tiempo y los costes de instalación del proyecto.

Un sistema de aprendizaje vivo

La plataforma Reservoir de GE aprovecha las tecnologías de control Predix y Edge para entregar información basada en datos que ayuda a los operadores de energía a mejorar sus sistemas. Estas tecnologías digitales aprovechan el conocimiento único e incomparable del dominio técnico e industrial de GE en todo el ecosistema energético, desde la generación hasta el consumo.

Reservoir de GE ofrece la plataforma de almacenamiento de energía más completa para ayudar a satisfacer las necesidades cambiantes de la industria energética. La capacidad de ofrecer soluciones altamente personalizadas a través de la plataforma ofrece a los clientes los mejores niveles de flexibilidad, resiliencia y eficiencia operativa en generación híbrida, operación de red y gestión energética. También permite otras aplicaciones diversas que incluyen: gestionar niveles más altos de energía renovable, estabilización de la red, administración máxima de lademanda y control del flujo de energía. Al permitir un mejor uso de los activos y la administración general del sistema, los clientes también pueden obtener nuevas oportunidades de ingresos, así como ahorros de costes.

A medida que la rápida adopción de los vehículos eléctricos reduce los precios de las baterías, se están poniendo en marcha rápidamente nuevas instalaciones de almacenamiento de energía. En el nuevo informe Embracing the Next Energy Revolution: Electricity Storage, Bain & Company estima que los sistemas de almacenamiento energético a gran escala podrían ser competitivos en costes con las plantas de recorte de picos en 2025. Esta revolución tendrá importantes implicaciones en toda la cadena de valor de la electricidad. Sin embargo, Bain & Company considera que el almacenamiento de energía a gran escala requerirá de nuevos modelos de negocio, que puedan crear valor añadido de múltiples formas, también conocido como “acumulación de valor”.

Las características distintas de los sistemas de almacenamiento en baterías –parte generadora, cableado y parte de servicios auxiliares- hacen que sean revolucionarios. Por tanto, es necesario considerar una oferta integrada tanto por parte de las empresas energéticas como de los organismos reguladores, que, de lo contrario, tenderían a regularizar este negocio por separado. El almacenamiento está bien posicionado para convertirse en una herramienta integral para las compañías energéticas, para la gestión de picos de carga y la regulación de tensión y frecuencia, garantizando la fiabilidad de las renovables y creando un sistema de transmisión y distribución más flexible. Para los clientes de estas empresas, el almacenamiento puede ser una herramienta para reducir los costes relacionados con los picos de demanda de energía y ayudar a cumplir los objetivos de sostenibilidad asegurando un flujo fiable de electricidad procedente de la generación renovable distribuida, a saber, la energía solar.

Las empresas proveedoras de electricidad pueden utilizar las baterías para almacenar electricidad durante los periodos de baja demanda y, así, aprovechar la energía almacenada para reducir los picos en periodos de alta demanda. Los usuarios pueden hacer lo mismo para compensar las tarifas de electricidad” señala Julian Critchlow, responsable de la práctica de Utilities de Bain. “Pero hasta que bajen los costes, las compañías líderes en almacenamiento de energía necesitarán explorar formas de acumular valor en recorte de picos de demanda

Bain sugiere que las empresas energéticas ajusten sus modelos operativos para aprovechar las oportunidades que ofrece el almacenamiento y otras tecnologías para el sistema eléctrico. Por ejemplo, a medida que el almacenamiento de energía nivela los picos de máxima demanda y la curva de carga, las compañías proveedoras de electricidad pueden renunciar a algunas inversiones en capacidad pico y diferir las inversiones en infraestructuras de transmisión y distribución. De esta forma, el almacenamiento no solo se convierte en una herramienta para satisfacer las necesidades del sistema, sino que también puede reducir los costes acabando con los excesos innecesarios del mismo.

Los nuevos modelos de negocio relacionados con “la acumulación de valor” pueden traer consigo oportunidades adicionales. Para aprovecharlas al máximo, las compañías energéticas tienen que pensar cómo pueden asociarse con clientes comerciales e industriales:

• Un gran cliente comercial que gestiona una flota de vehículos eléctricos, para mejorar la eficiencia, puede instalar un conjunto de grandes baterías en un garaje, donde los vehículos se cargan por la noche mientras están aparcados. Este recurso de almacenamiento de electricidad puede estar disponible para las empresas de servicios públicos cuando los vehículos estén completamente cargados o en la carretera.
• Del mismo modo, una compañía con un gran centro de datos puede invertir en un sistema de almacenamiento en baterías para asegurarse un suministro eléctrico fiable, y puede permitir que las empresas eléctricas hagan uso de ello mientras que el centro de datos no lo utilice. Acuerdos como este requieren nuevos cambios por parte de las empresas energéticas ya que no están acostumbradas a gestionar este tipo de negociaciones.

Un aspecto fundamental es mejorar las capacidades informáticas de las eléctricas, principalmente las técnicas avanzadas de análisis de datos. Cada vez más, los clientes y reguladores demandarán a estas empresas una mayor visibilidad de la oferta, demanda y de los parámetros de tensión y frecuencia.

Sin embargo, el almacenamiento de energía también presenta desafíos y complejidades, tales como la integración en planes estratégicos, decisiones de inversión o las prioridades regulatorias. Aunque estén verticalmente integradas y reguladas, las empresas de trasmisión y distribución deben tener la mejor visión integrada sobre las necesidades de almacenamiento, a los organismos reguladores les preocupa que las empresas de servicios públicos puedan dominar o modificar el mercado.

A medida que los costes de almacenamiento continúen disminuyendo, los nuevos modelos de negocio que integren una amplia gama de flujos de valor desplegarán todo su potencial”, comenta Aaron Denman, socio de la práctica de Utilities de Bain. “El almacenamiento energético tiene el suficiente potencial para transformar la totalidad de la cadena de valor de la electricidad, pero para beneficiarse de las oportunidades que tienen a su alcance, los ejecutivos de las empresas energéticas tienen que actuar de forma rápida y agresiva”.

Para que los ejecutivos de estas empresas evalúen las oportunidades del almacenamiento de energía, el primer paso es definir qué papel juegan el almacenamiento energético y los servicios relacionados en el plan estratégico. Los ejecutivos también deben continuar ajustando sus entornos normativos, incluyendo incentivos basados en el rendimiento que fomentan el desarrollo del almacenamiento para mejorar su fiabilidad, resistencia y seguridad y reducir al mismo tiempo los costes del sistema.

MAN Energy Solutions ha firmado un acuerdo de cooperación con ABB para el desarrollo, producción y comercialización de un sistema de almacenamiento de energía de tres formas. El nuevo sistema de almacenamiento de energía electro-térmico (ETES, por sus siglas en inglés) almacena electricidad, calor y frío a gran escala para su distribución a los consumidores.

ETES utiliza excedentes de electricidad renovable para generar calor y frío para su almacenamiento en depósitos aislados durante el llamado “ciclo de carga”. El calor y el frío se pueden volver a convertir en energía eléctrica bajo demanda. Además, es posible distribuir el frío y calor almacenados a diferentes tipos de consumidores. Por ejemplo, el calor puede transferirse a una red urbana de calefacción, a una industria de procesamiento de alimentos, a instalaciones de lavandería, etc., mientras que las aplicaciones para el frío incluyen refrigeración de centros de datos, de estadios de hockey sobre hielo o aire acondicionado para rascacielos. El sistema es independiente de la ubicación y está diseñado para adaptarse a diversas condiciones de contorno.

ETES es el único sistema de almacenamiento capaz de almacenar electricidad, calor y frío al mismo tiempo y también distribuirlos a los consumidores, lo que lo hace único. Debido a su alta eficiencia general, su carácter modular y su bajo impacto ambiental, ETES es una solución de almacenamiento de energía sostenible adecuada para una amplia gama de aplicaciones en todo el mundo.

La tecnología de turbomáquinas y el diseño de proceso del ciclo de carga y descarga son los elementos clave de este sistema de almacenamiento de energía y reflejan las competencias centrales de MAN Energy Solutions. ETES presenta el turbocompresor sellado herméticamente HOFIM™ de MAN dentro del ciclo de carga para comprimir el fluido de trabajo, CO2, a su estado supercrítico, típicamente 140 bar y 120 °C.

Ciclo de carga

(1) El turbocompresor HOFIM™ funciona con energía excedente de recursos renovables, comprimiendo CO2 en el ciclo, que se calienta a 120 °C.
(2) El CO2 se alimenta a un intercambiador de calor y calienta el agua.
(3) El agua caliente se almacena en tanques aislados, cada uno a un nivel de temperatura definido por separado.
(4) Aún bajo alta presión, el CO2 se alimenta a un expansor, lo que reduce la presión: el CO2 se licua y se enfría.
(5/6) El CO2 licuado se bombea nuevamente a través de un sistema de intercambio de calor, esta vez en el lado frío del sistema. Se toma calor del agua circundante y se forma hielo en el tanque de almacenamiento de hielo.