Tags Posts tagged with "almacenamiento energético"

almacenamiento energético

Saft Baterías ha hecho entregada de una cámara climática al Instituto IMDEA Energía a través de un acuerdo de comodato para colaborar en la obtención de resultados científicos y tecnológicos de alto nivel que contribuyan al desarrollo de baterías, supercondensadores y otros sistemas de almacenamiento energético.

El Instituto IMDEA Energía es una Fundación sin ánimo de lucro del sector público cuya finalidad principal consiste en la realización de actividades de I+D+i en el ámbito de las tecnologías energéticas sostenibles. Investiga sobre la producción de combustibles sostenibles (hidrógeno y biocombustibles), el aprovechamiento de la energía solar, el almacenamiento de energía mediante sistemas electroquímicos, térmicos y termoquímicos, los sistemas energéticos de elevada eficiencia, los sistemas de potencia y gestión de la demanda, la valorización de emisiones de CO2 y el análisis y evaluación de sistemas energéticos.

La cámara climática de Saft Baterías, marca Ineltec modelo CM-4800 de 4 kW de potencia, ayudará al Instituto IMDEA Energía a reproducir condiciones controladas de temperatura y humedad en su interior para la realización de estudios o ensayos y verificar el comportamiento y la calidad de productos y materiales expuestos a dichas condiciones climáticas.

Este tipo de cámara climática se pueden aplicar en todos los sectores para evaluar el comportamiento de materiales, componentes y equipos en las condiciones climáticas donde serán utilizados habitualmente o someterlos a condiciones climáticas extremas o adversas que puedan alterar sus prestaciones, fiabilidad, comportamiento o integridad física y estructural.

Por su gran volumen útil y su fácil accesibilidad la cámara climática que SAFT pone a disposición del Instituto IMDEA Energía, es ideal para ensayar baterías de gran tamaño o conjuntos de baterías con sus equipos auxiliares. También permitirá ensayar un gran número de celdas individuales al mismo tiempo, ya que puede contener no solo las celdas sino los cicladores. En resumen, se trata de un equipo que aumentará considerablemente las capacidades de ensayo y la oferta de servicios tecnológicos del Laboratorio de Ensayos de Dispositivos Electroquímicos (EDTL)”, comenta Jesús Palma, responsable de la Unidad de Procesos Electroquímicos del Instituto IMDEA Energía

Estamos muy orgullosos de promover esta colaboración a la investigación, ayudando al Instituto IMDEA Energía en su misión de convertirse en una institución de referencia a nivel internacional en temas relacionados con la energía. El I+D es la piedra angular de la estrategia de SAFT que nos has permitido celebrar este año una historia que cumple 100 años”, comenta Ignacio Quiles Director General de Saft Baterías

A medida que la rápida adopción de los vehículos eléctricos reduce los precios de las baterías, se están poniendo en marcha rápidamente nuevas instalaciones de almacenamiento de energía. En el nuevo informe Embracing the Next Energy Revolution: Electricity Storage, Bain & Company estima que los sistemas de almacenamiento energético a gran escala podrían ser competitivos en costes con las plantas de recorte de picos en 2025. Esta revolución tendrá importantes implicaciones en toda la cadena de valor de la electricidad. Sin embargo, Bain & Company considera que el almacenamiento de energía a gran escala requerirá de nuevos modelos de negocio, que puedan crear valor añadido de múltiples formas, también conocido como “acumulación de valor”.

Las características distintas de los sistemas de almacenamiento en baterías –parte generadora, cableado y parte de servicios auxiliares- hacen que sean revolucionarios. Por tanto, es necesario considerar una oferta integrada tanto por parte de las empresas energéticas como de los organismos reguladores, que, de lo contrario, tenderían a regularizar este negocio por separado. El almacenamiento está bien posicionado para convertirse en una herramienta integral para las compañías energéticas, para la gestión de picos de carga y la regulación de tensión y frecuencia, garantizando la fiabilidad de las renovables y creando un sistema de transmisión y distribución más flexible. Para los clientes de estas empresas, el almacenamiento puede ser una herramienta para reducir los costes relacionados con los picos de demanda de energía y ayudar a cumplir los objetivos de sostenibilidad asegurando un flujo fiable de electricidad procedente de la generación renovable distribuida, a saber, la energía solar.

Las empresas proveedoras de electricidad pueden utilizar las baterías para almacenar electricidad durante los periodos de baja demanda y, así, aprovechar la energía almacenada para reducir los picos en periodos de alta demanda. Los usuarios pueden hacer lo mismo para compensar las tarifas de electricidad” señala Julian Critchlow, responsable de la práctica de Utilities de Bain. “Pero hasta que bajen los costes, las compañías líderes en almacenamiento de energía necesitarán explorar formas de acumular valor en recorte de picos de demanda

Bain sugiere que las empresas energéticas ajusten sus modelos operativos para aprovechar las oportunidades que ofrece el almacenamiento y otras tecnologías para el sistema eléctrico. Por ejemplo, a medida que el almacenamiento de energía nivela los picos de máxima demanda y la curva de carga, las compañías proveedoras de electricidad pueden renunciar a algunas inversiones en capacidad pico y diferir las inversiones en infraestructuras de transmisión y distribución. De esta forma, el almacenamiento no solo se convierte en una herramienta para satisfacer las necesidades del sistema, sino que también puede reducir los costes acabando con los excesos innecesarios del mismo.

Los nuevos modelos de negocio relacionados con “la acumulación de valor” pueden traer consigo oportunidades adicionales. Para aprovecharlas al máximo, las compañías energéticas tienen que pensar cómo pueden asociarse con clientes comerciales e industriales:

• Un gran cliente comercial que gestiona una flota de vehículos eléctricos, para mejorar la eficiencia, puede instalar un conjunto de grandes baterías en un garaje, donde los vehículos se cargan por la noche mientras están aparcados. Este recurso de almacenamiento de electricidad puede estar disponible para las empresas de servicios públicos cuando los vehículos estén completamente cargados o en la carretera.
• Del mismo modo, una compañía con un gran centro de datos puede invertir en un sistema de almacenamiento en baterías para asegurarse un suministro eléctrico fiable, y puede permitir que las empresas eléctricas hagan uso de ello mientras que el centro de datos no lo utilice. Acuerdos como este requieren nuevos cambios por parte de las empresas energéticas ya que no están acostumbradas a gestionar este tipo de negociaciones.

Un aspecto fundamental es mejorar las capacidades informáticas de las eléctricas, principalmente las técnicas avanzadas de análisis de datos. Cada vez más, los clientes y reguladores demandarán a estas empresas una mayor visibilidad de la oferta, demanda y de los parámetros de tensión y frecuencia.

Sin embargo, el almacenamiento de energía también presenta desafíos y complejidades, tales como la integración en planes estratégicos, decisiones de inversión o las prioridades regulatorias. Aunque estén verticalmente integradas y reguladas, las empresas de trasmisión y distribución deben tener la mejor visión integrada sobre las necesidades de almacenamiento, a los organismos reguladores les preocupa que las empresas de servicios públicos puedan dominar o modificar el mercado.

A medida que los costes de almacenamiento continúen disminuyendo, los nuevos modelos de negocio que integren una amplia gama de flujos de valor desplegarán todo su potencial”, comenta Aaron Denman, socio de la práctica de Utilities de Bain. “El almacenamiento energético tiene el suficiente potencial para transformar la totalidad de la cadena de valor de la electricidad, pero para beneficiarse de las oportunidades que tienen a su alcance, los ejecutivos de las empresas energéticas tienen que actuar de forma rápida y agresiva”.

Para que los ejecutivos de estas empresas evalúen las oportunidades del almacenamiento de energía, el primer paso es definir qué papel juegan el almacenamiento energético y los servicios relacionados en el plan estratégico. Los ejecutivos también deben continuar ajustando sus entornos normativos, incluyendo incentivos basados en el rendimiento que fomentan el desarrollo del almacenamiento para mejorar su fiabilidad, resistencia y seguridad y reducir al mismo tiempo los costes del sistema.

Nissan ha presentado hoy, junto a Eaton, Bam y The Mobility House, la batería de 3 MW en el Johan Cruyff Arena. Este sistema garantiza el suministro eléctrico al estadio del Ajax de Amsterdam aunque haya un apagón. Y esto, aunque en el terreno de juego se esté celebrando un partido de fútbol o un concierto.

Además, el sistema no solo es una solución de emergencia sino que también permite al Johan Cruyff Arena consumir la energía acumulada en estas baterías cuando haya picos de demanda y la electricidad sea más cara. También permitirá equilibrar la red eléctrica de la capital holandesa ya que esta energía, además, estará producida por las 4.000 placas solares que están instaladas en el estadio. En un futuro este sistema también permitirá que la sede del Ajax pueda proporcionar corriente eléctrica a los vecinos de su barrio en caso que haya un corte de suministro.

Esta una muestra de la aplicación real del Ecosistema Eléctrico Nissan, pensado para que sea el mismo usuario entre a formar parte del sistema de gestión de la energía y no solo pueda reducir su factura de la luz sino que también permita un sistema más sostenible con más energía generada a través de fuentes renovables.

Sin embargo, esta realidad no sería posible aplicarla en el Wanda Metropolitano, donde se celebrará la final de la UEFA Champions League 2019. Y es que la legislación española vigente no favorece el autoconsumo de energía eléctrica a partir de los 10 kWh de potencia. Es decir, según el Real Decreto 900/2015, a partir de esta potencia los consumidores deben pagar por la electricidad autoconsumida de la misma manera que si la compraran a la compañía distribuidora. También está penalizado el devolver la energía sobrante a la red ya que, para ello, se debe estar dado de alta como productor y pagar el conocido como “Impuesto al Sol”. Según el mismo Real Decreto, están exentos de pagar por el autoconsumo los usuarios que tengan menos de 10 kWh de potencia. Es decir, los hogares y pequeños negocios.

A pesar de todos los recursos naturales que tiene España, lo cierto es que aún falta mucho camino por recorrer para poder asegurar un sistema energético más limpio y que favorezca el consumidor. En datos esto se traduce en que el año 2017 solo el 33,7% de la energía consumida en España provenía de fuentes renovables, según datos de Red Eléctrica de España (REE). Y un 17,4% de centrales térmicas de carbón.
Pero no solo es importante tener en cuenta las facilidades que tiene España en cuanto a recursos energéticos limpios. También cabe destacar otro dato: la caída de precios que han experimentado los paneles solares en la última década. Según la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA), no solo ahora son más asequibles que hace 10 años sino que en muchos casos, son la manera más económica de tener electricidad. Aun así, la rentabilidad económica del autoconsumo en España es muy baja.

Los esfuerzos que se podrían llevar a cabo en los próximos meses en el sector pueden ser muy importantes. Esto incluye la posibilidad de disponer de apoyos públicos para aquellas instalaciones con mayor ahorro de energía y de disminución de emisiones de CO2, como por ejemplo las instalaciones placas solares fotovoltaicas con sistemas de baterías que acumulen la energía eléctrica generada, para las que algunas comunidades autónomas ya tienen programas de ayudas”, afirma Marta Marimón, Directora del Departamento de Vehículos Eléctricos, Infraestructura y Servicios de Energía de Nissan Iberia.

El vehículo eléctrico puede ser un elemento importante para facilitar la transición hacia un modelo energético más sostenible. Y es que dado que la energía eléctrica se pierde si no se consume al momento, la batería de los vehículos eléctricos pueden servir para almacenarla y consumirla más tarde (cuando hay picos de demanda y la electricidad es más cara, por ejemplo). Y esto es posible gracias al sistema de carga bidireccional de la gama 100% eléctrica de Nissan (LEAF y e-NV200), que permite no solo recargar la batería sino proporcionar la energía que tiene almacenada para iluminar una casa o una oficina.

Además dentro de lo que es el Ecosistema Eléctrico Nissan, la marca ofrece baterías para almacenar energía (sobretodo proveniente de placas solares fotovoltaicas), como la presentada hoy en el Johan Cruyff Arena pero en versión doméstica, es decir de 4kWh a 10kWh. Este sistema, el XStorage, permite dar una segunda vida a las baterías de Nissan LEAF que ya no tienen utilidad para proporcionar energía a un vehículo eléctrico

El gestor de carga, otra figura pendiente de reforma

Otra figura que está pendiente de reforma es la del “Gestor de Carga”. Es decir, la que regula los puntos de recarga para vehículos eléctricos en España. Según la legislación vigente (de 2010), para instalar un punto de recarga se debe estar dado de alta como agente del sector eléctrico. En la práctica esto complica la instalación de cargadores públicos. Y es que las empresas o establecimientos que deseen poner puntos de carga de vehículo eléctrico a disposición de sus clientes, no lo tienen nada fácil y la enorme burocracia que están obligados a seguir provoca que la mayoría desistan de poner estos puntos. Actualmente, la ley del “Gestor de Carga” se encuentra en el Senado pendiente de modificación.

Uno de los principales obstáculos para que la gente se pase definitivamente al vehículo eléctrico es la falta de infraestructura de recarga. Es evidente que el “Gestor de Carga” no contribuye a quitar este medio a la sociedad y, por lo tanto, impide que este segmento despegue definitivamente y a la vez tengamos unas ciudades más limpias” ha concluido Marta Marimón.

Hoy se ha hecho realidad el sistema de almacenamiento energético más grande de Europa, que utiliza baterías reutilizadas y nuevas provenientes de vehículos eléctricos para suministrar electricidad a un edificio comercial. Udo Rock, concejal de Ámsterdam, ha presidido la ceremonia oficial de apertura.
Este proyecto único es el resultado de la colaboración entre Nissan, Eaton, BAM, The Mobility House y el estadio Johan Cruyff ArenA, con el apoyo del Fondo para el Clima y la Energía de Ámsterdam (AKEF, por sus siglas originales) e Interreg.

El sistema de almacenamiento de 3 MW ofrece un suministro y consumo eléctrico más fiables y eficientes para el estadio, sus visitantes, vecinos y para la red eléctrica de los Países Bajos. Este sistema de almacenamiento energético combina las unidades de conversión eléctrica de Eaton y el equivalente a las baterías de 148 Nissan LEAF, por lo que no solo supone un sistema energético más sostenible, sino que también genera una economía circular para las baterías de los vehículos eléctricos.

Según ha comentado Henk van Raan, director de Innovación del estadio Johan Cruyff ArenA: “Gracias a este sistema de almacenamiento energético, el estadio podrá usar su propia energía sostenible de manera más inteligente. Además, Amsterdam Energy ArenA BV podrá comerciar con la capacidad de almacenamiento disponible de las baterías. El ArenA tendrá garantizado un suministro eléctrico considerable, incluso durante un corte eléctrico. Por ello, el estadio contribuirá a la estabilidad de la red eléctrica de los Países Bajos. El Johan Cruyff ArenA es uno de los estadios más sostenibles del mundo y es pionero en la introducción de innovaciones inteligentes como este sistema único de almacenamiento energético“.

Estamos encantados de formar parte del mayor sistema de almacenamiento eléctrico de Europa desarrollado para un edificio comercial. Gracias al Johan Cruyff ArenA, hoy podemos demostrar que reutilizar las baterías de los vehículos eléctricos Nissan puede contribuir a conseguir que todo el sistema eléctrico resulte más eficiente y sostenible. Nuestro ecosistema eléctrico es el motor de un futuro sostenible y estamos transformando la forma de conducir y de vivir“, comenta Francisco Carranza, director general de Nissan Energy.

Capacidad de almacenamiento flexible

El sistema de almacenamiento energético desempeña un papel muy importante a la hora de equilibrar el suministro y la demanda de energía en el Johan Cruyff ArenA. El sistema cuenta con una capacidad total de 3 MW, suficiente para alumbrar varios miles de hogares. Esta capacidad también significa que la electricidad generada por los 4.200 paneles solares situados en el techo del ArenA se puede almacenar y usar de manera óptima. El sistema de almacenamiento energético suministrará electricidad de emergencia, reduciendo así el uso de generadores diésel y aligerando la carga sobre la red eléctrica al reducir los picos de consumo producidos durante los conciertos.

0

Después de su IXª edición, la Universidad de la Batería cede paso a la creación del Instituto de Almacenamiento Energético Albufera, IAEa. El Instituto nace para dar soluciones formativas a la comunidad de lengua española, a nivel mundial, formando profesionales de todas las disciplinas relacionadas con el mundo de la energía en el campo del almacenamiento energético.

El IAE Albufera, es una entidad privada  que nace en 2018 tras una larga experiencia en el desarrollo y formación en  almacenamiento energético del grupo de expertos que lo forman. Sus  principales objetivos son  contribuir a  la transmisión de conocimiento, a la investigación e innovación, y a la difusión de las tecnologías y usos del  almacenamiento energético tanto a nivel nacional como internacional, a través de la lengua española como punto distintivo.

El IAEa pretende ser un punto de encuentro y foro de referencia en almacenamiento energético propiciando el conocimiento, el estudio y el intercambio de experiencias en relación a las tecnologías, usos y producción de baterías, el cual contribuya a la sostenibilidad,  la seguridad energética y la protección del medio ambiente.

Con el fin de cubrir diferentes necesidades, hasta ahora recogidas  en su etapa precedente de la Universidad de la Batería y con la idea de adaptarse lo máximo posible a todas y cada se han diseñado diferentes tipos de cursos. El primero de ellos, el técnico de 12 horas, tendrá lugar los días 14 y 15 de junio. Se trata de un curso de actualización, en modalidad presencial, que tratará sobre las tendencias en el mercado del almacenamiento energético, las tecnologías actuales y el futuro del almacenamiento energético, con una parte teórica y otra práctica incluyendo casos actuales de éxito.

El otro tipo de cursos, de carácter especializado y también modalidad presencial, tendrán lugar durante los meses de octubre y noviembre. La particularidad que tiene es que se trata de cursos más extensos con una duración de 40 horas gracias a los cuales se podrán obtener títulos de: Especialista en Almacenamiento Energético, Especialista en Smart Grids y Especialista en Vehículo Eléctrico, con el foco, lógicamente, en el almacenamiento energético en estas dos últimas áreas.

Como por todos es conocido, en el mundo de los negocios, las empresas reciben calificaciones sobre el valor de sus activos con regularidad, sin embargo, tampoco nos sorprende que, en ocasiones, el valor de sus activos de conocimiento no sea fácilmente medible. La gestión empresarial de los activos de conocimiento puede ser fundamental para el éxito de cualquier empresa, por lo que IAEa quiere animar a las empresas a emplear ese motor de conocimiento bonificando los cursos por la FUNDAE, Fundación Estatal para la Formación en el Empleo. También se contemplarán otras fórmulas atractivas como reducciones de precios de hasta un 20% dirigido a empresas pertenecientes a SECARTYS, el partner tradicional de Albufera desde sus comienzos.

AMPARO FERNÁNDEZ, SERÁ LA ENCARGADA DEL PROYECTO

Directora del Instituto de Almacenamiento Energético, Amparo Fernández Carrasco, será la persona responsable de iniciar esta línea de negocio. Máster en Cooperación y doctoranda en Derecho Internacional, Amparo ha dedicado más de 10 años a las relaciones institucionales y docencia en universidades de Latinoamérica “Estamos muy orgullosos de haber creado el IAEa para el mundo de habla hispana, convencidos del potencial que tienen nuestros profesionales en el  almacenamiento energético y sus capacidades para crear una ventaja competitiva dentro del sector. Personal y profesionalmente estoy encantada de poder participar en este proyecto académico, el cual posicionara a nuestros profesionales y les permitirá acceder a un conocimiento hasta ahora solo ofrecido en inglés”; para concluir diciendo que “en el futuro, deseo que seamos una comunidad de investigadores y profesionales que aporten soluciones energéticas sostenibles a nuestros países y empresas favoreciendo la independencia científica y tecnología, y el crecimiento económico”.

 

0

Actualmente, más de 4.000 millones de personas no están conectadas a internet, lo que representa una gran oportunidad tanto para el desarrollo como para las empresas. Cerrar la brecha digital para estos miles de millones sin red requiere un acceso asequible y fiable a la electricidad. La energía es un elemento crucial en todas las etapas del suministro de acceso a Internet: desde la ejecución de servicios de backhaul para el núcleo de la red y las estaciones base, hasta para energizar los dispositivos que usan los consumidores para conectarse. Sin embargo, en gran parte del mundo en desarrollo, la electricidad fiable sigue siendo cara y difícil de obtener.

De acuerdo con un nuevo informe de Bloomberg New Energy Finance en colaboración con Facebook, lograr el acceso universal a Internet requerirá ampliar el acceso a electricidad asequible y fiable, especialmente para las personas que viven en áreas remotas en economías emergentes.

El informe Powering Last-Mile Connectivity perfila algunos de los desafíos que enfrenta el mundo en desarrollo para que más personas accedan a la red y las implicaciones para la industria móvil si miles de millones de personas continúan careciendo de ese acceso.

Cinco ideas clave del estudio son:

  1. Reducir la brecha digital para los 4.000 millones de personas sin acceso a Internet, especialmente aquellas en áreas remotas de economías emergentes, requiere un acceso a electricidad asequible y fiable.
  2. El acceso a la electricidad es clave tanto para proveer como para consumir servicios de conectividad. Se necesita energía en toda la cadena de valor, desde el backhaul para las redes de acceso, a los dispositivos que las personas usan para conectarse.
  3. A nivel mundial, los operadores de redes móviles y operadores de torres para móviles gastan anualmente 3.800 M$ en combustible diesel para sitios remotos. Estos costes constituyen un componente significativo del presupuesto operativo.
  4. La energía solar y el almacenamiento en baterías son ahora lo suficientemente baratos como para desempeñar un papel clave en la expansión del acceso a Internet.
  5. Las alianzas entre la industria de las telecomunicaciones y el sector de la energía permitirán a ambos sectores escalar más rápidamente hacia el acceso universal.

Suministrar energía a los consumidores de nueva conectividad

Sin acceso a la electricidad en el hogar, conectarse a los servicios de Internet es un desafío importante, principalmente debido a la dificultad y el coste de cargar del dispositivo. Aunque las personas pueden vivir en comunidades cubiertas por redes 3G, el uso de sus teléfonos inteligentes está limitado si no tienen electricidad en sus hogares. Los consumidores sin acceso a la red eléctrica viajan hasta 15 km por semana para cargar sus teléfonos en pequeños quioscos. Dependiendo de la ubicación, la carga del kiosco puede constituir más de un tercio del costo total (2-7 $/mes) de poseer un dispositivo con acceso a Internet y una parte importante de los ingresos del hogar. Estas condiciones hacen que la carga diaria sea prohibitiva y limitan la propiedad y el uso de teléfonos inteligentes.

La energía fotovoltaica a pequeña escala y el almacenamiento han comenzado a ganar tracción como fuentes primarias de energía para infraestructuras y comunidades remotas, particularmente cuando estructuras innovadoras de financiación las llevan al mercado. Los componentes críticos para tales sistemas se están volviendo cada vez más baratos. Las empresas de acceso a la energía están utilizando estas tecnologías para potenciar la conectividad con diversos modelos de negocios, desde pequeños kits solares portátiles para hogares individuales hasta micro-redes a escala de aldea que pueden suministrar energía a empresas locales y la infraestructura de telefonía móvil.

Suministrar energía a la infraestructura de conectividad

La expansión de una red de telefonía móvil generalmente requiere la construcción de nuevas torres para las estaciones base que conectan los teléfonos móviles a la red más amplia. Sin embargo, en áreas remotas, las torres necesitan una energía cara y generan ingresos limitados debido a la baja densidad de población. Una combinación de energía más barata y distribuida alimentada por energía solar para la infraestructura convencional de telefonía móvil y estaciones base más pequeñas y eficientes, diseñadas para cubrir las brechas de cobertura de la red principal, podría llegar a más personas a un coste menor.

Más de un millón de torres de telefonía móvil en países en desarrollo no están conectadas a la red o tienen, en el mejor de los casos, un suministro de red extremadamente poco cfiable. Estas torres generalmente dependen de generadores diesel para obtener energía primaria durante gran parte del día para evitar interrupciones en la red móvil.

Compuestos por energía solar, generador de diesel y baterías, los sistemas energéticos híbridos pueden ahorrar a los operadores de torres hasta el 54% del coste energético de una torre aislada de la red, respecto al coste de un generador diesel convencional.

Abundan las oportunidades para las asociaciones

Una combinación de avances tecnológicos y modelos de negocios innovadores ahora proporciona enfoques alternativos para impulsar la conectividad en la “última milla”. Hay muchas oportunidades para que tanto las grandes compañías como las nuevas empresas aprovechen al máximo. Las alianzas entre empresas de telecomunicaciones, compañías de energía y nuevas empresas en modelos comerciales innovadores, infraestructura de comunicación alternativa y capital de riesgo en etapas tempranas pueden impulsar la conectividad energética y de red para miles de millones de personas.

Los hogares  inteligentes ya no son una visión del futuro. Garajes, persianas, calefactores o dispositivos electrónicos; casi todos los electrodomésticos se pueden controlar en tiempo real a través de un teléfono inteligente. Las hogares inteligentes  están presentes en todas partes, y gracias a los sistemas de almacenamiento de energía están surgiendo nuevas posibilidades. Para una casa inteligente, se necesitan principalmente dispositivos inteligentes como multiplicadores digitales que pueden comunicarse con cualquier otro dispositivo. Los sistemas de almacenamiento de energía de VARTA pueden funcionar con los requisitos digitales de hogares inteligentes. El portafolio del sistema de almacenamiento de energía de VARTA se enfoca en la conectividad. La cantidad de productos asociados con los cuales nuestros sistemas de almacenamiento de energía pueden comunicarse aumentan de manera constante y mantienen abiertas todas las opciones para los instaladores y propietarios. La red de socios ha crecido hasta más de una docena de sistemas compatibles en los últimos dos años.

“Nos mantenemos abiertos”

Todos los sistemas de almacenamiento de energía VARTA pueden comunicarse con dispositivos de medición y control (hogares inteligentes ,carga inteligente, movilidad eléctrica y registro de datos) y de control de la gestión de la carga de hasta cuatro circuitos externos( E-Bikes o bombas de calor). “Para los instaladores y los consumidores finales, es importante tener sistemas combinables y ampliables en la casa. Necesitan llevarse bien “, explicó Gordon Clements, Director General de Energía y Energía Residencial VARTA Storage GmbH. Es por eso que el fabricante con sede en Bavaria ofrece un sistema abierto, que es compatible con muchas aplicaciones y confía la decisión final al instalador y al consumidor. “Con un sistema de almacenamiento de energía VARTA no te quedas atascado con un proveedor. Nos mantenemos abiertos a muchas posibilidades de aplicación y ampliamos continuamente nuestra red de productos “, continuó Clements.

Sistemas de almacenamiento de energía en hogares inteligentes

Los sistemas inteligentes de almacenamiento de energía pueden comunicarse con casi todos los componentes y sistemas de la tecnología doméstica y energética. Cada consumidor final puede decidir cómo se utiliza la energía solar proporcionada. Si todavía hay un excedente de energía mientras se carga el sistema de almacenamiento, el excedente se puede usar para proporcionar agua caliente, combinándolo  con el calentador de agua inteligente de my-PV. El sistema de almacenamiento se convierte en un centro de control de energía en su hogar. El intercambio de datos con sistemas de control y automatización multiplataforma como myGEKKO también es posible.

La solución para la integración del sistema de almacenamiento de energía en el suministro de energía del hogar o el aumento de la tasa de autoconsumo, es la gestión más inteligente de la energía ya que el consumo de energía solar ya no es rentable. Cada vez más propietarios de sistemas solares se dan cuenta de esto e instalan un sistema de almacenamiento de energía. Si el sistema solar está proporcionando más energía que las necesidades del sistema de almacenamiento, el excedente de energía se puede utilizar para cargar una E-Bike o para producir agua caliente. Permite la diversión de la ducha caliente y la conducción en bicicleta eléctrica sin necesidad de comprar energía del proveedor.

En 2018, Fronius Solar Energy lanzará al mercado nuevas y potentes soluciones para el almacenamiento de energía solar. Entre los productos más destacados se encuentra un nuevo Fronius Energy Package, que compuesto por un inversor, la caja de verificación Fronius Checkbox y la unidad de almacenamiento LG, ofrece la solución perfecta para los propietarios de instalaciones que buscan la máxima calidad a un precio económico. Además, Fronius mantiene su apuesta por la investigación en la combinación de sectores energéticos: para el segundo trimestre de 2018, la empresa prevé la puesta en marcha de una instalación piloto en la que se generaría hidrógeno ecológico a partir de energía solar.

Para materializar nuestra visión de 24 horas de sol y garantizar un futuro en el que el consumo de energía a nivel mundial se cubra con fuentes de energías renovables, los productores fotovoltaicos deben ser capaces de almacenar la energía solar de forma eficiente y poder usarla en cualquier momento. Para ello, Fronius ofrece una amplia gama de soluciones de almacenamiento que se adaptan a las necesidades de cada cliente. “Ofrecemos un sinfín de posibilidades para los usuarios, adaptándose el sistema a sus exigencias individuales”, explica Martin Hackl, director de la Unidad de negocio Solar Energy de Fronius International GmbH. Otra económica alternativa de la gama de soluciones de almacenamiento Fronius es el regulador de consumo Fronius Ohmpilot para la preparación de agua caliente. Esta inteligente solución de gestión energética aprovecha los excesos de energía para activar y gestionar los consumos, ya sean elementos de calefacción, bombas de calor o calefacciones por infrarrojos.

El centro tecnológico IK4-IKERLAN contará con una participación destacada dentro de la apuesta de la Unión Europeapor buscar nuevas soluciones a los principales retos del ámbito de la gestión y el almacenamiento energético. Este apoyo de la Unión Europea avala la capacidad de transferencia tecnológica a las empresas más reconocidas de nuestro entorno como CAF, Vectia (filial de Grupo CAF), Orona, Fagor Ederlan, Iberdrola Renovables y Cegasa.

En concreto, la entidad de Arrasate-Mondragón será el aliado tecnológico de los proyectos Ghost y Assured, que buscan desarrollar nuevos sistemas de movilidad eléctrica para el sector del transporte. De forma paralela, IK4-IKERLAN lidera la iniciativa de mejora de la eficiencia energética en la industria, denominada ETEKINA.
Los tres proyectos se llevarán a cabo dentro del programa H2020 de la Comisión Europea y para ello contarán con un presupuesto total que asciende a más de 30 millones de euros.

Mejorar el comportamiento energético en procesos industriales

El primero de los retos al que deberá hacer frente IK4-IKERLAN tiene como finalidad mejorar el comportamiento energético de los procesos de producción mediante la recuperación y la reutilización de calor que actualmente se disipa en los mismos. De esta manera, el centro tecnológico busca fomentar la competitividad del tejido industrial.

En el marco del proyecto ETEKINA, que ha arrancado en 2017y tendrá una duración de 4 años, el centro tecnológico está trabajando en el desarrollo y validación de intercambiadores de calor basados en tecnología de caloductos para el sector del acero, cerámico y el de los metales no ferrosos. El calor recuperado será utilizado en los procesos industriales mejorando su eficiencia energética, reduciendo sus costes operacionales y minimizando las emisiones de CO2.

Se prevé que el proyecto culmine con la instalación de los dispositivos en entornos reales, como la fábrica de Fagor Ederlan en Arrasate (sector aluminio), en las instalaciones de SIJ Metal Ravne en Eslovenia (sector del acero), y en la planta de Ceramiche Atlas Concorde Spa, en Italia (sector cerámico).

Nuevas soluciones eléctricas para el transporte

IK4-IKERLAN contará, a su vez, con un papel destacado dentro de los proyectos Assured y Ghost, que tendrán como objetivo favorecer una progresiva electrificación del sector del transporte, uno de los retos mundiales del futuro.

Por un lado, la iniciativa Assured, liderada por la Vrije Universiteit Brussel (VUB), reunirá a entidades de la talla de Iveco, Volvo, MAN, Vectia, ABB, Siemens o Alstom, entre otras, que trabajarán conjuntamente para contribuir al desarrollo de una nueva generación de cargadores de alta potencia para autobuses y camiones.

El proyecto, que arranca este mes de octubre y tendrá una duración de 4 años, contará con un presupuesto de 18,7 millones de euros y buscará desarrollar tecnologías de almacenamiento y gestión de energía que permitan reducir el tiempo de carga de los vehículos, incrementar su autonomía y satisfacer la demanda de las ciudades.

En el marco de Assured, IK4-IKERLAN se centrará en el análisis y evaluación de los principales factores que afectan al correcto funcionamiento de los sistemas de almacenamiento, como pueden ser el desgaste que sufren las baterías a lo largo de su vida útil o el comportamiento que presentan en regímenes de operación de alta potencia.

Para ello, el centro trabajará junto con el fabricante de autobuses eléctricos Vectia (Grupo CAF) y la empresa de ingeniería ABB en uno de los grupos de trabajos que demostrará la operación de autobuses 100% eléctricos mediante soluciones de carga super rápida en servicio (menos de 5 minutos) que permitan la operación continua de estos autobuses sin limitaciones de autonomía, así como la interoperabilidad de estas soluciones con el resto de fabricantes que conforman el consorcio Assured.

Por su parte, dentro del proyecto Ghost, que desarrollará sistemas de baterías para coches eléctricos más compactos, competitivos y fiables, el centro tecnológico liderará el desarrollo de avanzados dispositivos de almacenamiento híbrido. Estos desarrollos serán validados en las instalaciones del centro tecnológico, en Arrasate-Mondragón.

Para ello, los investigadores de IK4-IKERLAN trabajarán en el diseño de la arquitectura del sistema y en la integración de un novedoso dispositivo de control de baterías, denominado BMS (Batery Management System).

El proyecto Ghost contará con un presupuesto de 7.1 millones de euros y estará liderado por el fabricante de vehículos FIAT. Además de la marca italiana, la iniciativa reúne a gran parte de los principales fabricantes de vehículos eléctricos, como es el caso de Toyota e Iveco así como importantes proveedores como Infineon y Valeo.

Se prevé que las soluciones desarrolladas a lo largo del proyecto sean integradas en sendos proyectos piloto que se aplicarán en un vehículo eléctrico de la empresa Fiat y en un autobús eléctrico de la compañía Iveco.

0

Recientemente AEPIBAL, la nueva asociación de Pilas, Baterías y Almacenamiento energético, ha viajado a Bruselas con diversas asociaciones homólogas a nivel europeo, buscando sinergias que consigan fortalecer su actividad, pues uno de sus objetivos estratégicos para cumplir las metas planteadas pasa por estar presentes en la agenda europea.

Durante su estancia en la ciudad fueron invitados a la reunión anual de ENESA (European National Energy Storage Associations), la cual se celebró en la sede de EASE (European Association for Storage of Energy) y AEPIBAL asistió en representación de España, junto a los responsables de otras asociaciones que dan cobertura al sector en sus países.

En dicha reunión se firmó un convenio de colaboración entre AEPIBAL y EASE, por el cual se establece que la asociación europea es parte integrante de AEPIBAL y viceversa. Del mismo modo, EASE designa a la asociación como su representante en el territorio español.

Tras la reunión en la que se debatieron diversos temas, como las problemáticas concretas que el sector afronta y recalcar la importancia de los proyectos colaborativos bajo la línea Horizonte 2020, se elaboró un roadmap para situar el papel de cada asociación y aunar esfuerzos de cara a recuperar el liderazgo europeo en materia de almacenamiento. Asimismo, se revisaron las diferentes normativas a nivel europeo que actualmente tienen un impacto sobre temas de almacenamiento, y cuáles serán aquellas que sufrirán modificaciones en el corto plazo.

Por otro lado, como miembro de ENESA, la asociación se encontrará participando en el European Market Monitoring Energy Storage Report, aportando la perspectiva Española.

En cuanto al subsector de pilas de consumo, AEPIBAL se reunió también con EPBA (European Portable Battery Association) con el fin de negociar la fórmula de colaboración más adecuada para trabajar conjuntamente en la promoción del sector, en aquellas temáticas de interés para sus asociados y que tendrán impacto en el desarrollo del sector, como es el reciclaje, las campañas de concienciación sobre la ingesta de pilas, el etiquetado, el transporte y almacenamiento. Actualmente se está preparando una propuesta para alcanzar los objetivos de EPBA en España a través de AEPIBAL.

AEPIBAL, que apenas cuenta con un mes y medio de vida, ha comenzado con fuerza su andadura posicionándose estratégicamente para conseguir los objetivos por los que fue fundada.