Tags Posts tagged with "almacenamiento energético"

almacenamiento energético

Se prevé que el mercado mundial de almacenamiento de energía en baterías crezca hasta 13.130 M$ para 2023. Las regiones Asia-Pacífico (APAC) y EMEA serán los mercados dominantes para los sistemas de almacenamiento de energía en baterías durante el período de pronóstico 2019-2023, según GlobalData. El último informe de la compañía, “Battery Energy Storage Market, Update 2019 – Global Market Size, Competitive Landscape and Key Country Analysis to 2023” revela que la caída de precios de la tecnología y el aumento del ritmo de desarrollo del mercado energético son los principales factores que impulsan el mercado de almacenamiento de energía en baterías.

La región APAC continuará siendo el mercado más grande, alcanzando 6.050 M$ en 2023, ya que los países están incrementando las inversiones para mejorar su infraestructura de red y mejorar la estructura del mercado para atraer inversiones extranjeras. Con respecto a la tecnología, la de ion de litio es y seguirá siendo la tecnología preferida para el despliegue del mercado.

EE.UU. ha sido el mayor mercado para los sistemas de almacenamiento de energía en baterías, tanto en términos de capacidad instalada acumulada como por valor de mercado de los proyectos instalados hasta 2018 y es probable que continúe liderando el mercado a nivel de país. Se estima que el mercado de almacenamiento de energía en baterías de EE.UU. alcanzará los 2.960 >M$ en 2023, lo que representa el 23% del mercado global.

En 2018 la región APAC fue el mayor mercado para los sistemas de almacenamiento de energía en baterías y representó el 45% de la capacidad instalada en el mercado mundial, y se espera que la región mantenga su posición dominante en el período previsto. Debido a que la cantidad de plantas de generación de electricidad renovable conectadas a la red aumenta enormemente, países como China, India, Japón, Corea del Sur y Filipinas se centrarán en la regulación de frecuencia en la red eléctrica para normalizar la variación de la generación de energía a partir de fuentes renovables.

El mercado de almacenamiento de energía en baterías de la región EMEA registró un valor de mercado de aproximadamente 1.730 M$ en 2018 y representó el 26% del mercado global. La región tiene una fuerte demanda de flexibilidad, debido a los avances tecnológicos, la evolución de las condiciones del mercado, las sólidas instalaciones de investigación y las políticas de apoyo. Oriente Medio y África son mercados pequeños con una demanda de almacenamiento que se espera que aumente una vez que la generación de energía renovable gane una tracción significativa en el mercado.

El mercado de almacenamiento de energía en baterías en América registró un valor de mercado de aproximadamente 1.970 M$, representando el 28%, en 2018. El mercado de almacenamiento de energía en baterías en la región está creciendo, gracias a que países como EE.UU., Chile, Canadá y Brasil promueven las instalaciones de almacenamiento en baterías a través de diferentes segmentos de consumidores. Algunos estados de EE.UU. tienen programas de incentivos sólidos, especialmente California, que adoptó un objetivo ambicioso para el almacenamiento de energía de 1,3 GW para 2020, que ya ha superado, estando pendiente de aprobación un nuevo objetivo.

Con los países promoviendo agresivamente la modernización de las redes y desarrollando su capacidad para manejar las demandas presentes y futuras, las baterías se están implementando para respaldar las redes inteligentes, integrar las energías renovables, crear mercados de electricidad adaptativos, proporcionar servicios auxiliares y mejorar la resistencia del sistema y la autosuficiencia energética. En esta situación de mercado, se prevé que el mercado de los sistemas de almacenamiento de energía en baterías, que se estima en 4,9 GW en 2018, alcance los 22,2 GW para 2023.

Las condiciones del mercado están mejorando y más empresas se están moviendo hacia una generación descentralizada, lo que lleva a un aumento en el despliegue in situ de energías renovables y baterías; como en micro o minirredes. Las políticas de apoyo y los altos precios de la electricidad también están empujando al mercado hacia las energías renovables y/o el almacenamiento junto con energías renovables a nivel del consumidor final.

A medida que el sector eléctrico evolucione para adaptarse a las nuevas tecnologías y se adapte a las diferentes tendencias del mercado, el almacenamiento de energía jugará un papel central en la transición y transformación del sector eléctrico.

Sistema de conversión de potencia de Ingeteam para un proyecto piloto en Dubái, el primer sistema de almacenamiento de energía en EAU acoplado a una planta fotovoltaica a gran escala / Ingeteam's power conversion system (PCS) for a pilot project in Dubai, the first energy storage system paired with a PV plant at a grid-scale level in the UAE. Foto cortesía de /Photo courtesy of: Ingeteam

Ingeteam ha suministrado su sistema de conversión de potencia (PCS, por sus siglas en inglés) para un proyecto piloto en Dubái, que supone el primer sistema de almacenamiento de energía en los Emiratos Árabes Unidos acoplado a una planta fotovoltaica a gran escala. Dicho sistema de baterías está conectado al mayor proyecto fotovoltaico del mundo: el parque solar Mohammed Bin Rashid Al Maktoum. Amplex-Emirates LLC fue la empresa concesionaria del proyecto piloto por parte de la autoridad eléctrica del emirato, DEWA (Dubai’s Electricity & Water Authority).

NGK Insulators LTD suministró las baterías de sodio-sulfuro (NaS) e Ingeteam suministró el sistema PCS de conversión de potencia de 1,2 MW, así como los elementos de media tensión (transformador de media tensión, celdas de media tensión, etc.), el sistema de control de planta y el interfaz de control BMS (Battery Management System).

Dubái ha acelerado la inversión en energías renovables para eliminar su dependencia de los combustibles fósiles, al tiempo que trata de asegurarse un crecimiento económico sostenible. Por eso, sigue construyendo y ampliando el parque solar Mohammed bin Rashid Al Maktoum, ubicado al sur del emirato y que a día de hoy es el mayor complejo solar del mundo. Así, Dubái se ha puesto como objetivo alcanzar los 5.000 MW de potencia solar, tanto fotovoltaica como termosolar , para 2030. Esto haría aumentar hasta el 25% el ratio de generación renovable respecto de la capacidad de generación energética total del emirato. Además, para el año 2050 Dubái se ha puesto como meta elevar dicha cifra hasta el 75%.

Por eso, anticipándose a esa fuerte introducción de energía renovable en el medio plazo, DEWA ha instalado un sistema de baterías sodio-sulfuro en el parque solar para demostrar su eficacia a la hora de estabilizar las fluctuaciones de la red causadas por la naturaleza variable de la energía renovable. El sistema de almacenamiento de 1,2 MW/7,2 MWh está permitiendo a DEWA evaluar las capacidades técnicas y económicas de esta tecnología al combinarla con un campo fotovoltaico, de cara a incrementar la estabilidad de la red y reducir las emisiones de CO2. De hecho, el sistema de almacenamiento se está usando también para estrategias más avanzadas como el desplazamiento de energía (energy shifting), la regulación de frecuencia y el control de tensión, gracias a la gran capacidad de las baterías NaS. Este tipo de sistemas híbridos permiten entregar energía limpia y fiable a los consumidores, con una mayor disponibilidad y rentabilidad.

El suministro de Ingeteam consistió en una storage power station de 1,2 MW equipada con dos inversores de baterías y todos los demás componentes para la conversión de potencia de corriente continua a alterna, y de baja a media tensión (transformador, celdas, etc.). Estos inversores de baterías han sido diseñados para operar según los códigos de red internacionales más exigentes, permitiendo algunas funciones muy avanzadas como black start capability (se aplica genéricamente a los sistemas capaces de arrancar sin ayuda exterior). De hecho estos inversores son aptos tanto para sistemas aislados como conectados a la red. Además, Ingeteam suministró también el sistema de control de planta (PPC, por sus siglas en inglés) y el interfaz de control BMS que gestiona el conjunto del sistema, llevando a cabo estrategias de control como las siguientes:

  • Desplazamiento de energía (energy shifting). Este modo de control posibilita una planificación más avanzada de la generación de potencia, haciendo que el perfil de producción no vaya necesariamente asociado al perfil de consumo, permitiendo a la compañía eléctrica disponer de esa energía para cubrir la demanda que se produce fuera de los periodos de generación solar.
  • Producción predecible (FV+baterías): El sistema de baterías se acopla a la planta FV y recibe la producción solar en tiempo real. La storage power station adapta automáticamente la potencia activa en función de las variaciones de producción fotovoltaica para garantizar una producción de potencia predecible del conjunto del sistema (FV+baterías) en el punto de conexión de la subestación.
  • Regulación de frecuencia. El sistema ajusta la producción de potencia en función de las variaciones de frecuencia de la red.
  • Control de tensión. De acuerdo con la ganancia establecida, el sistema selecciona la potencia reactiva necesaria en el punto de conexión, dependiendo de la diferencia de tensión existente.

FuturENERGY Dic. 18 - Ene. 2019

eBick, sistema de almacenamiento energético con tecnología litio LFP de Cegasa | eBick, an energy storage system with lithium iron phosphate (LFP) technology from Cegasa

Los avances tecnológicos en el campo de las baterías permiten disponer de unos componentes cada vez más fiables y con mayor capacidad de carga. Atendiendo a las previsiones de los expertos se puede afirmar rotundamente que las baterías están deviniendo un reto estratégico para la economía española. El mismo nacimiento de AEPIBAL (Asociación Empresarial de Pilas, Baterías y Almacenamiento Energético), que surge por el interés de la industria española en promover activamente el sector de las pilas, baterías y almacenamiento energético en España, y hacerlo más competitivo a nivel nacional e internacional; confirma el gran momento que está viviendo el sector y las enormes perspectivas de futuro…Por Joaquín Chacón Guadalix, Presidente de AEPIBAL

La empresa Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB) y los representantes de la empresa Irizar e-mobility presentaron oficialmente el día 30 los 4 autobuses 100% eléctricos, 0 emisiones del modelo Irizar ie tram de 18 m de longitud en un evento que ha tenido lugar en el Edificio Fórum en Barcelona.

Estos autobuses entrarán en operación el próximo mes de diciembre en la línea H16 (Pg. Zona Franca – Fòrum / Campus Besòs) y se sumarán a los dos Irizar ie bus 100% eléctricos, cero emisiones de 12 metros que circulan desde el 2014 por la ciudad.

Estos vehículos, totalmente silenciosos y sin emisiones contaminantes incorporan la tecnología del Grupo Irizar en lo que a tracción eléctrica, electrónica, sistema de almacenamiento energético y comunicaciones se refiere.

Con atributos estéticos de tranvía, este vehículo dispone de 4 puertas con 36 butacas, 1 butaca conductor, 1 zona para silla de ruedas y 1 zona para cochecito, y tiene una capacidad total de 147 pasajeros. El autobús requiere de una carga de oportunidad que se realizará durante el recorrido en 4-5 minutos. Dispone de un pantógrafo que se despliega desde el techo del autobús y conecta con el poste de carga, interoperable. Además, necesitará también de una carga nocturna en cocheras.

Hector Olabegogeaskoetxea, Director de Irizar e-mobility señaló que “estamos muy orgullosos de poder presentar estos vehículos 4 años después de la puesta en circulación de los primeros autobuses eléctricos de Irizar en Barcelona. También son los primeros vehículos puestos en circulación del modelo Irizar ie tram”.

Los avances tecnológicos en el campo de las baterías permiten disponer de unos componentes cada vez más fiables y con mayor capacidad de carga. Atendiendo a las previsiones de los expertos se puede afirmar que las baterías están deviniendo un reto estratégico para la economía española. El mismo nacimiento de AEPIBAL (Asociación Empresarial de Pilas, Baterías y Almacenamiento Energético) confirma el gran momento que está viviendo el sector y las enormes perspectivas de futuro. Esta Asociación ha lanzado una nota de prensa, en la que recalca este reto al que se enfrenta la economía española.

Actualmente, las baterías más utilizadas son las de ion-litio debido a su elevada densidad de energía, potencia y ciclabilidad, y aunque estos sistemas han mejorado notablemente la capacidad de los acumuladores anteriores, generalmente de NiMH o níquel metal hidruro, sus prestaciones no parecen todavía suficientes para el desarrollo del vehículo eléctrico. Además, la mayoría de tecnologías de baterías presentan un coste muy elevado y es necesario que alcancen una mayor densidad de energía además de garantizar su seguridad. La prioridad, sin embargo, se encuentra en conseguir tecnologías de almacenamiento maduras y acelerar su transición a su comercialización en masa.

Con el objetivo de alcanzar una batería con mayor densidad de energía en electromovilidad, las baterías metal/aire (Zn/aire, Al/aire, Li/aire) se contemplan como una alternativa atractiva, debido a que este tipo de tecnologías presentan una densidad de energía teórica muy elevada. En cuanto al desarrollo de baterías de menor coste, se barajan las baterías basadas en otros elementos tales como el sodio en baterías Na-ion. Además de las tecnologías mencionadas, las baterías de Mg-ion y las orgánicas también han despertado mucha atención. En cuanto al aumento de la seguridad de las baterías se apuesta por las conocidas baterías sólidas, basadas en la sustitución del electrolito líquido de las baterías actuales por uno sólido.

Por otro lado y teniendo en cuenta el gran volumen de baterías que se consumen y se consumirán en un futuro cercano es necesario desarrollar procesos de producción de baterías sostenibles (materias primas, nuevas tecnologías…) y buscar una salida a la cantidad de baterías que acabarán como residuo en los próximos años. La acción se debe empezar por aumentar los volúmenes de materiales reciclados a utilizar engranados con una estructura de costes sólida al final de la cadena de valor, siendo para ello necesario la entrada activa de las empresas de reciclado y segunda vida en el desarrollo del negocio de las baterías, una gran oportunidad para las empresas puesto que está demostrado que gran parte de las baterías que dejan de ser eficientes para la función que han sido diseñadas pueden volver a ser eficientes para otro tipo de servicios.

De manera general, el reto dentro del campo de las baterías del futuro se encuentra en obtener una mayor densidad de energía y de potencia junto con una disminución significativa del coste de la batería mediante la reducción de la cantidad de material necesaria y el número de celdas necesarias para fabricar una pack de baterías que cumpla las especificaciones de las aplicaciones objeto. El voltaje de la celda también va a jugar un papel importante en el coste; celdas que posean un voltaje nominal menor de 2 V resultan en packs de baterías 75 % más caras. Por lo tanto, celdas con bajo voltaje deberán ser muy más baratas para que puedan resultar competitivas en coste a nivel de pack de baterías.

El auge de las baterías también se está traduciendo en un aumento de las inversiones en este sector. Hasta la fecha, gran parte del desarrollo en tecnología de baterías ha sido impulsado por el mercado de consumo y, recientemente, por las industria automovilística. Sin embargo, la evolución del mercado de la energía está aumentando rápidamente las necesidades de tecnologías de almacenamiento, es decir, el sector de la energía es probable que se convierta en un catalizador para la reducción de costes y el desarrollo tecnológico. La evolución del sector exige una mayor flexibilidad en la red, que las baterías pueden proporcionar. Por eso, la regulación local es decisiva para impulsar el despliegue del mercado de las baterías.

Así pues, la Comisión Europea anunció que el 24 de enero de 2019 se abrirá el plazo de presentación de Proyectos en HORIZONTE 2020 que tendrá fondos específicos para proyectos de baterías. Concretamente, 114 M€ para 2019 y 70 M€ planeados para 2020. En esta línea, desde el Parlamento Europeo, también
se lanzó un grupo de trabajo sobre almacenamiento energético, en el ámbito de Cambio Climático, Biodiversidad y Desarrollo Sostenible, el cual se centrará a trabajar en el plan de acción de las baterías. Y es que para Europa, la producción de baterías es un imperativo estratégico para la transición de energía limpia y la competitividad de su sector automotriz. Además, el objetivo de la “Nueva estrategia de política industrial” de la CE está basada en convertir a la UE en el líder mundial en innovación, digitalización y descarbonización.

No solo entidades institucionales se preocupan e invierten en este sector, el Grupo Banco Mundial (GBM), en el marco de la cumbre One Planet celebrada hace unas semanas, comprometió 1.000 M$ para un nuevo programa mundial destinado a acelerar las inversiones en el almacenamiento de energía en los países en desarrollo y de ingreso mediano. Se prevé que el programa ayudará a esos países a incrementar el uso de energías renovables —en particular, de energía solar y eólica—, mejorar la seguridad energética, aumentar la estabilidad de la red y ampliar el acceso a la electricidad.

Se espera que los 1.000 M$ del GBM permitan movilizar otros 4.000 M$ millones en condiciones concesionarias para actividades relacionadas con el clima e inversiones públicas y privadas. El programa apunta a financiar 17,5 GWh de almacenamiento en baterías para 2025, es decir, más del triple de los 4-5 GWh con los que cuentan actualmente todos los países en desarrollo.

Aunque cada vez se está avanzando más en este aspecto, y cabe decir que últimamente se ha acelerado la implicación pública, y también de actores privados, todavía queda mucho camino para recorrer y “desde AEPIBAL nos comprometemos con ser partícipes de lograr este reto“, concluye la nota de prensa.

Expoelectric cerró el domingo, 7 de octubre, las puertas de su 8ª edición, con una asistencia total de alrededor de 23.000 visitantes. Un año más, los ciudadanos han disfrutado de un ambiente familiar de un fin de semana lleno de actividades gratuitas, lúdicas y divulgativas, alrededor del vehículo de cero emisiones, en una edición que ha contado con récord de participación al reunir a cerca de 70 expositores relacionados con la movilidad eléctrica, un 15% más que en la anterior edición.

Además, el evento ha dado un paso más adelante en esta nueva edición y se ha convertido en la primera feria del sur de Europa que se ha abastecido energéticamente mediante el autoconsumo fotovoltaico al disponer de vehículos interconectados a la red (V2G). Un sistema que ha permitido interaccionar de forma bidireccional a los vehículos eléctricos con la red eléctrica. En este sentido, gran parte de la electricidad del evento ha sido suministrada por una anilla energética, que se ha alimentado de energía de origen renovable, generada localmente con placas fotovoltaicas, baterías de almacenamiento y las aportaciones energéticas procedentes de vehículos eléctricos. Las compañías que han hecho posible esta anilla energética en Expoelectric son FCC, Urbaser, Circutor, CITCEA-UPC, SMA i Volt-Tour.

Expotest y el Test & Drive, las actividades estrella entre el público que repiten éxito año tras año Un centenar de vehículos eléctricos e híbridos enchufables han circulado por las calles de Barcelona durante el sábado y el domingo, se han realizado 600 pruebas de coches y 400 pruebas de motos y bicicletas eléctricas. En este sentido, los visitantes han tenido la oportunidad de conocer y probar en el Expotest los últimos modelos de vehículos eléctricos e híbridos enchufables como los Nissan LEAF y eNV200, el Volkswagen e-Golf, los Renault Kangoo, Zoe y Twizy, los KIA Soul EV Chademo, Niro PHEV y Optima PHEV, el Jaguar I-PACE, el Land Rover Range Rover Sport PHEV y el BMW i3. Ibil es la compañía eléctrica que ha hecho de gestor de carga oficial en la edición de este año.

La cita ha contado, como en cada edición, de un circuito cerrado de pruebas especial para motocicletas y bicicletas eléctricas y de un circuito de tráfico abierto para las pruebas de coches, el Test & Drive, que este 2018 ha contado con la colaboración de LIVE, una iniciativa público-privada destinada al desarrollo de la movilidad sostenible en Barcelona y Catalunya a través de proyectos basados en la sostenibilidad, políticas estratégicas y de creación de red de conocimiento y difusión de información. LIVE ha impartido en su estand en Expoelectric el taller “Cargar tu vehículo en casa, limpio y fácil”, con la finalidad de dar respuesta a los visitantes a aquellas dudas que surjan en el momento de tramitar e instalar un enchufe para cargar el vehículo eléctrico en casa.

En palabras de Ramon Caus, director de Expoelectric: “Estamos muy satisfechos con esta 8ª edición de Expoelectric, no solo por haber superado la participación en el número de expositores, sino también por el reto tecnológico de abastecer energéticamente la parte expositiva practicando el autoconsumo a través de la anilla energética que hemos creado”. Y añade: “También hemos visto que el público visitante está año tras año más sensibilizado y más interesado en saber más sobre la movilidad eléctrica y todo lo que le rodea”.

Expoelectric, único en desarrollar iniciativas pioneras a nivel europeo

Expoelectric es pionero en desarrollar iniciativas únicas a nivel europeo que fomentan la eficiencia y el ahorro energético como la e-Casa, “el hogar eficiente enchufado al vehículo eléctrico”, promovida por el Instituto Catalán de Energía, con la colaboración de Webatt, Sud Energies Renovables y Nissan, que muestra a los ciudadanos como se abastece con la energía del sol y la que le proporcionan las baterías del vehículo eléctrico.

El e-Concierto, el concierto musical en directo que tiene lugar al mismo tiempo que circulan vehículos eléctricos alrededor, entre el escenario y el auditorio, y que ha contado un año más con el patrocinio de Seguros Catalana Occidente, es otra de las iniciativas pioneras a nivel europeo puesta en marcha por Expoelectric.

Todos los ciudadanos han podido participar en los e-Coloquios con sus opiniones y preguntas sobre el vehículo eléctrico y que un panel de expertos, moderado por Francesc Mauri, se ha encargado de resolver. Expoelectric también ha acercado la movilidad de cero emisiones a los más pequeños con los circuitos de motos eléctricas y de karts eléctricos, combinados con charlas sobre seguridad vial y juegos infantiles, para sensibilizar a los niños y niñas sobre la importancia de adquirir unos hábitos de consumo energético sostenibles y responsables en todos los ámbitos.

Las e-Jornadas se han incorporado en esta 8ª edición al abanico de actividades, el 4 y 5 de octubre

Expoelectric ha contado en esta nueva edición con las e-Jornadas, un espacio dirigido a los profesionales del sector con el objetivo de debatir sobre el presente y el futuro del vehículo eléctrico, con un programa de conferencias que se han celebrado recientemente en la Escuela Industrial (Diputación de Barcelona), y en la sede de ENGINYERS BCN.

Ampere Energy llevará a cabo el primer proyecto de innovación en materia de redes interconectadas de almacenamiento energético “Virtual Power Plant”, desarrollado en España, que se sitúa a la vanguardia tecnológica del sector del almacenamiento energético en nuestro país.

Esta iniciativa, denominada “Proyecto AMPERIA: Sistema Integrado de Virtual Power Plant con almacenamiento energético Inteligente”, cuenta con el apoyo del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) -que ha financiado 616.000 € del proyecto- y con la colaboración del Instituto Tecnológico de la Energía (ITE), la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) y la Universidad Jaume I (UJI) de Castellón.

El proyecto introduce una nueva forma de gestionar la energía a nivel agregado, aumentando la flexibilidad de los puntos de consumo mediante la utilización de sistemas de almacenamiento y gestión inteligente. En este entorno, el uso de las baterías no solo beneficia a los usuarios finales abaratando su factura eléctrica sino que ofrece beneficios al sistema eléctrico, a través servicios de regulación de la demanda.

El acto de presentación de AMPERIA ha sido inaugurado por la Directora General de Industria y Energía de la Generalitat Valenciana, Empar Martínez Bonafé; el Vicerrector de Innovación y Transferencia de la Universidad Politécnica de Valencia, José E. Capilla Romá; el Vicerrector de la Universidad Jaume I, Jesús Lancis Sáez; máximos representantes del Instituto Tecnológico de la Energía (ITE) y del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) y el Presidente de Ampere Energy y socio-cofundador Vicente López-Ibor Mayor.

La Directora General de Industria y Energía, María Empar Martínez, ha destacado durante su intervención que “el almacenamiento es un aspecto crítico para la transición energética y para el modelo de generación distribuida que promovemos desde la Generalitat. Ampere Energy está trabajando en algo que podría ser el origen de una nueva revolución industrial”.

VPP: el futuro de la generación eléctrica

Las Virtual Power Plant permiten un consumo inteligente de la energía en un entorno distribuido, optimizando el consumo eléctrico en el espacio y el tiempo. Consisten en un abanico de soluciones y aplicaciones técnicas que permiten gestionar la previsión de demanda y generación de energía, de forma que el usuario produce y consume su propia energía. Una de las herramientas que permitirán realizar esa gestión de la energía demandada y consumida son las baterías o sistemas de almacenamiento energético.

La futura aplicación del proyecto AMPERIA y la ampliación de servicios mediante VPP permitirán, entre otros beneficios, ahorros en la factura eléctrica mayores del 60%, y mayor flexibilidad en el sistema eléctrico. En este sentido, el presidente de Ampere Energy, Vicente López-Ibor, ha señalado que “Las VPP permitirán a los usuarios participar directamente en el mercado de la energía a través de la venta del excedente energético de sus baterías. Todo ello contribuirá a conseguir un mercado eléctrico flexible, maximizar el autoconsumo con energías renovables disminuyendo al mismo tiempo la huella de carbono”.

La Universidad Jaume I de Castellón aporta su experiencia al proyecto en el campo del envejecimiento o vida útil de las baterías y su uso para la regulación de la red eléctrica. Por su parte, la implicación de la Universidad Politécnica de Valencia se enmarca en el desarrollo de algoritmos de control predictivo para los EMS (Energy Management Systems) de los equipos de Ampere Energy, y el modelado y validación de estrategias de gestión de equipos para la Virtual Power Plant. El Instituto Tecnológico de la Energía (ITE) se involucrará en competencias vinculadas al desarrollo de nuevos modelos de predicción, la simulación de escenarios de casos de test para la validación y el apoyo en el desarrollo de un planificador óptimo para el control de la Virtual Power Plant.

El Proyecto AMPERIA, con una previsión de tres años de trabajo, constituye uno de los hitos más importantes en nuestro país en el camino hacia un necesario nuevo modelo energético, más eficiente y sostenible.

InnoEnergy lanza su convocatoria global para las startups de almacenamiento eléctrico. Quince de las startups energéticas más innovadoras y sostenibles recibirán un paquete personalizado de servicios de valor añadido, otorgando a la mejor un premio en efectivo de 100.000 euros.

Para dar apoyo a la European Battery Alliance (EBA), InnoEnergy espera atraer y apoyar startups con tecnología innovadora o modelos de negocio enfocados en almacenamiento eléctrico. De particular interés son las innovaciones de almacenamiento eléctrico para la aplicación en el transporte, red eléctrica, el almacenamiento energético distribuido y móvil, o para proporcionar mejoras de eficiencia energética y reducciones de emisiones.

Las startups seleccionadas participarán en uno de los programas de aceleración de InnoEnergy, el Highway™ o Boostway™, con servicios personalizados de apoyo, capacitación, servicios y financiamiento. El Highway™ enfoca su apoyo en startups en su etapa inicial de lanzamiento al mercado, mientras que el programa Boostway™ apoya a scale‐ups empresas más maduras y en fase de crecimiento en la expansión de sus negocios.

Lanzado en 2017, la EBA busca crear una cadena de valor competitiva y sostenible para la fabricación de celdas de baterías en Europa. InnoEnergy está trabajando con más de 120 actores en esta iniciativa para lograr este objetivo y ayudar al desarrollo de un nuevo mercado con valor de 250 mil millones de euros para el año 2025.

Elena Bou, directora de innovación de InnoEnergy, dice: “Al actuar como un socio de confianza, estamos aquí para ofrecer a las empresas el empuje que necesitan para alcanzar la comercialización. A través de nuestro ecosistema único, ofrecemos a las startups acceso a todo lo que necesitan para lograr el éxito comercial de sus innovaciones”.

Los participantes exitosos tendrán acceso a una red de más de 385 socios, incluidos business angels especializados, la comunidad europea de fondos de inversión de InnoEnergy, así como organismos de financiación pública. Además de asesoría y tutoría, las startups tendrán un asiento de primera fila en principales eventos energéticos europeos, incluido The Business ooster – el evento anual de InnoEnergy donde las empresas de toda la cadena de valor energética conocen a startups e innovaciones bajo un mismo techo.

Bo Normark, CTO de InnoEnergy para el almacenamiento energético, agrega: “Europa necesita soluciones de almacenamiento eléctrico innovadoras para apoyar la descarbonización del transporte y el calor a través de la electrificación. Nuestra meta es encontrar negocios con conceptos, productos y soluciones innovadoras con el potencial de ser parte de la cadena de valor de fabricación sostenible de células de baterías “.

La convocatoria de startups estará abierta hasta el 30 de octubre de 2018. El proceso de aplicación consta de cinco fases: una aplicación inicial, una evaluación interna, un pitch en formato vídeo de cinco minutos y una evaluación externa de expertos. Luego de esta etapa, los 30 solicitantes preseleccionados presentarán su idea a dos jurados paralelos, y se seleccionarán 15 ganadores. En el evento de celebración de febrero de 2019, se le otorgará al ganador un premio de 100.000 euros.

Los solicitantes serán evaluados según los siguientes criterios:

• Innovación de la idea de negocio
• Propuesta de valor
• Tamaño del mercado potencial
• Escalabilidad del producto o servicio
• Equipo fundador y estructura de propiedad
• Ventaja competitiva
• Impacto potencial
• Capacidad de aprovechamiento en InnoEnergy como socio

Saft Baterías ha hecho entregada de una cámara climática al Instituto IMDEA Energía a través de un acuerdo de comodato para colaborar en la obtención de resultados científicos y tecnológicos de alto nivel que contribuyan al desarrollo de baterías, supercondensadores y otros sistemas de almacenamiento energético.

El Instituto IMDEA Energía es una Fundación sin ánimo de lucro del sector público cuya finalidad principal consiste en la realización de actividades de I+D+i en el ámbito de las tecnologías energéticas sostenibles. Investiga sobre la producción de combustibles sostenibles (hidrógeno y biocombustibles), el aprovechamiento de la energía solar, el almacenamiento de energía mediante sistemas electroquímicos, térmicos y termoquímicos, los sistemas energéticos de elevada eficiencia, los sistemas de potencia y gestión de la demanda, la valorización de emisiones de CO2 y el análisis y evaluación de sistemas energéticos.

La cámara climática de Saft Baterías, marca Ineltec modelo CM-4800 de 4 kW de potencia, ayudará al Instituto IMDEA Energía a reproducir condiciones controladas de temperatura y humedad en su interior para la realización de estudios o ensayos y verificar el comportamiento y la calidad de productos y materiales expuestos a dichas condiciones climáticas.

Este tipo de cámara climática se pueden aplicar en todos los sectores para evaluar el comportamiento de materiales, componentes y equipos en las condiciones climáticas donde serán utilizados habitualmente o someterlos a condiciones climáticas extremas o adversas que puedan alterar sus prestaciones, fiabilidad, comportamiento o integridad física y estructural.

Por su gran volumen útil y su fácil accesibilidad la cámara climática que SAFT pone a disposición del Instituto IMDEA Energía, es ideal para ensayar baterías de gran tamaño o conjuntos de baterías con sus equipos auxiliares. También permitirá ensayar un gran número de celdas individuales al mismo tiempo, ya que puede contener no solo las celdas sino los cicladores. En resumen, se trata de un equipo que aumentará considerablemente las capacidades de ensayo y la oferta de servicios tecnológicos del Laboratorio de Ensayos de Dispositivos Electroquímicos (EDTL)”, comenta Jesús Palma, responsable de la Unidad de Procesos Electroquímicos del Instituto IMDEA Energía

Estamos muy orgullosos de promover esta colaboración a la investigación, ayudando al Instituto IMDEA Energía en su misión de convertirse en una institución de referencia a nivel internacional en temas relacionados con la energía. El I+D es la piedra angular de la estrategia de SAFT que nos has permitido celebrar este año una historia que cumple 100 años”, comenta Ignacio Quiles Director General de Saft Baterías

A medida que la rápida adopción de los vehículos eléctricos reduce los precios de las baterías, se están poniendo en marcha rápidamente nuevas instalaciones de almacenamiento de energía. En el nuevo informe Embracing the Next Energy Revolution: Electricity Storage, Bain & Company estima que los sistemas de almacenamiento energético a gran escala podrían ser competitivos en costes con las plantas de recorte de picos en 2025. Esta revolución tendrá importantes implicaciones en toda la cadena de valor de la electricidad. Sin embargo, Bain & Company considera que el almacenamiento de energía a gran escala requerirá de nuevos modelos de negocio, que puedan crear valor añadido de múltiples formas, también conocido como “acumulación de valor”.

Las características distintas de los sistemas de almacenamiento en baterías –parte generadora, cableado y parte de servicios auxiliares- hacen que sean revolucionarios. Por tanto, es necesario considerar una oferta integrada tanto por parte de las empresas energéticas como de los organismos reguladores, que, de lo contrario, tenderían a regularizar este negocio por separado. El almacenamiento está bien posicionado para convertirse en una herramienta integral para las compañías energéticas, para la gestión de picos de carga y la regulación de tensión y frecuencia, garantizando la fiabilidad de las renovables y creando un sistema de transmisión y distribución más flexible. Para los clientes de estas empresas, el almacenamiento puede ser una herramienta para reducir los costes relacionados con los picos de demanda de energía y ayudar a cumplir los objetivos de sostenibilidad asegurando un flujo fiable de electricidad procedente de la generación renovable distribuida, a saber, la energía solar.

Las empresas proveedoras de electricidad pueden utilizar las baterías para almacenar electricidad durante los periodos de baja demanda y, así, aprovechar la energía almacenada para reducir los picos en periodos de alta demanda. Los usuarios pueden hacer lo mismo para compensar las tarifas de electricidad” señala Julian Critchlow, responsable de la práctica de Utilities de Bain. “Pero hasta que bajen los costes, las compañías líderes en almacenamiento de energía necesitarán explorar formas de acumular valor en recorte de picos de demanda

Bain sugiere que las empresas energéticas ajusten sus modelos operativos para aprovechar las oportunidades que ofrece el almacenamiento y otras tecnologías para el sistema eléctrico. Por ejemplo, a medida que el almacenamiento de energía nivela los picos de máxima demanda y la curva de carga, las compañías proveedoras de electricidad pueden renunciar a algunas inversiones en capacidad pico y diferir las inversiones en infraestructuras de transmisión y distribución. De esta forma, el almacenamiento no solo se convierte en una herramienta para satisfacer las necesidades del sistema, sino que también puede reducir los costes acabando con los excesos innecesarios del mismo.

Los nuevos modelos de negocio relacionados con “la acumulación de valor” pueden traer consigo oportunidades adicionales. Para aprovecharlas al máximo, las compañías energéticas tienen que pensar cómo pueden asociarse con clientes comerciales e industriales:

• Un gran cliente comercial que gestiona una flota de vehículos eléctricos, para mejorar la eficiencia, puede instalar un conjunto de grandes baterías en un garaje, donde los vehículos se cargan por la noche mientras están aparcados. Este recurso de almacenamiento de electricidad puede estar disponible para las empresas de servicios públicos cuando los vehículos estén completamente cargados o en la carretera.
• Del mismo modo, una compañía con un gran centro de datos puede invertir en un sistema de almacenamiento en baterías para asegurarse un suministro eléctrico fiable, y puede permitir que las empresas eléctricas hagan uso de ello mientras que el centro de datos no lo utilice. Acuerdos como este requieren nuevos cambios por parte de las empresas energéticas ya que no están acostumbradas a gestionar este tipo de negociaciones.

Un aspecto fundamental es mejorar las capacidades informáticas de las eléctricas, principalmente las técnicas avanzadas de análisis de datos. Cada vez más, los clientes y reguladores demandarán a estas empresas una mayor visibilidad de la oferta, demanda y de los parámetros de tensión y frecuencia.

Sin embargo, el almacenamiento de energía también presenta desafíos y complejidades, tales como la integración en planes estratégicos, decisiones de inversión o las prioridades regulatorias. Aunque estén verticalmente integradas y reguladas, las empresas de trasmisión y distribución deben tener la mejor visión integrada sobre las necesidades de almacenamiento, a los organismos reguladores les preocupa que las empresas de servicios públicos puedan dominar o modificar el mercado.

A medida que los costes de almacenamiento continúen disminuyendo, los nuevos modelos de negocio que integren una amplia gama de flujos de valor desplegarán todo su potencial”, comenta Aaron Denman, socio de la práctica de Utilities de Bain. “El almacenamiento energético tiene el suficiente potencial para transformar la totalidad de la cadena de valor de la electricidad, pero para beneficiarse de las oportunidades que tienen a su alcance, los ejecutivos de las empresas energéticas tienen que actuar de forma rápida y agresiva”.

Para que los ejecutivos de estas empresas evalúen las oportunidades del almacenamiento de energía, el primer paso es definir qué papel juegan el almacenamiento energético y los servicios relacionados en el plan estratégico. Los ejecutivos también deben continuar ajustando sus entornos normativos, incluyendo incentivos basados en el rendimiento que fomentan el desarrollo del almacenamiento para mejorar su fiabilidad, resistencia y seguridad y reducir al mismo tiempo los costes del sistema.

COMEVAL