Tags Posts tagged with "biomasa"

biomasa

Javier Díaz, presidente de AVEBIOM

Las casi 300.000 instalaciones de calefacción con biomasa tecnificada existentes en España evitaron la emisión de 4.157.319 T de CO2 en 2018, según datos del Observatorio de la Biomasa de la Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa (Avebiom), que ha presentado hoy el informe correspondiente al cierre del ejercicio pasado, coincidiendo con la celebración del Día Mundial del Medio Ambiente.

 

El Observatorio de la Biomasa de Avebiom hace un seguimiento de la evolución de las estufas y calderas de biomasa que se instalan anualmente en España desde 2009. Los datos que ofrece no incluyen la actividad de los equipos tradicionales alimentados por leña, como son las antiguas estufas, barbacoas y otros de menor eficiencia.

EXPOBIOMASA 2019
Con motivo de los diez años de actividad del Observatorio de la Biomasa en España, Avebiom presentará un informe sobre la evolución del sector y su contribución a la lucha contra la emisión de gases de efecto invernadero procedentes del uso de combustibles fósiles, como el gasóleo o el gas natural, que afectan negativamente al cambio climático. La presentación realizará en el marco de Expobiomasa 2019, cuya duodécima edición tendrá lugar del 24 al 26 de septiembre próximo en la Feria de Valladolid.

Este año participarán en el certamen 500 firmas expositoras procedentes de 30 países, dedicadas a la fabricación de maquinaria forestal, reciclaje de madera, fábricas de pellets, fabricantes de calderas industriales, equipos de cogeneración energética (calor y electricidad), la industria auxiliar, así como las firmas líderes de calderas y estufas de uso doméstico.

Equivalente al 11,5% los coches de España

La mayor parte de las más de 4,1 MT de CO2 no emitidas en 2018 corresponden a las modernas calderas y equipos de uso industrial o comunitario (3,6 MT), mientras que las estufas y calderas de uso residencial evitaron la emisión de algo más de medio millón de toneladas de CO2.

La cifra total de toneladas de CO2 es equivalente a la teórica retirada de la circulación de alrededor de 2,8 M de turismos; es decir, similar a la contaminación producida por el 11,5% de los que circulan en España.

El uso de biomasa térmica por parte de las 300.000 modernas estufas y calderas que funcionaban a finales de 2018, un 22% más que el ejercicio anterior, ha permitido evitar la importación de un equivalente a 1.570 ML de gasóleo.

El sector de la biomasa tecnológicamente más avanzado generó en 2018 un negocio de 870 M€, casi un 2% más que el ejercicio anterior, y emplea a 9.600 personas, un 11% más.

La planta de biomasa de Curtis Teixeiro, uno de los proyectos de energía renovable más importantes de Europa, entra en su recta final con el 80% de las tareas de construcción finalizadas. Greenalia ha invertido ya 100 M€ sobre un total de 135 previstos. La finalización de las obras está prevista para septiembre de este año.

 

Las estructuras de todos los edificios que componen el proyecto ya están finalizadas: taller, almacén, edificio eléctrico, edificio de generación, trituradora, silo de almacenamiento, así como la caldera, filtros y chimenea. Las tareas de construcción están siendo desarrolladas por un consorcio formado por Acciona Industrial e Imasa Ingeniería y Proyectos.

La planta de biomasa de Curtis Teixeiro se levanta sobre una parcela de 103.000 m2 y tendrá una capacidad de 50 MW en plena actividad, energía equivalente para abastecer a una población de más de 250.000 habitantes. Una vez finalizada, se convertirá en la segunda más grande de España y la primera en innovación tecnología. Su puesta en funcionamiento permitirá generar 324 GWH y tendrá capacidad para tratar 500.000 T de restos de corta forestal al año. Estos residuos serán suministrados por la filial del grupo Greenalia Forest que los recogerá en bosques certificados por los sistemas FSC o PEFC situados en un radio de 100 km alrededor de las instalaciones.

La planta incorpora las últimas novedades tecnológicas aplicadas a infraestructuras de biomasa para generación eléctrica, cumpliendo con la más restrictiva normativa europea. Se trata de unas instalaciones altamente eficientes en cuanto a generación y con un nivel reducido de emisiones de CO2 a la atmósfera. Es una planta de refrigeración seca, lo que supone que apenas consume agua y no producen vertidos. Se prevé que la planta entre en actividad en el primer trimestre de 2020.

Greenalia estima obtener unos ingresos recurrentes de más de 910 M€ a lo largo de 25 años por la venta de energía eléctrica a los que habría que añadir 295 M€ por el suministro de biomasa forestal para Greenalia Forest.

Durante el proceso de construcción y hasta su puesta en marcha, la planta está generando más de 1.000 puestos de trabajo entre empleos directos e indirectos, de los cuales, unos 100 se mantendrán como fijos una vez iniciada la actividad, 35 en la planta y el resto en la actividad de recogida de la biomasa.

La planta de biomasa de Curtis Teixeiro ha sido el primer proyecto de biomasa financiado, desde sus inicios, mediante la modalidad de Project Financey permitió a Greenalia convertirse en la primera pyme en emitir un bono verde en Europa. Su financiación obtuvo la máxima calificación (E1) como préstamo verde, por la agencia de evaluación Standard&Poor’s.

Bosch será climáticamente neutral a partir del próximo año, siendo la primera empresa en alcanzar este objetivo. En su apuesta por alcanzar rápidamente la neutralidad en emisiones de carbono, Bosch comprará más electricidad verde a corto plazo y equilibrará las inevitables emisiones de CO2 con compensaciones de carbono. Hasta 2030, la compañía aumentará gradualmente la proporción de energía renovable que genera y compra, e invertirá mil millones de euros para impulsar la eficiencia energética de sus localizaciones.

 

Una vez que alcance la neutralidad climática, ya no afectará negativamente a la concentración de dióxido de carbono en la atmósfera. Por lo tanto, la compañía está haciendo una importante contribución al acuerdo climático de París, ratificado en 2015, y que exige que el calentamiento global se mantenga por debajo de los dos grados centígrados respecto de los niveles preindustriales.

Una selección de proyectos ejemplares de Bosch:

La planta de Feuerbach: eficiencia energética gracias a personas y maquinaria
Creada en 1909, ha modernizado de manera constante y sistemática sus instalaciones para contribuir a la eficiencia energética general de la compañía. Gracias a sesiones que forman y conciencian a su plantilla, sus necesidades de energía han bajado más del 50% en comparación con 2007 y sus emisiones de carbono, en relación con la creación de valor, se han reducido un 47%.

Datos decisivos para conservar energía en Homburg
En el estado alemán de Saarland, está cada vez más cerca de una planta de autoaprendizaje que ahorra energía. Ha ahorrado al mundo alrededor de 5.000 toneladas métricas de dióxido de carbono en los últimos dos años y más de 23.000 toneladas desde 2007.

Techos verdes, sistemas fotovoltaicos y neutralidad de carbono en Renningen

En Renningen, es neutral en carbono desde enero de 2019. Las compensaciones de carbono equilibran completamente la huella de carbono del gas natural quemado por su sistema de calefacción. La planta compra electricidad verde para cubrir sus necesidades de energía.

Calefacción sostenible en Rodez

Reducir la huella de carbono de la planta: eso fue lo que se propuso hacer el equipo de Rodez, en Francia, cuando comenzó a hacer planes en 2009. La localización dispone, desde 2013, de una central térmica de biomasa en funcionamiento que quema las astillas de madera obtenidas de recursos forestales locales certificados y sostenibles.

Reducción de la huella de carbono con energía propia en Bidadi y Nashik, India

Bosch India está persiguiendo la neutralidad del carbono aprovechando fuentes de energía naturales disponibles localmente. Impulsado por la idea de suministrar a la localización energía completamente renovable durante el día, el equipo del emplazamiento de Nashik comenzó a instalar sus primeros sistemas fotovoltaicos en 2015.

Las renovables como principal fuente de energía para Bosch en México
México ha renovado su política energética. La reforma energética exige que el país obtenga, para 2024, el 35 por ciento de la electricidad mediante combustibles no fósiles. Con muchas horas de sol al año y regiones con fuertes vientos, la geografía y el clima mexicano respaldarían este objetivo, proporcionando una base sólida para el cambio, junto con el apoyo comprometido del gobierno y las empresas. Bosch México pudo ahorrar 56.000 toneladas métricas de CO2 en 2018, al cambiar a energías predominantemente renovables.

Finlandia será el país protagonista de la próxima edición de Expobiomasa 2019, una feria internacional muy importante del sector de la biomasa en Europa, organizada por la Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa (Avebiom), que tendrá lugar los días 24, 25 y 26 de septiembre en recinto ferial de Valladolid.

Con este motivo, Expobiomasa será la sede del II Seminario Hispano-Finlandés de Biomasa, que se celebrará el día 25 de septiembre, en el que empresas de ambos países presentarán la tecnología más innovadora y expondrán los modelos de negocio que se implementan, con especial atención al aprovechamiento, las técnicas de control de calidad, el uso de astillas para uso térmico, así como la eficiente gestión y tecnología en ‘district heating’ (redes de calor) con biomasa.

Finlandia, un país en el que la bioenergía representa el 35% de la energía consumida, cuenta con una dilatada tradición en el uso de la biomasa con fines energéticos. A principios de los años 90 inició el desarrollo del modelo de negocio de calefacción con biomasa gestionado por empresas de servicios energéticos (ESE) y en la actualidad cuenta con más de 620 instalaciones. La mitad de la población finlandesa está conectada con este modelo de instalación, que cuenta con más 15.000 kilómetros de redes de conducciones de agua caliente.

0 28

Andalucía lidera el proyecto europeo BIOMASSTEP, cofinanciado por la Comisión Europea a través del programa de cooperación transfronteriza Interreg-Poctep, para desarrollar una nueva metodología que posibilite a las empresas del sector de la bioenergía la evaluación in situ de la calidad de la biomasa para uso energético entre las regiones de Algarve y Andalucía. Garantizar el uso de biomasa de calidad es un aspecto fundamental para la consolidación del sector, ya que es un factor imprescindible para obtener un buen rendimiento en el equipo que se utilice, así como para asegurar la buena calidad del aire, aspectos ambos en los que la Comunidad Autónoma andaluza lleva años trabajando.

Junto a la Agencia Andaluza de la Energía, integran este proyecto la Universidad de Córdoba (coordinadores), Corporación Tecnológica de Andalucía (CTA); Prodetur (Diputación de Sevilla); la Asociación de Empresas de Energías Renovables (APPA Renovables), AREANATejo – Agência Regional de Energia e Ambiente do Alentejo; AREAL – Agência Regional de Energia e Ambiente do Algarve; LNEG – Laboratório Nacional de Energia e Geologia de Portugal y la Universidad de Évora.

La Diputación de Sevilla ha sido el lugar elegido para celebrar la jornada de presentación de BIOMASSTEP, cuya inauguración ha corrido a cargo María del Mar Delgado Serrano, delegada del Rector para la Proyección Internacional de la Universidad de Córdoba; Antonio Conde Sánchez, vicepresidente de Prodetur, y Jorge Jiménez Luna, director gerente de la Agencia Andaluza de la Energía.

Para Jiménez Luna, la participación de nuestra región en este proyecto era fundamental, ya que “es una gran innovación que una empresa comercializadora o distribuidora de biomasa, e incluso un gran consumidor, pueda disponer de un equipo que determine, casi de manera inmediata, la calidad de la biomasa que vende o compra, lo que, sumado a los indispensables procesos de certificación, va a proporcionar una gran transparencia y seguridad al sector”.

Antonio Conde, por su parte, hizo hincapié en la “gran apuesta de futuro tecnológico y empresarial” que supone BIOMASSTEP, toda vez que “pretende ser un instrumento para la mejora del tejido productivo, con todo lo que ello puede reportar a la creación de empleo y a un aprovechamiento más adecuado de los recursos naturales autóctonos”.

Precisamente, sobre la generación de riqueza a partir de la biomasa y sobre el balance socioeconómico de las biomasas en España ha hablado Paloma Pérez, de la Asociación de Empresas de Energías Renovables (APPA Renovables). La consultora de Desarrollo de Negocio de CTA, María García, ha explicado por su parte cómo se realizará la transferencia de resultados del proyecto a las empresas del sector.

Tecnología NIRS y Plataforma Interregional

La determinación inmediata de la calidad de la biomasa se conseguirá gracias a una herramienta basada en tecnología NIRS, que ya es usada con éxito en otros ámbitos del sector agroalimentario y que permite obtener en pocos minutos lo que por métodos tradicionales se tardarían días. Si bien el mercado tiende cada vez más al uso de combustibles estandarizados y certificados, el hecho es que no toda la biomasa comercializada cuenta con certificado de calidad que garantice las características deseables desde un punto de vista energético como son su humedad, poderes caloríficos, contenido en cenizas, etc.
En el marco del proyecto, que cuenta con un presupuesto superior a los 600.000 euros y dos años y medio de duración, también se va a crear una Plataforma Interregional de la Biomasa entre Andalucía y Portugal que, a modo de red transfronteriza entre empresas del sector, centros de investigación, universidades, administraciones públicas y empresas, fomentará la implantación y transferencia de la tecnología creada por el proyecto y el uso de la biomasa de calidad.

Los equipos de instalaciones de uso industrial o de gran potencia están provistos de elementos para el control de partículas, pero los equipos domésticos no suelen tenerlos. La importancia del proyecto BIOMASSTEP radica en el control que va a permitir de ese aspecto, ya que, ante el aumento del uso de biomasa para el ámbito residencial, una mejor calidad de la biomasa reduce las partículas contaminantes derivadas de su combustión.

Andalucía, líder en biomasa térmica y eléctrica

En un marco energético como el de Andalucía, en el que se prima la sostenibilidad, la diversificación, la descarbonización y alcanzar un elevado grado de autoabastecimiento, el uso de la biomasa como combustible para la generación energética es fundamental.

Así, Andalucía ocupa la primera posición nacional en consumo de biomasa para generación de energía térmica, con 664.960 tep en 2017, lo que supuso un aporte del 8,5% de la energía primaria para usos térmicos en Andalucía.

En cuanto a potencia eléctrica instalada la región también lidera este sector al contar con una potencia total instalada de 227,98 MW en 16 centrales de generación eléctrica con biomasa y cogeneraciones con biomasa. Así mismo, tiene 20 plantas de biogás que aportan 31,53 MW. De ellas, 12 están conectadas a red, con una potencia de 24,88 MW, mientras que el resto (6,65 MW) generan electricidad para autoconsumo aislado.

La empresa soriana Rebi ha solicitado el procedimiento de licitación de una parcela municipal en el ayuntamiento de Alcorcón para construir su sexta Red de Calor de distribución de energía térmica de biomasa para abastecer de calor y agua caliente sanitaria a más de 16.000 viviendas y más de un centenar de edificios públicos. El pasado jueves 7 de marzo el consejero delegado del Grupo Amatex-Rebi, Alberto Gómez Arenas, registró el proyecto en el consistorio, “llevamos desde febrero de 2017 trabajando con la Oficina de Inversor del Ayuntamiento de Alcorcón con muy buena acogida, por lo que ahora solo nos falta mantenernos a la espera del procedimiento abierto y del resultado de la declaración de impacto ambiental por parte de la Comunidad de Madrid”, explica Gómez Arenas.

Se plantea la incorporación de 36 MW de potencia térmica instalada en la central de nueva construcción, con tres calderas de biomasa de 12 MW cada una y un depósito de inercia de 10.000 m3 de agua y 238 MWh. La instalación tendrá capacidad para producir 150 GWh de energía térmica. Se trata de un proyecto que contempla 32 km de red en constante evolución bajo las calles de Alcorcón compuesta de tubos preaislados en doble dirección que trasportan la energía térmica a través de agua caliente a 90 ºC en su interior. Para la combustión de las calderas serán necesarias 37.500 t de biomasa en forma de astilla.

Los edificios conectados, en caso de conseguir la adjudicación de la parcela, dejarán de emitir 38.000 toneladas de CO2 a la atmósfera y los clientes de la Red podrán disfrutar de un ahorro económico de en torno a un 15%. La previsión de arranque de la infraestructura se sitúa a finales de 2020 o principios del año 2021, siempre y cuando la adjudicación del terreno y las licencias se resuelvan a favor de Rebi.

La pretensión del proyecto es extender la red de calefacción centralizada a lo largo de las zonas del parque de Lisboa, avenida Cantarranas, avenida de Lisboa y su alrededores, así como el parque Ondarreta.

0 10

La Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa (Avebiom) y la Fundación Circe participan en el proyecto europeo AgroBioHeat, cuyo objetivo es promover la expansión del uso térmico de la agrobiomasa (paja, podas agrícolas, hueso de aceituna, cáscara de almendra o cultivos energéticos, entre otros) en la Unión Europea. Un consorcio formado por 13 socios de nueve países participan en esta iniciativa que acaba de arrancar con una primera reunión en Tesalónica (Grecia).

Avebiom y Circe afrontan el objetivo de dar un cambio al paradigma actual, en el que un recurso con tan alto potencial como la agrobiomasa es sin embargo muy poco utilizado. El proyecto AgroBioHeat pretende, en este sentido, impulsar acciones en las que se puedan involucrar los propios instaladores de biomasa, fabricantes de calderas, agroindustrias, asociaciones y ayuntamientos, entre otras instituciones. Para ello, Avebiom y Circe identificarán, acompañarán y asesorarán a empresas y entidades en el desarrollo de dos proyectos concretos en España.

Localizar iniciativas

Avebiom tiene la responsabilidad de localizar iniciativas de interés en nuestro país e intentar que salgan adelante para promover el uso de la agrobiomasa. Todo ello en colaboración con Circe, que tiene mucha experiencia en este tipo de proyectos de agrobiomasa”, apunta el responsable del proyecto por parte de la Asociación, Pablo Rodero. “Les acompañaremos hasta el final del proyecto y se les ayudará a vencer barreras y solucionar dudas técnicas que les puedan surgir”, agregó.

Daniel García, investigador de la Fundación Circe, explica que AgroBioHeat tiene múltiples líneas de acción. “Hay que promocionar las tecnologías capaces de usar agrobiomasa con garantías en ferias y otros eventos, tenemos que acercar a los potenciales promotores a las instalaciones que ya están en marcha y tenemos que intentar convencer a la opinión pública de que esta biomasa puede ser utilizada de una manera tan segura y respetuosa con el medio ambiente como la biomasa forestal”, argumenta.

Ambos coinciden en señalar cómo el proyecto pretende actuar sobre una inminente amenaza que podría limitar el uso de la agrobiomasa. Según apuntan, el actual Reglamento de Ecodiseño, que entrará en vigor en enero de 2020, impone unos límites muy estrictos de emisiones a las calderas de pellets y astilla de madera de menos de 500kW. Y se prevé que durante 2021, en la revisión del Reglamento de Ecodiseño, se extiendan los límites a otros tipos de biomasa.

AgroBioHeat pretende actuar en este sentido, facilitando al comité encargado de redactar la revisión de los límites factibles de emisiones con distintos tipos de agrobiomasa, a fin de que la regulación no ponga fin al desarrollo de la generación de calor con biomasas agrícolas.

Avebiom y Circe realizarán una selección de tecnologías e instalaciones que se utilizará como test y para las mediciones, así como de las nuevas iniciativas con agrobiomasa que se quieren impulsar. Serán dos en España, si bien otros socios impulsarán hasta un total de otras seis iniciativas más en Grecia, Croacia, Rumania, Francia y Ucrania.

Las actividades del proyecto, financiadas por el Programa Europeo Horizon 2020 (acuerdo 818369), han arrancado el 1 de enero y tendrán una duración de tres años.

0 2

El 85% del pellet fabricado en España está certificado con el sello de calidad ENplus®, según ha informado hoy la Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa, Avebiom, que gestiona esta certificación desde su implantación en 2011.

Desde 2011 a 2018 se han emitido en España un total de 52 certificados ENplus® con alcance de producción y 26 con alcance de comercialización, lo que sitúa a España entre los países con más empresas certificadas de Europa, junto a Alemania, Austria e Italia. Aunque si se contabilizan únicamente las empresas productoras, España ocupa el segundo puesto europeo, solo por detrás de Alemania.

El pellet es el tipo de biocombustible fabricado con biomasa que ha irrumpido con más fuerza en el mercado nacional durante los últimos siete años, con un crecimiento por encima del 170%, al pasar de las 250.000 toneladas fabricadas en 2012 a las 684.000 de 2018, según las estimaciones de Avebiom.

Sin embargo, en términos de consumo el crecimiento ha sido sensiblemente mayor (por encima del 240%), ya que la estimación de ventas en 2018 asciende a casi 600.000 toneladas, frente a las 175.000 de 2012.

Por comunidades autónomas, en las que ubican las fábricas con un mayor volumen de producción de pellet son: Galicia, donde el 97% del total producido cuenta con el sello ENplus®; Andalucía (96%), Castilla y León (92%) y Cataluña (91%).

En otras comunidades con volúmenes de fabricación de pellet más modestos, como Asturias, La Rioja y Cantabria, prácticamente el 100% del total producido cuenta con la certificación ENplus®.

Control de calidad adicional

El presidente de Avebiom, Javier Díaz, ha destacado “el avance tan importante que se ha registrado en España, desde el punto de vista de la calidad del pellet”, valorando de forma muy destacada “la total implicación” de los fabricantes, que incluso “propusieron a Avebiom implantar en 2013 controles más exhaustivos, en lo que han sido pioneros”. Se trata, dijo, “de un sistema de vigilancia adicional a los establecidos en el manual de certificación, que implica la realización de dos auditorías aleatorias no programadas, una en planta y otra en un punto de venta”.

Según ha informado el responsable de la certificación ENplus® en Avebiom, Pablo Rodero, esta medida adicional “ha elevado a 300 el número total de los análisis realizados entre las empresas productoras y comercializadoras desde 2012, sin que hasta el momento se hayan detectado desviaciones graves, salvo un caso que ha supuesto la retirada del sello de calidad y otros cinco en los que se procedió a la suspensión temporal del mismo hasta la corrección de las deficiencias, de acuerdo con los resultados de la auditoría extraordinaria realizada a tal efecto”.

Esta iniciativa, añadió Rodero, que “financian los propios productores y que coordina Avebiom, ha sido muy bien acogida en las asambleas generales del European Pellet Council, que estudia la posibilidad de incorporarla al manual de certificación en una próxima actualización del mismo”.

Avebiom cuenta con la licencia de ENplus® y posee los derechos de la marca en España, cuya entidad certificadora es Aenor.

0 6

El apoyo a la electricidad generada a partir de biomasa sólida es el estímulo más importante para el desarrollo del mercado de las centrales eléctricas de biomasa. Mientras que los esquemas de subsidios a la biomasa han experimentado recientemente modificaciones positivas en Europa, los países asiáticos están reduciendo este tipo de apoyo por primera vez. Este es uno de los resultados de un nuevo análisis de mercado realizado por ecoprog.

En 2018, el número de centrales eléctricas de biomasa aumentó nuevamente en unas 300 instalaciones. Hoy en día, hay alrededor de 3.800 plantas de biomasa con una potencia instalada de alrededor de 60 GW.

Los subsidios para las energías renovables son el factor más importante que impulsa el mercado de las plantas de biomasa, especialmente en Europa. Los mercados en América del Sur y del Norte, así como en muchos países asiáticos, están estimulados más bien por la disponibilidad de combustible; sin embargo, los subsidios a las renovables son también un factor importante para el desarrollo de nuevas capacidades en estos países.

Algunos de los esquemas europeos de apoyo a la biomasa tienen más de 20 años. Por lo tanto, muchos de estos sistemas se han reducido y se han orientado más bien hacia mecanismos competitivos en los últimos años.

En el último año, esta tendencia se desaceleró en cierta medida. Polonia, por ejemplo, organizó subastas de biomasa por primera vez en 2018, después de que la introducción hubiera sido esperada durante muchos años. Sin embargo, estas subastas tuvieron un éxito muy limitado: solo un proyecto fue aprobado para subsidios. Esto se debe a que participaron solo unos pocos desarrolladores de proyectos. A finales de 2018, Finlandia también introdujo un sistema de subastas que podría beneficiar la generación de electricidad a partir de biomasa. Irlanda aprobó un esquema de subastas, que debería aumentar la implantación de energías renovables (incluida la biomasa) hasta 2025.

Fuera de Europa, la cantidad de países que recortaron los subsidios a la biomasa aumentó por primera vez en 2018. Tailandia, por ejemplo, redujo drásticamente la tarifa de alimentación para la electricidad a partir de biomasa, de aproximadamente 14,2 cent€/kWh a 6,30 cent€/kWh. Además, Japón redujo los subsidios para proyectos de biomasa con potencia superior a 10 MW e introdujo un límite de 200 MW por año para construcciones adicionales. Argentina redujo el volumen de licitación para renovablles en las subastas anuales de 1.200 MW en 2017 a 400 MW en 2018.

En China e India, los países con mayor potencial de crecimiento, siguen vigentes subsidios con condiciones atractivas. En 2018, India introdujo además un plan de apoyo a nivel nacional para construir plantas de cogeneración de biomasa (basadas en subvenciones para la construcción de la planta).

ecoprog_grafica

Desde una perspectiva global, la subvención a la biomasa eléctrica continúa promoviendo el desarrollo del mercado para la construcción de plantas de biomasa.

Hasta 2027, el mercado mundial de plantas de biomasa permanecerá en su camino de desarrollo dinámico. Se espera la construcción de aproximadamente 1.900 plantas de energía de biomasa adicionales con una potencia instalada de alrededor de 25 GW.

Alrededor del 50% de este crecimiento se realizará en Asia, especialmente en los dos mercados líderes, China e India. Además, América del Norte y del Sur seguirán siendo mercados atractivos para la generación de electricidad a partir de biomasa sólida, y en particular sus mercados líderes, Brasil, Canadá y EE.UU.

En Europa, el nivel general de apoyo continuará disminuyendo, a fin de reducir los altos costes y mejorar los aspectos ecológicos. Los cambios positivos de los esquemas de subsidio, que se observaron en 2018, no podrán compensar completamente este desarrollo. En resumen, el mercado europeo perderá parte de su impulso.

0 30

El ‘Día de la Bioenergía en España’ volvió a celebrarse este año el 3 de diciembre, fecha que coincidió con el inicio del periodo a partir del cual la biomasa puede satisfacer toda la demanda energética del país hasta final de año. Por lo tanto, España se mantiene en los 28 días de autoabastecimiento energético solo con biomasa, similar al año anterior, por lo que cae al puesto 25 del ranking europeo, ahora también por detrás de Grecia y Bélgica, según las estadísticas de Bioenergy Europe.

El presidente de Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa (Avebiom), Javier Díaz, ha valorado negativamente este dato, ya que representa un avance de solo 0,9 días, lejos de los cuatro que han avanzado otros países europeos con similar potencial o menor. “España debería haber avanzado más, pero la falta de un decidido apoyo por parte de las administraciones ha frenado la progresión”.

Díaz ha reclamado al Gobierno de España que “tome medidas urgentes si quiere cumplir con los objetivos europeos para reducir la dependencia de las energías fósiles, altamente contaminantes, que desequilibran enormemente nuestra balanza de pagos nacional al no ser recursos endógenos como sí es la biomasa”.

Como es sabido, la Unión Europea ha fijado el objetivo de reducir un 80% las emisiones de gases de efecto invernadero en 2050, respecto a los niveles de 1990, y ha aprobado recientemente el incremento de la aportación de las energía renovables en el mix energético hasta un 32%.

El presidente de Avebiom, que ha reconocido las expectativas suscitadas por el nuevo Gobierno y la futura Ley de Cambio Climático y Transición Energética, ha recordado que la realidad es que “España pierde posiciones en Europa, cuando contamos con un gran potencial de recursos infrautilizados que, si se aprovecharan, el ‘Día de la Bioenergía en España’ se adelantaría al 25 de noviembre, una fecha muy próxima a la de la media europea (19 noviembre)”.

En España se aprovecha el 41% del crecimiento anual del stock de madera, porcentaje muy bajo si lo comparamos a la media europea (73%). “Se está produciendo una acumulación de madera en nuestros bosque que no solo frena el crecimiento potencial del sector, sino que además supone un alto riesgo de incendio cada verano”.

Y además de la madera, ha recordado Díaz, “España es rica en otros recursos, como son los provenientes de la agricultura (podas de olivo y de frutal o sarmientos), que no aprovechan prácticamente para usos bioenergéticos, ya que se queman como rastrojos generando emisiones sin control”.

Según datos del proyecto Biomasud Plus, España podría disponer de 625.600 toneladas equivalentes de petróleo (TEPs) procedentes de las podas de olivo, así como de 290.200 TEPs de sarmientos. Y además, podría contar con las 516.000 TEPs anuales procedentes de matorrales gestionados de forma sostenible, según información del proyecto Enerbiocrub y datos del MAPAMA.

Estos datos, según el presidente de Avebiom, ponen de manifiesto el “papel fundamental” que tiene la biomasa en la transición hacia la energía renovable. “La bioenergía es la fuente de las renovables más importante en Europa, ya que representa el 63% del total consumido, por delante ya del gas y del carbón, convirtiéndose en la primera fuente de energía autóctona”.

En este sentido, Díaz ha insistido en reclamar al Gobierno que promueva “el papel de la bioenergía como uno de los principales motores que nos permitan alcanzar los objetivos de la futura Ley de Cambio Climático y Transición Energética”.

Y en el caso de la generación eléctrica, dijo finalmente, “sería importante que se convocaran nuevas subastas, con el fin de que se pueda mantener la base de generación gestionable con esta tecnología cuando se vayan cerrando las térmicas de carbón, los ciclos combinados y las nucleares”.

COMEVAL