Tags Posts tagged with "cambio climático"

cambio climático

Arcadis ha presentado el Índice de Desarrollos Orientados a la Movilidad 2018 (MODex, por sus siglas en inglés) en el que la madrileña estación de Príncipe Pío aparece a la cabeza en materia de sostenibilidad medioambiental, eficiencia energética y medidas de adaptación al cambio climático.

A nivel global, el ranking lo lidera la estación de New York Grand Central, por el elevado número de conexiones y tipos de transporte de los que dispone en un área metropolitana de gran densidad, seguida de las estaciones de Washington DC Union y de Hong Kong HKU. Dentro del top 10, cuatro puestos están representados por estaciones europeas: Paris Gare du Nord, Rotterdam Central Station, London Kings Cross – St. Pancras y Madrid Príncipe Pío.

El Índice analiza 27 núcleos de transporte urbano a nivel mundial basándose en cuatro indicadores individuales: la conectividad, el entorno urbano, el entorno social y el desarrollo económico de cada núcleo de transporte. El objetivo de este estudio es analizar la eficiencia de las estaciones de transporte y el valor que aportan al entorno, población e inversores.

De las conclusiones del informe, Marcos Uttley, director general de Arcadis España y Portugal, destaca que “las estaciones deben anticipar la forma en la que los futuros desarrollos tecnológicos proporcionarán nuevas formas de transporte de personas, bienes y servicios, construyendo a su vez entornos urbanos sostenibles. De esta forma, se atraerá a personas y negocios, permitiendo así una mayor prosperidad económica en la zona. En definitiva, las terminales de transporte son más que una zona de paso a la que llegan y de la que parten viajeros”.

Príncipe Pío, único centro español presente en este análisis, es la cuarta estación europea del Índice y la séptima a nivel mundial. Encabeza el indicador entorno urbano, que evalúa su sostenibilidad medioambiental, al contar con medidas como la utilización de iluminación LED, puntos de recarga de vehículos eléctricos o sistemas de climatización basado en aerotermia. Además, en Príncipe Pío se han integrado recientemente varias líneas de autobuses híbridos que unen la estación con el área sur de la Comunidad de Madrid.

Nissan ha organizado hoy en Madrid, el Observatorio Nissan de la Movilidad para compartir con Administraciones, Instituciones y medios de comunicación la evolución de los cinco pilares básicos del Plan Integral propuesto por Nissan en el Foro Nissan de la Movilidad.

Esta jornada inaugurada por la Secretaria General de Industria, Begoña Cristeto y que ha contado también con la participación del Ministerio de Energía, el Ministerio de Medio Ambiente, la Comunidad de Madrid, el Ayuntamiento de Madrid, la DGT, e instituciones como ANFAC, AEDIVE, UNESA o REE, además de distintos medios de comunicación, ha servido para poner encima de la mesa que la movilidad eléctrica cero emisiones es el inmediato futuro y que todas las Administraciones apuestan por esta fórmula de movilidad sostenible, ya que sus ventajas sobre el resto son muy apreciadas por el consumidor final.

El reto y la previsión lanzada por Nissan en el III Foro Nissan de la Movilidad, celebrado en Madrid a finales del pasado año, de un mercado del 8% de vehículos eléctricos en España en 2020 fue ratificada por los intervinientes e incluso alguno de ellos, opinaron que era conservadora, dada la magnitud y el interés que está alcanzando la movilidad eléctrica 100% y cero emisiones, entre los usuarios.

Begoña Cristeto, Secretaria General de Industria anunció que: “estamos trabajando en un nuevo programa que podría denominarse Programa VEA, con un único plan de estímulos, VEA-Vehículos, dotado con 16,6 millones de euros y que estará gestionado por la Secretaría General de Industria y Pyme. Por su parte, la SE Energía, a través del IDAE, apoyará los puntos de recarga para vehículos eléctricos a través del Plan VEA-Infraestructuras”

También hubo otros anuncios por parte de algunas de las instituciones allí representadas como el que hizo Mariano González, Comisionado para el Cambio Climático de la comunidad de Madrid, recordando que en breve se pondrá en marcha una nueva edición de los Planes para incentivar tanto la compra de taxis y furgonetas eléctricas con un descuento por vehículo de hasta 8.000 euros.

Por su parte, el Ministerio de Energía señaló que la normativa sobre flexibilización de la figura del gestor de carga estará en marcha en los próximos meses, lo que ayudará a un mayor desarrollo del mercado del vehículo eléctrico en España.

Las conclusiones principales del Observatorio se centraron en los cinco pilares básicos propuestos en el Plan que Nissan lanzó hace ya tres años. Según los intervinientes, 2018, será un año de Acuerdos para impulsar el avance más rápido del vehículo eléctrico.

Además de los Planes Estructurales, una de las palancas claves es la fiscalidad, desde el punto de vista del usuario y de las empresas. Otras de las conclusiones es la necesidad de homogeneizar las medidas que se están tomando por parte de las distintas Administraciones. Además, la figura del gestor de carga sigue siendo uno de los retos a vencer y aunque está próxima una normativa que simplifica mucho su figura, se debe acelerar el cambio, con la intención de integrar el vehículo eléctrico en la Red, sin olvidar la necesidad de que España cuente con corredores de carga rápida para asegurar la itinerancia del vehículo eléctrico entre ciudades. En cuanto a las flotas públicas, poco a poco se ve renovando el parque con vehículos alternativos, pero es necesario una mayor rapidez en ello. Por último, una de las grandes conclusiones que conecta con la homogeneización de las medidas que se están tomando es la de establecer una campaña de divulgación coordinada entre todas las Administraciones con el fin de extender el conocimiento de los beneficios del vehículo eléctrico a toda la sociedad.

Nissan también añadió al debate las nuevas necesidades de gestión energética que hacen que sea una marca que va más allá del vehículo. Nissan está forjando ya un camino hacia un modo de vida más seguro, más conectado, más excitante y más sostenible con la puesta en marcha de un nuevo portfolio de Servicios de Energía. La respuesta de Nissan a los desafíos de las cero emisiones, la conectividad y la economía compartida ya está en el mercado hoy en día, se llama la Movilidad Inteligente de Nissan y con un objetivo claro: cero emisiones cero accidentes, en el que se integran también los Servicios de Energía.

En los próximos dos años, hasta 2020, en el sector fotovoltaico español se prevé un rápido crecimiento de las inversiones, que alcanzarán entre los 4.000 y 5.000 millones de euros, según los datos presentados hoy por José Donoso, Director General de la Unión Española Fotovoltaica (UNEF) durante su comparecencia ante la Comisión de Energía, Turismo y Agenda Digital del Senado enfocada a explicar los retos presentes y futuros de la industria fotovoltaica.

Donoso ha destacado que, a partir de 2020, el escenario más probable es que las inversiones en el sector en nuestro país se establezcan en un nivel de entre 1.000 y 2.000 millones de euros anuales, lo que pone de manifiesto la capacidad de la tecnología fotovoltaica de crear oportunidades de negocio, además de dar respuesta al desafío del cambio climático. Además, a nivel internacional, el desarrollo de la fotovoltaica supone la definición de un mercado en constante crecimiento con un valor estimado de 100.000 millones de euros anuales, que puede alcanzar los 400.000 millones de euros anuales en 2030. Para consolidar esta tendencia positiva, es imprescindible que los países y las empresas sigan invirtiendo en I+D.

Actualmente el sector fotovoltaico está viviendo una fase de reactivación en nuestro país, buscando vías de desarrollo alternativas a la subasta, como son ir directamente a mercado o los contratos bilaterales de compra-venta de energía, conocidos como PPAs. Esta etapa positiva se ha concretado en la tramitación de numerosos proyectos fotovoltaicos en diferentes Comunidades Autónomas, entre las cuales destacan Extremadura, Castilla-La Mancha, Andalucía, Aragón, Murcia y Castilla y León, que suman un total de 24 GW.

Las principales barreras que dificultan un desarrollo del sector en España son la inseguridad jurídica institucionalizada, con la amenaza del recorte a la rentabilidad razonable de los proyectos de renovables, la actualización de la regulación de las condiciones de acceso y conexión a la red, los retrasos en los pagos de las liquidaciones definitivas para los proyectos fotovoltaicos en territorios no peninsulares y la agilización de la planificación de las redes, tanto de Red Eléctrica de España, como de las compañías distribuidoras.

Finalmente, en lo referente al autoconsumo, Donoso ha recordado que las principales barreras son de tipo administrativo, debido a la compleja tramitación, y económico, con el peaje de respaldo – el llamado “impuesto al sol” pero, a pesar de estos obstáculos, ha destacado el esperanzador resultado del año 2017 con cerca de 130 MW realizados.

El Ayuntamiento de Madrid, junto con la Empresa Municipal de Transportes, ha presentado hoy la puesta en marcha de las estaciones recarga eléctrica rápida en su red de aparcamientos. Las instalaciones de Colón, Recuerdo, Jacinto Benavente y Marqués de Salamanca contarán con cinco puntos de recarga rápida que se suman a la actual oferta de puntos de recarga semirrápida y lenta, sumando un total de 86 terminales de carga presentes en 8 aparcamientos de la red de EMT. De esta manera, se pone en marcha la red municipal de postes de recarga rápida en puntos de acceso público, que continuará extendiéndose este año hasta alcanzar una veintena de ubicaciones.

Los usuarios podrán acceder, activar, reservar y pagar la recarga eléctrica a través de la aplicación para smartphones Electro-EMT. Igualmente, la app les permitirá un guiado hasta la estación de carga elegida así como acceder a su historial de recargas y facturas. El servicio parte de una tarifa de 0,30 € por minuto.

Constituyéndose como gestor de carga público, la entidad municipal incorpora la recarga eléctrica a su oferta de nuevos servicios de movilidad. Con el objetivo de adaptarse a las diferentes necesidades de los usuarios en la red de aparcamientos de rotación, disuasorios y de residentes, EMT lidera este proyecto referente para la movilidad eléctrica de la ciudad y jugará un papel clave en el impulso a la utilización de vehículos eléctricos.

Impuso definitivo a la movilidad eléctrica

Además de la constitución de EMT como Gestor de Carga Público, el Ayuntamiento de Madrid, a través del Plan A y concretamente de la Medida 20, quiere dar un impulso definitivo al desarrollo de la movilidad eléctrica en la ciudad de Madrid con la creación de una red de puntos de recarga rápida, que este año llegará a 20 ubicaciones.

Esta red contemplará aparcamientos gestionados por la EMT, como los cinco presentados hoy, y la renovación de la red de recarga lenta en vía pública por postes de recarga rápida, lo que permitirá mejorar sus prestaciones.

Paralelamente a esta renovación, el Ayuntamiento de Madrid también impulsa la colaboración público privada para el desarrollo de una red de recarga rápida de acceso público. Actualmente, y gracias a la iniciativa de operadores privados la ciudad cuenta ya con cinco estaciones de recarga rápida de vehículos eléctricos de acceso público distribuidas por la ciudad (EESS Alberto Aguilera, EESS La Atalayuela, EESS Avda. de Machupichu, EESS Gas Natural CTM y las Instalaciones de Ciudad del Taxi en Medina de Pomar, 22).

La iniciativa privada es un actor principal en el despliegue de una red de recarga de oportunidad de acceso público para dar cobertura de manera eficiente a todos los usuarios de vehículo eléctrico en todo el ámbito geográfico de la ciudad. El Ayuntamiento de Madrid quiere impulsar el mercado privado de servicios de recarga de vehículos eléctricos y para ello tiene previsto trabajar con operadores privados que permita agilizar el crecimiento de la red en puntos idóneos como estaciones de servicio o centros comerciales y eliminar las barreras iniciales que impiden la entrada de nuevos operadores.

La movilidad eléctrica en Madrid

El tráfico rodado es uno de los principales responsables de la emisión de  contaminantes que deterioran la calidad del aire de la ciudad. Los datos del inventario de emisiones contaminantes a la atmosfera en el municipio de Madrid revelan que es el responsable del 50,4% de las emisiones totales de óxidos de nitrógeno, el 65,9% de las emisiones de partículas en suspensión totales y del 35% de las emisiones directas de gases de efecto invernadero, además de ser el principal responsable de los elevados niveles acústicos que soportan algunas áreas de la ciudad.

El Ayuntamiento de Madrid, en el marco del Plan A de Calidad del Aire y Cambio Climático, tiene el objetivo de generar un nuevo modelo de movilidad que contempla como elementos prioritarios la recuperación del espacio público para la movilidad peatonal y ciclista, la promoción del transporte público y la renovación del parque circulante con tecnologías menos contaminantes.

La movilidad eléctrica debe jugar un papel protagonista en la renovación del parque circulante. Para ello, se han puesto en marcha incentivos regulatorios y fiscales destinados a los titulares de vehículos eléctricos como la bonificación del 75 % en la cuota del impuesto de vehículos de tracción mecánica, la exención en la limitación del estacionamiento en el SER a los Vehículos Cero Emisiones, las excepciones a la restricción de la circulación durante episodios de alta contaminación o el libre acceso a las actuales Zonas de Prioridad Residencial y a la futura Área Central Cero Emisiones.

Estas medidas han permitido que Madrid sea un referente nacional en el impulso a la movilidad Cero Emisiones. La región de Madrid ha sido líder, a nivel nacional, en matriculaciones de vehículos eléctricos e híbridos enchufables en 2017 (37,65% del total), en enero se superó la cifra de 7.382 Autorizaciones Cero Emisiones en el servicio de estacionamiento regulado y la ciudad se ha convertido en un laboratorio urbano con 7 proyectos de movilidad eléctrica compartida (Bicimad, eCooltra, Muving, ioScoot, Car2go, eMove y Zity) que ofrecen nuevas soluciones de movilidad a los ciudadanos.

En este sentido se contemplan varias medidas centradas en la renovación del parque, prestando especial atención a grandes flotas de transporte público, a servicios de transporte profesionales, como el taxi, o a la flota de vehículos municipales y medidas destinadas a la renovación del parque de vehículos privados.

El Ayuntamiento de Madrid está incorporando a su flota de vehículos, desde el pasado mes de enero y hasta finales de marzo, 78 coches eléctricos, a través de dos contratos de renting del Área de Medio Ambiente y Movilidad (44 vehículos) y del  Área de Economía y Hacienda (26 vehículos destinados a servicios administrativos de distintas áreas de Gobierno, juntas de distrito y organismos autónomos), y un contrato de compra del Área de Salud, Seguridad y Emergencias (8 vehículos para Policía Municipal).

Con estas nuevas incorporaciones de vehículos Cero emisiones, el Ayuntamiento de Madrid da un paso más en su compromiso hacia una movilidad sostenible y la búsqueda de alternativas para reducir el impacto del transporte en el medio ambiente, mejorar la calidad del aire y, en consecuencia la salud de la ciudadanía, mediante la renovación de su flota con vehículos limpios, poco o nada contaminantes y energéticamente eficientes, objetivos contemplados en el Plan A de Calidad del Aire y Cambio Climático.

El Plan A, en su medida 18, propone como horizonte para una flota de vehículos municipales limpia el año 2020, en el que entre el 60 y 75%, según el tipo de vehículo, deberá ser de emisiones cero o Eco, y 2030 en el que este porcentaje deberá situarse entre el 80 y el 90%.

78 nuevos vehículos

De los 78 nuevos vehículos, cuatro son furgonetas Renault Kangoo y el resto turismos Renault Zoe. Todos ellos se han incorporado a la flota municipal mediante contratos de renting con una duración de cuatro años, con posibilidad de prórroga dos más, excepto los ocho vehículos destinados a la Policía Municipal que son comprados. Los turismos modelo Zoe tienen, entre otras características, autonomía para 400 kilómetros, carga completa en una hora y 40 minutos con posibilidad de carga rápida a 43 KW, sistema de navegación GPS por satélite, control de aparcamiento trasero y cero emisiones contaminantes.

En el caso del Área de Gobierno de Medio Ambiente y Movilidad, el coste del contrato para los cuatro años de los 44 coches asciende a 887.040 euros sin IVA, e incluye mantenimiento integral y seguro. Los vehículos irán destinados a las direcciones generales del Área, a inspecciones de limpieza y control ambiental, servicios de parques y zonas verdes, y parque tecnológico de Valdemingómez.

Flota eléctrica

Antes de la incorporación de estos nuevos coches, el Ayuntamiento de Madrid ya contaba con un significativo número de vehículos eléctricos (102). El Área de Medio Ambiente y Movilidad tiene otros 44 entre furgonetas y turismos para los servicios de mantenimiento de la red de calidad del aire y de limpieza, además los Agentes de Movilidad cuentan con 13 motos eléctricas y tienen previsto adquirir 23 vehículos y dos furgonetas también Cero emisiones.

Además, está empezando a tramitar un nuevo contrato de renting para 62 vehículos eléctricos y cinco híbridos enchufables, que sustituirá al que finaliza en 2018, constituido por vehículos híbridos en el que se incluirá alguno adicional para sustituir los de gasolina y los diésel. El objetivo de esa área es conseguir una flota administrativa cero emisiones en 2019.

Recarga eléctrica

Junto a los nuevos contratos de vehículos eléctricos, el Ayuntamiento de Madrid ha realizado un importante esfuerzo en adecuar las instalaciones municipales para la recarga de dicha flota. En ese sentido, el Área de Medio Ambiente y Movilidad ha liderado el programa con la implementación de puntos de recarga en juntas municipales y edificios del Área de Salud, Seguridad y Emergencias y Área de Economía y Hacienda (57 Puntos de recarga) y en el propio Área de Medio Ambiente y Movilidad (36 puntos de recarga).

La ampliación de la red de recarga para vehículos eléctricos en instalaciones municipales forma parte de las medidas del Plan A de Calidad del Aire y Cambio Climático, concretamente de la número 20.

La protección del medioambiente ha cobrado especial protagonismo en los últimos años, impulsada además por la firma del Acuerdo de París contra el cambio climático. La conciencia medioambiental juega un papel cada vez más importante entre los consumidores, que son más sensibles al impacto que sus actividades generan en el entorno, y esto se nota también en el sector del automóvil.

Con las nuevas medidas de protección del medioambiente los conductores han incorporado más criterios ecológicos en su patrón de compra. Esto, unido al impulso de las ventas de vehículos ecológicos en el país – en España se matricularon 8.645 unidades de vehículos eléctricos en 2017, lo que supone un crecimiento del 86% respecto al ejercicio anterior, según ANFAC – están induciendo un cambio en el sector que se adentra día tras día en el desarrollo de coches “eco” para satisfacer la demanda

En este sentido, aunque el precio y la potencia siguen siendo los factores más considerados por los españoles a la hora de elegir coche, según el ‘IV Estudio de Comparación Online hacia el Ahorro Inteligente, realizado por Rastreator.com, ya hay hasta un 49,2% de españoles que valora también el tipo de combustible e incluso el 28,8% tiene en cuenta la eficiencia energética y las emisiones de gases.

No cabe duda de que los coches ecológicos van poco a poco haciéndose un hueco importante en el mercado automovilístico y cada vez son más los consumidores que valorarían adquirir uno de ellos. Precisamente, según el estudio de Rastreator.com, el comparador líder del mercado, el 57% de los españoles afirma que sí se plantearía comprar un vehículo eléctrico o híbrido.

Entre los motivos para adquirir estos vehículos, el 34,5% de los españoles afirma que lo compraría porque son el futuro de la automoción al no ser contaminantes. Este porcentaje alcanza el 37,6% en el caso de los hombres, frente al 31,6% de las mujeres. Además, el 22,5% de los encuestados lo compraría porque cree que a la larga se amortiza la inversión y se ahorran costes.

Según Álvaro Bas, director de desarrollo de negocio de Rastreator.com: “el desembolso que hay que realizar para adquirir un coche ecológico es mayor que el de uno de combustión tradicional. Sin embargo, los consumidores deben pensar en el uso que van a hacer del mismo y cómo lograrán un mayor ahorro a largo plazo. Por ejemplo, un coche híbrido es algo más costoso de adquirir que uno de gasolina o diesel, pero consumirá mucho menos combustible si lo usamos en su mayoría para realizar trayectos urbanos”.

La Fundación Renovables ha presentado hoy “Hacia una Transición Energética Sostenible. Propuestas para afrontar los retos globales”, un documento que recoge más de doscientas medidas que deben adoptarse de forma urgente e ineludible, tomando 2030 como año de referencia, pues “consideramos que para esa fecha deberíamos haber iniciado el giro radical en la forma de relacionarnos con la energía que reivindicamos”. En su contribución al debate nacional sobre la elaboración de una Ley de Cambio Climático y Transición Energética, la Fundación Renovables señala que “para alcanzar en 2050 la descarbonización no solo de nuestro sistema energético sino de la economía en general, es fundamental pisar el acelerador desde el momento actual y no dejar el esfuerzo principal para las últimas dos décadas”.

En opinión de Fernando Ferrando, presidente de la Fundación “se trata de una propuesta proactiva, justaviable económica y tecnológicamente, es global, es estructural y no oportunista”. Estas propuestas de política energética parten del convencimiento de que para luchar contra el cambio climático en lo global y contra las graves disfunciones del sistema energético en nuestro país y para lograr una significativa reducción de las emisiones, es imprescindible actuar sobre la demanda electrificándola de manera generalizada, por eficiencia y por emisiones cero en consumo, y sobre la oferta, sustituyendo las fuentes de energía fósil y la energía nuclear, de las que dependemos y que son ineficientes, peligrosas y medioambientalmente no sostenibles por energías renovables.

Objetivos

“Hacia una Transición Energética Sostenible realiza un completo análisis, a través de una detallada propuesta prospectiva, que abarca acciones vinculadas a la demanda (actuaciones urbanas, pobreza energética, edificios, movilidad, transporte y autoconsumo), a la oferta (Plan de Energías Renovables, plan del cierre del carbón y nucleares) y otras transversales (reforma del sector eléctrico, la fiscalidad como herramienta prioritaria y la participación ciudadana).

La demanda

Para la Fundación Renovables la ciudad es el escenario del cambio energético, ya que en ellas reside el 80% de la población de nuestro país y es donde se consume el 75% de la energía. Pero la propuesta no se limita a considerar la ciudad exclusivamente como consumidor de energía sino en una cuádruple vertiente: como prestadora de servicios (consideración de la energía como servicio público), como propietaria de activos (ayuntamiento como inversor en materia energética), como promulgadora de normas (sobre energía, edificación y movilidad) y como entorno participativo (difusión de buenas prácticas).

La Fundación Renovables parte de una declaración de principios y valores cuya base es la consideración de la energía como un bien básico, no solo como un negocio, y que establecen dentro de sus prioridades la lucha y resolución de la pobreza energética, muestra clara de que nuestro modelo energético no funciona socialmente, y lo hace mediante el establecimiento de una tarifa social y la puesta en marcha de un ambicioso plan de rehabilitación de viviendas vulnerables. Además, sin obviar la consideración de la cobertura energética como un servicio público de los ayuntamientos para contribuir a la erradicación de esta lacra social.

graf

 

Complementando  el papel de la ciudad se desarrolla un capítulo dedicado a la actuación energética en edificios. Así, se propone un exhaustivo Plan de Rehabilitación Energética de Edificios, diseñado para rehabilitar 500.000 viviendas al año (un 3% del parque de 1ª vivienda) y de edificios públicos (el 5% de ellos cada año). Para la electrificación de la demanda, en lo que concierne a los edificios, se contemplan numerosas actuaciones entre las que destacan la eliminación del consumo de combustibles fósiles con una apuesta por sistemas de alta eficiencia como la bomba de calor, la prohibición de sistemas de calefacción con calderas de carbón a partir de 2021 y con calderas de gasóleo a partir de 2025.

Respecto al autoconsumo, la Fundación Renovables se reafirma en exigir la derogación del Real Decreto 900/2015, en simplificar los procedimientos administrativos y en fomentar la incorporación de baterías y, especialmente, el desarrollo del autoconsumo compartido. El objetivo es que en 2030 la generación distribuida alcance el 10% de la cobertura de la demanda de electricidad.

Nuestro modelo de oferta energética tiene su base en el desarrollo de las energías renovables, con el objetivo de que cubran en 2030 el 50% de la demanda final de energía y el 80% de la generación de electricidad, lo que multiplica por tres la producción eléctrica con energías renovables. De acuerdo a esta previsión, la generación de energía eléctrica con renovables debe alcanzar en ese año los 297 TWh, lo que supone un incremento con respecto al año 2015 de 194 TWh.

Cierre del carbón y nucleares

Asimismo, la Fundación Renovables considera ineludible el cierre progresivo de las centrales térmicas de carbón que, en todo caso, debe finalizar como máximo en 2025. En paralelo, apostamos por eliminar todas las subvenciones nacionales existentes al carbón, al tiempo que se deben elaborar planes de transición justa de acuerdo con lo establecido por la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

En cuanto a las nucleares, también apuesta por el cierre programado de todas las centrales, una vez haya finalizado la licencia administrativa en vigor para cada una de ellas. (De acuerdo a este criterio, en 2024 cerraría la última de las centrales).

Medidas transversales

Otra de las prioridades de la Fundación Renovables es la reforma urgente del sector eléctrico y, entre otras medidas como la corresponsabilidad de los sectores del petróleo y del gas en soportar los costes de los cumplimientos de los objetivos a 2020,  la modificación de la retribución de la distribución y el transporte por la energía verdaderamente distribuida y transportada en lugar de por las inversiones, se propone que la tarifa eléctrica debe ser monómica y progresiva, de forma que su precio horario se defina solo en función de la energía eléctrica que se consuma, transformando los costes fijos en variables.

En el ámbito de la fiscalidad, señala que es necesario utilizar la política fiscal como herramienta para favorecer aquellas prácticas que se deben fomentar y penalizar las que se quieran limitar. Así, una de las principales medidas consiste en modificar el Impuesto Especial de Hidrocarburos, aumentando el gravamen de los combustibles derivados del petróleo líquido (5 céntimos por litro) y del gas natural (1 euro por MWh). Con  este aumento, la Fundación Renovables prevé que se puedan recaudar aproximadamente 3.500 millones de euros (M€) que servirán para llevar a cabo el desarrollo de planes urbanos, la rehabilitación de viviendas, la sustitución de calderas por bombas de calor, el progreso en domótica o instalaciones de recarga para vehículos eléctricos, entre otras actuaciones.

El último capítulo sobre participación ciudadana incluye varias medidas que, se deben implementar para lograr una implicación de la sociedad real y efectiva en el cambio de modelo energético. Entre ellas se encuentran la comunicación clara de todas las administraciones públicas en cuestiones energéticas, la implantación de diseños curriculares para todos los niveles educativos y la difusión de buenas prácticas para empresas y ciudadanos. Todo ello, bajo la óptica de que son los ciudadanos los principales agentes del cambio a través del conocimiento crítico y la asunción de su responsabilidad.

La Junta de Gobierno ha autorizado el acuerdo marco de servicios energéticos en instalaciones del Ayuntamiento de Madrid y sus organismos autónomos por valor de 18.966.950 euros (sin IVA). De esta forma, el Ayuntamiento quiere avanzar hacia la ciudad baja en emisiones contaminantes y cumplir el objetivo europeo de ahorrar en 2020 un 20% de la energía que consume en sus instalaciones, así como las medidas 26 y 27 del Plan A de Calidad del Aire y Cambio Climático.

Este acuerdo, que entrará en vigor el próximo 1 de abril con un plazo de cuatro años, se divide en cuatro lotes: consultoría energética (17.120.487,43 euros);  estudio de sistemas de energías renovables (364.800 euros); consultoría para implantación y mantenimiento de sistemas de gestión energética bajo la norma ISO 50001 (1.037.434,38 euros), y medida y verificación de ahorros (444.237, 21 euros).

Dentro de su política de sostenibilidad, el Ayuntamiento de Madrid apuesta por introducir cambios en la gestión de sus edificios e instalaciones que permitan implantar una política de eficiencia energética que controle al menos el 80% del consumo municipal, actualmente concentrado en torno a 400 edificios, y de esta manera conseguir ahorros de energía, una mayor eficiencia en el funcionamiento y gestión de las instalaciones , y la  reducciones de las emisiones de gases efecto invernadero, objetivos incluidos en el Plan A.

El acuerdo marco aprobado hoy permitirá desarrollar las herramientas para conseguir este objetivo dado que contempla la elaboración de auditorías energéticas, el seguimiento energético de las instalaciones mediante su monitorización, elaboración de planes de actuación con medidas de eficiencia energética y la puesta en marcha de medidas de gestión de las instalaciones de forma eficiente. Además incluye la implantación de medidas de inversión en eficiencia energética y la implantación de sistemas de gestión energética bajo la norma ISO 500001 y la medida y verificación de ahorros de acuerdo con el Protocolo Internacional de Medida y Verificación del Ahorro Energético (IPMVP).

Con este acuerdo se persigue conocer la situación energética de la edificación o instalación, identificar las medidas para reducir el consumo de energía y obtener la máxima eficiencia en equipos, sistemas e instalaciones, la gestión energética de las instalaciones y la medición de resultados.

Descarbonizar el transporte es fundamental para alcanzar los compromisos políticos de Europa en materia de cambio climático. Se espera que el sector del transporte genere una reducción del 60% en las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en la UE para 2050. Alcanzar estos compromisos exijirá una descarbonización completa de la flota de turismos. El compromiso más ambicioso de la COP21, de limitar el aumento de temperatura a 1,5°C exigirá una descarbonización completa del transporte para 2050.

Este estudio se ha llevado a cabo como parte del proyecto EAFO para analizar las vías y los impactos de una transición de la flota de automóviles de la UE a vehículos cero emisiones. Llevado a cabo por los socios de EAFO, AVERE, TNO y VUB, el estudio está diseñado para ayudar a los legisladores a comprender los impactos de una transición rápida a una flota cero emisiones. Considera los efectos de esta transición en los combustibles fósiles importados, las emisiones de GEI, la calidad del aire y la competitividad general de la industria de la UE.

Una extensa revisión bibliográfica no identificó ningún escenario o pronóstico que brindase nuevos conocimientos sobre los impactos de una transición completa a una flota cero emisiones en la UE. Para abordar esta necesidad, se modelaron una serie de escenarios para determinar los impactos financieros, energéticos y de emisiones de CO2 de una transición hacia una flota de vehículos de pasajeros cero emisiones para el año 2050. Leer más…

Artículo publicado en: FuturENERGY Diciembre 2017-Enero 2018

0 0

Cada vez con más frecuencia vemos noticias sobre el incremento de muertes y enfermedades relacionadas con las emisiones por el uso de los combustibles fósiles. Igualmente, estamos constatando en nuestras poblaciones el cambio climático. Carbón, Gas Natural, propano o gasoil son combustibles altamente contaminantes y su uso va en contra del principio de sostenibilidad. Es por este motivo que Dinamarca y Noruega ya han prohibido el uso de combustibles fósiles para la calefacción.

“En Iberostar la sostenibilidad y el respeto por el medio ambiente son una prioridad ante la toma de decisiones. Por este motivo, paulatinamente estamos sustituyendo en nuestros hoteles las calderas de combustibles fósiles por sistemas sostenibles como las calderas de biomasa”. afirma Soraya Romero, Responsable de Sostenibilidad en Iberostar.

El Hotel Iberostar Playa Palma es un hotel de 5 estrellas que fue construido en los años 70 y que recientemente ha sido totalmente remodelado incluyendo mejoras arquitectónicas, sistemas de alta eficiencia energética y domótica de última generación.

Colau Vallori, Responsable de mantenimiento y Servicios Generales de Iberostar, explica que “el consumo energético se divide en tres partidas: iluminación, cocinas y climatización. Evidentemente, en el Playa Palma ya toda la iluminación es de leds. En las cocinas se han instalado también equipos de bajo consumo y en lo que respecta a la climatización, trabajamos mano a mano con los arquitectos y diseñadores porque la energía más verde es la que no se consume. Además, implementamos las soluciones energéticas más sostenibles en cada proyecto.”

El Hotel Iberostar Playa Palma cuenta con dos piscinas descubiertas que, para mayor confort de los huéspedes, se mantienen a una temperatura constante todo el año. “Para la calefacción de estas piscinas se optó por un sistema modular llamado BioBox que viene totalmente premontado con calderas de la marca austríaca Froling. Esta unidad de fácil y rápida instalación nos pareció la mejor opción tecnológica y además cumple nuestros criterios de sostenibilidad” indica el Sr. Vallori. “Las otras opciones existentes que cumplen con la normativa eran bombas de calor, pero las desestimamos porque funcionan a partir de electricidad que, como todos sabemos, en su mayoría no es generada con energías renovables. Además, la electricidad en nuestro país es de las más caras de Europa y con grandes variaciones en su precio. La otra opción era el uso de paneles solares, pero no disponíamos del espacio necesario y además requieren de bastante mantenimiento.”

Desde un punto de vista de sostenibilidad, recalca Soraya Romero, el uso de biomasa en lugar de combustibles fósiles para la calefacción de estas piscinas evita la emisión de más de 250 toneladas de CO2 al año. La biomasa que consumimos es kilómetro cero. Es decir, con el uso de biomasa estamos ayudando al mantenimiento de nuestros bosques y a evitar incendios de los mismos. También estamos generando puestos de trabajo locales.

Otro factor añadido del uso de calderas de biomasa con respecto a los fósiles es la estabilidad del precio de la biomasa con respecto a las subidas y bajadas que tiene el precio de los combustibles fósiles. Según el IDAE, el precio de la biomasa en nuestro país se ha mantenido prácticamente inalterable desde hace más de 10 años y no se prevén subidas ya que la biomasa se renueva año tras año. De hecho, como nos recuerda David Poveda, “España está exportando y hasta regalando biomasa al tiempo que importamos combustibles fósiles.”

COMEVAL