Tags Posts tagged with "carbono"

carbono

Ampere Energy ha instalado tres equipos de almacenamiento de energía Ampere Tower S 12.5 de 12 kWh de capacidad cada uno, en la sede de la ONG Oxfam Fair Trade, en Gante (Bélgica).

El edificio, que cuenta con una instalación de generación solar fotovoltaica en cubierta con 306 paneles instalados en una superficie de 1.456 m2 con un total de 83 kWp de potencia, importa de la red el 57% de su consumo eléctrico anual. Gracias a la incorporación de las baterías de Ampere Energy a la instalación de autoconsumo fotovoltaico, la sede de Oxfam conseguirá reducir este consumo en un 15%-20%, llegando a un 70% anual proveniente de la generación solar.

En una primera fase, las baterías se probarán en el contexto del proyecto europeo de I+D WiseGRID para testear la provisión de servicios de gestión de demanda al Operador del Sistema de Distribución (DSO). El proyecto WiseGRID, cuyo objetivo es lograr una mayor eficiencia, estabilidad y seguridad de la red energética europea, ha sido financiado por el Programa H2020 de la Unión Europea. Esta iniciativa, en la que Ampere Energy aporta su experiencia en el campo de la gestión energética y el autoconsumo, ayudará a cumplir con las directrices de futuro que marca la Unión Europea, dirigidas hacia el fomento de las fuentes renovables y el empoderamiento del consumidor.


Reducción del impacto medioambiental

Los equipos de Ampere Energy, especialmente indicados para viviendas residenciales y pequeños negocios, emplean sistemas de Inteligencia Artificial y herramientas Big Data que analizan la previsión meteorológica, el precio de la energía y el perfil de consumo del usuario. Asimismo, fomentan el uso de energía limpia y contribuyen a reducir la huella de carbono. En el caso concreto de la instalación realizada en la sede de Oxfam, el impacto ambiental se materializa en una independencia energética de consumo desde la red eléctrica que puede alcanzar el 67% durante ciertos meses del año, logrando que anualmente alrededor de 1.453 Kg de CO2 no sean liberados a la atmósfera, lo que equivale a 42.737 Km al año no recorridos con el empleo de combustibles fósiles.

Tras el éxito conseguido en la implementación de planes de transporte bajo en carbono en 7 ciudades europeas entre las que se encuentran Málaga, Lisboa o Rávena, el proyecto Locations replica el modelo en Cádiz. En el marco de este proyecto, financiado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional de Interreg MED y liderado por Area Science Park, el centro tecnológico Fundación CIRCE desarrolla un plan de transporte bajo en carbono con el fin de mitigar el impacto que el tráfico relacionado con los cruceros tiene en la ciudad, mejorando la calidad de vida de los habitantes y pasajeros.

El proyecto pretende elaborar herramientas para el apoyo a las administraciones locales en el desarrollo de planes de transporte bajo en carbono mediante el diseño de medidas específicas que permitan descongestionar el tráfico de cruceros y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero a través del uso generalizado de soluciones innovadoras de transporte sostenible. Para que las medidas reflejen las demandas del turista de crucero y también de los residentes de la ciudad, para su elaboración, se ha contado con la colaboración de las instituciones, agentes del sector crucero y ciudadanos.

Tras realizar una primera fase del proceso participativo en Cádiz a principios de abril en la que se recogieron las principales necesidades y expectativas de los distintos sectores, se realizó el diagnóstico de la situación y se comenzó la elaboración del plan de transporte bajo en carbono.

La segunda ronda de proceso participativo, que tuvo lugar a mediados de julio, consistió en una sesión conjunta con los sectores que habían contribuido al diagnóstico, para que, de primera mano, validaran las propuestas incluidas en el plan. El resultado fue muy positivo, ya que esta sesión permitió alcanzar un consenso para el enfoque de las medidas planteadas por CIRCE entre los asistentes, encontrándose entre ellos, la Concejalía de Turismo y la Autoridad Portuaria de Cádiz. Como resultado de esta sesión, se pudieron incluir en el plan, varias indicaciones para la implementación de las medidas, que desde todos los sectores se consideran necesarias y apropiadas para la mejora de la sostenibilidad de la movilidad del turista de crucero.

El siguiente paso será presentar el documento del plan al Ayuntamiento de Cádiz y a la Autoridad Portuaria. Este plan permitirá que tengan a su disposición la relación de medidas propuestas por CIRCE, en el marco del proyecto Locations, que pueden contribuir a la movilidad sostenible del turista de crucero desde el punto de vista de la accesibilidad, la contribución a la economía local y la promoción de medios de transporte bajos en carbono.

Los Green Buildings Councils de España (GBCe) y Alemania (DGNB) han alcanzado un acuerdo de colaboración para la adaptación de la herramienta de certificación de edificios alemana DGNB al mercado español. Green Building Council España actuará como el organismo certificador de DGNB en nuestro país como ya hace con su propia herramienta de certificación, VERDE.

El objetivo final de este acuerdo es llegar a un entendimiento común europeo en materia de certificación de edificios y en la unificación de criterios por parte de las distintas herramientas que conviven en el continente.

No es la primera vez que las dos organizaciones van a colaborar juntas. Ya en 2013, DGNB y GBCe firmaron un Memorando de Entendimiento para una cooperación más estrecha.

En una primera etapa, los criterios de DGNB para nuevos edificios se adaptarán a las peculiaridades locales en España y se probarán en una fase piloto. Posteriormente, se pondrán en marcha otras tipologías DGNB en España (rehabilitación, distritos urbanos, edificios en uso o la de edificios neutros en carbono que se está desarrollando en la actualidad).

GBCe se hará cargo de la revisión y la certificación de todos los proyectos que quieran una certificación DGNB en España. Ambas asociaciones se comprometen además, a trabajar por una doble certificación en España (VERDE-DGNB) basada en el análisis de ciclo de vida y que sin duda será referente en Europa.

El acuerdo entre los dos Green Building Councils también recoge la transferencia de conocimientos. GBCe ofrecerá asesoramiento y formación para evaluadores DGNB. En otoño de 2019, habrá una primera sesión de capacitación conjunta, que dará a los profesionales de la edificación en España la oportunidad de formarse como consultores de DGNB.

“Este acuerdo de colaboración es también uno hito importante en el camino hacia una comprensión europea común de los requisitos y criterios de la edificación sostenible”, asegura Christine Lemaitre. Después de Austria, Suiza y Dinamarca, España es el cuarto país europeo en el que la DGNB tiene su propio sistema asociado. Esto implica una creciente red europea de Green Building Councils que hablan un lenguaje común en materia de sostenibilidad, basado en el análisis de ciclo de vida, dando una respuesta europea conjunta.

Junto con organizaciones de Dinamarca, Francia, Austria y Suiza, DGNB y GBCe ya habían participado juntas el año pasado en el G17, una nueva alianza europea para edificios sostenible.

El Banco Europeo de Inversiones (BEI) y el Instituto de Crédito Oficial (ICO) financiarán el desarrollo de la planta solar fotovoltaica Núñez de Balboa, que Iberdrola construye en estos momentos en Extremadura. La instalación ocupa una superficie cercana a las 1.000 hectáreas y contará con una potencia total de 500 MW, lo que la convierte en la mayor planta fotovoltaica en construcción de Europa. Podrá suministrar energía limpia a 250.000 personas, cantidad superior a la población de las ciudades de Cáceres y Badajoz, y evitará la emisión a la atmósfera de 215.000 t de CO2 al año.

Este acuerdo de financiación verde ha sido suscrito en Madrid por la vicepresidenta del BEI, Emma Navarro, el presidente del ICO, José Carlos García de Quevedo, y el presidente de Iberdrola, Ignacio Galán. El banco de la UE facilitará 145 M€ y el ICO aportará hasta 140 M€ para este nuevo proyecto de energía renovable de la compañía, cuya inversión total alcanzará los 290 M€.

Núñez de Balboa está situada entre los municipios pacenses de Usagre, Hinojosa del Valle y Bienvenida. Su puesta en funcionamiento está prevista para 2020 y en esta fase de construcción dará empleo a más de 1.000 personas. El proyecto incluye además el desarrollo de toda la infraestructura necesaria para llevar la energía producida a la red de distribución eléctrica.

El presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, ha explicado durante la firma que “con este nuevo acuerdo aseguramos nuestra inversión en Núñez de Balboa y seguimos avanzando en el objetivo de triplicar nuestra capacidad eólica y solar en España para el año 2030”. La financiación suscrita con el BEI y el ICO está en línea, además, “con la apuesta de Iberdrola por un modelo energético sostenible que permita la transición hacia una economía baja en carbono”, según ha manifestado Galán.

El BEI y la acción contra al cambio climático

El BEI, en su calidad de mayor proveedor multilateral de financiación para la lucha contra el cambio climático a escala mundial, tiene como objetivo destinar al menos el 25% de sus inversiones a la mitigación y adaptación al cambio climático, apoyando un crecimiento bajo en carbono y con capacidad de resiliencia climática.

En 2018, el Banco Europeo de Inversiones superó, por noveno año consecutivo, su objetivo de financiación climática, aportando 16.200 millones de euros para promover la acción a favor del clima, lo que supuso el 29% del total de su actividad. La movilización de financiación para la lucha contra el cambio climático es una prioridad para el banco de la UE. Su objetivo es liderar la movilización de la financiación necesaria para mantener el calentamiento global por debajo de 2 ˚C y limitar el aumento de la temperatura a 1,5 ˚C para cumplir con los objetivos del Acuerdo de París.

El Banco Europeo de Inversiones es el mayor emisor global de bonos verdes y fue pionero al realizar la primera emisión en este mercado.

Bosch será climáticamente neutral a partir del próximo año, siendo la primera empresa en alcanzar este objetivo. En su apuesta por alcanzar rápidamente la neutralidad en emisiones de carbono, Bosch comprará más electricidad verde a corto plazo y equilibrará las inevitables emisiones de CO2 con compensaciones de carbono. Hasta 2030, la compañía aumentará gradualmente la proporción de energía renovable que genera y compra, e invertirá mil millones de euros para impulsar la eficiencia energética de sus localizaciones.

 

Una vez que alcance la neutralidad climática, ya no afectará negativamente a la concentración de dióxido de carbono en la atmósfera. Por lo tanto, la compañía está haciendo una importante contribución al acuerdo climático de París, ratificado en 2015, y que exige que el calentamiento global se mantenga por debajo de los dos grados centígrados respecto de los niveles preindustriales.

Una selección de proyectos ejemplares de Bosch:

La planta de Feuerbach: eficiencia energética gracias a personas y maquinaria
Creada en 1909, ha modernizado de manera constante y sistemática sus instalaciones para contribuir a la eficiencia energética general de la compañía. Gracias a sesiones que forman y conciencian a su plantilla, sus necesidades de energía han bajado más del 50% en comparación con 2007 y sus emisiones de carbono, en relación con la creación de valor, se han reducido un 47%.

Datos decisivos para conservar energía en Homburg
En el estado alemán de Saarland, está cada vez más cerca de una planta de autoaprendizaje que ahorra energía. Ha ahorrado al mundo alrededor de 5.000 toneladas métricas de dióxido de carbono en los últimos dos años y más de 23.000 toneladas desde 2007.

Techos verdes, sistemas fotovoltaicos y neutralidad de carbono en Renningen

En Renningen, es neutral en carbono desde enero de 2019. Las compensaciones de carbono equilibran completamente la huella de carbono del gas natural quemado por su sistema de calefacción. La planta compra electricidad verde para cubrir sus necesidades de energía.

Calefacción sostenible en Rodez

Reducir la huella de carbono de la planta: eso fue lo que se propuso hacer el equipo de Rodez, en Francia, cuando comenzó a hacer planes en 2009. La localización dispone, desde 2013, de una central térmica de biomasa en funcionamiento que quema las astillas de madera obtenidas de recursos forestales locales certificados y sostenibles.

Reducción de la huella de carbono con energía propia en Bidadi y Nashik, India

Bosch India está persiguiendo la neutralidad del carbono aprovechando fuentes de energía naturales disponibles localmente. Impulsado por la idea de suministrar a la localización energía completamente renovable durante el día, el equipo del emplazamiento de Nashik comenzó a instalar sus primeros sistemas fotovoltaicos en 2015.

Las renovables como principal fuente de energía para Bosch en México
México ha renovado su política energética. La reforma energética exige que el país obtenga, para 2024, el 35 por ciento de la electricidad mediante combustibles no fósiles. Con muchas horas de sol al año y regiones con fuertes vientos, la geografía y el clima mexicano respaldarían este objetivo, proporcionando una base sólida para el cambio, junto con el apoyo comprometido del gobierno y las empresas. Bosch México pudo ahorrar 56.000 toneladas métricas de CO2 en 2018, al cambiar a energías predominantemente renovables.

Power to Green Hydrogen Mallorca, es una iniciativa que impulsan el ejecutivo autonómico y las empresas de CEMEX, Enagás, Acciona y Redexis. La ejecución del proyecto permitirá en 2021 disponer de una planta de producción de hidrógeno verde para abastecer de energía no contaminante a vehículos de movilidad sostenible, tanto de flotas públicas (a través de autobuses de la EMT) como privadas; a las plantas hoteleras de las bahías de Alcúdia y Pollença así como y al polígono industrial de Inca.

 

El proyecto Power to Green Hydrogen Mallorca se encuentra actualmente en exposición pública, tras la cual se iniciará su tramitación administrativa. Se trata de un proyecto innovador, que pretende ser un punto de referencia para futuras iniciativas en el ámbito de la energía verde. El objetivo es desarrollar diversas actuaciones para la generación, distribución y consumo de energía limpia a partir de hidrógeno renovable obtenido mediante energía fotovoltaica.

El proyecto cuenta con un presupuesto de unos 50 M€, que permitirá una generación de hasta 10 Mw de producción, según necesidades. Será alimentado por una planta de energía fotovoltaica que será instalada en terrenos de CEMEX. Cuando esté operativa, será capaz de evitar la producción diaria de hasta 16.000 T/año de CO2 o, en equivalencia, salvar 3.300 ejemplares de encina balear.

En España es la primera vez que se generará hidrógeno a escala industrial. Se persigue un doble objetivo claro: avanzar hacia la descarbonización de las Islas, con cero emisiones de CO2 en el horizonte 2050, así como participar en la transformación de la economía balear, con una mayor diversificación de la economía y una mayor apuesta por las industrias sostenibles.

Green Building Council España (GBCe), CARTIF, Tecnalia y el Ayuntamiento de León son los socios españoles del nuevo proyecto europeo Making-City que acaba de iniciar su andadura. Este proyecto, financiado con fondos Horizon 2020, está orientado hacia el desarrollo de nuevas estrategias que ayuden a la transformación del sistema energético urbano hacia ciudades bajas en carbono.

Making-City se desarrollará a lo largo de los próximos 60 meses y contará con un presupuesto de 20 M€. El proyecto reúne a 34 socios de 9 países y está coordinado por el Centro Tecnológico CARTIF. El proyecto involucra 2 “ciudades faro”, Groningen (Holanda) y Oulu (Finlandia), para la demostración de sus objetivos. Ambas ciudades han sido elegidas debido a su trabajo actual y su compromiso con la transición energética, y el trabajo con ellas ayudará las seis “ciudades seguidoras”: León en España, Bassano del Grappa (Italia), Kadiköy (Turquía), Poprad (Eslovaquia), Vidin (Bulgaria) y Lublin (Polonia), para replicar las soluciones propuestas.

El consorcio se completa con la representación de actores clave dentro de la cadena de valor de las ciudades inteligentes: entidades académicas y de investigación, grandes compañías, PYMEs, organismos públicos y asociaciones que, como GBCe son expertas en edificación sostenible.

El nombre completo de esta convocatoria H2020 se denomina “Construyendo un futuro bajo en carbono y de clima resiliente: energía limpia, eficiente y segura”. Making-City va a ser un proyecto demostrativo a gran escala orientado hacia el desarrollo de nuevas estrategias integradas para acometer la transformación del sistema energético urbano, hacia ciudades bajas en carbono. Para ello contará con el enfoque de los Distritos de Balance Energético Positivo (PED) como pieza clave en el camino de la transición energética urbana.

Este enfoque será la base de un plan altamente eficiente y sostenible y se utilizará para implementar un camino de eficiencia energética para la transformación de la ciudad. En un contexto de la COP 24 y el Acuerdo de París de 2015, Making-City brindará una visión a largo plazo (la “Visión de la ciudad 2050”) que considera un cambio en los sistemas energéticos y la estructura organizativa de las ciudades.

El proyecto desarrollará procedimientos avanzados y metodologías basadas en los barrios de energía positiva: Un Distrito de Energía Positiva es un distrito con una importación de energía neta anual nula y emisiones de CO2 netas nulas, trabajando para lograr un excedente local anual de producción de energía renovable.

Making-City dibuja un futuro positivo para las ciudades. Sea cual sea su tamaño, las ciudades serán actores esenciales en la lucha contra el cambio climático. En 2016, el informe “Fecha límite 2020” indicó que las ciudades por si solas, pueden reducir el 5% de las emisiones mundiales, contribuyendo al cumplimiento del Acuerdo de París COP 21. Junto con otras administraciones y empresas con, y en concierto con otros niveles del gobierno y el sector privado, pueden potencialmente contribuir a la reducción 46% de las emisiones.

Las actividades y los resultados realizados en el proyecto Making-City beneficiarán a muchas ciudades, teniendo en cuenta que casi 9.000 ya se han comprometido públicamente a participar en el Pacto Mundial de Alcaldes por el Clima y la Energía. Esta coalición internacional de ciudades y gobiernos locales comparten la misma visión de acción a largo plazo para “combatir el cambio climático y avanzar hacia una sociedad con bajas emisiones y resilientes”.

COMEVAL
ELT
COFAST-PASCH
AERZEN
IMASA