Tags Posts tagged with "ciudad inteligente"

ciudad inteligente

Schréder define una ciudad inteligente como un movimiento que tiene como objetivo hacer que las ciudades sean más eficientes, más sólidas y más accesibles para los ciudadanos y, al hacerlo, lograr un desarrollo sostenible a través de la digitalización. Lo que requiere la optimización de recursos a través de datos, inteligencia y soluciones de abajo hacia arriba conectadas (a nivel de calle).

Uno de los valores fundamentales que defiende Schréder es el desarrollo y la propagación de soluciones abiertas e interoperables, pues para desarrollar ciudades verdaderamente inteligentes es necesario habilitar soluciones independientes que conecten los dispositivos de la ciudad a las redes; contribuyendo al crecimiento de un ecosistema tecnológico verdaderamente abierto. Hoy, vemos que muchas de las soluciones en el mercado tienen una arquitectura cerrada y, por lo tanto, limitan a las ciudades a plataformas de un solo proveedor.

La interoperabilidad y la interconexión de diferentes dispositivos en una ciudad se pueden realizar mediante el establecimiento de protocolos abiertos. Esto es esencial para garantizar el desarrollo de entornos urbanos inteligentes reales. Cada vez más ciudades requieren que múltiples aplicaciones verticales de ciudades inteligentes sean controladas por un Sistema de Gestión Central único. Y ahora la solución de control de iluminación inteligente de Schréder Owlet IoT ahora cuenta con la certificación TALQ2. Esta garantiza que las soluciones de iluminación inteligente respeten el protocolo TALQ Smart City.

El Consorcio TALQ ha desarrollado un protocolo estándar global para permitir que el software de administración central configure, controle, ordene y monitoreé múltiples redes de dispositivos exteriores de varios proveedores a través de un protocolo RESTful / JSON fácil de integrar. Es la estandarización de una Smart City API.

La plataforma Owlet IoT de Schréder es uno de los primeros sistemas de control remoto para monitorear, medir y administrar redes de iluminación que se ajusta con éxito al estándar TALQ 2. Esto significa que Owlet IoT ahora es totalmente interoperable con todos los demás sistemas de gestión central compatibles con TALQ 2 sin la necesidad de un desarrollo adicional. Esto permite a los clientes adoptar un enfoque a largo plazo para las inversiones en ciudades inteligentes.

Schréder llevó a cabo varias actuaciones en diversas instalaciones como parte del plan de desarrollo de Alcoi como ciudad inteligente y en su estrategia en el ámbito del ahorro y la eficiencia energética para la sustitución de luminarias de descarga a luminarias LED que ofrecen un bajo consumo y una alta eficiencia, además de integrar tecnologías punteras como Internet de las Cosas, Big Data, todo bajo estándares abiertos que permitan la interoperabilidad con otras tecnologías.

Alcoi, empezó hace años con esta transformación para convertirse en una ciudad inteligente, basado en un modelo de ciudad sostenible e inteligente para el futuro de la ciudadanía. Recientemente, ha creado una “Smart Office” un espacio dedicado a la difusión de procesos y acciones Smart y de asesoramiento a todos los departamentos municipales. Otro de sus objetivos es acreditar Alcoi como Destino Turístico Inteligente (DTI). Este órgano municipal, está conformado por técnicos municipales y otras entidades políticas, así como grupos de interés que trabajan por el bienestar del ciudadano.

Las últimas actuaciones realizadas fueron en los parques industriales, modernizando estas instalaciones, mediante la sustitución de luminarias por tecnología LED, instalación de tendido de fibra óptica, plantas fotovoltaicas e implantación de cámaras de seguridad.

Además de un sistema de telegestión punto a punto con un único controlador que geoposiciona más de 1.500 luminarias comunicándolas entre sí a través de Internet, lo que permite regular la intensidad lumínica ajustándola a las necesidades específicas del lugar y el momento, y con la interconexión que se establece con cada punto de luz con otro tipo de sensores como medioambientales y de análisis de calidad del aire, se ha conseguido una mejor calidad de vida de los ciudadanos.

En combinación con las técnicas de análisis Big Data y, todo ello integrado en una plataforma de ciudad inteligente, ofrece una información de gran utilidad, sobre los ahorros y el funcionamiento de la propia red de alumbrado, a su vez gestionar los sistemas de riego, la red wifi de la ciudad o los sistemas de video- vigilancia CCTV.

Con estas actuaciones, estas instalaciones son mucho más sostenibles y eficientes, ya que se ha conseguido un ahorro energético de más de un 75 % respecto a la instalación anterior sólo con el cambio a tecnología LED, y cerca de un 15 % más que nos permitirá la implantación del sistema de telegestión.
Sobre esta misma línea de innovación y de implementación de soluciones inteligentes, el Ayto de Alcoi, ha apostado por una solución de iluminación dinámica para reducir los costes energéticos y la contaminación lumínica. Asimismo, también para ofrecer mayor seguridad y movilidad urbana, ya que vincula el volumen de tráfico con el alumbrado para proporcionar el nivel de luz óptimo. Este sistema ya está operativo en diversos países de Europa y es pionero en España con la instalación en la ciudad de Alcoi, y que funciona como un complemento del sistema de telegestión implementado para el alumbrado público, adaptando en tiempo real la iluminación de las calles en función del volumen del tráfico de la vía.

Los sensores ópticos (PIR o radar) instalados sobre las luminarias, detectan el volumen de tráfico en ambas direcciones, interactuando con la red de iluminación para reducir los niveles de iluminación
cuando el tráfico sea ligero y aumentarlo cuando éste se vuelva más denso. De esta manera, se crea un ahorro de energía sustancial convirtiéndola en una solución óptima para zonas de escaso tráfico (p. ej., calles residenciales, carriles para bicicletas o parques).

Esta solución, ofrece una gran flexibilidad de configuraciones y extensiones para futuras funcionalidades utilizando una plataforma de administración central, garantía para reducir los costes, mayor, seguridad y una reducción de la contaminación lumínica.

i-DE, la nueva marca de la actividad de distribución eléctrica de Iberdrola en España, amplía las posibilidades de su red inteligente y digitalizada, con inversiones de 600 M€ en los próximos diez años, con el objetivo de contribuir a que los principales municipios del país evolucionen en su transición hacia una ciudad inteligente o smart city.

 

Las inversiones en este proyecto irán destinadas, principalmente, a un mayor desarrollo de la red de distribución eléctrica, para integrar recursos energéticos clave para una ciudad inteligente, así como a aumentar la inteligencia de la red de distribución, potenciando la digitalización y permitiendo, así, mejorar la calidad de información y servicio.

Modelo óptimo de smart city para más de 40 ciudades españolas
i-DE, que ya trabaja en esta iniciativa con media docena de Ayuntamientos y Comunidades Autónomas, prevé extender el proyecto a más de 40 municipios españoles durante 2019, incluyendo capitales de provincia y ciudades de más de 100.000 habitantes, en las regiones en las que opera como distribuidora.

El trabajo de i-DE, en colaboración con las administraciones locales y regionales, se centra en cuatro áreas estratégicas para una ciudad inteligente, desde la perspectiva de la red de distribución eléctrica, que incluyen la movilidad eléctrica, las infraestructuras de redes, la eficiencia en el uso de la energía y la sensibilización ciudadana: movilidad, infraestructura, energía y cultura.

Monitorización y evaluación del impacto del vehículo eléctrico en la red
Las iniciativas de la actividad de redes de distribución de Iberdrola para promover un modelo energético más limpio, eficiente y sostenible pasan también por favorecer la integración del vehículo eléctrico.

i-DE ha integrado Centros de Control de la Movilidad Eléctrica en sus seis Centros de Control de Distribución (COD) en España, con los que monitorizar y evaluar el impacto del vehículo eléctrico en su red de distribución.

Alineado con su estrategia de smart cities, los centros de Control de la Movilidad Eléctrica permitirán a i-DE colaborar con Ayuntamientos y Comunidades Autónomas, facilitándoles el acceso a información local sobre el desarrollo del vehículo eléctrico en sus comunidades.

Redes inteligentes y transición energética
Las redes de distribución eléctrica son el sistema circulatorio del nuevo modelo energético y la plataforma necesaria para la transición hacia una economía descarbonizada, basada en energías renovables y competitivas.

La transformación de las redes hacia una infraestructura inteligente, más fiable y segura permite dar respuesta a los retos de esta transición hacia una electrificación de la economía, con una mayor integración de renovables, la movilidad sostenible, las ciudades inteligentes, el consumo descentralizado (autoconsumo) y un consumidor con mayor capacidad de decisión y conectividad.i-DE ha desplegado cerca de 11M de contadores inteligentes y la infraestructura que los soporta, así como la adaptación de alrededor de 90.000 centros de transformación, a los que ha incorporado capacidades de telegestión, supervisión y automatización.

I-DE, redes eléctricas inteligentes
La actividad de i-DE -la nueva marca de distribución eléctrica de Iberdrola- contempla la planificación, construcción, y mantenimiento de las líneas eléctricas, subestaciones, centros de transformación y otras infraestructuras, así como la operación de ese sistema para distribuir la energía de forma eficiente entre los diversos agentes que la producen y consumen.

 

La ciudad de Zaragoza, capital de Aragón, se ha convertido en uno de los primeros centros metropolitanos a nivel mundial en adoptar la tecnología digital, y ABB está ayudando a la ciudad a conseguir dicha visión de futuro. Esto es posible gracias al contrato de mantenimiento y eficiencia energética con la empresa española Imesa, adjudicataria del mismo a través de la licitación pública correspondiente. En Zaragoza, ciudadanos, autoridades municipales, empresas privadas, emprendedores y universidades están colaborando en un ecosistema de ciudad inteligente diseñado para promover la inclusión digital y social.

Entre los principales focos de estos esfuerzos se encuentran cuatro emblemáticos edificios de Zaragoza: el edificio Seminario de Zaragoza, que alberga las oficinas del Ayuntamiento de Zaragoza, la casa consistorial, el cuartel de policía La Paz y el Centro de Arte y Tecnología.
Para extender el concepto de ciudad inteligente a estos edificios, hacía falta un sistema de monitorización de la energía que les permitiera cumplir la norma ISO 50001. Dicha norma ayuda a las organizaciones a utilizar la energía de forma más eficiente, concretamente mediante la implementación de un sistema de gestión de la energía. Además, la ciudad trataba de reducir su consumo total de energía en un 20 % y de reducir su huella de carbono, todo a través de una mejor monitorización y control del uso energético.

Zaragoza recurrió a ABB en busca de la tecnología que le ayudara a lograr estos objetivos. La ciudad tenía una sólida relación de confianza con ABB, y ABB le ofreció una monitorización avanzada de la energía mediante una plataforma IoT de gestión energética basada en la nube, parte del portafolio de ABB AbilityTM, que incorpora múltiples tecnologías.

Ekip UP digitaliza el sistema eléctrico de los edificios históricos

Como pilar de estas tecnologías destaca Ekip UP, especialmente diseñada para instalaciones existentes, como los cuatro edificios mencionados de Zaragoza. Ekip UP es la unidad que actualiza la electrónica de las instalaciones antiguas para convertirlas en digitales. Está diseñada con el objetivo de reacondicionar cualquier sistema de distribución eléctrica de una manera económica. Esta unidad inteligente conecta las instalaciones existentes con una plataforma de supervisión ABB Ability basada en la nube, que permite una monitorización remota orientada a asignar recursos y de reducir costes. Su software integrado optimiza la continuidad del servicio y la eficiencia energética, ahorrando hasta un 30% en costes operativos. Al tratarse de un producto versátil que aglutina funciones de medición, protección y control, se puede utilizar en una gran variedad de aplicaciones y sectores distintos. Al aprovechar los módulos de comunicación plug and play, diferentes opciones de montaje y sensores de corriente de núcleo abierto, la instalación de Ekip UP es un 50% más rápida que las soluciones tradicionales y tiene un menor impacto en los activos de distribución eléctrica.

Para la ciudad inteligente de Zaragoza, Ekip UP representa un importante avance respecto a las soluciones tradicionales de monitorización, como analizadores de redes, que veníamos utilizando“, explicó el Responsable de Energía del Ayuntamiento de Zaragoza, Javier Pérez. “Algunos de los equipos que tenemos instalados carecían de funciones de comunicación para la monitorización o el control. La solución de ABB nos da flexibilidad para adaptar nuevas tecnologías a cualquier tipo de cuadro existente, aunque sus interruptores automáticos sean de otra marca. Ekip UP ha aumentado la velocidad de puesta en marcha y nos brinda de la escalabilidad necesaria para poder reproducir una solución común y homogénea para todos nuestros edificios principales“.

Entre las tecnologías instaladas por ABB se incluyen Ekip UP con medición avanzada, un conjunto completo de registros de analizadores de red, el datalogger integrado del mismo Ekip UP, sensores de corriente de núcleo abierto, módulos de comunicación plug and play y conectividad para la monitorización avanzada de energía a través del sistema ABB Ability basado en la nube.

Asimismo, ABB impartió formación técnica a instaladores de Imesa y a ingenieros del propio ayuntamiento y facilitó directrices técnicas para la solución completa, incorporando productos de medición, monitorización digital de energía, la plataforma IoT basada en la nube y consultoría sobre eficiencia energética.

Zaragoza acelera hacia el cumplimiento de la norma ISO

Como resultado de la colaboración de ABB con la ciudad, Zaragoza pudo dar los primeros pasos en el camino hacia el pleno cumplimiento de la norma ISO 50001 para los edificios implicados. Es más, en comparación con las soluciones de la competencia, la tecnología de ABB permitió un ahorro significativo en el número de componentes y la instalación se completó en muy poco tiempo, con una puesta en servicio rápida y exenta de problemas.

Además de la tecnología Ekip UP, el proyecto incorporaba productos complementarios del portafolio de baja tensión de ABB, como interruptores automáticos, interruptores diferenciales, envolventes y otros productos.

El Ayuntamiento de Murcia y el área de distribución de Iberdrola han avanzado en un futuro marco de colaboración, que se concretará próximamente en un convenio, para el desarrollo e implantación del modelo Smart City óptimo para la ciudad de Murcia. Así lo han acordado ambas partes en una reunión en la que la eléctrica, después de meses de trabajo, ha presentado al Ayuntamiento de Murcia su modelo de gestión de ciudad inteligente.

La iniciativa permite incorporar la perspectiva e información de la red de distribución eléctrica al desarrollo del modelo Murcia Smart City, que el Ayuntamiento implementa a través de la plataforma MiMurcia.

Cuatro áreas estratégicas para una ciudad inteligente

El despliegue de la red eléctrica inteligente de Iberdrola permitirá incorporar la ‘traza neuronal’ de la red para ofrecer un mejor servicio al ciudadano.

El trabajo se centrará en las cuatro áreas estratégicas para una ciudad inteligente, que incluyen la movilidad eléctrica, las infraestructuras de redes, la eficiencia en el uso de la energía y la sensibilización ciudadana:

• En movilidad, Iberdrola Distribución pondrá a disposición del Ayuntamiento su conocimiento de las redes eléctricas para impulsar un plan de despliegue de puntos de recarga eficiente y económico, accesible a todos los ciudadanos.
• En infraestructuras, se potenciará el desarrollo, la innovación y digitalización de las redes eléctricas para seguir mejorando en los aspectos que intervienen en la calidad de suministro y la atención a los ciudadanos.
• En energía, se va a avanzar en la búsqueda de soluciones energéticas sostenibles y eficientes para el municipio, utilizando las técnicas más avanzadas que permitan reducir los costes energéticos de la ciudad.
• En sensibilización, mediante tecnologías de la información, se proporcionarán datos de la red de distribución relacionados con consumo, integración de renovables y penetración de movilidad eléctrica que ayuden en la gestión óptima y contribuyan a la concienciación de los ciudadanos.

Iberdrola y las ciudades más inteligentes

Iberdrola Distribución se pone al servicio de las ciudades en las que opera y gestiona la red de distribución eléctrica, ofreciendo su asesoramiento y apoyo para el fomento de la movilidad eléctrica y la eficiencia energética, además del desarrollo de nuevas funcionalidades de la red, con el objeto de contribuir a que estas ciudades sean más inteligentes y sostenibles.

En el municipio de Murcia, la compañía ha desplegado más de 214.000 contadores inteligentes, que se integran en un sistema avanzado de contratación, medida y facturación del suministro eléctrico. Esta iniciativa alcanza a la telegestión de sus 2.860 centros de transformación en baja tensión, de los que 288 cuentan además con supervisión de red y 274 han sido automatizados, haciendo de Murcia una ciudad más inteligente.

Adicionalmente, Iberdrola desarrolla en estos momentos un Plan de Movilidad Sostenible, que prevé la instalación de 25.000 puntos de recarga en España en hogares, empresas y espacios públicos urbanos e interurbanos. El plan contempla el despliegue, este año, de una red de estaciones de recarga rápida, súper rápida y ultra rápida, que permitirá recorrer España en vehículo eléctrico, con estaciones al menos cada 100 km, en las principales autovías y corredores.

Murcia SmartCity

La ciudad de Murcia tiene definida una Estrategia de Ciudad Murcia 2020 y un Plan Estratégico Murcia Smart City, que fijan un recorrido a medio plazo de cómo se quiere hacer Murcia más inteligente, sostenible y amigable.

El objetivo es la implantación de un modelo de gestión integrador que optimice los diferentes servicios y recursos municipales, orientándolos hacia el modelo smart, de manera que el ciudadano conciba un Ayuntamiento abierto, interconectado, cercano y ágil, orientado a sus necesidades. En este sentido, además del proyecto de MiMurcia, como eje nuclear del desarrollo de una plataforma de ciudad inteligente, se han lanzado otras iniciativas, como la creación del Centro Único de Seguimiento (CEUS), que se constituye en un elemento innovador del proyecto Smart Murcia.

Las nuevas ciudades inteligentes están cambiando el mapa urbano de todo el mundo. Pero, ¿qué es una ciudad inteligente? En este número, Jonathan Wilkins, director de marketing del proveedor de piezas industriales obsoletas EU Automation, nos explica cómo debe cambiarse la tecnología de las redes eléctricas para crear ciudades inteligentes.

No existe un listado oficial de cosas necesarias para que una ciudad se considere inteligente; cada ciudad tiene necesidades particulares en función de su ubicación y sus habitantes. Cisco explica que una ciudad inteligente es un espacio que utiliza la tecnología digital para conectar, proteger y mejorar las vidas de aquellos que la habitan. Los ámbitos en los que los urbanistas pueden decidir implementar estas tecnologías cambian para adaptarse a su ubicación y su población.

Distribución de la energía

Las ciudades inteligentes necesitan una amplia infraestructura de tecnología sofisticada. Cuanta más tecnología tiene una ciudad, más energía hace falta para alimentar dicha tecnología.

Las ciudades cuentan tradicionalmente con una red eléctrica que distribuye sus suministros públicos (incluyendo el agua, el gas y la electricidad). La quema de combustibles fósiles ha generado habitualmente la energía de la red eléctrica, lo cual ha contribuido a las emisiones de gas invernadero que perjudican al planeta.

¿Por qué necesitamos una nueva red eléctrica?

Si los sistemas eléctricos que vemos en todo el mundo han funcionado bien durante décadas, ¿por qué muchas ciudades están decidiendo implantar infraestructuras más complejas?

Los gobiernos de todo el mundo están realizando cambios para reducir las emisiones de carbono, con el fin de reducir radicalmente la dependencia de los combustibles fósiles antes del 2020. Cambiar el sector del suministro eléctrico es la contribución más importante que se puede hacer para alcanzar dichos objetivos de reducción. La infraestructura actual no es capaz de gestionar la cantidad de datos necesaria para aumentar la inteligencia en los procesos de las ciudades.

Las redes eléctricas inteligentes fomentan la transición de la quema de combustibles fósiles a la obtención de energía a partir de tecnologías renovables.

El cambio de la red eléctrica

La creación de una red eléctrica inteligente es fundamental para respaldar la infraestructura de una ciudad inteligente. Las redes eléctricas inteligentes son redes modernizadas que interactúan con la tecnología y la infraestructura para aumentar la transparencia del uso energético de los consumidores.

Antes de invertir en tecnología inteligente para la red eléctrica, las autoridades locales deben comprender las necesidades de sus ciudadanos. La instalación de sensores inteligentes conectados al Internet de las cosas (IoT) por toda la ciudad permite recopilar y analizar los datos para que las autoridades locales puedan dar respuesta a los cambios o necesidades de su población.

Las redes inteligentes utilizan sensores que recopilan datos acerca del uso y de las necesidades energéticas de los consumidores. En otras palabras, una ciudad inteligente resulta más barata, fiable, sostenible y segura. Permite entablar una comunicación en tiempo real entre la tecnología y los consumidores para crear un servicio más personalizado.

Las personas con un medidor inteligente de energía ya disfrutan de las ventajas de una red eléctrica más inteligente, ya que pueden ver cuánto gastan exactamente en suministros públicos, en lugar de pagar una tarifa estándar.

Pero la red eléctrica inteligente no solo controla los suministros públicos, también controla la energía, distribuye la banda ancha para mejorar la conectividad y controla procesos como el tráfico urbano. Los datos recopilados en tiempo real también pueden contribuir a que las autoridades locales y los ayuntamientos evalúen el uso energético y realicen cambios en pos de una mayor eficiencia.

Ventajas de la red eléctrica inteligente

Cuanto más inteligente es una red, más inteligente es su ciudad y de mayor calidad es la vida de sus habitantes. Al aumentar la inteligencia de la infraestructura, los ciudadanos tienen la posibilidad de controlar tanto sus suministros públicos como las tecnologías y los servicios con los que interactúan a diario.

Las redes eléctricas inteligentes tienen muchas ventajas: permiten ayudarnos a alcanzar los objetivos de reducción de carbono y fomento de energías renovables, mejoran la eficiencia económica y optimizan la distribución de la energía.

Ninguna ciudad se parece a otra, y lo mismo ocurre con las ciudades inteligentes. Las autoridades locales pueden analizar ejemplos como los de Seúl, Singapur y Barcelona para inspirarse en la forma en que la tecnología puede mejorar la calidad de vida. Pero, en última instancia, una ciudad inteligente no es posible sin una red energética más inteligente.

Philips Lighting publica un nuevo informe, en colaboración con SmartCitiesWorld, donde se describen los principales elementos que impulsan y obstaculizan a las autoridades locales a la hora de implementar un programa de Smart City (ciudad inteligente).

En el informe se realiza una investigación en profundidad sobre los 150 elementos principales que influyen en la planificación de ciudades en todo el mundo. Al designar a Singapur, Londres y Barcelona como las mejores Smart Cities del mundo, se pone de manifiesto que el liderazgo visionario es el factor que puede marcar la mayor diferencia en el éxito de los programas de Smart City, según indica el 56 % de los encuestados. El informe destaca el impacto de los líderes “iluminados” e inspirados por visiones a largo plazo que fomentan la inclusión y la colaboración entre agencias y departamentos.

Los resultados potenciales son esperanzadores. Según el estudio, podemos mencionar Barcelona como principal ejemplo, donde se han creado unos 47.000 puestos de trabajo mediante la implementación de los sistemas de Internet of Things (IoT), se han ahorrado 42,5 millones de euros en agua y se han generado otros 36,5 millones de euros en un año gracias a los aparcamientos inteligentes.

Una de cada diez autoridades públicas carece de la capacidad para desarrollar programas de Smart City

Además del hecho de no contar con la capacidad para desarrollar un programa de Smart City que menciona uno de cada diez representantes de las autoridades públicas, también se ven lastrados por las restricciones presupuestarias, la carencia de infraestructuras, las planificaciones a corto plazo y la ausencia de liderazgo en la implementación.

Los factores de inhibición más importantes son las restricciones presupuestarias (23%) y la necesidad de contar con una infraestructura que ofrezca un mejor respaldo (19%), lo que demuestra que garantizar la inversión en proyectos de Smart City no es una tarea sencilla. Pero el informe sugiere que los proyectos que ofrecen ganancias a corto plazo y, además, proporcionan infraestructuras a largo plazo pueden superar estos problemas, como el alumbrado público con funciones de telecomunicaciones integradas de San José y el alumbrado público con LED conectado de Los Ángeles, que permiten ahorrar al año 9 millones de dólares y amortizarán los costes iniciales en siete años.

Además, el informe revela que es bastante habitual que una ciudad dedique el 50% de su presupuesto energético al alumbrado público. Implementar una tecnología de iluminación conectada no solo reduce el consumo energético, sino que también permite reducir la tasa de criminalidad, respalda a los negocios locales y permite crear un entorno estéticamente más agradable para los ciudadanos. Y a todo esto hay que sumar las ventajas medioambientales y las relacionadas con los costes.

Las ciudades consumen el 70 % de la energía mundial

Aprovechar las ventajas de las Smart Cities es esencial. Las ciudades consumen el 70 % de la energía mundial y, para el año 2050, las zonas urbanas serán el hogar de 6500 millones de personas en todo el mundo (2500 millones más que en la actualidad). Para que las ciudades estén preparadas para atender el aumento en la demanda de ocupación y de energía, las autoridades locales deben abordar cuestiones difíciles, como la tecnología, las comunicaciones, la seguridad de los datos y el uso de la energía.

“Las autoridades locales tendrán que tomar decisiones complejas y difíciles relacionadas con la infraestructura, equilibrando las necesidades para mantener los servicios existentes a la vez que invierten en mejoras, gestionan el crecimiento de la población e incrementan la sostenibilidad, y todo ello con estrictas restricciones presupuestarias”, señaló Jacques Letzelter, Segment Manager de Philips Lighting.

Adopción de IoT

El informe también se centra en la función clave que el floreciente concepto de IoT debe desempeñar en el éxito de las Smart Cities. Revolucionar la recopilación de datos (35%), transformar las comunicaciones para prestar unos servicios más precisos (15%) y gestionar el uso de los recursos urbanos (13%) fueron las tres principales áreas identificadas en las que IoT podría tener una mayor eficacia en las ciudades. Sin embargo, el informe indica que la implementación de nuevas tecnologías y los programas de Smart City son diferentes para cada ciudad.

Las tres principales Smart Cities recibieron este calificativo por aspectos muy diferentes de sus estrategias. De Singapur se reconoció su infraestructura con visión de futuro, incluidos los edificios, el transporte y el uso del espacio del subsuelo. Londres se distinguió por centrarse en las comunidades a la hora de implementar la tecnología. Para uno de los encuestados, Londres es una “mezcla exquisita de tecnologías y colaboraciones“. De Barcelona, se puso de manifiesto su excepcional cambio en las directrices de gobierno.

l próximo 27 de junio tendrá lugar el lanzamiento de la segunda edición de la Vuelta a España en vehículo eléctrico para analizar las iniciativas Ciudad Inteligente y la movilidad sostenible en nuestro país. El proyecto “Mi Ciudad Inteligente“, tras cuatro años de trabajo desde la realización de su primera edición, vuelve a la carga en este 2017 con un objetivo común al anterior: recorrer y analizar las iniciativas Ciudad Inteligente de las ciudades españolas para divulgarlas entre la ciudadanía.

Esta vez serán 82 ciudades por las que viajarán Eduardo Bustillo y Pablo Rodríguez, socios de GEOCyL. En 2013 fueron 30 las urbes pertenecientes a la RECI (Red Española de Ciudades Inteligentes) que recorrieron a bordo de un Renault Twizy, ayudados por una furgoneta para los desplazamientos interurbanos. Hoy, se plantean una ruta 100% eléctrica por medio de un Renault Zoe ZE 40, con hasta 400 km de autonomía, que les llevará a recorrer más de 30.000 km durante 5 meses, desde este mes de junio hasta enero de 2018.

 

El proyecto se presentará en los 82 ayuntamientos con el objetivo de transmitir las bondades de cada núcleo en términos de “ciudad inteligente”. Serán los Alcaldes, Tenientes de Alcalde, Concejales y Técnicos los encargados de enseñar a estos dos geógrafos y a sus ciudadanos lo que están haciendo por su ciudad. En estos eventos, además del propio acto institucional, se ofrecerán conferencias abiertas a los ciudadanos, lo que permitirá poner sobre la mesa el estado actual de la “inteligencia territorial” en España. Por tanto, este proyecto viene a representar un estudio de campo sobre la realidad en la implantación de las Smart Cities en nuestro país.

Ciudades inteligentes en ruta

El objetivo del proyecto, además del análisis y su difusión, es compartir información entre las ciudades de la RECI -en línea con la filosofía de su creación- y comprobar cómo han evolucionado las treinta ciudades que se visitaron en 2013, qué aportan las 52 que se han ido incorporando durante todos estos años a la Red y las posibilidades de replicar proyectos exitosos.

El nombre que toma el proyecto, “Objetivo ZEro. Mi Ciudad Inteligente”, proviene del hito que supone recorrer un país, 17 comunidades autónomas, 82 ciudades y más de 30.000 km, todo ello durante 5 meses y sin una sola emisión contaminante (y unos niveles de ruido muy bajos). Por otro lado, ZE, Zero Emissions, es el nombre que identifica a la gama de vehículos eléctricos de Renault.

Uno de los objetivos es difundir entre la ciudadanía el concepto de Ciudad Inteligente, poniendo en valor todos los proyectos que definen a las ciudades inteligentes: innovación social, accesibilidad, movilidad sostenible, eficiencia energética y medioambiental, gestión de infraestructuras, etcétera. Otro, transmitir tanto entre las ciudades de la RECI como al ciudadano qué se está haciendo y la importancia de los nuevos proyectos tecnológicos y de digitalización social, mediante la repercusión en los medios de comunicación, en las redes sociales y a través de la web.

Las ciudades inteligentes tienen ciudadanos inteligentes

Las ciudades inteligentes, como ciudades que aplican la limitación de recursos, la sensibilidad por la eficiencia en su uso y la adecuada gestión de los vectores ambientales que determinan el buen funcionamiento de las aglomeraciones, tienen el objetivo de proveerse de una infraestructura que intente garantizar un desarrollo sostenible, un incremento de la calidad de vida de sus ciudadanos y una mayor eficiencia de sus recursos humanos y energéticos. Resumidamente, se trata de usar la tecnología en beneficio de la población.

Para que una Ciudad Inteligente triunfe, tiene que superar el concepto ciudad como organización administrativa y convertirse en Territorio Inteligente de la mano de determinadas características ambientales, sociales, económicas y culturales con las que se ponga de manifiesto la importancia de la ciudadanía. La ciudad puede abordarse desde ámbitos en los que la ciudadanía no tenga ningún concurso o desde un prisma de territorio urbano con perspectivas que incluyan a la población.

Por ello, este proyecto quiere difundir entre la ciudadanía el concepto de la nueva ciudad que está llegando, un nuevo escenario al que no ha de adaptarse sino del que tiene que ser partícipe, consciente del por qué y para qué de sus políticas.

El Objetivo ZEro

En este escenario, con una fuerte apuesta española (y europea) por una economía basada en la investigación e innovación para crear nuevos productos y servicios que generen crecimiento, una economía eficiente en el uso de los recursos, más verde y competitiva, y una sociedad digitalizada, surgen varias cuestiones. Su análisis permitirá extraer interesantes conclusiones relacionadas con la escala necesaria, la capacidad de integración de soluciones, el desarrollo de plataformas de ciudad, los mecanismos de captación de información y la puesta a disposición de la información para terceros (open data). Hoy en día, los servicios urbanos inteligentes se encuentran en fase de consolidación, frente a una etapa de arranque que fue la que se vivió durante los años 2013-14 cuando se realizó el primer recorrido de Mi Ciudad Inteligente.

Este coche “inteligente” viajará dotado de diversas tecnologías que permitirán, entre otras cosas, recoger los niveles de ruido en las ciudades -contaminación acústica- (sensores provistos por Audiotec – dBelectronics), monitorizar los rendimientos de las baterías y comprobar su comportamiento ante diversos escenarios y condiciones ambientales, así como la incorporación de tecnología NFC (sin contacto) para la consulta de datos sobre el proyecto. Y, por si fuera poco, viajará acompañado de drones.

Como colofón, el periplo tendrá un fin social. La asociación “We Can Be Heroes” (Podemos ser héroes) irá de la mano de Mi Ciudad Inteligente con el objetivo de recaudar fondos para la lucha contra el cáncer.

El proyecto se podrá seguir en vivo a través de las redes sociales (Facebook, Twitter e Instagram) y de la web www.miciudadinteligente.info

La cumbre mundial sobre el clima celebrada el pasado año en Marrakech, COP 22, fue el escenario elegido para el anuncio de los ganadores internacionales de la cuarta edición del concurso de edificios y ciudades sostenibles Green Building & City Solutions Awards 2016, en los que siete edificios y tres eco-distritos fueron premiados por sus soluciones innovadoras. España tuvo una presencia importante en esta edición, el proyecto Smart City Pamplona recibió un segundo premio en la categoría de Ciudad Inteligente y el proyecto del Edificio Zaramaga de Vitoria recibió el Gran Premio a la Rehabilitación Sostenible. La rehabilitación energética del Edificio Zaramaga, un proyecto de los estudios Luz Espacio¡ Arquitectos e IMV Arquitectos, es un proyecto orientado a reducir el consumo energético de este conjunto residencial, garantizando el confort de sus habitantes.

La finalidad del proyecto de rehabilitación energética del conjunto residencial, situado en la calle Cuadrilla de Laguardia nº 2, 4 y 6, de Vitoria-Gasteiz, perseguía la actuación global en tres bloques de edificios, para dotarles de la eficiencia energética y de la accesibilidad de las que carecían, desde la cota de calle hasta las plantas superiores de los edificios; actuando sólo en elementos comunes y desde el exterior de las viviendas. Para ello, se realizó el revestimiento térmico de toda la envolvente de los edificios, tanto fachadas, cubiertas y cámaras sanitarias de plantas bajas, para reducir los consumos de energía y las emisiones de CO2, además de eliminar puentes térmicos. Con estas actuaciones, y con una correcta ventilación, se evitarían las condensaciones detectadas.

 

Una vez rehabilitado, el conjunto residencial reúne las características necesarias de aislamiento e inercia, control de la permeabilidad al aire, exposición regulada a la radiación solar y ventilación individual por vivienda, con recuperación de calor, para alcanzar el confort térmico teniendo en cuenta el clima, el uso previsto y el régimen de verano y de invierno, con un reducido coste económico de utilización. En definitiva, una alta eficiencia energética que ha dado como resultado una clasificación energética A. Leer más…

Construction21 ESPAÑA

Artículo publicado en: FuturENERGY Marzo 2017

Las sucesivas y persistentes olas de calor que asolaron España el pasado verano han provocado el registro de nuevos récords de demanda de energía eléctrica. Concretamente, el 21 de julio la punta de demanda de energía eléctrica alcanzó su mayor cifra de los últimos cinco años en la temporada de verano, con 40.192 MW. El uso del aire acondicionado de manera generalizada fue el principal “culpable”, pero la demanda de frío industrial no debe menospreciarse en esta estadística.

El consumo eléctrico de las grandes y medianas empresas el pasado mes de junio, antes por tanto de las grandes olas de calor, había aumentado un 1,5% con respecto al mismo mes del año anterior, según los datos del Índice Red Eléctrica (IRE). En los últimos doce meses, el consumo eléctrico de estas empresas, ha aumentado un 2,2% respecto al mismo periodo del año anterior. Por sectores, el consumo de la industria ha ascendido un 3,6% y el de los servicios un 1,6%.

 

Comparado con junio de 2014, de las cinco actividades con mayor consumo eléctrico, la demanda de la metalurgia creció un 2,5%, la industria química descendió un 1,9%, la fabricación de otros productos minerales no metálicos aumentó un 6,6%, la industria de la alimentación un 0,8% y la del papel descendió un 17,2%. Asimismo, las actividades que más han aportado al crecimiento del consumo de las grandes empresas han sido: la metalurgia con un aumento del 2,5%, la fabricación de otros productos minerales no metá¬licos (6,6%), la captación, depuración y distribución de agua (13%), la fabricación de vehículos de motor, remolques y semirremolques (7,5%) y la fabricación de productos de caucho y plásticos (3,8%). Leer más…

Manuel Lamúa
Asesor Técnico de AEFYT

Artículo publicado en: FuturENERGY Enero-Febrero 2017

COMEVAL
ELT
COFAST-PASCH
AERZEN
IMASA