Tags Posts tagged with "consumo de energía"

consumo de energía

Panasonic Heating and Cooling ha participado en septiembre, en la feria Rebuild, punto de encuentro anual de innovación del sector de la edificación, que en esta edición se celebra en IFEMA de Madrid. La compañía japonesa, presente en el stand F645, mostrará una de sus contribuciones a una sociedad descarbonizada: la gama Aquarea All in One, la nueva bomba de calor aire-agua que reduce al máximo las emisiones de CO2 gracias a su capacidad de aprovechar la energía del aire exterior, usándola como energía renovable para climatizar y ofrecer agua caliente sanitaria a una vivienda.

Aquarea All In One, la nueva generación de bombas de calor aire-agua para calefacción, refrigeración y agua caliente sanitaria, utiliza la aerotermia para el ámbito doméstico. Esta tecnología, basada en el uso de energías renovables como el aire y que se encuentra reconocida como energía renovable en la Directiva Europea 2009/28/CR, destaca por su eficiencia, contribuye a la reducción de emisiones y a la descarbonización del planeta, además de facilitar su uso al usuario y al servicio de mantenimiento ya que es un sistema que puede ser controlado a través del móvil con la aplicación Aquarea Smart Cloud.

La nueva serie J de Aquarea All in One cuenta con el refrigerante R32, que es respetuoso con el medio ambiente y ofrece una eficiencia energética mejorada de hasta 5.33 de COP con una Clasificación de Eficiencia Energética A+++. El filtro de agua magnético permite una vida útil mejorada y se ha reducido el nivel sonoro del producto. La temperatura del agua en calefacción llega hasta los 60ºC.

Estos sistemas tienen una aplicación directa en los proyectos de casas pasivas, donde las energías renovables y la optimización completa de los espacios permiten conseguir un gran ahorro energético que puede llegar al 90%. Asimismo, complementan a la ventilación mecánica, recuperando el calor y optimizando el calor interior y las ganancias solares.

Entre los proyectos de casas pasivas en los que ha colaborado Panasonic destacan el proyecto Tierra, una casa pasiva construida en Llucmajor (Palma de Mallorca), certificada como la primera Passivhaus Premium de España. La compañía también ha colaborado en una de las últimas promociones de grupo LOBE, el proyecto residencial de Basa de la Mora, en Miralbueno (Aragón), un edificio multifamiliar de 186 viviendas, todas ellas casas pasivas, con un consumo energético prácticamente nulo.

Las principales asociaciones empresariales del sector fotovoltaico, de la movilidad eléctrica y de la eficiencia energética, así como las entidades de la sociedad civil, solicitan que la reforma de la estructura de la tarifa eléctrica prevista para los próximos meses se lleve cabo teniendo en cuenta la necesidad de empoderar a los ciudadanos para que puedan ser actores activos en la lucha contra el cambio climático. Además, la tarifa eléctrica debe alinearse con los objetivos de transición ecológica.
A este respecto, la actual estructura tarifaria de la factura eléctrica no da las señales adecuadas, porque el peso de la parte fija en una factura media es del 40%, lo que implica que casi la mitad de la factura que paga el consumidor, se destina a sufragar los costes del sistema, independientemente del consumo de energía realizado o del esfuerzo de las personas por ahorrar, invertir en energías renovables o en otro tipo de mejoras de la eficiencia energética.

Esta situación, además, representa una anomalía con respecto a los países de nuestro entorno, donde la media del peso de la parte fija es un 22%. Un aumento del peso de la parte fija de la tarifa supondría asimismo un impacto negativo en la creación de nuevas oportunidades de empleo en los sectores de las instalaciones eléctricas y telecomunicaciones, fotovoltaico y de la movilidad eléctrica, entre otros.

Un alto término fijo penaliza a los consumidores que invierten en eficiencia energética

Para cumplir los objetivos de la transición energética y de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero definidos en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC), es necesaria la mejora de un 39,6% de la eficiencia energética. Según los últimos datos obtenidos por el Observatorio de Eficiencia Energética de ANESE, el ahorro en la factura energética es una de las motivaciones principales que llevan a los clientes finales a efectuar medidas de ahorro y eficiencia en sus instalaciones y hogares.

Si disminuye, en términos relativos, la parte variable de la factura, es decir la que se paga por el consumo de energía, las medidas de eficiencia energética que lleve a cabo el consumidor van a tener menor impacto, y por tanto estaremos penalizando a aquellos consumidores que ahorran e invierten en mejorar su eficiencia energética.

Un aumento del término fijo alargaría los plazos de amortización del autoconsumo

Asimismo, un aumento de la parte fija de la factura desincentivaría la instalación del autoconsumo, porque los aumentos en el término de potencia alargan los plazos de amortización de estos proyectos. En esta línea, cabe recordar que el autoconsumo es uno de los pilares de la transición ecológica, tal y como reconoce el PNIEC, que permite a los ciudadanos generar energía limpia a la vez que contribuyen activamente a la lucha contra el cambio climático, reduciendo las emisiones de CO2 a la atmósfera.

Un alto término fijo es una barrera para el desarrollo de la movilidad eléctrica

Cualquier alza en el precio de la factura de electricidad afecta al vehículo eléctrico y este impacto es especialmente negativo si se aumenta el elemento fijo que se paga cada mes independientemente del uso que se haga, porque provoca aún más reticencias a la hora de cambiar desde la combustión a la electricidad.

Además, el término de potencia es el principal responsable de la falta de desarrollo de los puntos de carga rápida para el vehículo eléctrico en carretera, indispensables para viajes de distancia superior a los 250 km. Un alto término fijo genera costes adicionales para estos puntos de carga, convirtiéndose en un factor crítico para su viabilidad y en una de las barreras para el desarrollo de la movilidad eléctrica.

Los consumidores en situación de pobreza energética entre los más perjudicados

Según el último estudio de la Asociación de Ciencias Ambientales (ACA), de 2018, hay un 15% de la población en situación de pobreza energética escondida, un indicador que pone de relieve a una parte de las personas que, como estrategia ante su situación de vulnerabilidad, reducen al mínimo posible su consumo energético.

Para estos consumidores con un gasto reducido debido a la situación de vulnerabilidad energética en la que viven, la parte fija de la factura puede suponer una parte muy importante de su gasto en energía doméstica. Es una forma de tarificación regresiva ya que los hogares vulnerables soportan una mayor carga (en términos relativos por kWh consumido efectivo y en comparación con hogares de mayores ingresos) de la parte de costes fijos de la factura eléctrica.

Un mayor peso de la parte fija de la factura podría perjudicar a los hogares más vulnerables y, a su vez, desincentivaría toda medida de mejora de la eficiencia energética en el porcentaje de población que tiene mayor capacidad económica.

Listado organizaciones firmantes
• Asociación de Ciencias Ambientales (ACA)
• Asociación de Empresas de Eficiencia Energética (A3E)
• Asociación de Empresas de la Movilidad Eléctrica (AEDIVE)
• Asociación Nacional de Empresas de Servicios Energético (ANESE)
• Asociación Profesional de Empresarios de Instalaciones Eléctricas y Telecomunicaciones de Madrid (APIEM)
• Clúster de l’Energia Eficient de Catalunya (CEEC)
• Patronal CECOT
• Unión Española Fotovoltaica (UNEF)

La Cátedra BP, resultado del acuerdo entre la Universidad Pontificia Comillas ICAI-ICADE y BP España, ha presentado esta mañana las conclusiones del Informe 2018 del Observatorio de Energía y Sostenibilidad.

El Informe señala que en 2017 el sector energético español consumió 6,3 EJ de energía primaria y emitió, una vez descontadas las exportaciones, 300 MT de CO2, generando un valor añadido (sin descontar los costes externos) de 48.380 M€ (correspondiente aproximadamente a un 3,7% del PIB).

Sigue aumentando la demanda de energía (un 3,2% en energía primaria y un 1,4% en energía final), la intensidad energética se reduce, pero seguimos por encima de la media de nuestro entorno, y aumenta la factura energética y las emisiones de CO2.

De nuevo, además, esta evolución viene condicionada por elementos no gestionables, como el ciclo hidrológico o los precios internacionales de los combustibles. Igual que el año pasado la mejora se debía a la meteorología, este año demuestra que no podemos confiar en ella para solucionar nuestros problemas.

Así, en ausencia de lluvias, aumentó el uso del carbón un 22%, del gas un 9%, y del petróleo y sus derivados un 3%. Todo esto llevó a una reducción de la cuota de energías renovables, hasta un 10% de la energía primaria, y del 33% de la producción eléctrica.

El sector del transporte, que sigue siendo el principal emisor y consumidor de energía de la economía española, mostró mejoras en el transporte privado por carretera, pero a cambio siguió aumentando el transporte por avión y por tren. Además, el transporte de mercancías aumentó casi un 8%.

Retos del actual modelo energético español

Desde el punto de vista de la sostenibilidad, el modelo energético español continúa presentando importantes desafíos respecto a las emisiones de CO2, la eficiencia energética, la dependencia energética exterior o al impacto medioambiental. El borrador de Plan Nacional de Energía y Clima publicado en 2019 establece objetivos muy ambiciosos para enfrentarse a estos desafíos, y es una iniciativa muy bienvenida, junto con el Anteproyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética, o la Estrategia de Transición Justa o de Pobreza Energética.

Sin embargo, creen que la ambición de los objetivos debe combinarse con la minimización de los costes para el consumidor, con una batería potente de medidas de ahorro y eficiencia energética.

El Instituto de Ingeniería del Conocimiento (IIC) ha trabajado con Satel Iberia en un algoritmo que desagrega la información del contador general en subconsumos sin ningún tipo de medidor.

Meterless, un algoritmo que toma la información del contador general y la desagrega en subconsumos correspondientes a la iluminación, la climatización o la maquinaria sin necesidad de instalar medidores. Se trata de un modelo desarrollado por el Instituto de Ingeniería del Conocimiento (IIC) para Satel Iberia y destinado a pequeñas y medianas empresas, principalmente del sector terciario, que pueden así conocer en qué gastan su energía.

El sistema se aplica en empresas con múltiples localizaciones, como pueden ser la banca, franquicias o cadenas de supermercados. Es decir, las empresas pueden conocer el consumo desagregado de los diferentes locales a partir de la monitorización física del consumo de una muestra, que sirve de información al algoritmo además de los datos de superficie, coordenadas y horarios de los establecimientos.

El informe generado por Meterless detalla qué porcentaje del consumo total va destinado a cada uno de los subconsumos en las diferentes localizaciones. “El primer paso para hacer una buena gestión energética es obtener información de detalle, es decir, en qué elementos de las instalaciones se están produciendo los consumos más relevantes”, comenta Javier de Elías, Director General de Satel Iberia. Con esta información, las empresas pueden detectar malos hábitos en el uso de la energía o el mal funcionamiento del equipamiento, para tomar decisiones más informadas al respecto.

Por ello, aparte del ahorro económico que supone evitar la instalación de cualquier medidor, cuya inversión se reduce en más de un 90%, Meterless es una oportunidad para optimizar el consumo de energía y ser más sostenibles: “el fin es, por un lado, entender tu consumo y, entendiendo tu consumo, hacerlo más eficiente”, explica Álvaro Romero, data scientist en el área de Health and Energy Predictive Analytics del IIC.

En el IIC se trabaja además en otras iniciativas similares que combinan tecnología y gestión energética. Así pues, se desarrollan proyectos basados en datos para predecir la producción y la demanda de energía o detectar el fraude en las redes de distribución.

La división Siemens Building Technologies agrega nuevas funcionalidades a la plataforma en la nube Synco IC para el control remoto de HVAC (calefacción, ventilación y aire acondicionado). Desde julio de 2018, Synco IC incluye lectura remota de contadores para facturas de energía, monitorización remota de indicadores clave de rendimiento energético e intervención remota para reducir el consumo de energía. Synco IC es un sistema con base en la nube para la operación y gestión de plantas de HVAC en edificios pequeños y medianos.

Con Synco IC Energy Monitoring, los operadores de edificios pueden reducir el consumo de energía y, al mismo tiempo, recopilar datos de facturación de forma remota. El sistema puede ampliarse hasta 2.500 medidores de frecuencia de radio o 250 medidores de cable. La recopilación de datos de facturación mediante lecturas remotas de medidores evita la recolección de información de manera presencial, lo que mejora la eficiencia operativa al ahorrar costes en viajes y personal. La recopilación y validación automática de datos minimiza los errores de lectura humana y evita la manipulación del medidor, así como la falsificación de datos. El acceso y el uso de los datos de los clientes se controla y su información se mantiene segura.

Se pueden conectar hasta 100 lugares de forma gratuita, lo que hace que Synco IC sea adecuado para empresas de gestión de instalaciones que posean una gran cartera de edificios más pequeños. También es una gran opción para las ciudades y municipios que tienen un conjunto de edificios distribuidos, como distritos de oficinas, edificios escolares o residencias de ancianos; o para aquellas empresas que desean organizar y mantener los sistemas de automatización de edificios en sus sucursales y oficinas de todo el mundo, en conexión con una localización o sede central.

Los operadores de edificios y gerentes se encuentran continuamente bajo presión para reducir el consumo de energía y las emisiones de CO2 en los parques inmobiliarios. Synco IC ofrece una supervisión simple de todos los datos de control y medición de las plantas HVAC a través una interfaz de usuario intuitiva. Dicha interfaz muestra las tendencias de datos y permite la evaluación comparativa de KPIs de energía en múltiples edificios o áreas de inquilinos, por ejemplo, para el consumo por metro cuadrado de diversos tipos de energía, como calefacción, refrigeración, agua caliente, agua fría o electricidad. La intervención remota, modificando la configuración de la planta en la sala o en el nivel primario, permite a los operadores lograr y mantener una eficiencia energética óptima.
Synco IC ya está instalado en más de 15.000 espacios a nivel mundial.

BP ha presentado en Madrid los resultados del informe Statistical Review of World Energy 2018, una de las publicaciones de referencia del sector energético, que elabora cada año la compañía.

El acto fue dirigido por Luis Aires Dupré, presidente de BP España, quien ha destacado que “es necesario no decaer en los esfuerzos para seguir impulsando una energía limpia y avanzar en la economía baja en carbono, a pesar de que 2017 ha sido un año en el que las emisiones han vuelto a crecer fruto de los cambios coyunturales en el mix energético”. Por su parte, Simon Manley, embajador del Reino Unido en España, quien clausuró el acto, destacó el trabajo de la Embajada, animando a las empresas españolas a aportar su experiencia y tecnología para seguir avanzando en la construcción de un mix óptimo de energía. A este respecto, apuntó que “el avance de las energías renovables y de las redes inteligentes también conducirán a la evolución del sector eléctrico en los próximos años”.

La sequía desploma en España el consumo de energía hidroeléctrica en 2017. El carbón aumenta
su consumo y lleva a un incremento de las emisiones de CO2 de un 6,9%, el ratio más alto desde 2012

El consumo de energía primaria en España continuó la tendencia de crecimiento iniciada en 2015, incrementándose un 1,8% frente al año anterior. Sin embargo, una histórica sequía llevó a un desplome del consumo de energía hidroeléctrica de casi la mitad (49,1%) respecto al año anterior. El consumo de carbón fue el que mayor incremento registró con un 28,5%, seguido del gas natural (10,2%). Las energías renovables, por su parte, experimentaron un crecimiento del 2,2%, mientras que el petróleo aumentó un 1,2% y la energía nuclear disminuyó ligeramente, un 0,6%. De este modo, el mix de consumo de energía quedó de la siguiente manera: petróleo 46,7%, gas natural 19,8%, renovables 11,3%, carbón 9,7%, energía nuclear 9,5% e hidroeléctrica 3%.

La generación eléctrica volvió a crecer en 2017, un 0,6%, tras haber caído el año anterior.

Consecuencia del cambio en el mix de consumo, el peso de cada fuente de generación cambió en la misma línea. Así, la generación a partir de energía hidroeléctrica pasó a representar un 6,7% del mix frente al 13,25% del año anterior. Esta caída se vio compensada con aumentos notables de la electricidad generada a partir del carbón, que creció hasta una cuota del 16,3% (frente al 13,6% del año anterior) y del gas natural (22,9% frente al 19,2% de 2016). Por su parte, renovables, energía nuclear y petróleo mantuvieron un peso similar en el mix al del año anterior.

Fruto de este mayor nivel de consumo de energías menos limpias, las emisiones de CO2 en España crecieron un 6,9%, hasta el mayor ratio desde el año 2012.

La transición hacia una economía de bajas emisiones sigue en marcha, pero factores coyunturales frenaron el avance en 2017

A nivel global, 2017 fue un año en el que las fuerzas estructurales del mercado mundial de la energía
continuaron impulsando la transición hacia una economía con menos emisiones de carbono, pero también los factores cíclicos revirtieron o ralentizaron algunos de los avances de los años anteriores.

Así, el repunte del PIB mundial, de la mano de una mejora en la actividad industrial con una mayor demanda de energía y la ralentización del ritmo de mejora de la intensidad energética, unidos al giro
experimentado en el consumo de carbón, implicaron que las emisiones de CO2 crecieran un 1,6% en 2017. El 63% de este incremento procedió de los países fuera de la OCDE.

En este contexto, la demanda global de energía creció un 2,2%, con un 60% de este incremento procedente del gas natural y de las energías renovables, que crecieron un 3% y un 17% respectivamente, lo que pone de manifiesto una tendencia a largo plazo hacia un modelo energético con menores emisiones. La energía nuclear creció un 1,1%, con incrementos notables en China y Japón, y la hidroeléctrica aumentó un 0,9%, aumento lastrado por la caída de la producción en Europa. Finalmente, el carbón creció por primera vez desde 2013, en un 1%.

La demanda mundial de petróleo aumento un 1,8%, y el hecho de que ésta superase la producción durante la mayor parte del año conllevó una reducción en las reservas y un impacto en el precio del crudo. Así, éste experimentó su primer incremento anual desde 2012 y alcanzó una media en el conjunto del año de 54 dólares por barril.

El gas natural tuvo un año marcado por el aumento del consumo, pero quedó más que compensado por un mayor aumento de la producción, lo que empujó los precios a la baja. La expansión del mercado de GNL así como la mayor movilidad de sus exportaciones ha conducido a un mercado mundial de gas cada vez más integrado con una mayor correlación y una menor volatilidad entre los precios de gas de las distintas regiones.

Con todo ello, el mix energético quedó configurado como sigue: el petróleo mantuvo un peso similar al del año anterior, alrededor del 34%, seguido del carbón (27%) y del gas natural (23%). Las energías no
fósiles supusieron un 15% del mix energético, con la hidroeléctrica representando un 7%, las renovables
un 3,6% y la nuclear un 4,4%.

Por su parte, la generación mundial de electricidad aumentó un 2,8% en 2017, un nivel cercano a la media de la última década. La mayor parte del crecimiento, un 94%, procedió de las economías emergentes, mientras que la generación se ha mantenido a niveles similares en la OCDE desde 2010. De ese crecimiento, las renovables representaron casi la mitad (49%), seguidas del carbón (44%). A pesar de ello, sorprende el hecho de que, a pesar de los esfuerzos políticos para fomentar la sustitución del carbón por combustibles más limpios y con menores emisiones de carbono, apenas se aprecian mejoras en el mix de generación eléctrica durante los últimos 20 años. Así, la cuota del carbón, que fue del 38% en 2017, es exactamente la misma que en 1998.

Por otro lado, el peso de los combustibles no fósiles (nuclear, hidroeléctrica y renovables) en el mix de generación eléctrica estuvo incluso por debajo del que tenían hace 20 años, debido a que el descenso en la generación eléctrica procedente de la energía nuclear no se ha visto compensado, a lo largo de las últimas dos décadas, por el aumento del peso de las renovables. Ello hace necesario, por tanto, un
replanteamiento de las políticas energéticas que sitúe el foco en el sector eléctrico.

Photo credit: SBC Renewables Ltd

Diez de las principales empresas europeas con gran consumo de energía han instado a los responsables políticos europeos a establecer el marco adecuado para el autoconsumo industrial y comercial de energía, antes de las negociaciones sobre la Directiva de Energías Renovables.

Firmantes como ArcelorMittal, BayWa r., DSM, Dupont, ENI, Novozymes, Total, Shell, Voestalpine y Wacker Chemie han subrayado la necesidad de que la Directiva aliente a las empresas europeas a convertirse en autoconsumidoras de renovables.

James Watson, CEO de SolarPower Europe, comentó: “SolarPower Europe ha sido extremadamente activo en la promoción de un enfoque amplio del autoconsumo, reconociendo los beneficios y el potencial del autoconsumo comercial e industrial. Esto puede impulsar el aumento del desarrollo de las instalaciones solares en Europa y apoyar la competitividad de las empresas con sede en Europa. Apoyamos a los signatarios en este esfuerzo y pedimos a los Estados miembros de la UE que permitan a los consumidores comerciales e industriales de energía autoconsumirse sin cargos desproporcionados“.

Los consumidores industriales y comerciales representan alrededor de la mitad del consumo de electricidad de Europa en la actualidad.

El autoconsumo renovable permite a los grandes consumidores de energía de los sectores industriales de refinación, productos químicos, acero, biotecnología y otros sectores intensivos en energía de la UE garantizar un suministro de electricidad limpia. También les ayuda a aumentar su competitividad mediante la reducción de los costes energéticos, al tiempo que contribuye al logro de los objetivos nacionales de clima y energía renovable.

El autoconsumo renovable es una herramienta importante que ayuda a las industrias europeas para que cumplan sus compromisos de reducción de carbono, al tiempo que ayudan a los Estados miembros a alcanzar sus objetivos en materia de clima y energía renovable. El potencial es enorme, ya que para 2030 tendrán que implementarse 67 TWh de suministro de electricidad verde, solo para satisfacer los compromisos de las empresas RE100 (que están comprometidas con el suministro de electricidad 100% renovable) con sede en Europa, según Bloomberg New Energy Finance.

El autoconsumo traerá así miles de millones de euros de inversión e innovación en tecnologías energéticas limpias en Europa en beneficio de la industria europea.

Para asegurar que estos beneficios ocurran en Europa, y en el marco de las negociaciones sobre el Art 21 de la Directiva de Energías Renovables, los signatarios de esta declaración instan a los legisladores a permitir un marco estable y transparente para el autoconsumo industrial y comercial:
• Todos los consumidores industriales y comerciales europeos deberían poder convertirse en autoconsumidores de energía renovable desarrollando proyectos que no tengan un impacto negativo debido al cambio indirecto en el uso de la tierra. Los obstáculos al desarrollo del autoconsumo industrial y comercial privan a las empresas europeas de una fuerte ventaja competitiva.
• La Directiva de Energías Renovables debe empoderar a las empresas europeas para el autoconsumo al permitir el desarrollo de modelos comerciales innovadores como el arrendamiento, la propiedad de terceros, el autoconsumo colectivo, los acuerdos de compra de energía renovable o la instalación de líneas directas en áreas industriales y comerciales .
• Los Estados miembros deberían abordar preocupaciones legítimas sobre la financiación de los costes del sistema y los mecanismos de recargo actualmente vigentes en algunos países, sin sofocar el potencial del autoconsumo en Europa. Además, se les debe instar a que implementen medidas que permitan una plena realización de los beneficios relacionados con los servicios de flexibilidad que pueden proporcionar las instalaciones de energía renovable orientadas al autoconsumo inteligente.

Los consumidores industriales y comerciales europeos se comprometen a apoyar un futuro de energía limpia para Europa. También están comprometidos con la financiación sostenida de la infraestructura de sistema necesaria. Con el marco correcto de autoconsumo en su lugar, apoyarán a la Unión Europea para llevar su transición energética al siguiente nivel y convertirse en un líder mundial en energías renovables.

El Ministerio de Energía y Turismo acaba de dar luz verde a un proyecto para impulsar el ahorro energético en el sector de la hostelería mediante 30 millones de euros

Uno de los sectores económicos más potentes de España acaba de recibir buenas noticias. Un impulso gubernamental para fomentar políticas encaminadas al ahorro energético. Concretamente, a través de un nuevo plan que se llevará a cabo desde el Ministerio de Energía y Turismo y que ya se conoce como Plan Renove.

Consiste en una inversión de 30 millones de euros que se gestionan desde el Instituto para la Diversificación y el Ahorro de Energía (IDAE). Cuenta, además con el apoyo del ICO (Instituto de Crédito Oficial), la Federación Española de Hostelería y el BEI (Banco de Inversiones). Todos ellos, con el objetivo común de incentivar acciones dirigidas a impulsar la eficiencia y el ahorro energético en el sector hostelero.

La Federación Española de Hostelería ha sido uno de los motores principales de este nuevo plan y se ha basado en la creciente preocupación sobre el consumo de energía en los negocios y empresas hosteleras. De esta manera, la FEHR impulsará, entre sus asociados, acciones y políticas encaminadas a impulsar la eficiencia energética de una manera paulatina y pedagógica. Esto es, con formaciones y concienciación al respecto. En definitiva, se trata de alcanzar valores como la sostenibilidad y la rentabilidad a través de la reducción de costes en los consumos energéticos. De esta manera, se amplían las posibilidades de rentabilidad en el sector de la hostelería.

La necesidad de optimizar el consumo de energía en la hostelería

Sin duda, el ahorro económico es un factor básico para implementar este tipo de políticas. Pero también lo es “la sostenibilidad y el respeto medioambiental que se necesita alcanzar mediante la reducción de emisiones de carbono”, como se transmite desde el IDAE.

Por su parte, la Federación Española de Hostelería también forma parte de este ambicioso proyecto. Este colectivo representa, actualmente, a casi 300.000 negocios de hostelería, entre los que se encuentran bares, cafeterías, restaurantes y otros negocios afines al sector. Actualmente están lanzando la campaña “Plan Renove Hostelería” que ofrece una amplia propuesta de soluciones tecnológicas y de eficiencia energética. De hecho, los sistemas y soluciones tecnológicas de telemedida, monitorización y teleactuación, como el sistema Plug&Save son alternativas interesantes para el ahorro y la optimización energética en este sector.

Mediante el “Plan Renove Hostelería”, todo negocio o empresa vinculada al mundo de la hostelería se beneficiará de diversas posibilidades dirigidas a optimizar sus instalaciones y equipos para un optimo consumo de energía. Esto, a su vez,supone un significativo ahorro económico y un impulso a la rentabilidad de este tipo de negocios.

Concretamente, el “Plan Renove Hostelería” ofrece importantes ventajas para implantar soluciones tecnológicas encaminadas a la eficiencia energética. A través de la línea ICO-IDEA se pretende facilitar el acceso a créditos para las empresas y negocios hosteleros, que podrán obtener hasta el 100% de su inversión en proyectos de optimización y eficiencia energética. Eso sí, para cuantías inferiores a un millón y medio de euros, tal como apuntan fuentes del IDAE.

Entre las actuaciones que podrán realizarse mediante este programa de ayudas, encontramos propuestas que implican acciones destinadas a lograr la deseable y necesaria eficiencia energética en el sector hostelero.

Acciones para el ahorro energético

Por ejemplo, podremos invertir en la rehabilitación energética de las envolventes en edificios como hoteles. Pero también se podrán adoptar soluciones tecnológicas encaminadas a optimizar los consumos de los sistemas de climatización, ventilación o suministros de agua caliente.

Otro de los ámbitos donde podemos adoptar medidas y soluciones tecnológicas hacia la eficiencia energética es en los sistemas de luminaria. La iluminación y alumbrado son algunos de los recursos más necesarios y que encarecen los consumos. Mediante sistemas de monitorización y tecnología LED también podemos optimizar nuestro consumo y alcanzar la eficiencia energética en los negocios hosteleros. Similar es el caso de los equipos de congelación y conservación, muy habituales en este tipo de negocios y que, con una correcta aplicación de soluciones tecnológicas, pueden reducir considerablemente su consumo.

En definitiva, cualquier tipo de instalación o equipamiento dependiente del suministro eléctrico puede alcanzar grandes dosis de ahorro con las medidas adecuadas. Más aún, con las ayudas que brinda el “Plan Renove Hostelería” que entra en vigor.

Hace poco más de un año Google anunció que estaba en camino de comprar suficiente energía renovable para igualar la electricidad que consumiría durante el siguiente año. Una vez completada la contabilidad del uso de energía de 2017 de Google, ya es oficial: Google cumple su objetivo. La compra total de energía de Google procedente de fuentes como la eólica y la solar excedió la cantidad de electricidad utilizada por sus operaciones en todo el mundo, incluidas las oficinas y los centros de datos.

¿Qué quiere decir la compañía con “equilibrar” la energía renovable? En el transcurso de 2017, en todo el mundo, por cada kWh de electricidad que Google consumió, compró un kWh de energía renovable procedente de un parque eólico o solar construido específicamente para Google. Esto le convierte en la primera nube pública, y compañía de este tamaño que ha logrado esta hazaña.

Hoy, tiene contratos para comprar tres 3 GW de potencia de proyectos de energía renovable; ningún comprador corporativo compra más energía renovable que Google. Hasta la fecha, sus contratos de energía renovable han generado más de 3.000 M$ en nuevas inversiones de capital en todo el mundo.

El camino hacia el 100%

Google ha trabajado para lograr este objetivo durante mucho tiempo.Cada año, firma contratos para nuevos proyectos de generación de energía renovable en los mercados donde tiene operaciones. Desde el momento en que firma un contrato, lleva uno o dos años construir el parque eólico o el campo solar antes de que comience a producir energía. En 2016, sus proyectos operativos produjeron suficiente energía renovable para cubrir el 57% de la energía que utilizó. Ese mismo año, alcanzó un número récord de nuevos contratos para desarrollar eólica y solar en proyectos que aún estaban en construcción. Esos proyectos comenzaron a funcionar en 2017, y esa producción adicional de energía renovable fue suficiente para cubrir más del 100% de la energía que utilizó durante todo el año.

Google dice que ha “equilibrado” su consumo de energía porque todavía no es posible tener una empresa de su escala con un suministro 100% renovable. Es cierto que por cada kWh de energía que consume, lo compensa agregando un kWh de energía renovable a una red eléctrica en algún lugar. Pero esa energía renovable puede producirse en un lugar diferente, o en un momento diferente, de donde está operando sus centros de datos y oficinas. Lo importante es que está agregando nuevas fuentes de energía limpia al sistema eléctrico, y que está comprando esa energía renovable en la misma cantidad que la está consumiendo, global y anualmente.

Captura

Mirando hacia el futuro

Google está construyendo nuevos centros de datos y oficinas, y a medida que crece la demanda de productos de Google, también crece su demanda de electricidad. Necesita estar constantemente agregando renovables a su cartera para mantener el ritmo. Así que seguirá firmando contratos para comprar más energía renovable. Y en aquellas regiones donde aún no puede comprar energías renovables, seguirá trabajando en formas de ayudar a abrir el mercado. Google trabajan con grupos como Renewable Energy Buyers Alliance y la plataforma Re-Source para facilitar un mayor acceso a la energía de fuentes renovables.

0 1
Mexico’s CEL market supply and demand. Source: Bloomberg New Energy Finance, PRODESEN, SENER

La reforma energética de 2013 en México ha cambiado drásticamente el mercado de energía corporativa. La introducción de un mercado en certificados de energía limpia (CEL) conducirá a la generación de 24 TWh adicionales de energía limpia para el año 2022, encuentra Bloomberg New Energy Finance en su 1H 2018 Corporate Energy Market Outlook.

Los CEL son el principal mecanismo por el cual México pretende alcanzar su meta de 35% de generación de energía limpia para 2024. El mercado CEL, que se iniciará en 2018, impondrá un mandato de 5% de CEL en relación con el consumo de energía para 2018. El mandato aumenta a 13.9 por ciento en 2022.

Las grandes corporaciones pueden comprar certificados a través de contratos bilaterales o a través del mercado mayorista. HSBC Holdings Plc, Anheuser-Busch InBev SA / NV y Deacero SA de CV han suscrito acuerdos de compra de energía para 272 MW de energía limpia, lo que les permite comenzar a cumplir sus metas de sostenibilidad en México.

Aunque México tiene una trayectoria establecida de acuerdos bilaterales previos a la separación de su mercado energético, con 3,4 GW de potencia renovable instalada con acuerdos de compra de energía (PPAs) corporativos desde 2008 hasta 2017, bajo las nuevas reglas, las empresas pueden firmar PPAs de manera similar a EE.UU.

Hasta la fecha, las tres subastas de energía limpia de México han negociado la venta de 5,4 millones de CEL para entregar en 2018, 9,3 millones para 2019 y 5,9 millones para 2020. Esto indica una brecha considerable durante los tres primeros años y subraya al potencial sustancial de adiciones de energía limpia – un déficit que puede impulsar más PPAs corporativos.

COMEVAL
ELT
COFAST-PASCH
AERZEN
IMASA