Tags Posts tagged with "edificios"

edificios

Schneider Electric ha anunciado el lanzamiento de la nueva generación de su arquitectura y plataforma EcoStruxure, que ofrece soluciones compatibles con IoT para edificios, redes eléctricas, industria y centros de datos. El nuevo EcoStruxure es abierto, escalable e interoperable, conectando las tres capas principales de las tecnologías de Schneider Electric, desde productos conectados, hasta Edge Control, aplicaciones, analíticas y servicios. Esta nueva generación de EcoStruxure ofrece más valor en cuanto a seguridad, fiabilidad, eficiencia, sostenibilidad y conectividad de las operaciones habilitadas para IoT.

El auténtico potencial y valor del IoT emerge cuando se conecta con cinco importantes transformaciones tecnológicas: movilidad, cloud, sensores, analíticas y ciberseguridad. Todas ellas han acelerado la convergencia entre las tecnologías de la información (TI) y las tecnologías operativas (OT), y por eso se han integrado en EcoStruxure.

 

Combinando las capacidades de analíticas y aplicaciones, Schneider Electric permite a clientes y partners optimizar las operaciones para alcanzar nuevos niveles de eficiencia operativa, sostenibilidad, rendimiento de los activos y productividad de la plantilla.
Tal y como explica Jean-Pascal Tricoire, CEO de Schneider Electric: “La conectividad lo redefine todo y, desde hace décadas Schneider Electric apuesta por su poder de transformación. Hace 50 años, dotamos de inteligencia a las máquinas y a los procesos industriales revolucionando la manufactura. Hace 20 años, un grupo de nuestros ingenieros se avanzó a su tiempo e introdujo protocolos de Ethernet abiertos en las plantas industriales. Hoy, la arquitectura EcoStruxure hace realidad la promesa del Internet de las Cosas: conectividad que convierte los datos en eficiencia operativa y energética en todos los niveles de la empresa”.

EcoStruxure combina innovaciones de vanguardia en los ámbitos de la automatización y gestión de la energía con la experiencia acumulada por Schneider Electric en la gestión y análisis de datos, cerrando la brecha entre IT y OT y permitiendo maximizar el valor del Internet de las Cosas.

Con el lanzamiento de la nueva generación de EcoStruxure, Schneider Electric es capaz de proporcionar hoy a sus clientes la plataforma, la arquitectura y la hoja de ruta adecuada para implementar rápida y fácilmente el IoT, ampliando sus beneficios más allá de la capa de dispositivos, para crear operaciones más inteligentes, eficientes y seguras.

Innovación a todos los niveles tecnológicos

EcoStruxure ofrece el portfolio más completo de tecnologías interoperables y conectadas en la nube y/o On-Premise, organizadas en torno a tres capas de innovación tecnológica:

En la base se encuentran los productos conectados, como sensores, disyuntores, accionamientos, SAI, relés, sensores, etc. Los dispositivos con inteligencia integrada permiten tomar mejores decisiones operativas

La capa de Edge Control de EcoStruxure permite a las empresas operar tanto en la nube como On-Premise, en función de sus necesidades, consiguiendo una monitorización y control de altas prestaciones en tiempo real, lo que resulta imprescindible en operaciones críticas. Esta capacidad permite el control en la periferia (Edge) de la red para proteger la seguridad y la actividad de estas operaciones.

La interoperabilidad es un factor imperativo para complementar la diversidad de hardware y sistemas exigentes en los mercados de edificios, centro de datos, industrias y red. En el tercer nivel de EcoStruxure se encuentran las aplicaciones, analíticas y servicios que permiten a los clientes tomar decisiones más adecuadas, basadas en datos, para garantizar la fiabilidad, reducir los costes y aumentar la eficiencia de las operaciones. Esta capa ha sido posible gracias a la intensa inversión en I+D de Schneider Electric, junto a la apuesta de la compañía por empresas líderes en los segmentos de software y la creación a su alrededor de un ecosistema de partners y desarrolladores.

La visión de innovación abierta, la apuesta por estándares y la creación de potentes ecosistemas que generan a su vez comunidades dinámicas de agentes diversos permite a los clientes beneficiarse de soluciones abiertas e interoperables que maximizan el valor, el rendimiento, la fiabilidad y la eficiencia de todas sus operaciones futuras.

Innovación a todos los niveles: capacidades avanzadas de la plataforma

EcoStruxure está diseñada para implementar soluciones IoT de manera transparente, rentable y a escala. La plataforma EcoStruxure es la “columna vertebral” tecnológica de la arquitectura, con tres capacidades esenciales:

Tecnologías básicas para integrar conectividad e inteligencia
Elementos básicos interoperables para un funcionamiento inteligente

Infraestructura para servicios digitales conectados a la nube

Nuestra plataforma avanzada conecta las tres capas tecnológicas a través de una columna vertebral flexible en la nube, que aprovecha todo el potencial de Microsoft Azure“, ha dicho Cyril Perducat, Vicepresidente Ejecutivo de Transformación Digital y IoT de Schneider Electric. “La plataforma se ha convertido en la base para redes eléctricas, edificios, centros de datos y plantas industriales, permitiendo a nuestros clientes alcanzar nuevos niveles de eficiencia y sostenibilidad y maximizar el poder de sus datos operativos“.

Innovación a todos los niveles: arquitecturas de referencia a prueba de futuro

La arquitectura de EcoStruxure ha sido adaptada para sus principales mercados finales: edificios, redes eléctricas, industrias y Data Centers, con arquitecturas aún más específicas también disponibles para el sector industrial y el de la distribución de la energía, lo que les permite ser más competitivos en la actual economía del Internet of Things (IoT).

Conseguir unas operaciones más inteligentes y precisas es el futuro de cada industria”, ha dicho Vernon Turner, Vicepresidente Senior de Sistemas Empresariales de IDC. “Los clientes quieren saber cómo aprovechar al máximo el mundo digital actual compatible con IoT para diferenciarse y ser lo más eficiente y sostenible posible“.

EcoStruxure ha sido desarrollada en colaboración con Microsoft e Intel, entre otras empresas tecnológicas líderes, y está abierta a un ecosistema de desarrolladores, data scientists y partners de hardware y servicios que pueden crear o co-crear soluciones y aplicaciones.

Los edificios donde dormimos, comemos, compramos, aprendemos y trabajamos albergan una gran oportunidad: 67.000 M€ de ahorro energético en la factura anual de los ciudadanos europeos en 2030, y una reducción de emisiones de CO2 de 156Mt. Estos innovadores resultados están recogidos en un estudio realizado por la consultora energética Ecofys. El informe, iniciado por Danfoss, presenta pruebas del potencial ahorro energético que se puede obtener mediante una mejor gestión de la energía en los edificios europeos. Un potencial que ha sido insuficientemente explotado hasta la fecha.

Pasamos la gran mayoría de nuestro tiempo dentro de los edificios. Por eso, no es una sorpresa que los edificios utilicen una gran cantidad de energía. Sin embargo, el 75% del parque de viviendas es energéticamente ineficiente. La gran mayoría de esta energía se utiliza para mantener la temperatura correcta y la calidad del aire en calefacción, refrigeración y sistemas de ventilación.

 

Cuando estos sistemas no están trabajando de forma optimizada, la energía se malgasta, cuesta dinero y atenta contra la salud y el medio ambiente. Sin embargo, disponemos de tecnologías capaces de prevenir esto. Los nuevos avances nos pueden ayudar a reducir el gasto energético, reducir costes y hacer que nuestros edificios sean más habitables.

Este informe nos presenta un escenario donde los edificios han sido renovados antes de 2030. El consumo de energía de estos edificios puede ser reducido en un 30% mediante mejoras en calefacción, refrigeración, ventilación, iluminación y sistemas de agua caliente.

Disponemos de todas las tecnologías al alcance de nuestra mano para hacer nuestros edificios inteligentes. En base a las conclusiones del nuevo estudio realizado por Ecofys, se demuestra que optimizando el control de energía dentro de los edificios y desarrollando nuevas tecnologías, como la digitalización, podemos alcanzar el 15% del objetivo de eficiencia energética de la UE para 2030. El apoyo gubernamental es necesario para eliminar las barreras y aumentar la velocidad y la escala de las inversiones. Este informe establecerá los valores para una correcta innovación, mejora de trabajos y crecimiento sostenible,” afirma Andre Borouchaki, Senior Vice President y CTO de Danfoss.

De acuerdo con los cálculos basados en el informe del World Resources Institute, acelerar la eficiencia de los edificios, desde 2016 hasta el objetivo del 15% en 2030, creará 300.000 nuevos empleos.

La única manera de mejorar de forma importante la eficiencia energética es centrándose en los edificios ya existentes ya que nueve de cada diez edificios dentro de la UE estarán ocupados en 2050. La renovación de las viviendas es más económica de lo que cree la mayoría de la población. El coste de la inversión de las mejoras básicas de control de energía dentro de los edificios es bajo y el retorno de la inversión es de dos años. Los costes energéticos que se pueden ahorrar anualmente, mayormente al no tener que importar gas de terceros países, pueden ser invertidos en Europa, proporcionando un confort adicional y bienestar a los ciudadanos de la Unión Europea.

La optimización del uso de la energía en los edificios existentes en Europa debe empezar ya,” asegura el Dr. Andreas Hermelink, Director Asociado de Ecofys. “Estamos hablando de medidas útiles que pueden proporcionar rápidamente una gran reducción del gasto energético, así como una disminución de la factura energética y de las emisiones de CO2. La revisión de la Directiva sobre Eficiencia Energética en Edificios debe dar un fuerte empuje para liberar el potencial ahorro de los edificios.

Las sucesivas y persistentes olas de calor que asolaron España el pasado verano han provocado el registro de nuevos récords de demanda de energía eléctrica. Concretamente, el 21 de julio la punta de demanda de energía eléctrica alcanzó su mayor cifra de los últimos cinco años en la temporada de verano, con 40.192 MW. El uso del aire acondicionado de manera generalizada fue el principal “culpable”, pero la demanda de frío industrial no debe menospreciarse en esta estadística.

El consumo eléctrico de las grandes y medianas empresas el pasado mes de junio, antes por tanto de las grandes olas de calor, había aumentado un 1,5% con respecto al mismo mes del año anterior, según los datos del Índice Red Eléctrica (IRE). En los últimos doce meses, el consumo eléctrico de estas empresas, ha aumentado un 2,2% respecto al mismo periodo del año anterior. Por sectores, el consumo de la industria ha ascendido un 3,6% y el de los servicios un 1,6%.

 

Comparado con junio de 2014, de las cinco actividades con mayor consumo eléctrico, la demanda de la metalurgia creció un 2,5%, la industria química descendió un 1,9%, la fabricación de otros productos minerales no metálicos aumentó un 6,6%, la industria de la alimentación un 0,8% y la del papel descendió un 17,2%. Asimismo, las actividades que más han aportado al crecimiento del consumo de las grandes empresas han sido: la metalurgia con un aumento del 2,5%, la fabricación de otros productos minerales no metá¬licos (6,6%), la captación, depuración y distribución de agua (13%), la fabricación de vehículos de motor, remolques y semirremolques (7,5%) y la fabricación de productos de caucho y plásticos (3,8%). Leer más…

Manuel Lamúa
Asesor Técnico de AEFYT

Artículo publicado en: FuturENERGY Enero-Febrero 2017

FLIR Systems ha lanzado al mercado tres nuevas cámaras termográficas avanzadas de la serie Exx para aplicaciones eléctricas, mecánicas y de edificios: E75, E85 y E95 de FLIR. La serie Exx, rediseñada y habilitada para wi-fi, incluye lentes inteligentes intercambiables, modos de enfoque automático asistido por láser y funcionalidad de medición de área, mejoras en la tecnología de obtención de imágenes patentada de FLIR MSX® y una pantalla táctil mayor y más nítida de 4 pulgadas. Estas características distintivas, combinadas con más sensibilidad y más resolución nativa, ayudarán a los profesionales a identificar puntos calientes o deficiencias en los edificios antes de que los problemas se conviertan en costosas reparaciones.

Para rediseñar la serie Exx, FLIR desarrolló una nueva gama de lentes compactas, inteligentes e
intercambiables que la cámara reconoce y calibra automáticamente, con lo que se elimina la necesidad de
realizar una calibración manual. La serie Exx también incluye medición a distancia con láser que asegura un enfoque automático preciso para mejorar la precisión de la medición de la temperatura y, específicamente para los modelos E85 y E95 de FLIR, ofrece los datos para la medición de área en pantalla en pies o metros cuadrados. Además, los modelos E85 y E95 de FLIR ofrecen mayores resoluciones de detector térmico con hasta 464×348 (161 472 píxeles) y miden temperaturas de hasta 1.500 ºC.

 

Conjuntamente con FLIR Tools™, las E75, E85 y E95 de FLIR son las primeras cámaras de la serie Exx
que ofrecen UltraMax®, el proceso integrado de superresolución que mejora la resolución efectiva cuatro
veces, hasta 645.888 píxeles, y la sensibilidad térmica hasta en un 50%. Todos los modelos
incluyen además una mejora significativa en la tecnología MSX de FLIR, que ahora utiliza una cámara de
visible de 5 megapíxeles para mejorar la claridad y al legibilidad de la imagen. Estas mejoras, combinadas con una pantalla que es 33 veces más brillante y tiene un tamaño un 30% mayor que los modelos anteriores de la serie Exx, ofrecen termografías más nítidas y detalladas.

Las cámaras de la serie Exx también cuentan con un diseño resistente e impermeable, además de un vidrio
protector Dragontrail™ resistente arañazos sobre una pantalla táctil capacitiva proyectada (PCAP). Una
interfaz de usuario simplificada permite un funcionamiento más rápido e intuitivo y, junto con la conectividad mejorada por wifi, Bluetooth y Meterlink®, nunca ha sido tan fácil realizar tareas de archivado y generar informes.

Expertos europeos han desarrollado nuevas células fotovoltaicas orgánicas que, integradas sobre ventanas y fachadas acristaladas de edificios e instalaciones, mejoran su eficiencia energética gracias a su alto nivel de transparencia y captación de energía. Se trata de una de las principales novedades expuestas en Barcelona en el marco de la jornada ‘OPV Workshop: A new technology to market’, dónde investigadores han dado a conocer los últimos desarrollos tecnológicos en este ámbito.

Las células fotovoltaicas orgánicas (OPV) son materiales que se caracterizan por su ligereza, adaptabilidad a diferentes tipos de superficies y, muy especialmente, por su transparencia. Éste último elemento resulta más atractivo para su instalación en ventanas, fachadas acristaladas y otros elementos arquitectónicos que faciliten la entrada de luz a edificios ya que, a diferencia de las células opacas actuales, además de captar la energía solar, permiten el paso de la luz al interior con una transparencia uniforme.

Durante la mesa científica, se han expuesto los resultados de las investigaciones Solprocel, Mujulima y Artesun, financiadas por el 7º Programa Marco de la Unión Europea, enfocadas a la producción de nuevas OPV que mejoren su rendimiento en cuanto a absorción de energía, durabilidad y reducción de los costes de producción. En este sentido, se ha presentado una nueva célula transparente con cristales fotónicos capaz de adaptarse al color de la superficie. Esta tecnología fotovoltaica puede resultar de gran utilidad para la construcción de edificios sostenibles basados en el autoconsumo energético, así como para mejorar la eficiencia y reducir la factura de aquellas instalaciones ya existentes con un uso intensivo de energía.

El objetivo final de los proyectos presentados durante la jornada es la entrada en el mercado de sus tecnologías. En este sentido, una mesa redonda ha abordado las barreras que habitualmente deben afrontar las investigaciones de I+D a la hora de ofrecer sus innovaciones a empresas, así como posibles soluciones a través de casos de éxito. La jornada se ha cerrado con una sesión sobre el estado actual de las OPV, las oportunidades de futuro que ofrece y el nicho de potenciales clientes que esta tecnología puede llegar a abarcar.

Los equipos de climatización son los grandes consumidores energéticos en la mayoría de instalaciones de diversos sectores. Pueden llegar a representar el 60% de la factura eléctrica en edificios del sector terciario como hoteles, hospitales, centros comerciales, industrial o de oficinas. El camino para dar
con soluciones para conseguir el ahorro energético en este campo se basa en poseer información. En esta línea, Indoorclima está desarrollando el Big Data del Clima, con información técnica básica del funcionamiento de equipos de enfriadoras y rooftops de fabricantes de todo el mundo. El conocimiento de
su funcionamiento real en un sinfín de casuísticas (tanto propias de los equipos como de la instalación o la zona climática) está proporcionando las claves para desarrollar los algoritmos necesarios para poder parametrizar cada instalación en su rendimiento óptimo, y así reducir el consumo energético
entre un 20%-50%, así como los costes de mantenimiento preventivo y correctivo, según la instalación.

Las instalaciones de climatización están poco gestionadas energéticamente. Existe un gran problema de carencia en el control de equipos de grandes potencias, que suelen estar situados en zonas de acceso
complicado de las instalaciones, y los propios mantenimientos preventivos son muy básicos, generalmente reducidos al mínimo que requiere la normativa. Como dato de referencia, del total de ventas de equipos de climatización en 2012, solo un 15% correspondió a sistemas de regulación y control. Y ello, en sectores donde los equipos de climatización consumen más de 3.000.000 de kWh/año, representa unos costes energéticos desproporcionados e innecesarios.

De aquí radica el trabajo de Indoorclima en la búsqueda de una solución que aporte como objetivo principal el ahorro energético en instalaciones de climatización. Leer más…

Silvia Escámez
María del Mar Romero
Óscar Marinello
Indoorclima

Artículo publicado en: FuturENERGY Julio-Agosto 2016

El balance del programa PAREER CRECE de ayudas a la rehabilitación energética de edificios, gestionado por el IDAE, ha puesto de manifiesto la existencia de una fuerte demanda de rehabilitación energética. El programa se ha cerrado ocho meses antes de lo previsto al agotar el presupuesto de 200 M€ con que se dotó. Son más de 2.200 las solicitudes tramitadas que han generado una inversión de 454 M€, quedando 67 M€ de ayudas a proyectos en lista de espera para futuras convocatorias.

Más del 80% de las solicitudes han sido de comunidades de vecinos para actuaciones de mejora de la envolvente térmica. Pero la demanda es mayor si se tiene en cuenta que la tasa de rehabilitación del sector terciario es más elevada que la del residencial y que se ejecuta, en gran parte, con recursos propios. El terciario ha introducido la calificación energética en el posicionamiento en el mercado de sus edificios y requiere un tratamiento específico en el actual marco de ayudas.

La demanda es mayor aún si se tiene en cuenta que la rehabilitación en las administraciones públicas está casi paralizada, pendiente de que Bruselas modifique el criterio para que las inversiones en eficiencia no computen como déficit público. Se podría cumplir así la obligación de la Directiva de eficiencia energética para que la administración rehabilite cada año el 3% de la superficie de sus edificios.

A la evidencia de la fuerte demanda de rehabilitación debería corresponder un incremento de los apoyos financieros, orientados a la maduración del mercado y a extender los beneficios de la eficiencia energética al conjunto de los consumidores por su potencial de creación de empleo de calidad, ahorro de costes energéticos, sostenibilidad ambiental, integración de tecnologías inteligentes y renovables y actividad empresarial innovadora.

Los excelentes resultados del PAREER CRECE han coincidido con las conclusiones del proyecto europeo Zebra 2020 que ha evaluado el impacto de la certificación energética de edificios. Tanto para la mayoría de profesionales inmobiliarios como compradores o arrendadores, no se vincula la certificación energética con la mejora de la eficiencia energética. Es más grave en la vivienda de nueva construcción. Más del 61% en 2015 obtuvieron la letra D, E, F o G, cuando la letra mínima en España es la C y la A o B en Europa.

A la luz de estos datos y de la obligación a partir de 2020 de que la nueva edificación y la rehabilitada sea de consumo de energía casi nulo (2018 para los edificios públicos), se desprende la urgencia de romper las barreras que impiden el desarrollo del mercado de rehabilitación con las siguientes medidas:

1. Una regulación que de más peso a la energía consumida sobre la contratada en la facturación eléctrica para hacer viables los contratos de servicios energéticos.
2. Los Ayuntamientos han de ejercer sus competencias para incluir la alta eficiencia energética en sus ordenanzas fiscales y de edificación y en los instrumentos de ordenación del territorio. Los Ayuntamientos deben determinar las condiciones energéticas de los edificios.
3. Incorporar una escala en los impuestos sobre edificios, como el IBI, que incentive el ahorro de energía y emisiones. El mercado ha de valorar la diferencia entre la calificación energética A y G a través de la fiscalidad.
4. Control riguroso por las Comunidades Autónomas del régimen de registro, inspecciones y sanciones de las certificaciones energéticas, de acuerdo con la Ley 8/2013 de rehabilitación y el texto refundido del RDL 7/2015. Los Ayuntamientos han de establecer el ámbito de la obligatoriedad de la certificación energética y las actuaciones de mejora.
5. Incrementar los recursos destinados a rehabilitación del Fondo Nacional de Eficiencia Energética mediante el sistema nacional de obligaciones de eficiencia energética, fondos FEDER y los Presupuestos Generales del Estado, tal como establece la Directiva 2012/27/UE de eficiencia energética y la Ley 18/2014.
6. La función ejemplarizante de las administraciones públicas debe concretarse en estrategias de colaboración público-privada de rehabilitación y en el ejercicio pleno de las competencias que ostentan las administraciones locales. Los proyectos de Desarrollo Urbano Integrado y Sostenible (DUIS) son una oportunidad para aplicar los fondos europeos a la rehabilitación a escala de ciudad.

La demanda de rehabilitación detectada en el PAREER CRECE debería impulsar una mayor disponibilidad de recursos, tanto para residencial como para terciario. Las administraciones públicas están obligadas a realizar un balance de los beneficios que la eficiencia energética aporta a la sociedad. La mejora de la calidad de vida y de la competitividad no depende del derroche de recursos energéticos sino de cómo se determine su uso más racional.

Por Javier García Breva

La plataforma web del Green Building Council España, que permite a arquitectos, promotores y constructores conocer las características medioambientales de materiales, productos y sistemas empleados en edificación, ha incluido en su base de datos un amplio catálogo de productos del sistema de control KNX de Jung, el líder europeo en sistemas de automatización de edificios y mecanismos eléctricos de diseño y alta calidad.

Entre los productos de Jung incluidos en la base de datos de la plataforma y que, por tanto, están dentro de los parámetros y criterios exigidos por las certificaciones LEED y VERDE, se encuentra un detector de presencia, dos controladores de estancia, una estación meteorológica y un medidor de energía KNX. Además, se ha incluido también un sensor de calidad del aire y diversos dispositivos de control como teclados KNX, mandos a distancia, pantallas táctiles o aplicaciones para dispositivos móviles.

Este amplio muestrario de productos de Jung contribuye, en el contexto de una edificación, al cumplimiento de diversos criterios VERDE dentro de las categorías de Energía y atmósfera, Calidad de ambiente interior y Calidad de servicio; así como de prerrequisitos y créditos LEEDv4 en las categorías de Energía y atmósfera, Calidad de ambiente interior e Innovación y diseño.

El apartado de Energía y atmósfera en la herramienta VERDE califica el uso de energía no renovable en los materiales de construcción, así como la demanda de energía eléctrica en fase de uso. Asimismo, en la categoría de Calidad de ambiente interior se especifica la concentración de CO2 en el aire, la monitorización de la calidad del aire y el confort termo-higrométrico en los espacios con ventilación mecánica. En cuanto a la categoría de Calidad de servicio, se evalúa la disponibilidad de un sistema de gestión del edificio (BMS) y la capacidad de funcionamiento parcial de las instalaciones y sistemas, así como la capacidad de control local de los sistemas de iluminación y de HVAC en áreas de ocupación no residencial.jung2

En el caso de la herramienta LEEDv4, en la categoría de Energía y atmósfera, se evalúa el rendimiento energético mínimo y su optimización, la medición del consumo energético del edificio y la respuesta a la demanda. Asimismo, la categoría de Calidad de ambiente interior califica las estrategias para la mejora de la calidad del aire, el confort térmico y la iluminación interior. Por último, el apartado de Innovación y diseño prima los proyectos que alcanzan un rendimiento excepcional o innovador en el cumplimiento de los requisitos LEED.

Esta información es accesible para cualquier interesado en el medio ambiente, la sostenibilidad y la certificación de edificios con las herramientas de evaluación LEED, VERDE, BREEAM, DGNB, etc. El procedimiento se basa principalmente en un buscador que permite al usuario encontrar la información publicada de empresas con distintos tipos de productos que contribuyen a la certificación LEED y VERDE.

La inclusión de los productos de Jung en la plataforma GBCe supone un avance estratégico para el fabricante alemán en el mercado de la sostenibilidad, afianzándose bajo estándares internacionales asociados a buenas prácticas en edificación.

INBISA, a través de su constructora BYCO, lidera el proyecto de I+D ‘Nueva Envolvente de Alta Eficiencia Energética en Edificios, REHABITA’ en cooperación con las empresas KIDE, Zuhaizki, Maab Arquitectura, Ekotek, Mecanizados Martiartu y EMS2, los Centros Tecnológicos Gaiker, Tekniker y Tecnalia, y el Cluster de la Construcción de Euskadi, Eraikune.

El proyecto está financiado por el Gobierno Vasco a través del Departamento de Desarrollo Económico y de Competitividad, en colaboración con SPRI (Agencia Vasca de Desarrollo Empresarial), a través del programa ETORGAI 2015 de ‘Ayudas a la realización de proyectos integrados de investigación industrial y desarrollo experimental de carácter estratégico en el País Vasco’, y consiste “en el desarrollo de una nueva fachada pensada tanto para rehabilitación como para obra nueva, con altas prestaciones energéticas”, afirman desde INBISA.

“Las empresas que formamos este consorcio -continúan desde INBISA- estamos trabajando en el diseño de una nueva envolvente industrializada, centrando la investigación en nuevos materiales de aislamiento y pieles arquitectónicas, así como en el control y la gestión energética del comportamiento de la misma. Otro de los factores que en el que se está haciendo hincapié es el sistema de financiación de este tipo de actuaciones, fundamentalmente en obras de rehabilitación de fachadas”. Con esta novedosa fachada, la demanda energética del edificio se podrá reducir al 50% comparada con una actuación de rehabilitación básica con sistemas SATE, que actualmente ya puede llegar a valores de demanda energética en edificios de entorno a 30 kWh/m2/año.

Por último, desde la constructora de INBISA destacan “como factores relevantes de la nueva solución, la mejora de los espesores, los materiales aislantes, la sostenibilidad, la construcción industrializada basada en la metodología BIM y la Industria 4.0 que nos permitirá ganar muchísima eficiencia y el confort y salud de los usuarios”.

INBISA engloba esta iniciativa dentro de su estrategia de estudio y aplicación de nuevas tecnologías e innovadoras soluciones para sus proyectos y obras, con el objetivo de ofrecer mayor valor a sus clientes.

Dos edificios del barrio de Manoteras (distrito de Hortaleza) serán los primeros en ser rehabilitados gracias a una iniciativa pionera puesta en marcha con la colaboración del Ayuntamiento de Madrid y el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM) y financiadas en parte mediante patrocinio privado.

Se trata de una iniciativa que se insertará en el Plan MAD-Re (Madrid Recupera) puesto en marcha por el Área de Desarrollo Urbano Sostenible. En este caso, la novedad consiste en que las comunidades de propietarios se presentan voluntariamente para optar a ser las comunidades piloto que puedan realizar una rehabilitación integral en condiciones muy ventajosas.

Estas comunidades se eligen según una baremación que aplica determinados requisitos esencialmente sociales y del estado de conservación del edificio, para que sea un equipo de arquitectos, cuya propuesta también será elegida mediante concurso abierto, quien rehabilite sus edificios.

De este proceso han resultado elegidos los edificios situados en las calles de San Pedro de Cardeña, 50, y Somotín, 94. Con 10 viviendas cada uno de ellos, ninguno tiene ascensor y ambos padecen una enorme pérdida de energía a través de los muros y de las ventanas, lo que obliga a incrementar muchísimo el consumo de energía y con él, la factura energética.

La singularidad de la actuación es que se realizará prácticamente sin coste para los vecinos, dado que, además del patrocinio privado, los edificios se encuentran dentro de las áreas incluidas en el Plan MAD-RE (Madrid Recupera) calificadas como Áreas Preferentes de Impulso a la Regeneración Urbana (APIRU) y Áreas de Regeneración y Renovación Urbana (ARRU), por lo que existen dos subvenciones aplicables y compatibles entre ellas que se podrán solicitar.

Al proceso de elección de la comunidad de propietarios, realizado por representantes del Área de Desarrollo Urbano Sostenible y del COAM, se presentaron 9 comunidades de propietarios del barrio de Manoteras. Para designar a la comunidad se han tenido en cuenta tanto las condiciones constructivas del inmueble relativas a su antigüedad y estado de conservación como criterios sociales, valorando que vivan en él vecinos en situaciones especialmente vulnerables, por edad, discapacidad, rentas bajas, situación de desempleo, etc.

Las obras darán comienzo a partir del mes de octubre y la intervención mínima prevista consiste en la instalación del ascensor y modificación de la escalera y el portal, de forma que el bloque cumpla en lo máximo posible la reglamentación vigente de accesibilidad; y la mejora de la envolvente de muros y cubierta, dado que mejorar el aislamiento térmico permite reducir notablemente las necesidades de climatización para mantener una temperatura adecuada, tanto en invierno como en verano. De hecho, la necesidad de calefacción, sólo con el aislamiento, se puede llegar a reducir un 60%.

Además, y según el presupuesto y las necesidades de los vecinos, se podrán sustituir carpinterías y vidrios, equipos de climatización y, si hay acuerdo, también se podrán incorporar fuentes de energía renovable, como pueden ser captadores solares térmicos para el suministro de agua caliente y apoyo a la calefacción.

Este proyecto de mejora de la accesibilidad, estética, de las prestaciones del edificio, del confort y reducción de las necesidades de climatización y por tanto del consumo, tendrá el carácter de “rehabilitación tipo” que podrá repetirse y extenderse en el resto del ámbito.

Las entidades que participan de esta iniciativa son la Fundación Annie Johansen, y las empresas Otis y Orona, que aportarán gratuitamente sendos ascensores. También se cuenta con el patrocinio de los fabricantes Saint Gobain y Baumit y la empresa constructora Fernández Molina.

Growatt
SAJ Electric
AERZEN
COMEVAL