Tags Posts tagged with "electricidad"

electricidad

ACOGEN valora muy positivamente que la Comisión Europea inste al Gobierno a revisar la cogeneración en la propuesta de PNIEC. En la valoración del borrador, la CE especifica que “en relación a la producción combinada de electricidad y calor -la cogeneración-, el borrador del Plan contempla un desarrollo en el que una parte importante de la capacidad actual de cogeneración (fundamentalmente industrial y a gas) alcanzaría el final de su vida y no sería renovada o reemplazada (sección 3.2.2.5 del plan). Al mismo tiempo –señala la CE– parece que se ha utilizado un factor de emisión sorprendentemente alto para la electricidad de cogeneración. No está claro –continúa la CE– si la reducción de capacidad de cogeneración que se planifica es debida a una asunción exógena o es el resultado de una optimización dentro del modelo de trabajo. En cualquier caso, debe verificarse que la reducción planificada no es debida a un factor de emisión erróneo”. Continúa la valoración de Bruselas aclarando que “en la página 267 se recoge 0,575t/MWh, lo que parece atribuir todas las emisiones a la producción de electricidad y ninguna emisión a la producción de calor útil”.

La Comisión Europea viene a coincidir con una de las principales observaciones trasladadas por la patronal ACOGEN en sus sucesivas reuniones con diversas autoridades durante el análisis del borrador del PNIEC. La CE recoge, también, en relación a las medidas de eficiencia energética transmitidas por el Gobierno español, “la nueva medida planificada dedicada a la promoción de la cogeneración de alta eficiencia (plan para transformar cogeneraciones antiguas en unidades de cogeneración de alta eficiencia)”. Es este un plan que los cogeneradores vienen reclamando con insistencia y urgencia para transformar y modernizar el sector y conseguir plantas más flexibles, eficientes, climáticas y competitivas.

El borrador de plan comentado por la CE ha sido muy criticado por las industrias que emplean la cogeneración para producir el 20% del PIB industrial de España, que han venido reclamando un mayor “acompañamiento al sector industrial y un marco de apoyo a la cogeneración en la industria”, marco al que el propio Gobierno aludió en la presentación del PNIEC. Los industriales consideran que la cogeneración es una tecnología clave y eficaz para lograr una transición energética acertada salvaguardado la industria española. Las aportaciones de la cogeneración a la eficiencia y seguridad del suministro eléctrico y a la competitividad energética y climática de la industria son imprescindibles para compatibilizar un sistema eléctrico eficiente y competitivo y que España mantenga su actual producción industrial, exportaciones y empleo. La cogeneración es una tecnología de presente y de mucho futuro para la transición energética.

El borrador español apunta un calendario de cierre de las cogeneraciones en funcionamiento que originaría un importante retroceso en los objetivos de eficiencia, reducción de emisiones y de industria competitiva que promueve la UE. Ningún país realista pierde su producción más eficiente ni socava la competitividad de sus industrias exportadoras, antes bien otorgan un tratamiento exquisito a sus industrias en el proceso de transición energética.

La producción de cogeneración funciona dando servicio a más de 600 industrias papeleras, alimentarias, cerámicas, químicas, refino, automóvil, y de otros múltiples sectores cuyos procesos industriales son intensivos en energía y calor, y cuya competitividad energética es imprescindible.
La eliminación de 1 de cada 3 cogeneraciones podría conllevar graves consecuencias para la industria manufacturera, para el país y para la calidad del suministro eléctrico en los polígonos industriales, poniendo en inminente, directo y grave peligro la competitividad del 6% del PIB industrial del país y más de 60.000 empleos industriales en sectores básicos fuertemente sujetos a la competencia de los mercados exteriores.

La situación de retroceso de la cogeneración en el PNIEC de España contrasta con la de otros países industrializados como Alemania, que triplica su actual producción en cogeneración frente a España, y que prevé incrementar sus cogeneraciones del 18% de su mix presente al 21% en 2030 y mantenerlas más allá de 2040, mientras, en España se iría en la dirección contraria pasando del 10% al 5%.
El no acompañamiento y entendimiento con la industria podría conllevar una fuerte caída de las demandas energéticas y actividad del país, no en vano la industria consume 1/3 de toda la electricidad y 2/3 del gas natural. Preservar, potenciar y dar confianza a la industria para acometer la transición energética y evitar la deslocalización, es la dirección correcta y más eficaz en cualquier escenario de descarbonización.

Desde ACOGEN, los sectores industriales que empleamos cogeneración valoramos positivamente la consideración realizada por la CE al borrador del PNIEC y confiamos en que la transición energética se haga compatible con las necesidades de la industria calor intensiva y sus aportaciones de actividad económica, empleo de calidad y bienestar al país.

Red Eléctrica de España ha completado el proceso de asignación del servicio de gestión de la demanda de interrumpibilidad para grandes consumidores a través de subastas competitivas que han asignado 2.340 MW de potencia interrumpible a un precio medio ponderado de 81.220 €/MW y año. De esta manera, según los resultados definitivos publicados por Red Eléctrica en la página web del operador del sistema (eSios), ya validados por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), para el periodo comprendido entre el 1 de julio y el 31 de diciembre del 2019 se destinarán 95 M€ al servicio de interrumpibilidad para grandes consumidores.

En esta convocatoria se han subastado un total de 16 bloques de 40 MW y 340 bloques de 5 MW, lo que se traduce en una potencia interrumpible para el citado periodo de 2.340 MW. Un total de 123 grandes consumidores han participado en esta edición de estas subastas organizadas por Red Eléctrica como administrador de la subasta, que se celebraron en Madrid del 17 al 19 de junio.

El precio medio de asignación ha sido de 96.925 €/MW y año para los productos de 40 MW y de 75.307 €/MW y año para los de 5 MW. La media ponderada de asignación se ha situado en los 81.220 €/MW y año. Los precios de salida fijados por la Secretaría de Estado de Energía en la Resolución del 24 de mayo del 2019 fueron de 150.000 €/MW y año para los productos de 40 MW y de 125.000 €/MW y año para los de 5 MW.

El servicio de interrumpibilidad es una herramienta de la que dispone Red Eléctrica, como operador del sistema, para asegurar en todo momento un suministro eléctrico nacional de calidad. Con este servicio, los grandes consumidores de electricidad (industrias) se comprometen a reducir su consumo eléctrico cuando el sistema eléctrico lo requiere, siendo retribuidos por ello. La activación del servicio la realiza Red Eléctrica y responde a criterios técnicos o económicos.

La asignación del servicio de interrumpibilidad se realiza mediante la celebración de subastas administradas por Red Eléctrica y supervisadas en todo momento por la CNMC. Por su parte, el Ministerio para la Transición Ecológica es el organismo encargado de definir todo este procedimiento y las reglas por las que se rige.

El proceso se articula mediante un sistema de subastas competitivas a la baja en las que el precio de salida se reduce en tramos de 1.000 € hasta que solo queda un pujador para cada bloque de producto.

Los inversores GoodWe han sido instalados este año en un proyecto de 1 MW de potencia en Buenos Aires. La finalidad de este proyecto es proveer de electricidad limpia generada con energía solar a aproximadamente 1.000 nuevas viviendas; este proyecto incluye también la provisión de energía térmica y bombeo solar. Esta instalación es parte de un proyecto de rehabilitación urbana que actualmente se está llevando a cabo en una zona histórica de la capital argentina.

Por su exitosa trayectoria en instalaciones semejantes en otras partes del mundo, la propuesta de GoodWe, consistente en más de 100 inversores DT de 10 kW (apropiados para su uso en el sector comercial), fue seleccionada por uno de los EPC de mayor reputación en Argentina como la mejor opción en un competido proceso de selección. Este proyecto es ahora propiedad del gobierno del país y ha sido parcialmente financiado con el apoyo de instituciones internacionales que tradicionalmente utilizan criterios de selección de proveedores altamente demandantes. Según Wood Mackenzie, el año pasado GoodWe fue el séptimo mayor proveedor de inversores fotovoltaicos del mundo, lo que ha convertido a la empresa en un fuerte candidato para este tipo de proyectos.

GoodWe tiene una rica y valiosa experiencia en proyectos de lucha contra la pobreza en comunidades aisladas de China, en los cuales los inversores de la compañía han ayudado a las poblaciones locales a generar la electricidad que consumen y a tener una fuente de ingresos adicional derivada de la venta de excedentes de electricidad a la red. Este proyecto en Argentina es de una naturaleza técnica distinta pero tiene el elemento común de que la energía solar representa una herramienta práctica para la elevación de los niveles de vida de la población y la mejora de los espacios urbanos.

El área de instalación de este proyecto se localiza en una parte histórica de Buenos Aires en la que la población antes vivía en áreas atestadas. En partes como esas de la ciudad no era extraño ver tomas ilegales de electricidad, lo que representaba una importante carga para el gobierno local. Gracias a las nuevas viviendas que están siendo construidas de la mano con las nuevas instalaciones solares GoodWe, esta situación ha empezado a mejorar, permitiendo ahora a la comunidad generar por sí misma la electricidad que consumen. Este es un proyecto piloto que tiene el potencial de ser repetido en otros países.

El modelo de inversor DT de GoodWe fue diseñado específicamente para uso en tejados comerciales e industriales pero también se puede instalar en proyectos residenciales. La mayoría de los modelos DT instalados en este proyecto son de 10 kW de potencia y entre las razones por las cuales fueron seleccionados destaca su bajo peso, es un 30% más ligero que productos equivalentes en el mercado, así como su gran eficiencia y productividad. El cliente ha manifestado haber quedado impresionado con el gran desempeño del sistema SEMS de monitorización de GoodWe, que permite a los operadores ver con precisión la energía generada por el sistema.

Otro aspecto interesante de este proyecto es el hecho de que se ubica en Argentina, un país que ha experimentado un acelerado crecimiento de la energía solar en los últimos años y que se ha consolidado como el cuarto mercado fotovoltaico más grande de Latinoamérica. La industria energética de Argentina ha llevado a cabo profundos ajustes que han incluido la aprobación de nuevas regulaciones que dan incentivos a la expansión de la energía solar. Para GoodWe, Argentina se ha convertido en un mercado estratégico y la empresa continua comprometida a consolidar la confianza ganada y a expandir la marca en la vasta región latinoamericana.

Iberdrola sigue avanzando en su estrategia de despliegue de puntos de recarga rápida en estaciones de servicio, con la que impulsar la movilidad sostenible en las principales autovías de España. Para ello, la compañía acaba de alcanzar un acuerdo con Ballenoil para la instalación de puntos de recarga rápida de vehículo eléctrico en la mayor red de estaciones de servicio independientes, integrada por más de 110 estaciones en España.

Los puntos de recarga rápida -de 50 kilovatios (kW) de potencia- estarán instalados en gasolineras situadas en nueve provincias españolas: Madrid, Barcelona, Alicante, Toledo, Valencia, Cádiz, Sevilla, Valladolid y Asturias. En el acuerdo se han identificado 20 primeros emplazamientos, a los que se dará prioridad en la instalación durante 2019, que se irán ampliando progresivamente por el resto de la red.

Los clientes de Ballenoil podrán cargar sus vehículos entre 20 y 30 minutos, con una electricidad generada por fuentes 100% renovable y libre de emisiones, que contará con certificados de garantía de origen (GdO).

Asimismo, podrán realizar la recarga, sean o no clientes, de forma sencilla con su móvil, a través de la aplicación de Recarga Pública de Iberdrola, desde la que los conductores de vehículos eléctricos pueden geolocalizar, reservar y abonar sus recargas.

El acuerdo forma parte de los planes de Iberdrola de impulsar y liderar la transición de la movilidad sostenible y la electrificación del transporte como vía para la lucha contra el cambio climático.

Desarrolla un Plan de Movilidad Sostenible, que contempla el despliegue de 25.000 puntos de recarga de vehículo eléctrico en España hasta 2021, dirigido a hogares, empresas, así como en zonas urbanas e interurbanas de acceso público.

El plan incluye la instalación de estaciones de recarga rápida, súper rápida y ultra rápida -al menos cada 100km- en las principales autovías y corredores del país durante 2019, llegando a todas capitales de provincia y permitiendo recorrer España de punta a punta.

A pesar de los considerables progresos logrados en los últimos años, el mundo no está avanzando lo suficiente para alcanzar las metas mundiales en materia de energía para 2030 establecidas en el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Garantizar el acceso a una energía asequible, segura, sostenible y moderna para todos a más tardar en 2030 sigue siendo posible, pero para conseguirlo se requerirán esfuerzos sostenidos, en particular, para llegar a algunas de las poblaciones más pobres del mundo y para mejorar la sostenibilidad energética, según un nuevo informe preparado por la Agencia Internacional de la Energía (AIE), la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA), la División de Estadística de las Naciones Unidas, el Banco Mundial y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En años recientes se han realizado notables avances en el acceso a la energía: el número de personas sin acceso a la electricidad se redujo a aproximadamente 840 millones, de 1.000 millones en 2016 y 1.200 millones en 2010. India, Bangladesh, Kenya y Myanmar están entre los países que más progreso han logrado desde 2010. No obstante, si no se adoptan medidas más sostenidas y estas no se intensifican, en 2030 aún habrá 650 millones de personas sin acceso a la electricidad. Nueve de cada 10 de esas personas vivirá en África al sur del Sahara.

En Tracking SDG7: The Energy Progress Report (Seguimiento del ODS7: El informe de progreso en materia de energía) también se muestran los intensos esfuerzos realizados para utilizar tecnologías de energía renovable en la generación de electricidad y mejorar la eficiencia energética en todo el mundo. Sin embargo, el acceso a soluciones no contaminantes para cocinar y la utilización de energías renovables para calefacción y en el transporte aún distan de alcanzar los objetivos fijados. Para mantener y aumentar el ritmo de avance en todas las regiones y todos los sectores se requerirá un compromiso político más firme, una planificación energética a largo plazo, más financiación privada e incentivos normativos y fiscales adecuados para impulsar la adopción más rápida de nuevas tecnologías.

El informe hace un seguimiento de los avances a nivel mundial, regional y nacional en las tres metas del ODS7: acceso a energía y soluciones no contaminantes para cocinar, energía renovable y eficiencia energética. En él se identifican las prioridades de acción y las mejores prácticas que han ayudado a los responsables de formular las políticas y a los asociados en la tarea del desarrollo a comprender qué es lo que hace falta para poder superar los desafíos.

A continuación se describen los aspectos más destacados sobre cada meta. Las conclusiones se basan en datos nacionales oficiales y miden los progresos a nivel mundial durante 2017.

Acceso a la electricidad: Tras una década de progresos constantes, la tasa mundial de electrificación llegó al 89 %, y cada año,153 millones de personas obtuvieron acceso a la electricidad. Sin embargo, el mayor desafío siguen siendo las zonas más aisladas de todo el mundo y la región de África al sur del Sahara, donde 573 millones de personas aún viven en la oscuridad. Para brindar conexión eléctrica a los hogares más pobres y más aislados, serán fundamentales las soluciones sin conexión a la red, como el alumbrado a partir de la energía solar, los sistemas solares domésticos y, en medida creciente, las mini redes. En 2017, en todo el mundo, al menos 34 millones de personas obtuvieron acceso a servicios básicos de electricidad a través de tecnologías sin conexión a la red. En el informe también se subraya la importancia de la fiabilidad y la asequibilidad para el acceso a la energía sostenible.

Soluciones no contaminantes para cocinar: En 2017, casi 3000 millones de personas, en Asia y África al sur del Sahara, aún no tenían acceso a soluciones no contaminantes para cocinar. Esta carencia continúa planteando serias inquietudes desde el punto de vista sanitario y socioeconómico. Con las políticas vigentes y planificadas, el número de personas sin acceso a estas soluciones llegaría a 2200 millones en 2030, lo que tendría un considerable impacto en la salud, el medio ambiente y la igualdad de género.

Las energías renovables representaron el 17,5 % del consumo total de energía a nivel mundial en 2016, en comparación con el 16,6 % en 2010. La utilización de energía de fuentes renovables ha aumentado rápidamente en la generación de electricidad, pero su consumo ha sido menor en el caso de la calefacción y el transporte. El uso de energías renovables debe aumentar considerablemente para que los sistemas energéticos sean asequibles, seguros y sostenibles, teniendo en cuenta los usos modernos. A medida que se generalice la utilización de estas energías, las políticas deben incluir su integración en el sistema energético general y tener en cuenta los impactos socioeconómicos que afectan la sostenibilidad y el ritmo de la transición.

Las mejoras en el ámbito de la eficiencia energética han sido más sostenidas en los últimos años, gracias a las iniciativas de política concertadas en las grandes economías. Sin embargo, la tasa mundial de mejora de la intensidad energética primaria aún es insuficiente y, según estimaciones, se ha producido una desaceleración considerable en 2017 y 2018. Para lograr el objetivo, será fundamental robustecer las políticas obligatorias sobre eficiencia energética, brindar incentivos fiscales o financieros específicos, aprovechar los mecanismos basados en el mercado y suministrar información de buena calidad acerca de la eficiencia energética.

Red Eléctrica de España, ha iniciado en la web del operador del sistema eSios la publicación diaria del precio por MWh con el que se compensará a los autoconsumidores que viertan a la red la energía que no utilicen. Para ello, el usuario ha de tener un contrato de tarifa regulada o Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor con una comercializadora de referencia y estar acogido al mecanismo de compensación simplificada definida en el Real Decreto 244/2019.

 

Ésta es una de las medidas aprobadas por el Ministerio para la Transición Ecológica que pretende impulsar las tecnologías de autoconsumo y de generación distribuida de origen renovable, reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera asociadas a la generación de electricidad y servir como herramienta para alcanzar los retos de descarbonización y lucha contra el cambio climático.

Este precio, con el que se compensará a los autoconsumidores, es el resultado de restar al precio medio horario (basado en el resultado del mercado diario e intradiario para cada hora del día) el coste de los desvíos. Para el cálculo de este valor no se tienen en cuenta los peajes de acceso. De esta manera, los autoconsumidores que viertan el excedente de generación renovable en la red, obtendrán una reducción sobre su factura de electricidad.

Según el Plan Nacional Integrado de Energía y clima 2021-2030, el autoconsumo es una herramienta relevante para alcanzar los objetivos de reducción de las emisiones de CO2 a la atmósfera y lucha contra el cambio climático fijados para 2030 en dicho documento.

Rolls-Royce ha firmado un contrato con el contratista EPC TTS Martin, s.r.o. para el suministro de una central eléctrica de 28 MWe para la empresa estatal de servicios públicos Martinska teplarenska, a.s. en Eslovaquia. La planta estará equipada con tres motores de gas natural Rolls-Royce Bergen B35: 40V20AG2 y cuatro calderas de agua caliente, que reemplazarán la actual operación con carbón. Además de electricidad, los motores y calderas suministrarán más de 28 MW de calor a la mayoría de los 60,000 habitantes de las ciudades de Martin y Vrutky.

La planta de calefacción urbana Martinska teplarenska utiliza actualmente lignito de baja calidad para la producción de calor, que es de bajo rendimiento y no ecológico. Especialmente en las condiciones que prevalecen en la región de Martin, que está rodeada de montañas y es incapaz de disipar la contaminación, es crucial buscar las soluciones más eficientes y ecológicas para la producción de calor y energía.

La modernización de la planta de calefacción urbana es parte de la estrategia de Martinska teplarenska hacia el suministro de energía ecológica y sostenible y la reducción de sus operaciones con carbón. Tomaron la decisión estratégica de invertir en motores recíprocos a gas y calderas de gas como una solución a más largo plazo que los sistemas de postratamiento de gases de escape para reducir las emisiones emitidas por las centrales eléctricas de carbón. La serie de gases B35:40 cumple con los requisitos de emisiones cada vez más estrictos, con emisiones excepcionalmente bajas de NOx, CO y UHC combinadas.

Se prevé que la nueva planta Martinska teplarenska entre en operación comercial a principios de 2020, y será la segunda central eléctrica de Rolls-Royce con motores a gas B35: 40 Bergen en Eslovaquia. La primera se pondrá en marcha en mayo, generando un total de 37 MWe de calor y energía para la empresa de calefacción urbana Teplaren Kosice, a. s.

Los motores de velocidad media Rolls-Royce están diseñados de manera flexible para diferentes modos de operación y se pueden usar para generar carga base, potencia máxima u operar en ciclo combinado. Al utilizar el agua caliente de los motores, la planta se usará para la calefacción de distrito del área circundante. El calor de los motores también se puede utilizar para producir vapor en los generadores de vapor de recuperación de calor para abastecer a los clientes industriales si es necesario.

El negocio Power Grids de ABB ha recibido un pedido del consorcio Aibel/Keppel FELS, que diseñará y construirá el sistema de transmisión en alta tensión y corriente continua (HVDC) para el proyecto de conexión eólica marina DolWin5. ABB es el proveedor de la tecnología HVDC. Este proyecto entregará 900 MW de electricidad libre de carbono, suficiente para abastecer a alrededor de 1 millón de hogares, procedente de tres parques eólicos a unos 100 km de la costa alemana. Está programado para completarse en 2024.

El pedido incluye la plataforma de conversión en el Mar del Norte, así como una estación de conversión en tierra ubicada en Emden, en la región de Baja Sajonia de Alemania. TenneT, operador europeo líder en sistemas de transmisión de electricidad, con actividades en Holanda y Alemania, es responsable de proporcionar la conexión eléctrica a los parques eólicos marinos de este grupo.

La solución HVDC de ABB se utiliza para transportar la energía generada por los parques eólicos marinos de manera muy eficiente al convertir la corriente alterna (CA) en corriente continua (CC) en la plataforma del convertidor. Eso hace posible transmitir la energía hacia el continente a través de un cable de corriente continua de 130 km de longitud con pérdidas muy bajas. En la estación de conversión en tierra, la potencia se convierte de nuevo a CA y luego se integra en la red de transmisión. Las soluciones de conexión eólica marina HVDC de ABB son compactas y modulares para abordar específicamente los desafíos de la industria eólica marina y respaldar una mejora sustancial del LCOE (coste nivelado de la electricidad), así como la huella de carbono.

Con el uso de la tecnología de conversión de alta tensión de ABB, comercializada bajo el nombre HVDC Light®, es posible mantener las pérdidas de conversión muy bajas. Además, el pedido también incluirá el control avanzado modular ABB Ability ™ para HVDC (MACHTM), que es fundamental para controlar la conexión compleja entre los parques eólicos y la red de corriente alterna en tierra.

Como parte de su transición energética (“Energiewende”), los planes de Alemania pasan por generar el 65% de su energía a partir de fuentes renovables para 2030. Una proporción cada vez mayor de esta energía limpia se genera en enormes parques eólicos marinos en el Mar del Norte. En solo 10 años, la producción eólica marina de Alemania ha aumentado de cero a 6.382 MW, lo que la convierte en el segundo mayor productor eólico marino del mundo después de Reino Unido.

Mercados eléctricos europeos

Desde el 1 de abril los precios en Europa han tenido una cierta estabilidad. Se ha compensado la subida de los precios de las emisiones de CO2 con la bajada de los precios del gas y el carbón y además con la ligera bajada de las demandas de electricidad producto de las mejores condiciones meteorológicas de la primavera, con temperaturas algo más elevadas y más horas de sol en este período de 40 días. Las fluctuaciones de precios en este período son debidas principalmente a las variaciones en la producción eólica, sobre todo en Alemania y España que son los líderes europeos generando energía con esta tecnología. En el caso de Alemania, los precios pudieran haber estado estables en 40 €/MWh pero cuando ha habido mucho viento han caído por debajo de este valor, incluso han sido negativos. En el mercado eléctrico español las fluctuaciones de la producción eólica han provocado precios en la banda entre 40 €/MWh y 60 €/MWh. También en este período de 40 días ha habido fluctuaciones en la temperatura y en la producción solar.

Futuros de la electricidad

Los precios de los futuros de electricidad europeos para el tercer trimestre de 2019 aumentaron en la mayoría de los mercados entre un 0,3% y un 1,6% el viernes 10 de mayo con respecto al viernes de la semana anterior. Para el caso del mercado OMIP de España y Portugal, así como el mercado MTE operado por GME, se mantienen sin cambio, mientras que para UK disminuyó tanto en el mercado ICE como en EEX.
En el caso de los futuros para el 2020 el aumento fue más generalizado entre un 0,5% y 1,4%. Solo se mantuvo invariable el mercado MTE operado por GME y disminuyeron, al igual que el futuro para el tercer trimestre de este año, los mercados ICE y EEX de UK.

Producción eólica y solar

En la segunda semana de mayo, la producción eólica tuvo una subida en los principales mercados europeos excepto en Alemania con una bajada del 3,3%. La subida en Francia fue de un 58%, en Portugal, de 99%, en España, de 36%, y en Italia, de un 37%.
Para la tercera semana de mayo, se pronostica un retroceso de la producción eólica después de la subida de la semana anterior. La caída más pronunciada se espera en Italia y Portugal, algo menor en España y Francia, e incluso un ligero aumento en Alemania.

En cuanto a la producción solar, que incluye la tecnología fotovoltaica y termosolar, durante la segunda semana de mayo ha descendido un 4,3% en Alemania, mientras en España la caída alcanzó el 20% con respecto a la semana anterior. Por su lado, en Italia la semana anterior registró un aumento del 5,3% en la producción de energía solar.
Sin embargo a finales de mayo se prevé una disminución de la producción solar en Italia de cerca del 20%, mientras que en Alemania y en España la tendencia se espera al alza entre un 15% y un 20%.

El Real Decreto-ley abre la puerta al almacenamiento y a la gestión energética inteligente para descarbonizar y abaratar la electricidad de todos los españoles, así lo pone de manifiesto AEPIBAL, en un reciente comunicado de prensa.

El pasado viernes, 5 de abril, se aprobó el Real Decreto 244/2019 por el que se regulan las condiciones administrativas, técnicas y económicas del autoconsumo de energía eléctrica. Dicho decreto pone fin al fantasma del impuesto al Sol que durante más de siete años ha actuado como agente disuasorio que dificultaba el avance del sector fotovoltaico.

Este cambio está llamado a ser el impulso que le faltaba a la energía solar en España para revolucionar el sistema eléctrico. La razón por la que la energía solar tiene el potencial de ser motor del cambio es que durante las horas de sol es uno de los métodos de generación más económicos. Esta circunstancia, sin embargo, presenta dos retos para el sector: la canibalización de precios en horas de sol y la volatilidad de la generación. En este contexto, el almacenamiento desempeñará un papel clave y Real Decreto puede convertirse en un documento esencial para el fomento del uso de tecnologías que permitan una gestión óptima de energía.

La canibalización de precios

Uno de los aspectos principales del nuevo Real Decreto es la compensación simplificada de excedentes. Esta compensación tiene una relación directa con el precio de mercado de la energía en cualquier momento del día.

En el mix actual de generación en España las diferencias entre precios son mínimas. Sin embargo, a medida que aumente la penetración de la energía solar, el escenario más probable nos sitúa en una situación similar a la de California, con las horas de sol mostrando precios menores que los precios de media tarde, llegando en ocasiones a valores negativos.

Esta asimetría temporal de oferta y demanda proporcionarán un incentivo económico para aquellos sistemas que, gracias al almacenamiento de energía, podrán acumular energía en horas valle y exportarla o utilizarla en horas pico.

El reto de la volatilidad de las energías renovables

Para poder alcanzar los objetivos de descarbonización que permitan ralentizar el cambio climático, España tendrá que aumentar la penetración de las energía solar y eólica en el mix de generación. Al no ser posible controlar cuando soplará el viento ni cuando brillará el sol, a medida que esta penetración renovable aumenta, aumenta con ella la demanda de generación de energías flexibles. Estas son las plantas de respuesta rápida o que suministran la demanda que las renovables no podrían cubrir en cada momento.

Tal y como pasa en España, en gran parte del mundo estas plantas consumen combustibles fósiles, siendo el gas el combustible más habitual. Pero por fortuna a día de hoy los dos métodos más económicos de proporcionar energía flexible son la eólica con baterías y la solar con baterías (Bloomberg New Energy Finance, 2018).

La necesidad del almacenamiento para cumplir con los objetivos de transición energética y que permitan una gestión óptima y controlada de los excedentes se refleja también en el informe de Red Eléctrica Española “Red Eléctrica y la Integración de Renovables – Hacer Posible la Transición Energética” publicado el 11 de abril, que indica: “esto requerirá fomentar el desarrollo de nueva capacidad de almacenamiento cuya operación obedezca a criterios de minimización de vertidos renovables”.

El almacenamiento energético traerá beneficios para todos

Mediante la tecnología inclusiva del almacenamiento eléctrico podrá involucrarse a millones de consumidores para no solo contribuir a lograr los objetivos que como país y sociedad nos marcamos en relación con la transición ecológica, sino también a garantizar la estabilidad y operabilidad del nuevo, emergente y descentralizado sistema energético renovable.

El almacenamiento de electricidad, junto con la digitalización, juega un papel central en la aceleración de la transición europea hacia un sistema energético basado en las fuentes de energía renovables.

Países como Alemania o Inglaterra, han integrado la tecnología del almacenamiento de energía en el marco del autoconsumo desde hace ya varios años, alzándose así como referentes a nivel europeo. Por ese motivo, resulta vital destacar la importancia del almacenamiento en el proceso de regulación del autoconsumo en España, para poder alcanzar la vanguardia europea en el sector.

Se trata de una tecnología de carácter inclusivo, que acerca los mercados de la energía a los consumidores, dando, a su vez, grandes pasos para garantizar la estabilidad del nuevo sistema emergente de energía descentralizada y renovable.

COMEVAL