Tags Posts tagged with "energía térmica"

energía térmica

Veolia ha firmado un contrato con la empresa Juncà Gelatines S.A. para el servicio de suministro de energía térmica y electricidad con cogeneración en las instalaciones del cliente en Banyoles, Girona. Mediante este acuerdo, Veolia Serveis Catalunya, la delegación de Veolia en la región, gestionará las instalaciones de Juncà Gelatines por un periodo de siete años.

Debido a la reciente estrategia de modernización de la compañía, Juncà Gelatines ha confiado en Veolia Serveis Catalunya para llevar a cabo un plan a medio plazo centrado en incrementar la producción de gelatinas, actualizar las instalaciones de producción, reducir los costes energéticos y minimizar el impacto medioambiental derivado de sus actividades.

Con este contrato, Veolia Serveis Catalunya renovará las instalaciones de cogeneración con el objetivo de conseguir un ahorro de más del 13% en la factura energética del cliente garantizando la máxima productividad. Además, el proyecto evitará la emisión de 25.000 toneladas de CO2 al medio ambiente durante los siete años de contrato. La inversión estará financiada por Veolia de acuerdo con el compromiso de servicio que ofrece la compañía, centrada en aportar soluciones innovadoras y de financiación adaptadas a las necesidades de sus clientes. Este método consolida a Veolia como un partner estratégico para lograr los objetivos de Juncà Gelatines en materia de eficiencia, reducción de coste energético y optimización de recursos.

Esta colaboración conjunta pone de manifiesto la apuesta por la innovación y por la mejora del medio ambiente de Juncà Gelatines, dos aspectos en los que Veolia Serveis Catalunya interviene en base a su amplia experiencia. Nuestro objetivo siempre es ofrecer soluciones que, además de ser beneficiosas para nuestro cliente, sean medioambientalmente sostenibles”, afirma Ferran Abad, director de desarrollo de Veolia Serveis Catalunya.

 

Los expertos recomiendan introducir incentivos económicos e institucionales a largo plazo para impulsar el ahorro energético y facilitar la inversión en tecnologías renovables eficientes

El cumplimiento de los objetivos de descarbonización establecidos para 2030 es relativamente sencillo para España bajo escenarios económicos y políticos diversos. Sin embargo, alcanzar un modelo libre de combustibles fósiles en 2050 plantea numerosos retos tecnológicos, regulatorios, de inversión y de configuración de un mix energético eficiente y sostenible. Entre ellos, destaca alcanzar soluciones que hagan viable la electrificación –y su alimentación con fuentes renovables en lugar de fósiles–, junto con el suministro necesario de energía térmica para la industria al margen del carbón, el petróleo y el gas.

Estas son algunas de las conclusiones recogidas en el último informe del Centro de Investigación Economics for Energy, presentado por sus directores, Pedro Linares y Xavier Labandeira, en la Fundación Ramón Areces, en Madrid. La decisión sobre el grado de descarbonización deseable de la economía española dentro de lo que permiten los acuerdos internacionales– implica decisiones que la sociedad en su conjunto (administraciones públicas, empresas y consumidores) debe valorar de manera informada para lograr una transición energética que permita responder a retos tan evidentes y urgentes como el cambio climático.

Con el fin de contribuir a este proceso, en el informe se detallan las consecuencias económicas, ambientales y tecnológicas que implicarían para el sector energético español cuatro escenarios de evolución diferentes: descarbonización, mantenimiento de las políticas energéticas actuales, avance tecnológico acelerado y estancamiento económico a largo plazo.

La electricidad, protagonista

La descarbonización en el horizonte de 2050 implica que para entonces los combustibles fósiles (carbón, petróleo y gas) habrán de desaparecer del mix energético español. En su lugar, la electricidad con origen en fuentes renovables sería la protagonista absoluta del nuevo mix. La electrificación del suministro en el proceso de transición energética conlleva en términos generales un incremento significativo de la demanda de electricidad, que ha de resolverse al margen de los combustibles fósiles. Excepto en el escenario en el que la reducción de emisiones es menos ambiciosa, la generación de electricidad se descarboniza totalmente en 2050 gracias a las energías renovables (eólica y solar, fundamentalmente). Esto implica retos importantes relacionados con la necesidad de acoplar la generación variable a la demanda (y viceversa) mediante sistemas de almacenamiento a gran escala o con el respaldo de otras fuentes libres de emisiones de CO2.

En el caso concreto de la industria y del transporte pesado, lograr un alto grado de descarbonización implica necesariamente desarrollar nuevas tecnologías o abaratar las existentes para proporcionar energía térmica de alta temperatura a la industria y combustibles para el transporte pesado libres de emisiones. Sea como sea, el petróleo desaparece de la matriz energética en casi todos los escenarios
para 2050.

En términos generales, la importancia de tomar decisiones de inversión mediante una visión a largo plazo radica en garantizar que las alternativas para acelerar la transición hacia una economía descarbonizada sean sostenibles en todos los aspectos, sobre todo teniendo en cuenta que el coste de disminución de emisiones de CO2 aumenta exponencialmente conforme se endurece el objetivo de reducción.
En este contexto, la restricción de emisiones contaminantes en 2030 pivota en gran medida en la instalación de nueva potencia eléctrica alimentada con gas natural, que, en su calidad de combustible fósil, no podría seguir existiendo en el contexto de descarbonización total de 2050. Esto plantea importantes retos relativos tanto a la remuneración de estas nuevas inversiones como al mantenimiento de las existentes, lo que urge una previsión sobre las medidas que permitan corregir o reconducir posibles incoherencias de este tipo.

Además, en todos los supuestos, es fundamental potenciar el ahorro y la eficiencia energética. Estos son aspectos imprescindibles para lograr los objetivos de descarbonización a un coste razonable, por lo que es muy importante la eliminación de barreras a la penetración de las tecnologías eficientes en el
mercado, en especial las relativas a la electrificación de los consumos finales.

Cuatro posibles escenarios

Todos estos retos son comunes, en mayor o menor medida, a los cuatro escenarios contemplados en el informe de Economics for Energy. El primero de ellos, el de descarbonización, asume que el compromiso de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero es firme tanto por parte de los países de la UE como de otros con más reticencias. El crecimiento económico es sostenido, lo que favorece la financiación del proceso de descarbonización, y las tecnologías de eficiencia energética experimentan un importante impulso. El proceso de electrificación es intenso, fundamentalmente en el transporte y el
sector terciario. En 2030 la nuclear permanece y el gas protagoniza el mix energético, mientras que en 2050 el protagonismo se desplaza radicalmente a las renovables (eólica y solar), con el gran reto de contar con fuentes capaces de surtir de energía térmica a la industria.

En un segundo contexto, caracterizado por la continuidad de las políticas actuales, se asume cierta tibieza por parte de los países en el cumplimiento de los compromisos del Acuerdo de París y falta de presión ciudadana, lo que en España se traduciría en la imposibilidad de alcanzar un modelo descarbonizado en 2050. La menor exigencia en la reducción de emisiones se refleja en un menor grado de
electrificación y, aunque aumenta la presencia de las renovables, el petróleo y, en menor medida, el carbón, siguen presentes en el mix energético incluso en 2050.

Si nos situamos en un escenario de avance tecnológico acelerado, gracias a la innovación la economía crece y los costes de la generación de energía renovable se reducen drásticamente. La combinación de estos factores provoca un efecto rebote sobre la demanda, que aumenta significativamente dado que ya no es tan necesario, ni desde el punto de vista del coste ni de las emisiones, ahorrar tanta energía: la demanda de electricidad aumenta en 2050 a más del doble de la actual.

El problema del gas aparece aquí con especial intensidad, ya que la mayor demanda enrgética implica contar más con él en 2030 para suplir la limitación de la cantidad instalable de renovables. Es por esto que en 2050 aparece en el mix energético de este escenario la energía nuclear, que desaparecería en caso de que se ampliasen los potenciales de renovables.

Por último, se plantea el supuesto de que se produzca un estancamiento económico a largo plazo, acompañado de una menor capacidad de innovación y una mayor desigualdad socioeconómica, germen de un contexto político inestable. En 2050, continúa una fuerte dependencia de los combustibles fósiles (el petróleo mantiene un 20% de la cuota) y la contribución de las renovables es muy limitada, aunque la demanda de energía (y, en consecuencia, las emisiones contaminantes) se habrá reducido de forma muy importante a causa de la ralentización económica.

La ciudad de Madrid inaugurará en la primavera de 2018 una nueva instalación para aprovechar el colector de aguas residuales que discurre cercano al polideportivo de Moratalaz, con el objetivo de obtener energía térmica para climatizar la piscina y, además, agua caliente sanitaria para el resto del complejo deportivo. Según los cálculos que realizan desde el Ayuntamiento de Madrid, a quien pertenecen ambas infraestructuras, el potencial de ahorro económico que proporcionará este proyecto rondará el 39%. Y, además, se reducirán en un 37% las emisiones de CO2 a la atmósfera. Una instalación innovadora en el aprovechamiento energético de las redes de agua subterránea que “si proporciona los rendimientos energéticos calculados, podría ser replicado en otras instalaciones a lo largo de la ciudad”, ha dicho Beatriz Martín de Alcázar, responsable técnica de la obra durante su presentación en el II Congreso Internacional de Madrid Subterra.

Una jornada también práctica en la que los asistentes han tenido la oportunidad de visitar y comprobar el funcionamiento de la microturbina instalada por el Canal de Isabel II en la red de abastecimiento de agua de Plaza de Castilla. Esta instalación se utiliza, hoy por hoy, para autoconsumo de la propia infraestructura pero según las estimaciones realizadas por Marta Castillo, una de las responsables de ingeniería de Canal, su utilización en condiciones de funcionamiento estándar podría cubrir las necesidades de consumo eléctrico de 115 viviendas. Por supuesto, esta microturbina no es la única que la empresa madrileña tiene instalada en su extensa red subterránea y es utilizada energéticamente.

Esta tecnología es también empleada en su vasta experiencia en la generación hidráulica en redes de distribución por la empresa Suez que, durante este II Congreso y a través de su responsable de ingeniería, Juan Antonio Imbernón, ha trasladado a los asistentes algunos de los proyectos implementados dentro y fuera de España para generar energía aprovechando las infraestructuras subterráneas de distribución.

Trabas legales

Un asunto en el que han coincidido casi todos los ponentes ha sido en la necesidad de simplificar y facilitar los arduos y complejos trámites administrativos.

Sobre eso y acerca de la necesidad de promover e incentivar el potencial energético del subsuelo ha hablado Celestino García de la Noceda, ingeniero de Minas y responsable del Instituto Geológico y Minero de España que ha explicado las enormes posibilidades geotérmicas del acuífero detrítico de la ciudad de Madrid.

La experiencia de Helsinki

El aprovechamiento del potencial energético procedente del subsuelo es común en latitudes del norte de Europa. En este II Congreso organizado por Madrid Subterra, se ha presentado la experiencia llevada a cabo en la ciudad de Helsinki, en donde se genera el 100% de la energía que se consume, aprovechando, por ejemplo, las aguas residuales. Así funciona el district heating de Katri Vala, una de las mayores bombas de calor del mundo con 1.300 kilómetros de redes que, según ha explicado su responsable, Irma Karjalainen se utiliza para calefactar y climatizar este barrio de la capital finlandesa en red. Entre los objetivos más importantes de Helsinki, Karjalainen ha destacado la reducción de sus emisiones en un 60% antes de 2030 o que la ciudad sea “carbono neutral” en 2035.

Aula o Cátedra Madrid Subterra

El objetivo de Madrid Subterra desde su creación en 2014 ha sido promover el aprovechamiento de energía alternativa, limpia y no utilizada del subsuelo urbano y, además, atraer el talento y la innovación a este ámbito. Por eso, entre sus proyectos más ambiciosos, el presidente de la asociación, Antonio Gutiérrez ha anunciado esta mañana la creación en 2018 de un Aula o Cátedra que con el nombre Madrid Subterra se dedique a la generación de conocimiento en torno a los recursos energéticos del subsuelo.

El grupo Neoelectra ha adquirido la planta de cogeneración de energía eléctrica y vapor en base a biomasa que la multinacional chilena Masisa posee en su principal complejo industrial ubicado en el municipio de Cabrero (Chile). El acuerdo incluye la prestación durante 15 años de los servicios de suministro de la energía eléctrica para el complejo industrial, y la energía térmica necesaria para el proceso de secado de la madera procedente de la planta industrial de Masisa.

El activo está ubicado dentro del Complejo Industrial de Masisa, situado en el municipio de Cabrero (Región del Bío-Bío, Chile) en el que la multinacional fabrica el 68% del total de producción de tableros en Chile.

 

Más diversificada en servicios y más especializada en el cliente industrial, Neoelectra inicia la gestión de una planta de cogeneración de energía eléctrica y vapor en base a biomasa, con una potencia bruta máxima instalada de 11,1 MW y una capacidad de generación de vapor de hasta 70 toneladas hora.

Estrategia de Neoelectra en Chile

Con esta operación, el grupo empresarial español, especializado en aportar soluciones energéticas eficientes a la industria, inicia su proceso de internacionalización en Latinoamérica y amplía su porfolio de activos de cogeneración, biomasa y recuperación de CO2 alimentario, para situarse como primera compañía independiente en España.

La presencia del grupo industrial en Chile le permitirá disponer de una plataforma para el análisis de nuevas oportunidades de mercado y para el desarrollo de nuevos negocios, y contribuir así al objetivo estratégico de Neoelectra de disponer de un porfolio de activos de generación diversificados por tecnología y por geografía.

La atmósfera almacena más de 400 millones de TWh de energía térmica renovable, según los cálculos realizados por Toshiba Calefacción & Aire Acondicionado. Además, el 78,4% de esta energía se concentra en la troposfera, la parte más cercana a la Tierra, por lo que resulta accesible como fuente de energía renovable para los sistemas de aerotermia, que pueden absorberla y transformarla para ofrecer climatización (frío y calor) y agua caliente sanitaria (ACS) de manera sostenible, a menor coste, sin producir emisiones de CO2 y sin suponer ningún daño medioambiental a la atmósfera.

Según el estudio de Toshiba, y teniendo en cuenta que en el mercado existen sistemas de climatización por aerotermia que funcionan a 25 ºC bajo cero, sólo la energía contenida en los primeros siete km de la atmósfera terrestre sería suficiente para cubrir las necesidades de calefacción de más de 25.000 millones de edificios de viviendas (11 plantas x 4 viviendas de 80 m2) situados en una zona climática con duros inviernos, como la de Burgos.

 

Para Carlos Gomez Caño, director general de Toshiba Calefacción y Aire Acondicionado, “estos datos demuestran que la atmósfera nos brinda la energía que necesitamos para climatizar con aerotermia de forma sostenible, no contaminante y eficiente, las casas, centros de trabajo y lugares de ocio de todo el mundo”.

En este sentido, la compañía recuerda que los sistemas de climatización por aerotermia son los únicos capaces de resolver actualmente las necesidades de refrigeración, calefacción y agua caliente sanitaria en cualquier entorno y durante todo el año. También que, para ofrecer estas funcionalidades, la aerotermia no necesita quemar combustibles fósiles y lo consigue a un coste energético inferior a otros sistemas basados en gas, gasóleo, carbón o pellets.

Toshiba ha realizado un estudio cuyas conclusiones destacan que la tecnología de aerotermia permite calentar un hogar de tamaño medio con un coste inferior en un 25% respecto del gas natural y un 50% si se compara con las calderas de gasóleo.

Según Gómez Caño, “la aerotermia reemplazará progresivamente los sistemas de climatización por combustión, en consonancia con el proceso de descarbonización de la actividad humana, por su elevada eficiencia energética y por la reducción de las emisiones de CO2 que permiten los equipos basados en esta tecnología”.

E.ON está ayudando a hacer agua mineral y refrescos más respetuosos con el medioambiente en Italia: Agua Mineral San Benedetto, uno de los principales productores del mundo de bebidas no alcohólicas, ha puesto en servicio una innovadora planta de producción de electricidad y energía térmica. Con una potencia de 13,2 MW, la planta de trigeneración situada en Scorzè cerca de Venecia, ha sido proyectada, construida, financiada y operada por E.ON y reducirá los costes energéticos en un 15% y las emisiones de CO2 en 17.300 toneladas.

La asociación de E.ON con Agua Mineral San Benedetto, cuya cartera incluye marcas como Schweppes o Energade, comenzó en 2014 con una auditoría energética integral de la producción existente y la planificación para una nueva planta de energía.

 

El objetivo era mejorar la eficiencia energética y reducir el impacto ambiental. Como resultado, los socios firmaron un acuerdo a largo plazo para suministrar 100 GWh de electricidad y 70 GWh de energía térmica, incluyendo vapor y agua de refrigeración.

Numerosas comunidades de vecinos disponen de instalaciones centrales de generación de energía térmica de gasóleo obsoletas. Dichas instalaciones son poco eficientes, generan un alto nivel de contaminación y no disponen de sistemas de reparto de costes entre vecinos. Una comunidad de vecinos, formada por
11 bloques de viviendas situada en Mondragón, se ahorrará más de 500.000 € al sustituir gasóleo por biomasa, y ha confiado en la empresa Grupo Aresol para instalar una red de calor que suministra agua caliente y calefacción a todos sus vecinos bajo la modalidad de un contrato de servicios energéticos.

Esta comunidad de vecinos de 82 viviendas disponía de una sala de calderas de gasóleo, cuyo consumo anual era de 93.500 litros al año, pero decidió apostar por las energías renovables. Este cambio hacia las energías limpias supondrá además para esta comunidad de vecinos un importante ahorro económico. Durante el primer año de contrato, ahorrará un 14% y cuando finalice el contrato de servicios energéticos se estima un ahorro del 33%.

La nueva instalación térmica consta de dos calderas policombustible de la marca Herz. Una es modelo Biomatic 500 de 500 kW de potencia nominal y la otra modelo Firematic 201 de 201 kW de potencia nominal. En temporada funcionan las dos calderas de forma simultánea, pero en épocas de bajo consumo sólo lo hace una. Disponen de encendido automático, modulación continua de llama, adaptándose en todo momento a la energía demandada y garantizando, por tanto, un elevado ahorro y eficiencia del sistema. Leer más…

Artículo publicado en: FuturENERGY Julio-Agosto 2016

COMSA Renovables y Electra Caldense han firmado un acuerdo de colaboración para la producción y comercialización de energía térmica, en el ámbito doméstico e industrial, a partir de biomasa.

En los proyectos que se realicen en el marco del acuerdo, la compañía de energías renovables de COMSA Corporación se encargará del aprovisionamiento de biomasa forestal para su posterior valorización energética y, por su parte, Electra Caldense asumirá la producción y posterior venta de energía térmica.

Mediante este acuerdo de colaboración, ambas compañías, miembros fundadores del Clúster de Biomasa de Cataluña, también ejecutarán proyectos llave en mano que incluirán el diseño, construcción, puesta en marcha, así como operación y mantenimiento de nuevas instalaciones de producción de energía térmica.

Dicha alianza contempla, además, la posibilidad de actuar a través de una Empresa de Servicios Energéticos (ESE). Así, ésta asumiría la inversión inicial, mientras que el pago de los servicios prestados se basaría en los ahorros obtenidos por parte del cliente a partir de las mejoras de eficiencia energética implementadas.

El acuerdo se enmarca en la estrategia de la Generalitat de Cataluña para promover el aprovechamiento energético forestal y agrícola mediante la valorización de la biomasa y su uso como energía térmica en hogares e industrias. Según datos del gobierno catalán, este plan permitirá movilizar 600.000 toneladas por año a partir de 2020, más del doble de las actuales, que se sitúan en las 240.000 t/año.

La mayor ESE en España para la generación térmica industrial

portada_planta_LSole

Airspeed Nuevas Tecnologías, la Empresa de Servicios Energéticos (ESE) más grande que se ha constituido en España para la generación térmica industrial, puso en marcha a finales del pasado año su planta de biomasa de 20 MW térmicos junto a las instalaciones de Papelera de La Alquería en L’Alquería d’Asnar (Alicante).

Con una inversión de alrededor de 4 M€, la planta, que produce vapor para el proceso industrial de la planta papelera, es capaz de generar una energía térmica anual cercana a los 100.000 MWh, que será vendida a través de la ESE al consumidor industrial, Papelera de La Alquería. Airspeed Nuevas Tecnologías, constituida al 50% entre LSolé Bioenergía y Papelera de La Alquería, transferirá la propiedad de la planta al consumidor industrial, una vez transcurrido el contrato de suministro de energía por cinco años.

La planta produce 30 t/h de vapor a una presión de trabajo de 14 bar mediante una caldera de biomasa y tiene una disponibilidad garantizada por contrato de 8.208 horas al año. La remuneración por el suministro del vapor aplica un descuento de alrededor del 20% sobre el coste anterior de la papelera, que se realizaba mediante una planta de cogeneración a gas. Una vez entregada la propiedad de la planta tras dichos cinco años, el ahorro en energía térmica para el usuario se aproximará al 50% (si no se incrementa el precio del gas).

 

LSolé, especialista en soluciones de energía limpia para uso industrial –vapor, agua fría y agua caliente y gases calientes-, anuncia desde Expobiomasa diferentes novedades. De entre todas las soluciones presentadas, destaca el nuevo modelo de horno (GS series) capaz de generar energía térmica en forma de gases tratados o aire caliente para aplicaciones de secado industrial. Este equipamiento, con potencias que van desde 1 MW a 20 MW, puede tener un gran número de aplicaciones en la industria siendo, por ejemplo, un equipo ideal para el sector de la biomasa, en concreto para el secado del triturado de madera destinado a la fabricación de pellet y con diversas aplicaciones en la industria cerámica, agroalimentaria o minería.


Mejora del beneficio

En clave económica, LSolé sigue experimentando estabilidad en su facturación que es de 14 M€ consolidando sus filiales. De esta manera cumple con su estrategia de consolidación y mejora de resultados. En clave corporativa, LSolé ha reforzado su accionariado con el refuerzo del equipo directivo y ha incrementado especialmente su capacidad de ingeniería al realizar la integración de una empresa –vía intercambio de acciones- con sendos objetivos de crecimiento. Asimismo, LSolé ha implantado un nuevo sistema ERP (a3ERP) para optimizar la gestión integral de la empresa y de sus participadas.

Grandes plantas

Con el objeto de comercializar plantas de energía de mayor capacidad, LSolé incorpora en su portafolio soluciones hasta 800 MW mediante partnership con el grupo Thermax, que es uno de los fabricantes más importantes del mundo de calderas de biomasa y propietario de Danstoker para la cual LSolé realiza la representación exclusiva de sus productos para España y Centroamérica desde 1995. Confirma la proyección de este mercado el haber recibido un encargo superior a 7 M$ el pasado mes de julio para una nueva planta de energía térmica destinada a una industria centroamericana con matriz en EE.UU. como nos comentaba ayer Daniel Solé, CEO de LSolé en ExpoBiomasa.

Venta de energía

LSolé, a través de la empresa LSolé Bioenergía, una sociedad filial liderada por LSolé junto a otros socios, va a continuar impulsando su línea de negocio para la venta de energía, tal y como ha demostrado recientemente con la inauguración de la mayor ESE* industrial térmica mediante biomasa en España para una industria papelera. Esta estrategia va a optimizar las oportunidades del desarrollo comercial y optimizar el consumo de capital acelerando la externalización integral de energía y soluciones en venta de energía de generación renovable.

Este modelo, en época de carestía en la financiación bancaria, permite explorar nuevas oportunidades de venta cruzada dentro del mismo mercado y mejorar el portafolio de servicios. Con la aplicación en España de la reforma energética, aparece un potencial entre 3.000 y 4.000 MW susceptible al cambio a producción de energía térmica mediante la valorización de la biomasa. Gracias a la biomasa, se pueden alcanzar ahorros cercanos al 50% respecto al precio del combustible fósil (el precio medio de generación térmica con la biomasa en el mercado oscila entre 17 y 21 €/MWh y el del gas industrial entre 36 y 42 €/MWh). Además del ahorro respecto a éste, la biomasa presenta una trayectoria histórica de estabilidad en precios al no estar su distribución concentrada en oligopolios ni existir un riesgo geopolítico asociado. En esta línea, LSolé ofrece soluciones intermedias como la garantía de suministro de biomasa, la explotación de la planta y/o el mantenimiento integral con garantía contractual.

Expobiomasa 2014

Daniel Solé (CEO) de LSolé ha impartido hoy en ExpoBiomasa la conferencia “Switch” de gas a biomasa para calderas de vapor, en Conecta Bioenergía “Soluciones para la Industria Agroalimentaria”. LSolé va a compartir la experiencia al “utilizar biomasa a partir de la quema de madera de la poda, entre otros, que ha permitido el ahorro de un 10% de la electricidad y 95% del gas para generar agua fría y caliente” del caso de agroindustria (“Torres pone en marcha la mayor caldera de biomasa de una bodega en España destinada a los subproductos de la cosecha”).

Este año, LSolé está participando en Valladolid presentando sus últimas novedades del 21 al 23 de octubre en Expobiomasa 2014 (Pabellón 2, Stand 265). La feria está organizada por la Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa (AVEBIOM) tras ocho años consecutivos co-organizando Expobioenergía, evento en el que LSolé acudió desde su primera edición en el año 2006.