Tags Posts tagged with "energía"

energía

La energía se suma a las áreas de especialización de ITM Global, que desde ahora incorpora su experiencia en ejecución de proyectos llave en mano a las instalaciones de generación eléctrica a partir de fuentes renovables.

Retail e industrial son algunos de los sectores para los que ITM Global ya ha realizado instalaciones de autoconsumo. De hecho, dentro del marco del nuevo Real Decreto, ya se han realizado las primeras instalaciones en Cantabria por el equivalente a 484 kW, lo que permitirá la generación de más de 500 MWh al año de energía limpia.

En este sentido, tras más de dos décadas de experiencia centrados en el desarrollo y mantenimiento de proyectos nacionales en seguridad, telecomunicaciones o edificación, entre otros, ITM Global incorpora la energía a sus áreas de especialización con el objetivo de demostrar la viabilidad técnica y económica de este nuevo modelo energético.

El Director General de ITM Global, Luis Miguel González, ha señalado que la puesta en marcha de esta división nace de la “necesidad de las empresas de sumarse a un consumo sostenible, promoviendo un plan energético responsable y un ahorro real en las facturas”.

Asimismo, ha señalado que “la publicación del Real Decreto sobre el Autoconsumo de energía eléctrica ha supuesto el impulso definitivo para el sector ya que implica nuevas condiciones administrativas, técnicas y económicas que ayudarán a acercar el consumo sostenible y su rentabilidad tanto al sector empresarial como al doméstico”.

González ha destacado que, “además de la claridad administrativa que nos proporciona como empresa, este Real Decreto supondrá un revulsivo para que hogares y empresas se animen al autoconsumo”.

Liberbank y Feníe Energía han acordado la creación de una sociedad conjunta para la financiación de los proyectos de instalación comercializados por la red de agentes instaladores de Feníe Energía, con una orientación de negocio centrado en el desarrollo del producto de autoconsumo (energía solar) para particulares, comunidades de vecinos y empresas. La nueva sociedad, que estará participada por Liberbank en un 65% y por Feníe Energía en el 35%, operará con una licencia de Establecimiento Financiero de Crédito (EFC), lo que le permitirá, además de los proyectos comercializados por la comercializadora, asumir la financiación de proyectos de mayor envergadura (plantas solares, parques eólicos, etc.). La nueva sociedad está previsto que comience operar en el último cuatrimestre de 2019.

Este acuerdo se enmarca en la estrategia de Liberbank de abordar la evolución del negocio bancario con un modelo de banca abierta, que abarca desde las nuevas metodologías internas de trabajo hasta la vocación de establecer alianzas con socios especialistas y de referencia en diferentes ámbitos y servicios. Asimismo, esta alianza permite avanzar en el concepto de economía sostenible y ambientalmente responsable, en coherencia con los principios de RSC asumidos por Liberbank y su integración en el Pacto Mundial.

El acuerdo pretende potenciar los proyectos de autoconsumo en familias y hogares, al facilitar la financiación de los mismos, así como en el ámbito empresarial, principalmente entre autónomos y pequeñas y medianas empresas. La actividad de autoconsumo energético está considerado uno de los sectores con mayores expectativas de crecimiento, tanto por el efecto medioambiental como de ahorro de costes para los consumidores y de eficiencia energética. Asimismo, el autoconsumo es uno de los ejes principales de fomento y potenciación del crecimiento sostenible, lo que, en términos de responsabilidad social, es una seña de identidad de Feníe Energía y un compromiso para Liberbank.

Feníe Energía busca con este acuerdo poder ofrecer a sus clientes una solución integral que permita la financiación de sus proyectos de eficiencia energética, los cuales serán un pilar de su próximo plan estratégico.

0 50

Ante la urgencia, cada vez más acusada, de emprender acciones climáticas de calado, un nuevo análisis realizado por la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA, por sus siglas en inglés) concluye que, con la ampliación del uso de las energías renovables, en combinación con la electrificación, se podrían lograr más de tres cuartas partes de las reducciones de emisiones relacionadas con la energía necesarias para cumplir los objetivos climáticos. Según la última edición de la publicación de IRENA, Transformación energética mundial: hoja de ruta hasta 2050, presentada en el Diálogo de Berlín sobre la Transición Energética, existen vías para satisfacer el 86% de la demanda mundial de electricidad con energías renovables. La electricidad supondría la mitad del mix mundial de fuentes de energía. El suministro eléctrico mundial se duplicaría con creces durante este período y, en buena medida, se generaría a partir de energías renovables, fundamentalmente solar fotovoltaica y eólica.

La carrera para garantizar un futuro climático seguro se encuentra en una fase decisiva“, afirmó el Director General de IRENA, Francesco La Camera. “Las energías renovables representan la solución más eficaz, y una ya existente, para revertir la tendencia al alza de las emisiones de CO2. Con la suma de las energías renovables y una electrificación más exhaustiva, es posible obtener más del 75% de la reducción requerida de emisiones relacionadas con la energía“.

Además, si se acelera la transición en consonancia con la hoja de ruta hasta 2050, la economía mundial podría generar un ahorro acumulado de hasta 160 b$ en los próximos 30 años en costes evitados en materia de salud, subsidios relacionados con la energía y daños climáticos. Cada dólar destinado a la transición energética se amortizaría hasta 7 veces. La economía mundial registraría un crecimiento del 2,5% en 2050. Sin embargo, los daños climáticos pueden generar importantes pérdidas socioeconómicas.

La transición hacia las energías renovables es lógica desde el punto de vista económico“, añadió La Camera. “A mitad de siglo, la economía mundial habría crecido y los empleos creados en el sector energético impulsarían el empleo mundial en un 0,2%. Unas políticas que fomentasen una transición justa, equitativa e inclusiva podrían potenciar al máximo los beneficios para los distintos países, regiones y comunidades. Además, también se aceleraría la consecución de un acceso asequible y universal a la energía. La transformación energética mundial va más allá de una transformación del sector energético. Es una transformación de nuestras economías y sociedades“.

No obstante, el informe alerta de que las acciones se retrasan. Mientras que las emisiones de CO2 relacionadas con la energía han seguido creciendo a una media del 1% anual en los últimos cinco años, para cumplir los objetivos climáticos mundiales, sería necesario reducir las emisiones un 70% por debajo de su nivel actual de aquí a 2050. Esto pasa por elevar sustancialmente el nivel nacional de ambición y por unos objetivos climáticos y de energías renovables más agresivos.

La hoja de ruta de IRENA recomienda que la política nacional se centre en estrategias a largo plazo de cero emisiones. Asimismo, destaca la necesidad de impulsar y aprovechar la innovación sistémica, lo que incluye el fomento de sistemas energéticos más inteligentes por medio de la digitalización y el acoplamiento de los sectores de uso final, en particular de la calefacción, la refrigeración y el transporte, a través de una mayor electrificación, promoviendo la descentralización y diseñando redes eléctricas flexibles.

La transformación energética está adquiriendo impulso, pero hay que acelerarla aún más“, concluyó La Camera. “La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas y la revisión de los compromisos climáticos nacionales adquiridos en el marco del Acuerdo de París constituyen hitos para elevar el nivel de ambición. Es vital que se emprendan acciones urgentes sobre el terreno a todos los niveles y, más concretamente, que se desbloqueen las inversiones necesarias para intensificar el impulso de esta transformación energética. La rapidez y el liderazgo con visión de futuro serán dos elementos críticos: el mundo de 2050 depende de las decisiones energéticas que tomemos hoy“.

La Unión Española Fotovoltaica (UNEF) celebra la aprobación del Real Decreto por el que se regulan las condiciones administrativas, técnicas y económicas del autoconsumo. Esta norma cumplimenta, con un enfoque racional, el Real Decreto-Ley 15/2018 de medidas urgentes para la transición energética y la protección de los consumidores, dotando de seguridad jurídica al sector fotovoltaico y creando un marco estable y de libre mercado para el desarrollo del autoconsumo.

El nuevo marco normativo sitúa al ciudadano en el centro del modelo energético, permitiéndole tener libre acceso a la producción y venta de la energía y haciéndole más responsable de su consumo, en línea con los principios establecidos por el paquete de medidas “Energía Limpia para todos los Europeos” y con la consecución de los objetivos del Acuerdo de París.

La nueva regulación prevé la eliminación de las barreras económicas, al suprimir las cargas y peajes a la energía autoconsumida y a los sistemas de almacenamiento de energía. Además, elimina las barreras administrativas, al simplificar los trámites para las instalaciones de autoconsumo de pequeña potencia, e introduce la compensación económica de los excedentes de energía limpia vertidos a la red a través de la facturación neta.

Por otro lado, la norma reconoce el derecho al autoconsumo compartido, permitiendo el empoderamiento del ciudadano y abriendo paso a las comunidades energéticas, en las que consumidores, PYMES y autoridades locales se organizan para generar, autoconsumir, gestionar y almacenar su propia energía. Al utilizar los beneficios obtenidos para la propia comunidad, con fines sociales o medioambientales, el autoconsumo colectivo representa una importante solución a los problemas de pobreza energética.
Desde UNEF, estimamos que en este nuevo escenario se instalarán en España alrededor de 400 MW de autoconsumo al año, lo que contribuirá a la lucha contra el cambio climático, evitando la emisión de 4.000.000 de toneladas anuales de CO2 a la atmósfera. Adicionalmente, la creación de riqueza y empleo asociada a este desarrollo puede aportar soluciones a las numerosas problemáticas relativas a la España vaciada.

La definición de esta nueva legislación es el resultado de la constante e intensa labor pedagógica que se ha estado llevando a cabo desde UNEF en los últimos años, tanto a nivel europeo como a nivel nacional, donde la asociación ha estado trabajando con los diferentes grupos parlamentarios.
Desde UNEF, consideramos prioritaria la tramitación y adopción de la circular de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) por la que se establece la metodología y condiciones del acceso y conexión a las redes de transporte y distribución de las instalaciones de producción de energía eléctrica, para que se resuelvan las barreras administrativas todavía existentes, adoptando principios coherentes con esta nueva regulación.

El Consejo de Ministros aprobó el viernes 5 de abril, a propuesta del Ministerio para la Transición Ecológica, el Real Decreto por el que se regulan las condiciones administrativas, técnicas y económicas del autoconsumo en España. Esta norma completa el marco regulatorio sobre esta cuestión, impulsado por el Real Decreto-ley 15/2018 por el que se derogó el denominado impuesto al sol, y aporta certidumbre y seguridad a los usuarios. Entre otras medidas, el Real Decreto habilita la figura del autoconsumo colectivo, que fomentará esta fórmula en las comunidades de propietarios o en polígonos industriales; reduce los trámites administrativos, especialmente en el caso de los pequeños autoconsumidores; y establece un mecanismo simplificado de compensación de la energía autoproducida y no consumida.

El Real Decreto hace viable el autoconsumo en España, permitiendo posibilidades de implementación que, hasta el momento, no estaban contempladas. Tal y como señala la exposición de motivos del Real Decreto, el impulso del autoconsumo tendrá un “efecto positivo sobre la economía general, sobre el sistema eléctrico y energético y sobre los consumidores”.

Entre otras cuestiones, la extensión de esta fórmula fomentará la actividad económica y el empleo local, por su carácter distribuido; favorecerá la electrificación de la economía, permitiendo a España cumplir con sus obligaciones en materia de lucha contra el cambio climático; ofrecerá una alternativa a los ciudadanos, que puede ser más ventajosa económicamente que el consumo de energía tradicional; y permitirá la entrada de nuevos actores, y de la propia ciudadanía, en el sistema eléctrico.

El Real Decreto clasifica y define las distintas clases de autoconsumo. Hasta el momento, solo existía una posibilidad: el autoconsumo individual conectado a una red interior. Con la nueva norma, se consagra la figura del autoconsumo colectivo, de tal forma que varios consumidores puedan asociarse a una misma planta de generación, hecho que impulsará el autoconsumo en comunidades de propietarios o entre empresas o industrias ubicadas en una misma localización.

Además, se define el concepto de “instalación de producción próxima a las de consumo y asociada a las mismas”. Con esta figura, se permite realizar el autoconsumo tanto con instalaciones de generación situadas en la misma vivienda –única posibilidad contemplada hasta la fecha–, como en otras que estén ubicadas en las proximidades. Así, por ejemplo, se podrán instalar placas fotovoltaicas en edificios contiguos que tengan mejor orientación, siempre que haya acuerdo entre las partes.

Compensación de excendentes

Otra de las novedades del Real Decreto es la implantación de un mecanismo simplificado de compensación de excedentes, esto es, de aquella energía generada por instalaciones de autoconsumo y que el usuario no consume instantáneamente.

Hasta el momento, si el autoconsumidor quería obtener una compensación por esta energía que se inyecta en la red, debía constituirse jurídicamente como productor de energía, realizando los trámites y declaraciones fiscales que la ley exige. Con el Real Decreto aprobado hoy, la comercializadora de energía compensará al usuario por la energía excedentaria en cada factura mensual.

Este mecanismo es aplicable para aquellas instalaciones con una potencia no superior a 100 kW, y siempre que produzcan electricidad a partir de energía de origen renovable. La compensación económica puede llegar hasta el 100% de la energía consumida por el usuario en ese mes.

Por otro lado, y en el caso del autoconsumo colectivo, el Real Decreto también abre la puerta a que un consumidor pueda aprovechar los excedentes de su vecino y coparticipe de autoconsumo, si éste no está consumiendo su parte proporcional de energía.

Con el objeto de impulsar el desarrollo del autoconsumo y ofrecer facilidades a la ciudadanía, la norma abre la posibilidad de que todas las comercializadoras puedan ofrecer servicios de autoconsumo renovable. La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, que ha validado esta medida, supervisará la evolución del mercado y, en caso de que surjan problemas de competencia, podrá proponer al Gobierno el establecimiento de restricciones a determinadas compañías.

Simplificación administrativa

El Real Decreto reduce los trámites administrativos para todos los usuarios. En el caso del pequeño autoconsumidor (instalaciones de hasta 15 kW o de hasta 100 kW, en caso de autoconsumo sin excedentes), se reducen a una única gestión: notificar la instalación de una planta de producción eléctrica en su correspondiente comunidad o ciudad autónoma. El registro estatal se nutrirá de la información remitida por las administraciones autonómicas. Además, para las instalaciones de menos de 100 kW en baja tensión, las administraciones recabarán información a partir de los datos del certificado electrotécnico de la instalación.

Asimismo, se articula un procedimiento para que sea el distribuidor quien modifique el contrato de acceso de los pequeños consumidores que realicen autoconsumo y éste solo tenga que manifestar su consentimiento.

De igual modo, se simplifican drásticamente las configuraciones de medida para que, en la mayoría de los casos, baste con un solo contador en el punto frontera con la red de distribución, lo cual supone una reducción de costes.

En el caso de autoconsumo colectivo, también será necesario medir la energía generada con otro equipo para hacer el “reparto de energía” entre los consumidores participantes.

Desde el punto de vista de la seguridad industrial, se modifica el reglamento electrotécnico de baja tensión para regular los dispositivos antivertidos y los kits autoenchufables, garantizando que el desarrollo del autoconsumo es compatible con la protección de las personas y equipos.

Valoraciones de las asociaciones del sector

UNEF. El RD de Autoconsumo sitúa al ciudadano en el centro del modelo energético al garantizar el libre acceso a la energía

Fundación Renovables aplaude la recuperación de derechos que supone la aprobación del nuevo Real Decreto de Autoconsumo

FENIE. El Real Decreto de autoconsumo posiciona a la ciudadanía y empresas instaladoras como elemento clave en la transición energética

ABB y Rolls-Royce han anunciado una colaboración global en tecnología de microrredes y automatización avanzada. Juntas, ambas compañías van a ofrecer una innovadora solución de microrredes de bajo consumo para empresas de servicios públicos, entidades comerciales e industriales. Una microrred es una red eléctrica a pequeña escala que combina energía procedente de fuentes de generación de energía distribuida, por ejemplo, centrales de cogeneración, grupos electrógenos alimentados con diésel y gas, y fuentes renovables con baterías. La microrred ofrece un control general para coordinar estos recursos a fin de cubrir las necesidades de carga industrial, residencial o de consumo. Las microrredes pueden funcionar tanto conectadas a la red eléctrica principal o sin estar conectadas a ella. La capacidad de las microrredes de separarse perfectamente de la red principal, en caso de una posible emergencia o fallo en la red, es una función cada vez más importante.

Una fuente de alimentación fiable, incluso en condiciones meteorológicas adversas o momentos de máximo consumo, es básica para el crecimiento económico. La integración de energías renovables supone una solución sostenible para apoyar un suministro ininterrumpido y, al mismo tiempo, fomentar el uso de energías limpias. Las soluciones de microrredes favorecen a las empresas de servicios públicos, las industrias y los espacios comerciales que buscan una fuente de alimentación fiable así como una reducción de costes y de emisiones de carbono. Las microrredes facilitan una fuente de alimentación sólida, incluso cuando hay una fuerte presencia de fuentes intermitentes de energías renovables, como la eólica y la solar. La automatización digital y los sistemas de control coordinan de forma inteligente las cargas y los recursos de energía distribuida para que la microrred funcione con eficacia.

Rolls-Royce ofrece las soluciones de generación de energía de la marca MTU Onsite Energy: desde energía primaria, de reserva y continua, a la cogeneración, y microrredes. “Debido a la transformación para lograr la descarbonización, los clientes necesitan buscar opciones de energía sostenible que, además, aporten máxima rentabilidad. Para ello, nos basamos principalmente en las microrredes, sistemas autónomos de suministro de energía que son eficientes, fiables y respetuosos con el medio ambiente“, afirma Andreas Schell, CEO de Rolls-Royce Power Systems. “La combinación de nuestras soluciones de control y nuestra tecnología integrada de grupos electrógenos diésel y gas MTU, con la capacidad de control, servicio remoto y solución modular de microrredes de ABB, va a ofrecer a los clientes la fusión de los puntos fuertes de dos líderes internacionales en el ámbito de la tecnología“.

ABB Ability™ e-mesh™ puede garantizar una red eléctrica estable, incluso si hay una alta proporción de energía renovable procedente de varias fuentes, que funciona perfectamente con motores de gas o diésel ya instalados“, afirmó Massimo Danieli, responsable de la línea de negocio de automatización de redes de ABB, parte del negocio Power Grids de la empresa. “ABB cuenta con un gran número de instalaciones de microrredes a nivel internacional y, gracias a nuestra colaboración con Rolls-Royce Power Systems, vamos a fomentar aún más el creciente interés por las soluciones de microrredes en el mundo“.

La solución ABB Ability™ e-mesh™ va a ofrecer a los propietarios de activos de generación eléctrica una visión unificada e integrada verticalmente de sus recursos de energía distribuida y generación eléctrica renovable, con una rápida implantación y una reducción de los costes de funcionamiento. Operaciones en la nube, optimización de recintos y flotas, previsiones meteorológicas y de carga, y algoritmos de aprendizaje automático ofrecen información ilimitada para tomar decisiones, por ejemplo, saber dónde incrementar la inversión en mantenimiento o cómo aumentar los canales de ingresos para manejar los activos de forma más rentable.

0 31

Los borradores de los Planes Nacionales de Energía y Clima de Europa son insuficientes para cumplir el objetivo del 32% de energías renovables de la UE para 2030, según el análisis publicado por WindEurope en su evento anual en Bilbao. El análisis muestra que algunos países de la UE se comprometen a desplegar buenos volúmenes de eólica en sus Planes. Pero a los Planes les faltan medidas políticas detalladas para cumplir estas promesas, lo que significa que las promesas no son significativas.

Los países europeos acordaron el año pasado elaborar planes nacionales de energía y clima para garantizar que Europa cumpla con sus objetivos climáticos y energéticos. El análisis de WindEurope califica a cada país como insuficiente o deficiente en las medidas de política delineadas en los borradores de los Planes. La noticia llega mientras los ministros europeos de energía están reunidos en Rumania en el Consejo informal de energía para discutir los planes.

La mayoría de los borradores de planes no ofrecen visibilidad a largo plazo en las subastas de energía renovable, haciendo poco para respaldar la certeza de la inversión. Solo Alemania ofrece un programa de subastas para 2030. Tampoco ningún país se compromete a simplificar las reglas de planificación y permisos, como las restricciones de sentido común sobre la distancia o la altura de la punta del aerogenerador. Esto es clave, ya que obtener un permiso para nuevos parques eólicos es cada vez más difícil y más caro en muchas partes de Europa.

Se supone que los Planes Nacionales deben detallar no solo la nueva potencia renovable sino también lo que harán los países con las energías renovables que llegan al final de su vida operativa desde ahora hasta 2030. Para la energía eólica, esta última es de hasta 60 GW. Pero ningún país proporciona políticas para hacer frente a esto. Y solo seis países reconocen el problema (Bélgica, Dinamarca, Francia, Alemania, Italia y España).

Otro problema que los Planes deben abordar es cómo aplicar más energías renovables para calefacción y el transporte. Esto es esencial para la descarbonización de la energía, ya que es en la calefacción y el transporte donde se consumen 3/4 partes de la energía. Pero los proyectos de planes ofrecen pocas propuestas detalladas o medidas para electrificar la calefacción y el transporte. Ningún país europeo ha planeado simplificar los acuerdos corporativos de compra de energía renovable (PPA), algo que se estipula explícitamente en la Directiva de Energía Renovable.

El CEO de WindEurope, Giles Dickson, ha declarado: “Europa tiene un objetivo claro: 32% de energía renovable para 2030. Cada país ha redactado un Plan Nacional que dice cómo contribuirá a esto. Pero ninguno de los Planes explica correctamente las medidas políticas mediante las cuales los países cumplirán los objetivos que proponen“.

Los gobiernos nacionales deben llenar estos grandes vacíos. De lo contrario, los planes no serán significativos. ¿Cuándo sucederán las subastas de energías renovables? ¿Cuánto están subastando? ¿Cómo se va a facilitar la obtención de permisos para los parques eólicos? ¿Qué se está haciendo para electrificar la calefacción y el transporte? ¿Y cuál es su plan para sus energías renovables que llegan al final de su vida hasta el 2030?

Son respuestas claras a este tipo de preguntas las que alientan a las industrias de energías renovables a invertir, y significa que podemos planear con anticipación y reducir aún más los costes. Y la industria invertirá en aquellos países que tengan los Planes más claros. Por lo tanto, a los gobiernos les conviene acertar. Y luego seguirán los beneficios económicos y sociales más amplios. La industria eólica emplea a 300.000 personas en Europa, es un importante exportador europeo y genera ingresos para las comunidades locales. Cuanto más claros sean los Planes Nacionales, más países se beneficiarán de esto“.

En 2015 Soltec fabricó el primer seguidor solar diseñado para montar módulos fotovoltaicos bifaciales en Chile y en 2018 abrió un centro de investigación de seguimiento bifacial en California. La apuesta tiene una explicación fácil de entender: un seguidor solar bifacial capta energía tanto por su parte frontal como por la trasera, ya que capta la luz solar reflejada en el suelo. Y en las condiciones adecuadas, la producción se puede incrementar en más de un 30%.

Las características estándar del seguidor solar SF7 de Soltec proporcionan compatibilidad bifacial debido a la mayor altura de montaje, a la parte trasera libre de sombras y a unos pasillos más anchos entre las filas de seguidores. Estas características dan como resultado que los módulos bifaciales estén más alejados del suelo, lo que reduce la intensidad de la sombra del propio seguidor y extiende el rendimiento bifacial. También se evita la principal desventaja de la mayoría de seguidores solares: la sombra del eje sobre la parte trasera del panel bifacial.

Los pasillos entre filas de seguidores SF7 de doble anchura facilitan el aumento de captura del albedo reflejado desde el suelo y desde los módulos solares de los seguidores adyacentes. Los pasillos más anchos también permiten el paso de vehículos de lavado y control de vegetación, lo que reduce los costes de operación y mantenimiento.

SF7 Bifacial recoge energía tanto en su parte frontal como en la trasera, ya que capta la luz solar reflejada en el suelo bajo el seguidor solar. En las condiciones adecuadas, la producción de energía se puede incrementar en más de un 30%. Este seguidor solar de Soltec se ha suministrado recientemente a un proyecto solar situado en la región israelí de Merhavim y Bnei Shimon. El proyecto cuenta con una potencia total de 17 MW, de los cuales 2 MW son bifaciales. Cuenta con un total de 534 unidades del seguidor solar a un eje SF7 y de 64 unidades del SF7 Bifacial.

Emilio Alfonso, vicepresidente comercial de Soltec para la región EMEA ha explicado que “en este proyecto, los principales retos derivan de las extremas condiciones climáticas propias de un desierto situado a gran altitud. La logística presentó desafíos para cumplir con el cronograma del proyecto, ya que está alejado de centros de población y carreteras principales. Afortunadamente, nuestra experiencia demuestra que trabajamos con éxito bajo este tipo de condiciones”.

Pioneros en seguimiento bifacial

Soltec fue una empresa pionera en seguimiento bifacial. Ya en 2015 fabricó el primer seguidor diseñado específicamente para montar módulos bifaciales en una planta situada muy cerca del Observatorio Europeo Austral de La Silla, en Chile. La planta fotovoltaica de 1,72 MWp tiene carácter experimental y, si se atiende a la innovación, a la investigación y al desarrollo que en ella se ha invertido, el parque de seguimiento solar de La Silla es un proyecto excepcional.

Impulsado por el promotor italiano Enel Green Power, y con una instalación y diseño que corrieron a cargo de Soltec, esta planta se encuentra a las puertas del desierto de Atacama, en la región de Coquimbo. Está emplazada a unos 1.800 m de altitud y cubre la mitad de las necesidades energéticas del Observatorio Europeo Austral. La localización no es casual para una instalación experimental de este tipo, pues la atmósfera limpia de la zona facilita la labor de investigación.

El proyecto, que aún hoy sigue siendo único en el mundo, incorpora grandes innovaciones de la industria fotovoltaica. Se han usado dos tipos de seguidores distintos para tres tipos de módulos diferentes con el objetivo de analizar el rendimiento y la productividad. Para ello, Soltec diseñó de forma específica dos modelos de seguidores diferentes que permitieran aprovechar al máximo la producción de los módulos utilizados: policristalino convencional, policristalino con optimización electrónica, que permite mejorar el rendimiento en determinadas condiciones, y bifacial, el tipo de módulo más importante en esta planta solar.

Por lo tanto, a raíz de este proyecto, Soltec desarrolló el primer seguidor solar con módulos bifaciales específicamente diseñado para plantas industriales. Este seguidor permite maximizar la generación fotovoltaica del módulo bifacial gracias al aprovechamiento de la energía solar que se refleja en el suelo. Los paneles bifaciales tienen la capacidad de recoger esta energía difusa. Para los módulos convencionales y para los módulos con optimizador, Soltec diseñó e instaló un seguidor solar con una configuración de 4 filas de 19 módulos en disposición horizontal.

Además, el diseño estándar de los seguidores solares de Soltec permite una de las mayores adaptaciones a pendientes del mercado: hasta un 17% en dirección Norte-Sur, minimizando así los movimientos de tierra, las zanjas y los caminos interiores. Sus configuraciones elegidas permiten pasillos espaciosos para hacer más eficientes los trabajos de operación y mantenimiento.

Toda la implementación de nuevas tecnologías y desarrollo hacen incidencia en el carácter de investigación de la planta. Enel Green Power, promotor de este proyecto, decidió utilizar esta planta como un campo experimental en el que probar distintas tecnologías en condiciones reales para mejorar el futuro de la producción fotovoltaica.

CMBlu Energy y Mann+Hummel han firmado un acuerdo para el desarrollo conjunto e industrialización de convertidores de energía para baterías orgánicas de flujo redox. El objetivo de ambos socios es apoyar a la movilidad eléctrica a través del desarrollo de infraestructura de recarga y ofrecer al sector energético una tecnología de almacenamiento sostenible y altamente rentable para una transición energética exitosa.

De la idea al laboratorio, y a la producción en serie

La idea de negocio de las baterías de flujo redox con electrolitos orgánicos derivados de la lignina (“Organic Flow“) ya se concibió en 2011 y, desde 2014, CMBlu ha llevado a cabo una investigación y desarrollo intensivos. Estas baterías constan esencialmente de dos tanques de electrolito líquido y un convertidor de energía, que consiste en un gran número de filas adyacentes de pilas y, por lo tanto, también se conoce como pila de baterías. Los líquidos se bombean a través de las pilas de la batería y se cargan o descargan según sea necesario.

La tecnología desarrollada por CMBlu ha alcanzado la etapa de prototipo. El mayor desarrollo e industrialización de la pila de baterías está regulado en el acuerdo de cooperación a largo plazo con Mann+Hummel. Para este propósito, Mann + Hummel ha creado una spin-off llamada i2M, que se dedica al desarrollo y comercialización de tecnologías innovadoras. En el siguiente paso, Mann+Hummel construirá una línea de producción completa en una planta europea. CMBlu realizará proyectos piloto especiales con clientes de referencia en los próximos dos años. A partir de 2021, CMBlu planea comercializar los primeros sistemas comerciales.

Beneficios de las baterías de flujo orgánico

Al igual que el principio de las baterías de flujo redox convencionales, las baterías de flujo orgánico de CMBlu almacenan energía eléctrica en soluciones acuosas de compuestos químicos orgánicos derivados de la lignina, que se bombean a través del convertidor de energía, es decir, la pila de baterías. La característica especial de las baterías de flujo es que la capacidad y la salida eléctrica se pueden escalar de forma independiente. El número de pilas define la salida de las baterías. Un mayor número de pilas multiplica la salida. La capacidad de la batería solo está limitada por el tamaño de los tanques. Esto permite una personalización flexible para tener en cuenta el área de aplicación correspondiente. Por ejemplo, se puede almacenar energía solar durante varias horas y luego inyectarse a la red durante la noche.

Para lograr una producción en masa rentable, los componentes más importantes de la pila se ajustan al electrolito orgánico. En este proceso, casi toda la cadena de valor de las pilas se puede suministrar localmente. No hay dependencia de importaciones de otros países. Además, las pilas de baterías no requieren metales raros o metales pesados. Los electrolitos acuosos en el sistema no son combustibles o explosivos y pueden usarse de manera segura.

Variedad de aplicaciones en la red

Las baterías de flujo orgánico son adecuadas para numerosas áreas de aplicación en la red eléctrica, como el almacenamiento intermedio de energía renovable o en relación con el equilibrio de los picos de demanda en industrias. Un área de aplicación adicional es la infraestructura de recarga requerida para la movilidad eléctrica. Las baterías permiten un almacenamiento intermedio para liberar las redes eléctricas, que no tienen que actualizarse para cargas adicionales. Permite la recarga rápida simultánea de vehículos eléctricos. En última instancia, una red de recarga descentralizada para vehículos eléctricos solo será posible en conexión con un sistema de almacenamiento de energía escalable y de alto rendimiento.

La naturaleza como modelo para el almacenamiento de energía

El concepto se basa en el modo de energía del cuerpo humano. En el ciclo del ácido cítrico, el cuerpo también utiliza una reacción redox de moléculas orgánicas. CMBlu ha logrado aplicar este principio al almacenamiento de energía eléctrica a gran escala. Para este propósito, la compañía utiliza como recurso lignina, en su mayoría no utilizado, que está disponible en cantidades ilimitadas y que la industria de la celulosa y el papel acumula en millones de toneladas anuales. La tecnología de CMBlu permite un sistema de almacenamiento de energía muy grande y rentable. La pila de baterías es el núcleo del sistema y requiere la más alta calidad y fiabilidad del proceso en el proceso de producción.

La fabricación de electrolitos incluye varios pasos de filtración, que Mann+Hummel realiza utilizando nuevas membranas especiales. Esta tecnología expande aún más su gama de productos y, al mismo tiempo, contribuye a construir la infraestructura necesaria para los vehículos eléctricos.

0 77

Schneider Electric ha presentado un nuevo informe, “Innovative Organizations. 6 trends for companies leading at the renewable energy edge”, en el que se exploran las seis principales tendencias en innovación de energías renovables que están marcando cómo las organizaciones líderes conciben la gestión del carbono y la compra de energía.

En el escenario actual, marcado por la notable rentabilidad que tiene la tecnología y por la lucha contra el calentamiento global, cada vez más empresas y entidades cuentan con estrategias de acción climática, de descarbonización y de energías renovables. En este sentido, a través de la iniciativa mundial RE100, 140 compañías ya se han comprometido a utilizar un 100% de energía renovable.

Las organizaciones jugarán un papel clave a la hora de dar forma a la estrategia global de energía”, asegura Raquel Espada, VP de Energy & Sustainability Services de Schneider Electric EMEA. “No solo porque son los mayores consumidores, sino porque son la clave para la adopción a gran escala de las energías renovables y de las soluciones de tecnología sostenible”.

El nuevo informe de Schneider Electric se centra en las compañías que están liderando el tránsito hacia las energías renovables y las soluciones de tecnología limpia. En él se identifican las seis tendencias clave que podemos encontrar tras el compromiso de dichas organizaciones. Estas tendencias son:

1. La reducción del carbono

Más de 460 compañías de todo el mundo, entre ellas Schneider Electric, ya se han comprometido con los science-based targets – lo que supone, aproximadamente, un promedio de dos organizaciones cada semana -. Además, 125 de ellas, han fijado y aprobado objetivos. Esto es indicativo de que las organizaciones de todo el mundo cada vez son más conscientes de que el calentamiento global y su impacto son una amenaza para la continuidad de sus operaciones y que esta amenaza debe abordarse mediante una reducción drástica de las emisiones de CO2. Una apuesta por herramientas como los Certificados de Atributo Energético (EAC) y los Acuerdos de Compraventa de Energía (PPA) será necesaria para aquellas organizaciones que apuesten por las energías renovables para impulsar su reducción de carbono.

2. Involucrar a la cadena de valor

Como indica el informe, sectores como la industria y el retail tienen un gran impacto ecológico, con una huella de carbono de alcance 3. Procesos como el transporte, la gestión y la cadena de suministro son responsables de gran parte de las emisiones de gases de efecto invernadero. Por eso, involucrar a toda la cadena de valor a la hora de abordar los impactos de la energía y el carbono es otra de las necesidades principales. Implicar directamente a los proveedores en la reducción de las emisiones a través de la adopción de energías renovables cada vez será más común.

3. La aparición de mercados globales viables

En todo el mundo, se han empezado a desarrollar rápidamente mercados de energía limpia. El principal instrumento es el Certificado de Atributo Energético (EAC), que facilita el seguimiento y el comercio de energía renovable. Según el informe, la disponibilidad, la credibilidad, la escala y la rentabilidad son algunos de los desafíos que afrontan las organizaciones cuando quieren trasladar su actividad con las renovables a los mercados globales. Aunque Estados Unidos, Canadá y Europa seguirán siendo las regiones predominantes, se prevé que mercados en crecimiento como India, China o Australia ofrezcan cada vez más oportunidades a las organizaciones con presencia global.

4. El nexo agua-energía

La organización CDP identifica el agua como un elemento de riesgo para casi todas las compañías de todos los sectores industriales. El suministro de agua se ve amenazado por el calentamiento global, lo que puede afectar a la continuidad del negocio. El consumo de energía renovable puede mitigar este riesgo. Investigando la relación entre el consumo de agua y el de energía durante las operaciones, se ha visto que una reducción de la energía convencional puede redundar en menos consumo de agua, en un menor gasto y en un menor impacto.

5. Los modelos de abastecimiento colaborativos

Ayudar a abrir el mercado para otros participantes mediante modelos de abastecimiento colaborativos es otra de las grandes tendencias entre las organizaciones líderes, bien a través de consorcios o de colaboraciones con grandes empresas para impulsar proyectos a mayor escala.

6. Las nuevas tecnologías: probando los límites de la generación renovable

Según el nuevo informe de Schneider Electric, la red del futuro será una Meshgrid descentralizada, que permitirá una producción y un consumo de energía más independientes. El resultado será una nueva generación de prosumidores IoT. A corto plazo, las organizaciones líderes pueden abrazar la gestión activa de energía (AEM), que reconoce y capitaliza las interdependencias y sinergias entre los objetivos de reducción de recursos, la eficiencia empresarial, la adquisición de energía renovable y la presencia de ésta tanto en los mercados convencionales como en los verdes.

COMEVAL