Tags Posts tagged with "energías renovables"

energías renovables

0 14

Aragón se ha convertido en el epicentro de las energías renovables de España: Las Majas – con siete proyectos-, El Saso, Hiladahonda, Monforte o Cañaseca, son algunos de los parques eólicos que ya están en marcha en la zona. Pero, además, más de la mitad de los proyectos de energía eólica adjudicados en las dos últimas subastas públicas nacionales se ubican en esta comunidad. La clave de estas localizaciones es el viento del Valle del Ebro, el Cierzo, que sopla alrededor de 150 días al año y en ocasiones con rachas de más de 100 km/h. Su frecuencia y fuerza causa, a veces, molestias a los ciudadanos, pero también facilita la obtención de energía limpia en una sociedad en transición y hacia una economía baja en carbono.

Desde 2018, CEMEX ha suministrado los hormigones necesarios para la construcción de gran parte de los parques eólicos ubicados en la zona de Azuara (Zaragoza). Así, hasta la fecha, CEMEX ha entregado unos 35.000 m3 de diferentes hormigones para la ubicación de los aerogeneradores y los centros de transformación necesarios para la evacuación de la energía generada a las líneas eléctricas. La fecha prevista de fin de proyecto en Azuara es 2020 con un total de 200 aerogeneradores adicionales instalados. Asimismo, la compañía suministrará también el hormigón necesario en diversos proyectos de energía eólica que se construirán o se pondrán en marcha en los próximos meses. Se estima que, cuando estén terminados los diferentes parques, CEMEX habrá suministrado 70.000 m3 de hormigones y 750.000 t de zahorras para la puesta en marcha de los viales de acceso. Se trata de una cifra, similar al hormigón utilizado para construir dos de los rascacielos de la Ciudad Deportiva del Real Madrid, de más de 200 m de alto cada uno.

Hormigón: imprescindible en los parques eólicos

El hormigón es un material imprescindible para fijar al suelo el aerogenerador , de 85 mde alto y unas palas de 45 m de largo, que debe resistir la fuerza de potentes rachas de viento. En este sentido, el hormigón es único material de construcción capaz de afianzar al suelo, con garantías, estas infraestructuras.

Los aerogeneradores necesitan para su sujeción unas zapatas de 20 m de diámetro y más de 3 m de profundidad rellenas de diferentes hormigones, entre ellos los de alta resistencia (de al menos 45 MPa) para la zona de anclaje entre la zapata de cimentación y la torre. En este sentido, la construcción de cada base precisa de 400 m3 de hormigón o lo que es lo mismo, la carga completa de unas 50 hormigoneras.

CEMEX es una compañía experta en suministro de materiales para este tipo de instalaciones. Prueba de ello es que ha participado en la construcción de multitud de parques y entre ellos el que fue en su día el mayor parque eólico del mundo en el estado de Oaxaca en México. Esta instalación la construyó Acciona, con hormigón de CEMEX y se levantó con el acuerdo de suministrar una parte importante de la energía generada a las fábricas de cemento CEMEX del país.

Construcción de los accesos

También se ha suministrado gran parte del árido necesario para la construcción de los viales, necesarios para el traslado de los materiales y componentes para la puesta en marcha del parque eólico y que servirán para el mantenimiento y acceso a la instalación. La construcción de los viales ha necesitado de unas 400.000 tde árido, procedente de una cantera propiedad de CEMEX situada en el mismo término municipal de Azuara.

Construir estas instalaciones es siempre un reto logístico, ya que se trata de proyectos ubicados generalmente en terrenos de difícil acceso y complicadas condiciones orográficas, pero para CEMEX también supone una gran satisfacción al tratarse de iniciativas que contribuyen al cuidado del planeta y a reducir las emisiones de CO2, un compromiso por el que CEMEX lleva trabajando casi dos décadas al objeto de alcanzar una industria sostenible, que contribuya a construir un futuro mejor para todos.

0 40

Según la Agencia Internacional de Energía Renovable (IRENA), la participación de las energías renovables en la matriz energética mundial debería aumentar más del doble para 2030 para avanzar en la transformación energética global, lograr objetivos de desarrollo sostenible y un camino hacia la seguridad climática. La electricidad renovable debería suministrar el 57% de la energía global para el final de la década, frente al 26% actual.

Un nuevo folleto 10 Years: Progress to Action, publicado para la décima Asamblea anual de IRENA, muestra los avances mundiales recientes y describe las medidas que aún se necesitan para ampliar las energías renovables. Los datos de la Agencia muestran que la inversión anual en energía renovable necesita duplicarse de alrededor de 330.000 M$ en la actualidad, a cerca de 750.000 M$ para desplegar energía renovable a la velocidad requerida. Gran parte de la inversión necesaria se puede cubrir redirigiendo la inversión planificada en combustibles fósiles. En torno a 10 b$ están planificados actualmente para inversiones en energía no renovable para 2030, lo que pone en riesgo los activos bloqueados y aumenta la probabilidad de exceder el presupuesto mundial de carbono de 1,5 grados en esta década.

Las inversiones adicionales generan importantes ahorros de costes externos, incluida la minimización de pérdidas significativas causadas por el cambio climático como resultado de la inacción. Los ahorros podrían ascender a entre 1,6 b$ y 3,7 b$ para 2030, entre tres y siete veces superiores a los costes de inversión para la transformación energética.

La caída de costes de la tecnología continúa fortaleciendo el caso de las energías renovables. IRENA señala que los costes de la energía solar fotovoltaica han caído en casi un 90% en los últimos 10 años y los precios de los aerogeneradores terrestres han caído a la mitad en ese mismo período. Para finales de esta década, los costes de las energías solar fotovoltaica y eólica pueden competir con los de las energías convencionales. Las dos tecnologías podrían cubrir más de un tercio de las necesidades mundiales de energía.

Las energías renovables pueden convertirse en una herramienta vital para cerrar la brecha del acceso a la energía, un objetivo clave de desarrollo sostenible. Las energías renovables aisladas de la red se han convertido en una solución clave para expandir el acceso a la energía y ahora brindan acceso a alrededor de 150 millones de personas. Los datos de IRENA muestran que el 60% del nuevo acceso a la electricidad puede ser cubierto por energías renovables en la próxima década, con sistemas independientes y minirredes proporcionando los medios para casi la mitad del nuevo acceso.

0 37

Endesa, a través de su filial de energías renovables, Enel Green Power España, ha cumplido con éxito el hito de conectar a la red antes del 31 de diciembre de 2019 la capacidad total que le fue adjudicada a la compañía por el Gobierno en las subastas celebradas en 2017.

Han sido 879 MW desarrollados a través de 25 proyectos en Aragón, Andalucía, Extremadura, Galicia, Castilla León y Murcia, con una inversión de más de 800 M de euros. Estos parques tienen una capacidad de producción de 2.068 GW/h al año, que evitarán la emisión de 1,3 millones de to anuales de CO2 a la atmósfera.

La construcción de esta capacidad renovable responde a la estrategia de Endesa de descarbonizar completamente su “mix” de generación en 2050, un proceso para el que, según su Plan Estratégico 2019-2022, se ha marcado el hito de alcanzar 10,2 GW de capacidad instalada renovable en 2022, con una inversión total de unos 3.800 millones de euros.

Endesa, en la presentación de su Plan Estratégico 2019-2022, realizada el pasado 27 de noviembre, anunció que el 90% de su esfuerzo inversor para ese periodo está alineado con el objetivo número 13 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas, la lucha contra el cambio climático. Solo en 2019, Endesa ha reducido sus emisiones en más de un 40% con la puesta en funcionamiento de parques renovables y la parada de la actividad de las centrales térmicas de carbón.

EGPE se adjudicó 540 MW eólicos y 339 MW solares en las subastas de renovables del Gobierno celebradas en 2017 y comenzó la construcción del primer parque de este paquete en septiembre de 2018, con las obras de la planta solar de Totana en Murcia. El último parque puesto en funcionamiento ha sido el eólico de Los Arcos, en Málaga, de casi 35 MW.

Más allá del proceso de construcción y la generación de empleo que conlleva la ejecución de estos proyectos eólicos y solares, Endesa ha seguido en ellos un modelo de desarrollo que contempla acciones de creación de valor social para los entornos en los que están ubicados: el denominado modelo CSV. Estas iniciativas, que han supuesto un desembolso de más de 2,2 millones de euros, son de naturaleza muy diversa y responden a necesidades propias de cada municipio, tras realizar estudios con las autoridades locales.

Las iniciativas incluyen la formación laboral en energías renovables a personas de los municipios, el asesoramiento en eficiencia energética, proyectos de sustitución de iluminación con tecnología led, autoconsumo con instalación de placas fotovoltaicas en residencias de mayores y otras instalaciones municipales, proyectos socioculturales de carácter local, como la señalización de rutas de senderismo y cicloturismo, o recuperación de patrimonio, etc.

Construcción sostenible

En la construcción de estos parques se han seguido criterios de ingeniería sostenible y se ha aplicado el modelo de “Sitio de Construcción Sostenible” de Enel Green Power, incluyendo la instalación de paneles solares fotovoltaicos para cubrir parte de las necesidades energéticas durante la obra y medidas de ahorro de agua mediante la instalación de depósitos y sistemas de recogida de lluvia. Una vez finalizados los trabajos, tanto los paneles fotovoltaicos como los equipos de ahorro de agua se han donado a los municipios para su uso público.

Con la entrada en producción de estos nuevos 879 MW, Endesa gestiona actualmente, a través de EGPE, más de 7.438 MW de capacidad renovable en España. De esta cifra, 4.701 MW son de generación hidráulica convencional; y el resto, 2.737 MW, son de energía eólica (2.292 MW), solar (352 MW), minihidráulica (79 MW) y otras fuentes renovables (14 MW)

0 1

Enel Green Power España (EGPE), la filial de energías renovables de Endesa, ha conectado a la red los parques eólicos de El Campo, La Estanca, Loma Gorda y Santo Domingo de Luna, que tienen una potencia total de 98 MW y que han supuesto una inversión de 100 M€. Están situados en la provincia de Zaragoza y, con ellos, se eleva a ocho el número de parques de la compañía que han entrado en producción en Aragón en las últimas semanas, tras las plantas de Sierra Costera I (Teruel) y Campoliva I, Campoliva II y Primoral (Zaragoza).

EGPE se adjudicó 540 MW eólicos y 339 MW solares en las subastas del Gobierno celebradas en mayo de 2017, lo que implicará una inversión total de más de 800 M€. En estos momentos, la compañía ya ha conectado a la red los 339 MW solares y unos 285 MW eólicos, y ultima la construcción y conexión de los restantes proyectos eólicos, que estarán listos para final de año.

El parque eólico El Campo, compuesto por seis aerogeneradores, podrá generar 75 GWh/año, energía suficiente para abastecer a más de 19.100 familias. Su entrada en funcionamiento evitará la emisión de más de 49.000 t anuales de CO2 a la atmósfera. Está situado en los términos municipales de Mallén y Fréscano, en la provincia de Zaragoza. Los trabajos para su construcción se iniciaron el 21 de enero de 2019 y finalizaron el 21 de noviembre. Su conexión a la red se produjo el pasado 13 de diciembre.

El parque eólico La Estanca consta de 8 aerogeneradores que proporcionan una potencia total de 24 MW. Producirá 97 GWh al año, suficientes para suministrar energía a unas 24.500 familias, y evitará la emisión anual de unas 63.500 t de CO2 a la atmósfera. Su construcción comenzó el 25 de marzo de 2019 y finalizó el 21 de noviembre de 2019. Fue conectado a la red el pasado 13 de diciembre. En el accionariado de este parque participan Enel Green Power España, con el 51%, y Bancale, con el 49% restante. Está situado en las localidades zaragozanas de Mallén y Fréscano.

El parque eólico Loma Gorda, compuesto por siete aerogeneradores, podrá generar 70 GWh/año, energía suficiente para abastecer 17.800 familias. Su entrada en funcionamiento evitará la emisión de aproximadamente unas 46.000 t anuales de CO2 a la atmósfera. Está situado en Fuendetodos (Zaragoza). Los trabajos para su construcción se iniciaron el 5 de octubre de 2018 y finalizaron el 31 de octubre de octubre de 2019. Su conexión a la red se produjo el 29 de noviembre de 2019.

El parque eólico Santo Domingo de Luna tiene una potencia de 30 MW y nueve aerogeneradores. Producirá 116 GWh al año, suficientes para suministrar energía a 29.500 familias, y evitará la emisión anual de 76.000 tde CO2 a la atmósfera. Su construcción comenzó el 20 de noviembre de 2018 y finalizó el 27 de septiembre de 2019. Fue conectado a la red el pasado 18 de noviembre. Está situado en las localidades zaragozanas de Luna, Las Pedrosas y Sierra de Luna. En el accionariado de esta planta participan Enel Green Power España, con el 51%, y General Eólica Aragonesa, con el 49% restante.

En la construcción de estos parques se ha aplicado el modelo de “Sitio de Construcción Sostenible” de Enel Green Power, que incluye la instalación de módulos fotovoltaicos para cubrir parte de las necesidades energéticas durante la obra. Además, se han adoptado medidas de ahorro de agua mediante la instalación de depósitos y sistemas de recogida de lluvia. Finalizados los trabajos, tanto los paneles fotovoltaicos como los equipos de ahorro de agua se donarán para su uso público. La construcción de estos parques ha contribuido a financiar parcialmente un Plan de Desarrollo Industrial en la zona.

La construcción de esta capacidad renovable responde a la estrategia de Endesa de descarbonizar plenamente su mix de generación en 2050, un proceso para el que, según el último Plan Estratégico de la empresa, se ha marcado el próximo hito de alcanzar 10,2 GW de capacidad instalada renovable en 2022, frente a los 7,4 GW estimados para final de 2019, con una inversión total de unos 3.800 M€.

Endesa ha seguido un modelo de desarrollo de instalaciones que incorpora acciones de creación de valor social para los entornos en los que las construye, el denominado modelo CSV (Creating Shared Value). Entre estas acciones, para estos cuatro proyectos se ha priorizando la incorporación de mano de obra local, así como la contratación en la zona de servicios de restauración y alojamiento de trabajadores.

En concreto, en el caso de Santo Domingo de Luna y Loma Gorda, entre las acciones acometidas, por valor de más de 184.000 € y 117.000 #, respectivamente, destaca el fomento de la movilidad eléctrica para los traslados en los trabajos de construcción mediante la instalación de un punto de recarga y la utilización de vehículos eléctricos. En el caso de El Campo y La Estanca, con acciones CSV por valor de más de 190.000 €, se han realizado actuaciones de eficiencia energética en cinco de los municipios de la zona, como proyectos de iluminación eficiente con sustitución por tecnología led y el fomento del autoconsumo.

0 6

Norvento, compañía española de tecnologías de energías renovables, ha finalizado la construcción de sus seis nuevos parques eólicos que se encontraban en fase de desarrollo en la provincia de Lugo. De esta manera, la compañía ha cumplido con el plazo marcado para su tramitación desde que se adjudicara los proyectos en la subasta del Ministerio de Energía (ahora, Ministerio para la Transición Ecológica) de 2017.

Los parques, ubicados en Abadín, A Pastoriza, Mondoñedo, Riotorto, Trabada, A Pontenova y Lourenzá, ya están todos en operación. De hecho, cuatro de ellos, ya se encuentran volcando energía a la red eléctrica desde hace meses. Los parques suponen un total de 128 MW de potencia y producirán una cantidad de energía anual equivalente al consumo eléctrico de un municipio de 90.000 habitantes.

Con la finalización de estos proyectos, Norvento suma ya 242 MW en operación en España, y cuenta con alrededor de 800 MW en desarrollo dentro y fuera de nuestro país.

La compañía prevé que los nuevos parques ayudarán a evitar la emisión de 4 millones de toneladas de CO2 equivalentes durante su vida útil. Por otro lado, su construcción y operación supondrán numerosos beneficios para los municipios que los acogen, esperándose que generen aproximadamente 19 M€ para administraciones locales y autonómicas en concepto de tasas e impuestos.

Los nuevos parques están siendo monitorizados y gestionados tanto desde los centros de control ubicados en las propias instalaciones como desde la sede de la compañía ubicada en Lugo, el Centro de Innovación Norvento Enerxía (CIne), uno de los edificios más avanzados de Europa en independencia y autogeneración energética mediante renovables, y que funciona totalmente desconectado de la red eléctrica mediante energías limpias.

Acciona ha puesto en operación en el último trimestre de este año dos nuevos proyectos de energías renovables en Chile: el parque eólico San Gabriel (183 MW), en la región de La Araucanía, y la planta fotovoltaica Almeyda (62 MWp), en la región de Atacama. De esta manera la compañía incrementa en un 84% la potencia operativa en el país, reforzando su posición como el principal generador de energía 100% renovable en el mercado eléctrico.

La puesta en marcha de San Gabriel y Almeyda ha elevado la capacidad renovable de Acciona en Chile a 536 MW, al sumarse al parque eólico Punta Palmeras (45 MW), en la región de Coquimbo, conectado en 2014, y a la planta fotovoltaica El Romero Solar (246 MWp), en Atacama, en servicio desde noviembre de 2016.

La capacidad de generación de Acciona continuará creciendo en 2020, cuando finalice la construcción del parque eólico Tolpán (84 MW), en la región de la Araucanía, y de la planta fotovoltaica Usya (64 MWp), en la región de Antofagasta, hitos que se prevén para mediados de año.

El crecimiento de Acciona en Chile se ha sustentado en estos años en los contratos derivados de las adjudicaciones en dos de las subastas públicas de energía para clientes regulados en Chile, y en los acuerdos de venta de energía con compañías como Google, Falabella, ENAMI, LATAM Airlines, Aguas Chañar y ECONSSA.

El BEI e Iberdrola han anunciado hoy, en la Cumbre del Clima (COP25) que se celebra en Madrid, dos nuevos acuerdos para promover la acción climática mediante inversiones en proyectos de energías renovables y redes de distribución eléctrica. Para ello, la vicepresidenta del banco de la UE, Emma Navarro, y el presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, han suscrito dos préstamos por un volumen total de 690 millones de euros.

Del importe total de 690 millones de euros, 250 millones de euros se destinarán a financiar la construcción de 15 parques eólicos que Neoenergia, filial de Iberdrola en Brasil, desarrollará en el país. Estas nuevas instalaciones estarán situadas en tres estados del noreste: Paraíba, Bahía y Piauí. Cuando estén operativos, tendrán una potencia instalada total de 520 MW y producirán una media anual de 2.300 GW/h de electricidad limpia. Su puesta en marcha permitirá reducir las emisiones de CO2 e incrementar la proporción de energías renovables en la producción de electricidad en el país. Las inversiones que se acometerán en estos nuevos parques se ejecutarán a lo largo de cinco años y permitirán la creación de 2.300 puestos de trabajo.

El BEI otorga esta financiación en el marco del Mandato de Préstamos para América Latina 2014-2020, por lo que el acuerdo está cubierto por la garantía presupuestaria de la Unión Europea.  Con su apoyo a este proyecto, el banco de la UE contribuye al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible marcados por Naciones Unidas. El BEI trabaja en América Latina desde hace cerca de 30 años y una de sus grandes prioridades en la región es promover la acción contra el cambio climático.

Redes eléctricas inteligentes en España

El banco de la UE e Iberdrola también han sumado fuerzas para avanzar en la digitalización de una infraestructura clave en la descarbonización de la economía: las redes de distribución eléctrica. Para ello, han suscrito un préstamo de 440 millones de euros destinado a financiar nuevas inversiones en España para infraestructuras que contribuirán a mejorar la fiabilidad de la red y la calidad del suministro del país.

Las redes son un elemento clave para la transición energética, ya que favorecen la integración de más renovables, la movilidad sostenible, las ciudades inteligentes y el consumo descentralizado. La transformación de las redes hacia una infraestructura inteligente, más fiable y segura está situando a los consumidores en el centro de la actividad, dotándoles de mayor capacidad de decisión y conectividad.

0 19

La Asociación Empresarial Eólica (AEE) se ha sumado al compromiso de desarrollo de energías renovables junto con otras asociaciones españolas, y representantes de Argentina, Chile, Colombia, Ecuador, México, Perú, Uruguay. Un acuerdo firmado en el marco del Energy Day de COP25, y con el que el sector eólico español se identifica como tecnología clave para liderar la transición hacia un modelo energético mundial más sostenible.

El convenio firmado por las 12 asociaciones adheridas tiene como objetivo principal establecer las líneas maestras de colaboración para avanzar en el desarrollo de las energías renovables en los distintos países y colaborar en las estrategias sectoriales para el desarrollo de los proyectos renovables.

Juan Virgilio Márquez, CEO de la Asociación Empresarial Eólica, ha destacado que “la firma del compromiso de colaboración entre las asociaciones de renovables es un paso más para lograr resultados exitosos en la descarbonización de nuestras economías, incrementar el peso de las renovables y ayudar a combatir la emergencia climática. Precisamente, el marco de COP25, es el idóneo para refrendar con esta firma que el desafío del cambio climático es global y, por ello, los enfoques tienen que traspasar fronteras. El incremento de la eólica en el mundo para los próximos 10 años será exponencial y acuerdos como el que hoy se firma suponen estímulos para el desarrollo del sector eólico y de las renovables en su conjunto“.

José Ignacio Escobar, representante de Chile en el acuerdo y Presidente de ACERA, entidad que asume la Coordinación General de la alianza, señaló tras la firma que “este hito marca un punto de partida en lo que será un trabajo conjunto en más de ocho países, a través de asociaciones que tenemos como objetivo central promover las energías renovables, la sostenibilidad y la descarbonización para contribuir en la mitigación del cambio climático y mejorar la calidad de vida de las personas. Esta alianza, además de ser una instancia para compartir buenas prácticas, será un apoyo para promover inversiones en energías renovables en Iberoamérica e impulsar marcos regulatorios que sean afines y consistentes con las políticas ambientales y sociales de cada uno de los países. Estamos muy contentos y motivados con esta primera firma, que -esperamos- sea el primer paso de un largo trabajo conjunto”.

Las energías renovables son las protagonistas de la transición energética, y con ello de la disminución de emisiones de la industria. Además de aportar en la lucha contra el calentamiento global, las energías limpias son un factor fundamental también en la descontaminación local. La firma Iberoamericana desarrollada en la COP25 es sólo el primer paso para la consolidación de esta Red Renovable, que pretende seguir expandiéndose con el ingreso de nuevas asociaciones y países.

Raúl Morales, CEO de Soltec e ingeniero industrial especializado en energías renovables, participa hoy martes 10 de diciembre en la Conferencia de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP 25) que se celebra en Madrid. La participación de Soltec en esta cumbre se enmarca en el evento que organiza el Global Solar Council, que integra a más de 40 instituciones y 2.000 compañías del sector solar fotovoltaico del mundo.

El encuentro tiene lugar en la Room 3 del Blue Area, que pertenece a las Naciones Unidas y en cuyo espacio participan expertos y mandatarios y tendrá como propósito el planteamiento de políticas por parte de los expertos de la industria fotovoltaica a los Gobiernos para que puedan implementar el consumo de energía renovable.

La sesión, que estará dedicada plenamente a las energías renovables y más concretamente a la energía fotovoltaica, contará con la representación de grandes empresas tecnológicas como Huawei o Longi. El panel en el que participa Soltec comienza a las 17:20 horas y está dedicado al desarrollo del sector industrial y al crecimiento del empleo a partir de las energías solares.

En esta mesa redonda se expondrán argumentos como el bajo coste de la energía fotovoltaica como energía limpia y segura, su potencial para enriquecer las zonas en desarrollo, el desarrollo de capacidades para anclar la transición energética y el desarrollo e implementación de códigos y estándares reconocidos internacionalmente.

Raúl Morales, además de hablar sobre la transición a la energía ecológica, hará hincapié en el liderazgo y la competitividad de las energías limpias frente al resto de energías tradicionales y al reto de las empresas como Soltec para tomar las riendas de este cambio.

0 14

Un nuevo informe de la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA), que se lanzará en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP25) en Madrid, exhorta a los países a elevar de manera significativa su nivel de ambición en el terreno de las energías renovables y a adoptar metas para transformar el sistema energético mundial en la próxima ronda de contribuciones determinadas a nivel nacional (CDN). El informe pondrá de manifiesto la necesidad de duplicar con creces la ambición en el uso de energías renovables en las CDN de aquí a 2030, para que el mundo alcance los objetivos fijados en el Acuerdo de París. Para ese año se debería contar ya con 7,7 teravatios (TW) de capacidad instalada de este tipo de energía a escala mundial. Los compromisos actuales bajo las CDN en materia de energías renovables están muy lejos de esta cifra, ya que solamente permitirían llegar a 3,2 TW.

El informe NDCs in 2020: Advancing Renewables in the Power Sector and Beyond (Las CDN en 2020: Promoviendo las energías renovables en el sector eléctrico y más allá) se presentará en el evento oficial y adjunto de IRENA relacionado con las mejoras en las CDN y el aumento en sus niveles de ambición, que se llevará a cabo el 11 de diciembre de 2019. Este informe afirma que con la capacidad renovable instalada actualmente, la cual es superior a 2,3 TW, ya se ha instalado casi la mitad de la capacidad adicional de este tipo de energía prevista en las CDN. El análisis también hace hincapié en que el nivel de ambición en lo que respecta a las energías renovables se puede elevar de una manera eficiente en coste con considerables beneficios socioeconómicos en todo el mundo.

Es absolutamente necesario elevar las metas relativas a las energías renovables”, señaló Francesco La Camera, Director General de IRENA. “Se puede hacer mucho más de lo que se está haciendo. Los reguladores tienen ante sí una oportunidad decisiva para intensificar su acción climática, aumentando su nivel de ambición en el campo de las energías renovables, que representan la única solución inmediata para dar respuesta a la creciente demanda energética y, al mismo tiempo, para descarbonizar la economía y construir resiliencia”.

El análisis de IRENA muestra que la transición hacia una economía sin emisiones de carbono es tecnológicamente posible, y trae consigo beneficios económicos y sociales”, prosiguió La Camera. “Las energías renovables son positivas para el crecimiento, para la creación de empleo y además ofrecen mejoras significativas para el bienestar. Con ellas podemos también expandir el acceso a la energía y contribuir a erradicar la pobreza energética, en consonancia con la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas. IRENA promoverá el intercambio de conocimientos, fortalecerá sus alianzas y trabajos con todas las partes interesadas para catalizar su actividad en el campo. Estamos trabajando con países y regiones en todo el mundo con el fin de facilitar la ejecución de proyectos relacionados con las energías renovables y elevar su ambición.

Las CDN deben convertirse en un motor para acelerar la transformación energética global. Los compromisos actuales no reflejan ni el rápido crecimiento de la década pasada, ni las tendencias actuales del mercado en cuanto a renovables. Por medio de una ambición más elevada respecto a las energías renovables, las CDN podrían servir para avanzar múltiples objetivos climáticos y de desarrollo.

Growatt
SAJ Electric
AERZEN
COMEVAL