Tags Posts tagged with "energías renovables"

energías renovables

Once Estados miembros han alcanzado sus objetivos para 2020

Según los últimos datos de Eurostat, en 2017, la proporción de energía proveniente de fuentes renovables en el consumo final bruto de energía de la UE alcanzó el 17,5%, frente al 17% de 2016 y más del doble que en 2004 (8,5%), primer año del que se dispone de datos. La participación de las energías renovables en el consumo final bruto de energía es uno de los principales indicadores de la Estrategia Europa 2020. El objetivo de la UE es que el 20% del consumo final bruto de energía proceda de fuentes renovables en 2020, y al menos el 32% en 2030.

Con más de la mitad (54,5%) de su energía proveniente de fuentes renovables en su consumo final bruto de energía, Suecia mostró con mucho el porcentaje más alto en 2017, por delante de Finlandia (41%), Letonia (39%), Dinamarca (35,8%) y Austria (32,6%) En el extremo opuesto, las proporciones más bajas de energías renovables se registraron en Luxemburgo (6,4%), Países Bajos (6,6%) y Malta (7,2%).

Cada Estado miembro de la UE tiene su propio objetivo a 2020. Los objetivos nacionales tienen en cuenta los diferentes puntos de partida de los Estados miembros, el potencial renovable y el rendimiento económico. Entre los 28 Estados miembros de la UE, 11 ya han alcanzado el nivel requerido para cumplir sus objetivos nacionales para 2020: Bulgaria, República Checa, Dinamarca, Estonia, Croacia, Italia, Lituania, Hungría, Rumania, Finlandia y Suecia. Además, Letonia y Austria están alrededor del 1% de sus objetivos para 2020. En el extremo opuesto, Países Bajos (a 7,4% de su objetivo nacional para 2020), Francia (6,7%), Irlanda (5,3%), Reino Unido (4,8%), Luxemburgo (4,6%), Polonia (4,1%) y Bélgica (3,9%) están más alejados de sus objetivos.

La energía renovable producida en la UE aumentó en dos tercios en el período 2007-2017

La producción primaria de energía renovable en la UE-28 en 2017 fue de 226,5 Mtep, aumentando un 64% entre 2007 y 2017, lo que equivale a un aumento promedio del 5,1% anual.

Entre las energías renovables, la fuente más importante en la UE-28 fue la madera y otros biocombustibles sólidos, representando el 42% de la producción de fuentes renovables primarias en 2017. La eólica fue, por primera vez, el segundo contribuyente más importante al conjunto de energías renovables (13,8% del total), seguida de la hidroeléctrica (11,4%). Aunque sus niveles de producción se mantuvieron relativamente bajos, hubo una expansión particularmente rápida en la producción de biogás, biocombustibles líquidos y energía solar, que representaron respectivamente participaciones del 7,4%, 6,7% y 6,4% de la energía renovable producida en 2017 en la UE-28. El calor ambiental (capturado por las bombas de calor) y la energía geotérmica representaron el 5% y el 3% del total, respectivamente, mientras que los residuos renovables aumentaron hasta alcanzar el 4,4%. Actualmente hay niveles muy bajos de producción de energía de mareas, olas y océanos, y estas tecnologías se encuentran principalmente en Francia y Reino Unido.

La eólica se convierte en la principal fuente de electricidad renovable

En 2017, la generación de electricidad a partir de fuentes renovables contribuyó en más de un cuarto (30,7%) al consumo eléctrico bruto total de la UE-28. La eólica fue por primera vez la fuente más importante, seguida de cerca por la hidroeléctrica.

El crecimiento de la electricidad generada a partir de fuentes de energía renovable durante el período 2007 a 2017 refleja en gran medida la expansión de tres fuentes de energía renovable en toda la UE, principalmente la eólica, pero también la solar y los biocombustibles sólidos (incluidos los residuos renovables). En 2017, la hidroeléctrica fue reemplazada por primera vez por la eólica como la principal fuente de generación de electricidad renovable en la UE-28. De hecho, la cantidad de electricidad generada a partir de hidroeléctrica fue relativamente similar al nivel registrado una década antes.

En contraste, la cantidad de electricidad generada en la UE-28 a partir de eólica y solar fue 31,6 veces y 3,5 veces más alta en 2017 que en 2007. Como resultado, las cuotas de eólica y solar en la cantidad total de electricidad generada a partir de renovables aumentó a 37,2% y 12,3% en 2017, respectivamente. El crecimiento de la electricidad solar ha sido espectacular, ya que se incrementó de solo 3.8 TWh en 2007 a 119,5 TWh en 2017. Durante este período de 10 años, la contribución de la energía solar a toda la electricidad generada En la UE-28, las fuentes de energía renovable aumentaron de 0.7% a 12.3%.

Existe una variación significativa entre los Estados miembros. En Austria (72,2%), Suecia (65,9%) y Dinamarca (60,4%) al menos tres quintas partes de la electricidad consumida se generó a partir de renovables, en gran parte como resultado de la energía hidroeléctrica y los biocombustibles sólidos, mientras que más de la mitad de la electricidad utilizada en Portugal (54,2%) y Letonia (54,4%) provino de renovables. Por otro lado, en Chipre, Hungría, Luxemburgo y Malta, la proporción de electricidad generada a partir de renovables fue inferior al 10%.

Casi una quinta parte de la energía utilizada para calefacción y refrigeración provino de renovables

En 2017, las energías renovables representaron el 19,5% del uso total de energía para calefacción y refrigeración en la UE-28. Este es un aumento significativo desde el 10,4% de 2004. Los aumentos en los sectores industriales, servicios y hogares (sector de la construcción) contribuyeron a este crecimiento. Se toma en cuenta la energía térmica aerotérmica, geotérmica e hidrotérmica captada por las bombas de calor, en la medida en que lo informen los países.

7,6% renovables en el sector transporte

La UE acordó establecer un objetivo común del 10% para el porcentaje de energía renovable (incluidos biocombustibles líquidos, hidrógeno, biometano, electricidad verde, etc.) en el sector transporte para 2020. El porcentaje promedio de energía renovable en el transporte aumentó del 1,4% en 2004 al 7,6% en 2017. Entre los Estados miembros de la UE, la proporción relativa de energía renovable en el transporte varía desde máximos del 38,6% en Suecia, al 18,8% en Finlandia y 9,7% en Austria hasta menos del 2% en Croacia, Grecia y Estonia.

En algunos de los Estados miembros de la UE hubo una rápida adopción del uso de energías renovables para transporte. Esto fue particularmente cierto en Irlanda, Luxemburgo, Malta, Finlandia y Suecia.

La fuente de energía más utilizada son los biocombustibles líquidos, que generalmente se mezclan con combustibles fósiles. Debido al objetivo obligatorio para 2020, la producción de biocombustibles líquidos en la UE ha aumentado significativamente, siendo el biodiesel el biocombustible líquido más producido, seguido por la biogasolina y otros biocombustibles líquidos.

Fundeen es la primera plataforma española que permite a usuarios particulares invertir en proyectos de energías renovables, desde 500 €. La aprobación de la CNMV llega tras un proceso de 15 meses, y convierte a sus fundadores en los directivos más jóvenes de la historia de España en conseguirla. La startup, finalista en la última edición del South Summit, entre las 100 mejores del mundo

Si un usuario dispone de 500 euros para hacer una inversión y quiere obtener un beneficio, en lugar de tenerlos ‘inactivos’en el banco, puede destinarlos en uno proyecto fotovoltaico e incentivar el sector de las energías renovables. Es la apuesta de Fundeen, una startup procedente de Ávila, que acaba de obtener la autorización de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), convirtiendo a sus fundadores, los hermanos Bautista, en los directivos más jóvenes de la historia de España en conseguirla.

Fundeen está liderada por los hermanos Nacho y Adrián Bautista y la autorización de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) llega tras un largo proceso que ha durado casi 15 meses, pero ha sido un paso de gigante para una startup joven como Fundeen. “El crowdfunding de inversión es un negocio regulado en España y está supervisado por la CNMV, como cualquier otro producto de inversión que se pueda contratar en una entidad financiera´ explica su CEO, Nacho Bautista. Esta aprobación “aporta profesionalidad a nuestro servicio y confianza a nuestros inversores, que son para los que nos dejamos la piel en cada proyecto que evaluamos”.

La startup nació en 2017, tras recibir el galardón del programa de emprendimiento Santander Yuzz de la UAX, que les dio la oportunidad de viajar a Silicon Valley. La idea surge, como cuenta Nacho, con la convicción de que “nuestra generación tiene la responsabilidad de generar su propio impacto positivo en el medio ambiente, algo que se puede conseguir apoyando el desarrollo de tecnologías limpias. Es por eso por lo que Fundeen pretende democratizar la inversión en proyectos de energía renovable y hacerlo accesible a todos y cada uno de nosotros“, apunta Bautista.

Inversiones desde 500 euros, para construir un mundo “renovable”

Fundeen busca “que todos los particulares puedan, si quieren, participar en el sector de las energías renovables, que, además de ser rentable, tiene un carácter social y colaborativo, que contribuye a construir un mundo mejor”, explican los responsables de la empresa, que señalan cómo en España, tradicionalmente, estas inversiones las realizaban los fondos de inversión y las compañías eléctricas, al tratarse de proyectos muy grandes que precisan una inversión potente. “A día de hoy, con la tecnología, es factible crear sociedades que tengan muchos partícipes que pueden hacer pequeñas aportaciones“, explica el CEO.

A través de la plataforma se puede invertir a partir de 500 euros de dos maneras: o haciendo un préstamo promotor o adquiriendo participaciones de una sociedad. El objetivo de Nacho y Adrián es doble: por un lado, “aportar a los inversores una rentabilidad anual de en torno al 7%” y por otro, “que lo hagan apostando por un activo que genera un impacto muy positivo en la sociedad, al ayudar a hacer una transición energética hacia un modelo mucho más sostenible”.

La autorización de la CNMV da luz verde a Fundeen para lanzar sus primeros proyectos, que llevaban meses listos para ser financiados y que ahora pueden darse a conocer a través de esta plataforma. Entre ellos, La Línea Solar, una instalación fotovoltaica de autoconsumo que produciría energía para cubrir el 20% de la demanda energética de la fábrica que el consumidor tiene en Cádiz; y Cadí-Moizeró, el primer proyecto de biomasa de Fundeen, instalado en un hotel en Cataluña.

La inversión mundial en energía limpia, inversión en energía renovable excluyendo grandes proyectos hidroeléctricos, pero incluyendo el aumento de capital por parte de compañías de redes inteligentes, energía digital, almacenamiento de energía y vehículos eléctricos, totalizó 332.100 M$ en 2018, un 8% menos que en 2017. El año pasado fue el quinto consecutivo en el que la inversión superó la marca de 300.000 M$, según cifras autorizadas de BloombergNEF (BNEF).

Hubo fuertes contrastes entre los sectores de energía limpia en términos del cambio en la inversión en dólares el año pasado. La inversión en energía eólica aumentó un 3% llegando a 128.600 M$, y la energía eólica marina tuvo su segundo mejor año. El dinero comprometido en el despliegue de contadores inteligentes y el financiación de compañías de vehículos eléctricos también aumentaron.

Sin embargo, los cambios más llamativos fueron en la energía solar. La inversión general en ese sector cayó un 24% en términos de dólares hasta 130.800 M$, a pesar de que se agregó una nueva potencia fotovoltaica récord, rompiendo la barrera de 100 GW por primera vez. Parte de esta reducción se debió a la fuerte disminución de los costes de capital. La referencia global de BNEF para el coste de instalación de un megavatio de potencia fotovoltaica cayó un 12% en 2018, ya que los fabricantes redujeron los precios de venta ante un exceso de módulos fotovoltaicos en el mercado mundial.

Ese superávit se vio agravado por un cambio brusco de la política en China a mediados de año. El gobierno actuó para enfriar el auge solar de ese país al restringir el acceso de nuevos proyectos a su tarifa de alimentación. El resultado de esto, combinado con menores costes unitarios, fue que la inversión en energía solar China cayó 53% a 40.400 M$ en 2018.

Los proyectos solares más grandes financiados incluyeron la cartera NOORm Midelt PV y el complejo termosolar de 800 MW en Marruecos, con un estimado de 2.400 M$, y la planta fotovoltaica NLC Tangedco de 709 MW en India, con un coste de alrededor de 500 M$. India es uno de los países con menores costes de capital por megavatio para plantas fotovoltaicas.

La energía eólica marina fue un importante receptor de inversión en energía limpia el año pasado, atrayendo 25.700 M$, un 14% más que el año anterior. El balance de la actividad en alta mar se está inclinando. Países como EE.UU. y Alemania fueron pioneros en esta industria y seguirán siendo importantes, pero China está asumiendo el control como el mercado más grande y las nuevas ubicaciones, como Taiwán y la costa este de EE.UU., están viendo un gran interés por parte de los desarrolladores. Algunos de los proyectos financiados fueron en Europa, liderados por el complejo de 950 MW Moray Firth East en el Mar del Norte, con un estimado de 3.300 M$, pero también hubo 13 parques eólicos marinos chinos que comenzaron la construcción, por un total de aproximadamente 11.400 M$.

El año pasado, la energía eólica terrestre registró 100.800 M$ en financiación de nuevos activos a nivel mundial, con un aumento del 2%. Entre los proyectos más grandes que alcanzaron la aprobación se incluyen la cartera de Enel Green Power South Africa de 706 MW, con un estimado de 1.400 M$, y la instalación de 600 MW de Xcel Rush Creek US, valorada en 1.000 M$.

Entre otros sectores renovables, la inversión en biomasa y valorización energética de residuos aumentó un 18% hasta 6.300 M$, mientras que en biocombustibles se incrementó un 47, llegando a 3.000 M$. La energía geotérmica aumentó un 10% hasta 1.800 M$, la pequeña hidroeléctrica bajó un 50%, situándose en 1.700 M$ y la energía marina subió un 16%, con 180 M$. La inversión total en proyectos de energía renovable a gran escala y en sistemas solares a pequeña escala en todo el mundo se redujo un 13% anual hasta 256.500 M$, aunque la potencia en gigavatios aumentó.

Otras categorías de inversión mostraron tendencias mixtas en 2018. El gasto corporativo en investigación y desarrollo disminuyó un 6%, 20.900 M$, mientras que la I+D de gobiernos aumentó un 4% hasta 15.000 M$. Hubo un aumento del 20% en la inversión de los mercados públicos en empresas especializadas en energía limpia, con 10.500 M$. Entre las mayores ofertas públicas iniciales se incluyen: 1.200 M$ para la compañía china de vehículos eléctricos NIO, 852 M$ para el fabricante chino de baterías de automóviles eléctricos Contemporary Amperex Technology y 808 M$ para el desarrollador solar francés Neoen.

El capital de riesgo y la inversión de capital privado subieron un 127% hasta 9.200 M$, el valor más alto desde 2010. Las ofertas más grandes fueron: la expansión de capital de 1.100 M$ para el fabricante de ventanas inteligentes de EE.UU. View, y 795 M$ para la firma china de vehículos eléctricos Youxia Motors. De hecho, hubo no menos de ocho financiaciones de VC/PE de compañías especializadas en vehículos eléctricos en China en 2018, por un total de aproximadamente 3.300 M$.

En cuanto a los números de inversión en energía limpia en 2018 por país, China fue nuevamente el líder claro, pero su total de 100.100 M$ bajó un 32% con respecto a la cifra récord de 2017 debido a la caída en el valor de las inversiones solares. Una vez más, las acciones de China están desempeñando un papel importante en la dinámica de la transición energética, ayudando a reducir los costes de la energía solar, haciendo crecer los mercados eólicos marinos y los mercados de energía y elevando la inversión del capital de riesgo y del capital privado.

EE.UU. fue el segundo país con mayor inversión, con 64.200 M$, un 12% más. Los desarrolladores se apresuraron a financiar proyectos de energía eólica y solar para aprovechar los incentivos de crédito fiscal, antes de que expiren a principios de la próxima década. También ha habido un auge, tanto en EE.UU. como en Europa, en la construcción de proyectos que se benefician de acuerdos de compra de energía firmados por grandes corporaciones como Facebook y Google.

Europa experimentó un salto de inversión en energía limpia del 27% hasta 74.500 M$, gracias a la financiación de cinco proyectos eólicos marinos en la categoría de más de 1.000 M$. También hubo una fuerte recuperación en el mercado solar español, ayudado por los costes muy reducidos, y una continuación de la construcción de grandes parques eólicos en Suecia y Noruega que ofrecen electricidad a bajo costo para los consumidores industriales.

Otros países y territorios que invirtieron más de 2.000 M$ en energía limpia en 2018 fueron:

• Japón con 27.200 M$, 16% menos.
• India con 11.100 M$, 21% menos
• Alemania con 10.500 M$, 32% menos.
• Reino Unido con 10.400 M$, 1% más.
• Australia con 9.500 M$, 6% más
• España con 7.800 M$, siete veces más.
• Holanda con 5.600 M$, 60% más.
• Suecia con 5.500 M$, 37% más.
• Francia con 5.300 M$, 7% más.
• Corea del Surt con 5.000 M$, 74% más.
• Sudáfrica con 4.200 M$, 40 veces más.
• México con 3.800 M$, 38% menos.
• Vietnam con 3.300 M$, 18 veces más.
• Dinamarca con 3.200 M$, cinco veces más.
• Bélgica con 2.900 M$, cuatro veces más.
• Italia con 2.800 M$, 11% más.
• Marruecos con 28.00 M$, 13 veces más.
• Taiwan con 2.400 M$, 134% más.
• Ucrania con 2.400 M$, 15 veces más.
• Canadá con 2.200 M$, 34% menos.
• Turquía con 2.200 M$, 5% menos
• Noruega con 2.000 M$, sin cambio.

Siemens, a través de su división Government Technologies (SGT) y con el apoyo en Siemens España de su línea de negocio Building Performance & Sustainability (BPS), se ha adjudicado un contrato de rendimiento de ahorro energético por varios años (ESPC por sus siglas en inglés) por parte del Centro de Ingeniería de Instalaciones Navales y de Guerra Expedicionaria de los Estados Unidos, Port Hueneme, California. Este contrato permitirá implementar el uso de energías renovables y mejoras de eficiencia y resiliencia energética en tres instalaciones de la de US Navy en Europa, en concreto en Sigonella y Nápoles (Italia) y en Rota (España). Este proyecto, financiado en euros y organizado regionalmente, tiene un importe de adjudicación inicial del contrato, correspondiente a la fase de construcción, de aproximadamente 69 millones de dólares. El importe total del contrato asciende a los 171,5 millones de dólares una vez incluida la fase de servicio y mantenimiento.

La Armada de los Estados Unidos ha seleccionado a la compañía especializada en servicios energéticos, SGT, de Siemens AG, para implementar el contrato a nivel regional en el escenario europeo de operaciones militares estadounidenses, bajo el programa ESPC del Departamento de Energía. Este modelo de contratación ESPC sobre una base regional, que incluye la actividad en diferentes instalaciones bajo un mismo contrato, permite a la Armada maximizar sus ahorros energéticos globales al aprovechar las economías de escala de los tres diferentes emplazamientos. La experiencia de la división de la multinacional alemana, Siemens Building Technologies a través de su negocio Building Performance & Sustainability, permitirá alcanzar mejoras energéticas en las dos instalaciones militares de Italia, la base aeronaval de Sigonella y la base de actividad de apoyo naval de Nápoles; y en la base naval de Rota, España. Las medidas de conservación de energía incluirán la instalación de plantas fotovoltaícas, calderas, sistemas de refrigeración y HVAC, sistema de cogeneración, motores, sistemas de control y automatización, iluminación, así como mejoras para la reducción de consumo de agua potable.

Los ahorros generados en veinte años de actividad, gracias a un menor consumo de energía y agua potable, permitirán financiar la implementación íntegra del proyecto, los costes de operación, así como los esfuerzos de medición y verificación.

“Tenemos el honor de haber sido elegidos para la implementación de este ESPC regional que afectará a diferentes instalaciones del gobierno estadounidense en el extranjero en colaboración con la Marina”, aseguró Alan Bloodgood, vicepresidente de energía e infraestructura de SGT. “Esperamos poder ayudar a la Armada a conseguir sus objetivos de conservación y eficiencia energética para operaciones en el extranjero y, además, mejorar su resiliencia energética para infraestructuras críticas”.

La Entidad Nacional de Acreditación (ENAC) está preparando un esquema de acreditación para la inspección de procesos de cogeneración de energía con la colaboración de la Dirección de Energía de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). El esquema, que estará basado en la norma UNE EN-ISO/IEC 17020, se espera que pueda hacerse público en los primeros meses de este año. Además, está previsto ampliar posteriormente su ámbito de aplicación a los sistemas de verificación de porcentajes de gas utilizados en centrales termo solares y del mix de combustible en centrales híbridas de biomasa.

Garantía de eficiencia y competencia

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) y, en concreto su Dirección de Energía, tiene entre sus funciones la liquidación de la retribución específica a las instalaciones de generación de energía eléctrica a partir de energías renovables, cogeneración y residuos (según se dispone en el artículo 29 del Real Decreto 413/2014, de 6 de junio).

Para llevar a cabo esta función también se ha de comprobar que las mismas cumplen las obligaciones establecidas en toda la normativa de aplicación, entre las que se encuentran, en el caso de las instalaciones de cogeneración, el cumplimiento de los requisitos de eficiencia que deben ser evaluados por entidades reconocidas.

En este contexto, y con el fin de incrementar el control sobre dichos organismos, y garantizar que disponen de la competencia técnica necesaria y que realizan sus tareas de inspección con el rigor necesario, la Dirección de Energía de la CNMC ha solicitado a ENAC la elaboración de un esquema de acreditación para el que deberán acreditarse en su momento todas las entidades que deseen realizar dicha actividad.

La Cogeneración, un reto industrial

El término “cogeneración” se utiliza para definir aquellos procesos en los que se produce conjuntamente energía eléctrica (o mecánica) y energía calorífica útil, a partir de una fuente de energía primaria. Se trata de una tecnología que supone un incremento de eficiencia energética y un mejor aprovechamiento de los recursos energéticos. Los sistemas de cogeneración son una alternativa a los sistemas tradicionales de obtención de energía eléctrica.

Siguiendo la estela de otros países de la Unión Europea, España tiene como objetivo fomentar la cogeneración de alta eficiencia en los próximos años. En la actualidad, y según datos de la Asociación Española para la Cogeneración, genera casi el 12% de la electricidad.
Por qué inspección acreditada

La acreditación es el mecanismo internacionalmente aceptado para determinar la competencia técnica de evaluadores como son las entidades de inspección. Por eso, cuando una empresa o la Administración Pública se plantea contratar servicios de evaluación como pueden ser ensayo, certificación o inspección, si quiere contar con las máximas garantías de competencia técnica sin correr riesgos, debe optar por entidades acreditadas por ENAC según normas internacionales, porque sólo estas han demostrado disponer de la necesaria solvencia técnica proporcionando la confianza que demandan los clientes así como su aceptación en el mercado internacional.

Líderes políticos y empresariales de todo el mundo han expuesto las implicaciones geopolíticas de gran alcance de una transformación energética impulsada por el rápido crecimiento de las energías renovables. En un nuevo informe publicado hoy en la Asamblea de la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA), la Comisión Mundial sobre la Geopolítica de la Transformación Energética indica que las consecuencias geopolíticas y socioeconómicas de una nueva era energética serán tan profundas como las que acompañaron al cambio desde la biomasa hacia los combustibles fósiles hace dos siglos. Entre ellas, cambios en la posición relativa de los Estados, la aparición de nuevos líderes energéticos, una mayor diversidad de los actores de la energía, cambios en las relaciones comerciales y la creación de nuevas alianzas.

El informe de la Comisión «Un nuevo mundo» sugiere que la transformación energética cambiará la forma de gobernar tal y como la conocemos. A diferencia de los combustibles fósiles, las fuentes de energía renovable están disponibles en una u otra forma en la mayoría de zonas geográficas. Esta abundancia reforzará la seguridad energética y promoverá una mayor independencia energética para la mayoría de los Estados. Al mismo tiempo, mientras los países desarrollan las renovables e integran cada vez más sus redes eléctricas con las de países vecinos, surgirán nuevas interdependencias y pautas comerciales. El análisis sostiene que los conflictos relacionados con el petróleo y el gas disminuirán, tal y como lo hará la importancia estratégica de algunos puntos marítimos críticos.

La transformación energética también creará nuevos líderes energéticos, según señala la Comisión, con grandes inversiones en las tecnologías de las energías renovables, lo que reforzará la influencia de algunos países. China, por ejemplo, ha aumentado su presencia geopolítica adelantándose en la carrera por las energías limpias para convertirse en el mayor productor, exportador e instalador de módulos solares, aerogeneradores, baterías y vehículos eléctricos del mundo. Los exportadores de combustibles fósiles verán una reducción de su alcance e influencia a nivel mundial a menos que adapten sus economías a la nueva era energética.

El presidente de la Comisión, Olafur Grimsson, antiguo presidente de Islandia, afirmó que “este informe representa el primer análisis completo de las consecuencias geopolíticas de la transición energética impulsada por las renovables, y es un hito clave en la mejora de nuestro entendimiento de este asunto. La revolución de las renovables aumenta el liderazgo mundial de China, reduce la influencia de los exportadores de combustibles fósiles y crea la independencia energética de países de todo el mundo. Países de Asia, África, Europa y las Américas tienen por delante un fascinante futuro geopolítico. La transformación energética trae consigo grandes cambios de poder“.

La transformación energética mundial impulsada por las renovables puede reducir las tensiones geopolíticas relacionadas con la energía tal y como las conocemos y fomentará una mayor cooperación entre Estados. Esta transformación también puede atenuar los retos sociales, económicos y medioambientales que a menudo se encuentran entre las causas fundamentales de los conflictos y la inestabilidad geopolítica“, según afirmó Adnan Z. Amin, director general de IRENA.

En general, la transformación energética mundial presenta tanto oportunidades como retos“, prosiguió el Sr. Amin, “los beneficios superarán a los retos, pero únicamente si se llevan a cabo las políticas y estrategias adecuadas. Es imprescindible que los líderes y responsables de las políticas se anticipen a estos cambios y sean capaces de gestionar y dirigir el nuevo entorno geopolítico“.

La Comisión declara que los países que dependen en gran medida de las importaciones de combustibles fósiles pueden mejorar de forma significativa su equilibrio comercial y reducir los riesgos asociados a vías vulnerables de suministro de energía y a precios inestables del combustible incrementando la proporción de energía generada dentro de sus propios paises. Estando la energía en el núcleo del desarrollo humano, las renovables pueden ayudar a proporcionar un acceso universal a la energía, crear empleo, impulsar un crecimiento económico sostenible, mejorar la seguridad hídrica y alimentaria y aumentar la sostenibilidad, la resiliencia climática y la equidad.

FuturENERGY Octubre 18

El Estudio del Impacto Macroeconómico de las Energías Renovables en España, presentado recientemente por APPA Renovables, ha alcanzado su décima edición. En 2017, el sector contribuyó con 9.304 M€ al PIB nacional, aportando 1.089 M€ en fiscalidad neta y estableciendo un nuevo récord de exportaciones (4.564 M€) generando una balanza comercial del sector renovable de +3.117 M€. Los ahorros producidos en el mercado eléctrico (2.584 M€) fueron anormalmente bajos por el comportamiento del mercado e inferiores a la retribución regulada percibida (5.674 M€). El sector generó 78.667 puestos de trabajo y produjo ahorros en importaciones energéticas de 6.951 M€.

El Anteproyecto de Ley que refleja las tasas de retribución a las energías renovables ha sido bien recibido por el sector nacional, que ve en este texto el inicio de la estabilidad retributiva y regulatoria que lleva años exigiendo. Las empresas del sector renovable deberán acometer en la próxima década gran parte de los 100.000 M€ que serán necesarios para cambiar nuestro modelo energético, inversiones que necesitan una alta dosis de predictibilidad dado su gran volumen. Tras la aprobación de la Directiva Europea REDII, solo pendiente de la firma del Consejo Europeo, el RDL 15/2018 y el comienzo del debate sobre la futura Ley de Cambio Climático y Transición Energética, el sector renovable nacional comienza a ver más claro su futuro.

Las empresas del sector renovable vienen reclamando seguridad jurídica para las inversiones en estas tecnologías. Hasta el momento, el principal riesgo regulatorio eran los cambios retributivos. Unas modificaciones que han llevado a los inversores internacionales a demandar – y en muchos casos ganar – al Reino de España por unos recortes injustos y retroactivos.

El Anteproyecto de Ley presentado por el Gobierno mantiene invariada la actual tasa de retribución de las instalaciones anteriores al RDL 9/2013, fijando un marco retributivo estable a las instalaciones afectadas por el mencionado decreto y dotando de seguridad jurídica al sistema. En palabras de José Miguel Villarig, Presidente de APPA Renovables: “Valoramos positivamente la coherencia del Gobierno, que ha respetado la posición que tenía sobre este asunto su Grupo Parlamentario cuando estaba en la oposición”. “Si bien la mayoría de Grupos del Congreso estaban alineados con la estabilidad retributiva, es de agradecer que se mantengan las posturas en lo referente al desarrollo renovable, independientemente de que se esté gobernando o no”, ha concluido el presidente de la Asociación de Empresas de Energías Renovables.

Una señal adicional para la Transición Energética

Las tecnologías renovables han recorrido un largo camino en los últimos años, consiguiendo algunas de ellas ser plenamente competitivas en precio frente a tecnologías tradicionales. Sin embargo, las empresas responsables de aquellas instalaciones que permitieron recorrer la curva de aprendizaje y consolidar el conocimiento tecnológico, necesitaban tener certeza sobre las inversiones pasadas para poder acometer nuevos proyectos.

En los últimos años se han dado importantes señales positivas para la Transición Energética, tanto a nivel nacional como europeo. En España, tras las subastas celebradas en 2016 y 2017 que reactivaron al sector, el Ministerio para la Transición Ecológica terminó en octubre con los peajes al autoconsumo. En Europa, se aprobó con una aplastante mayoría (79%) el objetivo del 32% de renovables para 2030 en el Pleno del Parlamento Europeo.

El Anteproyecto de Ley, que aún debe convertirse en un texto regulatorio firme, mantiene estable la tasa de rentabilidad razonable actual (7,389%) para las instalaciones anteriores al RDL 9/2013, durante los dos siguientes períodos regulatorios, es decir, hasta el 31 de diciembre de 2031. Es importante señalar que esta tasa de rentabilidad es antes de impuestos, por lo que después de impuestos se reduce al entorno del 5%; y es, en todo caso, teórica (corresponde a las denominadas “Instalaciones Tipo”) y no siempre se corresponde con la realidad particular de las instalaciones reales.

La compañía 3M ha anunciado, en el marco de la vigésimo cuarta Conferencia sobre el cambio climático auspiciada por la ONU y celebrada recientemente en la ciudad polaca de Katowice, que aumentará hasta un 25% el uso de energías renovables a partir de 2019. Esta medida supondrá agregar casi 800.000 MWh de energía renovable a nivel mundial.

Asimismo, 3M anunció su firme compromiso para la aplicación de un valor de sostenibilidad a todos los nuevos productos fabricados a partir de 2019. El nuevo requisito entrará en vigencia en 2019 y se aplicará a todos sus negocios empresariales: Salud, Consumo, Electrónica, Energía, Industria, Seguridad y Grafismos. El objetivo fundamental es crear nuevas oportunidades para colaborar con sus clientes en soluciones que puedan mejorar las condiciones de vida en todo el mundo, ayudándoles al tiempo a alcanzar sus propios objetivos de sostenibilidad.

Algunos de los ejemplos que incluye el Compromiso de Valor de Sostenibilidad de 3M para los nuevos productos son la reutilización, la reciclabilidad, la energía, el desperdicio, el ahorro de agua, el suministro responsable y/o los materiales renovables apropiados para el producto específico, desde el principio hasta el final de su ciclo de vida. Este compromiso también incluye la investigación y desarrollo de productos que ayuden a resolver diferentes desafíos ambientales o sociales, como mejorar la calidad del aire, reducir las emisiones de gases de efecto invernadero o mejorar la seguridad de los trabajadores y pacientes en el ámbito de la atención médica e industrial. 3M medirá el progreso y el impacto de este compromiso e informará de sus resultados anualmente.

Mike Roman, CEO mundial de 3M, anunció el nuevo Marco de sostenibilidad estratégica como parte del compromiso de la compañía con sus clientes. “Necesitamos hacernos preguntas importantes como: ¿Cuál es el impacto de cada uno de nuestros productos en la sostenibilidad? ¿Cómo repercutirá, a lo largo de su ciclo de vida, para resolver un problema ambiental o social? ¿Cuáles son los objetivos de sostenibilidad de nuestros clientes y cómo puede ayudares 3M a cumplirlos? Cada producto nuevo debe incorporar factores ambientales o sociales para contribuir a los objetivos establecidos”, señaló.

Objetivos de sostenibilidad en materia de clima y energía

En lo relativo específicamente a asuntos de clima y energía, 3M se ha planteado el cumplimiento de cuatro objetivos específicos:

• Mejorar en un 30% la eficiencia energética indexada a las ventas netas. Dichas mejoras abordarán el aumento del uso de la energía, los costes y los impactos en el clima. Sobre la base de la mejora del 50% en la eficiencia energética ya conseguida entre 2000 y 2014, el nuevo objetivo de mejora de la eficiencia energética del 30% mantendrá casi constante el uso global de energía de 3M durante los próximos 10 años, a medida que la Compañía crezca.

• Aumentar la energía renovable hasta alcanzar el 25% del uso total de electricidad. Este objetivo supone agregar casi 800.000 MWh de energía renovable a nivel mundial. Las principales fuentes de energía renovable serán la eólica y la solar.

• Asegurar una reducción de las emisiones de GEI al menos un 50% por debajo de la línea de base de 2002, al mismo tiempo que crece el negocio de la compañía.

• Ayudar a sus clientes a reducir sus GEI en 250 millones de toneladas de emisiones de CO2 equivalente, mediante el uso de productos 3M.

Acciona Energía y Schneider Electric han anunciado la adhesión de Acciona a la Red de Nuevas Oportunidades en Energía (New Energy Opportunities – (NEO) Network)™, de Schneider, una dinámica comunidad de empresas con visión de futuro y comprometidas para comprar y desarrollar energías renovables y tecnologías limpias en todo el mundo. La red NEO brindará a sus más de 150 empresas comerciales e industriales miembros más opciones de compra para cumplir con sus objetivos de sostenibilidad. También ayudará a Acciona a racionalizar la expansión de su cartera.

Acciona posee y opera más de 9.000 MW de capacidad renovable en 15 países, lo que genera más de 20 TWh de energía verde al año, electricidad suficiente para abastecer a casi 93 millones de m2 de espacios de oficinas. Además, la compañía está construyendo más de 1.000 MW en energía eólica y solar fotovoltaica. La sostenibilidad es un aspecto clave para la empresa que, por cuarto año consecutivo, ha sido designada como la empresa de servicios eléctricos más ecológica del mundo por Energy Intelligence, una consultora independiente del mercado de la energía.

La alianza global entre Acciona y Schneider Electric llega en el momento idóneo, ya que la compra de energías renovables por parte de las empresas está batiendo récords año tras año, tanto en los mercados consolidados como en los nuevos. Solo en 2018, las organizaciones comerciales e industriales contrataron más de 8,7 GW a través de acuerdos de compra de energía renovable a gran escala (PPAs) en 28 países.

La red NEO fue lanzada en 2016 por Schneider Electric Energy & Sustainability Services, la consultora corporativa de energías renovables más grande del mundo. ESS ha asesorado a clientes sobre acuerdos de compra PPA de renovables a gran escala, por valor más de 4,5 GW, en Norteamérica, Europa, Asia y Australia. La red NEO responde a las necesidades de más de 150 empresas multinacionales y proveedores de soluciones en estas regiones, con el objetivo de acelerar la toma de decisiones sobre tecnologías limpias y renovables.

A través de la red NEO, Acciona tendrá acceso a informes de mercado y a una mayor exposición a la comunidad de compradores corporativos, lo que permitirá a la empresa innovar y avanzar en las transacciones de energías renovables en todo el mundo.

Los compradores corporativos calificados pueden solicitar el acceso a la red NEO Network a través del programa Accelerator Access recientemente anunciado, y los proveedores de soluciones de energías renovables y tecnologías limpias a través de suscripción.

COMEVAL