Tags Posts tagged with "eólica"

eólica

La fábrica de palas de Vestas en Daimiel recibió ayer, 4 de marzo, la visita de la ministra de Industria, Turismo y Comercio, Reyes Maroto. La ministra ha asistido a la inauguración de la línea de producción de la V150, una pala eólica de casi 75 m de longitud que forma parte del aerogenerador V150- 4.2 MWMT, uno de los más innovadores y potentes de la industria eólica terrestre. La fabricación de la V150, 12 m más larga que el modelo anterior, la V126, ha requerido la ampliación de las instalaciones de Daimiel y una inversión en tecnología, instalaciones y formación cercana a los 50 M€.

En el acto de inauguración, Reyes Maroto estuvo acompañada por el Secretario General de Industria,
Raúl Blanco, y el Director General de Industria y de Pymes, Galo Gutiérrez. Junto a los representantes del MINCOTUR, también asistieron el embajador de Dinamarca, Jens Kisling, la Consejera de Economía, Empresas y Empleo de Castilla La Mancha, Patricia Franco, el alcalde de Daimiel, Leopoldo Sierra, el Director General de la Asociación Empresarial Eólica, Juan Virgilio Márquez, y el Presidente de Vestas Mediterranean, Eduardo Medina.

La visita recorrió todos pasos del proceso de fabricación de las palas, para el que se requiere un alto
porcentaje de trabajo manual no automatizado. En la actualidad, la fábrica da empleo a más de 900
personas, de las que el 64% es personal fijo.

La fabricación de esta pala en la fábrica de Vestas en Daimiel representa la garantía de que nuestro país cuenta con la mejor tecnología para afrontar los retos de futuro. Es una gran noticia que una empresa de vanguardia como Vestas, que es una multinacional con un gran arraigo en España, haya ampliado esta planta, una de las más competitivas a nivel mundial. Garantiza empleo y riqueza en la región en el presente y en el futuro, con una industria que además contribuye a la lucha contra el cambio climático”, afirmó la ministra de Industria durante el acto de inauguración.

Por su parte, el Presidente de Vestas Mediterranean, Eduardo Medina, explicó que “en la visita
de hoy hemos podido compartir los últimos avances tecnológicos impulsados por Vestas en la fábrica
de Daimiel, que además representan el cumplimiento del acuerdo entre Vestas y el Ministerio por
mantener y aumentar nuestras inversiones en España. En este sentido, la llegada de la V150 consolida
la apuesta de Vestas por Daimiel y por el desarrollo de industria eólica en la región
”.

Tras más de una década en la ciudad, la fábrica de Vestas en Daimiel ha sido la elegida por la compañía
para producir las palas del primer parque eólico en el mundo equipado con las turbinas V150-4.2MW.
Las palas viajarán desde Daimiel al parque de Viinamäki, en Finlandia, donde Vestas desarrolla un
proyecto de I+D con cinco aerogeneradores que, con las palas, alcanzarán los 250 m de altura
cada uno.

0 0

Los últimos datos publicados por el Consejo Global de Energía Eólica (GWEC, por sus siglas en inglés) muestran que la industria de la energía eólica instaló 51,3 GW de nueva capacidad en 2018. Desde 2014, el crecimiento del mercado eólico mundial se ha mantenido estable, instalando más de 50 GW de nueva capacidad cada año.

A pesar de una disminución del 3,9% en el mercado eólico terrestre en términos anuales, el crecimiento en regiones en desarrollo como Latinoamérica, Asia sudoriental y África fue prometedor, y representó el 10% de las nuevas instalaciones eólicas terrestres en 2018, con 4,8 GW.

La instalación de 4,49 GW en 2018 hizo que el mercado eólico marino creciera un 0,5%, alcanzando una potencia total instalada de 23 GW. Por primera vez, China instaló más capacidad en alta mar que cualquier otro mercado (1,8 GW), seguida por Reino Unido (1,3 GW) y Alemania (0,9 GW). GWEC pronostica que la energía eólica marina se convertirá en un mercado cada vez más global. Si los gobiernos siguen comprometidos, y los proyectos e inversiones continúan, las instalaciones anuales en Asia podrían alcanzar 5 GW o más cada año. En EE.UU., GWEC espera que el mercado eólico marino en desarrollo alcance el nivel de 1 GW para 2022-2023.

GWEC pronostica que las nuevas instalaciones alcanzarán 55 GW o más cada año hasta 2023. Un volumen estable provendrá de regiones maduras en Europa y EE.UU., mientras que se prevé un crecimiento significativo en los mercados en desarrollo en el sudeste asiático y en el mercado eólico marino global.

grafica

La potencia eólica total instalada acumulada alcanzó 591 GW a fines de 2018, un crecimiento del 9,6% en comparación con el final de 2017. La energía eólica terrestre total instalada creció un 9%, mientras que la energía eólica marina total creció un 20%, alcanzando los 23 GW.

Desde 2014, la industria eólica mundial ha agregado más de 50 GW de nueva capacidad cada año y se espera que se agreguen 55 GW o más cada año hasta 2023. En particular, el mercado eólico marino crecerá a escala global y alcanzará hasta 7-8 GW de nueva potencia durante 2022 y 2023.

Principales mercados eólicos terrestres en 2018:
China – 21.200 MW
EE.UU. – 7.588 MW
Alemania – 2.402 MW
India – 2.191 MW
Brasil – 1.939 MW
Francia – 1.563 MW
México – 929 MW
Suecia – 717 MW
Reino Unido – 589 MW
Canadá – 566 MW

Principales mercados eólicos marinos en 2018:
China – 1.800 MW
Reino Unido – 1.312 MW
Alemania – 969 MW
Bélgica – 309 MW
Dinamarca – 61 MW

0 4
MARCONA de David Huamani. Primer premio del Concurso de Fotografía Eolo 2017 MARCONA by David Huamani. First prize in the 2017 Eolo Photography Competition

Tras la comparecencia de la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, en la rueda de prensa del Consejo de Ministros celebrado esta mañana, AEE valora positivamente la ambición del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima y los objetivos a 2030 para la energía eólica.

La apuesta de un modelo energético enfocado a garantizar la transición energética del país sitúa a las energías renovables en el eje principal del cambio. Por ello, el sector eólico español valora positivamente la presentación de la previsión de potencia renovable a 2030 por la visibilidad a largo plazo que aporta y por la ambición de país en sus objetivos ambientales.

La visibilidad que concede el PNIEC es algo que el sector eólico lleva tiempo reclamando. Una vez conocidos los objetivos de incremento para cada una de las tecnologías, será necesario aportar las herramientas regulatorias que permitan avanzar de forma óptima, es decir, con un ritmo de crecimiento lineal de las tecnologías en los próximos años, y que atraigan y aseguren las inversiones que se precisan para acometer la transición.

En relación con la aportación de la energía eólica, el objetivo planteado de una potencia instalada de 50.258 MW a 2030 en el PNIEC es coherente con lo que AEE ha proyectado en sus últimos análisis para una transición energética. Actualmente, la energía eólica en España suma un total de 23.484 MW instalados. La aportación eólica al sistema en 2018 ha sido del 19%. Para cumplir con el objetivo de 50 GW a 2030 es necesario instalar una media de 2.200 MW al año. AEE considera que este volumen de nuevos megavatios al año es factible y el sector eólico está preparado para afrontar este reto con éxito.

En España hay múltiples proyectos identificados y maduros con emplazamientos de recursos de viento factibles y con la moderna tecnología eólica será posible que en 2030 la eólica aporte un 34% de la generación total.

La energía eólica es plenamente competitiva y su tecnología está altamente consolidada. La industria eólica española cuenta con el 100% de la cadena de valor ubicada en nuestro país y está preparada para aprovechar la oportunidad que supone para el país el escenario plasmado en el Plan. Una oportunidad que hay que aprovechar, que se traducirá en actividad industrial, creación de empleo de valor para el país, desarrollo de I+D, generación de beneficios sociales y económicos para los entornos donde se fabrica y se instalan los nuevos parques y, en general, una mayor vertebración económica para el territorio español.

En este escenario, las subastas y su diseño jugarán un papel clave, pero para que sean eficaces en resultado y eficientes en coste, el siguiente paso será disponer lo antes posible de un cronograma de subastas anual con el volumen que se va a subastar en cada una de ellas, tal como han hecho otros países como Alemania, Holanda o Francia. En el PNIEC se identifican como mecanismos de actuación las convocatorias de subastas con un calendario plurianual hasta 2030, que podrán distinguir entre las distintas tecnologías en función de sus características.

De esta forma, los inversores podrán perfeccionar con tiempo sus proyectos y la industria podrá planificar los productos más competitivos, lo que redundará en un abaratamiento de los costes de las instalaciones. Es fundamental que la planificación y las subastas vayan de la mano, por lo que será más adecuado utilizar subastas con cupos para cada tecnología, en lugar de ser tecnológicamente neutrales.

El sector requiere de la visibilidad que aporta el PNIEC y una estabilidad regulatoria, que no suponga una merma en los resultados de las plantas existentes y permita la planificación y puesta en marcha de nuevas instalaciones renovables. En el caso de la eólica, que es la tecnología renovable con porcentaje mayoritario de industria propia en el país, esto es especialmente importante, ya que los fabricantes hasta ahora desconocían qué volumen de negocio tendrán en España en los próximos años. Es fundamental garantizar la seguridad jurídica, eliminando aspectos como la modificación de la rentabilidad razonable de los proyectos cada seis años. Para invertir en nuevos proyectos será importante poder valorar el retorno de la inversión justo en el momento de realizarla, lo que facilitará considerablemente el acceso a la financiación.

En conclusión, la aportación progresiva de la energía eólica hasta alcanzar los 50 GW en 2030 en el sistema eléctrico español es una oportunidad para el sector, que sabrá aprovechar y responder con éxito porque tiene la capacidad y tecnología que se requieren. Además, es una enorme oportunidad para el país desde el punto de vista de competitividad, ambición ambiental, desarrollo industrial especializado, I+D+i, aportación a la economía española y creación de empleo.

0 13

La potencia eólica aumentó el año pasado en España en 392 MW, lo que sitúa el total de la potencia instalada en España, a 31 de diciembre de 2018, en 23.484 MW, según datos recabados por la Asociación Empresarial Eólica (AEE). Esta potencia eólica nos convierte en el segundo país europeo con mayor potencia instalada.

De la nueva potencia eólica instalada en España, 190 MW (el 48,5% del total) corresponden a parques en las Islas Canarias. Esta cifra pertenece al cupo canario de 450 MW de potencia para la percepción del régimen retributivo especifico fijado por la ORDEN IET 1459/2014, de 1 de agosto. El resto de los megavatios instalados -unos 200 MW- corresponden a 90 MW en Aragón, 68 MW en Galicia, 30 MW en Andalucía, 10,37 MW en Castilla La Mancha y 2,35 MW en Cataluña.

En total, en España hay 1.123 parques presentes en 807 municipios, con 23.308 aerogeneradores instalados, que cubren el 19% del consumo eléctrico. Asimismo, hay 195 centros de fabricación en dieciséis de las diecisiete comunidades autónomas.
Evolución anual y acumulada de la potencia instalada en España (1998-2018)

En el conjunto del año, la eólica generó 48.902 GWh, un valor del 2,9% por encima del de 2017 y cubrió el 19% de la energía demandada por los españoles, según datos de Red Eléctrica de España (REE).

El efecto reductor de la eólica en el mercado eléctrico español, en 2018, sigue beneficiando al consumidor. Los más beneficiados del efecto reductor de la eólica son los consumidores industriales. Para un consumidor medio que tenga la Tarifa AT1 y un consumo de 1.500 MWh anuales, el ahorro a lo largo de 2018 ha sido de 3.540 €. Es decir, sin la producción eléctrica de origen eólica, la electricidad le hubiera costado 3.540 € más al año.

La comunidad autónoma con mayor potencia instalada continúa siendo Castilla y León, con una cobertura de la demanda eléctrica del 78%. Castilla y León es un caso extraordinario, ya que se trata de una comunidad autónoma que exporta mucha más electricidad de la que consume. Le siguen Castilla-La Mancha y Galicia en el ránking de potencia instalada. A la cola están Madrid, Ceuta, Melilla, Baleares y Extremadura. Esta última comunidad autónoma acaba de inaugurar su primer parque eólico con 40 MW de potencia (febrero 2019).

Con estas cifras positivas para el sector eólico, AEE considera que la tecnología eólica está preparada para desarrollar con éxito el crecimiento de su parque eólico y, uno de sus retos inmediatos, es poner en marcha antes de marzo de 2020 la potencia eólica de las tres subastas celebradas en 2016 y 2017. La instalación de esta potencia es una oportunidad para el crecimiento del mercado y tendrá un efecto positivo para España como es el mantenimiento de la industria eólica española, la creación de empleo, la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, el desarrollo social y económico en las zonas donde se instalen los nuevos parques, etc. Con los datos del Ministerio sobre las instalaciones de las subastas que han sido acreditadas, a día de hoy, a lo largo de 2019 se deberían conectar más de 3.000 MW de nueva potencia eólica.

El sector confía en que todos los actores implicados trabajen mano a mano para que todos los proyectos adjudicados en las subastas estén funcionando en la fecha acordada. Asimismo, se han de seguir planificando junto con la Administración las nuevas incorporaciones de potencia eólica posteriores para cumplir con los objetivos de 2030 y 2050. La aprobación de los objetivos renovables para 2030 supone una clara oportunidad para la eólica española.

Los objetivos marcados por la UE para las renovables a 2030 se mantienen con independencia de las próximas elecciones. Es por ello, que es muy importante establecer una hoja de ruta para alcanzar los objetivos y no perder tiempo. Tenemos un marco europeo que nos da una senda clara de desarrollo para los próximos 10 años. La visibilidad y estabilidad a largo plazo es fundamental para atraer a las inversiones necesarias para a cumplir los objetivos.

Por eso, de cara a las próximas elecciones, el sector pide a los partidos políticos que busquen un consenso político en relación con la necesaria ley de cambio climático y transición energética para abordar una mayor participación de las energías renovables en nuestro sistema, y así maximizar su aportación a la economía y al bienestar de todo el territorio. Las inversiones necesarias que requieren las nuevas instalaciones son posibles en un marco de consenso y estabilidad regulatoria. También creemos que es indispensable un firme apoyo político para la ejecución del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima, tanto a nivel nacional como autonómico y local.

0 0

2019 es el año clave para el nuevo relanzamiento del sector eólico en España debido principalmente a la ejecución de los proyectos de las subastas de renovables que se llevaron a cabo durante 2016 y 2017. El sector tiene el compromiso de instalar 4.600 MW en la península, más el cupo canario a 2020. Tras unos años de congelación, el sector eólico ha vuelto a mostrar su fuerza en 2018, cerrando el año con 23.484 MW y habiendo cubierto el 19% de las necesidades de consumo eléctrico de los españoles. En total, las renovables han cubierto en 40% de la demanda eléctrica en España en 2018.

La visión de la industria eólica para los próximos años es optimista. Las previsiones de instalación para la eólica son de aproximadamente 2.000 MW nuevos al año. Esta mayor aportación de la eólica va a repercutir, por ejemplo, de forma considerable, en el aumento del empleo en el sector, y está evolucionando hacia una participación más activa en la operación técnica y económica del sistema eléctrico” destacó Rocío Sicre, presidenta de la Asociación Empresarial Eólica (AEE) en la inauguración de la nueva edición de la jornada La Eólica y el Mercado, celebrada en Madrid.

Una jornada en la que se han congregado más de 170 profesionales del sector para identificar y debatir sobre los elementos que aún faltan para poder empezar a construir el próximo cambio estructural energético español: pasar de un 40% de renovables a por lo menos un 70%. “La eólica ha sido protagonista en la década pasada, permitiéndonos duplicar la generación renovable, con todos los beneficios económicos, industriales y medioambientales que esto ha supuesto para el país. Los próximos años serán claves para el incremento de la aportación de la eólica en España“, indicó Sicre.

A expensas de la presentación del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima por parte del Ministerio para la Transición Ecológica el próximo 22 de febrero – tal y como ha anunciado la ministra Teresa Ribera – así como del posible cronograma de las futuras subastas de potencia renovable, el sector trabaja para que el resto de piezas del ‘puzle’ de la transición energética encajen: los elementos técnicos, económicos y regulatorios. Estos fueron los principales temas de debate en la jornada de AEE.

Carmen Becerril, vicepresidenta de OMIE, inauguró el encuentro destacando que “los objetivos de 2030 son alcanzables y posibles” donde “la colaboración de la eólica a la generación de precios y en el desarrollo del sistema eléctrico es el fenómeno más importante que hemos podido vivir en los últimos 20 años“.

Tras el éxito de años anteriores, AEE regresó con una nueva edición de la jornada La Eólica y el Mercado, en esta ocasión titulada Regulación y economía, claves en el desarrollo de la eólica. El enfoque de esta jornada fue más innovador en comparación con años anteriores -más orientados a evaluar la participación de la eólica en los mercados de ajuste, el impacto de los nuevos mercados como el intradiario continuo o los PPAs futuros-. Sin embargo, tanto la evolución del sector durante el pasado año, como los cambios previstos han hecho necesario un enfoque que responde a los retos de la integración masiva de la eólica en la red.

El evento se centró en evaluar las perspectivas del desarrollo de los nuevos proyectos eólicos, tanto los que han surgido como resultado de las subastas de renovables como los proyectos que se están construyendo con las coberturas de riesgo merchant. Asimismo, se analizaron las nuevas subastas, la regulación sobre hibridación de proyectos, la repotenciación o las perspectivas europeas, en un escenario de progresiva integración para consolidar el mercado único europeo.

En el encuentro participaron representantes de las principales empresas del sector en seis temáticas diferentes: Barreras y retos de la integración de la eólica en el suministro eléctrico, novedades regulatorias, operación técnica del sistema eléctrico, operación económica del mercado, coberturas de riesgos merchant, y el papel de las Comunidades Autónomas en el seguimiento y tramitación de los parques eólicos.

La jornada La Eólica y el Mercado cuentaron con el patrocinio de Axpo, DNV GL, EDPR, Endesa, Iberdrola, Naturgy, Siemens Gamesa, UL, Vestas y Viesgo.

0 1

La fábrica de palas de Vestas en Daimiel recibió ayer, 6 de febrero, la visita del director general del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), Joan Herrera. La iniciativa, organizada por la Asociación Empresarial Eólica (AEE), forma parte de un viaje institucional que busca conocer en profundidad el funcionamiento de las instalaciones eólicas en España, y que en el día de ayer se centró en diversos centros productivos y de mantenimiento de Castilla-La Mancha.

Joan Herrera estuvo acompañado por el director de Energías Renovables del IDAE, Joan Groizard,
y por el director general de la AEE, Juan Virgilio Márquez. “El IDAE considera que la energía eólica va
a jugar un papel muy importante en la transición a la generación con energías renovables, habida
cuenta de su capacidad de producción, su potencial industrial y de generación de emple
o”, afirman
desde el Instituto.

Durante su estancia en Daimiel, los representantes institucionales han tenido la oportunidad de conocer
de primera mano el proceso de producción de la pala del aerogenerador V150-4.2 MW, uno de los
aerogeneradores más potentes e innovadoras del mundo. El director de la fábrica de Vestas en Daimiel, Roberto Meiriño, ha afirmado que “hoy hemos podido compartir los últimos avances tecnológicos impulsados por Vestas en la fábrica de Daimiel y su contribución al desarrollo de un mix energético más sostenible. En este sentido, tras más de una década en la ciudad, es un orgullo continuar como un referente de la eólica en la región y en España.

La planta, que el pasado mes de abril celebraba su décimo aniversario, supone una gran inversión en
tecnología, instalaciones y formación, además de un motor para el desarrollo económico y la creación
de empleo en la provincia de Ciudad Real. El próximo 19 de febrero recibirá la visita del subsecretario
de Energías Renovables de Argentina, Sebastian Kind.

Carmen Becerril, vicepresidenta del operador del mercado OMIE, inaugurará el próximo 13 de febrero las conferencias de la jornada La Eólica y el Mercado. Le acompañará Rocío Sicre, presidenta de AEE, dando paso a la primera de las sesiones de la jornada que analizará el Plan de Energía y Clima y estará encabezada por Jesús Ferrero, subdirector general de Energías Renovables del Ministerio para la Transición Ecológica; Joan Groizard, director de Energías Renovables del IDAE; y Daniel Fraile, Head of Market Intelligence de WindEurope.

Tras el éxito de ediciones anteriores, la Asociación Empresarial Eólica (AEE) organiza una nueva edición de la jornada La Eólica y el Mercado, en esta ocasión titulada Regulación y economía, claves en el desarrollo de la eólica. El programa de conferencias analizará diferentes aspectos de la operación económica, técnica y regulatoria del mercado eléctrico en relación con el desarrollo de la eólic

Esta jornada cuenta con el patrocinio VIP de DNV GL, EDPR, Endesa, Iberdrola, Naturgy, Siemens Gamesa, UL, Vestas y Viesgo. Axpo es colaborador del evento.

Los últimos datos publicados por el Consejo Global de Energía Eólica (GWEC, por sus siglas en inglés) muestran que el norte, el centro y el sur de América instalaron 11,9 GW de potencia eólica en 2018, un aumento del 12% respecto al año pasado. En América del Norte (Canadá y EE.UU.) Las nuevas incorporaciones de capacidad aumentaron un 10,8% en comparación con 2017. En Latinoamérica, por su parte, aumentaron un 18,7% en comparación con 2017.

Con los datos de 2018, las Américas, que cuentan con una potencia eólica total instalada de 135 GW, representan aproximadamente el 25% del total de la nueva capacidad instalada a nivel mundial en 2018. Los principales países de la región incluyen: EE.UU., Brasil y México.

En América del Norte, la extensión reciente y final del Crédito Fiscal a la Producción (PTC) ha impulsado el volumen. En Latinoamérica, el compromiso con las subastas ha continuado entregando volumen para la región. Se espera que esta región continúe su crecimiento con una mayor expansión de la cadena de suministro durante 2019.

El mercado eólico de América del Norte es uno de los más maduros y competitivos de la industria eólica. Muchos aprendizajes y experiencias del éxito aquí se pueden utilizar en otros mercados. El aumento de las adquisiciones corporativas durante 2018 demuestra cómo el abastecimiento corporativo puede impulsar la demanda y el volumen en otros mercados eólicos. Según los datos de CanWEA y AWEA en América del Norte, la industria eólica soporta ahora más de 160.000 empleos.

Brasil instaló 2 GW de potencia adicional durante 2018 y subastó más capacidad a precios tan bajos como 22 $/MWh. México instaló casi 1 GW de nueva capacidad, su mayor aumento de capacidad hasta la fecha, y ahora tiene una potencia total de 5 GW. México espera alcanzar su objetivo de generar el 35% de su energía a través de energías renovables antes de 2024.

El desarrollo del mercado eólico en Latinoamérica también es muy positivo. Nuevamente han tenido lugar subastas a gran escala en Brasil, y GWEC espera que se realice la primera subasta en Colombia este mes. Las nuevas inversiones en la cadena de suministro por parte de los principales fabricantes de equipos originales, Vestas y Nordex en Argentina, demuestran el potencial a largo plazo del mercado.

El mercado eólico marino de América del Norte continúa desarrollándose con la planificación de la cadena de suministro, licitaciones para zonas de arrendamiento en el mar (Massachusetts), creación de joint ventures (EDF y Shell para zonas de arrendamiento en Nueva Jersey) y actores de la industria que establecen oficinas (MHI Vestas). GWEC espera que los proyectos comiencen la construcción entre 2020 y 2025.

Se espera que el crecimiento de la eólica en las Américas continúe, ya que GWEC pronostica una capacidad nueva de 60 GW entre 2019 y 2023.

De acuerdo con las cifras de la Asociación Brasileña de Energía Eólica, ABEEólica, Brasil terminó 2018 con la marca de 14,71 GW de potencia eólica instalada en 583 parques eólicos, con más de 7.000 aerogeneradores instalados en 12 estados.

La generación eólica de enero a noviembre de 2018 (datos disponibles hasta el momento), se elevó hasta 44,62 TWh, lo que implica que el parque generador instalado inyectó al sistema el equivalente al consumo residencial promedio mensual de más de 23 millones de viviendas (70 millones de personas).

Además de los 14,71 GW de potencia eólica instalada, hay otros 4,33 GW ya contratados en construcción o proyecto, lo que significa que, al final de 2024, serán al menos 19,04 GW considerando sólo los contratos ya viabilizados en subastas y con otorgamientos del mercado libre publicados y contratos firmados hasta ahora.

Considerando el mix eléctrico brasileño en diciembre de 2018, la participación de la energía eólica era del 9%, siendo la tercera fuente más representativa. La biomasa, segunda fuente, representaba el 9,1% del mix a finales de 2018. En poco tiempo, la eólica pasará a ser segunda fuente del mix eléctrico brasileño, un hecho realmente histórico para una fuente que se desarrolla de manera más intensa desde hace poco menos de diez años. A comienzos de 2011, Brasil contaba con menos de 1 GW eólico. En 2012, el país ocupaba el puesto 15 del ranking de potencia eólica instalada del Global Wind Energy Council. Ahora ya está en camino de completar 15 GW y ocupa la 8ª posición en el ranking.

En cuanto a su desempeño, la producción eólica atendió, casi el 14% del Sistema Interconectado Nacional – SIN, durante momentos registrados en período de junio a noviembre. El Boletín Mensual de Datos del Operador Nacional del Sistema-ONS, del mes de septiembre, por ejemplo, muestra que, el miércoles 19 de septiembre la energía eólica llegó al porcentaje récord del 13,98% de atención de la demanda nacional.

En el caso específico del Nordeste, los récords de atención de la demanda ya superan el 70% en base diaria, pero el dato récord más reciente de la región es del domingo 13 de noviembre, cuando todo el subsistema fue atendido por energía eólica y aún hubo exportación de esa fuente, ya que el volumen de 8.920 MW atendió el 104% de la demanda con un 86% de factor de capacidad. En esta misma fecha, además del récord instantáneo es importante mencionar que por un período de dos horas el Nordeste fue abastecido en un 100% por energía eólica. Es importante mencionar que, por diversos períodos, el Nordeste asume la figura de exportador de energía, una realidad totalmente opuesta al histórico del submercado, que es por naturaleza importador de energía.

Contrataciones en 2018

En 2018 se realizaron dos nuevas subastas de energía, denominadas A-4 y A-6. Ambos subastas contaron con la participación de la eólica. En la subasta A-4, realizada el 4 de abril, se contrataron cuatro proyectos (114,4 MW de potencia y 33,4 MW medios de garantía física contratados), que deberán iniciar el suministro de energía eléctrica a partir del 1 de enero de 2022. La subasta A-6, realizada el 31 de agosto, tuvo una contratación más importante, 48 proyectos eólicos (1.136,30 MW de potencia y 420,10 MW medios de garantía física contratados). En esta subasta, las centrales deben iniciar la operación comercial a partir del 1 de enero de 2024. En total, se contrataron 1,25 GW, en 48 parques, en las subastas reguladas de 2018.

Es importante mencionar que Brasil también registró un buen año en el mercado libre, considerando que se realizaron al menos tres grandes subastas promovidas por CEMIG (2 subastas) y Casa de los Vientos destinadas a la comercialización de energías renovables. Aunque las cifras de estas operaciones no han sido divulgadas, ABEEólica estima que, en general, las empresas de energía eólica vendieron cerca de 2 GW para el mercado libre en 2018, lo que demuestra que este mercado se está expandiendo considerablemente para el sector eólico.

Considerando, por tanto, los contratos de subastas y la estimación de venta en el mercado libre, tenemos una contratación estimada de 3,2 GW en 2018.

0 0

Integrado por cuatro parques en Navarra, cuenta con una capacidad instalada de 111MW

Iberdrola arranca el Complejo Cavar, con el que refuerza su estrategia de inversión en eólica en España en 2019. El proyecto está integrado por cuatro parques y, con una capacidad instalada de 111 megavatios (MW), es uno de los mayores parques eólicos de la energética desarrollados en España en los últimos años. Iberdrola promueve este proyecto conjuntamente con Caja Rural de Navarra.

Las compañías acaban de adjudicar a Siemens Gamesa, 32 aerogeneradores de SG 3,4-132, de 3,4 MW de potencia unitaria, los mayores utilizados hasta ahora en un parque eólico terrestre en España. Con una longitud de pala de 64,5m y un diámetro de rotor de 132m, el modelo es óptimo para emplazamientos de vientos medios y altos.

Los cuatro parques eólicos están ubicados en los municipios de Cadreita y Valtierra, su construcción se iniciará en los próximos meses y está prevista su entrada en operación en 2020. El complejo eólico generará energía suficiente para abastecer a 46.500 hogares/año y, al tratarse de energía renovable, permitirán evitar la emisión de 84.000 t CO2 al año.

CONTRATOS BILATERALES

Cavar es el primer proyecto eólico que Iberdrola desarrolla en España cuya generación de energía será vendida a empresas, a través de contratos bilaterales a largo plazo.

La compañía firmó en el último año acuerdos de compraventa de energía a largo plazo (PPAs)* en España con Kutxabank, Euskaltel y Uvesco, asociados al proyecto fotovoltaico Nuñez de Balboa, que construye en Extremadura. Asimismo, desarrolla esta fórmula desde hace años en Estados Unidos y México.

COMEVAL