Tags Posts tagged with "generación de electricidad"

generación de electricidad

La Fundación Renovables ha recibido con satisfacción el posicionamiento político a favor de las renovables que el Gobierno ha realizado a la hora de elaborar el borrador del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030 (PNIEC) que reconoce que es posible alcanzar en 2050 un modelo energético 100% renovable. Su objetivo de elevar el 20% de renovables sobre el uso final de la energía, objetivo del año 2020, a un 42% en 2030 se aproxima a las propuestas de la Fundación, que fijan una cobertura del 50% para esta fecha. En esta línea, el PNIEC marca para esa fecha un 74% de generación de electricidad con energías renovables, muy cercano al 80% que propone la Fundación. Sin embargo, se echan de menos, en el documento presentado por el Gobierno, unos objetivos concretos de electrificación.

Electrificación

Para contribuir decisivamente a la reducción de emisiones es necesario actuar sobre la demanda con una electrificación generalizada de cara al 2050. La Fundación Renovables apuesta por un 50% para 2030 pero según el documento elaborado por el Gobierno para el 2030 el peso de la electricidad en la demanda final de energía sería sólo de un 27%. Es decir, solo 4 puntos porcentuales más sobre el escenario objetivo 2020.

Por sectores, el residencial llegaría, de acuerdo con el PNIEC, al 45% de electrificación, solamente dos puntos porcentuales más. Un aumento escaso en un sector en el que la electrificación es clave, porque son más eficientes los sistemas que utilizan electricidad. Por eso, la Fundación Renovables considera que a partir de 2020 la construcción de nuevos edificios con una superficie superior a los 1.000 m2 debe ser realizada bajo los criterios de Edificios de Consumo Casi Nulo, nZEB, cuyas necesidades energéticas estén al 100% cubiertas con electricidad de origen renovable.

En este punto, tan importante es la vivienda como los edificios comerciales o de servicios. Sin embargo, en este último sector la electrificación aumentaría hasta el 63%, tres escasos puntos porcentuales más sobre el escenario objetivo 2020.

Demanda

La Fundación Renovables no entiende que el borrador del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030 mantenga la estructura de consumo en origen y no apueste por el cambio de modelo en la demanda. Actuar prioritariamente por el lado de la demanda y por su electrificación supone democratizar el sistema energético al colocar al ciudadano en el centro del mismo. En este punto, se echan en falta también objetivos concretos de generación a través del autoconsumo. Es factible alcanzar el 10% en 2030, el 20% en 2040 y el 30% en 2050.

Ocurre lo mismo con el tratamiento que el PNIEC hace sobre el otro pilar de la lucha contra el cambio climático, el ahorro y la eficiencia, al poner el peso sobre la mejora de la tecnología y no en un cambio de modelo a la hora de cubrir la demanda. Es cierto que en materia de rehabilitación energética de edificios fija la mejora de la eficiencia energética (envolvente térmica) para un total de 1.200.000 viviendas, pero la propuesta se empobrece al prever que se haga de manera progresiva: desde 30.000 viviendas en 2021 a 300.000 en 2030.

Por otro lado, propone la mejora de la eficiencia energética (renovación de instalaciones para calefacción y ACS) de 300.000 viviendas al año, pero de nuevo sin apostar por electrificar, lo que sin duda no favorece la eliminación del gas para uso térmico.

Emisiones

En cuanto a las emisiones, el Plan fija un 20% de reducción de emisiones de Gases de Efecto invernadero (GEI) respecto a 1990, un objetivo claramente insuficiente para la Fundación Renovables que lo enfrenta al 40% que fija la Unión Europea o al 55% del Parlamento Europeo. La Fundación no está de acuerdo en que el objetivo a 2050 sea la reducción de al menos un 90% de nuestras emisiones de GEI, si no que considera fundamental que esa reducción para mediados de siglo sea del 100%.

El gran debate ambiental actualmente en la Unión Europea es cuánto elevar el objetivo de reducción de emisiones para 2030 para hacer posible cumplir con el Acuerdo de París. Mientras el Parlamento Europeo pide elevar el objetivo al menos al 55% y la Comisión Europea se plantea pasar del 40% al 45%, no puede ser que España pretenda quedarse solo en un 20%.

Al respecto, llama la atención el hecho de que el sector de la generación eléctrica es el que más reducciones registraría -un 69%- por el aumento de producción con energías renovables, mientras que la ambición es muy baja en la industria -subirían un 4%-, en el refino – solo reducirían un 5% respecto al 2015-, en el sector residencial -que lograría reducir un 25%, pero no a través de la electrificación- o en el transporte, que lograría un 33% de reducción.

Para lograr una mayor reducción de emisiones y alcanzar y superar el mínimo fijado a nivel de la UE bastaría con incrementar los objetivos señalados para 2030 de electrificación de la demanda final, de la rehabilitación energética de edificios, de autoconsumo, de la penetración del vehículo eléctrico y electrificación de la movilidad y el transporte, introduciendo la gestión de la demanda como clave, para conseguir una mayor reducción de la demanda final y una mayor electrificación de la misma, como ha propuesto la Fundación Renovables.

Movilidad

Como propuestas positivas del PNIEC la Fundación Renovables destaca en el ámbito de la movilidad la meta de 5 millones de vehículos eléctricos en 2030; la delimitación de acceso a los vehículos más emisores y contaminantes a las zonas centrales en las ciudades de más de 50.000 habitantes a partir de 2023; el objetivo de un nivel de interconexión del 15% en 2030; su apuesta por el almacenamiento, aunque solo considera sus objetivos en plantas centralizadas y no en la aportación que la gestión de la demanda puede suponer, y la mejora en un 3,6% de la intensidad energética.

Ciudades

En la apuesta por el papel de las ciudades, la Fundación Renovables echa en falta, por otro lado, que el documento no abogue por un cambio de la Ley Reguladora de las Bases de Régimen Local que capacite a los ayuntamientos como motores del cambio de modelo energético.  No entiende que no ponga fecha obligatoria de cierre a las centrales de carbón y que posponga el apagón nuclear, que debería producirse cuando caduque la última licencia de explotación, en 2024.

El PNIEC no se compromete a la reforma del sector eléctrico, una tarea fundamental para avanzar en la transición energética, y la dependencia energética del exterior -vital para reducir el precio de la factura- se reduce muy ligeramente, al 59%.

Conclusión

La Fundación Renovables cree que se ha dado un gran paso, pero desgraciadamente todo queda pendiente del desarrollo de los muchos planes enunciados pendientes de evolución una vez se apruebe la Ley de Cambio Climático y Transición Energética.

El proyecto Suryashakti Kisan Yojana también conocido como “Sky Project” fue lanzando a principios del año 2018 por el gobierno del estado indio de Guajarat y desde sus inicios has atraído una gran atención en la India por ser el primero en ese país que establece un esquema basado en el concepto de productores rurales que no sólamente hacen uso de la energía solar para generar electricidad para las labores del campo e irrigación sino que también tienen la opción de obtener ingresos adicionales vendiendo su excedente eléctrico solar a la red eléctrica nacional.

Desde finales del año 2018, Tata Power Solar ha iniciado la instalación de un programa piloto de 5 MW. Para este proyecto tan demandante Tata seleccionó a GoodWe gracias a la adaptabilidad de sus productos a diferentes condiciones de la red así como a su capacidad para mantener una gran eficiencia y consistencia bajo climas tan extremadamente cálidos como 50ºC. Fueron muchos los inversores GoodWe seleccionados, con capacidades desde 5-60KW.

“Proyectos de esta naturaleza tienen altos requerimientos de calidad y servicio, porque sólo productos de alta calidad pueden garantizar una recuperación de la inversión y una larga vida útil del sistema fotovoltaico. Es eso justamente lo que nos diferencia de otras empresas en el mercado. Los EPC y los desarrolladores a gran escala normalmente ponen mucha atención en las fortalezas de los proveedores de inversores, en vez de únicamente enfocarse en los bajos precios”, fue esto lo que comentó James Hou, Gerente de Ventas de GoodWe para Asia Pacífico. “Después de un riguroso proceso de selección, de pruebas para garantizar la utilización estable en el largo plazo y la operación práctica, GoodWe fue seleccionado como el mayor proveedor socio y desde entonces ha suministrado a Tata Power Solar inversores con una capacidad combinada superior a los 100MW. La tremenda colaboración en este importante proyecto gubernamental así como la garantía de 7 años que GoodWe ha dado a este proyecto, son factores que sin lugar a dudas han contribuido a incrementar la confianza mutual”.

Un factor adicional es que GoodWe también ofrece un inigualable servicio post-venta integrado por 10 ingenieros que cubre todo el territorio de la India. Uno de los ingenieros de GoodWe está establecido en Guajarat y está a toda la disponibilidad del cliente exclusivamente dedicado a la ejecución del Proyecto Sky.

Se trata de un paso revolucionario y simbólico encaminado a ayudar a la población local a generar su propia electricidad y a aumentar sus ingresos. GoodWe es una empresa dedicada a proveer soluciones fotovoltaicas de alta calidad para el desarrollo y construcción de proyectos como éste, contribuyendo así a un futuro en el que la energía renovable haga de la India y del mundo lugares más sustentables.

0 0

Ingeteam ha sido contratada por Ence para la operación y el mantenimiento de su planta de biomasa Enemansa de Ciudad Real, pionera en la utilización de orujillo, procedente del residuo de la oliva, para la generación de electricidad a gran escala. A través de esta actividad, la planta contribuye a la eliminación controlada y limpia del excedente de este producto autóctono propio de una zona olivera, lo que supone su revalorización y la creación de riqueza en el medio rural.

Ingeteam prevé la contratación de una treintena de personas para operar y mantener la planta, ubicada en el municipio de Villarta de San Juan.

Con una potencia instalada de 16 MW, la de Ciudad Real es la tercera planta de biomasa que Ingeteam opera y mantiene para Ence. También es adjudicataria de las plantas que la compañía tiene en La Loma, Jaén, y en Mérida; de 16 MW y 20 MW, respectivamente. Estos tres contratos sitúan la cifra global de potencia mantenida de Ingeteam en más de 12 GW.

La Fundación Renovables considera que el informe que la Comisión de Expertos para la Transición Energética hizo público el pasado lunes carece de ambición en los objetivos a 2030 que deben marcar la senda de las descarbonización de la energía en 2050, no aporta ni compromisos ni medidas concretas como requieren los retos planteados para nuestro país y que fruto del esfuerzo por lograr un consenso, en cualquier caso limitado, se diluyen las propuestas con demasiadas alternativas planteadas, con excesivos condicionantes que lo descartan como guía para afrontar la Transición Energética. En el plano positivo la Fundación Renovables destaca la importancia que se le da a la fiscalidad como herramienta de este proceso, fijación de un precio mínimo para el CO2, incremento de la fiscalidad de los carburantes y corrección de los desequilibrios existentes, pero aquí el informe tampoco detalla y concreta las medidas y deja abiertas demasiadas puertas. También se valora positivamente que se pida la supresión del “impuesto al sol” que dificulta, junto con otros elementos restrictivos del RD 900, el desarrollo del autoconsumo en nuestro país.

Para la Fundación Renovables lo más sorprendente del documento es la afirmación de que “no se han tenido en cuenta cambios en el comportamiento de consumidores” a la hora de fijar los escenarios, aunque en varias ocasiones se hable del papel de los ciudadanos “si reciben las señales de precio y regulatorias oportunas para reducir la demanda”. Para la Fundación el cambio de comportamientos de ciudadanos, empresas e instituciones es, precisamente, el pilar de un cambio de modelo energético y así lo desarrolla en su propuesta “Hacia una Transición Energética Sostenible” presentada hace tres semanas y, por tanto, tenía que haber sido tenido en cuenta como input en la elaboración de escenarios y fijación de objetivos.

En cuanto a los objetivos renovables sorprende a la Fundación Renovables que los expertos consideren complicado lograr el objetivo del 27% de cobertura de la demanda final con energías renovables a 2030, quizás como justificación para hablar que en sus dos escenarios estrella no pasa del 28,4% en el denominado Transición Sostenible o el 29,7% en de Generación Distribuida muy lejos  de la propuesta del Parlamento Europeo del 35%, y, por supuesto, del 50% que plantea la  Fundación Renovables en su propuesta y que ha demostrado que además de necesario es alcanzable. Llama la atención también sobre los objetivos ridículos de aporte renovable sobre generación de electricidad en las islas: Canarias un 23% y Baleares un 13%, cuando en ellas se dan las condiciones para ser mucho más ambiciosos.

En cuanto a las tecnologías, la apuesta renovable de los expertos se circunscribe a la fotovoltaica, que sin duda tendrá un papel preeminente como apunta el documento de la Fundación pero no se considera apropiado dejar al margen al resto de tecnologías. No tiene sentido que la eólica solo vaya a contar con 3.323MW adicionales 10 años después de las subastas cuando solo la necesaria repotenciación puede multiplicar por tres esa cantidad. La Fundación lamenta que el informe considere que “una elevada potencia renovable es un riesgo para el sistema”, lo que recuerda a amenazas de tiempos pasados que el tiempo demostró injustificadas.

En el ámbito medioambiental se considera inapropiado el optimismo en la consecución de reducir las emisiones sin medidas concretas del cumplimiento de los objetivos respecto al 2005. La internalización de costes medioambientales CO2, y su consideración que no afectan a la demanda se entiende al no ser trasladados de forma transparente al consumidor.

Por otra parte, aunque los expertos reconocen la necesidad de electrificar la demanda no fijan, una vez más, objetivos, lo que convierten este deseo en una simple declaración de intenciones. Coincide el informe con la propuesta de la Fundación Renovables, planteada desde su creación, de que las primas de las renovables deben ser pagadas por todos los vectores energéticos, pero no comparte en absoluto la otra posibilidad que plantean los expertos —que no se decantan por ninguna— que es su traslado a los Presupuestos Generales del Estado. Desde Fundación Renovables se insiste en que ese esfuerzo para conseguir un objetivo, que implica a todo el sector energético, hasta hoy soportado exclusivamente por los consumidores eléctricos, debe repartirse entre todos los vectores energéticos y especialmente por el uso de los combustibles fósiles.

En el tema nuclear la propuesta de los expertos choca con la de Fundación Renovables puesto que mientras los primeros piden prorrogar la vida útil de las centrales, el think tank renovable reclama su cierre al término de la vigencia de las actuales licencias de funcionamiento. Los expertos, eso sí, reconocen que es insuficiente la tasa sobre residuos, pero no mencionan cual es la solución para poder financiar el cierre, tratamiento de residuos y desmantelamiento de las centrales nucleares. La apuesta nuclear del Informe no cuantifica esa tasa ni señala cuáles son los costes para mantener competitiva a esta tecnología en relación con las renovables, pero recoge las tesis del Ministro de Energía de que su cierre supondría un aumento de la tarifa eléctrica de 2.000 o 3.000 M€ y justifica la apuesta por el hecho de no emitir CO2 sin referencia al problema medioambiental de los residuos ni del riesgo de dichas instalaciones. Sorprende la consideración de potencia firme y gestionable 100% que se le da a la generación nuclear.

Respecto a la movilidad la Fundación Renovables discrepa de la apuesta por el gas que descarta en su propuesta y echa de menos una cuantificación de la penetración del vehículo eléctrico y, en general, una profundización en el desarrollo de la movilidad sostenible en el ámbito urbano. Para la Fundación recuperar la dimensión humana de las ciudades en materia energética es básico y en el Informe no se habla ni de peatonalización, ni de bicicleta, ni de recuperación urbana.

Otros apuntes de la Fundación respecto a su valoración del Informe de la Comisión de Expertos:

  • Vivienda: las propuestas son mínimas pese a reconocer el desastre que supone que el 85% del parque inmobiliario de nuestro país tienen una calificación energética peor que la letra E. Solo hay una apuesta por un nuevo código de edificación y obligatoriedad del certificado energético, pero sin medidas específicas.
  • Pobreza energética: el Informe mantiene el Bono social (La Fundación propugna una tarifa social) reclaman difusión e información para que sea efectivo y aunque reconocen el mal estado de las viviendas no hay propuestas concretas.
  • Transición justa: El informe recoge la postura de la OIT de salvaguardar los intereses de los trabajadores de la minería, mientras que la Fundación considera que lo prioritario es que la transición sea justa para el conjunto de la sociedad, necesitamos un pacto global para poder cambiar en profundidad el actual modelo.

Por último, la Fundación Renovables no concibe como a la hora de “asegurar inversiones de largo plazo” no se haga ninguna mención al expolio que han sufrido los inversores en renovables mientras se ha abierto el camino a la consolidación de inversiones reguladas como producto financiero. No es de recibo que, con la extrema volatilidad que hemos tenido en el sector energético en los últimos 10 años, los expertos no sean capaces de mencionar en las quinientas páginas ni una línea sobre la necesidad de erradicar la inseguridad jurídica de la regulación y revertir los daños que dicha inseguridad ha causado, reivindicación que sí asume la Fundación Renovables como condición ineludible en la transición energética.

0 36

En todo el mundo, hay operativas más de 3.500 centrales eléctricas de biomasa, que generan electricidad y calor a partir de biomasa sólida, alcanzando una potencia instalada de 52,8 GWel. En un año, se han puesto en marcha 200 plantas de biomasa con una potencia conjunta de casi 3 GWel. Las tasas de crecimiento significativas en Asia están compensando el desarrollo menos dinámico en los mercados clave europeos. Al mismo tiempo, la consolidación y la globalización continuaron entre los proveedores de tecnología en 2017. Estos son algunos de los resultados de un reciente informe de mercado de ecoprog, llamado Biomass to Power.

El mercado de las centrales eléctricas de biomasa está estimulado principalmente por los subsidios a las energías renovables, especialmente en Europa, donde ya se habían introducido los primeros esquemas de apoyo para la generación de electricidad a partir de biomasa sólida en los años noventa.

Por el contrario, la disponibilidad de combustible es el factor determinante en Norteamérica y Latinoamérica, así como en muchos mercados asiáticos, ya que los niveles de subsidio son a menudo más bajos que en Europa. Norteamérica y Europa utilizan principalmente madera para generar energía, mientras que los países de Latinoamérica queman principalmente bagazo, un residuo de la industria de la caña de azúcar. Residuos agrícolas tales como la paja, la cáscara de arroz y racimos de frutas vacías de la industria del aceite de palma son los principales combustibles en Asia.

Lo que todas las plantas tienen en común es su intensa utilización del calor residual (cogeneración). Alrededor del 60% de las plantas de biomasa se encuentran en emplazamientos industriales. Muchas de ellos se alimentan con residuos de producción local (racimos de fruta de aceite de palma, bagazo, residuos de procesamiento de madera) y, a su vez, entregan calor al proceso de producción. Alrededor del 30% de todas las instalaciones están conectadas a redes de calefacción urbana; la mayoría de ellos se encuentran en regiones más frías, como Europa Central y Escandinavia. Alrededor del 10% de las plantas de biomasa solo generan eléctricidad y no usan su calor residual, muchas de ellos están ubicadas en China, donde la utilización del calor residual no es un requisito para obtener subsidios.

El desarrollo del mercado depende de qué cómo de rentables sean los subsidios a las energías renovables, especialmente en Europa. Muchos mercados están saturados después de muchos años de subsidios, lo que hace que la construcción de nueva potencia solo valga la pena con la concesión de subsidios más generosos. Además, Europa tiene menos residuos agrícolas que se puedan utilizar para la recuperación térmica que otras regiones.

Como las plantas ya existentes funcionan con altos costes operativos, muchos países europeos están reduciendo los subsidios a las energías renovables. Por ejemplo, Reino Unido decidió no seguir organizando rondas de asignación de energías renovables después de 2019. En septiembre de 2017, Polonia pospuso su muy anticipada subasta de biomasa indefinidamente. Esta subasta se planificó inicialmente para octubre de 2017. Rumania tampoco parece considerar la reintroducción de los subsidios a las renovables.

Otros países europeos, sin embargo, están fortaleciendo el apoyo de a las renovables. Holanda decidió un plan de apoyo de 8.000 M€ para 2018, que es tanto como en 2017. Finlandia va a establecer un nuevo sistema de subastas en 2018/2019, que también incluirá a las producción de electricidad con biomasa.

A nivel mundial, los sistemas de subsidios no cambiaron significativamente en el último año. Sin embargo, Argentina debe mencionarse como un caso especial: en 2017, el país aprobó subsidios para 14 centrales de biomasa con una potencia de 117 MWel y también anunció la próxima subasta para 2018.

El mercado mundial de BMPP continuará desarrollándose dinámicamente hasta 2026. En todo el mundo, se construirán otros 2.000 BMPP con una capacidad instalada de más de 25 GWel. Alrededor del 50% de este aumento ocurrirá en Asia y especialmente en los mercados clave de China e India. América del Norte y América del Sur seguirán siendo mercados atractivos para la generación eléctrica de biomasa sólida, principalmente Brasil, Canadá y Estados Unidos. Sin embargo, el nivel general de subsidios en Europa continuará disminuyendo a la luz de los altos costos y los aspectos ecológicos (sostenibilidad). Europa se convertirá en un mercado menos dinámico.

Como resultado de las tendencias descritas anteriormente, la consolidación y la globalización de los proveedores de tecnología continuó en 2017. Por ejemplo, Amec Foster Wheeler Group (hoy Wood Group) con sede en Reino Unido vendió su negocio de combustión en lecho fluidizado al proveedor de tecnología japonés Sumitomo. El proveedor danés de tecnología Burmeister & Wain Scandinavian Contractor, parte del grupo japonés Mitsui Group, se hizo cargo del fabricante de plantas con problemas financieros Burmeister & Wain Energy. El proveedor danés de tecnología Babcock & Wilcox Vølund recibió un programa de reducción de costes de la empresa matriz estadounidense Babcock & Wilcox, que incluyó el despido del 30% del personal.

La solar fotovoltaica se ha convertido en el tipo de generación de electricidad más popular del mundo, con más potencia de energía solar fotovoltaica instalada que de cualquier otra tecnología de generación, de acuerdo con GlobalData.

La última actualización del informe GlobalData Power Attractiveness Index (GPAI) confirma que en todo el mundo se instalaron aproximadamente 72 GW de nueva potencia solar fotovoltaica en 2016. La energía eólica ocupó el segundo lugar con 53 GW, seguida por el carbón con 52 GW, el gas con 41 GW, y la hidroeléctrica con 31 GW.

 

China e India ocupan los dos primeros lugares en el índice general de atractivo del mercado energético, como los mercados más lucrativos a corto plazo. A ellos le siguen EE.UU., Turquía, Alemania y Brasil.

China lanzó su último plan quinquenal de desarrollo energético detallando el objetivo del país de invertir alrededor de más de 363.000 M$ hasta 2020 en el desarrollo de recursos de energía renovable. Ankit Mathur, Power Practice Head de GlobalData, comenta: “Si se sigue el programa de desarrollo de energía planificado, las energías solar, hidráulica y eólica serían las mayores beneficiarias. También apoyarían la reciente promesa de China de detener la producción y las ventas de vehículos tradicionales en las próximas décadas.”

EE.UU. ha perdido terreno en el índice, debido a un cambio en la política energética bajo el mandato del Presidente Donald Trump. El gobierno de Trump ha emitido órdenes para revertir muchas de las políticas de la administración anterior sobre cambio climático, reactivar la industria del carbón de EE.UU. y revisar el Plan de Energía Limpia, que requiere que los estados reduzcan las emisiones de carbono de las centrales eléctricas.

El mercado de Reino Unido perdió atractivo tras el Brexit, por la incertidumbre acerca de los impactos de la decisión del país de abandonar la Unión Europea. Mathur, continúa: “Junto con EE.UU., el mercado de Reino Unido también ha perdido atractivo después del Brexit. Sin embargo, una serie de mercados del sudeste asiático muestran progreso con un alto atractivo de mercado debido a sus sólidos fundamentos de crecimiento y a la ampliación de la capacidad total de producción.”

La eólica marina flotante ya no es una tecnología confinada al laboratorio, es una tecnología viable, lista para ser lanzada a escala industrial, según el último informe de WindEurope, “Unleashing Europe’s offshore wind potential”. Una de las ventajas clave de la eólica marina flotante es que los aerogeneradores están situados más lejos de la costa, en zonas con velocidades de viento promedio más altas, sin restricciones de profundidad. Los aerogeneradores pueden ser significativamente más grandes en instalaciones flotantes y los costes de construcción, instalación, operación y mantenimiento podrían ser menores que en sitios fijos. Aprovechando la eólica marina flotante, los promotores pueden utilizar áreas más grandes, evitando los efectos de estela entre aerogeneradores próximos u otros parques eólicos. De este modo, se puede mejorar la potencia para aumentar la generación de electricidad, permitiendo reducir los costes en un 10% en 2020 y en un 25% en 2030.

 

La eólica marina flotante ofrece un enorme potencial de crecimiento. El 80% del recurso eólico marino está localizado en los mares europeos en aguas de profundidades iguales o superiores a 60 m, donde los sistemas eólicos marinos tradicionales fijados al fondo marino son menos atractivos desde el punto de vista económico. Con 4.000 GW, la UE acoge más del 50% del potencial mercado eólico marino flotante mundial, lo que es muy superior al recurso potencial de EE.UU. y Japón juntos.

Aprovechar este recurso inagotable será clave para ampliar la potencia eólica marina mundial y apoyar a la UE para alcanzar el objetivo del 27% de energía renovable para 2030. Como pone de manifiesto el último informe de WindEurope, la eólica marina en su conjunto podría generar entre 2.600 TWh y 6.000 TWh al año a un coste competitivo, 65 €/MWh o inferior, representando entre el 80% y el 180% de la demanda total de electricidad de la UE. Leer más…

Artículo publicado en: FuturENERGY Junio 2017

0 5

Grupo Aresol ha adquirido Biomasa Cinco Villas, una planta de generación de electricidad y calor mediante gasificación de biomasa ubicada en la localidad zaragozana de Ejea de los Caballeros. La factoría es capaz de procesar al año 27.000 toneladas de biomasa forestal con las que produce hasta 16.000 MWh al año, es decir, el equivalente al consumo energético que precisan 5.000 familias durante ese tiempo.

Además, esta energía se obtiene reduciendo notablemente el impacto medioambiental, ya que se evita la emisión a la atmósfera de 5.600 toneladas de CO2 al año en comparación con otros procesos. En esta planta, de 2 MW de potencia y ubicada en una parcela de 7.000 m2 en el Polígono Industrial Valdeferrín, trabajan 14 empleados de alta cualificación que se suman ahora a los 70 trabajadores que integraban ya la empresa de energías renovables riojana.

 

Energía mediante la gestión de biomasa forestal

Para su actividad, la factoría aragonesa emplea fundamentalmente troncos de pino procedentes de los montes de la región, aunque también  puede utilizar otras especies como chopo, haya, encina o roble, por ejemplo.

La obtención de la energía se basa en la descomposición de la biomasa a elevada temperatura y sin oxígeno, mediante un proceso de gasificación, denominado pirolisis. Esto genera un gas de síntesis que, una vez enfriado y depurado, puede ser utilizado en motores de combustión interna eléctrica o térmica. La energía eléctrica pasa a la red de distribución, y la térmica, o bien se emplea en el proceso productivo de la propia planta, o se exporta a empresas cercanas a través de una red eficiente de calor.

Además, la factoría optimiza los residuos forestales de este proceso, con los que fabrica y vende hasta cuatro toneladas anuales de briquetas de madera (bloques de biomasa sólida, un material totalmente ecológico y renovable), para su uso en calderas domésticas e industriales.

0 0

A raíz de la integración de la impresión 3D como parte de su cartera de servicios digitales, Siemens ha logrado un gran paso adelante con la primera instalación comercial exitosa y posterior uso continuado con seguridad de una pieza impresa en 3D en una central nuclear. Debido a los estrictos requisitos de seguridad y fiabilidad del sector nuclear, obtener esta cualificación representa un logro significativo.

La pieza de sustitución fabricada para la central nuclear de Krško, en Eslovenia, es un impulsor para una bomba de protección contra incendios que se encuentra en funcionamiento rotativo constante. La bomba de agua proporciona presión para el sistema de protección contra incendios de la central. El impulsor original llevaba en funcionamiento desde la puesta en servicio de la central en 1981, y su fabricante original ya ha cesado su actividad. Las piezas obsoletas y que no son de fabricantes de equipos originales resultan especialmente adecuadas para esta nueva tecnología, ya que tanto las piezas como sus diseños son prácticamente imposibles de obtener. Así, esta tecnología permite a las centrales veteranas seguir en funcionamiento y alcanzar o, como en el caso de Krško, incluso superar su vida útil prevista.

 

El equipo de expertos de Siemens en Eslovenia creó un “gemelo digital” de la pieza mediante ingeniería inversa. Las instalaciones de fabricación aditiva (AM) de la empresa en Finspång (Suecia), aplicaron a continuación su avanzado proceso de AM utilizando una impresora 3D para fabricar la pieza.

Satisfacer los estrictos requisitos de calidad y seguridad de la central nuclear de Krško requirió muchos ensayos, realizados en colaboración con el equipo de operaciones de Krško a lo largo de varios meses, para garantizar que la nueva pieza 3D ofreciera un funcionamiento seguro y fiable. Otros ensayos de materiales de un instituto independiente, así como un análisis mediante tomografía computarizada, mostraron que las propiedades materiales de la pieza 3D eran superiores a las de la pieza original.

La central nuclear de Krško se encuentra entre las más destacadas de Europa según el Grupo de Reguladores Europeos de Seguridad Nuclear en términos de seguridad, de acuerdo con evaluaciones motivadas por el accidente en Fukushima. Suministra más de un cuarto de la electricidad de Eslovenia y un 15% de la de Croacia, por lo que es de importancia vital para la región. Durante más de una década, Siemens ha estado realizando modificaciones activamente y proporcionando servicios ajenos a la parte nuclear de esta central, incluyendo turbinas, generadores y equipamiento auxiliar.

Siemens dirige una instalación de AM puntera en Finspång, donde lleva mejorando esta tecnología desde 2009. Siemens usa ampliamente la AM para crear prototipos rápidamente y ha introducido soluciones de producción en serie para fabricar con rapidez mezcladores de combustible y para reparar velozmente boquillas de quemador en turbinas de gas de tamaño medio. El primer componente de quemador impreso en 3D para una turbina de gas de trabajo pesado de Siemens lleva en funcionamiento comercial de manera exitosa en una planta eléctrica de Brno (República Checa) desde junio de 2016. Ha alcanzado el equivalente a 1.600 horas de servicio sin provocar ninguna parada forzada. Para la producción de piezas en turbinas de gas industriales, los beneficios de la AM de Siemens incluyen una reducción de en torno al 50% en los plazos de producción y de un 75% en los plazos de desarrollo. Siemens ha anunciado recientemente que ha completado sus primeros ensayos con motores a plena carga para álabes de turbina de gas fabricados totalmente con tecnología AM.

Minesto y Stena Line han firmado un acuerdo en el que Stena Line se ha comprometido a construir un salón de asambleas en su propiedad del puerto de Holyhead, Gales. El salón de asambleas será arrendado a Minesto y utilizado para el próximo lanzamiento de Deep Green, la tecnología única de Minesto para la producción de electricidad a bajo coste a partir de corrientes submarinas lentas.

La primera planta comercial para la producción de energía se instalará cerca de la costa de Holyhead Deep en Gales del Norte. La compañía anunció recientemente sus planes para expandir la potencia instalada del proyecto de 10 MW a 80 MW. Esta ampliación permitiría a las plantas de Minesto suministrar electricidad local, segura y renovable a unos 80.000 hogares galeses.

 

El salón de asambleas en el puerto de Holyhead es una parte clave de este proceso, permitiendo el montaje, servicio y mantenimiento de las plantas de producción de energía en el puerto de Holyhead.

Stena Line ha estado activa en Holyhead durante muchos años, como dueño del puerto y a través de los servicios de transbordadores de la compañía en el mar de Irlanda, con cinco rutas que conectan Irlanda y Gran Bretaña.

Está programado que la construcción del salón de asambleas concluya en junio de 2017.

COMEVAL