Tags Posts tagged with "hidrógeno"

hidrógeno

Aunque para muchos el uso de hidrógeno como fuente de energía parezca todavía un hecho de ciencia ficción, Fronius lleva 15 años investigando las posibilidades de este gas en su camino hacia 24 horas de sol, un mundo en el que el 100% de la energía sea renovable.

Una buena forma de sustituir a las fuentes energéticas fósiles es aportar una dosis de energía renovable a la movilidad. Combinando la tecnología de hidrógeno y el almacenamiento por batería nos podemos beneficiar de las ventajas de ambos sistemas, promoviendo así una movilidad sostenible de 24h de sol.

El uso de hidrogeno permite tiempos de repostaje más cortos y mayor autonomía para la movilidad eléctrica, haciendo que sea aún más competitiva frente a las fuentes energéticas fósiles.

A todo ello hay que sumar que en la generación de hidrógeno (la electrólisis permite obtener hidrógeno y oxígeno a partir de agua por medio de una corriente eléctrica) y durante la reconversión del gas en energía (la pila de combustible vuelve a generar energía y calor en base al hidrógeno y al oxígeno), también se genera calor residual que se puede aprovechar, sobre todo, en el sector industrial.

Además, Fronius está investigando la posibilidad de aprovechar el hidrógeno para el almacenamiento estacional de energía renovable.

La realidad es que existen surtidores de H2 para vehiculos, pero este hidrogeno está generado a partir de fuentes energéticas fósiles, por lo que se aleja mucho de la idea de movilidad sostenible. Fronius desarrolla y comercializa soluciones integrales inspiradas en tecnología fotovoltaica para ayudar a la descarbonización y ofrecer una solución sostenible.

Uno de sus proyectos piloto consiste en una instalación interna de repostaje para vehículos públicos e industriales en la sede de Thalheim, en Austria. Ahí, se genera hidrógeno ecológico utilizando energía fotovoltaica con ayuda de un electrolizador de alta presión. Este hidrógeno sirve a su vez para repostar vehículos y se puede almacenar temporalmente en botellas de acero. La instalación permite también reconvertir en energía el H2 almacenado a través de una pila de combustible.

“En el futuro, nos gustaría poder garantizar el almacenamiento estacional de la energía fotovoltaica generada en el sector doméstico durante los meses de verano, para después consumirla durante el invierno. Aunque por el momento estos proyectos están muy lejos de la realidad, seguimos invirtiendo en ello. Porque no solo queremos vivir la revolución energética, sino ser parte activa de ella para acercarnos a nuestra visión de 24 horas de sol”
afirma Thomas Rührlinger de Fronius International GmbH

Coradia iLint, el primer tren propulsado por pilas de hidrógeno con servicio para pasajeros ya está en funcionamiento. A partir de esta semana, y coincidiendo con la inauguración de Innotrans, el tren de hidrógeno desarrollado por Alstom, ha comenzado a prestar servicio comercial regular con pasajeros en la red regional de Elbe-Weser (Baja Sajonia). Se trata de un modelo dotado de pilas de combustible que transforman el hidrógeno y el oxígeno en electricidad, aportando una alternativa libre de emisiones para líneas no electrificadas, donde hasta ahora solo podían circular trenes diésel.

Los dos primeros trenes con esta tecnología circulan ya por el corredor alemán Elbe-Weser. A partir de 2021, entrarán en circulación otras 14 unidades del Coradia iLint, para reemplazar completamente a la actual flota diésel actual del operador EVB.

El Coradia iLint es un modelo único por su combinación de diferentes elementos innovadores: conversión de energía limpia, almacenamiento flexible de la energía, y gestión inteligente tanto de la potencia tractora como de la energía disponible. Cuentan con una autonomía de 1.000 km y una velocidad máxima de 140 km/h.

Pilas de combustible y eficiencia energética

Las pilas de combustible son el eje central del sistema, la fuente de energía primaria para propulsar el tren. Éstas son alimentadas a demanda con hidrógeno, y los trenes son propulsados por equipos de tracción eléctricos. Las pilas de combustible proporcionan electricidad, gracias a la mezcla del hidrógeno -almacenado en los depósitos- con el oxígeno -del aire exterior-. En este proceso, lo único que se emite es vapor de agua y agua condensada, no se generan gases ni partículas contaminantes.

La eficiencia del sistema también se basa en el almacenamiento de energía en baterías de ion de litio de alto rendimiento. La batería almacena energía de las pilas de combustible cuando ésta no se necesita para la tracción, o de la energía cinética durante el frenado eléctrico, permitiendo así suministrar energía de apoyo durante las fases de aceleración. Durante las fases de frenado las pilas de combustible se desactivan casi por completo. El sistema de tracción recoge la electricidad generada por los motores en “modo generador” aprovechando la energía cinética del vehículo durante su frenado.

El Coradia iLint está basado en la probada plataforma de trenes regionales Coradia Lint, sobre la que se ha remplazado la tracción diésel por la tecnología de hidrógeno. Las prestaciones del nuevo iLint son equiparables a las de última generación de trenes regionales de tracción diésel, tanto en aceleración y frenado como en velocidad máxima (140 km/h) y autonomía (hasta 1.000 kilómetros). Puede transportar hasta 300 pasajeros.

0

La AeH2, Asociación Española del Hidrógeno, ha mostrado su compromiso con el desarrollo e implementación de la tecnología del hidrógeno a través de la firma de la Iniciativa del Hidrógeno (“Hydrogen Initiative”) en la “High-Level Energy Conference”, celebrada el pasado día 17 en Linz, Austria.

El objetivo de los representantes europeos es maximizar el gran potencial de esta tecnología para la descarbonización de múltiples sectores. De este modo, los diferentes miembros coincidieron en la importancia de cumplir los objetivos establecidos por el Acuerdo de París y el gran potencial del hidrógeno renovable como una solución de almacenamiento de energía, así como un vector energético sostenible y cero emisiones.

Esta iniciativa hace énfasis en que, debido al continuo progreso en la automatización y digitalización en la industria, el sector energético ha de prepararse para los nuevos desafíos relacionados con la demanda energética, uso, transporte y almacenamiento.

A raíz de esta iniciativa, las entidades firmantes se comprometen a esforzarse en maximizar sinergias, a través de la cooperación regional y multilateral, mediante el intercambio de conocimientos tecnológicos, datos, resultados y mejores prácticas, para así acelerar el crecimiento e integración de las energías renovables en el mercado energético.

“Nuestro papel, como firmante de la “Hydrogen Initiative”, es mostrar el compromiso de la Asociación y de todos nuestros socios por el desarrollo e impulso del hidrógeno, como vector energético clave en la transición energética”, afirmó Javier Brey, presidente de la AeH2.

Los automóviles de hidrógeno, que basan su funcionamiento en la generación de electricidad a través de una pila de combustible, cuentan con el distintivo “cero emisiones”. Este nivel está compuesto por automóviles que no emiten C02 a la atmósfera y no resultan perniciosos para la contaminación del aire.
Este tipo de vehículos dan respuesta a diversos planes de movilidad que tienen como fin la reducción de la contaminación, como sucede en Madrid. Pero, además de suponer un importante impulso para el medio ambiente, la industria del hidrógeno podría tener beneficiosas repercusiones en el terreno económico, social y medioambiental, según el análisis realizado por la AeH2, Asociación Española del Hidrógeno, y presentado hoy en el encuentro “Hidrógeno: clave en la transición energética”.

De esta manera, se estima que, en 2030, podría alcanzar un volumen de negocio de 1.300 m€ al año, y la creación de 227.000 puestos de trabajo.

Asoc_Esp_Hidrogeno_infografia

En el terreno medioambiental, su utilización conllevaría el ahorro de 15,12 millones de toneladas de C02 anualmente, gracias a la estimación de 140.000 vehículos que poblarán nuestras carreteras dentro de doce años. Así, se confirma el papel esencial de los vehículos eléctricos de pila de combustible (FCEV, por sus siglas en inglés) en la descarbonización del sector transporte.

En la actualidad, aproximadamente, 200 entidades trabajan para que estas estimaciones se convierten en una realidad con una inversión acumulada de 3.560 millones de euros a 2030”, ha afirmado Javier Brey, presidente de la Asociación Española del Hidrógeno.

Abengoa participa en el proyecto europeo Grasshopper (GRid ASsiSting modular HydrOgen Pem PowER plant), liderando el diseño, construcción y pruebas de una planta piloto, para su posterior escalado a MW. El objetivo de este nuevo proyecto no es otro que la creación de una nueva generación de plantas de potencia basadas en pilas de combustibles (FCPP: Fuel Cell Power Plant) aptas para una operación flexible para el soporte de la red. La planta de potencia utilizará hidrógeno verde y lo convertirá en electricidad y calor sin emisiones. Dadas las fluctuaciones en la energía procedente de las fuentes renovables,  este tipo de plantas puede contribuir cada vez más a un suministro estable de energía.

En el consorcio de este proyecto participan, además de Abengoa, INEA -Informatizacija Energetika Avtomatizacija, Johnson Matthey Fuel Cells Limited (JMFC), Nedstack Fuel Cell Technology B.V., Politécnico di Milano (Polimi) y Zentrum für Brennstoffzellen Technik Gmbh (ZBT).

El desarrollo de un sistema de pila de combustible, con considerables innovaciones en las membranas y otros componentes, se realizará mediante modelado, experimentos y experiencia industrial de JMFC, ZBT y Nedstack. Polimi prestará apoyo en el proceso de toma de decisiones mediante actividades de modelado y optimización. La implementación de la funcionalidad de la red inteligente dentro del control e integración de la FCPP, será realizada por INEA.

La unidad de demostración utilizará el excedente de hidrógeno producido en una moderna planta de cloro situada en Delfzijl, donde Akzo Nobel y Nedstack han estado probando tecnología de pilas de combustible durante 10 años.

La reunión de lanzamiento del proyecto Grasshopper tuvo lugar a principios de enero de este año  en las instalaciones de Akzo Nobel, en Delfzijl, con la participación de todos los socios del consorcio, así como los miembros del consejo consultivo y representantes de la Fuel Cells and Hydrogen 2 Joint Undertaking (FCH JU), asociación público-privada que apoya las tecnologías de energía de pilas de combustible e hidrógeno en Europa. En este emplazamiento es donde tendrá lugar la fase de demostración del proyecto hasta su terminación.

El consejo consultivo del proyecto estará formado por miembros de Akzo Nobel Industrial Chemicals B.V, Tennet TSO B.V, SWW Wunsiedel y participantes del consorcio GOFLEX, que será consultado en la fase de proyecto.

Coordinado por INEA, el proyecto Grasshopper tendrá una duración de 36 meses en los que contará con un presupuesto total de 4,4 M€. Este proyecto ha sido financiado por la Fuel Cells and Hydrogen 2 Joint Undertaking bajo acuerdo firmado número 779430. Este organismo recibe apoyo del programa marco Horizonte 2020 de investigación e innovación de la Unión Europea.

El consejero delegado de Enagás, Marcelino Oreja, y el presidente de Redexis Gas, Fernando Bergasa, han firmado hoy un acuerdo para impulsar el hidrógeno renovable mediante la creación de ‘H2Gas’, cuyo objetivo será el desarrollo tecnológico y la promoción de infraestructuras de producción y transporte de hidrógeno generado a partir de energías renovables.

Bajo el marco de ‘H2Gas’, Enagás y Redexis Gas están ultimando un primer proyecto que consistirá en el desarrollo de la tecnología necesaria para producir hidrógeno renovable para su uso en los sectores industrial y de la movilidad. Además, ambas compañías trabajarán conjuntamente en el avance y desarrollo de la introducción del hidrógeno renovable en la red de transporte y distribución de gas. El proyecto contempla el uso de la tecnología ‘Power to Gas’, que permite generar hidrógeno a partir de agua y electricidad e inyectarlo a la red de gasoductos, ya sea directamente o convertido en gas natural sintético o biometano.

En un contexto de transición energética, el hidrógeno renovable se está posicionando como un nuevo vector energético global con grandes posibilidades de futuro, ya que puede transformarse en varias formas de energía: electricidad, gas sintético o calor y cuenta con múltiples aplicaciones. El hidrógeno renovable permite nuevas conexiones entre la demanda y oferta de energía que dotan de flexibilidad al sistema energético.

Desde el punto de vista medioambiental, es una fuente de energía clave para reducir las emisiones de CO2, en línea con los objetivos del Acuerdo de París. Además, supone una opción viable en el corto plazo gracias a la utilización adaptada de la red de infraestructuras gasistas, que ya está preparada para almacenar y transportar tanto gas natural como gases de origen renovable.

La participación de Enagás en ‘H2Gas’ se enmarca dentro de su Programa de Emprendimiento Corporativo e Innovación Abierta, Enagás Emprende, y supone un paso más en su compromiso de contribuir al desarrollo de un modelo bajo en carbono. La compañía también ha liderado Renovagas, un proyecto de I+D pionero en Europa que ha supuesto el diseño, la construcción y experimentación de una planta piloto de 15 kW para la generación de gas natural sintético a partir de biogás e hidrógeno. Actualmente, Enagás también participa en otras iniciativas para promover el uso de estos gases renovables.

Por su parte, Redexis Gas, a través del proyecto ‘H2Gas’, avanza en su estrategia de apostar e invertir en I+D en proyectos basados en energías sostenibles que propicien la innovación tecnológica y promuevan la sostenibilidad energética y medioambiental. De este modo, podrá dar cabida al desarrollo de nuevas tecnologías relacionadas con el hidrógeno renovable como nuevo vector energético. Redexis Gas mantiene una firme apuesta por el impulso del hidrógeno a futuro, siendo miembro del patronato desde 2015 de la Fundación para el Desarrollo de las Nuevas Tecnologías del Hidrogéno en Aragón.

Siemens junto a Ballard Power Systems Inc., un fabricante canadiense de pilas de combustible, trabajan en el desarrollo conjunto de un accionamiento con pila de combustible para la plataforma de trenes Siemens Mireo. Trabajando de manera conjunta, las dos compañías quieren desarrollar una nueva generación de pila de combustible con un ciclo de vida especialmente largo y una alta densidad de potencia, así como una mayor eficiencia. RWTH Aachen University es un socio en el proyecto de investigación. El Ministerio Federal Alemán de Transporte e Infraestructura Digital (BMVI) apoyará a Siemens y RWTH Aachen con una financiación de aproximadamente 12 millones de euros como parte del “Programa Nacional de Innovación en Tecnología de Celdas de Hidrógeno y Combustible” del Ministerio. El programa será coordinado por la Organización Nacional de Tecnología de Hidrógeno y Celdas de Combustible (NOW GmbH).

El objetivo a largo plazo de esta cooperación es desarrollar un sistema de tracción modular y escalable con celdas de combustible que se integrarán en la plataforma ferroviaria Mireo. Con un sistema de este tipo, Mireo puede operar de manera flexible de varias formas: batería, con catenaria y en rutas sin catenaria, con la ayuda de trenes impulsados por hidrógeno. La tecnología de la celda de combustible estará lista para el servicio en 2021, y su integración en otras plataformas de vehículos vendrá a continuación.

La nueva plataforma regional y de cercanías Mireo de Siemens fue especialmente desarrollada para operaciones sostenibles y flexibles, y está predestinada para probar en ella un nuevo sistema de transmisión alternativo. Gracias a su construcción liviana, componentes de bajo consumo de energía y gestión inteligente de sistemas eléctricos, Mireo consume hasta un 25% menos de energía en comparación con los trenes con capacidad de pasajeros similar.

El proyecto Everywh2ere -dentro del programa Horizonte 2020,con el que la Unión Europea promueve proyectos de innovación que aseguren el desarrollo sostenible y la competitividad de la economía europea-, desarrollará generadores eléctricos que producirán electricidad a partir del hidrógeno en lugar de con la combustión de fuel. De esta manera, se eliminarán las emisiones de CO2, el ruido y los humos que producen los grupos electrógenos que existen actualmente, mejorando su sostenibilidad medioambiental y haciéndolos aptos para entornos en los que hasta el momento no podían emplearse.

Los doce socios* que forman el consorcio proceden de diversas especialidades, – suministro de hidrógeno, fabricación de motores, consultoría medioambiental o la construcción…-, lo que permitirá generar sinergias para adaptar la tecnología de los motores de hidrógeno que actualmente se usan en barcos y camiones, a su empleo en obras civiles, festivales de música, eventos públicos urbanos, situaciones de emergencia , catástrofes naturales, edificios donde no pueda haber cortes de electricidad (como hospitales, centros de datos, …)

El proyecto, con una duración de cinco años y un presupuesto de aproximadamente 7 millones de euros, tiene como objetivo desarrollar 8 equipos autónomos de generación eléctrica con hidrógeno, de diversas potencias (100 KW y 25 KW) para testar su empleo a partir de 2020 entre otros en varios festivales musicales, y en obras civiles de Acciona, tales como carreteras y túneles, de cara a extrapolar la experiencia a su uso comercial a partir de 2023.

*Los socios que participan en el proyecto EVERYWH2ERE junto con ACCIONA son: PowerCell D’Appolonia; Teknologian Tutkimuskeskus; Genport SRL, Swiss Hydrogen SA ; Mahytec SARL ; Fundación para el Desarrollo de las Nuevas Tecnologías del Hidrógeno en Aragón ; Delta1; Parco Scientifico e Technologico per l’Ambiente – Parque del Medio Ambiente SPA; ICLEI European Secretariat GMBH y Linde Gas. El Proyecto ha recibido fondos del programa Horizonte 2020 a través del contrato de subvención 779606.

Los automóviles equipados con motores eléctricos u otras soluciones de accionamiento alternativas están haciendo incursiones importantes. Los científicos del Centro de Investigación de Energía Solar e Hidrógeno Baden-Württemberg (ZSW) se propusieron desarrollar una estación de servicio adecuada para estos vehículos. Lanzado a mediados de febrero de 2018, este proyecto va a crear una ‘bomba’ de combustible para el futuro. Este dispensador entregará energía eléctrica renovable, hidrógeno y metano de la manera más eficiente, rentable y orientada a los objetivos posible. El Ministerio Federal de Asuntos Económicos y Energía financia este proyecto con alrededor de 1,3 M€. Se ejecutará durante cinco años como parte del QUARREE 100, una iniciativa para probar el suministro de energía totalmente renovable de un barrio urbano.

La movilidad vehicular seguramente cambiará notablemente en los próximos años. Muchos más autos funcionan con electricidad eólica y solar estarán pronto en las carreteras. Lo mismo ocurre con los vehículos de pila de combustible alimentados con hidrógeno renovable y vehículos de gas natural que funcionan con metano, otro combustible respetuoso con el clima producido mediante energía solar. La red de puntos de recarga y estaciones de servicio de hidrógeno se está expandiendo a gran escala. Algunas estaciones suministran electricidad e hidrógeno, pero ninguna suministra energía eléctrica, hidrógeno y metano. ZSW pretende cambiar eso con este proyecto.

Uso escalonado de energías renovables

Lo que los científicos de Stuttgart tienen en mente es desarrollar un dispensador de energía múltiple. La idea es usar la red eléctrica para cargar las baterías de los vehículos eléctricos con electricidad renovable procedente de parques eólicos y similares. Una batería estacionaria grande almacenará la energía no utilizada cuando el suministro es mayor que la demanda, y la dispensará cuando la demanda sea mayor que la oferta. “Si la batería está llena y la recarga de los vehículos eléctricos no puede agotarla, esta electricidad verde se convertirá en hidrógeno en un segundo paso,” explica el Dr. Ulrich Zuberbühler de ZSW. Los vehículos de pila de combustible funcionan con este tipo de energía. Y si la producción de hidrógeno excede la demanda, el excedente de gas entra en un tanque de almacenamiento.

La estación de servicio del futuro incluirá una tercera etapa para producir metano cuando el tanque de almacenamiento de hidrógeno esté lleno y la demanda de los vehículos de pila combustible sea baja. Luego se agregará CO2 al hidrógeno para convertirlo en metano. Ambos gases reaccionan en un catalizador para formar metano. Este combustible es el componente principal del gas natural, por lo que los automóviles de gas natural pueden usarlo fácilmente. Si el reabastecimiento de combustible de los automóviles no agota el suministro de metano, el excedente de gas se almacena y luego se canaliza a la red de gas natural cuando el tanque de almacenamiento se llena.

Con nuestro proyecto, el acoplamiento de la red eléctrica con la movilidad no se limitará a los vehículos eléctricos“, explica Zuberbühler. “Otras unidades de combustibles alternativos también se beneficiarán de eso.

Los investigadores de ZSW están hablando sobre el uso escalonado de la energía renovable. Su prioridad es aprovechar al máximo los recursos al minimizar las pérdidas de energía. La primera etapa es la primera opción y permanece así hasta que se agote su potencial. El uso más eficiente de la electricidad regenerativa es alimentar los motores eléctricos. No se pierde una parte de la energía en la conversión y la pérdida del almacenamiento en las baterías no supera el 10%. Las etapas dos y tres, la conversión a hidrógeno y luego a metano, son solo una opción una vez que se ha satisfecho la demanda de energía eléctrica. La energía eléctrica puede convertirse en hidrógeno con una eficiencia de alrededor del 75%; la cifra para el metano es de aproximadamente el 60%. Estos gases son depósitos de energía de pérdida cero a largo plazo. La eficiencia aumenta en unos pocos puntos porcentuales cuando se utiliza el calor residual generado durante el proceso de conversión.

zsw-2

Esfuerzos para mejorar los componentes

Con este proyecto, ZSW tiene como objetivo mejorar la eficiencia, la vida útil y la rentabilidad de los dos componentes principales, un electrolizador alcalino de alta presión y un reactor de metanación de placas. Los científicos quieren avanzar en el estado del arte para ambos en una escala de 100 kW. La electrólisis y la síntesis de metano tendrán que realizarse por separado, lo que requiere alguna forma de de almacenamiento intermedio de hidrógeno. El instituto desarrollará un concepto para esto y evaluará su seguridad.

Los investigadores tienen tres años para desarrollar la tecnología, desarrollar un concepto de seguridad y aclarar todos los detalles para su aprobación. Los resultados se probarán en una instalación de demostración a partir de 2020.

Intensificando el acoplamiento sectorial

La electricidad verde representa alrededor de un tercio de la energía en la red eléctrica alemana, y su porcentaje está creciendo. Se espera que esta cifra aumente al 65% para 2030. El uso fuera de la red, por ejemplo, en los vehículos eléctricos y como combustible alternativo, ayudaría a que el sector del transporte sea más respetuoso con el clima. Poco progreso se ha hecho en este frente. Los combustibles alternativos como hidrógeno y metano también tienen grandes ventajas, y pueden servir como medios químicos para el almacenamiento de energía a largo plazo y sin pérdidas. Además de eso, se pueden inyectar en la red de gas natural de Alemania y se usan para calentar edificios sin dejar huella de carbono. El término acuñado para describir esta convergencia de electricidad, combustible y calefacción en todas las industrias es el acoplamiento sectorial.

La financiación de este proyecto forma parte de una iniciativa conjunta del Ministerio Federal de Educación e Investigación y el Ministerio Federal de Asuntos Económicos para promover la energía solar en proyectos de construcción y desarrollo urbano con eficiencia energética.

El Zentrum für Sonnenenergie- und Wasserstoff-Forschung Baden-Württemberg (Centro de Investigación de Energía Solar e Hidrógeno Baden-Württemberg, ZSW) es uno de los principales institutos de investigación aplicada en las áreas de energía fotovoltaica, combustibles renovables, tecnología de baterías, pilas de combustible y análisis del sistema de energía. Actualmente hay alrededor de 235 científicos, ingenieros y técnicos empleados en las tres ubicaciones de ZSW en Stuttgart, Ulm y Widderstall. Además, hay 90 asistentes de investigación y estudiantes.

En 2018, Fronius Solar Energy lanzará al mercado nuevas y potentes soluciones para el almacenamiento de energía solar. Entre los productos más destacados se encuentra un nuevo Fronius Energy Package, que compuesto por un inversor, la caja de verificación Fronius Checkbox y la unidad de almacenamiento LG, ofrece la solución perfecta para los propietarios de instalaciones que buscan la máxima calidad a un precio económico. Además, Fronius mantiene su apuesta por la investigación en la combinación de sectores energéticos: para el segundo trimestre de 2018, la empresa prevé la puesta en marcha de una instalación piloto en la que se generaría hidrógeno ecológico a partir de energía solar.

Para materializar nuestra visión de 24 horas de sol y garantizar un futuro en el que el consumo de energía a nivel mundial se cubra con fuentes de energías renovables, los productores fotovoltaicos deben ser capaces de almacenar la energía solar de forma eficiente y poder usarla en cualquier momento. Para ello, Fronius ofrece una amplia gama de soluciones de almacenamiento que se adaptan a las necesidades de cada cliente. “Ofrecemos un sinfín de posibilidades para los usuarios, adaptándose el sistema a sus exigencias individuales”, explica Martin Hackl, director de la Unidad de negocio Solar Energy de Fronius International GmbH. Otra económica alternativa de la gama de soluciones de almacenamiento Fronius es el regulador de consumo Fronius Ohmpilot para la preparación de agua caliente. Esta inteligente solución de gestión energética aprovecha los excesos de energía para activar y gestionar los consumos, ya sean elementos de calefacción, bombas de calor o calefacciones por infrarrojos.