Tags Posts tagged with "hidrógeno"

hidrógeno

Fronius Solar Energy ha terminado muy satisfecho tras las tres jornadas de Intersolar, la feria líder del sector solar a nivel mundial. En 552 m2, el especialista en energía solar ha presentado su variada gama de productos para la revolución energética, destacando el nuevo inversor híbrido Fronius GEN24 Plus, el inversor comercial Fronius Tauro y el galardonado sistema de almacenamiento de hidrógeno SOLH2UB.

GEN24 Plus: la nueva generación de inversores híbridos

Fronius completa su gama de productos con los inversores híbridos GEN24 Plus. . Estos equipos están disponibles en versión monofásica y trifásica, y son apropiados para su uso en cualquier parte del mundo1. Ofrecen todas las ventajas de la gama SnapINverter y destacan por sus funciones adicionales, como el menor tiempo de puesta en servicio a través de una aplicación y el servicio técnico más rápido del mercado. El PV Point permite disponer de un suministro de energía básico de emergencia, incluso sin equipo de almacenamiento. Por ejemplo, los usuarios pueden cargar un teléfono móvil o un ordenador portátil para mantenerse localizables e informados durante un corte de electricidad. Si el inversor se combina con una batería, puede suministrarse energía a todo el hogar con la función de respaldo. El Primo GEN24 Plus recibió el galardón Plus X Award 2019 por su alta calidad, facilidad de uso, funcionalidad y ecología.

Tauro: diseño inteligente para la máxima rentabilidad

Por su parte, el Fronius Tauro fue otra de las estrellas del stand. Con rangos de potencia de 50 y 100 kW, el Tauro permite la planificación flexible del sistema y la minimización de los costes de BOS 2 , además de destacar por su gran resistencia con la que se puede lograr el más alto rendimiento incluso bajo condiciones meteorológicas extremas de calor, frío o polvo.
Es ideal para grandes instalaciones sobre tejados o en campo, a partir de 50 kW. El Tauro es compatible con topografías centralizadas y descentralizadas, permite el sobredimensionamiento y el AC Daisy Chaining y tiene una instalación y mantenimiento muy sencillos.

Hidrógeno como fuente energética del futuro

Fronius también mostró su sistema de almacenamiento de hidrógeno SOLH 2 UB, galardonado con el Premio Nacional de Austria en la categoría de Tecnología Energética y Medioambiental. La electrolisis permitir generar hidrógeno ecológico a partir de energía solar y agua, con el que Fronius alimenta su flota de hidrógeno. En caso necesario, el hidrógeno se vuelve a transformar en corriente y calor mediante una pila de combustible. El SOLH 2 UB actúa como el núcleo descentralizado de un sistema de energía solar y permite la integración de sectores: electricidad, movilidad y calefacción.

El objetivo del proyecto europeo HyLaw es favorecer y coordinar la implantación de las tecnologías del hidrógeno en Europa, en el que participa la Fundación para el Desarrollo de las Nuevas Tecnologías del Hidrógeno en Aragón con la misión de recopilar y analizar la regulación y normativa referida al sector del hidrógeno que hay en España.

Al amparo de este proyecto se ha celebrado en la sede del Gobierno de Aragón una sesión de trabajo integrada por distintos talleres para establecer una hoja de ruta con la que planificar acciones que armonicen la legislación sobre el hidrógeno y eliminen todas aquellas barreras que estén impidiendo la implantación en firme de estas tecnologías. Entre otras cosas, el encuentro configuraba los distintos grupos de trabajo de cara a analizar la normativa aplicable con todos los sectores implicados: producción de hidrógeno y estaciones de servicio de hidrógeno, almacenamiento y transporte, producción de hidrogeno a partir de energías renovables e inyección en red de gasoducto, movilidad y aplicaciones, pilas de combustible y cogeneración y otros aspectos transversales del mismo.

El proyecto HyLaw cuenta con 23 participantes de 18 países europeos. Entre ellos se encuentra la Fundación Hidrógeno Aragón con sede en el Parque Tecnológico Walqa de Huesca.
Durante estos años se ha trabajado para incrementar la cuota de mercado y penetración de estas tecnologías, poniendo a disposición de quienes las desarrollan una visión clara de la legislación y procesos administrativos que les afectan. Asimismo se han identificado las principales barreras que pudieran frenar su adopción a fin de removerlas de la mano de la Administración. Para ello se han realizado estudios exhaustivos, entrevistas y análisis legales.

Los acuerdos de París tienen como objetivo la implantación de “tecnologías limpias”. Para alcanzarlo es imprescindible que los países firmantes incentiven los planes de introducción del hidrógeno como un eje de futuro energético, industrial y económico. La seguridad en el suministro, la innovación, el transporte, la movilidad y sus aplicaciones son algunos de los aspectos que se han analizado en la jornada. Asimismo, se han puesto de manifiesto las sinergias que se pueden establecer con fuentes de energía renovables de cara a alcanzar, por ejemplo, los objetivos establecidos en el horizonte del año 2030 por el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC).

Power to Green Hydrogen Mallorca, es una iniciativa que impulsan el ejecutivo autonómico y las empresas de CEMEX, Enagás, Acciona y Redexis. La ejecución del proyecto permitirá en 2021 disponer de una planta de producción de hidrógeno verde para abastecer de energía no contaminante a vehículos de movilidad sostenible, tanto de flotas públicas (a través de autobuses de la EMT) como privadas; a las plantas hoteleras de las bahías de Alcúdia y Pollença así como y al polígono industrial de Inca.

 

El proyecto Power to Green Hydrogen Mallorca se encuentra actualmente en exposición pública, tras la cual se iniciará su tramitación administrativa. Se trata de un proyecto innovador, que pretende ser un punto de referencia para futuras iniciativas en el ámbito de la energía verde. El objetivo es desarrollar diversas actuaciones para la generación, distribución y consumo de energía limpia a partir de hidrógeno renovable obtenido mediante energía fotovoltaica.

El proyecto cuenta con un presupuesto de unos 50 M€, que permitirá una generación de hasta 10 Mw de producción, según necesidades. Será alimentado por una planta de energía fotovoltaica que será instalada en terrenos de CEMEX. Cuando esté operativa, será capaz de evitar la producción diaria de hasta 16.000 T/año de CO2 o, en equivalencia, salvar 3.300 ejemplares de encina balear.

En España es la primera vez que se generará hidrógeno a escala industrial. Se persigue un doble objetivo claro: avanzar hacia la descarbonización de las Islas, con cero emisiones de CO2 en el horizonte 2050, así como participar en la transformación de la economía balear, con una mayor diversificación de la economía y una mayor apuesta por las industrias sostenibles.

El Consejo de Ministros aprobó hace unos días, a propuesta del Ministerio para la Transición Ecológica, la remisión a la Comisión Europea del borrador del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030 (PNIEC). Un plan en el que destacan medidas de fomento a las energías renovables y contempla el uso del hidrógeno como portador de energía de emisión cero, un vector en el camino para superar los desafíos de la transición energética.

Los objetivos que plantea el PNIEC a 2030 pasan por una reducción del 21% de las emisiones de CO2, alcanzar un 42% de renovables sobre el consumo total de energía, un 74% de la generación eléctrica tiene que proceder de renovables o una mejora de la eficiencia energética del 39,6%. De este modo, el hidrógeno se convierte en una tecnología clave para la consecución de dichos objetivos. Además, este borrador fija como meta última alcanzar la neutralidad climática en 2050, logrando reducir un 90% las emisiones de CO2 y adoptando un sistema eléctrico 100% renovable.

En este sentido, durante la apertura de la jornada técnica “El papel del Hidrógeno en la Transición Energética”, organizada por la Asociación Española del Hidrógeno (AeH2), en colaboración con la PTE HPC, el Secretario de Estado de Energía, José Domínguez Abascal destacó “el hidrógeno supondrá una parte significativa de la solución para incrementar las renovables y descarbonizar la industria”. Además, José Domínguez Abascal afirmó que “es urgente tomar medidas para mitigar los impactos del cambio climático. Europa es consciente y está aplicando medidas con las que debemos comprometernos desde todas las instituciones”, haciendo referencia al borrador del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030 (PNIEC), definiéndolo como un “marco generoso y ambicioso que generará riqueza y empleo, y que, sin duda, supone una oportunidad para nuestro país”.

En referencia a la situación actual del país en transición energética, José Domínguez Abascal defendió que “España ha llegado tradicionalmente tarde a todas las revoluciones, pero a esta revolución energética estamos llegando a tiempo y siendo pioneros”.

Por otro lado, tanto el Secretario de Estado de Energía como Javier Brey, presidente de la AeH2, incidieron en la creciente importancia de las energías renovables y en concreto del hidrógeno como consecuencia del inminente cierre de las centrales térmicas, aunque todavía queda camino por recorrer, ya que según Brey “sería necesario implementar el uso de sistemas eléctricos 100% renovables, además de realizar una descarbonización total de todos los sectores para alcanzar los objetivos propuestos para el año 2050”. Destacó también la importancia de seguir apostando por esta energía, ya que, si se utilizasen de manera efectiva los sistemas de hidrógeno, se podrían evitar solamente en España más de 15 millones de toneladas anuales de emisiones nocivas, además de la creación de 227.000 puestos de trabajo antes del año 2030.

Durante esta jornada técnica, se conformó una primera mesa redonda que contó con la presencia de Teresa Riesgo Alcaide, Directora General de Investigación, Desarrollo e Innovación del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades; Alejandro Cros Bernabéu, Subdirector General de Políticas Sectoriales Industriales, Ministerio de Industria, Comercio y Turismo; Juan Bautista Sánchez-Peñuela, Subdirector adjunto de Hidrocarburos, Ministerio para la Transición ecológica; María Luisa Castaño Marín, Directora del Departamento de Energía, Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas; y, Miguel Manrique, Jefe del Dpto. de Transformación de la Energía y Promoción de Nuevos Proyectos, Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía.

En ella, se plantearon las claves que permitirán al hidrógeno tener una mayor presencia dentro del sector energético y convertirse en un participante activo y con peso. Una de ellas pasa por utilizar el hidrógeno para promover también la captura de CO2, porque, según María Luisa Castaño, “para descarbonizar hay que hacer algo más que no emitir”. Además, el hecho de poder almacenar de manera efectiva la energía generada es algo determinante y que ya se está consiguiendo. El coste de producir energía con hidrógeno ya no es tan caro, por lo que hacerle llegar a los ciudadanos que ya es una realidad tangible, con medidas como su implementación en instituciones públicas, como ayuntamientos o centros de salud, ha de ser una prioridad para el sector.

Como cierre de la jornada, varios socios de la AeH2 formaron parte de una mesa ronda de presentaciones en las que todos han coincidido en la importancia del hidrógeno como vector energético, una tecnología que en España viene desarrollándose desde hace años. Además, como conclusión, se destacaron las múltiples oportunidades que el sector identifica en torno al hidrógeno, como la descarbonización de la movilidad, su aportación a la economía circular, la reducción de las importaciones de combustibles fósiles o la integración y aprovechamiento de las energías renovables para la producción de hidrógeno renovable y su posterior uso como energía para la movilidad, industria y generación de calor.

La Asociación Española del Hidrógeno (AeH2) y la Confederación Española de Empresarios de Estaciones de Servicio (CEEES) han firmado un acuerdo marco de colaboración en materia de energía, movilidad sostenible y uso del hidrógeno en el transporte. Con este acuerdo, ambas instituciones manifiestan su voluntad de cooperar en la organización y desarrollo de actividades de fomento de la investigación, innovación y el desarrollo tecnológico, todo ello en beneficio de la sociedad en general.

El objetivo es la creación de sinergias entre ambas entidades para la realización de actividades conjuntas, además de otro tipo de iniciativas como la organización de conferencias, coloquios o seminarios, así como otras actividades de transferencia y promoción de tecnologías de interés común.

José Javier Brey Sánchez, presidente de la AeH2, afirma que “este acuerdo supone un importante paso en el camino hacia la descarbonización de España, donde la movilidad sostenible y el uso de vehículos impulsados por energías alternativas va a ser fundamental. El empleo del hidrógeno como combustible puede jugar un papel clave en la transición hacia un sistema energético sostenible”.

Por su parte, Jorge de Benito Garrastazu, presidente de la CEEES, asegura que “la firma de este acuerdo va a permitir colocar a los asociados de la CEEES en una posición de referencia y vanguardia al promover e impulsar el desarrollo de infraestructuras para el suministro de hidrógeno vehicular, que es una magnífica alternativa energética para propulsar coches con motor eléctrico de cero emisiones”.

El hidrógeno y la movilidad sostenible 

El pasado mes de noviembre, el actual ejecutivo presentó el borrador que dibuja algunas de las líneas maestras de lo que será la futura Ley de Cambio Climático. En este documento, entre otros temas, se especificaba que a partir de 2040 no se permitirá la matriculación y venta en España de turismos y vehículos comerciales ligeros con emisiones directas de dióxido de carbono, es decir, gasolina, diésel e híbridos.

En este sentido, los vehículos propulsados por hidrógeno cobran una especial relevancia como transporte alternativo a los turismos actuales. Los automóviles de hidrógeno, que basan su funcionamiento en la generación de electricidad a través de una pila de combustible, cuentan con el distintivo “cero emisiones”. Este nivel está compuesto por automóviles que no emiten C02 a la atmósfera y no resultan perniciosos para la contaminación del aire.

Además de suponer un importante impulso para el medio ambiente, la industria del hidrógeno podría tener beneficiosas repercusiones en el terreno económico, social y medioambiental. De esta manera, se estima que, en 2030, podría alcanzar un volumen de negocio de 1.300 millones euros al año, y la creación de 227.000 puestos de trabajo.

En el terreno medioambiental, su utilización conllevaría el ahorro de 15,12 millones de toneladas de C02 anualmente, gracias a la estimación de 14.000 vehículos que poblarán nuestras carreteras dentro de doce años. Así, se confirma el papel esencial de los vehículos eléctricos de pila de combustible (FCEV, por sus siglas en inglés) en la descarbonización del sector transporte.

Aunque para muchos el uso de hidrógeno como fuente de energía parezca todavía un hecho de ciencia ficción, Fronius lleva 15 años investigando las posibilidades de este gas en su camino hacia 24 horas de sol, un mundo en el que el 100% de la energía sea renovable.

Una buena forma de sustituir a las fuentes energéticas fósiles es aportar una dosis de energía renovable a la movilidad. Combinando la tecnología de hidrógeno y el almacenamiento por batería nos podemos beneficiar de las ventajas de ambos sistemas, promoviendo así una movilidad sostenible de 24h de sol.

El uso de hidrogeno permite tiempos de repostaje más cortos y mayor autonomía para la movilidad eléctrica, haciendo que sea aún más competitiva frente a las fuentes energéticas fósiles.

A todo ello hay que sumar que en la generación de hidrógeno (la electrólisis permite obtener hidrógeno y oxígeno a partir de agua por medio de una corriente eléctrica) y durante la reconversión del gas en energía (la pila de combustible vuelve a generar energía y calor en base al hidrógeno y al oxígeno), también se genera calor residual que se puede aprovechar, sobre todo, en el sector industrial.

Además, Fronius está investigando la posibilidad de aprovechar el hidrógeno para el almacenamiento estacional de energía renovable.

La realidad es que existen surtidores de H2 para vehiculos, pero este hidrogeno está generado a partir de fuentes energéticas fósiles, por lo que se aleja mucho de la idea de movilidad sostenible. Fronius desarrolla y comercializa soluciones integrales inspiradas en tecnología fotovoltaica para ayudar a la descarbonización y ofrecer una solución sostenible.

Uno de sus proyectos piloto consiste en una instalación interna de repostaje para vehículos públicos e industriales en la sede de Thalheim, en Austria. Ahí, se genera hidrógeno ecológico utilizando energía fotovoltaica con ayuda de un electrolizador de alta presión. Este hidrógeno sirve a su vez para repostar vehículos y se puede almacenar temporalmente en botellas de acero. La instalación permite también reconvertir en energía el H2 almacenado a través de una pila de combustible.

“En el futuro, nos gustaría poder garantizar el almacenamiento estacional de la energía fotovoltaica generada en el sector doméstico durante los meses de verano, para después consumirla durante el invierno. Aunque por el momento estos proyectos están muy lejos de la realidad, seguimos invirtiendo en ello. Porque no solo queremos vivir la revolución energética, sino ser parte activa de ella para acercarnos a nuestra visión de 24 horas de sol”
afirma Thomas Rührlinger de Fronius International GmbH

Coradia iLint, el primer tren propulsado por pilas de hidrógeno con servicio para pasajeros ya está en funcionamiento. A partir de esta semana, y coincidiendo con la inauguración de Innotrans, el tren de hidrógeno desarrollado por Alstom, ha comenzado a prestar servicio comercial regular con pasajeros en la red regional de Elbe-Weser (Baja Sajonia). Se trata de un modelo dotado de pilas de combustible que transforman el hidrógeno y el oxígeno en electricidad, aportando una alternativa libre de emisiones para líneas no electrificadas, donde hasta ahora solo podían circular trenes diésel.

Los dos primeros trenes con esta tecnología circulan ya por el corredor alemán Elbe-Weser. A partir de 2021, entrarán en circulación otras 14 unidades del Coradia iLint, para reemplazar completamente a la actual flota diésel actual del operador EVB.

El Coradia iLint es un modelo único por su combinación de diferentes elementos innovadores: conversión de energía limpia, almacenamiento flexible de la energía, y gestión inteligente tanto de la potencia tractora como de la energía disponible. Cuentan con una autonomía de 1.000 km y una velocidad máxima de 140 km/h.

Pilas de combustible y eficiencia energética

Las pilas de combustible son el eje central del sistema, la fuente de energía primaria para propulsar el tren. Éstas son alimentadas a demanda con hidrógeno, y los trenes son propulsados por equipos de tracción eléctricos. Las pilas de combustible proporcionan electricidad, gracias a la mezcla del hidrógeno -almacenado en los depósitos- con el oxígeno -del aire exterior-. En este proceso, lo único que se emite es vapor de agua y agua condensada, no se generan gases ni partículas contaminantes.

La eficiencia del sistema también se basa en el almacenamiento de energía en baterías de ion de litio de alto rendimiento. La batería almacena energía de las pilas de combustible cuando ésta no se necesita para la tracción, o de la energía cinética durante el frenado eléctrico, permitiendo así suministrar energía de apoyo durante las fases de aceleración. Durante las fases de frenado las pilas de combustible se desactivan casi por completo. El sistema de tracción recoge la electricidad generada por los motores en “modo generador” aprovechando la energía cinética del vehículo durante su frenado.

El Coradia iLint está basado en la probada plataforma de trenes regionales Coradia Lint, sobre la que se ha remplazado la tracción diésel por la tecnología de hidrógeno. Las prestaciones del nuevo iLint son equiparables a las de última generación de trenes regionales de tracción diésel, tanto en aceleración y frenado como en velocidad máxima (140 km/h) y autonomía (hasta 1.000 kilómetros). Puede transportar hasta 300 pasajeros.

0 1

La AeH2, Asociación Española del Hidrógeno, ha mostrado su compromiso con el desarrollo e implementación de la tecnología del hidrógeno a través de la firma de la Iniciativa del Hidrógeno (“Hydrogen Initiative”) en la “High-Level Energy Conference”, celebrada el pasado día 17 en Linz, Austria.

El objetivo de los representantes europeos es maximizar el gran potencial de esta tecnología para la descarbonización de múltiples sectores. De este modo, los diferentes miembros coincidieron en la importancia de cumplir los objetivos establecidos por el Acuerdo de París y el gran potencial del hidrógeno renovable como una solución de almacenamiento de energía, así como un vector energético sostenible y cero emisiones.

Esta iniciativa hace énfasis en que, debido al continuo progreso en la automatización y digitalización en la industria, el sector energético ha de prepararse para los nuevos desafíos relacionados con la demanda energética, uso, transporte y almacenamiento.

A raíz de esta iniciativa, las entidades firmantes se comprometen a esforzarse en maximizar sinergias, a través de la cooperación regional y multilateral, mediante el intercambio de conocimientos tecnológicos, datos, resultados y mejores prácticas, para así acelerar el crecimiento e integración de las energías renovables en el mercado energético.

“Nuestro papel, como firmante de la “Hydrogen Initiative”, es mostrar el compromiso de la Asociación y de todos nuestros socios por el desarrollo e impulso del hidrógeno, como vector energético clave en la transición energética”, afirmó Javier Brey, presidente de la AeH2.

Los automóviles de hidrógeno, que basan su funcionamiento en la generación de electricidad a través de una pila de combustible, cuentan con el distintivo “cero emisiones”. Este nivel está compuesto por automóviles que no emiten C02 a la atmósfera y no resultan perniciosos para la contaminación del aire.
Este tipo de vehículos dan respuesta a diversos planes de movilidad que tienen como fin la reducción de la contaminación, como sucede en Madrid. Pero, además de suponer un importante impulso para el medio ambiente, la industria del hidrógeno podría tener beneficiosas repercusiones en el terreno económico, social y medioambiental, según el análisis realizado por la AeH2, Asociación Española del Hidrógeno, y presentado hoy en el encuentro “Hidrógeno: clave en la transición energética”.

De esta manera, se estima que, en 2030, podría alcanzar un volumen de negocio de 1.300 m€ al año, y la creación de 227.000 puestos de trabajo.

Asoc_Esp_Hidrogeno_infografia

En el terreno medioambiental, su utilización conllevaría el ahorro de 15,12 millones de toneladas de C02 anualmente, gracias a la estimación de 140.000 vehículos que poblarán nuestras carreteras dentro de doce años. Así, se confirma el papel esencial de los vehículos eléctricos de pila de combustible (FCEV, por sus siglas en inglés) en la descarbonización del sector transporte.

En la actualidad, aproximadamente, 200 entidades trabajan para que estas estimaciones se convierten en una realidad con una inversión acumulada de 3.560 millones de euros a 2030”, ha afirmado Javier Brey, presidente de la Asociación Española del Hidrógeno.

Abengoa participa en el proyecto europeo Grasshopper (GRid ASsiSting modular HydrOgen Pem PowER plant), liderando el diseño, construcción y pruebas de una planta piloto, para su posterior escalado a MW. El objetivo de este nuevo proyecto no es otro que la creación de una nueva generación de plantas de potencia basadas en pilas de combustibles (FCPP: Fuel Cell Power Plant) aptas para una operación flexible para el soporte de la red. La planta de potencia utilizará hidrógeno verde y lo convertirá en electricidad y calor sin emisiones. Dadas las fluctuaciones en la energía procedente de las fuentes renovables,  este tipo de plantas puede contribuir cada vez más a un suministro estable de energía.

En el consorcio de este proyecto participan, además de Abengoa, INEA -Informatizacija Energetika Avtomatizacija, Johnson Matthey Fuel Cells Limited (JMFC), Nedstack Fuel Cell Technology B.V., Politécnico di Milano (Polimi) y Zentrum für Brennstoffzellen Technik Gmbh (ZBT).

El desarrollo de un sistema de pila de combustible, con considerables innovaciones en las membranas y otros componentes, se realizará mediante modelado, experimentos y experiencia industrial de JMFC, ZBT y Nedstack. Polimi prestará apoyo en el proceso de toma de decisiones mediante actividades de modelado y optimización. La implementación de la funcionalidad de la red inteligente dentro del control e integración de la FCPP, será realizada por INEA.

La unidad de demostración utilizará el excedente de hidrógeno producido en una moderna planta de cloro situada en Delfzijl, donde Akzo Nobel y Nedstack han estado probando tecnología de pilas de combustible durante 10 años.

La reunión de lanzamiento del proyecto Grasshopper tuvo lugar a principios de enero de este año  en las instalaciones de Akzo Nobel, en Delfzijl, con la participación de todos los socios del consorcio, así como los miembros del consejo consultivo y representantes de la Fuel Cells and Hydrogen 2 Joint Undertaking (FCH JU), asociación público-privada que apoya las tecnologías de energía de pilas de combustible e hidrógeno en Europa. En este emplazamiento es donde tendrá lugar la fase de demostración del proyecto hasta su terminación.

El consejo consultivo del proyecto estará formado por miembros de Akzo Nobel Industrial Chemicals B.V, Tennet TSO B.V, SWW Wunsiedel y participantes del consorcio GOFLEX, que será consultado en la fase de proyecto.

Coordinado por INEA, el proyecto Grasshopper tendrá una duración de 36 meses en los que contará con un presupuesto total de 4,4 M€. Este proyecto ha sido financiado por la Fuel Cells and Hydrogen 2 Joint Undertaking bajo acuerdo firmado número 779430. Este organismo recibe apoyo del programa marco Horizonte 2020 de investigación e innovación de la Unión Europea.

COMEVAL