Tags Posts tagged with "inversor"

inversor

Ingeteam y Pylontech han probado y certificado en sus respectivos laboratorios de I+D la compatibilidad del inversor híbrido (fotovoltaico + baterías) de Ingeteam con las baterías de alta tensión de Pylontech. En concreto, se trata del inversor INGECON® SUN STORAGE 1Play y las baterías POWERCUBE X1/X2 y FORCE H1/H2.

El uso conjunto del inversor híbrido de Ingeteam y las baterías de Pylontech permite crear sistemas híbridos que combinan la generación fotovoltaica y el almacenamiento de energía, sin necesidad de añadir inversores fotovoltaicos adicionales. Además, se pueden crear sistemas aislados, y también se puede operar en modo autoconsumo y en modo back-up (UPS). Así, en instalaciones conectadas a la red, se hace posible almacenar la energía solar generada durante el día para consumirla por la noche, pudiendo alcanzarse los mayores índices posibles de autoconsumo, sin riesgo de falta de suministro eléctrico durante caídas de red gracias a la posibilidad de funcionar en modo back-up (UPS).

El inversor de Ingeteam permite conectar tanto un campo fotovoltaico como un banco de baterías a un mismo equipo, abaratando el conjunto del sistema. Se trata de un inversor monofásico de 3 o 6 kW, sin transformador, dirigido a instalaciones residenciales y comerciales.

Por su parte, las baterías de alta tensión de litio-ferrofosfato (LiFePO4) de Pylontech abarcan un rango de tensión de 90 a 315 V, y una capacidad desde 7 hasta 24,5 kWh. Esto es gracias a un sistema modular que permite maximizar la flexibilidad de cara a un mayor aprovechamiento de la energía en la instalación.

Las tarifas de discriminación horaria se han implantado con éxito en muchos países y esperamos que sigan teniendo tan buena acogida en el futuro. En este artículo, analizaremos cómo los propietarios de sistemas fotovoltaicos con baterías de almacenamiento pueden sacar el máximo partido a este tipo de tarifas. Con la configuración adecuada, la solución de almacenamiento se puede adaptar tanto a la rutina diaria del cliente como a la tarifa eléctrica. Esto significa que los sistemas FV pueden ser rentables en menos tiempo y los propietarios pueden ahorrar en costes energéticos, usando la electricidad de la red que necesitan en los momentos en los que sea más barata. Fronius ya tiene una solución: el inversor Fronius Symo Hybrid.

¿Qué son las tarifas de discriminación horaria?

Las tarifas de discriminación horaria permiten a los consumidores pagar diferentes precios por la energía dependiendo de las horas del día. Normalmente existen de dos a cinco franjas horarias diferentes. El siguiente ejemplo australiano se compone de tres:

  • Franja “punta”: la electricidad es más cara debido a la alta demanda de energía durante ese período
  • Franja “valle”: los consumidores pagan un precio moderado en este tramo horario
  • Franja “supervalle”: el precio de la electricidad es el más bajo y suele establecerse durante la noche.

Las tarifas eléctricas a menudo también varían según la época del año. En verano, por ejemplo, la franja “punta” suele ser durante el día, ya que debido al calor, los sistemas de aire acondicionado están en constante funcionamiento.

¿Cuáles son las ventajas de las tarifas de discriminación horaria?

Este modelo de tarifas tiene el objetivo de incentivar a los consumidores a usar la energía en períodos donde la demanda general es baja y, por tanto, el coste de la electricidad es mínimo. A los propietarios de sistemas, esto les permite reducir el importe de sus facturas eléctricas, así como desempeñar un importante papel en la gestión y reducción de la carga en la infraestructura de la red. Lógicamente, no siempre es posible consumir más energía en los tramos de tiempo en los que el precio de la electricidad es más bajo; sin embargo, un sistema de almacenamiento permite a los usuarios reservar energía para cuando las tarifas son más bajas o cuando hay suficiente energía fotovoltaica.

La solución de Fronius

Fronius actualmente dispone de una solución para países donde los proveedores de energía ofrecen tarifas de discriminación horaria: el Fronius Symo Hybrid. Con este inversor, los usuarios pueden definir los períodos de tiempo para la carga y descarga del sistema de almacenamiento de energía, adaptándolo a sus necesidades y evitando costes extra innecesarios, como los de la energía procedente de la red.

Para ser más específicos, esto significa que la batería se carga y descarga a determinadas horas para poder utilizar la energía almacenada en períodos del día en los que las tarifas de electricidad son más altas. Por ejemplo, si el coste es más elevado durante la tarde, los usuarios pueden asegurarse de que la batería ha almacenado suficiente energía para cubrir esas horas con electricidad autogenerada.

Esto se logra mediante algunos ajustes que limitan la descarga durante tramos de tiempo en los que la electricidad es más barata.

Algunos países también permiten que las baterías se carguen mediante la red eléctrica, haciendo posible cargar la batería de manera más económica durante períodos más baratos y usar esta energía durante los tramos más caros.

Con el nuevo escenario favorable para el autoconsumo con placas solares en casas, viviendas y demás, muchos se están animando a dar el paso y poner unos paneles en su tejado. Ahora bien, es importante saber la letra pequeña de la garantía de estos aparatos.

Placas solares dañadas
En una placa solar existen dos garantías distintas: una es la del producto y otra es la de producción. Generalmente, los modelos de menor precio vienen con una duración diferente, la de producción suele ser de 25 años, pero la del producto de 10 o 15 años máximo.

¿Cuál es la diferencia?
Cuando se habla de garantía de producción, se refiere a los años durante los cuales el fabricante garantiza un tanto por ciento de rendimiento, normalmente entre un 80% a los 25 años y un 90% a los 10 años.

La garantía del producto se aplica sobre el propio dispositivo y sus componentes. Aquí está uno de los principales puntos de conflicto al adquirir placas solares baratas: a diferencia de la garantía de producción, la del producto suele ser de 10, 12, o 15 años con suerte.

¿A qué se debe esto y que implica para el consumidor?
En la mayoría de los casos consultados, la garantía de producción se limita únicamente a la potencia de salida medida a la entrada de la caja de conexiones de panel, es decir, antes de donde salen los cables de la placa solar para poderla conectar en casa.

Por tanto, si al medir la potencia del panel antes de esa caja de conexiones, esta está dentro de los valores contemplados dentro de la garantía de producción y la garantía de producto ha caducado, dará lo mismo que a efectos prácticos el panel no esté proporcionando energía alguna, ya que entonces el problema será debido a fallos de otros componentes del módulo que esta garantía de producción no cubre.

¿Por qué es tan importante invertir en calidad cuando se habla de placas solares?
En general, nunca suele ser buena idea comprar barato a costa de sacrificar la calidad de lo que se está adquiriendo. Sin embargo, cuando se habla de un producto como este, en el cual se busca obtener una rentabilidad a largo plazo (25 años), esta decisión puede suponer un completo desastre.

La estrategia de negocio de los fabricantes que ofrecen tan solo 10 años de garantía de producto, consiste en atraer clientes ofreciendo precios más bajos que la competencia. El motivo de que puedan permitirse hacer eso sin sacrificar un jugoso margen de beneficios, es precisamente ahorrar costes en el proceso de fabricación y los materiales empleados.

Estos son algunos ejemplos de qué es lo que sacrifican y las consecuencias de ello a medio plazo:

Problemas de fabricación relacionados con las células solares
Los motivos de este tipo de problema pueden ser diversos: células solares de mala calidad, maltrato de estas durante el procesos de fabricación del panel o desajustes debido a la conexión en serie de células de diferente corriente.
Todos ellos tienen como consecuencia principal la aparición de puntos calientes o hotspots, que son áreas del panel donde se concentra el calor por defectos de fabricación. Esto hace que se degraden los materiales de la zona afectada y que, como consecuencia de ello, la eficiencia en ese punto se reduzca. Este problema suele ser el desencadenante de muchos otros, como por ejemplo la destrucción del Tedlar, una estructura de tres capas que consiste en una lámina de poliéster entre dos de fluoruro de polivinilo (PVF), y que garantiza la estanqueidad del módulo en su parte posterior.
Los puntos calientes, además, suelen intensificarse y pueden derivar en un panel solar completamente inútil.

Usar EVA de mala calidad
El EVA (etileno vinil acetato) es un polímero termoplástico que se utiliza para encapsular las células generadoras y protegerlas de la humedad y otros agentes externos. Algunos fabricantes usan un EVA de mala calidad que se degrada fácilmente a partir de los 6-8 años, dejando desprotegida una parte muy importante del dispositivo.

Diodos de bypass de baja calidad y mal encapsulados
Cuando estos no son suficientemente buenos, no resisten bien las altas temperaturas y las condiciones extremas, se queman y quedan completamente inservibles. También suele suceder que no estén bien encapsulados en silicona protectora, lo que facilita que se estropeen.

Laminado defectuoso de las células
El proceso de laminado requiere tiempo de espera. Algunos fabricantes acortan este tiempo para producir más rápido, aumentando sus beneficios. Esto puede provocar el deslaminado de las células integradas en el panel, lo que lo hará inservible.

Temperaturas de soldadura incorrectas
Esto provoca que las soldaduras sean defectuosas y, como consecuencia, se produzcan puntos calientes.

Como se puede ver, el motivo principal de que la garantía del producto no tenga la misma duración que la de producción, es que el propio fabricante ya prevé que el módulo sufrirá alguno de los problemas mencionados a medio plazo. Además, todo esto suele combinarse con malas prácticas empresariales que repercuten directamente en el consumidor, como cambios de empresa fabricante para evitar cubrir garantías o fraudes relacionados con la procedencia real del módulo fotovoltaico, lo que quiere decir que muchas veces ni siquiera esperan que el dispositivo llegue a cumplir los 10 años en buen estado.

Solución para esto:

Muy simple, comprar únicamente placas solares que den los 25 años de garantía de producto y de producción. De ese modo, no habrá que preocuparse por la letra pequeña dentro de unos años.

La Comisión Nacional de Mercados y Competencia ha presentado, en forma de circular, sus propuestas en relación a la metodología de cálculo de las tasas de retribución de las inversiones en redes para el periodo regulatorio 2020-2025.

AFBEL ofrece a la CNMC colaborar en un desarrollo regulatorio que asegure la adecuación de sus infraestructuras de red y el desarrollo del sector.

La integración masiva de fuentes renovables, el autoconsumo y generación distribuida, la electrificación de transporte en general y el despliegue de infraestructura de carga del vehículo eléctrico, elevan sustancialmente el nivel de exigencia sobre la red de distribución y conllevan, ineludiblemente, el refuerzo y la digitalización de la misma. El propio PNIEC valora en más de 40 MM€ la necesidad de inversión en red hasta 2030.

Solo mediante la adecuada y justa incentivación de la inversión, a través de una tasa de retribución adecuada, se podrán sentar las bases de una red de distribución adaptada a los retos de la descarbonización.

Por el contrario, la propuesta de la CNMC no solo propone una importante bajada de la tasa de retribución de la inversión, sino que aplica a las ineludibles inversiones en digitalización de la red el mismo factor reductor que aplica a los costes de operación y mantenimiento.

Desde AFBEL estiman que ambos factores van a desincentivar la inversión poniendo freno a la necesaria modernización de la red de distribución y al desarrollo de las tecnologías que la empresa ofrece por todo el planeta en las mejores condiciones competitivas y de vanguardia tecnológica.

 

A principios de abril, Growatt ha mostrado su último inversor residencial, el modelo Growatt MIN 2.5-6k TL-X y su inversor para el segmento comercial e industrial, Growatt MAX 50-80k en una serie de ferias comerciales por todo el mundo. Ingenieros y delegados de Growatt han atendido a los prodesionales en Smart Energy Conference & Exhibition en Australia, International Green Energy Expo & Conference en Corea del Sur, Solarex Istanbul en Turquía y The Solar Show en Vietnam.

“Se espera que el mercado solar mundial experimente un crecimiento de dos dígitos este año. De acuerdo con IHS Markit, las instalaciones solares alcanzarán una potencia de 129 GW. Esta es una gran oportunidad para hacer crecer nuestro negocio y llevar nuestros fiables inversores solares a todo el mundo”, declara Lisa Zhang, Directora de Marketing de Growatt. Como principal suministrador chino de inversores solares para el sector residencial, Growatt exporta sus inversores desde su fundación. Con sus productos de calidad y servicio de atención al cliente, Growatt ha ganado una buena reputación entre los clientes alrededor del mundo.

Con el desarrollo de tecnologías y políticas solares, la industria solar está cambiando y esta marca de inversores fotovoltaicos está revolucionando sus soluciones. “Hay nuevos desarrollos en nuestros productos. Hemos lanzado MIN 2.5-6kTL-X para sistemas residenciales y MAX 50-80kTL3 para el sector comercial e industrial. Son productos inteligentes, capaces, fiables y actualizados. Los clientes están muy interesados en nuestros nuevos inversores”, comenta Zhang.

Growatt MIN 2.5-6kTL-X tiene un diseño atractivo con pantalla OLED y botonera táctil. De un primer vistazo, los clientes se siente atraídos por su diseño compacto. En comparación con inversores solares de la generación anterior, es entorno a un 35% más ligero debido a que utiliza materiales de grado aeroespacial, ligeros y retardantes a la llama. Por tanto es más fácil de transportar e instalar. Growatt MAX 50-80kTL3 tiene 6 seguidores del punto de máxima potencia y chips de cuatro núcleos, lo que aumentará en gran medida su flexibilidad deconfiguración en techos irregulares y mejorará su capacidad para manejar funciones como protección contra sobretensiones, seguimiento de la curva IV, registro de fallo de forma de onda, diagnóstico de un clic, etc.

Ingeteam y BYD han probado y certificado en sus respectivos laboratorios de I+D la compatibilidad de las baterías de alta tensión Battery-Box H 5.1 y 6.4 de BYD con el inversor híbrido (fotovoltaico + baterías) de Ingeteam INGECON® SUN STORAGE 1Play.

El uso conjunto de ambos equipos permite crear sistemas híbridos que combinan la generación fotovoltaica y el almacenamiento de energía, sin necesidad de añadir inversores fotovoltaicos adicionales. Además, el inversor híbrido de Ingeteam, en combinación con la batería de BYD, posibilita el funcionamiento en modo aislado, en modo back-up (UPS) y en modo autoconsumo. Así, en instalaciones conectadas a la red, se hace posible almacenar la energía solar generada durante el día para consumirla por la noche, pudiendo alcanzarse los mayores índices posibles de autoconsumo, sin riesgo de falta de suministro eléctrico durante caídas de red gracias a la posibilidad de funcionar en modo back-up (UPS).

Durante el proceso de homologación, BYD implementó un novedoso sistema de calibración de la capacidad de la batería, que permite conocer con mayor precisión y de forma controlada su estado de carga. Así que ambas empresas aprovecharon el momento para incluir esa funcionalidad en el inversor de Ingeteam y comprobar que dicho sistema funciona perfectamente.

La batería de alta tensión de litio-ferrofosfato (LiFePO4) de BYD, con 5,1 kWh y 6,4 kWh de capacidad (según el modelo), ha sido concebida para su uso residencial y comercial, almacenando la energía eléctrica y optimizando la eficiencia energética en la instalación gracias a la estabilización de la potencia suministrada.

Por su parte, el inversor de Ingeteam permite conectar tanto un campo fotovoltaico como un banco de baterías a un mismo equipo, abaratando el conjunto del sistema. Se trata de un inversor monofásico de 3 o 6 kW, sin transformador, dirigido a instalaciones residenciales y comerciales.

Recientemente, GoodWe anunció que está comenzando a aceptar pedidos de su nuevo inversor trifásico para almacenamiento de energía de la serie ET, que ya ha sido certificado por VDE4105. Este es el inversor más compacto y liviano del mercado con una eficiencia máxima del 98,3%, equipado con función de fuente de alimentación ininterrumpida (UPS), sobrecarga de respaldo, funciones de carga de corriente alterna y sistema de comunicación EMS de protocolo abierto.

Cubriendo un rango de potencia de 5 kW, 8 kW y 10 kW, la Serie ET permite un sobredimensionamiento del 30% en corriente continua, para maximizar el rendimiento en climas extremadamente fríos y calientes y cuenta con un amplio rango de tensión de la batería de 180-550 V para asegurar opciones de flexibilidad y compatibilidad con diferentes tipos de batería de litio. Además, cuenta con la función UPS para cargas inductivas, como sistemas de aire acondicionado o frigoríficos, con un tiempo de conmutación automática de menos de 10 ms. También está equipado con una función de carga en corriente alterna, por la que una corriente alterna puede cargar la batería incluso cuando el inversor no ha alcanzado su máximo rendimiento.

Al instalar la Serie ET, la batería no se dañará por el cambio accidental de la polaridad positiva y negativa, lo que ayuda a garantizar la instalación segura de la batería. No solo eso, GoodWe ET permite una sobrecarga de respaldo de hasta el 100%, lo que permite un reinicio rápido de cargas inductivas, como los sistemas de aire acondicionado, sin causar daños a ningún aparato eléctrico. El inversor también tiene incorporado con un sistema de comunicación EMS de protocolo abierto, que garantiza la interconexión entre las empresas de la red y las baterías para enviar electricidad libremente.

La serie ET, compacta y potente, ofrece independencia y energía continua tanto para hogares como para aplicaciones comerciales.

Freedom Won, empresa de referencia en la fabricación de sistemas de almacenamiento de energía, ha aprobado el uso de su batería Freedom Lite HV con el inversor híbrido de Ingeteam INGECON® SUN STORAGE 1Play.

Desde los 5 hasta los 80 kWh de capacidad máxima, esta batería de litio-ferrofosfato (LFP) ha sido concebida para su uso residencial y comercial, almacenando la energía eléctrica y optimizando la eficiencia energética en la instalación gracias a la estabilización de la potencia suministrada.

Por su parte, el inversor de Ingeteam permite conectar tanto un campo fotovoltaico como un banco de baterías a un mismo equipo, abaratando el conjunto del sistema. Se trata de un inversor monofásico de 3 o 6 kW, sin transformador, dirigido a instalaciones residenciales y comerciales.

Gracias a la combinación del inversor de Ingeteam y la batería de Freedom Won, se hace posible almacenar la energía solar generada durante el día para poder ser consumida por la noche. Esto permite alcanzar los mayores índices posibles de autoconsumo, e incluso brinda la posibilidad de lograr una plena autosuficiencia energética. Además, desaparece el riesgo de falta de suministro eléctrico durante caídas de red.

Por otro lado, el inversor híbrido de Ingeteam es también compatible con las baterías de baja tensión (52 Vdc) de Freedom Won.

GoodWe ha lanzado recientemente su nuevo inversor trifásico serie ET, de alta tensión para almacenamiento de energía, apto para hogares y aplicaciones comerciales. Se trata del inversor más compacto y liviano del mercado con una eficiencia máxima del 98,3%, equipado con funciones de: fuente de alimentación ininterrumpida, sobrecarga de respaldo, funciones de carga en corriente alterna y sistema de comunicación EMS de protocolo abierto.

Cubriendo un rango de potencia de 5 kW, 8 kW y 10 kW, la serie ET permite un 30% de sobredimensionamiento de corriente continua, para maximizar al máximo el rendimiento en climas fríos y calientes y cuenta con un amplio rango de tensión de la batería, de 180 a 550 V, para garantizar opciones de flexibilidad y compatibilidad con diferentes tipos de baterías de litio. Además, incorpora funciones de alimentación ininterrumpida para cargas inductivas como sistemas de aire acondicionado o refrigeradores, con un tiempo de conmutación automático de menos de 10 ms, lo que proporciona ahorros de red cuando la red está activa, independencia de la red, y seguridad cuando está inactiva o comprometida.

Al instalar la Serie ET, la batería no se dañará por intercambio accidental de la polaridad positiva y negativa, lo que ayuda a garantizar la seguridad de la instalación de la batería. Además, la serie ET de GoodWe permite una sobrecarga de respaldo de hasta en un 100%, lo que permite el reinicio rápido de las cargas inductivas, como aires aondicionados, sin dañar los dispositivos eléctricos. El inversor también está construido con un sistema de comunicación EMS de protocolo abierto, que garantiza la interconexión entre las empresas que operan la red y las baterías para distribuir la electricidad libremente.

Además, el nuevo inversor de almacenamiento GoodWe de la serie ET está fabricado para ser muy compacto con dimensiones de 415x516x160 mm y peso ligero (25 kg), lo que facilita su instalación y mantenimiento tanto en interiores como en exteriores. Gracias al diseño de su tecnología de refrigeración, mediante convección natural, el inversor funciona de forma fiable y silenciosa (<30 dB) y disfruta de una vida útil prolongada. También está equipado con la función de carga en corriente alterna, por lo que se puede cargar la batería con corriente alterna incluso cuando el inversor no ha alcanzado su máximo rendimiento. La nueva serie ET de GoodWe es un inversor trifásico de alta tensión para almacenamiento de energía que proporciona una independencia energética mejorada y maximiza el autoconsumo a través de la función de límite de exportación y desplazamiento del tiempo de uso para reducir la factura eléctrica.

LG Chem, empresa líder en la fabricación de sistemas de almacenamiento de energía, ha aprobado el uso de su batería RESU 6.4 EX con el inversor híbrido de Ingeteam INGECON® SUN STORAGE 1Play.

Con sus 6,4 kWh de capacidad, la batería de iones de litio de LG Chem ha sido concebida para su uso residencial y comercial, almacenando la energía eléctrica y optimizando la eficiencia energética en la instalación gracias a la estabilización de la potencia suministrada.

Por su parte, el inversor de Ingeteam permite conectar tanto un campo fotovoltaico como un banco de baterías a un mismo equipo, abaratando el conjunto del sistema. Se trata de un inversor monofásico de 3 a 6 kW, dirigido a instalaciones residenciales y comerciales, tanto monofásicas como trifásicas.

Gracias a la combinación del inversor y la batería, se hace posible almacenar la energía solar generada durante el día para poder ser consumida por la noche. Esto permite alcanzar los mayores índices posibles de autoconsumo, e incluso brinda la posibilidad de lograr una plena autosuficiencia energética.

Además, Ingeteam se encuentra actualmente probando la nueva serie RESU LV de LG Chem y pronto contará también con la aprobación por parte del fabricante coreano que certifique la plena compatibilidad entre el inversor y la nueva batería serie RESU LV de 48 V.

AERZEN
COMEVAL