Tags Posts tagged with "Latinoamérica"

Latinoamérica

El balance de las energías renovables no convencionales en Latinoamérica, refleja de nuevo en un crecimiento vigoroso en 2016, superando los 8.000 M$ de los que la mayor fracción corresponde a la eólica, con cerca del 70% del volumen de inversión total. En los últimos cinco años los registros de potencia eólica instalada acumulada en toda la región prácticamente han llegado a quintuplicarse, situándose a fines de 2016 en cerca de 19.000 MW. Sin embargo, llama la atención que un 80% de ese potencial se encuentre repartido en dos grandes mercados, Brasil y México, y que otro 15% del total se reparta entre Chile y Uruguay, siendo éste último el que mayores registros de penetración de generación eólica en el sistema eléctrico presenta en el subcontinente, donde en 2016 más de un 24% de todas las necesidades eléctricas del país fueron abastecidas con energía eólica.

En realidad, el incremento en el consumo de electricidad procedente de fuentes de energía renovables no convencionales, es una tendencia que únicamente se manifiesta allá donde han sido emprendidas políticas energéticas encaminadas a eliminar barreras de entrada a los mercados eléctricos a las nuevas tecnologías. Las medidas emprendidas han hecho posible activar inversiones de manera sostenida y recurrente en esta actividad económica, y en la generalidad de los casos estas medidas no han incluido apoyos a los precios de la generación eléctrica de estas fuentes.

 

Los cuatro mercados que capturan más del 90% de las inversiones totales en la región comparten el hecho de haber reforzado sus políticas, adoptando metas más ambiciosas, desplegado programas y diseñado mecanismos regulatorios para incrementar la penetración de estas fuentes de energía en sus sistemas eléctricos. Leer más…

Ramón Fiestas
Presidente del Comité Latinomamericano, Global Wind Energy Council

Artículo publicado en: FuturENERGY Junio 2017

Usina Eólica de Vale dos Ventos (Brasil). Foto cortesía de GWEC / Vale dos Ventos wind farm (Brazil). Photo courtesy of GWEC

Un reciente estudio de la consultora MAKE sobre la eólica en Latinoamérica, pronostica un cambio en el mercado brasileño durante un período de turbulencia política y económica, que coincide con una actividad sin precedentes de subastas en México, Argentina y Chile. En general, MAKE espera que para 2026 se pongan en marcha en la región más de 47 GW de nueva potencia eólica.

El mayor mercado de la región, Brasil, conectó más de 2,5 GW de potencia eólica en 2016, marcando el tercer año consecutivo que el mercado puso en marcha una potencia similar. Sin embargo, el mercado parece estarse enfrentando un precipicio inminente en 2019, debido a un prolongado período de contracción económica por la actual crisis política. En 2016, por primera vez desde que la tecnología comenzó a competir en 2009, los promotores no firmaron ningún nuevo acuerdo de compra de energía eólica en una subasta.

 

El mercado eólico brasileño espera un mercado anual de nuevas instalaciones en 2019 de menos de la mitad del tamaño que experimentó entre 2014 y 2016. El mercado ahora se enfrenta a un futuro incierto después de la cancelación de última hora de una muy esperada subasta de energía de reserva en diciembre de 2016 La duración de la aparente caída del mercado dependerá de la recuperación de la demanda de electricidad y de la voluntad del gobierno de apoyar la tecnología en futuras subastas.

Mientras tanto, en México la implementación de subastas de energía a largo plazo abrió una nueva avenida para los acuerdos de compra de energía para los promotores eólicos en 2016. Las dos primeras subastas otorgaron acuerdos de compra de energía por más de 1,4 GW de potencia eólica a precios tan bajos como 32 $/MWh.

Chile y Argentina también celebraron subastas históricas en 2016 que otorgaron acuerdos de compra de energía por casi 3,5 GW de potencia eólica. Argentina organizó las dos primeras rondas de su programa renovable RenovAr en 2016 para apoyar el cumplimiento de su agresiva meta de 20% de renovables. Chile llevó a cabo una subasta masiva y multitecnología en 2016 para cubrir la demanda a largo plazo a partir de 2021. Los precios agresivos de las pujas en Chile y un probable cuello de botella en Argentina podrían provocar desgaste en estos mercados.

Los nuevos desarrollos políticos en el resto de la región afectan el potencial de mercado de otros países de Latinoamérica. Tanto Colombia como Perú están considerando cambios en las reglas del mercado que podrían permitir que la energía eólica compita de manera efectiva.

A través de sus filiales Eiffage Concessions y Eiffage Energía, Eiffage acaba de firmar un contrato para la construcción de la planta fotovoltaica Huatacondo (98 MWc) en el desierto chileno de Atacama. Este proyecto le permitirá seguir desarrollándose en el sector de las energías renovables en Latinoamérica.

Eiffage se ha asociado con los grupos japoneses Sojitz y Shikoku Electric Power para el montaje financiero de este proyecto de gran envergadura cuyo coste total asciende a aproximadamente 135 M€. La financiación está asegurada por los fondos propios de los tres grupos, a los que se suman un préstamo bancario garantizado por la agencia japonesa de crédito para la exportación (NEXI) y una línea de crédito comercial.

 

Las obras y el mantenimiento de la central durante 30 años, que representan un importe de 138 millones de euros, serán realizados por Eiffage Energía, filial española de Eiffage, que cuenta con una amplia experiencia y capacidades reconocidas en el campo de las plantas solares de alta potencia.

El proyecto de la central foltovoltaica de Huatacondo forma parte del programa «Energía 2050» de Chile cuyo objetivo es producir, para 2050, el 70% de la electricidad con energías renovables. Las necesidades de electricidad de Chile aumentan regularmente a raíz del desarrollo económico del país.

Este nuevo contrato ilustra la penetración de Eiffage en el mercado de la producción de energía solar, con una potencia instalada superior a 1,5 GW en el mundo. Por ejemplo, Eiffage puso en servicio el parque fotovoltaico de Cestas en el suroeste de Francia, con una potencia de 300 MWc y la central solar de Quilapilún, cerca de Santiago de Chile, con una capacidad de 110 MWc. Además, en 2017, inició la construcción de las centrales de Ten Merina en Senegal (30 MWc) y de Nuakchot en Mauritanía (50 MWc).

JA Solar, uno de los principales fabricantes mundiales de productos para solar fotovoltaica de alto rendimiento, ha anunciado el establecimiento de su presencia en Brasil con el lanzamiento de su filial JA Solar Brasil.

JA Solar opera en Brasil desde 2015 y ha experimentado un crecimiento significativo en el mercado de la generación distribuida, que requiere apoyo local para la planificación, la logística y las operaciones de comercio internacional de los clientes. Con el establecimiento de JA Solar Brasil, la compañía puede proporcionar a los clientes un apoyo logístico oportuno y servicios personalizados, capturando aún más oportunidades de negocio en la región. Además, la oficina de Brasil se centrará en la consolidación de alianzas con empresas energéticas locales e internacionales, como Engie, Multi Aquecimento, Faro Energy y Enel La nueva oficina proporcionará apoyo para las actividades de marketing, promoverá las últimas tecnologías de JA Solar y desarrollará y gestionará las actividades de ventas en la región. Se espera que la oficina de JA Solar Brazil comience a operar a principios de julio.

 

El mercado latinoamericano es un mercado emergente con un fuerte potencial de crecimiento en los próximos años, y JA Solar está trabajando activamente para expandir su presencia en la región. En marzo de 2017, la compañía estableció su filial JA Solar México iniciando su expansión geográfica hacia Latinoamérica. Desde entonces, la compañía ha trabajado en varios proyectos a escala comercial y ha colaborado con distribuidores locales en México.

Baofang Jin, Presidente y Director General de JA Solar, comenta: “El lanzamiento de JA Solar Brazil mejorará nuestra capacidad para servir a nuestros clientes, fortalecer nuestras alianzas estratégicas en la región y aumentar aún más la notoriedad de marca en Brasil y en el mercado latinoamericano. Nuestros módulos solares de alto rendimiento son reconocidos en la industria. Esperamos poder aprovechar nuestra sólida reputación para presentar más productos de alta calidad a nuestros clientes latinoamericanos, lo que les ayudará a optimizar su retorno de la inversión.

Argentina está en vías de convertirse en el mercado de energía renovable más atractivo de Latinoamérica, a medida que el país pone sus miras en el 20% de energías renovables para 2025, según un reciente informe de BNamericas. El informe, Get in while you can: The time for Argentine renewables is now, detalla cómo otros mercados en la región son actualmente menos viables para los inversores.

El informe señala que una combinación de reformas favorables al mercado llevadas a cabo por el actual gobierno del poaís y la caída de los precios de las energías renovables están contribuyendo al atractivo de Argentina para los inversores en energía limpia.

 

Argentina ha declarado 2017 como el Año de la Energía Renovable y busca aumentar la conciencia sobre las ventajas de la energía renovable y la importancia de la sostenibilidad.

El país se ha comprometido a incrementar la participación de las energías renovables en su mix energético hasta el 20% para 2025, con otro objetivo fijado en un 8% para finales de 2017. Para alcanzar estos objetivos, se espera que tengan lugar una serie de subastas de energías renovables en los próximos años. Se espera que el gobierno subastará 10 GW de potencia renovable para 2025.

En octubre de 2016, el gobierno emitió 1,1 GW de proyectos de energía renovable a través de una subasta competitiva – incluyendo 400 MW de energía solar. La subasta, que también incluyó energía eólica, bioenergía y pequeños proyectos de energía hidroeléctrica, atrajo licitaciones por 6.366 MW de potencia. Un mes más tarde se asignaron 516 MW adicionales de potencia solar fotovoltaica en otra subasta.

Latinoamérica en su conjunto ha visto una inversión significativa en energía renovable en los últimos años, especialmente en energía hidroeléctrica, pero la marea se está convirtiendo ahora en favor de otras fuentes renovables como eólica y solar – según el informe “Renewable Energy Market Analysis: Latin America” publicado por IRENA recientemente.

GES  cuenta ya con una sociedad en Argentina con el fin de acelerar su entrada en este mercado en plena expansión. El establecimiento de una sociedad en el país, le permitirá acometer actividad de manera inmediata. El equipo comercial de GES, con Marta Alonso a la cabeza,  trabaja desde hace algún tiempo en la consolidación del mercado argentino.

Marta Alonso, Directora de Ventas para Sudamérica, comenta: “Argentina tiene un enorme potencial tanto para la energía eólica como para la fotovoltaica. Con un objetivo que contempla obtener el 20% de la energía de consumo del país en 2025, se perfila como el nuevo mercado estrella del Cono Sur para los próximos años. Una coyuntura financiera más estable y el auspicio de las autoridades argentinas para el desarrollo de las renovables, hace que la eterna promesa argentina pueda vislumbrarse como una realidad a corto plazo. El país tiene un gran potencial por sus enormes recursos naturales y ha desarrollado además, un sistema interconectado en los últimos años que permite apostar por fuentes de energía alternativas.”

 

GES cuenta con una posición sólida basada en la experiencia en Latinoamérica, con cifras de negocio inigualables en Chile, dónde ha sido pionero en la construcción de proyectos renovables, tanto eólicos como solares. Además, GES aporta una enorme experiencia en la apertura de nuevos mercados a lo largo de sus ya más de veinte años sirviendo a las energías renovables.

Argentina calcula que instalará entre 1 GW y 1,5 GW anualmente durante los próximos años hasta llegar al uso de un 20% de energías renovables en 2025. Una importante cartera de negocio en la que GES trabaja con el objetivo de repetir el éxito cosechado en el Chile.

Power Electronics suministrará 275 MW de la serie de inversores solares HEC V1500 para dos plantas fotovoltaicas a gran escala en México, desarrolladas por Iberdrola Renovables y donde Iberdrola Ingeniería desarrolla el EPC (Engineering Procurement and Construction). Se trata de la planta fotovoltaica Hermosillo de 136 MWdc- 100 MWac en el estado de Sonora y la planta fotovoltaica Santiago de 231MWdc-170 MWac en San Luís de Potosí. Se espera que ambas puedan estar operativas en 2018. Power Electronics irrumpe así con su división solar en México, un mercado en el que la División Industrial es líder en los accionamientos para motores de baja y media tensión.

Con este suministro Power Electronics suma más de 5 GW de potencia solar instalada y se acerca a 1 GW con su nueva generación de inversores de 1500 V, un equipo que se diferencia de sus competidores por ofrecer una etapa de potencia modular y un sistema de control redundante, que combinado con otras características como su sistema de refrigeración filterless, lo convierten en un producto único, capaz de trabajar a 50°C sin reducción de potencia en las condiciones más exigentes

 

Con las subastas eléctricas de largo plazo, los Certificados de Energías Limpias, y los incentivos fiscales que existen para la adquisición de equipos de generación, el país pretende llegar a la meta de disponer en 2024 de un 35% de la electricidad proveniente de fuentes energéticas renovables. De esta manera, México se convierte en un mercado objetivo y prioritario para Power Electronics, donde ya dispone de una dilatada experiencia en el sector industrial.

Hace tan sólo unos días, Vestas anunciaba unos resultados anuales récord en su historia. Con unos ingresos de más de 10.000 M€ y un beneficio neto de 965 M€ en 2016, un 41% más con respecto al año anterior, la compañía demuestra no te­ner parangón en la en la industria eólica. A pesar de la feroz competencia y los retos propios de la industria energética, Vestas se mantiene líder con 82 GW de capacidad instalada en 76 países en todo el mundo.

Latinoamérica es una de las regiones por la que Vestas está apostando más fuerte. Tras consolidar su liderazgo en mercados eólicos europeos más maduros como el italiano o el francés y conseguir situarse como el primer fabricante en capacidad instalada y número de nuevos pedidos en EE.UU. el año pasado, Vestas no da tregua y continúa liderando a nivel global una industria que, como afirma su Presidente Bert Nordberg en el informe anual de la compañía, liderará, “junto a otras fuentes de generación limpia, el futuro de la industria energética”.

 

En este contexto de crecimiento, Latinoamérica se ha convertido en una región clave. Durante los últimos años, muchos países del continente americano se han subido al tren de las renovables, promoviendo políticas verdes y apostando por mecanismos más eficientes, para asignar capacidad de suministro como son las subastas de electricidad. Este fenómeno ha propiciado que la mayor parte de los pedidos que se realizaron en 2016 se concentraran en el segundo semestre del año. Países como Chile, México, Brasil o Argentina, ce­lebraron subastas de energías renovables el año pasado y algunos de los proyectos ya otorgados aún tienen que materializarse. Leer más…

Artículo publicado en: FuturENERGY Enero-Febrero 2017

La relación de GES con México se remonta a 2006. México fue el primer país en Latinoamérica en el que GES empezó a operar y allí fue dónde estableció su hub para dar servicio a Mesoamérica y la región del Caribe. Más de 10 años después, México sigue siendo un mercado de referencia para GES. La compañía española cuenta con más de 700 MW construidos y 2.000 instalados en el país, lo que supone prácticamente el 25% de la potencia eólica instalada hasta el momento.

GES es un proveedor de referencia en México en construcción y servicios para energías renovables. La compañía cuenta con una extensa cartera de clientes y ha mantenido su liderazgo a lo largo de los años. GES ha sido el encargado de construir algunos de los mayores parques eólicos del país, habiendo ejecutado dos proyectos de 200 MW cada uno. La solidez y experiencia de GES ha propiciado que grandes compañías, con escasa presencia en este mercado, confíen en el proveedor de servicios renovables para para la ejecución de sus primeros proyectos en México.

 

Los mercados renovables han sufrido en los últimos años profundos cambios y México no ha sido diferente. Las primeras subastas de energías renovables en el país han resultado ser un elemento de cambio, que ha llevado a la eclosión del mercado solar. En un país con un enorme potencial por la alta irradiación que presenta todo el territorio, la energía eólica había mantenido su hegemonía frente a las más tímidas inversiones en solar. Sin embargo, con las primeras subastas de energías renovables esta tendencia se ha revertido y la mayoría de los proyectos adjudicados han sido plantas fotovoltaicas. Leer más…

Artículo publicado en: FuturENERGY Enero-Febrero 2017

De acuerdo con el Latin America PV Playbook de GTM Research, México tiene actualmente la mayor cartera de proyectos fotovoltaicos contratados de toda Latinoamérica. Se espera que Latinoamérica aumente significativamente su participación en la demanda de energía fotovoltaica, y que la región en su conjunto asuma más del 6% de la demanda mundial de energía fotovoltaica en 2017, sobre la base de un fuerte crecimiento en varios mercados importantes como México y Chile. Varios mercados clave en crecimiento incluyen a Argentina y Colombia, con el gigante regional, Brasil, capaz de recuperar fuerza una vez más gracias a la recuperación económica.

La energía solar a gran escala lidera a todos los otros segmentos de la fotovoltaica en toda la región, donde la energía solar está superando los precios de otras tecnologías en las subastas y capturando gran parte de la cuota de mercado de las energías renovables no convencionales. En la segunda mitad de 2016, los precios de la energía solar alcanzaron un nivel bajo, no sólo en Latinoamérica, sino también a nivel mundial con los 29 $/MWh de para subasta de suministro nacional de agosto en Chile. La generación distribuida está en alza en algunos mercados como México y Brasil, donde están en vigor esquemas como la medición neta y otros incentivos.

 

La inversión en el sector se impulsa mediante la introducción de reformas tributarias, asociaciones con bancos de desarrollo y fondos para proyectos específicos de renovables. Sin embargo, debido a los bajos precios de la fotovoltaica, la financiación de proyectos de baja tasa de retorno es uno de los esfuerzos más desafiantes para los promotores. Sin embargo, la recuperación económica y el correspondiente crecimiento de la demanda de energía ayudará a sostener la inversión regional en energías renovables en 2017.

Entre algunas causas de preocupación en varios mercados se incluyen desde la depreciación de la moneda (México y Brasil) a cambios políticos siempre presentes. El consumo de electricidad per cápita de Latinoamérica sigue siendo relativamente bajo en comparación con los países de la OCDE. El FMI revisó las proyecciones de crecimiento para Latinoamérica y el Caribe a 1,2% en 2017, con crecimientos más débiles de lo esperado del PIB en los principales mercados como Brasil, Chile, México y Argentina.

Argentina y Colombia listas para recortar la participación de los “Tres Grandes” en la demanda solar en Latinoamérica

La subasta de Argentina despeja el camino para contratar casi 1 GW de fotovoltaica mediante el programa RenovAR, un vehículo que establece metas y maneras para que prospere la energía limpia en el país hasta 2025, para el que el país tiene un objetivo del 20% de generación renovable. RenovAR Ronda 2 se dará a conocer tan pronto como en marzo, para iniciar el proceso de más proyectos que se añadirán más allá de 2018.

Colombia está siguiendo un poco los pasos de varios de sus vecinos latinoamericanos. Debido a que Colombia sólo funciona con empresas privadas de servicios públicos, muchos proyectos fotovoltaicos son sólo para autoconsumo sin incentivos adecuados, como la medición neta. En la última hoja de ruta para la expansión de la energía, sólo se apuntaron 150 MW de energía solar en 2035, pero ese número debería ser superado ya en 2018.

México pasará 2017 iniciando la inmensa cartera de 4,2 GW emitida en 2016. Se está firmando, localizando y buscando financiación de proyectos, pero la continua devaluación del peso está perjudicando la confianza en si los retornos de los proyectos serán altos.

Chile sigue siendo el líder en potencia fotovoltaica instalada acumulada en Latinoamérica. Chile experimentará un retroceso en 2017. Los proyectos esperan para conectarse a una red ya congestionada, pero Chile añade a la red más proyectos de más de 50 MW.

Brasil puede ser la mayor economía de Latinoamérica, pero una recesión y un exceso de suministro de electricidad nublan el futuro desarrollo del mercado fotovoltaico, pasando por proyectos ya contratados.

2016, año de sorpresas de subastas a escala comercial

En 2016 las subastas de México y Argentina sorprendieron y superaron las expectativas, señalando la primera etapa para una construcción prometedora.

En el caso de México, existía la duda de si la transición energética propuesta se proyectaba para beneficio de la energía solar, especialmente para la escala de servicios públicos. Antes de la primera subasta de energía en marzo, había muchas opiniones divergentes sobre si la energía fotovoltaica sería capaz de competir con otras fuentes de energía como la eólica y el gas natural. Estas reservas demostraron ser exageradas ya que la fotovoltaica se erigió como la ganadora absoluta en ambas subastas de servicios públicos que totalizan 4,2 GW de potencia a precios tan bajos como 33 $/MWh.

Argentina fue un absoluto elemento comodín en la dinámica global de la fotovoltaica en la región. El presidente Macri mostró señales de revivir un sector envejecido y poco competitivo cuando fue elegido a finales de 2015, pero la rapidez de los cambios en el sector fue inesperada. En total, a través de 2 rondas de subastas, Argentina sumó cerca de 1 GW de fotovoltaica a escala de servicios público9s. Fue, sin embargo, la introducción de la financiación y las metas de energía renovable en 2016 lo que colocó a la solar para el éxito a largo plazo.

La mayor economía de la región, Brasil, fue víctima de varios factores macroeconómicos, desde la inestabilidad política hasta la sequía. Estos factores disminuyeron la demanda total de electricidad respecto al año anterior en un 0,7%, y fue el principal impulsor de la cancelación para ambas subastas  previstas para 2016, en las que la energía solar debía ser parte. Casi 700 MW de proyectos licitados desde 2014 permanecerán vigentes después de que se desechase la idea de una potencial cancelación.

Tendencias regionales en 2017

Brasil fue incapaz de tomar un descanso en casi todas las facetas del mercado en 2016. Se espera que 2017 sea un año de repunte para la fotovoltaica ya que la economía crece de forma incremental. También se espera que ANEEL tenga en cuenta la capacidad hidroeléctrica al planificar futuras subastas de suministros. Se espera que los segmentos comercial e industrial agreguen unos 50-80 MW.

La última subasta de suministro de la CNE en Chile, en realidad resultó ser un éxito de la fotovoltaica. Los promotores trabajaron astutamente alrededor de la estructura de licitación en bloque para asegurar la generación durante 24 horas usando otras tecnologías para una parte del proyecto solar. Se espera que la interconexión SIC-SING avance entre principios y mediados de 2018.

Las recientes subastas en México marcaron el vencimiento de los permisos del antiguo esquema. Los proyectos subastados están ahora en fase de financiación, lo que no será un obstáculo fácil de superar dados los bajos índices de rendimiento calculados en algunos proyectos. Los instaladores han rentabilizado los clientes con tarifas DAC, pero las tasas de las clases industriales también están aumentando. Se prevé que la mayoría de las instalaciones de generación distribuida de 2017 tengan lugar en esta clase.

La descongelación de las relaciones internacionales ha dado un empuja al interés por desarrollar energías renovables en Cuba. La finalización de una planta de 50 MW a escala comercial y una subasta de 100 MW conducirán a un mayor interés en el país debido a sus necesidades de demanda. Colombia puede ser considerada como la nueva Argentina, con un gobierno más estable y con necesidad de fuentes de energía más limpias y baratas. Sin embargo, Colombia enfrenta limitaciones de políticas y de incentivos.

COMEVAL