Tags Posts tagged with "medio ambiente"

medio ambiente

0 4

Las subastas de interrumpibilidad para el segundo semestre de 2019, celebradas la semana pasada, sitúan la retribución anual del servicio en 196 M€, casi un 40% menos que en 2018. Pero las incertidumbres para la industria electrointensiva no acaban aquí, ya que se ha anunciado que estas han sido las últimas subastas que se van a celebrar. Esto sorprende cuando hay muchos países europeos que cuentan con este servicio como elemento importante de seguridad de su sistema eléctrico. Es cierto que ese anuncio ha venido condicionado a que las subastas se mantendrán mientras no se apruebe el Estatuto de Consumidores Electrointensivos, que debe permitir que nuestra industria alcance un precio eléctrico final similar al que disfrutan sus principales competidores dentro y fuera de Europa.

Los datos publicados sobre el estado de la industria española son cada vez más preocupantes: en el PIB, el peso de la industria supone apenas el 12,6% frente a un objetivo del 20%; el indicador IRE de Red Eléctrica indica que hasta mayo el consumo de la industria ha caído en 2019 un 9%.

Las señales de alarma se multiplican: en 2018, las industrias asociadas en AEGE disminuyeron su consumo de electricidad hasta los 23 TWh, 6,4 % inferior al de 2017. En 2018 y 2019 se han anunciado cierres de plantas, varios ERE´s y reducciones de producción en varios sectores. 

El precio que pagan nuestras industrias es un lastre a su competitividad. Nuestro precio final de la electricidad es de 20 a 25 €/MWh más caro que el que pagan las mismas industrias en Francia y Alemania, donde sí cuentan con una política industrial eficaz.

La industria electrointensiva está en alerta máxima, mientras espera con impaciencia que los Ministerios de Industria, Comercio y Turismo, y para la Transición ecológica aprueben el Estatuto con mecanismos, validados por la Comisión Europea, y dotación económica suficiente para lograr el objetivo de recortar los 20 €/MWh que soporta la industria española frente a la centro europea. De esta manera se evitará que el trabajo de tantos años para ganar en eficiencia energética y mejorar día a día se desmorone por los elevados costes eléctricos en España. O se apoya y fortalece a la industria en este periodo de transición energética o el país puede perder uno de los principales motores tractores de su economía. Desde hace años, AEGE viene reclamando que se armonicen, cuanto antes, las condiciones de suministro con las de nuestros principales competidores, franceses y alemanes. Las empresas necesitan salvar la situación en el corto plazo, tienen que seguir produciendo en 2020 y sin perjuicio de confiar en que realmente tengan los que anuncian como precios eléctricos competitivos en 2030.

Reclaman una auténtica política industrial que apoye y potencie a la industria electrointensiva, sector vital para la economía del país y motor de creación de riqueza y sostén del estado del bienestar.

AEGE, cuyas empresas suman más de 20.000 M€ de facturación anual y más de 186.000 empleos, insta al Gobierno y a los partidos políticos a aunar esfuerzos en apoyo de la industria para lograr la convergencia con Europa en coste eléctrico.

ARPA, acaba de lanzar ARPA CHANGE, una nueva unidad de negocio cuya misión es la de liderar el cambio hacia un mundo cada vez más sostenible. Para ello, ha desarrollado soluciones basadas en la generación de energía solar, potabilización de agua y gestión de residuos que facilitarán el cumplimiento de los principales ODS marcados por la ONU para 2030. Las soluciones de Arpa Change se podrán implementar en industrias, hospitales, granjas, hoteles, centros deportivos, colegios, cuarteles o residencias, entre otras.

 

Paneles solares híbridos
Un ejemplo de solución innovadora es la generación de energía mediante una instalación fotovoltaica híbrida para la generación de energía y agua caliente en un único panel “2X1”. La instalación incorpora paneles fotovoltaicos los cuales poseen 60/72 células fotovoltaicas que se sitúan sobre un sistema para la absorción de calor formando un único módulo. Además del cableado habitual para cualquier panel, este sistema cuenta con una zona por la que se da salida al calor, que se aprovechará para calentar el agua. Un circuito hidráulico y un pequeño depósito térmicamente aislado competan el diseño para que se pueda dar este doble uso, sin mermar la capacidad para la producción de electricidad, puesto que las células fotovoltaicas de este panel funcionan con un rendimiento mejorado, consiguiendo mejoras de hasta el 15% del rendimiento de los paneles fotovoltaicos.

Su retorno de inversión es de 4 a 7 años dependiendo del establecimiento. Con estos paneles solares, se ahorra hasta el 70% de la energía y se evitan emisiones de hasta 530 KgCO2 por panel.

Tratamiento y potabilización de agua
Ha diseñado también plantas de tratamiento de agua que convierten cualquier tipo de agua (salada, salubre, dulce o de condensación atmosférica) en agua potable para el ser humano. Arpa gestiona el ciclo de agua al completo, desde la generación y obtención del agua hasta su tratamiento, almacenamiento, distribución, consumo final y vertido. Sus soluciones pueden aplicarse en cualquier lugar del mundo, sean zonas remotas o no, y garantizan la mayor calidad de agua independientemente de su origen o estado inicial. Destacan dos:

Arpaqua, un generador atmosférico de agua que convierte la humedad existente en el aire en agua a través de un sistema de condensación. Esta solución es ideal para los entornos más hostiles, donde el agua es difícil o imposible de obtener o transportar.
La planta potabilizadora ARPOT 6, una planta autónoma para todo tipo de aguas, que puede funcionar tanto en red como con paneles solares. En red, puede tratar hasta 2.000 litros de agua diarios, y hasta 600 litros con paneles solares. Va en remolque, es de uso muy fácil y dispone de generación autónoma de cloro.
Las aplicaciones más comunes suelen ser agricultura hidropónica, lavanderías, bancos lavamanos, duchas, lavabos y WCs.

Gestión de residuos
Arpa también ha desarrollado un sistema de gestión de residuos tanto sólidos como líquidos, ocupándose de todo el ciclo: desde su recolección hasta su triaje, tratamiento, transporte y solución de consumo. Su sistema es capaz de tratar papel, cartón, vidrio, materia orgánica, plástico y agua residual. Destaca el caso del plástico, que podrá ser usado para generar combustible. En el caso del agua residual, podrá ser tratada y vertida de forma segura al medio ambiente, eliminando vectores de transmisión de enfermedades de una forma autónoma.

Santa Lucía S.A. ha alcanzado un acuerdo con Endesa Energía, S.A. para garantizar que toda la energía eléctrica que consuma desde el 1 de abril hasta el 31 de marzo de 2020, sea “Energía Verde” generada a partir de fuentes de energía renovables y de cogeneración de alta eficiencia.

 

La aseguradora da este nuevo paso de la mano de su Departamento de Compras, como parte de su compromiso con el ODS 13, Acción por el clima, con el que quiere realizar una gestión más eficiente y sostenible de los recursos y minimizar la huella de carbono de su actividad. En 2017, la compañía ya presentó su Política Medioambiental, una guía que le permite enmarcar toda su actividad en los principios de responsabilidad y sostenibilidad. En 2018, se adhirió a la Comunidad #PorElClima, una plataforma que reúne a empresas y organizaciones de todos los sectores, ONG y personas particulares para actuar y trabajar para generar nuevas oportunidades y contribuir a la lucha contra el cambio climático.

Finlandia será el país protagonista de la próxima edición de Expobiomasa 2019, una feria internacional muy importante del sector de la biomasa en Europa, organizada por la Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa (Avebiom), que tendrá lugar los días 24, 25 y 26 de septiembre en recinto ferial de Valladolid.

Con este motivo, Expobiomasa será la sede del II Seminario Hispano-Finlandés de Biomasa, que se celebrará el día 25 de septiembre, en el que empresas de ambos países presentarán la tecnología más innovadora y expondrán los modelos de negocio que se implementan, con especial atención al aprovechamiento, las técnicas de control de calidad, el uso de astillas para uso térmico, así como la eficiente gestión y tecnología en ‘district heating’ (redes de calor) con biomasa.

Finlandia, un país en el que la bioenergía representa el 35% de la energía consumida, cuenta con una dilatada tradición en el uso de la biomasa con fines energéticos. A principios de los años 90 inició el desarrollo del modelo de negocio de calefacción con biomasa gestionado por empresas de servicios energéticos (ESE) y en la actualidad cuenta con más de 620 instalaciones. La mitad de la población finlandesa está conectada con este modelo de instalación, que cuenta con más 15.000 kilómetros de redes de conducciones de agua caliente.

COMEVAL