Tags Posts tagged with "proyecto europeo"

proyecto europeo

Una veintena de empresas aragonesas han comenzado a aplicar las medidas de eficiencia energética derivadas del proyecto PINE, cofinanciado por la Comisión Europea en el programa “Intelligent Energy Europe”, que finalizará el próximo mes de marzo después de tres años de ejecución. El proyecto está financiado por la Comisión Europea y persigue mejorar la eficiencia energética de las pymes industriales europeas, llevándose a cabo de forma simultánea en Austria, Bulgaria, Chipre, Italia, Rumanía, Eslovaquia, y España.

En nuestro país, el proyecto ha contado con la participación del Consejo Aragonés de Cámaras y del Centro de Investigación de Consumos Energéticos (CIRCE) de la Universidad de Zaragoza.

Para alcanzar sus objetivos el proyecto ha llevado a cabo una serie de auditorías energéticas en estas empresas, realizadas por especialistas de CIRCE, que han diagnosticado los principales consumos de los equipos y procesos. Los resultados de estos análisis han arrojado un total de 84 medidas de eficiencia energética, que les permitirán ahorrar energía, mejorar su competitividad y ofrecer productos y servicios con un menor impacto medioambiental. De todas ellas, las empresas se han comprometido a aplicar 63 en un plazo de tres años, y ya están en marcha catorce.

El ahorro energético anual estimado con la aplicación de todas estas medidas se estima en más de 3.000 MWh eléctricos al año, lo que equivaldría al consumo de 1.000 hogares medios españoles. Junto a los ahorros en electricidad, también hay que añadir los ahorros en energía térmica, y una reducción de emisiones a la atmósfera de 1.525 toneladas de CO2 al año, además de otros gases contaminantes. La inversión total asociada a estas medidas ascendería a los 2.450.000€, conllevando un retorno medio por empresa de unos 4 años.

Las 20 empresas proceden de diversos sectores productivos como la industria delplástico y el caucho, del metal, artes gráficas, alimentación,… y fueron seleccionadas tras una primera fase del proyecto. En dicha fase, un total de 40 pymes pudieron conocer su potencial de ahorro gracias al asesoramiento del Consejo Aragonés de Cámara mediante una herramienta informática de autodiagnóstico energético.

Esta herramienta , desarrollada por CIRCE para ser utilizada por los socios del proyecto de los siete países que forman el consorcio PINE, permite a las empresas conocer sus consumos de electricidad y energía. Con los datos introducidos, la herramienta elabora un informe en el que se indican potenciales de mejora energética y una serie de medidas para mejorar la eficiencia de los procesos productivos.

Tras la finalización del proyecto, la herramienta se pondrá a disposición pública en la web de PINE, contando con versiones en otros idiomas para permitir a empresas de toda Europa beneficiarse de ella.

De este modo, PINE – Promoting Industrial Energy Efficiency – habrá ayudado a mejorar la competitividad de cerca de 300 pymes europeas, pero se espera llegar a un número mucho mayor.

Actualmente CIRCE y Consejo Aragonés de Cámaras continúan trabajando en materia de eficiencia energética para las empresas a través del nuevo proyecto europeo SME ENERGY CHECK UP, cuyos principales destinatarios son los sectores de hostelería, restauración, comercio y oficinas. Más información en http://smeenergycheckup.eu/

0 103

El Centro de Investigación de Recursos y Consumos Energéticos (CIRCE) de la Universidad de Zaragoza, lidera un proyecto internacional para mejorar el rendimiento de los parques eólicos. El proyecto AWESOME – Experiencia en la Operación y Mantenimiento Avanzado de Sistemas de Energía Eólica – está financiado por la Comisión Europea a través del programa Horizon2020 con 2,8 millones de euros y busca hacer frente a las barreras actuales de la operación y mantenimiento en aerogeneradores.

El envejecimiento de las actuales instalaciones en Europa, sumado al creciente número de instalaciones eólicas en el mar (conocidas como offshore), está convirtiendo a la operación y mantenimiento de los parques en una herramienta vital para asegurar una óptima explotación de estas instalaciones.

AWESOME contribuirá a mejorar las técnicas y conocimientos que existen acerca de estos trabajos, que de acuerdo a informes de la Plataforma Tecnológica Europea de Energía Eólica, podrían llegar a generar 50.000 empleos de aquí a 2030.

Así, el proyecto desarrollará nuevas metodologías y estrategias de planificación y prevención de fallos, generando nuevos conocimientos y experiencias a través de la formación de personal especializado. Para ello, AWESOME seleccionará a 11 investigadores a los que guiará en la elaboración de su tesis doctoral en materias relacionadas con la Operación y mantenimiento de parques eólicos.

Gracias a un extenso programa de formación y de difusión de los resultados, AWESOME colaborará en la investigación sobre la explotación de los aerogeneradores, sentando las bases de una red de conocimiento para promover la investigación y formación en este campo, y paliar la falta de personal especializado.

Los investigadores seleccionados estarán supervisados por destacados actores del sector de la energía eólica en Europa. Entre ellos se encuentra CIRCE, coordinador del proyecto, dada su amplia experiencia en éste ámbito, donde lleva a cabo el seguimiento mensual de la producción de 120 parques eólicos en todo el mundo que suman 3000 MW instalados.

La representación española también cuenta con la Universidad de Castilla La Mancha, la Asociación Empresarial Eólica y la empresa de fabricación de componentes eléctricos Ingeteam. El consorcio lo completan otras seis universidades, empresas y asociaciones europeas, haciendo un total de 9 socios de España, Alemania, Reino Unido, Noruega y Dinamarca. Además el proyecto cuenta con el respaldo de la Academia Europea de Energía Eólica (EAWE), y se encuentra alineado con las hojas de ruta sobre educación y formación de la Unión Europea (SET Plan Education Roadmap).

Lanzamiento del proyecto

El pasado 21 de enero se celebró, en la sede de CIRCE dentro del campus Río Ebro de la Universidad de Zaragoza, la reunión de lanzamiento del proyecto. Hasta Zaragoza se desplazaron cerca de 15 profesionales del consorcio para establecer las primeras pautas y detalles del proceso a seguir. Juntos trabajarán estrechamente durante los cuatro años de ejecución del proyecto. Además de los propios objetivos marcados por el proyecto, se espera que esta cooperación fomente el intercambio de conocimientos y abra la puerta a nuevos proyectos.

La UPM lidera PVCROPS, el proyecto europeo de referencia sobre la alta integración de potencia fotovoltaica en las redes eléctricas del continente.

Liderado por el Grupo de Sistemas Fotovoltaicos del Instituto de Energía Solar (IES) de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), el proyecto de investigación europeo PVCROPS tiene un doble objetivo. Por un lado, aumentar la proporción de energía fotovoltaica en las redes eléctricas europeas y, de otro, reducir el precio de generación del kWh.

El impacto social de estos objetivos en Europa va más allá de una cuestión medioambiental, afirma el coordinador del proyecto, Luis Narvarte, profesor de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería y Sistemas de Telecomunicación de la UPM. “Uno de los principales problemas europeos es la dependencia de recursos energéticos del exterior. Veintitrés de los veintisiete países de la Unión Europea tienen una dependencia del petróleo externo de más del 90%, mientras que la Unión en su conjunto importa el 30% de su gas de Rusia. Así, el riesgo que, desde este punto de vista, supone el actual conflicto ucraniano, no es más que un botón de muestra de este grave peligro”, subraya. La alta proporción de generación eléctrica fotovoltaica reduciría esta dependencia y, con ello, el riesgo de inestabilidad social y política.

PVCROPS tiene también un gran impacto sobre la economía europea. Según este profesor, “el descenso de los precios de los módulos fotovoltaicos (que se han dividido por 7 en los 5 últimos años gracias a la economía de escala y a la competencia procedente de China) no sólo ha permitido que la electricidad fotovoltaica pueda ser competitiva con las fuentes fósiles de energía, sino que ha provocado que la proporción de su coste sobre el total del sistema descienda bruscamente”.

Así, aunque es cierto que la industria china se ha impuesto en el mercado de los módulos fotovoltaicos, Europa puede mantener su liderazgo en esta industria precisamente porque el valor añadido de los sistemas fotovoltaicos ya no reside en los módulos sino en otros ámbitos, como la ingeniería de su uso y aplicación. Por tanto, empleo de alta calidad y conocimiento pueden seguir residiendo en los países europeos.

Red Eléctrica de España (REE) ha sido galardonada con el Premio Europeo de Medio Ambiente a la Empresa 2014, en la categoría especial Empresa y Biodiversidad, por su proyecto “Aves y líneas eléctricas: cartografiado de corredores de vuelo”. Los Premios Europeos de Medio Ambiente, convocados por la Dirección General de Medio Ambiente de la Comisión Europea, se otorgan a empresas que combinan con éxito la innovación, la competitividad y el desempeño ambiental sobresaliente.

El director general de Transporte de REE, Carlos Collantes, ha recogido el galardón de manos del comisario de Medio Ambiente, Asuntos Marítimos y Pesca de la Unión Europea, Karmenu Vella, en la ceremonia celebrada hoy en Lyon durante el XVII Foro Europeo de la Eco-innovación.

El proyecto premiado “Aves y líneas eléctricas: cartografiado de corredores de vuelo” desarrolla una herramienta basada en el uso de sistemas de información geográfica (SIG) que integra datos de corredores de vuelo de aves (áreas de presencia y rutas), para prevenir impactos sobre la avifauna durante las fases de planificación y ejecución de nuevas líneas eléctricas, y priorizar las actuaciones correctoras en líneas existentes.

Se realiza un ejercicio de alcance nacional para integrar información procedente de fuentes diversas y heterogéneas referente a corredores de vuelo de aves susceptibles de verse afectadas por tendidos eléctricos, con el objetivo principal de minimizar el impacto de la red de transporte sobre la avifauna. Se aplican técnicas de elaboración de mapas de sensibilidad basados en SIG, obteniendo un producto innovador que permite afrontar el proceso de planificación de infraestructuras con la información más relevante y actualizada disponible sobre la avifauna, e identifica las áreas con mayor riesgo de colisión proporcionando información útil para priorizar acciones de corrección de tendidos.

Este proyecto se plantea en el contexto del estudio y búsqueda de soluciones a los problemas derivados de las interacciones entre aves y tendidos de transporte de electricidad. Facilita la toma de decisiones en la planificación e implantación de proyectos de instalaciones eléctricas en el territorio y en la gestión de la red existente, introduciendo la consideración de la protección de la avifauna en todas las fases. Favorece la transparencia de los procesos de información pública y consultas a la sociedad, al ofrecer un marco de referencia común compartido con administraciones y organizaciones ambientales. Repercute positivamente sobre la conservación de especies de aves amenazadas y su hábitat, minimizando los impactos sobre el capital natural de los territorios con presencia de líneas eléctricas.

La amplitud de datos y la flexibilidad de la gestión de los mismos convierten este sistema de información geográfica en marco de referencia común para ser utilizado también por las distintas administraciones responsables de la evaluación ambiental de los proyectos de infraestructuras eléctricas.

El proyecto hoy premiado se inició en el año 2010 y ha contado con la colaboración de las consejerías con competencias en biodiversidad de las 17 comunidades autónomas, centros de investigación, organizaciones ambientales y, de manera especial, de la empresa Asistencias Técnicas CLAVE y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

El consorcio Eiffage-Schneider Electric-Krinner consigue la adjudicación

El consorcio que lidera Eiffage, a través de su filial Clemessy, con Schneider Electric y Krinner se ha adjudicado la construcción del mayor proyecto europeo de energía fotovoltaica. El valor del contrato asciende a cerca de 285 M€ y consiste en la construcción de un parque solar y una subestación de alto voltaje en Cestas, en las inmediaciones de Burdeos. El contrato incluye la operación y el mantenimiento del parque. Las compañías prevén que los trabajos comiencen de inmediato.


Este proyecto, desarrollado por Neoen –una de las principales firmas de energías renovables francesas-, tiene una capacidad pico de 300 MW. El parque se conectará directamente a la red de muy alta tensión y entrará en servicio en octubre de 2015. Anualmente, esta infraestructura generará más de 350 GWh, cifra que corresponde al consumo eléctrico diario del conjunto de la población de Burdeos.

Los estudios de ingeniería los realizará RMT, filial de Clemessy; las conexiones las realizará Eiffage Energía, mientras que los movimientos de tierra los realizará Eiffage Trabajos Públicos. Por su parte, Schneider Electric trabajará en la cadena de conversión eléctrica y Krinner GmbH en los cimientos y estructuras fotovoltaicas.

Desarrollará y validará en Valladolid un modelo de regeneración urbana integral y sostenible

Participantes en la presentación del proyecto FARO

El proyecto europeo REMOURBAN, liderado por CARTIF, convierte a Valladolid en una de las 9 ciudades faro elegidas por la Unión Europea para servir de ejemplo de ciudades inteligentes. Los proyectos FARO son proyectos emblemáticos dentro del contexto europeo de las ciudades inteligentes, y tienen como objetivo situar a 30 capitales como referentes en innovación en el entorno europeo y mundial.

El proyecto, co-financiado por la UE en el marco del programa H2020, desarrollará y validará un modelo de regeneración urbana integral y sostenible, abordando la implantación en las ciudades de soluciones tecnológicas innovadoras en los sectores de la energía, el transporte y las TICs, con el objetivo de acelerar la transformación de las ciudades europeas en áreas urbanas inteligentes para el progreso social y la regeneración ambiental, así como en áreas de atracción y motor del crecimiento económico. Se desarrollará entre 2015-2020 en tres ciudades europeas: Nottingham (Reino Unido), Tepebasi (Turquía) y la capital castellana.

 

El proyecto, uno de los tres elegidos en la convocatoria de 2014, involucrará hasta a 15.000 ciudadanos europeos, rehabilitará  1.100 viviendas y beneficiará directamente a 3.200 personas, además de desplegar una flota de más de 150 vehículos eléctricos de diferentes tipos.

Entre los beneficios esperados está reducir la demanda de energía total de los edificios intervenidos en más de un 50%, además de incrementar el ratio de producción de energía eléctrica in situ  en un 30 %, a través de tecnologías como la solar fotovoltaica y la cogeneración. Otro de sus mayores beneficios será conseguir un incremento en el uso de las soluciones de transporte sostenible de un 5 %, además de conseguir un importante impacto ambiental, con una reducción del 5 %  en las emisiones de CO2 por persona como resultado de las acciones desplegadas en las tres ciudades.

Demostrador español

En Valladolid, las principales intervenciones se realizarán en el distrito Grupo Empresa Fasa-Renault, donde se rehabilitarán casi 400 viviendas mediante la implantación de tecnologías avanzadas de eficiencia energética. Otra parte importante de las actuaciones previstas es el despliegue de vahículos sostenibles, realizado en colaboración con el ayuntamiento de la ciudad, y que abarcará la mejora de las infraestructuras de recarga y la subvención directa para la compra de vehículos eléctricos e híbridos, incluyendo taxis, autobuses, furgonetas de reparto y coches particulares. Como complemento de estas acciones, se pondrá en marcha una plataforma de recogida de información que incluya a toda la ciudad, y en la que la participación de los vallisoletanos será esencial.

El proyecto FARO REMOURBAN, tiene un presupuesto total de 23,8 M€, de los que la UE (a través de la convocatoria Smart Cities & Communities) financiará 21,5 M€. Liderado por CARTIF, los miembros del consorcio abarcan a municipalidades y empresas de siete países europeos (Reino Unido, Turquía, Alemania, Bélgica, Italia, Hungría y España). Entre los socios españoles están algunas de las empresas más innovadoras en el sector de las ciudades inteligentes: Acciona, Iberdrola, Xeridia, GMV y Dalkia, además del Ayuntamiento de Valladolid, a través de VIVA y Auvasa.

El proyecto comenzará oficialmente en los primeros meses de 2015.

Se convierte en laboratorio de pruebas de la gestión energética pública europea

Eibar se convertirá en una de las tres localizaciones escogidas para poner a prueba un proyecto europeo que creará una plataforma que permita a las ciudades medir y gestionar el consumo de energía de manera más eficiente en el futuro, avanzando hacia el concepto de ciudad inteligente. El proyecto URB-GRADE, en el que participan el centro tecnológico IK4-TEKNIKER y el Ayuntamiento de Eibar junto a otras siete empresas, entidades locales y centros tecnológicos de España, Dinamarca y Finlandia, pretende explorar el potencial del concepto DaaS (District as a service) para la gestión energética de las ciudades europeas.

El objetivo es mejorar el conocimiento de las autoridades locales sobre el consumo energético en sus ciudades por medio de sensores y otras tecnologías, ofreciendo datos en tiempo real. Una vez organizados en una plataforma digital, estos datos permitirán gestionar de manera más eficiente, por ejemplo, desde el consumo del alumbrado público en Eibar, hasta el consumo de negocios locales en Barcelona o las propias viviendas en Kalundborg (Dinamarca), los tres proyectos piloto de la iniciativa.

 

En el caso de Eibar abordarán la gestión del alumbrado público, un servicio cuyos problemas en la gestión son comunes en los entornos urbanos de toda Europa, de modo que las soluciones que se encuentren en la localidad guipuzcoana se emplearán en escenarios similares en el futuro.

En una primera fase se recogerán datos de consumo de diez calles, a las que posteriormente se les aplicarán las medidas correctoras propuestas por la plataforma. Entre dichas medidas correctoras se pueden encontrar sensores de movimiento y luz que apaguen o enciendan las farolas dependiendo de las necesidades; reducción de la intensidad lumínica mediante balastos electrónicos; actualización del alumbrado a tecnologías más eficientes (cambiar los puntos de luz de vapor de sodio a LED, por ejemplo).

Los usuarios principales de la tecnología que se desarrolle en el proyecto URB-GRADE serán las autoridades municipales, ya que el proyecto está concebido para convertirse en una importante herramienta para la planificación urbana y la toma de decisiones en una ciudad. No obstante, la iniciativa contempla a otros actores importantes en la gestión energética de una ciudad, como las empresas proveedoras de energía o los propios consumidores finales.

La información necesaria para generar la plataforma se basará en la captación de datos a través de sensores distribuidos, así como otras fuentes abiertas como datos sobre la calificación energética de los edificios o información obtenida por medio de encuestas.

Posteriormente estos datos serán gestionados por medio de técnicas CEP (complex event processing) para generar información relevante, que se suministrará a todos los actores participantes por medio de una plataforma basada en el almacenamiento de información en la nube.

Smart Cities

El proyecto URB-GRADE consiste en el avance de la gestión pública de la energía en la línea de las Smart Cities (ciudades inteligentes), una tendencia internacional para la mejora en la gestión de las comunidades urbanas, gracias a la tecnología, el capital social y la mejora en la obtención y empleo de la información.

Esta tendencia puede beneficiarse enormemente de tecnologías en las que IK4-TEKNIKER es referencia, por lo que el tándem junto a la ciudad de Eibar constituye un campo de pruebas ideal para probar el proyecto URB-GRADE en un entorno escalable y transferible a otros entornos urbanos.

La Unidad de Electrónica y Comunicaciones de IK4-TEKNIKER fue creada con el objetivo de integrar la experiencia del centro en la investigación tecnológica y dar servicio a diversos sectores económicos, desde la industria hasta el propio sector servicios. Además, desde hace años el centro tecnológico pertenece a la organización Artemis, la Red Europea para la Investigación Avanzada y la Tecnología de Sistemas Inteligentes.

DOMOTIC es un proyecto europeo desarrollado en al marco del Programa LIFE de la Unión Europea, que tiene por objeto la implantación y validación con fines demostrativos de tres modelos de instalación domótica; para cuantificar el gran potencial de reducción de emisiones de CO2 derivado de la aplicación de “tecnologías inteligentes” (dispositivos domóticos y sistemas de gestión de edificios) en edificios con gran afluencia público y elevado poder ejemplificante.

El proyecto se ha desarrollado en dos edificios del Grupo San Valero en Zaragoza (en el edificio del Centro de Formación Secundaria, Continua y Ocupacional “Fundación San Valero”, con más de 30 años de antigüedad; y en los de la “Universidad San Jorge”, de reciente creación); y en el Centro de Recursos Ambientales de Castilla y León, en el complejo PRAE, de la Junta de Castilla y León en Valladolid.

En el edificio de la Fundación San Valero se han realizado diversas actuaciones orientadas al ahorro energético en iluminación y a la regulación del sistema climatización; integrados en un “Building Monitoring System” que permiten controlar y monitorizar permanentemente su funcionamiento y consumos. Además, se han habilitado dos “aulas demo” (iluminación, monitorización de persianas, climatización); para la formación.

Artículo publicado en: FuturENERGY Junio 2014

0 36

En Noviembre de 2013 comenzó de forma oficial el proyecto WINDUR, financiado por el 7º Programa Marco de la Comisión Europea. Cuenta con un presupuesto de 1.15 M€ y tiene una duración de 2 años (Noviembre 2013-Octubre de 2015). WINDUR pretende desarrollar, diseñar, y testar una miniturbina eólica de eje vertical para zonas urbanas.
Como el 80 % de la población europea vive en ciudades, las zonas urbanas se convierten en los mayores mercados potenciales para las energías renovables, aunque todavía hay que afrontar los retos tecnológicos relacionados con las características específicas del viento urbano y este es el principal reto de este proyecto. Por otra parte, la directiva europea 2010/31/CE relativa a la eficiencia energética de los edificios establece que a partir del 31 de diciembre de 2020 todos los edificios nuevos deben tener un consumo de energía casi nulo.
Este proyecto ha sido promovido desde España por Joaquín López y Miguel Ángel Gómez, directores de las empresas Mastergas y Machachi, expertos en la instalación de sistemas de energías renovables. El diseño de la nueva turbina se llevará a cabo en el centro tecnológico CENER que, con sede en Navarra, es una referencia a nivel mundial en el campo de la energía eólica. Otra pyme española, Solute Ingenieros, es la responsable de la caracterización del recurso eólico en zonas urbanas. El consorcio lo completan entidades de Bélgica (Universidad de Gante, coordinadora del proyecto), Dinamarca (DVE Technologies), Irlanda (Gerriko), Reino Unido (FuturEnergy) y Suecia (Universidad de Uppsala).

El Centro de Investigación de Recursos y Consumos Energéticos (CIRCE) de la Universidad de Zaragoza participa en un proyecto europeo sobre construcción sostenible que permitirá formar y mejorar las competencias de sostenibilidad de carpinteros, pintores, albañiles, técnicos de edificios, e instaladores de energía solar térmica y fotovoltaica. El CIRCE es uno de los diez socios de España, Francia y Portugal, que colabora en el proyecto de Formación profesional en el mantenimiento y rehabilitación de edificios sostenibles (FORMAR), que busca incrementar la cualificación en materia de sostenibilidad de los profesionales que intervienen en la construcción, rehabilitación y mantenimiento de edificios. Para ello fomentará la educación y oportunidades de aprendizaje en este ámbito a través de una formación amplia y específica integrada en los programas formativos actuales.
El proyecto cuenta con un presupuesto de 532.000€, de los cuales 400.000€ están financiados por la Unión Europea a través del Programa de Aprendizaje Permanente “Leonardo da Vinci”. Esta iniciativa internacional se enmarca dentro de su estrategia energética para 2020, que pretende, entre otras medidas, promover la construcción sostenible y los edificios de consumo energético casi nulo en Europa.
La composición heterogénea del consorcio, compuesto por centros tecnológicos, asociaciones, ayuntamientos y organizaciones académicas, permitirá establecer una vinculación entre el área de sostenibilidad, el sector de la construcción y la pedagogía, para adecuar la cualificación de los profesionales de este sector a las exigencias del mercado de trabajo actual.
CIRCE, en colaboración con la Fundación Laboral de la Construcción, llevará a cabo las labores de investigación del estado actual del sector de la formación en España en referencia a los gremios en los que se divide el proyecto. Además aportará su visión respecto a las necesidades de formación, la problemática actual y el desarrollo de temas y contenidos de los diferentes paquetes de trabajo. CIRCE recogerá esta visión y la del resto de socios nacionales e internacionales, con el fin de elaborar una hoja de ruta con la que continuar el desarrollo de los diferentes contenidos.
De este modo el proyecto permitirá beneficiarse de sus resultados tanto a estudiantes como a profesores, formadores y todo el personal involucrado en la educación y la formación en el ámbito de la construcción, facilitando el acceso al mercado de trabajo y la movilidad laboral. Por otro lado también se verá mejorada la calidad de la información proporcionada a los clientes, a través de la elaboración de una guía para apoyar las decisiones en la selección de productos y materiales de construcción.
Para alcanzar sus objetivos, los socios del proyecto desarrollarán recursos y módulos formativos para ser incluidos en los programas actuales, que proporcionarán conceptos innovadores y competencias en el área de la construcción a partir de las bases del desarrollo sostenible.
Los nuevos contenidos abarcarán los aspectos ambientales de los productos y materiales utilizados en dichos colectivos, teniendo en cuenta sus tipos y clasificación, el ciclo de vida del producto, el etiquetado y los estándares, así como buenas prácticas y recomendaciones para las fases de adquisición, instalación, uso y fin de vida de estos productos. También se desarrollará una unidad transversal común a todos ellos, relativa a los conceptos básicos sobre la construcción sostenible y los “edificios de consumo de energía casi cero”.
Estos recursos formativos se enmarcan dentro de los principios metodológicos del Sistema Europeo de Créditos para la Educación y Formación Profesionales (ECVET), lo que permitirá su posterior integración en este sistema. Con ello se facilitará la transparencia de las cualificaciones y su reconocimiento en todos los países europeos. El proyecto dio comienzo en octubre de 2013 y tiene una duración de 3 años. A finales de mayo está prevista la segunda reunión general del consorcio en Madrid, para poner en común todo el trabajo avanzado por los socios durante estos primeros seis meses.

COMEVAL
ELT
COFAST-PASCH
AERZEN
IMASA