Tags Posts tagged with "puntos de recarga"

puntos de recarga

Ignacio Aguado, portavoz de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid, tras una reunión de trabajo con responsables de AEESCAM (Asociación de Empresarios de Estaciones de Servicio de la Comunidad de Madrid), se ha mostrado partidario de incentivar y no de imponer u obligar, como tiene intención el Gobierno, a las estaciones de servicio con más de 5 millones de litros de venta la instalación de puntos de recarga para coches eléctricos bajo la amenaza de una multa de 30 millones de euros, según recoge el borrador de un proyecto de ley sobre Cambio Climático que está preparando el Ministerio de Transición Ecológica.

La reunión, celebrada a petición de Ciudadanos, se ha desarrollado en la sede de AEESCAM y han participado, además de Ignacio Aguado, el diputado en la Asamblea de Madrid, Juan Rubio, por parte de Ciudadanos; por parte de AEESCAM, su presidente, Ignacio Arellano, y su secretario general, Víctor García Nebreda.

Aguado ha agradecido que se haya celebrado la reunión en la que se ha realizado un repaso de los principales problemas del sector como son, entre otros, la proliferación de gasolineras desatendidas con perjuicio para la seguridad, el empleo, los derechos de los consumidores y el acceso de personas con discapacidad, y la necesidad de actualizar algunas leyes y normativas que afectan a las gasolineras que se han quedado obsoletas en la Comunidad de Madrid.

Incentivos, no imposiciones

El portavoz de Ciudadanos ha coincidido con los representantes de AEESCAM en rechazar que las gasolineras tengan la obligación de instalar puntos de recarga para coches eléctricos, con una inversión a cargo del empresario y una rentabilidad nula por el escaso volumen de vehículos eléctricos en el mercado actual y ha asegurado que “soy partidario de los incentivos, en lugar de imposiciones y obligaciones, con ayudas directas o deducciones fiscales”.

Aguado ha recalcado la relevancia del sector de estaciones de servicio para la movilidad de los madrileños y ha recordado que en los presupuestos de la Comunidad de Madrid “se han previsto dos millones de euros como ayudas directas para la instalación de este tipo de puntos de recarga eléctrica para que eso contribuya a tener una movilidad más sostenible en la Comunidad de Madrid, no a golpe de imposición si no a golpe de incentivo y de sensibilización”.

Por su parte, Ignacio Arellano ha asegurado que el Gobierno no se ha puesto en contacto con representantes del sector a la hora de elaborar el borrador del proyecto de ley sobre Cambio Climático y desarrollar normas para obligar a las gasolineras a instalar puntos de recarga eléctrica y ha manifestado su disconformidad con la intención del Gobierno de “obligar a un sector privado a realizar unas inversiones que no se consideran necesarias en este momento, que no van a ser rentables por la escasa demanda del mercado y porque esos puntos pueden quedarse obsoletos en poco tiempo por el avance de las tecnología ” y ha advertido que “si esta intención del Gobierno sale adelante en el Congreso, la recurriremos, aunque esperamos que el texto se rectifique ante las protestas del sector, incluidos los sindicatos”.

Arellano ha asegurado que “los empresarios acometeremos esas inversiones cuando el mercado así lo demande porque nosotros estamos interesados en seguir sirviendo energía, cualquier tipo, para la movilidad de los vehículos, la que sea. Ya tenemos acuerdos con empresas para instalar puntos de recarga eléctricos, pero no tiene sentido que nos obliguen a hacerlo”.

Los representantes de AEESCAM se han mostrado agradecidos por el interés de Ciudadanos y sus responsables por conocer la situación de un sector tan estratégico, compartir los diversos problemas y establecer una relación profesional que sirva para ofrecer el mejor servicio posible para los intereses de los ciudadanos. Una iniciativa que los responsables de las gasolineras atendidas y seguras están dispuestos a extender a todos los partidos políticos.

Endesa anunció el día 16 un plan para instalar más de 108.000 puntos de recarga públicos y privados para vehículos eléctricos en España, que se llevará a cabo a través de Endesa X, la nueva línea de negocio que ofrece servicios de valor añadido y soluciones tecnológicas innovadoras en el mundo de la energía.

Con el despliegue de más de 8.500 puntos de recarga pública en 2019-2023, que supone una inversión de 65 millones de euros, así como de unos 100.000 puntos privados, Endesa lanza, con diferencia, el plan más ambicioso para impulsar la movilidad eléctrica que se haya puesto en marcha en el país.

El consejero delegado de Endesa, José Bogas, afirmó que “la movilidad eléctrica es un pilar estratégico para Endesa, ya que se trata de una pieza fundamental para avanzar hacia un sistema energético totalmente descarbonizado en 2050, objetivo que es compartido por todos los países que han firmado los acuerdos de la Cumbre de París COP21 y por un elevado número de agentes sociales y económicos de muy diversa naturaleza, tanto nacionales como internacionales”.

Una vez que los fabricantes de automóviles han conseguido incrementar de manera sustancial la autonomía de las baterías y que el precio de los vehículos eléctricos empieza a ser competitivo frente a los de combustión, es necesario superar un último obstáculo para facilitar la transición real hacia la movilidad eléctrica: ofrecer una gran red de puntos de recarga para que los conductores tengan la garantía de movilidad por todo el país.

El objetivo de este ambicioso Plan de Endesa X es, precisamente, eliminar esta inquietud del mercado, a través del despliegue masivo de puntos de recarga, facilitando así el deseo de un elevado número de conductores españoles, pues hasta un 40% de ellos declara estar dispuesto a comprar un vehículo eléctrico, según los estudios realizados.

El Plan de Infraestructuras de Recarga de la compañía, que fue anunciado el día 16 en un acto celebrado en el Teatro Goya de Madrid, que permitió la presentación de Endesa X. Endesa X nace para responder a la transición energética y a las necesidades cambiantes de un cliente más consciente y sofisticado, desarrollando y comercializando una gama de productos innovadores y soluciones digitales dirigidos a cuatro líneas de negocio: ciudades, hogares, industrias y movilidad.

El consejero delegado de Endesa, José Bogas, el director general de Endesa X, Josep Trabado, y la directora de Movilidad Eléctrica de Endesa X, Elena Bernárdez, fueron los encargados de presentar el Plan. El cierre de la jornada lo protagonizó el Head de Enel X, Francesco Venturini.

Un Plan con dos fases

El Plan de Infraestructuras de Recarga de Endesa X se desarrollará en dos fases:

2019-2020

Durante los dos primeros años del Plan, Endesa X establecerá una red de 2.000 puntos de recarga que conectarán las principales ciudades (de más de 35.000 habitantes) y carreteras, cubriendo los 15.000 kilómetros de vías principales y áreas urbanas, garantizando que el 75% de la población dispondrá de infraestructuras públicas de recarga en su municipio. Esto permitirá que los conductores tengan siempre un punto de recarga a una distancia inferior a 100 kilómetros, estén donde estén.

2021-2023

En la segunda fase del Plan, Endesa instalará más de 6.500 nuevos puntos de recarga de acceso público (en centros comerciales, parkings, cadenas hoteleras, áreas de servicio, vía pública, etc) para acompañar el crecimiento del mercado del vehículo eléctrico, dotando de mayor cobertura de infraestructura las zonas urbanas y los principales nodos estratégicos de comunicación, incluyendo las islas.

El objetivo de este proyecto es poder evaluar distintas estrategias basadas en movilidad eléctrica, en tres diferentes escenarios: alquiler de vehículos, electrificación y demanda de puntos de recarga

La Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso del Vehículo Eléctrico, AEDIVE, ha puesto en marcha el proyecto OPTIMATE 4.0, sobre optimización del despliegue de movilidad eléctrica usando tecnologías 4.0. Se trata de una iniciativa colaborativa de investigación que pretende obtener diferentes modelos de simulación orientados a evaluar distintas estrategias basadas en movilidad eléctrica, perteneciente a la convocatoria de proyectos de I+D colaborativos para Asociaciones Empresariales Innovadoras (AEIs), y cuenta con un presupuesto total de 198.420,25€, de los cuales 117.466,00€ proceden del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

Las principales tecnologías derivadas de la Industria 4.0 con las que trabajará el consorcio del proyecto, liderado por AEDIVE, son Big Data, Cloud y simulación digital o gemelo digital

El consorcio está formado por AEDIVE, que actúa como coordinador del proyecto, junto con algunos de sus miembros asociados como el Centro Tecnológico CARTIF, MUVING, Electromaps y BeePlanet Factory.

El proyecto trabajará en tres escenarios diferentes:

-Modelos de simulación logística en sistemas de alquiler de movilidad (motos): con el objetivo de diseñar y desarrollar modelos de simulación que permitan analizar diferentes estrategias para la correcta explotación de sistemas de alquiler.

-Modelo de simulación de electrificación logística: con el objetivo de obtener herramientas de análisis de electrificación de flotas, determinar el número de vehículos óptimos a electrificar y cuantificar la reducción de costes en diferentes entornos de incertidumbre.

-Modelo de simulación para la predicción de demanda y ubicación óptima de nuevos puntos de recarga: con el objetivo de diseñar modelos de simulación que conozcan el comportamiento de los usuarios, a partir de datos generados por ellos mismos, sobre uso y consulta de ubicación de puntos de recarga.

Para conseguir los objetivos propuestos en estos tres escenarios, los socios del proyecto trabajarán con herramientas derivadas de la Industria 4.0, o habilitadores digitales, como Big Data, Cloud y simulación digital o gemelo digital.

Iberdrola e IKEA han firmado un acuerdo de colaboración para impulsar la movilidad sostenible, por el que la energética instalará más de 50 puntos de recarga de vehículo eléctrico y suministrará energía 100% renovable en tiendas, centros logísticos y edificios corporativos, de la compañía de decoración en España en 2019.

Con el objetivo de conseguir mejorar el día a día de la mayoría de las personas, IKEA ofrecerá recarga para vehículos eléctricos de forma gratuita a todos sus clientes. Las tiendas de Málaga, Badalona y Zaragoza serán las primeras en disponer de estos equipos.

En paralelo, Iberdrola instalará puntos de recarga en las oficinas centrales de IKEA en San Sebastián de los Reyes y su centro logístico de Valls (Tarragona). El despliegue en España, que se inicia este mes, quedará completado durante 2019.

Energía limpia y gestiones desde el móvil

Los clientes y usuarios de estos puntos de IKEA recargarán la batería de sus coches eléctricos con energía 100% verde, que proviene de fuentes de generación limpia al contar con certificados de garantía de origen renovable.

Asimismo, podrán realizar la recarga, sean o no clientes de Iberdrola, de forma sencilla desde su móvil con la aplicación para dispositivos móviles que la empresa ha desarrollado en el marco de su plan Smart Mobility: a través de la App Recarga Pública Iberdrola, los conductores de vehículos eléctricos podrán geolocalizar y reservar sus recargas.

Iberdrola, liderando la transición de la movilidad sostenible

El acuerdo forma parte de los planes de Iberdrola de impulsar y liderar la transición de la movilidad sostenible y la electrificación del transporte como la vía eficaz para la lucha contra el cambio climático.

La compañía desarrolla un Plan de Movilidad Sostenible, que prevé la instalación de 25.000 puntos de recarga en España en cuatro años. Este plan contempla, asimismo, el despliegue de una red de estaciones de recarga rápida, súper rápida y ultra rápida que estarán instaladas cada 100 km en las principales autovías y corredores de España entre 2018 y 2019, lo que permitirá recorrer España de punta a punta en coche eléctrico.

Asimismo, trabaja en el desarrollo de políticas y acciones concretas para ‘movilizar’ a todos los actores implicados: administración, empresas, fabricantes de coches, etc. En este sentido, Iberdrola ha alcanzado acuerdos o convenios con diferentes actores implicados para promover la movilidad sostenible, como por ejemplo, AVIA, BMW, Renault, Hyundai, Groupe PSA, Volkswagen, Telefónica, Red Eléctrica de España, Pelayo, Grupo Auchan Retail España o ZITY.

Punto de recarga en estación de servicio de Repsol. Foto cortesía de IBIL

Las estaciones de servicio tienen la oportunidad de fidelizar a los usuarios de vehículo eléctrico, pero “si Mahoma no va a la montaña, el mercado buscará otras montañas”, esto es, si no invierten en puntos de recarga, la recarga rápida y ultrarrápida de los vehículos eléctricos se desarrollará en otros emplazamientos, como ya está sucediendo, y la estación de servicio perderá su condición natural de lugar al que acudir en un viaje por carretera para un número cada vez más importante y creciente de clientes.

Esta es la principal reflexión en la intervención de Arturo Pérez de Lucia, director gerente de AEDIVE, durante la jornada que el pasado 19 de octubre organizaron en Madrid las patronales de las estaciones de servicio AEESCAM y AEVECAR para analizar el presente y futuro de este tipo de instalaciones en base a las diferentes tipologías de vehículos y sus necesidades de repostaje, incluyendo los combustibles alternativos y la electricidad.

Pérez de Lucia recordó que repostar combustibles, por la legislación, requiere acudir a la estación de servicio, “pero la infraestructura de recarga no necesita por ley de emplazamientos regulados con tanques subterráneos de almacenamiento de combustible, controles de escape de gases, etc… Tan solo un punto de conexión eléctrica, y gracias a la eliminación de la figura del gestor de recarga, cualquiera puede facturar la electricidad para este uso”, dijo.

El responsable de AEDIVE, la asociación empresarial para el impulso del vehículo eléctrico, comentó que cada vez son más las estaciones de servicio que han visto en la movilidad eléctrica una buena oportunidad de negocio, ya que estas instalaciones suelen obtener en torno a un 1% de beneficio en la venta de combustible y en torno a un 35% en la tienda y servicios complementarios. “Vender combustible es cada vez un negocio menos rentable y teniendo en cuenta que la recarga rápida y ultrarrápida del vehículo eléctrico requiere unos minutos de espera, somos los clientes ideales para consumir un café, tomar un refrigerio, comprar prensa o visitar la tienda”.

El precio de la recarga, la clave

Por otro lado, el director del clúster español de la movilidad eléctrica señaló que para que las estaciones de servicio apuesten por la recarga del vehículo eléctrico, debe haber detrás un modelo de negocio rentable y, por tanto, un precio justo tanto para el que carga como para el que gestiona y opera esa recarga.

Los ahorros más importantes de un usuario de vehículo eléctrico están en la recarga vinculada en el hogar o lugar de trabajo, que es la que utilizamos en el 80% de nuestras necesidades. Cuando realizamos un viaje medio o largo que requiere de recargas intermedias, lo que queremos es poder llegar al destino y, por tanto, que nos den una solución, pero eso no debe significar que el coste de la recarga tenga que ser gratuito o tendente a `cero´. Lo gratuito es enemigo de lo eficiente y detrás de unos equipos de recarga rápida y ultrarrápida hay una electrónica muy sofisticada, interconexiones y un coste del término de potencia importante”, destacó Pérez de Lucia, quien como usuario de vehículos eléctricos dijo que no hay nada peor que llegar a un punto de carga gratuito y que no funcione porque nadie se dedica a mantenerlo y repararlo cuando se estropea.

El potencial de mercado

En España, según datos de 2017, hay 11.500 estaciones de servicio para un parque de combustión que el año pasado cerró casi con 30 millones de vehículos. Si establecemos una media de seis surtidores por estación, la suma es de 70.000 mangueras para dar servicio a todo ese parque rodante.

El 80% de las necesidades de recarga de los vehículos eléctricos se realiza fuera del circuito de lo público y tan solo un 20% tienen lugar en infraestructuras de recarga rápida y ultrarrápida en itinerancia, permitiendo hacer viajes de medio y largo recorrido sin ansiedad de autonomía, y también en entornos urbanos para flotas destinadas a la última milla, el taxi eléctrico, los VTC’s y otros usos, como particulares que viajen a una determinada ciudad con su eléctrico, procedentes de un destino alejado.

Aun así, esa recurrencia será cada vez mayor por cuanto los vehículos eléctricos están incrementando las capacidades de sus baterías, que serán mayores incluso en los próximos años, pudiendo realizar hoy día trayectos de entre 250 y 400 km entre recargas y viajar largas distancias, valiéndose de esas infraestructuras de recarga rápidas y ultrarrápidas con mayor frecuencia.

El Gobierno español ha predicho recientemente una media de entre cuatro y cinco millones de vehículos eléctricos para 2030 o lo que es lo mismo, un 15% del parque global, cuando hoy día estamos a menos del 1% de matriculaciones. Hay que tener en cuenta que, de ese parque eléctrico, una parte importante estará basada en vehículos híbridos enchufables que, por disponer de dos motores, uno eléctrico para la circulación principalmente en entornos urbanos, y otro térmico para viajes y que se alimenta de combustible, carece de conectores de carga rápida y, por tanto, no son susceptibles de utilizar estas infraestructuras.

De este modo, podemos deducir que a razón de dos puntos de carga rápida/ultrarrápida (equiparables a un surtidor de combustible) por cada una de esas 11.500 estaciones de servicio en 2030, permitirían un mallado más que razonable de infraestructura de recarga para derribar definitivamente la barrera de la ansiedad de autonomía, unos 23.000 puntos de carga estratégicamente ubicados en carreteras y autovías para un parque 100% eléctrico de entre 2 y 3 millones de vehículos, eliminados de la ecuación los híbridos enchufables.

La Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso del Vehículo Eléctrico, AEDIVE, aplaude la publicación en el BOE del Real Decreto-ley 15/2018 de medidas urgentes para la transición energética y la protección de los consumidores, que entre otras cosas elimina la figura del gestor de carga, y apela a la responsabilidad del Parlamento para su convalidación definitiva.

La eliminación del gestor de carga publicado este sábado vía Real Decreto y que entra en vigor este lunes, supone una noticia extraordinariamente positiva para el impulso de la movilidad eléctrica, en la que AEDIVE lleva trabajando años, y que ayudará a derribar una de las barreras más importantes que tenía el mercado español para su desarrollo, si bien aún debe convalidarse en el Congreso de los Diputados.

Fin al debate de la Gallina o el Huevo

El eterno debate que el sector de la movilidad eléctrica ha mantenido en estos últimos años sobre qué ha de ser primero, el huevo o la gallina o lo que es lo mismo, el vehículo o la infraestructura de recarga, queda resuelto, a juicio de AEDIVE, con el impulso definitivo que establece el Real Decreto-ley 15/2018.

“Las empresas que se han erigido como gestores de carga en estos años y que han estado haciendo enormes esfuerzos económicos para desplegar infraestructuras de recarga aun con una regulación que hacía muy complicada su actividad, se han felicitado por esta medida que facilita ahora que cualquier empresa pueda instalar puntos de recarga y vender servicios de recarga de vehículo eléctrico”.

En este sentido, AEDIVE, que representa con más de 130 empresas asociadas a toda la cadena de valor industrial, tecnológica y de servicios de la movilidad eléctrica, apela a la responsabilidad política del Parlamento para llevar a buen término la convalidación de un Real Decreto que ha sido perseguido durante 7 años por todo el sector, al tiempo que diferentes grupos políticos han manifestado en diversas ocasiones la necesidad de desregular esta figura.

Coherencia parlamentaria

El ministro de Energía en el anterior gobierno del Partido Popular, Álvaro Nadal, señaló en comparecencia en el Congreso de los Diputados, el 31 de enero de 2017, su voluntad de eliminar el gestor de carga y señaló en su cuenta de twitter que “en nuestra apuesta firme y decidida por el vehículo eléctrico y la Movilidad Eficiente, proponemos desregular completamente la figura del gestor de cargas para que cualquier consumidor pueda ejercer esta actividad”.

Ciudadanos, por su parte, también ha señalado en diversas comparecencias la necesidad de acabar con las trabas burocráticas que retrasan el desarrollo de la movilidad eléctrica y concretamente, en una proposición no de ley en noviembre de 2017, el partido liderado por Albert Rivera instó a simplificar “al máximo” la regulación que gestiona la figura del gestor de carga.

Por toda lógica, los grupos catalanes del Congreso deberían de apoyar este real decreto por cuanto el diario oficial de la Generalitat de Cataluña, en su número 7.314, del 22 de febrero de 2017, en la resolución EMC/270/2017, de 15 de febrero, dice literalmente que apela a “lograr cambios reales e inmediatos en el ámbito legislativo para promover la participación del sector privado en las redes de Infraestructura (de carga)” y que “a día de hoy (el gestor de carga) es una barrera del sistema en lugar de un activo”.

Del mismo modo, desde el ámbito industrial, los fabricantes de vehículos han reclamado recientemente querer ir hacia una movilidad de cero emisiones, pero para ello demandaban políticas que mejoren la infraestructura. La publicación de este Real Decreto y su aprobación parlamentaria supondrá el final de una barrera importante que permitirá, con los proyectos en desarrollo de muchas empresas integradas en AEDIVE, que a finales de 2019 se haya derribado definitivamente la barrera de la ansiedad de autonomía, con un mallado de puntos de recarga rápida en itinerancia por todo el territorio español.

Desde AEDIVE se lleva tiempo trabajando intensamente con el Gobierno y en especial con el Ministerio para la Transición Ecológica, para poner fin a un problema que estaba impidiendo evolucionar a la movilidad eléctrica, que es un eje imprescindible en los objetivos de la descarbonización del transporte sin el cual, esos objetivos no se van a cumplir.

“El vehículo eléctrico es movilidad sostenible y también eficiencia energética. Es, por tanto, un eje fundamental en las estrategias como país para mejorar el medio ambiente y la energía. Por ello, debemos felicitarnos de que se haya logrado este paso imprescindible para un crecimiento exponencial en las matriculaciones de vehículo eléctrico”, ha señalado Arturo Pérez de Lucia, director gerente de AEDIVE.

En la misma medida, AEDIVE trabaja ahora en la coordinación del grupo de trabajo que reúna también a otros agentes industriales y de servicios del sector, confederaciones sindicales y ministerios implicados para avanzar en un desarrollo ordenado y ambicioso que ponga sobre la mesa las acciones necesarias para descarbonizar el transporte, incluyendo un plan de incentivos coherente con el impulso de la movilidad eléctrica que incentive la compra de vehículos cero emisiones y penalice a los vehículos que contaminan.

El Real Decreto en detalle

El contenido del real decreto en lo que atañe a la eliminación de la figura del gestor de carga deja bastantes capítulos abiertos para trabajar con la Administración.

Queda completamente liberalizado el mercado para que cualquier consumidor pueda vender energía para la recarga del vehículo eléctrico, aunque cumpliendo ciertos requisitos que marcará el Gobierno y sobre los que AEDIVE trabajará con la Administración.

Incluye las figuras de agregadores de demanda y de la interoperabilidad para cobrar por las recargas, lo que ayudará mucho a los usuarios de vehículo eléctrico. Se plantea una base de datos común de infraestructuras de recarga, que figura en una PSA de la Comisión Europea en la que AEDIVE ha estado trabajando con el ministerio de Industria y a través del del grupo de trabajo europeo eMI3.

Respecto a que las empresas distribuidoras puedan ser titulares de último recurso de infraestructuras para la recarga de vehículos eléctricos, AEDIVE viene trasladando a las Administraciones la necesidad de trabajar en un mapa de infraestructuras necesarias para dar cobertura total al territorio español y a partir de ahí, estudiar las posibilidades para su desarrollo, incluyendo a todos los agentes implicados, entre ellas las distribuidoras.

Gijón ha iniciado la Semana Europea de la Movilidad con la puesta en marcha de diez nuevos puntos de recarga para vehículos eléctricos. El Ayuntamiento y EDP han estrenado la nueva infraestructura con una demostración en uno de los dos puntos situados en la Calle Álvarez Garaya. EDP ha destinado una inversión superior a los 300.000 €, que han permitido su instalación y puesta en marcha, así como la futura operación y mantenimiento de las instalaciones.

Los diez puntos se suman a los cinco existentes en el municipio, fruto de anteriores acuerdos entre el Ayuntamiento y la energética, y al punto rápido de la ecoestación de EDP en Roces, donde también se puede repostar gas natural comprimido. Estas 16 instalaciones en vías públicas convierten a Gijón en la ciudad de referencia en movilidad sostenible del norte de España.

Al estreno de la infraestructura han asistido el concejal de Seguridad Ciudadana, Movilidad y Transporte, Esteban Aparicio Bausili; el director de Casa Inteligente de EDP España, Antonio González-Lamuño; y el Jefe de Movilidad Sostenible de EDP España, Javier Izquierdo.

Los puntos disponen de una plaza de aparcamiento señalizada, donde los usuarios pueden estacionar hasta un máximo de tres horas. El punto en el que se ha realizado la demostración es rápido. Tiene una potencia de 50 kW, lo que permite recargar la batería del vehículo en 15 minutos. El resto son de 22 y 7,5 kW. En conjunto, esta nueva red de recarga rápida y semirrápida respalda las recargas principales que los usuarios realizan en sus domicilios.

Para realizar las recargas, los usuarios tienen dos opciones: utilizar la tarjeta de movilidad sostenible de EDP, que pueden solicitar a través de la página web www.edpmoveon.com, o un dispositivo móvil, con el que a través de esa web o de la aplicación móvil ‘EDP moveon’ -actualmente para dispositivos Android- pueden gestionar sus recargas. A través de la web o de la aplicación móvil también pueden conocer la ubicación de los puntos, la distancia hasta ellos y su disponibilidad, entre otras funcionalidades.

Gijón fue pionera en la puesta en marcha de puntos de recarga en espacios públicos en Asturias y la primera ciudad del norte de España en disponer de una ecoestación, una instalación donde pueden recargar y repostar tanto vehículos eléctricos como propulsados por gas natural comprimido. EDP invirtió más de 400.000 € en la instalación.

El Ayuntamiento y EDP pusieron en funcionamiento los primeros puntos en 2011. Desde entonces, el crecimiento tanto de usuarios de vehículos eléctricos como del uso de los puntos ha sido exponencial y se extiende a otros municipios de la región.

Para EDP se trata del acuerdo más relevante que ha firmado hasta ahora en el ámbito de la movilidad eléctrica, lo que amplía su compromiso y refuerza su liderazgo en el desarrollo de una amplia red de recarga en la región asturiana.

Actualmente, EDP ya ha instalado 52 puntos de recarga en Asturias, tanto en vías rápidas como en entornos urbanos. Para ello, ha alcanzado distintos acuerdos con ayuntamientos asturianos y otras entidades, como estaciones de servicio.

La movilidad sostenible es una de las prioridades de EDP. Se trata de uno de los ámbitos que más impactarán en el sector energético y será esencial para la descarbonización del transporte, representando un porcentaje creciente de las ventas de automóviles en el mundo.

Una vez más suben los niveles de contaminación en las principales ciudades españolas. La falta de lluvias y el aumento del tráfico hacen que se concentre la contaminación en entornos urbanos, empeorando considerablemente la calidad del aire de la ciudad. Sin embargo, éste no es un problema aislado de las ciudades españolas. La realidad es que la mayor parte de las grandes ciudades se enfrentan a altos índices de contaminación que amenazan a la salud pública. Las zonas verdes o la apuesta por la movilidad sostenible son algunas de las medidas que ayudan a paliar estos efectos. Sin embargo, ¿qué tal posicionada queda España a nivel mundial en estos parámetros?

Spotahome, plataforma online de alquiler de viviendas para media y larga duración experta en movilidad internacional, ha realizado un ranking sobre ‘Las Ciudades más Saludables del Mundo’ para establecer cuáles son aquellas con mejor calidad del aire y el agua, más puntos de carga para vehículos eléctricos o la calidad de las zonas verdes y parques.

La calidad del aire y el agua de las ciudades españolas no llegan al aprobado de media

Respecto a los niveles de polución, particularmente en el aire y el agua, España saca un aprobado raspado con respecto al resto de países analizados. Valencia queda a mitad de tabla con una nota de 6,32 (44/89), seguida por Madrid con un 4,82 (53/89); en peor lugar está Barcelona, casi a la cola de la tabla internacional (73/89) y una nota de 3. El top 5 de ciudades con mejores condiciones son Wellington (Nueva Zelanda), Reikiavik (Islandia), Canberra (Australia), Helsinki (Finlandia) y Zúrich (Suiza). Sorprende encontrar entre las peor posicionadas Luxemburgo o Lille junto a ciudades como El Cairo, Lima o Ciudad de México.

Las zonas verdes y los parques de las principales ciudades de España entre el notable y el suspenso

La calidad de las zonas verdes y parques de las ciudades españolas, sin duda, necesita mejorar porque además es un elemento vital para la salud manteniendo a raya los niveles de contaminación y favoreciendo la vida saludable de los habitantes. Frente al líder de la lista, la ciudad de Hamburgo en Alemania con una calificación de 10, no hay una ciudad española hasta el puesto 38, donde encontramos a Valencia con una calificación de 7,74. Madrid figura en el puesto número 55 con una puntuación de 6,48 y Barcelona en el 75, casi a final de tabla suspendiendo con un 4,14. Casablanca, Atenas o El Cairo son las que salen peor paradas de la lista.

España en el Top 10 mundial de países con más puntos de recarga para vehículos eléctricos

Otro de los elementos clave para mejorar la salubridad y reducir las emisiones es la movilidad urbana eléctrica. La realidad es que nuestro país está avanzando con medidas como el car sharing o el vehículo eléctrico, algo que recoge el ranking. Así, la ciudad de Barcelona se posiciona en el puesto número 10 de la tabla mundial con más puntos de recarga para vehículos eléctricos. Ahora bien, esta posición alta en el ranking no exime de la necesidad de mejora, ya que la puntuación obtenida es de un 3,3 sobre 10. A la cabeza están Londres (10), Ámsterdam (9,63), Róterdam (8,73), Berlín (8,24) y Hamburgo (7,2), luego las puntuaciones caen drásticamente. No encontramos a Madrid hasta el puesto 21, con una puntuación de 1,55 y a Valencia hasta el 53ª con un 0,28.

Factor Energía y Grupo SIFU han firmado un acuerdo de colaboración con la finalidad de promocionar la implantación de puntos de recarga de vehículos eléctricos en las zonas de aparcamiento de las comunidades de vecinos, a coste cero para el usuario final.

La colaboración entre las dos organizaciones responde a su apuesta por la sostenibilidad y la movilidad eléctrica. Mientras que Grupo SIFU se encargará de la instalación de los puntos de recarga desde el punto de vista del material eléctrico y las comunicaciones, así como de su configuración y mantenimiento posterior, Factor Energía facilitará los dispositivos, las prescripciones técnicas, el proyecto y proporcionará los servicios de suministro eléctrico y de gestión de cargas a los usuarios de la comunidad de vecinos.

Con la finalidad de facilitar la instalación de puntos de recarga, que permitirán la consolidación de la movilidad eléctrica privada, ambas compañías han establecido que los estudios técnicos, permisos y demás acciones acometidas en las fincas para llevar a cabo la instalación no tendrán ningún coste para las comunidades. El acuerdo también recoge ofrecer ventajas a los vecinos que finalmente opten por instalar un punto de recarga en su plaza de parking, pues podrán abonar su conexión de manera fraccionada en hasta 24 meses para su comodidad.

La Comunidad de Madrid ha dado un paso más en la mejora de la calidad del aire y el fomento de la implantación del vehículo eléctrico, gracias al convenio marco firmado hoy con el Instituto Tecnológico Hotelero (ITH), para instalar puntos de recarga en los hoteles de la región. Han suscrito este acuerdo el consejero de Medio Ambiente, Administración Local y Ordenación del Territorio, Pedro Rollán y Juan Molas, Presidente del Instituto Tecnológico Hotelero (ITH), entidad que agrupa a 14.000 hoteles en toda España, 300 de ellos en la Comunidad de Madrid, representados a través de CEHAT y la Asociación Hotelera de Madrid, respectivamente.

El convenio ha sido firmado en el Hotel Jardines de Sabatini, que cuenta con un museo de coches clásicos compuesto por más de 20 vehículos, donde los asistentes han podido comprobar la evolución experimentada por los turismos, desde los primeros modelos, fabricados hace más de un siglo, hasta los que sin duda son ya nuestro presente y futuro, los vehículos eléctricos no contaminantes.
El acuerdo suscrito pretende impulsar, a través de este pujante sector, el uso y fomento del vehículo eléctrico”, ha indicado el consejero. Asimismo, ha recordado que “gracias a pequeños gestos como el de hoy, las administraciones públicas tenemos la responsabilidad de contribuir a mejorar la calidad del aire en la región, uno de los compromisos que el Gobierno de la Comunidad de Madrid, tiene contraído con los ciudadanos”.

Los primeros puntos que se han instalado gracias a este compromiso se encuentran en los hoteles Claridge y Jardines de Sabatini, ambos en la ciudad de Madrid. En el Hotel Claridge se han instalado dos puntos de recarga que pueden ser utilizados por los clientes del hotel. Mientras que en el Hotel Jardines de Sabatini se han instalado otros dos puntos, ya operativos desde hace un mes.

La Comunidad de Madrid cuenta con más de 1.050 hoteles. Hasta la fecha son 32 los hoteles de la región que cuentan con puntos de recarga, generalmente con dos puntos por hotel. El objetivo es seguir implantando esta medida, y sobre todo concienciar de la importancia de la misma”, tal como señalaba Rollán.

Mesa de la Movilidad Eléctrica

Para impulsar la implantación del vehículo eléctrico y la creación de una red pública de puntos de recarga, la Comunidad de Madrid puso en marcha la Mesa de la Movilidad Eléctrica. En ella se trabaja en colaboración con el Ministerio de Medio Ambiente, el Ayuntamiento de Madrid y organizaciones como la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso del Vehículo Eléctrico.

La Mesa pretende abordar soluciones que contribuyan a superar barreras como la ausencia de una adecuada infraestructura de recarga, lo que requiere de soluciones eficaces, incluso fomentando la colaboración público-privada, como la que ha tenido lugar hoy. El objetivo es impulsar el vehículo eléctrico en la Comunidad de Madrid para conseguir aumentar el porcentaje de vehículos de estas características que existen en la región, que en estos momentos no llega al 1%.

Gracias a acuerdos como el firmado con ITH, el Gobierno regional avanza en el cumplimiento de sus compromisos electorales como es el número 183 que indica la necesidad de impulsar la fabricación y el uso del vehículo eléctrico y el despliegue de puntos de recarga, que forma parte de la Estrategia de Calidad de Aire y Cambio Climático Plan Azul + que está desarrollando el Gobierno regional.