Tags Posts tagged with "recarga rápida"

recarga rápida

Adif ha puesto en servicio comercial un sistema de recarga rápida de vehículos eléctricos en la Ferrolinera de la estación de Málaga María Zambrano. Se trata de una iniciativa innovadora de alcance mundial en el área tecnológica de investigación en sostenibilidad y eficiencia energética, que contribuye a impulsar la industria del vehículo eléctrico y la movilidad sostenible.

La Ferrolinera es el resultado de varios proyectos de I+D+i en los que Adif ha incorporado a la red ferroviaria las tecnologías más novedosas y eficientes, asociadas a la electromovilidad, dentro del área de la sostenibilidad. Adif es titular de los derechos de propiedad industrial de la Ferrolinera, protegidos en España por una patente y dos marcas nacionales: Ferrolinera y Ferrolinera Adif.

El último de estos proyectos es el denominado Área CERO2 Adif para Málaga, una nueva imagen para el concepto de electromovilidad que ha permitido actualizar los prototipos ya existentes y conformar un punto de recarga de última generación.

Este tipo de iniciativas obedece a las estrategias en materia de descarbonización del transporte, establecidas en el Plan Transforma 2020 de Adif y el Plan de Innovación para el Transporte y las Infraestructuras 2018-2020 del Ministerio de Fomento. También es una aportación a la lucha contra el cambio climático, mediante la reducción de emisiones, respondiendo así a los retos tecnológicos a los que se enfrenta el ferrocarril en el futuro inmediato.

Ferrolinera Málaga María Zambrano

En el marco de estas actuaciones, Adif ha renovado la Ferrolinera instalada en el aparcamiento de la estación de Málaga María Zambrano, incorporando un punto de recarga rápida. Esta modificación ha sido posible gracias a la colaboración del Ayuntamiento de Málaga a través de Promálaga, que ha facilitado un cargador rápido que permite hasta dos recargas simultáneas: una a través de los conectores Chademo o CCS Combo (hasta 50 Kw en corriente continua) y la otra en conector estándar (hasta 43 Kw en corriente alterna). Adif también ha puesto al día el aspecto de las instalaciones, de acuerdo con la imagen actual de la empresa para el Área CERO2.

Este nuevo servicio se ha integrado en la red de puntos de recarga de la ciudad a través de la app Electromaps. De este modo, los usuarios pueden conocer en todo momento la disponibilidad de la Ferrolinera para recargar su vehículo y efectuar el pago por su uso.

Los usuarios de esta Ferrolinera, ubicada en nivel 1 del aparcamiento subterráneo de la estación de Málaga María Zambrano, disponen de una hora de aparcamiento gratis por la ocupación de la plaza asociada al punto de recarga.

Completará este sistema un segundo punto de recarga rápida en el exterior de la terminal, para lo cual se llevará a cabo una actuación de refuerzo de la acometida y el desarrollo de un convertidor para un mejor aprovechamiento de la energía de frenado de los trenes, desde los 25.000 voltios en corriente alterna de catenaria a los 400 voltios en corriente alterna de los puntos de recarga. Cuando se complete esta actuación, prevista en los próximos meses, los dos puntos de recarga estarán alimentados por la energía recuperada del frenado de los trenes.

Punto de recarga en estación de servicio de Repsol. Foto cortesía de IBIL

Las estaciones de servicio tienen la oportunidad de fidelizar a los usuarios de vehículo eléctrico, pero “si Mahoma no va a la montaña, el mercado buscará otras montañas”, esto es, si no invierten en puntos de recarga, la recarga rápida y ultrarrápida de los vehículos eléctricos se desarrollará en otros emplazamientos, como ya está sucediendo, y la estación de servicio perderá su condición natural de lugar al que acudir en un viaje por carretera para un número cada vez más importante y creciente de clientes.

Esta es la principal reflexión en la intervención de Arturo Pérez de Lucia, director gerente de AEDIVE, durante la jornada que el pasado 19 de octubre organizaron en Madrid las patronales de las estaciones de servicio AEESCAM y AEVECAR para analizar el presente y futuro de este tipo de instalaciones en base a las diferentes tipologías de vehículos y sus necesidades de repostaje, incluyendo los combustibles alternativos y la electricidad.

Pérez de Lucia recordó que repostar combustibles, por la legislación, requiere acudir a la estación de servicio, “pero la infraestructura de recarga no necesita por ley de emplazamientos regulados con tanques subterráneos de almacenamiento de combustible, controles de escape de gases, etc… Tan solo un punto de conexión eléctrica, y gracias a la eliminación de la figura del gestor de recarga, cualquiera puede facturar la electricidad para este uso”, dijo.

El responsable de AEDIVE, la asociación empresarial para el impulso del vehículo eléctrico, comentó que cada vez son más las estaciones de servicio que han visto en la movilidad eléctrica una buena oportunidad de negocio, ya que estas instalaciones suelen obtener en torno a un 1% de beneficio en la venta de combustible y en torno a un 35% en la tienda y servicios complementarios. “Vender combustible es cada vez un negocio menos rentable y teniendo en cuenta que la recarga rápida y ultrarrápida del vehículo eléctrico requiere unos minutos de espera, somos los clientes ideales para consumir un café, tomar un refrigerio, comprar prensa o visitar la tienda”.

El precio de la recarga, la clave

Por otro lado, el director del clúster español de la movilidad eléctrica señaló que para que las estaciones de servicio apuesten por la recarga del vehículo eléctrico, debe haber detrás un modelo de negocio rentable y, por tanto, un precio justo tanto para el que carga como para el que gestiona y opera esa recarga.

Los ahorros más importantes de un usuario de vehículo eléctrico están en la recarga vinculada en el hogar o lugar de trabajo, que es la que utilizamos en el 80% de nuestras necesidades. Cuando realizamos un viaje medio o largo que requiere de recargas intermedias, lo que queremos es poder llegar al destino y, por tanto, que nos den una solución, pero eso no debe significar que el coste de la recarga tenga que ser gratuito o tendente a `cero´. Lo gratuito es enemigo de lo eficiente y detrás de unos equipos de recarga rápida y ultrarrápida hay una electrónica muy sofisticada, interconexiones y un coste del término de potencia importante”, destacó Pérez de Lucia, quien como usuario de vehículos eléctricos dijo que no hay nada peor que llegar a un punto de carga gratuito y que no funcione porque nadie se dedica a mantenerlo y repararlo cuando se estropea.

El potencial de mercado

En España, según datos de 2017, hay 11.500 estaciones de servicio para un parque de combustión que el año pasado cerró casi con 30 millones de vehículos. Si establecemos una media de seis surtidores por estación, la suma es de 70.000 mangueras para dar servicio a todo ese parque rodante.

El 80% de las necesidades de recarga de los vehículos eléctricos se realiza fuera del circuito de lo público y tan solo un 20% tienen lugar en infraestructuras de recarga rápida y ultrarrápida en itinerancia, permitiendo hacer viajes de medio y largo recorrido sin ansiedad de autonomía, y también en entornos urbanos para flotas destinadas a la última milla, el taxi eléctrico, los VTC’s y otros usos, como particulares que viajen a una determinada ciudad con su eléctrico, procedentes de un destino alejado.

Aun así, esa recurrencia será cada vez mayor por cuanto los vehículos eléctricos están incrementando las capacidades de sus baterías, que serán mayores incluso en los próximos años, pudiendo realizar hoy día trayectos de entre 250 y 400 km entre recargas y viajar largas distancias, valiéndose de esas infraestructuras de recarga rápidas y ultrarrápidas con mayor frecuencia.

El Gobierno español ha predicho recientemente una media de entre cuatro y cinco millones de vehículos eléctricos para 2030 o lo que es lo mismo, un 15% del parque global, cuando hoy día estamos a menos del 1% de matriculaciones. Hay que tener en cuenta que, de ese parque eléctrico, una parte importante estará basada en vehículos híbridos enchufables que, por disponer de dos motores, uno eléctrico para la circulación principalmente en entornos urbanos, y otro térmico para viajes y que se alimenta de combustible, carece de conectores de carga rápida y, por tanto, no son susceptibles de utilizar estas infraestructuras.

De este modo, podemos deducir que a razón de dos puntos de carga rápida/ultrarrápida (equiparables a un surtidor de combustible) por cada una de esas 11.500 estaciones de servicio en 2030, permitirían un mallado más que razonable de infraestructura de recarga para derribar definitivamente la barrera de la ansiedad de autonomía, unos 23.000 puntos de carga estratégicamente ubicados en carreteras y autovías para un parque 100% eléctrico de entre 2 y 3 millones de vehículos, eliminados de la ecuación los híbridos enchufables.

Iberdrola ha iniciado el despliegue de la mayor red de estaciones de recarga rápida para vehículos eléctricos en las principales autovías y corredores de España. Con una inversión superior a 10 M€, eliminará las barreras actuales de la movilidad sostenible interurbana y permitirá recorrer España de punta a punta con un vehículo eléctrico. Y ello con electricidad 100% renovable con garantías de origen. Así lo ha presentado la compañía esta misma mañana en un acto en Madrid, que contó con la presencia de Ángeles Santamaría, Consejera Delegada de Iberdrola España, Raquel Blanco, Directora Global de Smart Solutions de la compañía y David Gracia, Director de E-Solutions y Marketing Global de Iberdrola.

En poco más de un año, Iberdrola instalará más de 200 estaciones de recarga rápida, superrápida y ultrarrápida (50 kW, 150 kW y 350 kW), al menos una cada 100 km en las principales vías, lo que supone duplicar la red nacional actual.

El plan de despliegue cubrirá las seis radiales y los tres principales corredores transversales- Mediterráneo, Cantábrico y Ruta de la Plata-, y llegará a todas las capitales de provincia, así como a espacios de acceso público en las principales ciudades.

Las estaciones de recarga contarán con potencias de 50 kW (rápida), 150kW (superrápida) y 350kW (ultrarrápida), lo que permitirá recargar la mayor parte de la batería entre 20 y 30 minutos y, en el caso de la recarga ultra rápida, entre 5 y 10 minutos, siempre que el coche lo permita. En cada estación se podrán cargar entre 2 y 7 vehículos a la vez, lo que eleva el número de tomas de recarga rápida a más de 400 en toda la red.

Una realidad en poco más de un año

Iberdrola ha alcanzado acuerdos y mantiene conversaciones con socios -hoteles, cadenas de restauración y estaciones de servicio, principalmente- para el despliegue de la red, que priorizará ubicaciones próximas a la carretera y que ofrezcan una alta variedad de servicios (restaurantes, cafeterías, etc.).

En 2018, estarán operativas las 30 primeras estaciones de recarga rápida y el resto entrarán en funcionamiento a lo largo de 2019.

La electricidad suministrada en estos puntos de recarga será 100% verde, al contar con un certificado de garantía de origen renovable, que asegura que esta energía proviene de fuentes de generación limpia.

Con esta nueva iniciativa, Iberdrola refuerza su estrategia para liderar la movilidad sostenible y se enmarca en el plan de instalación de 25.000 puntos de recarga para uso residencial, empresas y espacio público en los próximos cuatro años.

En radiales y principales corredores

Iberdrola ha identificado ubicaciones en las seis radiales: Autovía del Norte (A1); Autovía del Nordeste (A2); Autovía del Este (A3); Autovía del Sur (A4); Autovía del Suroeste (A5); y Autovía del Noroeste (A6).

Asimismo, incluirá los tres principales corredores de la península: Autovía del Mediterráneo (A7), la Autovía del Cantábrico (A8) y la Autovía Ruta de la Plata (A66) y otras vías nacionales. Junto a este plan de despliegue en vías interurbanas, Iberdrola está instalando también estaciones de recarga en espacios de acceso público en las principales ciudades.

La compañía mantiene conversaciones con otros socios internacionales para que los usuarios de su red en España puedan también recargar su vehículo eléctrico cuando viajen al extranjero.

Geolocalizar, reservar y pagar desde el móvil

Los usuarios que acudan a las estaciones de recarga rápida podrán realizar la recarga, sean o no clientes de Iberdrola, con la aplicación para dispositivos móviles que la empresa ha desarrollado en el marco de su plan Smart Mobility: a través de la App Recarga Pública Iberdrola, los conductores de vehículos eléctricos podrán geolocalizar, reservar y pagar sus recargas a través del móvil. Con esta App, el usuario también podrá hacer uso de otros puntos de recarga de compañías asociadas.

Liderando la transición de la movilidad sostenible

Iberdrola quiere impulsar y liderar la transición hacia la movilidad sostenible y la electrificación del transporte como parte de su compromiso con la sostenibilidad y como vía eficaz para la lucha contra el cambio climático.

La compañía refuerza así su estrategia de liderar la movilidad sostenible en la que trabaja desde 2016, a través de su Plan de Movilidad Sostenible, con el desarrollo de políticas y acciones concretas para ‘movilizar’ a todos los actores implicados: administración, empresas, fabricantes de coches, usuarios, etc.

El plan contempla el despliegue de 25.000 puntos de recarga de vehículo eléctrico, dirigido principalmente a hogares y empresas que quieran ofrecer este servicio a sus empleados o clientes, así como a espacios públicos urbanos.

En este caso, Iberdrola propone una solución integral que incluye la infraestructura de recarga, su instalación y garantía, un contrato de suministro específico y la posibilidad de operarlo en tiempo real, a través de la aplicación disponible en todos los dispositivos IOS y Android. Con esta solución, cargando en casa, Iberdrola estima que la recarga eléctrica es 10 veces más barata que la gasolina.

Asimismo, Iberdrola ha alcanzado acuerdos o convenios con diferentes actores implicados para promover la movilidad sostenible, como por ejemplo, AVIA, BMW, Renault, Hyundai, Groupe PSA, Volkswagen, Telefónica, Red Eléctrica de España, Pelayo, Grupo Auchan Retail España o ZITY.

EDP ha puesto en marcha un punto de recarga rápida para vehículos eléctricos en el Aeropuerto de Asturias. Esta instalación, la segunda de estas características que entra en funcionamiento en Asturias, es el resultado del acuerdo de colaboración entre JCDecaux, responsable de la gestión de proyectos en el aeropuerto, y la compañía energética. Este nuevo punto de recarga rápida, en el que EDP ha invertido 50.000 €, se suma al que ya existe en Gijón, en la ecoestación de la energética de Roces, donde también se puede repostar gas natural vehicular.

A la presentación del proyecto y puesta en marcha han asistido el consejero de Empleo, Industria y Turismo, Isaac Pola; la directora general de Minería y Energía, Belarmina Díaz; el director del Aeropuerto de Asturias, Carlos Domingo San Martín; el director de la Fundación Asturiana de la Energía, Juan Carlos Aguilera; el responsable de Aeropuertos zona Norte de JCDecaux España, Asier del Val; y el director de Casa Inteligente de EDP España, Antonio González-Lamuño.

El punto de recarga está situado en el aparcamiento público del aeropuerto y tiene una potencia de 50 kW, lo que permite recargar los vehículos en un tiempo estimado de 20 minutos. El uso de la instalación puede realizarse con la tarjeta de movilidad de EDP.

Además de los 50.000 € de inversión que supone la nueva infraestructura, el acuerdo recoge que EDP se encargará de la gestión, conservación y mantenimiento del punto de recarga, y realizará una aportación anual en concepto de promoción de la movilidad sostenible en la terminal asturiana.

La instalación de este punto de recarga rápida se enmarca dentro de la red de recarga que está impulsando EDP en puntos estratégicos, que permita a Asturias disponer de la infraestructura necesaria para favorecer el uso del vehículo eléctrico.

El uso de este tipo de vehículos lleva asociadas múltiples ventajas, tanto medioambientales como económicas. Por una parte, su uso no implica emisiones ni contaminación acústica. El ahorro, respecto a los vehículos de combustión, puede llegar hasta el 80%. Por otra parte, la eficiencia de estos vehículos es tres veces superior a la de los de combustión, con un coste del mantenimiento mucho menor.
La movilidad sostenible es una de las prioridades de EDP. Se trata de uno de los ámbitos que más impactarán en el sector energético y será esencial para la descarbonización del transporte, representando un porcentaje creciente de las ventas de automóviles en el mundo.

El Ayuntamiento de Madrid, junto con la Empresa Municipal de Transportes, ha presentado hoy la puesta en marcha de las estaciones recarga eléctrica rápida en su red de aparcamientos. Las instalaciones de Colón, Recuerdo, Jacinto Benavente y Marqués de Salamanca contarán con cinco puntos de recarga rápida que se suman a la actual oferta de puntos de recarga semirrápida y lenta, sumando un total de 86 terminales de carga presentes en 8 aparcamientos de la red de EMT. De esta manera, se pone en marcha la red municipal de postes de recarga rápida en puntos de acceso público, que continuará extendiéndose este año hasta alcanzar una veintena de ubicaciones.

Los usuarios podrán acceder, activar, reservar y pagar la recarga eléctrica a través de la aplicación para smartphones Electro-EMT. Igualmente, la app les permitirá un guiado hasta la estación de carga elegida así como acceder a su historial de recargas y facturas. El servicio parte de una tarifa de 0,30 € por minuto.

Constituyéndose como gestor de carga público, la entidad municipal incorpora la recarga eléctrica a su oferta de nuevos servicios de movilidad. Con el objetivo de adaptarse a las diferentes necesidades de los usuarios en la red de aparcamientos de rotación, disuasorios y de residentes, EMT lidera este proyecto referente para la movilidad eléctrica de la ciudad y jugará un papel clave en el impulso a la utilización de vehículos eléctricos.

Impuso definitivo a la movilidad eléctrica

Además de la constitución de EMT como Gestor de Carga Público, el Ayuntamiento de Madrid, a través del Plan A y concretamente de la Medida 20, quiere dar un impulso definitivo al desarrollo de la movilidad eléctrica en la ciudad de Madrid con la creación de una red de puntos de recarga rápida, que este año llegará a 20 ubicaciones.

Esta red contemplará aparcamientos gestionados por la EMT, como los cinco presentados hoy, y la renovación de la red de recarga lenta en vía pública por postes de recarga rápida, lo que permitirá mejorar sus prestaciones.

Paralelamente a esta renovación, el Ayuntamiento de Madrid también impulsa la colaboración público privada para el desarrollo de una red de recarga rápida de acceso público. Actualmente, y gracias a la iniciativa de operadores privados la ciudad cuenta ya con cinco estaciones de recarga rápida de vehículos eléctricos de acceso público distribuidas por la ciudad (EESS Alberto Aguilera, EESS La Atalayuela, EESS Avda. de Machupichu, EESS Gas Natural CTM y las Instalaciones de Ciudad del Taxi en Medina de Pomar, 22).

La iniciativa privada es un actor principal en el despliegue de una red de recarga de oportunidad de acceso público para dar cobertura de manera eficiente a todos los usuarios de vehículo eléctrico en todo el ámbito geográfico de la ciudad. El Ayuntamiento de Madrid quiere impulsar el mercado privado de servicios de recarga de vehículos eléctricos y para ello tiene previsto trabajar con operadores privados que permita agilizar el crecimiento de la red en puntos idóneos como estaciones de servicio o centros comerciales y eliminar las barreras iniciales que impiden la entrada de nuevos operadores.

La movilidad eléctrica en Madrid

El tráfico rodado es uno de los principales responsables de la emisión de  contaminantes que deterioran la calidad del aire de la ciudad. Los datos del inventario de emisiones contaminantes a la atmosfera en el municipio de Madrid revelan que es el responsable del 50,4% de las emisiones totales de óxidos de nitrógeno, el 65,9% de las emisiones de partículas en suspensión totales y del 35% de las emisiones directas de gases de efecto invernadero, además de ser el principal responsable de los elevados niveles acústicos que soportan algunas áreas de la ciudad.

El Ayuntamiento de Madrid, en el marco del Plan A de Calidad del Aire y Cambio Climático, tiene el objetivo de generar un nuevo modelo de movilidad que contempla como elementos prioritarios la recuperación del espacio público para la movilidad peatonal y ciclista, la promoción del transporte público y la renovación del parque circulante con tecnologías menos contaminantes.

La movilidad eléctrica debe jugar un papel protagonista en la renovación del parque circulante. Para ello, se han puesto en marcha incentivos regulatorios y fiscales destinados a los titulares de vehículos eléctricos como la bonificación del 75 % en la cuota del impuesto de vehículos de tracción mecánica, la exención en la limitación del estacionamiento en el SER a los Vehículos Cero Emisiones, las excepciones a la restricción de la circulación durante episodios de alta contaminación o el libre acceso a las actuales Zonas de Prioridad Residencial y a la futura Área Central Cero Emisiones.

Estas medidas han permitido que Madrid sea un referente nacional en el impulso a la movilidad Cero Emisiones. La región de Madrid ha sido líder, a nivel nacional, en matriculaciones de vehículos eléctricos e híbridos enchufables en 2017 (37,65% del total), en enero se superó la cifra de 7.382 Autorizaciones Cero Emisiones en el servicio de estacionamiento regulado y la ciudad se ha convertido en un laboratorio urbano con 7 proyectos de movilidad eléctrica compartida (Bicimad, eCooltra, Muving, ioScoot, Car2go, eMove y Zity) que ofrecen nuevas soluciones de movilidad a los ciudadanos.

En este sentido se contemplan varias medidas centradas en la renovación del parque, prestando especial atención a grandes flotas de transporte público, a servicios de transporte profesionales, como el taxi, o a la flota de vehículos municipales y medidas destinadas a la renovación del parque de vehículos privados.

El proyecto CIRVE ha dado hoy un paso hacia adelante en el desarrollo de la movilidad eléctrica de nuestro país.  Los miembros del consorcio han firmado un acuerdo en Madrid que permitirá la interoperabilidad de los 40 cargadores rápidos que están dentro de esta iniciativa y que, a partir de 2019, estarán ya operativos a lo largo de corredores que conectarán España con el resto de países europeos.

El proyecto CIRVE (Corredores Ibéricos de Infraestructura de recarga rápida de Vehículos Eléctricos) se puso en marcha el año pasado de la mano de EDP, Endesa, GIC, Iberdrola e Ibil, como gestores de carga que implementarán la infraestructura, junto con la Asociación Española de Desarrollo e Impulso del Vehículo eléctrico (AEDIVE), Renault Group y el Centro para la Excelencia e Innovación de Portugal (CEIIA). Cuenta con el apoyo de los Ministerios españoles de Fomento y de Economía, Industria y Competitividad y está cofinanciado por la Unión Europea a través de la convocatoria de 2015 del Connecting Europe Facility (CEF).

Gracias a CIRVE, en general, y a este acuerdo de interoperabilidad, en particular, se va a permitir romper importantes barreras de entrada al desarrollo de la movilidad eléctrica:

Por una parte, el despliegue de la infraestructura de recarga, en carreteras y estaciones de servicio, permitirá a los usuarios de vehículos eléctricos realizar viajes de mayor recorrido, algo clave para el despliegue masivo del coche eléctrico en nuestro país.

Y por otra, la interoperabilidad facilitará el uso de esta, ya que permitirá a cualquier usuario recargar y pagar en cualquier punto de recarga público de forma fácil y sencilla, con independencia de quién lo esté operando.

Según confirman fuentes del proyecto CIRVE, “la interoperabilidad es uno de los focos de trabajo que se están desarrollando durante el proyecto para que toda la infraestructura desplegada se pueda utilizar por los usuarios de vehículo eléctrico a través de un solo medio de identificación, evitando el tener que llevar diferentes tarjetas o dispositivos de identificación. La interoperabilidad es clave para el desarrollo del vehículo eléctrico y el reto es aún mayor cuando el objetivo es que esa interoperabilidad entre infraestructuras de recarga cruce fronteras”.

El acuerdo de interoperabilidad firmado hoy entre cinco gestores de recarga miembros del proyecto CIRVE, EDP, Endesa, GIC, Iberdrola e Ibil, con la plataforma Hubject, permitirá que los 40 puntos de carga rápida de este proyecto europeo sean interoperables.

El proyecto CIRVE se desarrollará hasta finales de 2020 y sus 40 puntos de recarga formarán parte de la red Transeuropea de Transporte (TEN-T), un conjunto planificado de redes prioritarias de transporte pensadas para facilitar la comunicación de personas y mercancías a lo largo de toda la Unión Europea.

Las ubicaciones específicas donde se van a instalar los puntos de carga se están seleccionado en función de los requisitos de este programa TEN-T.

BP ha anunciado que su negocio de inversión ha invertido 5 M$ en FreeWire Technologies Inc., un fabricante estadounidense de sistemas portátiles de recarga rápida de vehículos eléctricos, y planea desplegar unidades Mobi Charger de FreeWire para su uso en gasolineras seleccionadas de BP en Reino Unido y Europa durante 2018.

Al utilizar el sistema móvil de FreeWire, BP puede responder rápidamente y proporcionar instalaciones de recarga en las estaciones de servicio donde existe mayor demanda sin necesidad de realizar inversiones significativas en las actuales infraestructuras y tecnologías fijas. BP estudia también la oportunidad de explorar opciones de proporcionar servicios de recarga fuera de sus estaciones de servicios existentes.

El Mobi Charger se puede escalar de forma rápida y rentable a través de vastas redes de transporte, la flexibilidad que ofrece beneficios a lo largo de toda la cadena de valor de recarga de vehículos eléctricos.

BP se compromete a apoyar la transición a una economía con menos emisiones de carbono, centrándose en la reducción de sus propias emisiones operacionales, mejorando sus productos para permitir a los clientes reducir sus emisiones y creando negocios con bajas emisiones de carbono. BP Ventures respalda cada una de estas áreas mediante la identificación de tendencias y negocios emergentes, realizando inversiones estratégicas y probando tecnologías y soluciones para su escalabilidad. La inversión en FreeWire es un ejemplo de cómo BP Ventures está trabajando junto con el negocio downstream de BP.

Esta mañana ha dado comienzo en Madrid el IV Congreso Europeo del Vehículo Eléctrico, CEVE 2017, organizado por AEDIVE, que entre hoy y mañana reunirá en Madrid a los principales actores nacionales e internacionales del sector y profundizará en el panorama actual y de futuro del vehículo eléctrico y su infraestructura, el papel de la recarga rápida y los planes de las Comunidades Autónomas en el impulso de la movilidad cero emisiones.

El Congreso cuenta con el apoyo institucional de diferentes Ministerios y que ha sido inaugurado por la Ministra de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Dª Isabel Tejerina, que ha subrayado que el vehículo eléctrico está llamado a ser una pieza fundamental de la movilidad sostenible por su eficiencia energética y la reducción de la dependencia de los productos petrolíferos. Al mismo tiempo, García Tejerina ha destacado las posibilidades que ofrece para el desarrollo económico y la creación de empleo, y el impulso de las nuevas tecnologías y la innovación, además de reducir las emisiones de CO2.

El vehículo eléctrico está llamado a ser una pieza fundamental de la movilidad sostenible

En su intervención, García Tejerina ha señalado que nuestro país está dispuesto a ser un agente decisivo en la búsqueda de soluciones al reto del cambio climático. La ministra entiende que España y Europa en su conjunto deben liderar esta lucha global, ya que formamos parte de una de las alianzas económicas con mayor capacidad, tanto material como científica, para reducir nuestras emisiones.

Además, la ministra considera que España debe implicarse en la lucha contra el cambio climático para invertir en su futuro, ya que es un país especialmente vulnerable, dada su situación geográfica y su estructura socioeconómica. Esta actitud frente al cambio climático supone también una oportunidad de desarrollo sostenible y respetuoso con el medio ambiente, que genere empleo y crecimiento e impulse el I+D+i.

En este contexto, García Tejerina ha apuntado que el transporte es uno de los sectores que tiene mayor potencial para la reducción de emisiones en los próximos años. En concreto, este sector es responsable de alrededor de una cuarta parte de las emisiones de gases de efecto invernadero de la UE. Al mismo tiempo, una disminución de estas emisiones tendrá importantes beneficios en la calidad del aire de las ciudades y de la salud de las personas.

mapama

Para la ministra, la respuesta más proactiva y sostenible a largo plazo para mejorar la calidad del aire de las ciudades es fomentar la movilidad sostenible. Como parte de esta respuesta, el MAPAMA ha apoyado, en el marco del Plan PIMA AIRE 4, la adquisición de vehículos de energías alternativas con un total de 9,6 M€.

Como ejemplo de compromiso del Gobierno con la sostenibilidad, García Tejerina ha mencionado el impulso dado por el Ministerio de Industria (actual Ministerio de Economía) con el plan MOVEA, que subvencionó la adquisición de vehículos eléctricos y de puntos de recarga por un total de 16,6 millones de euros.

Por lo demás, García Tejerina ha apuntado la necesidad de un nuevo modelo de movilidad que se apoye en la utilización de vehículos de combustible alternativo más limpios, para lo que habrá que desarrollar la infraestructura necesaria que lo haga posible.

Ayer y hoy del vehículo eléctrico en España

A continuación ha tenido lugar el discurso de inauguración que ha corrido a cargo de Arturo Pérez de Lucia, Director Gerente de AEDIVE, que ha realizado en su intervención un interesante repaso de la evolución de este mercado desde la celebración del I Congreso Europeo del Vehículo Eléctrico en 2013.

En su intervención Pérez de Lucia ha realizado un conciso repaso de lo que se ha conseguido desde entonces y hasta el momento, dibujando con precisión el panorama actual del vehículo eléctrico en nuestro país.

En este sentido, el Director Gerente de AEDIVE, se ha referido a la aparición de muchos modelos nuevos, una tendencia en alza ya que cada vez se incorporan más vehículos a la oferta de los fabricantes, ya sean automóviles, autobuses, camiones (para una gran variedad de aplicaciones), motocicletas, etc. Así como a la consecución de autonomías tal vez impensables en 2013, y ha señalado que para 2018 se esperan modelos que superarán las autonomías actuales.

Otro gran avance del sector en este tiempo es la industrialización, actualmente hay en España varias fábricas de vehículos eléctricos tanto de automóviles y motocicletas, como de vehículos de transporte de pasajeros (autobuses, microbuses). Fábricas que fabrican componentes para estos vehículos, así como instalaciones de recarga. En definitiva hay un importante desarrollo a nivel industrial, se ha generado una cadena de valor, que se va incrementando poco a poco, a la que se van incorporando cada vez más actores, y que se ha ido convirtiendo en más transversal, afectando más a todos los sectores de un modo u otro, hasta llegar al usuario final profesional y también al usuario final particular, que, tal y como ha señalado Pérez de Lucia, en España está muy bien representado por la asociación AUVE.

IMG_5331

También ha remarcado el Director Gerente de AEDIVE, algunas novedades importantes que ha traído el mercado en este tiempo, como los puntos de recarga rápida, “tecnología que marca la diferencia para el desarrollo de la movilidad eléctrica”, y a los servicios de sharing, un mercado que no existía cuando se celebró el primer congreso, y que está permitiendo que en España haya un conocimiento mayor del vehículo eléctrico. “Solo en Madrid somos ya más de 200.000 los usuarios de vehículo eléctrico gracias a esta modalidad.”

A nivel regulatorio, llegó la ITCBT, se han desarrollado políticas urbanas que contribuyen al desarrollo del vehículo eléctrico y se ha generado una creciente sensibilidad por la movilidad sostenible.

A continuación, se ha referido a aquellas cosas que aún nos quedan por conseguir, realizando un amplio repaso de los puntos en los que el sector ha de seguir trabajando, a saber:

• Un marco regulatorio favorable, que elimine las barreras que impidan instalar infraestructuras de recarga de oportunidad en las ciudades, infraestructuras de recarga rápida.
• Sistema apropiado de incentivos, que comprenda que la movilidad eléctrica es un modelo de nación, con ayudas coherentes, fáciles en su tramitación, que tengan ambición económica y que trasladen al mercado la señal de que se está aportando por la movilidad eléctrica, ayudas continuadas, etc.
• Trabajo coordinado entres las administraciones públicas. Todas las Administraciones deben ser un ejemplo para el resto de la sociedad, a través de la compra de vehículos, de la puesta en marcha de ordenanzas municipales. Todo ello apoyado en el trabajo conjunto entre municipios, trabajando en proyectos de comunicación, con uniformidad de criterios, para que el usuario no tengan que convertirse en un experto en movilidad no solo es su ciudad, sino en las aledañas, que si se traslada a una ciudad vecina pueda circular con las mismas medidas. En definitiva hacer posible un proyecto único, coordinado entre todas las administraciones.
• Eliminar las barreras que impidan la inversión en puntos de recarga rápida, barreras asociadas al término de potencia, a los costes relacionados con la obra civil.
• Necesidad de comprende que la energías renovables, autoconsumo y almacenamiento energético, son tres vectores ineludiblemente asociados al vehículo eléctrico.
• Mayor compromiso de la industria de la automoción, para asumir el reto de diseñar y construir vehículos con una mayor autonomía, capaces de alcanzar mayores velocidades y a un precio asequible.
• Campañas potentes de comunicación de la administración en colaboración con la industria.

Ayer 28 de junio entró en funcionamiento en el municipio de La Granja (Segovia) la primera electrolinera sostenible de recarga rápida de España. Impulsada por ESEN Electrolineras Sostenibles, esta infraestructura de recarga para vehículos eléctricos es pionera por usar el sol como fuente de energía, pero también por su gran capacidad, hasta seis vehículos en una hora, y por disponer de dos equipos de recarga super-rápida.

La estación está formada por una estructura de 12 t de acero galvanizado que soporta las placas fotovoltaicas capaces de generar una potencia de 50 kW, inversores de potencia y dos supercargadores de 50 KW. La estación se completa con una conexión a red de 50 KW con certificado verde. Todos los componentes de la electrolinera se fabrican en Linares, Jaén.

 

Repostar el coche tiene un coste aproximado de 4 euros, un precio un 40% más barato que el de la media del mercado. Sin embargo, para los vehículos adquiridos a través de ESEN Electrolineras Sostenibles la recarga será gratuita.

La electrolinera ha supuesto una inversión de 162.000 €, de los cuales 82.400 € han sido recaudados con una campaña de crowdlending a través de la plataforma ECrowd!. En total fueron 99 los inversores que apostaron sus ahorros en el proyecto a cambio de un interés anual del 5,5%, con cuotas mensuales, sobre el capital invertido pendiente de amortizar, a 48 meses de plazo.

Una red de electrolineras

electrolinera2La de la Granja es tan solo la primera de un ambicioso proyecto en el que tenemos previsto abrir 200 electrolineras en España hasta el año 2020”, explica Agustín Muñoz, CEO de ESEN Electrolineras Sostenibles. “Ya nos han concedido 10 licencias más y ya estamos trabajando en la construcción de una electrolinera en Boceguillas (Segovia) y otra en Linares (Jaén)”, avanza Muñoz. El objetivo de ESEN Electrolineras Sostenibles es “crear un pasillo Norte-Sur, desde Arrigorriaga (Bilbao) hasta Cádiz, formado por 18 electrolineras”, en palabras del CEO de la empresa. Arrigoriaga (Vizcaya), Miranda de Ebro, Burgos, Aranda de Duero (Burgos), Boceguillas (Segovia), San Sebastián de los Reyes, Getafe, Valdemoro (Madrid), Ocaña (Toledo), Manzanares (C.Real) Linares, Andujar (Jaén), Córdoba, Ecija, Sevilla, Los Palacios (Sevilla), Jerez de la Frontera, Cádiz (Cadiz).

También se han proyectado 12 electrolineras en la comunidad autónoma de Madrid y 100 electrolineras en Andalucía.

El plan cuenta con una inversión total de 32 M€ y ESEN Electrolineras Sostenibles ya ha llegado a un acuerdo con ECrowd! para que parte de la financiación sea captada mediante campañas de crowdlending.
La falta de puntos de recarga, especialmente de recarga rápida, es uno de los principales frenos del vehículo eléctrico en España.

ESEN Electrolineras Sostenibles es un nuevo concepto de negocio llamado a consolidar la fórmula que hará posible la implantación generalizada del vehículo eléctrico en España. ESEN Electrolineras Sostenibles es también una comercializadora de vehículos eléctricos multimarca, con la ventaja para los compradores de que los vehículos eléctricos que sean adquiridos a ESEN Electrolineras Sostenibles tendrán derecho a recargas gratis ilimitadas durante 5 años en cualquier punto de recarga de ESEN Electrolineras Sostenibles.

Desde el pasado día 10 de enero, Ingeteam forma parte de la organización CharIn (Charging Interface Initiative e.V.), centrada en la expansión del sistema de recarga rápida para vehículos eléctricos CCS Combo.

La asociación CharIn e. V. fue fundada por Audi, BMW, Daimler, Mennekes, Opel, Phoenix Contact, Porsche, TÜV SÜD y Volkswagen, y tiene sede en Berlin. Nace para dar el respaldo suficiente a la infraestructura de carga rápida de la próxima generación de coches eléctricos con autonomías superiores, que muchos fabricantes ya están desarrollando.

 

CharIn prepara la especificación para un nuevo cargador ultra-rápido de 350 kW, que ofrecerá tiempos de recarga de unos 20 minutos para 300 kms.

Gracias a esta incorporación, Ingeteam podrá colaborar en la elaboración de las especificaciones técnicas necesarias para los desarrollos de carga rápida, así como la posibilidad de realizar pruebas de interoperabilidad.