Tags Posts tagged with "reducción de emisiones"

reducción de emisiones

El Foro para la Electrificación pide a los estados representados en la próxima Cumbre del Clima COP25 una actuación urgente para frenar el impacto del cambio climático y la contaminación del aire con medidas que faciliten la penetración de la electricidad en todos sus usos como movilidad, climatización y sector industrial entre otros.

Para el Foro, hay que tomarse más en serio el reto de la descarbonización de la economía. El consumo eléctrico representa en torno al 25% del consumo energético total de España. Es necesario mantener una apuesta decidida por la electrificación de la economía en aquellos usos en que aporta un mayor beneficio y, especialmente, en sectores como el transporte, la climatización y ciertos procesos industriales intensivos en el uso de energía.

En segundo lugar, en los últimos años, la práctica totalidad de la población española y europea viene respirando aire contaminado incumpliendo los estándares recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que estima que cerca de 7 millones de personas mueren cada año por la exposición a las partículas finas contenidas en el aire contaminado. Por otra parte, las ciudades sufren unos volúmenes muy altos de contaminación ambiental provocada también por las calefacciones.

Cinco medidas clave para una disminución muy relevante de las emisiones de gases de efecto invernadero

Las principales medidas que en una primera instancia el Foro para Electrificación propone para la tan necesaria disminución de las emisiones de gases de efecto invernadero son:
1. Impulsar la integración de tecnologías de generación que utilicen fuentes renovables de energía.
2. Apostar por la movilidad eléctrica en el transporte.
3. Favorecer una estrategia activa de electrificación de los usos térmicos y de climatización.
4. Dotar de un entorno regulatorio que permita el desarrollo eficiente de las energías renovables, la agregación de la demanda, la generación distribuida, el almacenamiento y el autoconsumo promoviendo el desarrollo de las redes eléctricas inteligentes.
5. Por último, establecer una política de descarbonización y transición energética ambiciosa y estable, que permita al sector acometer planes de inversión de largo plazo en un contexto de certeza regulatoria.

El 17 de abril de 2019, el Parlamento Europeo y el Consejo adoptaron el Reglamento (UE) 2019/631 que introduce las normas de emisión de CO2 para nuevos turismos y vehículos comerciales ligeros en la UE. Esta regulación estableció objetivos de reducción de -15% y -37,5% para las emisiones de CO2 del tubo de escape de los automóviles de pasajeros de nuevo registro para 2025 y 2030, respectivamente. En 2023, la Comisión Europea revisará el Reglamento e informará al Parlamento Europeo y al Consejo sobre los progresos realizados para alcanzar estos objetivos. Entre otras cosas, esta “revisión de mitad de período” hará un balance del despliegue de infraestructura de recarga y reabastecimiento de combustible para vehículos de combustibles alternativos, su absorción en el mercado, así como la reducción de emisiones de CO2 de la flota de automóviles.

Ahora, la Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles (ACEA) ha publicado el informe “Making the Transition to Zero-Emission Mobility“, que examina la disponibilidad de infraestructura e incentivos, antes de la revisión de los objetivos por parte del Comisión Europea en 2023. Según el informe, las ventas de automóviles de pasajeros con motor alternativo, incluidos los vehículos eléctricos, híbridos, de pila de combustible y de gas natural, deberán experimentar un fuerte repunte para alcanzar estos objetivos. Para estimular estas ventas, los gobiernos de toda la UE necesitan aumentar las inversiones en infraestructura de carga y reabastecimiento de combustible, y establecer incentivos de compra significativos para los consumidores (como bonificaciones y primas).

El informe de ACEA muestra que en 2018 había menos de 145.000 puntos de recarga para vehículos eléctricos disponibles en toda la UE. Aunque esto es tres veces más que hace cinco años, todavía está muy por debajo de los al menos 2,8 millones de puntos de recarga que se requerirán para 2030, lo que se traduce en un aumento de 20 veces en la próxima década.

Pero no solo es la falta general de infraestructura lo que plantea un problema, sino también el gran desequilibrio en su distribución en toda la UE. De hecho, cuatro países que cubren aproximadamente una cuarta parte de la superficie total de la UE (Holanda, Alemania, Francia y Reino Unido) representan más del 75% de todos los puntos de recarga.

Además, existe un vínculo claro entre la adopción en el mercado del vehículo eléctrico y el número de puntos de recarga por cada 100 km de carretera: casi todos los países de la UE con menos de 1 punto de recarga por cada 100 km de carretera también tienen una cuota de mercado de vehículos eléctricos inferior al 1%.

Otro problema importante es la asequibilidad. Los nuevos datos de ACEA muestran que la entrada en el mercado del vehículo eléctrico también está directamente relacionada con el nivel de vida de un país. Todos los estados miembros de la UE con una cuota de mercado de vehículos eléctricos inferior al 1% tienen un PIB per cápita inferior a 29.000 €. Eso incluye a muchos países de Europa Central y del Este, pero también a Grecia, Italia y España.

Resultados clave

Introducción en el mercado de automóviles de combustibles alternativos

  • El 2% de todos los autos vendidos en 2018 fueron eléctricos (+1,4 puntos porcentuales desde 2014).
  • El 3,8% de los turismos nuevos en la UE fueron híbridos eléctricos el año pasado (+2,4 puntos porcentuales en los últimos cinco años).
  • El 0,4% de todos los autos vendidos en 2018 fueron vehículos impulsados por gas natural (-0,4 puntos porcentuales desde 2014).
  • Los vehículos de pila de combustible representan actualmente una proporción insignificante de las ventas totales de automóviles de la UE.

Emisiones de CO2 de nuevos turismos

  • En 2017, los automóviles de gasolina se convirtieron en el tipo más vendido en la UE por primera vez desde 2009.
  • 2017 también marcó el primer aumento (+0,3%) en CO2 de los automóviles nuevos desde que comenzaron los registros.
  • En 2018 se produjo una caída aún mayor en las ventas de diesel y un fuerte aumento en la demanda de gasolina, lo que resultó en un aumento del 1,8% en las emisiones de CO2 de los automóviles nuevos.

Asequibilidad

  • La adopción en el mercado de vehículos eléctricos está directamente relacionada con el PIB per cápita de un país, lo que demuestra que la asequibilidad es una barrera importante para los consumidores.
  • Todos los países con una cuota de mercado de vehículos eléctricos de menos del 1% tienen un PIB por debajo de 29,000 €, incluidos los estados miembros de la UE de Europa Central y Oriental, pero también España, Italia y Grecia.
  • Una cuota de vehículos eléctricos superior al 3,5% solo se registra en países con un PIB de más de 42.000 €.
  • Solo 12 países de la UE ofrecen pagos de bonificaciones o primas a los compradores de vehículos eléctricos. Estos incentivos de compra, y especialmente su valor monetario, difieren mucho en toda la UE.
  • Al ampliar el alcance para incluir también exenciones y reducciones de impuestos (es decir, relacionadas con la adquisición y la propiedad), cuatro estados miembros no ofrecen ningún beneficio o incentivo fiscal para los vehículos eléctricos.

Disponibilidad de infraestructura

  • Aunque ha habido un fuerte crecimiento en el despliegue de la infraestructura del vehículo eléctrico, el número total de puntos de recarga disponibles en la UE (144.000) está muy por debajo de lo que se requiere.
  • Según estimaciones conservadoras de la Comisión Europea, se necesitarán al menos 2,8 millones de puntos de recarga para 2030. Es un aumento de 20 veces en los próximos 12 años.
  • Cuatro países que cubren el 27% de la superficie total de la UE (Holanda, Alemania, Francia y Reino Unido) representan el 76% de todos los puntos de recarga en la UE.
  • Casi todos los estados miembros de la UE con menos de 1 punto de recarga por cada 100 km de carretera tienen una cuota de mercado inferior al 1%.
  • Solo había 47 estaciones de servicio de hidrógeno disponibles en 11 países de la UE en 2018.
  • 17 estados miembros no tenían una sola estación de servicio de hidrógeno.
  • Hay unas 3.400 estaciones de servicio de gas natural en la UE, un 17,5% más que en 2014.
  • Dos tercios de estos puntos de llenado se concentran en dos países (Italia y Alemania).

Como parte de la 10ª Semana Mundial de la Edificación Sostenible, World Green Building Week, el World Green Building Council (WorldGBC) ha publicado un nuevo informe que explica cómo los edificios y las infraestructuras en todo el mundo podrán conseguir una reducción de emisiones de carbono incorporadas del 40% en 2030, y llegar al 100% de edificios descarbonizados para 2050.

Juntos, los edificios y las infraestructuras, son responsables del 39% de todas las emisiones de carbono en el mundo. De este 39%, un 28% corresponde a las emisiones operativas, es decir aquellas que se producen al calentar, enfríar o iluminar los edificios. El 11% restante proviene de las emisiones de carbono incorporadas o iniciales que están asociadas con los materiales y procesos de construcción. Según World GBC para descarbonizar completamente el sector es imprescindible eliminar ambas emisiones.

El informe “Bringing embodied carbon upfront” propone este ambicioso objetivo junto con soluciones que sirvan para acelerar el proceso e involucrar a todos los agentes del sector. El trabajo y sus objetivos están respaldados por compañías promotoras y constructoras de todo el mundo, entidades financieras, ciudades, administraciones, asociaciones y fabricantes de materiales, entre otros muchos actores.

El informe propone desmitificar la dificultad de abordar las emisiones de CO2 presentes en la propia edificación, utilizando una terminología sencilla y creando un lenguaje común que permita establecer una definición de consenso para los edificios con cero carbono incorporado.

Las emisiones de carbono asociadas a la construcción no se han tenido en cuenta en el pasado, como lo demuestra la investigación del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC), pero solo teniéndolas en cuenta será posible conseguir recortes drásticos en todas las emisiones contaminantes durante las próximas décadas y así mantener el aumento de la temperatura global en 1,5 ºC.

Abordar las emisiones incorporadas o iniciales será también fundamental para combatir el cambio climático, ya que se estima que las nuevas viviendas dupliquen las existentes en 2060, con el consiguiente efecto sobre la contaminación si no se actúa de inmediato. El in-forme de World GBC pide acciones coordinadas de todo el sector para cambiar drásticamente el efecto sobre las emisiones a lo largo de todo el proceso constructivo, desde el diseño a la eventual demolición.

WGBC-2En el documento, la organización mundial, de la que GBC España es miembro estable permanente, presenta una hoja de ruta clara para que todos los agentes (planificadores, inversores, fabricantes de materiales, administraciones, Gobiernos, ONG´s e investigadores) actúen para acelerar la descarbonización. Para ello, los principales actores del sector tendrán que superar las barreras actuales del mercado y desarrollar soluciones alternativas bajas en carbono. Sin embargo, el informe advierte de que la transformación del mercado no sucederá a menos que haya un cambio radical en los métodos de trabajo de la industria.

Además, la transición hacia estándares de cero carbono neto requerirá una acción inmediata por parte del sector para lograr también una mayor concienciación entre la ciudadanía, afán por la innovación de la industria y un avance en los procesos para calcular, rastrear e informar sobre las emisiones de carbono incorporadas en los procesos de edificación. Del mismo modo se necesitará el compromiso de las empresas del sector para reducir de forma voluntaria sus emisiones y la implementación de nueva normativa a nivel local, nacional y regional.

La aplicación de principios de economía circular será también muy importante: se necesitan enfoques sobre cómo maximizar el uso de los activos existentes, promover la rehabilitación en lugar de la demolición y buscar nuevos modelos de negocio circulares que reduzcan la dependencia de las materias primas. Para poner en marcha la colaboración intersectorial, WorldGBC solicita la creación de nuevas hojas de ruta nacionales y sectoriales, como las que, con un apoyo decidido de la industria y los políticos, se han llevado a cabo en Finlandia, Noruega y Suecia.

Para demostrar la viabilidad de los objetivos planteados, el informe está respaldado por casos de éxito y buenas prácticas de compañías como Skanska, HeidelbergCement o Dalmia Bharat Cement.

Las ciudades también serán fundamentales para impulsar nuevos enfoques para descarbonizar sus edificios. Es el caso de Oslo (Noruega) o de Vancouver (Canadá) que ha legislado para que las emisiones incorporadas a los edificios nuevos se reduzcan un 40% para 2030, como parte de su estrategia regulatoria para hacer frente a la emergencia climática.

El informe ha sido patrocinado por la European Climate Foundation y el Children’s Investment Fund Foundation. Se ha realizado entre World Green Building Council’s Ramboll y C40 Cities Climate Leadership Group. Para su desarrollo se ha contado con la colaboración de más de 200 personas que han facilitado su trabajo y experiencia para la elaboración de este trabajo.

De izquierda a derecha, Jose Domínguez Abascal, Secretario de Estado de Energía, Jose Luis Rodriguez Zapatero, Presidente de España 2004-11 y Luis Alberto Aires Dupré, Presidente de BP España

BP ha presentado esta mañana en Madrid los resultados del informe Statistical Review of World Energy 2019, una de las publicaciones de referencia del sector energético, que elabora cada año la compañía.

El consumo de energía primaria en España continuó la tendencia de crecimiento iniciada en 2015, incrementándose un 1,8% respecto al año anterior. Sin embargo, el petróleo y las renovables fueron las únicas fuentes que, tras crecer en 2017, volvieron a hacerlo en 2018, con un 2,6% y un 1,7% respectivamente.

Durante 2018, se revirtió la coyuntura negativa de 2017 en que una gran sequía provocó un desplome de la producción de energía hidroeléctrica. Así, los buenos datos de precipitaciones empujaron el consumo de energía hidráulica un 87,4%, pasando a representar un 5,6% del total de energía primaria consumida, frente a solo el 3% del año anterior, que marcó un récord negativo.

El consumo de carbón, que se vio disparado el pasado año como sustituto de la energía hidroeléctrica, descendió un 17,3% en 2018. Por su parte, el gas descendió un 0,8% y la energía nuclear lo hizo un 4,3%. De este modo, el mix de consumo de energía quedó de la siguiente manera: petróleo (47,13%), gas (19,14%) y renovables (11,32%) ocuparon los primeros lugares. La energía nuclear (8,91%) adelantó al carbón (7,87%), y en último lugar se situó la energía hidráulica (5,63%).

Tras un ligero ascenso el pasado año, la generación eléctrica volvió a descender ligeramente en 2018, (-0,2%). No obstante, a pesar del notable crecimiento del peso de la energía hidroeléctrica, que representó un 12,8% del total (frente al 6,8% de 2017), el orden en el reparto no tuvo variaciones: las renovables volvieron a ser la fuente con mayor peso en el mix de generación eléctrica (25,7%), seguidas del gas natural (20,8%) y la energía nuclear (20,2%). El carbón, que aumentó su peso hasta el 16,8% el pasado año, mantuvo la cuarta posición en el mix, pero con un peso relativo notablemente menor, del 14%. Finalmente, se situaron la energía hidroeléctrica y el petróleo (5,7%).

Fruto de este mayor nivel de consumo de energías limpias las emisiones de CO2 en España se redujeron en un 1,6%, tras haber crecido el año anterior al mayor ratio en 5 años. El país se desmarca, así, de los datos negativos registrados a nivel mundial.

La transición hacia una economía de bajas emisiones avanza a través de una senda insostenible a nivel global

En el conjunto del planeta, 2018 fue un año en el que los efectos relacionados con la meteorología –aumento de la demanda de aire acondicionado y calefacción en los principales centros de demanda (EEUU, China y Rusia)– y la reversión de los movimientos cíclicos del patrón chino de crecimiento, revirtieron los avances de los años anteriores. Así, a pesar de un modesto crecimiento del PIB y del aumento de los precios de la energía, la demanda global de energía creció un 2,9%, casi el doble del promedio experimentado en la última década (1,7%). Este factor, unido al incremento del consumo de carbón, implicaron que las emisiones de CO2 crecieran un 2%. El 64% de este incremento procedió de los países fuera de la OCDE.

El incremento del consumo se observó en prácticamente todos los tipos de combustible, creciendo la mayoría de ellos con más fuerza que la media histórica. Con un 5,3% más de demanda, el gas natural supuso casi el 45% del aumento del consumo mundial de energía, impulsado por Estados Unidos. En cambio, el impulso de las renovables, del 14,5%, fue levemente menor al que se produjo el año anterior, si bien continuó siendo, con diferencia, la fuente de energía que creció más rápidamente a nivel global. La energía nuclear creció un 2,4%, con incrementos notables en China, que representó tres cuartas partes del crecimiento mundial, y la hidráulica aumentó un 3,2%, consecuencia del repunte de la producción en Europa. Finalmente, el carbón fue testigo de un nuevo repunte, el más acentuado de los últimos cinco años tanto en las tasas de consumo (1,4%) como en las de producción (4,3%).

bp_espanaLa demanda mundial de petróleo se mantuvo en un escenario de relativa estabilidad, con un aumento del 1,2% a pesar de las oscilaciones de precios ocurridas a lo largo del año. Factores geopolíticos conllevaron recortes de la producción y una caída de las reservas, que provocó que los precios aumentaron hasta alcanzar máximos históricos de 85 $/barril.

El gas natural tuvo un año de bonanza, marcado por el mayor aumento de la tasa de consumo y de producción (5%) de los últimos 30 años, lo que empujó los precios a la baja. La expansión del mercado de GNL, así como la mayor movilidad de sus exportaciones ha conducido a un mercado mundial de gas cada vez más integrado con una mayor correlación y una menor volatilidad entre los precios de las distintas regiones.

Con todo ello, el mix energético quedó configurado de la siguiente manera: el petróleo mantuvo un peso similar al del año anterior, un 33,6%, seguido del carbón (27,2%) y del gas natural (23,9%). Las energías no fósiles supusieron un 15,2% del mix, con la hidráulica representando un 6,8%, las renovables un 4% y la nuclear un 4,4%.

Por su parte, la generación mundial de electricidad aumentó un 3,7% en 2018, una de las tasas de crecimiento más elevadas de los últimos 20 años. La mayor parte del crecimiento, un 81%, procedió de las economías emergentes. No obstante, el aumento especialmente sólido de la demanda de electricidad durante 2018 se debió en gran medida a Estados Unidos, que alcanzó un récord en su cifra de crecimiento (3,7%), impulsada por la meteorología y en contraste con su tendencia a la baja de los últimos 10 años. China, responsable de un 45% del crecimiento mundial de la generación eléctrica a través de renovables, se situó a la cabeza del aumento de este tipo de energía, superando al de toda la OCDE en su conjunto.

Sorprende el hecho de que, a pesar de los esfuerzos para fomentar la sustitución del carbón por combustibles más limpios y con menores emisiones de carbono, el mix de generación eléctrica continúa plano y la contribución de los distintos combustibles al sistema eléctrico mundial sigue inamovible con respecto a sus niveles de hace 20 años. Así, las cuotas de participación entre los combustibles no fósiles (36%) y carbón (38%) en 2018, es exactamente la misma que en 1998.

En un momento en que la sociedad demanda una transición acelerada hacia un sistema energético con bajas emisiones de carbono, los datos de 2018 dibujan un panorama preocupante, con las emisiones de CO2 aumentando un 2% a nivel global. Se trata de una senda insostenible, en la que tanto la demanda de energía como las emisiones de carbono crecen a un ritmo superior al de años anteriores. Es evidente la importancia de tener en cuenta todos los tipos de energía y desarrollar una serie de tecnologías, así como trabajar en una mayor eficiencia energética que asegure volver a una senda de crecimiento sostenible.

Red Eléctrica de España, ha iniciado en la web del operador del sistema eSios la publicación diaria del precio por MWh con el que se compensará a los autoconsumidores que viertan a la red la energía que no utilicen. Para ello, el usuario ha de tener un contrato de tarifa regulada o Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor con una comercializadora de referencia y estar acogido al mecanismo de compensación simplificada definida en el Real Decreto 244/2019.

 

Ésta es una de las medidas aprobadas por el Ministerio para la Transición Ecológica que pretende impulsar las tecnologías de autoconsumo y de generación distribuida de origen renovable, reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera asociadas a la generación de electricidad y servir como herramienta para alcanzar los retos de descarbonización y lucha contra el cambio climático.

Este precio, con el que se compensará a los autoconsumidores, es el resultado de restar al precio medio horario (basado en el resultado del mercado diario e intradiario para cada hora del día) el coste de los desvíos. Para el cálculo de este valor no se tienen en cuenta los peajes de acceso. De esta manera, los autoconsumidores que viertan el excedente de generación renovable en la red, obtendrán una reducción sobre su factura de electricidad.

Según el Plan Nacional Integrado de Energía y clima 2021-2030, el autoconsumo es una herramienta relevante para alcanzar los objetivos de reducción de las emisiones de CO2 a la atmósfera y lucha contra el cambio climático fijados para 2030 en dicho documento.

El pasado 14 de noviembre el Parlamento Europeo votó a favor de una nueva regulación para establecer los estándares de emisión de CO2 de los vehículos pesados. El pleno decidió que la Comisión Europea desarrolle una metodología para 2020 que incluya el efecto de reducción de emisiones de CO2 que proporciona la utilización de gas renovable como combustible en el cálculo del promedio de emisiones de las flotas de vehículos pesados.

Gasnam y NGVA Europe celebran el resultado de la votación que complementará el enfoque actual en el que únicamente se valoran las emisiones en el tubo de escape sin tener en cuenta el origen del combustible.

El gas renovable procedente de la descomposición anaeróbica de estiércol permite una reducción de emisiones de CO2 del 182%. Esto es posible gracias al aprovechamiento del metano que los residuos emitirían a la atmósfera. Además, según un estudio publicado recientemente por NGVA Europe al combinar gas natural con solo un 20% de gas renovable, las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) se reducen en un 40% en comparación con los combustibles derivados del petróleo. Si utilizamos un 80% de gas renovable, se neutralizan las emisiones.

El gas renovable como combustible ya cuenta con un uso estandarizado en Europa: su disponibilidad y parque de vehículos están creciendo rápidamente. Por tanto, el reconocimiento del gas renovable es un paso importante para el sector del transporte que avanza hacia un futuro sin emisiones de carbono.

Pensado y diseñado a nivel europeo para ser un incentivo al desarrollo de energías renovables, el sistema de Garantías de Origen empieza a ganar importancia con el aumento de su demanda y su precio. Según AleaSoft, el precio de los certificados tenderá al alza y será importante en la instalación de nuevos proyectos renovables.

Los productores de energías renovables pueden solicitar a la CNMC un certificado de la energía generada. Estos certificados acreditan que esos kWh fueron generados a partir de fuentes de energía renovables. También existen Garantías de Origen para la cogeneración de alta eficiencia. Estos certificados pueden ser transferidos a comercializadoras de electricidad para que, delante de sus clientes, puedan justificar el origen renovable de la energía suministrada.

Las Garantías de Origen se concibieron como una herramienta para dar transparencia y poder garantizar el origen de la electricidad generada, y así incentivar el desarrollo de las tecnologías renovables. A partir de la directiva europea que encomendaba a los estados a velar para que “el origen de la electricidad producida a partir de fuentes de energía renovables pueda garantizarse como tal según criterios objetivos, transparentes y no discriminatorios”, cada país de la Unión Europea ha regulado la expedición y transferencia de los certificados de Garantía de Origen.

En 2017 la CNMC expidió Garantías de Origen para 76 683 GWh de fuentes renovables y 1 803 GWh de cogeneración de alta eficiencia, el 81,2% de las cuales fueron transferidas a comercializadoras para cubrir el total o una parte de su energía comercializada.

El mix de fuentes de energía de cada comercializadora dependerá de la fracción de su energía cubierta con los certificados recibidos. Con el resto de energía producida y no cubierta por Garantías de Origen expedidas, la CNMC calcula un mix genérico para el resto de comercializadoras.

En España, la expedición de Garantías de Origen por parte de la CNMC es gratuita, pero la regulación no permite a las instalaciones renovables que perciben primas lucrarse con su transferencia. Por lo que tradicionalmente en España el mercado de Garantías de Origen ha sido poco atractivo y con precios de pocos céntimos de euro por MWh, muy bajos comparados con otros países europeos donde los precios rondaban los 0,20‑0,30 €/MWh. Pero esto ha ido cambiando a medida que ha habido más plantas renovables a mercado sin primas y con la entrada de la CNMC en la asociación que gestiona el comercio de Garantías de Origen en Europa, la AIB (Association of Issuing Bodies). Según AleaSoft, las Garantías de Origen tendrán un papel importante como incentivo en los nuevos proyectos renovables ya que su precio tenderá a alza en los próximos años.

Pero no todo el mundo piensa que el sistema de Garantías de Origen es perfecto. Sus detractores denuncian que habitualmente se usa de forma engañosa para confundir al consumidor sobre el origen de la electricidad que llega físicamente a su contador. Dado que la expedición y adquisición de certificados no influye en el mix energético del pool que únicamente dependerá de la disponibilidad de recurso renovable en cada momento, se insinúa que no incentiva la instalación de más potencia renovable.

Lo que es indudable es que las Garantías de Origen aportan transparencia de cara al consumidor que le permiten conocer el impacto medioambiental asociado a la energía consumida, y le proporciona más recursos para escoger comercializadora. Además, para el mercado, representa un indicativo de la demanda que existe entre los consumidores de abastecerse con energía de origen renovable. Y no hablamos solamente de consumidores domésticos concienciados con el cambio climático. Desde que grandes consumidores de electricidad como Google, Facebook y Apple empezaron a anunciar que trabajarían para que su consumo eléctrico fuera 100% proveniente de fuentes renovables, una “ola verde” a nivel mundial está llevando a grandes empresas a proponerse también un consumo eléctrico totalmente verde. Y esta “ola verde” continuará propagándose en cascada a medida que estas empresas empiecen a pedir también certificaciones verdes a sus proveedores. Todo esto ya ha empezado a hacer crecer la demanda de Garantías de Origen y, consecuentemente, también su precio, que, según AleaSoft, continuará al alza en el medio y largo plazo.

Para AleaSoft, el escenario actual presenta un futuro donde las Garantías de Origen van a tener un papel importante en la Transición Energética, gracias a los nuevos proyectos renovables para hacer frente a los objetivos de reducción de emisiones y la, cada vez más extendida, concienciación de los consumidores y comercializadoras sobre el impacto medioambiental de la producción de electricidad.

Ayer 4 de octubre tuvo lugar en Madrid la cuarta Edición del Foro Nissan y como en las anteriores ocasiones, ha contado con debates e intervenciones de calado y muchas noticias de interés.Una de las principales conclusiones es que, según un Estudio de Transport and Environment en el que han participado las marcas de la Alianza Nissan y Renault, la electrificación del transporte podría proporcionar unos impactos muy positivos a nuestro país. En un escenario en el que el 50% de los vehículos fueran eléctricos, el PIB español crecería en 3.200 millones de €, se crearían 23.000 nuevos puestos de trabajo, habría mayor renta disponible para los ciudadanos gracias a los ahorros del vehículo eléctrico, lo que significaría un mayor atracción para inversiones por parte de la industria hacia nuestro país y conllevaría una importante reducción de emisiones: 28% de CO2 y 89% de NOx.

Otra de las noticias fundamentales del Foro fue que Nissan disipó cualquier tipo de duda sobre uno de los mayores hándicaps que el ciudadano ve en el desarrollo del vehículo eléctrico que es la infraestructura. Pues bien, Nissan ha anunciado en el IV Foro Nissan que en el próximo año a través de un acuerdo con Easycharger y gracias en parte al Plan Movalt de Infraestructuras, habrá 100 nuevos puntos de recarga rápida en las principales vías de toda España, es decir, un punto cada 150 km, de manera que unido a las ya existentes, las dudas sobre dónde cargar un vehículo eléctrico en España desaparecerán.

Nissan también anunció nuevas iniciativas como la proliferación en los Parkings de Indigo de puntos de recarga para todos los usuarios del vehículo eléctrico o el sistema de generación de energía para carga de vehículos eléctricos instalados en las Oficinas Centrales de Nissan en Barcelona.

Sin duda se están dando pasos en el camino adecuado. Así, en el terreno de las infraestructuras, es muy relevante que ya hoy, todas las Comunidades Autónomas en España tengan algún plan relativo al impulso del vehículo eléctrico, o bien impulsando la infraestructura o la compra de vehículos o ambas opciones.

Marco Toro, Consejero Director General de Nissan Iberia manifestó al respecto: “La organización del IV Foro Nissan, además de ser un nuevo éxito de convocatoria, ha tenido debates relevantes entre todos los actores involucrados en la movilidad que han generado importantes noticias. Los impactos de la electrificación del transporte en la economía a través del PIB y empleo tiene que ayudar a las Administraciones de todo tipo en España a impulsar de manera rápida y coordinada los planes para impulsar esta tecnología que además de suponer una oportunidad industrial para España nos llevaría a una reducción significativa de emisiones, haría crecer el PIB y el empleo español y aumentaría la renta disponible de los usuarios del coche eléctrico.”.

Marco Toro añadió que “Alemania se ha convertido en el principal mercado en volumen del vehículo eléctrico en sólo dos años desde la puesta en marcha de su plan para cuatro años. Está claro que un Plan Integral que abarque incentivos a la compra, fiscalidad, incentivos al uso, infraestructura y normativa, colaboración público privada y una comunicación adecuada, proporcionaría a España un lugar destacado en el desarrollo de una movilidad cero emisiones.

IV-Foro-Nissan-de-MovilidadMiguel Arias Cañete, Comisario de Acción por el Clima y Energía de la Comisión Europea, habló de la aceleración del mercado de vehículo eléctrico y, en ese sentido, aludió a que: “Esto requiere un desarrollo paralelo de las infraestructuras de recarga. En España tenemos 1.754 puntos de recarga públicos y para alcanzar el objetivo de la reducción de emisiones del 30% deberíamos disponer de 220.000 puntos públicos de recarga. Bajo este contexto, la Unión Europea ha puesto en marcha una legislación ambiciosa de reducción de emisiones de CO2 que debe conducir a una mayor electrificación en el sector del transporte”.

En su intervención, Hugo Morán Fernández, Secretario de Estado de Medio Ambiente del Ministerio para la Transición Ecológica, afirmó que: “Es inviable conseguir objetivos de salud personal mínimos si no se consigue un estatus de salud ambiental suficiente y la política debe responder. Tenemos que ser capaces de trasladar al conjunto de los actores que no va a haber marcha atrás porque el reto va a significar una movilización de recursos que necesitan sumar los recursos privados, públicos y la complicidad del conjunto de la sociedad. Debemos trasladar un marco normativo con incentivos suficientemente claros para que el sector del transporte se convierta en el actor principal del proceso de electrificación”.

Galo Gutiérrez Monzonis, Director General de Industria y Pyme del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, ha clausurado el acto destacando que: “Los retos a los que se enfrenta el sector no pueden afrontarse desde un único punto de vista. Es necesario realizarlo de forma transversal transformando las capacidades industriales que el sector de la automoción tiene en España y los puestos de trabajo cualificados que genera. Hay que trabajar desde todos los niveles de la administración de manera coordinada en sus medidas y acciones, y siempre en colaboración con las empresas de la cadena de valor del sector. Solo de esta manera lograremos alcanzar los objetivos fijados y conseguir la transformación que el sector necesita para ser sostenibles. Estamos comprometidos con el impulso de los vehículos de energías alternativas y, en especial, del vehículo eléctrico, así como con el desarrollo de la infraestructura asociada por diversos motivos: la obligación de la descarbonización progresiva del transporte, la reducción de emisiones, la diversificación y el ahorro energético, la reducción de la dependencia del petróleo y la mejora de la balanza comercial, sin olvidar la oportunidad comercial y económica que supone para España seguir liderando el sector en este tipo de vehículos”.

Mario Armero, Vicepresidente Ejecutivo de ANFAC dijo que: “No reduzcamos el futuro de la movilidad en España a una guerra gasolina vs diésel o NOx contra CO2. Vayamos a una movilidad cero y bajas emisiones, mirando hacia delante. España tiene la oportunidad de posicionarse como fabricante puntero en el nuevo escenario pero necesitamos un fuerte apoyo del Gobierno y las administraciones al desarrollo del vehículo eléctrico, con planes de ayuda a la compra, fiscalidad favorable e infraestructura de recarga. Así, un mercado natural fuerte ayudará a atraer vehículos electrificados a nuestras fábricas, haciéndolas más competitivas de cara al nuevo entorno”.

Conclusiones mesa de difusión y comunicación:

20181004_104804Los expertos de los medios de comunicación han coincidido en destacar que estamos ante un momento de transición en materia de movilidad. En este sentido, se estima que un 25% de los ciudadanos se plantea la posibilidad de comprar un coche eléctrico en los próximos años. Sin embargo, la decisión de compra se ve retrasada debido a la rápida evolución del sector y la falta de información respecto a las opciones que existen actualmente. Entre otros, se ha hecho especial hincapié en la falta de divulgación en materia de movilidad sostenible, lo que genera dudas respecto a la decisión de compra. Bajo este contexto, los expertos han coincidido en la necesidad de hacer una mejor comunicación y difusión acerca de los beneficios que aporta. Para ello, es importante que instituciones, empresas y medios trabajen conjuntamente para informar y concienciar a la ciudadanía sobre las alternativas que existen actualmente en transporte eficiente.

En la mesa de debate institucional, los representantes de la administración regional reafirmaron su compromiso con la movilidad sostenible a través de la puesta en marcha de acciones e iniciativas que ayuden a incentivar el uso de vehículos menos contaminantes para favorecer un entorno urbano más limpio. Renovar la flota municipal, mejorar la red de recarga, la electrificación del transporte público o los incentivos para el uso de vehículo eléctrico, son algunas de las medidas en las que se trabaja para fomentar la movilidad sostenible. Además, los representantes de la administración han coincidido en destacar que el ciudadano ser partícipe de este modelo energético para así crear conciencia y promover, de este modo, un cambio cultural que permita transformar el modelo de movilidad actual. Para ello, es necesario llevar a cabo campañas informativas sobre las ventajas de la movilidad sostenible y lo que supone en materia de ahorro energético y para el medio ambiente.

Para facilitar la transición energética, Francisco Carranza, General Manager Energy Services de Nissan Europa, afirmó que: “Es necesario contar con incentivos claros destinados a los vehículos eléctricos así como crear un marco favorable que incentive el uso combinado e inteligente de energía solar distribuida. Si podemos conseguir vehículos integrables en red, se podría reducir el sobrecoste de la electricidad para la ciudadanía y ser más eficientes en el uso de la infraestructura”.

foro-nissanjpgEn Europa, Nissan es uno de los fabricantes globales con mayor presencia, puesto que emplea a más de 17.000 trabajadores en sus departamentos locales de diseño, investigación y desarrollo, fabricación, logística, y operaciones de venta y marketing. El año pasado, las fábricas Nissan en el Reino Unido, España y Rusia produjeron más de 640 000 vehículos, incluyendo los crossovers más galardonados, vehículos comerciales y el Nissan LEAF, el vehículo eléctrico más popular del mundo. El concepto de la Movilidad Inteligente de Nissan fue diseñado para orientar la gama de productos y tecnología Nissan, por lo que este enfoque de 360 grados respecto del futuro de la movilidad guiará las decisiones críticas de la empresa sobre el sistema de propulsión de los coches, su forma de conducción y su integración en la sociedad. Nissan está bien situada para convertirse en la marca asiática más deseada en Europa.

InnoEnergy lanza su convocatoria global para las startups de almacenamiento eléctrico. Quince de las startups energéticas más innovadoras y sostenibles recibirán un paquete personalizado de servicios de valor añadido, otorgando a la mejor un premio en efectivo de 100.000 euros.

Para dar apoyo a la European Battery Alliance (EBA), InnoEnergy espera atraer y apoyar startups con tecnología innovadora o modelos de negocio enfocados en almacenamiento eléctrico. De particular interés son las innovaciones de almacenamiento eléctrico para la aplicación en el transporte, red eléctrica, el almacenamiento energético distribuido y móvil, o para proporcionar mejoras de eficiencia energética y reducciones de emisiones.

Las startups seleccionadas participarán en uno de los programas de aceleración de InnoEnergy, el Highway™ o Boostway™, con servicios personalizados de apoyo, capacitación, servicios y financiamiento. El Highway™ enfoca su apoyo en startups en su etapa inicial de lanzamiento al mercado, mientras que el programa Boostway™ apoya a scale‐ups empresas más maduras y en fase de crecimiento en la expansión de sus negocios.

Lanzado en 2017, la EBA busca crear una cadena de valor competitiva y sostenible para la fabricación de celdas de baterías en Europa. InnoEnergy está trabajando con más de 120 actores en esta iniciativa para lograr este objetivo y ayudar al desarrollo de un nuevo mercado con valor de 250 mil millones de euros para el año 2025.

Elena Bou, directora de innovación de InnoEnergy, dice: “Al actuar como un socio de confianza, estamos aquí para ofrecer a las empresas el empuje que necesitan para alcanzar la comercialización. A través de nuestro ecosistema único, ofrecemos a las startups acceso a todo lo que necesitan para lograr el éxito comercial de sus innovaciones”.

Los participantes exitosos tendrán acceso a una red de más de 385 socios, incluidos business angels especializados, la comunidad europea de fondos de inversión de InnoEnergy, así como organismos de financiación pública. Además de asesoría y tutoría, las startups tendrán un asiento de primera fila en principales eventos energéticos europeos, incluido The Business ooster – el evento anual de InnoEnergy donde las empresas de toda la cadena de valor energética conocen a startups e innovaciones bajo un mismo techo.

Bo Normark, CTO de InnoEnergy para el almacenamiento energético, agrega: “Europa necesita soluciones de almacenamiento eléctrico innovadoras para apoyar la descarbonización del transporte y el calor a través de la electrificación. Nuestra meta es encontrar negocios con conceptos, productos y soluciones innovadoras con el potencial de ser parte de la cadena de valor de fabricación sostenible de células de baterías “.

La convocatoria de startups estará abierta hasta el 30 de octubre de 2018. El proceso de aplicación consta de cinco fases: una aplicación inicial, una evaluación interna, un pitch en formato vídeo de cinco minutos y una evaluación externa de expertos. Luego de esta etapa, los 30 solicitantes preseleccionados presentarán su idea a dos jurados paralelos, y se seleccionarán 15 ganadores. En el evento de celebración de febrero de 2019, se le otorgará al ganador un premio de 100.000 euros.

Los solicitantes serán evaluados según los siguientes criterios:

• Innovación de la idea de negocio
• Propuesta de valor
• Tamaño del mercado potencial
• Escalabilidad del producto o servicio
• Equipo fundador y estructura de propiedad
• Ventaja competitiva
• Impacto potencial
• Capacidad de aprovechamiento en InnoEnergy como socio

La refinería india Mangalore Refinery and Petrochemicals ha puesto en marcha recientemente un proyecto de energía solar con una potencia de 6.063 MWp. Esta instalación solar se encuentra distribuida a lo largo de 34 tejados dentro del recinto de la refinería, lo que incluye techos de chapa de acero con inclinación sobre una estructura RCC. Estas plantas solares tienen la capacidad de generar más de 24.000 kWh diarios, lo que equivale a más de 8.800 MWh anuales.

Tata Power fue la empresa encargada de llevar a cabo la compra de materiales y la construcción del proyecto. Por su alta eficiencia y gracias también a la fiabilidad que su calidad inspira, Tata seleccionó un total de 95 inversores de GoodWe para esta instalación. Los inversores de GoodWe de la serie MT (50-70kW), permiten un 30% de sobredimensionamiento en corriente continua y un suministro continuo de corriente alterna para un 15% de sobrecarga, lo que los hace perfectos para ser utilizados en techos comerciales de grandes dimensiones así como en plantas fotovoltaicas sobre suelo, con la ventaja adicional de bajos costes de instalación y con una función de aumento de potencia (power boost) para mayor rendimiento y una más rápida recuperación de la inversión.

Como evidencia de la creciente importancia que tiene en India el ahorro de energía y la reducción de emisiones, está previsto que dos enormes complejos solares con una potencia de 2 GW inicien operaciones este año en los mercados fotovoltaicos comercial e industrial. El hecho de que GoodWe sea una empresa que dé una enorme importancia a la prestación de servicios post-venta y a la búsqueda de soluciones de largo plazo para el beneficio de todas las entidades participantes, le auguran un continuo crecimiento en el mercado indio, que está en expansión. Como prueba de ello, GoodWe ya ha establecido una oficina en Mumbai en la que un equipo de 10 especialistas brinda atención de calidad al mercado indio; es muy probable que esta presencia de GoodWe en India siga expandiéndose.

AERZEN
COMEVAL