Tags Posts tagged with "renovable"

renovable

Se espera que en Argentina la potencia renovable (excluyendo la pequeña hidroeléctrica) muestre una tasa de crecimiento significativa, registrando una tasa de crecimiento anual compuesta (CAGR) del 17,8% durante 2019-2030. El sector de instalaciones renovables aumentará en 14,7 GW para satisfacer la creciente demanda, según GlobalData.

El último informe de GlobalData, Argentina Power Market Outlook to 2030, Update 2019 – Market Trends, Regulations, and Competitive Landscape, que proporciona un análisis de la estructura reguladora del mercado eléctrico de Argentina, de las tendencias de importación y exportación, del panorama competitivo y de los proyectos energéticos, revela que se espera que la implementación de subastas de energía renovable en el marco del Programa RenovAr impulse la expansión del sector renovable.

Algunos de los proyectos aprobados en varias rondas de subastas de años anteriores dieron como resultado un aumento repentino de las instalaciones de solar y eólica en 2018. El impulso continuará ya que se están construyendo alrededor de 4 GW de capacidad renovable y se pondrán en servicio a corto plazo. Además, se ofrecen incentivos financieros que incluyen una depreciación acelerada y exenciones fiscales para fomentar la inversión en generación renovable.

Argentina ha enfrentado una grave escasez de energía en los últimos años, lo que ha llevado al gobierno a centrarse en aumentar la capacidad instalada. La capacidad instalada actual no puede satisfacer la demanda, que está aumentando a un ritmo elevado. Existe un gran potencial de energía eólica y solar sin explotar en Argentina, lo que presenta una oportunidad para que las renovables crezcan.

En 2018, el gas dominó el mix energético de Argentina, con una participación del 59,6% de la capacidad instalada total, seguido de la hidroeléctrica con el 25,5%. Argentina tiene reservas sustanciales de gas, lo que explica su dominio en el mix de generación eléctrica. Si bien las fuentes de energía térmica seguirán siendo las que más contribuyan a la capacidad instalada total de Argentina en el período del pronóstico, su participación disminuirá del 67,1% en 2018 al 50% en 2030, debido principalmente al aumento de la capacidad de energía renovable.

Sin embargo, existen varios desafíos que afectan la inversión en el sector eléctrico de Argentina. El sector eléctrico ha sido privatizado, pero las tarifas aún están controladas por el gobierno. Como resultado, no ha habido un aumento en las tarifas durante mucho tiempo. Los precios de la energía siguen estando altamente subsidiados, y esto ha ejercido una fuerte presión sobre las finanzas gubernamentales. Una estructura de tarifas poco realista ha llevado a la falta de inversión en la infraestructura de suministro energético por parte de las entidades privadas que operan la red.

Después de casi dos décadas de fuerte crecimiento anual, en 2018 las energías renovables agregaron en todo el mundo tanta capacidad neta como lo hicieron en 2017, un aplanamiento inesperado de las tendencias de crecimiento que genera preocupación sobre el cumplimiento de los objetivos climáticos a largo plazo.

El año pasado fue la primera vez desde 2001 que el crecimiento de la capacidad renovable no creció respecto al año anterior. La nueva capacidad neta de solar fotovoltaica, eólica, hidroeléctrica, y otras fuentes de energía renovable aumentó en alrededor de 180 GW en 2018, la misma cantidad que el año anterior, según los últimos datos de la Agencia Internacional de Energía.

Eso es solo alrededor del 60% de las adiciones netas necesarias cada año para cumplir con los objetivos climáticos a largo plazo. Las adiciones de capacidad renovable deben crecer en más de 300 GW en promedio cada año entre 2018 y 2030 para alcanzar los objetivos del Acuerdo de París, de acuerdo con el Escenario de Desarrollo Sostenible (SDS) de la AIE.

Pero el análisis de la AIE muestra que el mundo no está haciendo lo suficiente. El año pasado, las emisiones de CO2 relacionadas con la energía aumentaron un 1,7% a un máximo histórico de 33 Gt. A pesar de un crecimiento del 7% en la generación de electricidad mediante energías renovables, las emisiones del sector eléctrico aumentaron a niveles récord.

Desde 2015, el crecimiento exponencial de la energía solar fotovoltaica a nivel mundial ha compensado los aumentos más lentos de eólica e hidroeléctrica. Pero el crecimiento de la energía solar fotovoltaica se detuvo en 2018, agregando 97 GW de capacidad y no alcanzando las expectativas de que superaría la marca simbólica de 100 GW. La razón principal fue un cambio repentino en los incentivos de China para reducir los costes y abordar los desafíos de integración en red para lograr una expansión fotovoltaica más sostenible. Además, las menores incorporaciones de eólica en la Unión Europea e India también contribuyeron a detener el crecimiento de la capacidad renovable en 2018.

China agregó 44 GW de energía solar fotovoltaica en 2018, en comparación con 53 GW en 2017. El crecimiento fue estable en EE.UU., pero las incorporaciones de energía solar fotovoltaica aumentaron en la Unión Europea, México, Oriente Medio y África, que en conjunto compensaron la desaceleración en China.

A pesar del crecimiento más lento de la energía solar fotovoltaica, China representó casi el 45% del aumento de la capacidad total de electricidad renovable el año pasado. Con las nuevas líneas de transmisión y la mayor demanda de electricidad, las incorporaciones eólicas de China aumentaron el año pasado, pero la expansión de la energía hidroeléctrica continuó desacelerándose, manteniendo una tendencia observada desde 2013.

Las adiciones de capacidad en la Unión Europea, el segundo mercado más grande para las energías renovables, experimentaron un ligero descenso. La energía solar fotovoltaica creció en comparación con el año anterior, mientras que las adiciones de eólica disminuyeron. Los desafíos de la transición de políticas y el cambio de los incentivos renovables provocaron un crecimiento más lento de la energía eólica terrestre en India y de la solar fotovoltaica en Japón.

En EE.UU., el tercer mercado más grande, las incorporaciones de capacidad renovable aumentaron ligeramente en 2018, principalmente debido a una expansión más rápida de la eólica terrestre, mientras que el crecimiento de la energía solar fotovoltaica fue estable.

La expansión de la capacidad renovable se aceleró en muchas economías emergentes y países en desarrollo en Oriente Medio, Norte de África y partes de Asia, liderada por la eólica y la solar fotovoltaica como resultado de la rápida disminución de los costes.

Los gobiernos pueden acelerar el crecimiento de las energías renovables abordando las incertidumbres políticas y asegurando la integración rentable de los sistemas eólicos y solares. La reducción de los riesgos que afectan a la inversión en energía limpia en los países en desarrollo, especialmente en África, también será fundamental.

MIREC WEEK 2019, el congreso y exposición líder en energía limpia de México, se llevará a cabo en un período de cambios y nuevas oportunidades de negocio dentro del sector renovable del país como resultado de la llegada al poder de una nueva administración a finales de 2018. Después de la cancelación de la cuarta subasta a largo plazo y los grandes proyectos de transmisión, se espera que el gobierno anuncie planes alternativos para mantener los objetivos de energía renovable de México, así como el desarrollo continuo de la infraestructura de transmisión.

Mientras tanto, la industria está esperando los detalles de la estrategia del gobierno para el desarrollo de energía renovable en el país. La administración AMLO ha reafirmado recientemente su compromiso con el desarrollo de las energías renovables, y algunos de los planes mencionados incluyen la mejora de la generación distribuida, la instalación de estaciones de recarga solar de vehículos eléctricos, la modernización de las centrales hidroeléctricas de CFE y el desarrollo de investigación, tecnología y recursos humanos en el sector.
 
Todos estos cambios representan desafíos y brindarán nuevas oportunidades para el mercado renovable. Durante una reciente sesión informativa durante el desayuno organizada por el equipo de MIREC WEEK en Ciudad de México, se abordaron y discutieron las últimas actualizaciones en la industria renovable mexicana. La discusión cubrió principalmente las alternativas que tiene la nueva administración para satisfacer la creciente demanda en el país, la continuidad del desarrollo del mercado mayorista de electricidad y el papel crucial que debe desempeñar el sector privado para lograr sus ambiciosos objetivos de energía limpia.

En este contexto, MIREC WEEK 2019 celebrará su noveno aniversario en Ciudad de México en el World Trade Center del 20 al 22 de mayo. El galardonado evento está firmemente establecido como la plataforma líder para el diálogo, el conocimiento y la discusión sobre los desafíos y oportunidades del mercado renovable de México. Este año, el congreso abordará una amplia gama de temas que incluyen financiación e inversión, compra corporativa de energía, generación distribuida, almacenamiento de energía, gestión de activos y O&M y estrategias comerciales de energía limpia bajo la nueva administración AMLO.

El evento contará con más de 300 ponentes de alto nivel de México y de todo el mundo que brindarán 50 horas de análisis y contenido de expertos, y ofrecerán inteligencia empresarial para la toma de decisiones en un mercado cambiante.

Una audiencia esperada de 3.000 participantes asistirá a la exposición y el congreso, compuesto por profesionales de la energía, inversores nacionales e internacionales, proveedores de tecnología y desarrolladores de proyectos.

MIREC WEEK 2019 está patrocinado por líderes mundiales en energía renovable, incluidos Huawei, CPS America, GCL, LONGi Solar, Sungrow, Talesun, Alion Energy, Arctech Solar, BayWa r.e., Gamesa, Iusasol, Jema, Phono Solar, Soltec, Trunsun Solar, Nextracker, Cesime Solar, Pöyry y Solarig, entre otros.

0 27

AEMER, RSA España y FuturENERGY, presentarán durante el seminario sobre Los Nuevos Retos sobre el Mantenimiento Renovable del próximo 21 de marzo, la versión inglesa de la Guía “Recomendaciones para el Diagnóstico y la Evaluación Periódica de los Parques Eólicos”. La Guía representa un paso más en la estrategia desarrollada por la Asociación para la internacionalización de las empresas de mantenimiento, dentro de sus líneas básicas de actuación centradas en la profesionalización y la calidad.

La Guía aborda los componentes principales de los aerogeneradores: palas, torre, cimentaciones, iluminación, equipos eléctricos y electrónicos, transmisión mecánica y subestaciones. Identifica también las responsabilidades de los diferentes intervinientes: propietarios, fabricantes, empresas de mantenimiento independientes y compañías de seguros.

La publicación de la Guía y su difusión en abierto han sido posibles gracias al apoyo de un medio sectorial como FuturENERGY y de la aseguradora RSA, referente en el sector, y patrocinadora tanto de la versión original en español, como de esta nueva edición en inglés. Y gracias también a la colaboración de diferentes anunciantes. ALTIUR FORMACIÓN Y PREVENCIÓN, COMSA RENOVABLES, GRÚAS ROXU, SPARES IN MOTION.

La Guía estará disponible para su descarga gratuita desde la web de AEMER (www.aemer.org), así como desde la de FuturENERGY (www.futurenergyweb.es), y será ampliamente difundida a través de los canales de difusión propios de ambas entidades, así como en diferentes eventos sectoriales, como los Seminarios y Jornadas Técnicas organizados por AEMER, o la cita de referencia de la industria eólica europea, WindEurope Conference & Exhibition (2-4 Abril, Bilbao).

La Guía cubre un hueco en el mundo del conocimiento eólico, pues apenas existen documentos de origen español publicados en inglés, que puedan ser de uso general en el sector, frente a competidores extranjeros fundamentalmente daneses, alemanes o americanos.

Esta Guía tiene como público objetivo tanto a propietarios de parques eólicos, compañías aseguradoras, como a empresas de mantenimiento; pero es también muy útil para centros de formación que impartan el estándar GWO, u otros cursos complementarios, con el objetivo de avanzar en un mejor conocimiento de la situación de los equipos y componentes, dado que en el mercado actual coexisten parques antiguos con otros más modernos con aerogeneradores de gran tamaño.

El objetivo último es maximizar las prestaciones de las instalaciones, acompañándolas en su vida útil, al mínimo coste posible y manteniendo en todo momento las condiciones de seguridad y salud en los parques.

La Guía es un documento vivo que se irá realimentando con la experiencia de los diagnósticos y el mantenimiento efectivo, especialmente en el momento actual en el que se plantea de forma general la extensión de vida de los parques existentes y las instalaciones de elevado porte.

El borrador del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC), aprobado en el Consejo de Ministros del 22 de febrero y presentado a la Unión Europea, prevé una ambiciosa transformación del sistema energético mediante la reducción de emisiones, eficiencia energética y potenciación de las energías renovables con una inversión de 236.000 M€ hasta 2030. Los objetivos de este plan, que comprende el periodo 2021-2030, incluyen la reducción en un 21% de las emisiones con respecto a 1990, que la energía final renovable se sitúe en el 42% y que el 74% de la generación eléctrica sea renovable.

El nivel de inversión propuesto supone una media de 23.600 M€ al año que cubriría energías renovables, almacenamiento, redes de transporte, eficiencia de los edificios y calefacción, entre otros. El 80% de esta inversión debería ser asumida por el sector privado. Asimismo, se contempla que entre 2020 y 2030 disminuya en un 25% la cogeneración con gas natural, una de las formas más eficientes de producir calor industrial, y se prevé el cierre de las centrales de carbón, 9 en 2020 y otras 5 antes de 2030, y de las centrales nucleares, 4 en el período 2025-2030 y 3 en el período 2030-2035. Además, se destaca el cambio en movilidad aumentando el número de vehículos eléctricos desde los 58.000 actuales hasta los cinco millones en 2030, en sustitución de forma paulatina de los de gasolina y diesel.

El Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Madrid (COIIM) considera que el borrador del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima propuesto por el Gobierno debería completarse con un calendario planificado y consensuado con todos los sectores que garantice la continuidad del suministro eléctrico y la estabilidad en los precios.

Dependiendo del ritmo real de cierre, sería necesario sustituir entre 2020 y 2030 los 80.081 GWh/año que dejarían de generar las centrales de carbón y nucleares; éstas últimas aportan 32.886 GWh/año sin emisiones de CO2. Este plan de cierre solo sería viable si la adición de los 65.456 MW de generación eólica y solar, incluyendo fotovoltaica y termosolar, que contempla el documento hasta 2030 contara en los plazos previstos con suficiente capacidad de sistemas de almacenamiento y respaldo, tanto de corta duración como de carácter estacional. Además, el ritmo anual de instalación debería ser de 5.950 MW/año, lo que supone multiplicar casi por 4 las realizadas en los años de mayor crecimiento del sector (1.600 MW/año entre 1998 y 2011).

Poniendo en contexto estas cifras, actualmente la inversión total anual del sector industrial en España es de 23.000 M€, un 1,9% del PIB; el nivel de inversión de todo el sector de producción eléctrica representa el 0,3% del PIB, 3.630 M€ al año. La inversión anual total propuesta en el PNIEC es de 23.600 M€ La inversión anual propuesta en el plan para renovables, redes y electrificación es de 14.348 M€, multiplica por cuatro la inversión anual del sector eléctrico. Por otra parte, no abordar dichas inversiones, podría incrementar el riesgo de incumplimientos y multas por parte de la Unión Europea.

Además de las medidas indicadas, el Colegio considera interesantes otras acciones como actualizar tecnológicamente las plantas renovables existentes, aumentar las interconexiones con el resto de Europa y África, instalar nuevos equipos de bombeo en centrales hidroeléctricas existentes o repotenciarlas, aumentar la eficiencia energética de los procesos en la industria, transporte y edificación, con mejoras del aislamiento y los sistemas de climatización o la producción distribuida para favorecer la autogeneración. Por otra parte, se sugiere que el plan definitivo considere pérdidas y eventuales limitaciones a la generación debidos a elementos de la red interna del sistema peninsular, incluyendo posibles riesgos para la estabilidad de la red ante fallos de algún generador, como consecuencia de la eliminación de un gran número de centrales con alta capacidad de regulación primaria.

El Colegio, reitera su ofrecimiento al Gobierno para realizar aportaciones al PNIEC y ayudar a plantear alternativas que presenten mejores perspectivas de ser ejecutadas en los plazos previstos, iguales o mejores resultados en cuanto a costes y reducción de emisiones y menores riesgos de suministro.

0 13
Fuente: REE y elaboración AEE

La transición energética es una realidad en la mayoría de las Comunidades Autónomas gracias a la instalación de los parques eólicos durante las dos últimas décadas. Frente a un objetivo nacional de alcanzar un 74% de aportación renovable a la generación eléctrica nacional en 2030, Castilla y León ya superó esa cifra en 2018 sólo con su generación eólica, alcanzando un 80% de la cobertura de la demanda gracias al viento. Si se le añade el resto de renovables, Castilla y León generó el año pasado el equivalente al 144% de su demanda eléctrica con renovables.

Las otras dos Comunidades Autónomas que superaron el 50% de cobertura equivalente de la demanda eléctrica con eólica fueron Castilla la Mancha, con un 68,6% y la Rioja, con un 53%.

En términos de generación mensual, durante el mes de marzo del año pasado, que fue muy ventoso ya que a nivel nacional se alcanzó un 33,1% de generación eólica, tanto Castilla la Mancha como Castilla y León superaron el 100% de la cobertura de la demanda con eólica.

El viento en estas Comunidades Autónomas contribuyó a descarbonizar el consumo de comunidades limítrofes, como Madrid y País Vasco, que son grandes consumidoras de electricidad y tienen que importar electricidad de territorios vecinos. En el siguiente gráfico se puede ver la evolución mensual en 2018 de la cobertura de la demanda con eólica en las cinco Comunidades Autónomas con más penetración de energía eólica.

Por otra parte, las Comunidades con más viento en 2018 fueron Galicia, Navarra y Aragón, todas con un aprovechamiento del recurso eólico por MW instalado claramente superior a la media nacional.

Todas estas cifras, reafirman el potencial de la energía eólica en el mix energético español, con una suma total de 23.484 MW eólicos instalados en todo el territorio nacional. España tiene 1.123 parques eólicos presentes en 807 municipios, con más de 20.000 aerogeneradores instalados, que cubren el 19% del consumo eléctrico. Asimismo, hay 207 centros de fabricación en dieciséis de las diecisiete comunidades autónomas.

De la nueva potencia eólica ya instalada en 2018, 190 MW (el 48,5% del total) corresponden a parques en las Islas Canarias. El resto de los megavatios instalados -unos 200 MW- corresponden 90 MW en Aragón, 68 MW en Galicia, 30 MW en Andalucía, 10,37 MW en Castilla La Mancha y 2,35 MW en Cataluña.

La Comunidad Autónoma con mayor potencia instalada también continúa siendo Castilla y León. Le siguen Castilla-La Mancha y Galicia en el ranking de potencia instalada. A la cola están Madrid, Ceuta, Melilla, Baleares y Extremadura. Esta última comunidad autónoma acaba de inaugurar en el mes de febrero pasado su primer parque eólico con 40 MW de potencia. Por lo tanto, para este año ya son 16 las Comunidades Autónomas que están produciendo electricidad con el viento. Ya sólo quedaría Madrid y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla sin esta tecnología de generación limpia y renovable.

AEMER organiza el próximo 21 de marzo en Madrid, un nuevo seminario para analizar los retos del mantenimiento de los nuevos proyectos que se van a construir en el mundo, tanto de fotovoltaica como de energía eólica. Por lo que respecta a la primera existen diversos tipos de riesgos todavía por evaluar como por ejemplo la degradación por PID, los efectos de luminiscencia o la degradación de los módulos. Su diagnóstico y las posibles soluciones serán evaluadas en este seminario. Adicionalmente, se evaluará también la operación de los inversores, sus posibles fallos y su intercambiabilidad.

El reto fundamental de la eólica deriva no tanto del tamaño de los parques eólicos sino de los aerogeneradores de elevado diámetro y tamaño, lo que tiene incidencia en los grandes correctivos, la necesidad de grúas de elevado porte y la disponibilidad de espacio y grúas puente en los talleres de reparación. En este punto, un tema clave es la exigencia de garantía a dos años de los equipos reparados difícilmente asimilable por los talleres y en contra, incluso, de la normativa actual.

Por otro lado, el Gobierno ha presentado oficialmente el PNIEC (Plan Nacional Integrado de Energía y Clima) que apuesta por un importante crecimiento de las energías renovables en los próximos años, proyectos que se desarrollaran bajo la modalidad de venta el mercado en muchos casos, lo que puede afectar a la calidad del mantenimiento, tema que desde AEMER nos preocupa y por eso hemos impulsado de forma decidida nuestro sello de calidad.

En el Programa de la Jornada, se tratarán, entre otros los siguientes temas:

Degradación temprana de módulos fotovoltaicos, efectos y consecuencias, soluciones. PID (Degradación por potencial inducido) entre otros defectos…

La rapidez de la construcción de las instalaciones solares puede llevar a no tomar en consideración algunos efectos que en la operación de la planta van a tener un impacto importante en el rendimiento técnico y económico de la misma. En esta sesión del seminario se abordarán los siguientes puntos:

– PID (Degradación del Potencial Inducido).
– Electroluminiscencia
– Degradación

Presentado por Miguel Alonso Abella (CIEMAT) y moderado por Enrique Albiol (Gildemeister)

Los retos del mantenimiento en instalaciones de elevado tamaño y extensión de su vida útil. Caso Eólica

El desarrollo de la eólica en nuestro país se caracteriza por la progresiva instalación de aerogeneradores de elevada potencia y sobre todo, con diámetros por encima de los 110 m, lo que plantea una serie de retos importantes:

– Necesidades de talleres para la reparación de grandes componentes.
– Garantías exigibles a los componentes reparados (es lógico solicitar 2 años?).
– Implicaciones de las compañías de seguros.
– Logística y necesidades de montaje.

Presentado por Íñigo Vázquez (CEO Revergy) y Moderado por Alberto Ceña (Secretario de AEMER)

Los retos del mantenimiento en instalaciones de gran tamaño y extensión de su vida útil. Caso Fotovoltaica

En el caso de las instalaciones fotovoltaicas y dado su carácter modular el reto del mantenimiento se centra sobre todo en avanzar en procedimientos hasta ahora utilizados en plantas más pequeñas y accesibles. En esta sesión se abordarán al menos lo temas siguientes:

– Métodos de diagnóstico avanzado.
– Procedimientos de limpieza.
– Repuesta en caso de fallos sistémicos.
– Disponibilidad de repuestos a medio y largo plazo.

Presentado por Javier Noguera (Huawei) y moderado por Francisco Suanzes (OHL Industrial)

Durante el debate participarán empresas de mantenimiento, suministradores y clientes.

La Fundación Renovables ha recibido con satisfacción el posicionamiento político a favor de las renovables que el Gobierno ha realizado a la hora de elaborar el borrador del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030 (PNIEC) que reconoce que es posible alcanzar en 2050 un modelo energético 100% renovable. Su objetivo de elevar el 20% de renovables sobre el uso final de la energía, objetivo del año 2020, a un 42% en 2030 se aproxima a las propuestas de la Fundación, que fijan una cobertura del 50% para esta fecha. En esta línea, el PNIEC marca para esa fecha un 74% de generación de electricidad con energías renovables, muy cercano al 80% que propone la Fundación. Sin embargo, se echan de menos, en el documento presentado por el Gobierno, unos objetivos concretos de electrificación.

Electrificación

Para contribuir decisivamente a la reducción de emisiones es necesario actuar sobre la demanda con una electrificación generalizada de cara al 2050. La Fundación Renovables apuesta por un 50% para 2030 pero según el documento elaborado por el Gobierno para el 2030 el peso de la electricidad en la demanda final de energía sería sólo de un 27%. Es decir, solo 4 puntos porcentuales más sobre el escenario objetivo 2020.

Por sectores, el residencial llegaría, de acuerdo con el PNIEC, al 45% de electrificación, solamente dos puntos porcentuales más. Un aumento escaso en un sector en el que la electrificación es clave, porque son más eficientes los sistemas que utilizan electricidad. Por eso, la Fundación Renovables considera que a partir de 2020 la construcción de nuevos edificios con una superficie superior a los 1.000 m2 debe ser realizada bajo los criterios de Edificios de Consumo Casi Nulo, nZEB, cuyas necesidades energéticas estén al 100% cubiertas con electricidad de origen renovable.

En este punto, tan importante es la vivienda como los edificios comerciales o de servicios. Sin embargo, en este último sector la electrificación aumentaría hasta el 63%, tres escasos puntos porcentuales más sobre el escenario objetivo 2020.

Demanda

La Fundación Renovables no entiende que el borrador del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030 mantenga la estructura de consumo en origen y no apueste por el cambio de modelo en la demanda. Actuar prioritariamente por el lado de la demanda y por su electrificación supone democratizar el sistema energético al colocar al ciudadano en el centro del mismo. En este punto, se echan en falta también objetivos concretos de generación a través del autoconsumo. Es factible alcanzar el 10% en 2030, el 20% en 2040 y el 30% en 2050.

Ocurre lo mismo con el tratamiento que el PNIEC hace sobre el otro pilar de la lucha contra el cambio climático, el ahorro y la eficiencia, al poner el peso sobre la mejora de la tecnología y no en un cambio de modelo a la hora de cubrir la demanda. Es cierto que en materia de rehabilitación energética de edificios fija la mejora de la eficiencia energética (envolvente térmica) para un total de 1.200.000 viviendas, pero la propuesta se empobrece al prever que se haga de manera progresiva: desde 30.000 viviendas en 2021 a 300.000 en 2030.

Por otro lado, propone la mejora de la eficiencia energética (renovación de instalaciones para calefacción y ACS) de 300.000 viviendas al año, pero de nuevo sin apostar por electrificar, lo que sin duda no favorece la eliminación del gas para uso térmico.

Emisiones

En cuanto a las emisiones, el Plan fija un 20% de reducción de emisiones de Gases de Efecto invernadero (GEI) respecto a 1990, un objetivo claramente insuficiente para la Fundación Renovables que lo enfrenta al 40% que fija la Unión Europea o al 55% del Parlamento Europeo. La Fundación no está de acuerdo en que el objetivo a 2050 sea la reducción de al menos un 90% de nuestras emisiones de GEI, si no que considera fundamental que esa reducción para mediados de siglo sea del 100%.

El gran debate ambiental actualmente en la Unión Europea es cuánto elevar el objetivo de reducción de emisiones para 2030 para hacer posible cumplir con el Acuerdo de París. Mientras el Parlamento Europeo pide elevar el objetivo al menos al 55% y la Comisión Europea se plantea pasar del 40% al 45%, no puede ser que España pretenda quedarse solo en un 20%.

Al respecto, llama la atención el hecho de que el sector de la generación eléctrica es el que más reducciones registraría -un 69%- por el aumento de producción con energías renovables, mientras que la ambición es muy baja en la industria -subirían un 4%-, en el refino – solo reducirían un 5% respecto al 2015-, en el sector residencial -que lograría reducir un 25%, pero no a través de la electrificación- o en el transporte, que lograría un 33% de reducción.

Para lograr una mayor reducción de emisiones y alcanzar y superar el mínimo fijado a nivel de la UE bastaría con incrementar los objetivos señalados para 2030 de electrificación de la demanda final, de la rehabilitación energética de edificios, de autoconsumo, de la penetración del vehículo eléctrico y electrificación de la movilidad y el transporte, introduciendo la gestión de la demanda como clave, para conseguir una mayor reducción de la demanda final y una mayor electrificación de la misma, como ha propuesto la Fundación Renovables.

Movilidad

Como propuestas positivas del PNIEC la Fundación Renovables destaca en el ámbito de la movilidad la meta de 5 millones de vehículos eléctricos en 2030; la delimitación de acceso a los vehículos más emisores y contaminantes a las zonas centrales en las ciudades de más de 50.000 habitantes a partir de 2023; el objetivo de un nivel de interconexión del 15% en 2030; su apuesta por el almacenamiento, aunque solo considera sus objetivos en plantas centralizadas y no en la aportación que la gestión de la demanda puede suponer, y la mejora en un 3,6% de la intensidad energética.

Ciudades

En la apuesta por el papel de las ciudades, la Fundación Renovables echa en falta, por otro lado, que el documento no abogue por un cambio de la Ley Reguladora de las Bases de Régimen Local que capacite a los ayuntamientos como motores del cambio de modelo energético.  No entiende que no ponga fecha obligatoria de cierre a las centrales de carbón y que posponga el apagón nuclear, que debería producirse cuando caduque la última licencia de explotación, en 2024.

El PNIEC no se compromete a la reforma del sector eléctrico, una tarea fundamental para avanzar en la transición energética, y la dependencia energética del exterior -vital para reducir el precio de la factura- se reduce muy ligeramente, al 59%.

Conclusión

La Fundación Renovables cree que se ha dado un gran paso, pero desgraciadamente todo queda pendiente del desarrollo de los muchos planes enunciados pendientes de evolución una vez se apruebe la Ley de Cambio Climático y Transición Energética.

Green Eagle Solutions, proveedor de soluciones SCADA para el sector renovable, ha realizado a lo largo de 2018 varios proyectos en el sector fotovoltaico que contribuyen a mejorar la eficiencia y aumentar la rentabilidad de las instalaciones solares. La soluciones implementadas consisten en soluciones tan heterogéneas como el mantenimiento de SCADAs de tecnólogos que ya no existen en el mercado, el retrofit de sistemas de monitorización y el desarrollo de herramientas de regulación de potencia de plantas para cumplir los códigos de red. Además, estas plantas fotovoltaicas han sido integradas en la solución de monitorización a nivel de centro de control CompactSCADA® Energy Control Center.

La mayoría de las instalaciones en las que se ha actuado tienen más de 8 años de antigüedad y sus SCADAs eran sistemas obsoletos con muy reducidas capacidades técnicas. Siendo un sector especialmente castigado por los cambios retributivos, era preciso implementar soluciones muy eficientes cuyas mejoras justificarán la inversión. En este sentido, Green Eagle Solutions puso en valor su contrastada experiencia en el sector eólico y adaptó su tecnología CompactSCADA® para proveer a cada uno de sus clientes con soluciones personalizadas para conseguir resultados inmediatos.

Al igual que existe un margen de mejora en la O&M de parques eólicos, estamos convencidos de que el sector fotovoltaico también se puede ser más competitivo con la actualización de los SCADAs de las plantas”, afirma Alejandro Cabrera, CEO y cofundador de Green Eagle Solutions. “Lo importante en este caso es saber adaptarse a la realidad del sector y entender lo que realmente necesitan. Es esencial que de forma inmediata, se haga patente el beneficio obtenido por este retrofit”.

En el presente ejercicio, Green Eagle Solutions ya cuenta con contratos firmados para la implantación de la tecnología CompactSCADA® como herramienta SCADA de planta para la monitorización y control de varios de los proyectos en desarrollo fruto de las últimas subastas que han tenido lugar en España. Así mismo, al amparo de la estrategia de internacionalización de la compañía, se planea dar el salto, dentro del sector solar, a diferentes países europeos y latinoamericanos postulando la tecnología CompactSCADA® como una solución competitiva e innovadora en el ámbito de la monitorización y control de nuevas plantas solares.

Acciona suministrará durante 2019 a Telefónica un volumen de electricidad de origen renovable estimado en 345 GWh, lo que representa un 58% de la energía eléctrica en alta tensión con telemedida que la multinacional tecnológica consumirá en España en este ejercicio, y un 23% de su consumo eléctrico total.

En función del contrato adjudicado a Acciona, la compañía atenderá un total de 72 puntos de suministro situados en grandes instalaciones de proceso de datos, oficinas y otros centros de Telefónica en España. Se trata del segundo contrato consecutivo de venta de electricidad a dicha compañía que se adjudica Acciona, tras el suscrito para el año 2018.

Al igual que toda la energía que comercializa Acciona, la suministrada a Telefónica contará con acreditación de origen 100% renovable certificada por la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC). El uso de energía limpia evitará la emisión a la atmósfera de 107.000 t de CO2, según el mix energético de España.

Teléfonica: También 100% renovable en otros mercados

La multinacional es también totalmente renovable en otros mercados como Alemania, Brasil y Reino Unido, acercándose así a su objetivo del 100% en todos los países en 2030, lo que estima que le reportará un ahorro del 6% en la factura de energía, el 1,4% de sus ingresos actuales.

A nivel global más del 50% de la electricidad que usa es energía limpia y ha estabilizado su consumo a pesar de que el tráfico ha crecido un 107% en los tres últimos años; de este modo ha mejorado su eficiencia energética un 52%. Todo ello lo ha logrado con dos ejercicios de antelación a lo planteado en sus objetivos. Es decir, es más eficiente y consume una energía más verde cada año, lo que ha llevado a Telefónica a formar parte de la “Lista A” del CDP, entidad que selecciona a las empresas líderes en gestión del cambio climático.

Acciona: Mayor comercializador exclusivamente renovable

Acciona, por su parte, refuerza con este nuevo contrato su negocio de venta de energía a grandes clientes en el mercado ibérico, donde es ya el mayor proveedor de energía exclusivamente renovable, con más de 500 clientes y 2.700 puntos de suministro vigentes, y un volumen de energía asociado de 5.900 GWh en 2018, un 11,3% más que el ejercicio anterior.

Entre los clientes de energía renovable de Acciona en el mercado ibérico se encuentran, además de Telefónica, compañías de referencia en diversos sectores como Unilever, Bosch, Adif, Inditex, Basf, RTVE, Kellogs, Merck, Bimbo, Roca, Aena, Heinz, Asics, BT, Agrolimen, Volkswagen y los museos Del Prado, Reina Sofía y Thyssen-Bornemisza.

COMEVAL