Tags Posts tagged with "renovables"

renovables

Once Estados miembros han alcanzado sus objetivos para 2020

Según los últimos datos de Eurostat, en 2017, la proporción de energía proveniente de fuentes renovables en el consumo final bruto de energía de la UE alcanzó el 17,5%, frente al 17% de 2016 y más del doble que en 2004 (8,5%), primer año del que se dispone de datos. La participación de las energías renovables en el consumo final bruto de energía es uno de los principales indicadores de la Estrategia Europa 2020. El objetivo de la UE es que el 20% del consumo final bruto de energía proceda de fuentes renovables en 2020, y al menos el 32% en 2030.

Con más de la mitad (54,5%) de su energía proveniente de fuentes renovables en su consumo final bruto de energía, Suecia mostró con mucho el porcentaje más alto en 2017, por delante de Finlandia (41%), Letonia (39%), Dinamarca (35,8%) y Austria (32,6%) En el extremo opuesto, las proporciones más bajas de energías renovables se registraron en Luxemburgo (6,4%), Países Bajos (6,6%) y Malta (7,2%).

Cada Estado miembro de la UE tiene su propio objetivo a 2020. Los objetivos nacionales tienen en cuenta los diferentes puntos de partida de los Estados miembros, el potencial renovable y el rendimiento económico. Entre los 28 Estados miembros de la UE, 11 ya han alcanzado el nivel requerido para cumplir sus objetivos nacionales para 2020: Bulgaria, República Checa, Dinamarca, Estonia, Croacia, Italia, Lituania, Hungría, Rumania, Finlandia y Suecia. Además, Letonia y Austria están alrededor del 1% de sus objetivos para 2020. En el extremo opuesto, Países Bajos (a 7,4% de su objetivo nacional para 2020), Francia (6,7%), Irlanda (5,3%), Reino Unido (4,8%), Luxemburgo (4,6%), Polonia (4,1%) y Bélgica (3,9%) están más alejados de sus objetivos.

La energía renovable producida en la UE aumentó en dos tercios en el período 2007-2017

La producción primaria de energía renovable en la UE-28 en 2017 fue de 226,5 Mtep, aumentando un 64% entre 2007 y 2017, lo que equivale a un aumento promedio del 5,1% anual.

Entre las energías renovables, la fuente más importante en la UE-28 fue la madera y otros biocombustibles sólidos, representando el 42% de la producción de fuentes renovables primarias en 2017. La eólica fue, por primera vez, el segundo contribuyente más importante al conjunto de energías renovables (13,8% del total), seguida de la hidroeléctrica (11,4%). Aunque sus niveles de producción se mantuvieron relativamente bajos, hubo una expansión particularmente rápida en la producción de biogás, biocombustibles líquidos y energía solar, que representaron respectivamente participaciones del 7,4%, 6,7% y 6,4% de la energía renovable producida en 2017 en la UE-28. El calor ambiental (capturado por las bombas de calor) y la energía geotérmica representaron el 5% y el 3% del total, respectivamente, mientras que los residuos renovables aumentaron hasta alcanzar el 4,4%. Actualmente hay niveles muy bajos de producción de energía de mareas, olas y océanos, y estas tecnologías se encuentran principalmente en Francia y Reino Unido.

La eólica se convierte en la principal fuente de electricidad renovable

En 2017, la generación de electricidad a partir de fuentes renovables contribuyó en más de un cuarto (30,7%) al consumo eléctrico bruto total de la UE-28. La eólica fue por primera vez la fuente más importante, seguida de cerca por la hidroeléctrica.

El crecimiento de la electricidad generada a partir de fuentes de energía renovable durante el período 2007 a 2017 refleja en gran medida la expansión de tres fuentes de energía renovable en toda la UE, principalmente la eólica, pero también la solar y los biocombustibles sólidos (incluidos los residuos renovables). En 2017, la hidroeléctrica fue reemplazada por primera vez por la eólica como la principal fuente de generación de electricidad renovable en la UE-28. De hecho, la cantidad de electricidad generada a partir de hidroeléctrica fue relativamente similar al nivel registrado una década antes.

En contraste, la cantidad de electricidad generada en la UE-28 a partir de eólica y solar fue 31,6 veces y 3,5 veces más alta en 2017 que en 2007. Como resultado, las cuotas de eólica y solar en la cantidad total de electricidad generada a partir de renovables aumentó a 37,2% y 12,3% en 2017, respectivamente. El crecimiento de la electricidad solar ha sido espectacular, ya que se incrementó de solo 3.8 TWh en 2007 a 119,5 TWh en 2017. Durante este período de 10 años, la contribución de la energía solar a toda la electricidad generada En la UE-28, las fuentes de energía renovable aumentaron de 0.7% a 12.3%.

Existe una variación significativa entre los Estados miembros. En Austria (72,2%), Suecia (65,9%) y Dinamarca (60,4%) al menos tres quintas partes de la electricidad consumida se generó a partir de renovables, en gran parte como resultado de la energía hidroeléctrica y los biocombustibles sólidos, mientras que más de la mitad de la electricidad utilizada en Portugal (54,2%) y Letonia (54,4%) provino de renovables. Por otro lado, en Chipre, Hungría, Luxemburgo y Malta, la proporción de electricidad generada a partir de renovables fue inferior al 10%.

Casi una quinta parte de la energía utilizada para calefacción y refrigeración provino de renovables

En 2017, las energías renovables representaron el 19,5% del uso total de energía para calefacción y refrigeración en la UE-28. Este es un aumento significativo desde el 10,4% de 2004. Los aumentos en los sectores industriales, servicios y hogares (sector de la construcción) contribuyeron a este crecimiento. Se toma en cuenta la energía térmica aerotérmica, geotérmica e hidrotérmica captada por las bombas de calor, en la medida en que lo informen los países.

7,6% renovables en el sector transporte

La UE acordó establecer un objetivo común del 10% para el porcentaje de energía renovable (incluidos biocombustibles líquidos, hidrógeno, biometano, electricidad verde, etc.) en el sector transporte para 2020. El porcentaje promedio de energía renovable en el transporte aumentó del 1,4% en 2004 al 7,6% en 2017. Entre los Estados miembros de la UE, la proporción relativa de energía renovable en el transporte varía desde máximos del 38,6% en Suecia, al 18,8% en Finlandia y 9,7% en Austria hasta menos del 2% en Croacia, Grecia y Estonia.

En algunos de los Estados miembros de la UE hubo una rápida adopción del uso de energías renovables para transporte. Esto fue particularmente cierto en Irlanda, Luxemburgo, Malta, Finlandia y Suecia.

La fuente de energía más utilizada son los biocombustibles líquidos, que generalmente se mezclan con combustibles fósiles. Debido al objetivo obligatorio para 2020, la producción de biocombustibles líquidos en la UE ha aumentado significativamente, siendo el biodiesel el biocombustible líquido más producido, seguido por la biogasolina y otros biocombustibles líquidos.

Norvento, compañía española de tecnologías renovables con alta especialización en autoconsumo industrial y generación distribuida, ha valorado de forma positiva la propuesta de Real Decreto por la que se regularán las condiciones administrativas, técnicas y económicas del autoconsumo, si bien propone algunas medidas adicionales que dinamicen la adopción de este tipo de instalaciones en el ámbito residencial y especialmente, en el industrial.

La norma, que realizará el desarrollo reglamentario del Real Decreto-ley 15/2018, fue publicada el pasado día 29 de enero por el Ministerio de Transición Ecológica, y estará abierta a alegaciones hasta el 8 de febrero. Norvento reconoce que el borrador recoge medidas reclamadas por el sector renovable que supondrán un avance positivo para el autoconsumo. En caso de confirmarse esta normativa, se simplificarían los procesos administrativos y de conexión, quedarían especificados los mecanismos de compensación de excedentes, y se ampliarían las modalidades existentes de autoconsumo. De este modo, se haría efectiva la posibilidad de desarrollar instalaciones de autoconsumo tanto individuales como colectivas.

Sin embargo, aunque el texto establece la compensación de excedentes, esto sólo es de aplicación en instalaciones de menos de 100kW. Dicho límite supone una traba para instalaciones de autoconsumo en el sector industrial, que sufrirán una mayor carga administrativa si desean monetizar los excedentes. El sector industrial supone alrededor del 42% del consumo de electricidad (según datos de la Agencia Internacional de la Energía). Por tanto, facilitar a este sector la adopción de sistemas de generación para autoconsumo será clave para la transición energética.

De forma concreta y con objeto de sacar el máximo partido al borrador de desarrollo reglamentario del autoconsumo, Norvento propone las siguientes modificaciones al borrador del Real Decreto-ley:

  • Ampliación del sistema simplificado de compensación a instalaciones mayores de 100kW: Dicho límite supone una traba para instalaciones de autoconsumo en el sector industrial, que en caso de querer monetizar sus excedentes se vería sujeto a una mayor carga administrativa. No hay motivos objetivos que respalden la limitación de la facturación neta a instalaciones de hasta 100kW, y de hecho en la actualidad hay países como Brasil que incrementaron en 2017 el límite de su programa de balance neto a instalaciones de hasta 5 MW.
  • Garantía de un procedimiento de consulta y solicitud de punto de conexión sencillo que fomente la adscripción de la industria a la modalidad de autoconsumo con excedentes: Con la propuesta actual todo aquel con una instalación de más de 15kW que desee inyectar excedentes a red ha de solicitar punto de conexión, un trámite que conlleva ciertas complicaciones. Este modelo fomentará que los autoconsumidores se decanten por la inclusión de un sistema antivertido y renuncien a la inyección de los potenciales excedentes a la red, en aras de una tramitación más rápida y sencilla de sus proyectos. Para la sociedad esto supone la renuncia a producción renovable existente, que dejará por tanto de contribuir a los objetivos de reducción de emisiones.
  • Ampliación del plazo de compensación simplificada de energía: El borrador marca el plazo de un mes para dicha compensación. Con el objetivo de dar mayor flexibilidad a negocios con carga cíclica o estacional y fomentar la adopción por parte de estos de generación renovable, Norvento propone ampliar este plazo a un periodo de 3 meses.

Luis Jiménez Gutiérrez, responsable de la Unidad de Negocio Solar Fotovoltaica de Norvento, ha señalado que “para aprovechar todo el potencial del autoconsumo industrial, la nueva normativa debiera facilitar aún más la creación de instalaciones mayores de 100kW mediante la eliminación de límites por potencia a la compensación de excedentes y garantizando la simplificación de los procedimientos de conexión a red”.

Todo a punto para la creación del consorcio energético local, constituido por un partenariado de entidades públicas, privadas y los ciudadanos que quieran acceder

El Ayuntamiento de Viladecans ha iniciado el proceso de compra de la energía que ofrecerá el consorcio público-privado-ciudadano Vilawatt. Se busca una empresa comercializadora de energía para el proceso de compra agregada, en el que el proveedor deberá demostrar que su energía eléctrica procede de fuentes renovables y que promueve la eficiencia, el ahorro energético y el autoconsumo a partir de energía fotovoltaica, entre otros. Para facilitar todos los detalles del proyecto, así como del proceso de subasta energética y sus plazos, el Ayuntamiento realizará una sesión informativa a empresas comercializadoras del sector el día 12 de febrero.

La contratación de energía es una acción más en el camino de creación del operador energético integral, que se constituye con el objetivo de lograr una gestión energética más eficiente a nivel local. El siguiente paso será la firma de un convenio con el Área Metropolitana de Barcelona (AMB), administración socia del proyecto, que tendrá lugar durante el mes de febrero. Una vez firmado el convenio habrá culminado el proceso administrativo y se podrá constituir formalmente el nuevo operador energético.

El operador viladecanense mejorará la contratación de suministros de sus miembros, promoverá las obras de rehabilitación energética para que las viviendas tengan más confort con menos consumo, y facilitará la creación de espacios de formación con el objetivo de mejorar los hábitos de consumo energético.
Esta estructura de funcionamiento permitirá un mayor empoderamiento ciudadano, la lucha contra la pobreza energética –ya que se ofrecerán servicios de acompañamiento para la gestión del bono social– y la inversión en rehabilitación de edificios. El proyecto favorece también la dinamización de la economía local y la activación de la red comunitaria, al tiempo que se crean nuevas oportunidades de formación y empleo.

Formalmente, el Vilawatt será un consorcio liderado por el Ayuntamiento de Viladecans constituido por un conjunto de entidades públicas, privadas y la ciudadanía que quiera participar. Estas entidades formarán el órgano que impulsará la transición energética en la ciudad integrando y gestionando las funciones clave para el funcionamiento del proyecto: el suministro energético, la rehabilitación de edificios y los servicios de asesoramiento y formación. Contempla también la puesta en marcha de una moneda local vinculada al ahorro energético. Todos estos elementos se encuentran bajo el paraguas de la nueva compañía energética local, que integrará todos los elementos del proyecto: transición energética, economía local y gobernanza real.

Sin embargo, antes de la compra de energía y de la constitución formal del consorcio, el proyecto ya está desarrollando uno de sus objetivos: la remodelación de los tres edificios que transitarán hacia la eficiencia energética. El suyo es un papel clave como impulsores de la transición energética en la ciudad dado que estas viviendas ‘demo-renovados’ recibirán los suministros de la nueva compañía y se beneficiarán también de las ventajas de la moneda local. La previsión es que sean los primeros en hacer el cambio a la nueva compañía, junto con los edificios municipales.

Un proyecto europeo innovador y ejemplar

El Vilawatt fue uno de los tres proyectos elegidos por la Unión Europea, a través de la iniciativa Urban Innovative Actions, el 12 de octubre de 2016, para impulsar acciones urbanas innovadoras sobre transición energética. Las propuestas elegidas, entre 113 candidaturas, fueron las de Viladecans, París y Gotemburgo. La Unión Europea valoró que el proyecto fuera “innovador y experimental” para introducir “soluciones para mejorar la eficiencia y reducir la dependencia de las energías fósiles”, así como también “la implicación activa de la ciudadanía en la iniciativa”. El objetivo del programa europeo es experimentar iniciativas, replicables en el futuro en otras ciudades, a partir de ideas audaces, desarrolladas en comunidad y orientadas a los resultados, que no se hayan probado hasta el momento, para hacer frente a desafíos conectados y estudiar así cómo responden estas ideas ante la complejidad de la vida real.

Viladecans apuesta por la transición energética

El Vilawatt se enmarca en la estrategia de Viladecans para afrontar con éxito la transición energética de la ciudad. El Ayuntamiento ha asumido que la transición energética es un proceso de cambio progresivo para sustituir la energía de origen fósil por energía renovable y local, pero también de cambio en los modos de producir, distribuir, gestionar y consumir la energía. Por ello, ha puesto en marcha una estrategia para impulsar este nuevo modelo y, en definitiva, avanzar hacia una nueva cultura energética, mediante una gobernanza participativa real.

Además del Vilawatt, el Ayuntamiento fomenta la energía sostenible en los equipamientos municipales con la instalación de placas solares. El 100 % de la energía que se utiliza en los dos grandes equipamientos de la ciudad (Atrium y Podium) ya es energía verde.

También utilizamos las abejas para cuidar el medio ambiente. Disponemos de tres colmenas urbanas para estudiar, vigilar y mejorar la calidad ambiental de la ciudad: a través del polen, la cera y la miel de las abejas se puede detectar la presencia de elementos contaminantes como metales o plaguicidas. Así medimos la contaminación de forma integrada, en vez de los métodos tradicionales que miden la contaminación en un punto y en un momento.

En el ámbito de la gestión de residuos, se trabaja para fomentar el reciclaje y la ciudad dispone de dos puntos limpios móviles que complementan la Deixalleria Municipal con cobertura en todo el núcleo urbano. Además, desde mediados de 2017 se ha puesto en marcha un modelo más eficiente para la recogida de los muebles y trastos viejos asignando a cada zona de la ciudad un día semanal para deshacerse de los trastos. Para alcanzar los objetivos de la Unión Europea del 50% de recogida selectiva, Viladecans está trabajando con el Àrea Metropolitana de Barcelona (AMB) para mejorar el modelo a partir de un enfoque metropolitano.

El Presidente de la Fundación Renovables, Fernando Ferrando, defendió el día 24 ante la Ponencia encargada de las relaciones con el Consejo de Seguridad Nuclear en el Congreso de los Diputados el cierre programado de todas las centrales nucleares antes de 2024. En esta línea, trasladó a sus miembros su preocupación por la posibilidad de que el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima, que el Gobierno prevé enviar a Bruselas en los próximos días, posponga el cierre total de las centrales nucleares hasta el año 2035, lo que supondría alargar la vida útil de algunas de estas instalaciones más allá de los 40 años, posibilidad, citada por varios medios en los últimos días.

Durante su comparecencia, convocada para el estudio del Informe de las actividades realizadas por el CSN durante el año 2017, tuvo la oportunidad de exponer las propuestas de la Fundación Renovables en torno a la cuestión nuclear y responder a los distintos planteamientos expuestos por los representantes de los Grupos Parlamentarios tras su intervención. Fernando Ferrando explicó que la Fundación Renovables propone el cierre programado de todas las centrales nucleares antes de 2024 porque son insostenibles, medioambientalmente no asumibles y no competitivas para la sociedad.

La aportación nuclear -en torno a los 50 TWh- puede ser sustituida perfectamente por electricidad producida con las fuentes de energía renovables ya planificadas: las subastas celebradas en 2016 y 2017 (8.737 MW) y la propuesta del Gobierno de subastar 3.000 MW/año. En cualquier caso, desde la Fundación Renovables queremos manifestar que los objetivos del Gobierno -tanto en subastas como en autoconsumo y en electrificación de la demanda- son poco exigentes y que España debería tener un compromiso mayor no solo para alcanzar el desarrollo renovable deseado sino también para cumplir con los compromisos de la Unión Europea.

Además, la Fundación Renovables apuesta por que la propuesta de cierre lleve implícita una auditoría técnica sobre el estado de la central y la definición de la fecha de cierre en función de la generación de residuos, criterios de seguridad y la viabilidad de su almacenamiento. A estos efectos, los propietarios tienen que asumir todos los elementos de coste en cuanto a cobertura de riesgos y a las dificultades de gestionabilidad, así como las inversiones necesarias para mantener el máximo grado de seguridad.

La energía nuclear no debe formar parte del escenario energético deseable para España. Si lo es para el sector eléctrico es por que disfrutan de un régimen de funcionamiento y de no asunción de costes no equitativo con otras fuentes con las que deberían competir. En primer lugar, los riesgos que implica la radiactividad se incrementan a medida que envejecen las instalaciones. La vida media de las centrales en España va de los 31 años de Trillo a los 39 de Almaraz I. Mientras tanto, las inspecciones en centrales de países como Francia y Alemania han provocado el cierre de algunas de estas centrales o el abandono de esta tecnología.

A todo ello hay que añadir la aparición de riesgos provocados por fenómenos naturales y por la amenaza de atentados terroristas frente a la cada vez mayor vulnerabilidad de los sistemas y la inoperancia de los organismos de control y supervisión, sin mencionar el problema de los residuos, cuya vida radiactiva es de tal magnitud que no permite su control y sí el traspaso a generaciones venideras.

Por otra parte, la Fundación Renovables critica que la gestión y garantía del tratamiento de residuos actual esté enmarcada en el Plan General de Residuos Radioactivos elaborado y aprobado en 2006. Es difícilmente comprensible que este Plan no haya sido actualizado cuando desde 2006 se han producido sucesos de vital importancia como el desmantelamiento de Zorita, el accidente de Fukushima, el efecto de la bajada de tipos de interés por la crisis económica o la reducción de la demanda de electricidad, entre otros.

El resultado es que el Tribunal de Cuentas en 2015 identificó un desfase no dotado por parte de las empresas propietarias de las centrales a ENRESA, encargada de gestionar el fondo para los desmantelamientos, de 1.500 millones de euros (M€). A finales de 2017 el monto disponible era de 5.326 M€, una cantidad claramente insuficiente para asumir los costes derivados de la gestión de residuos y el desmantelamiento que conlleva el cierre de las centrales. Esta situación conduce, tal y como señala la Ley 15/2012 de 27 de diciembre sobre medidas fiscales para la sostenibilidad energética (preámbulo, apartado III), a que estas cargas recaigan en la sociedad.

La Fundación Renovables también ha denunciado la falta de control por parte de los organismos de supervisión -CSN, ENRESA, CNMV y CNMC-, cuya laxitud en el papel que desempeñan supone un elemento de riesgo adicional. Ha pedido que el funcionamiento de las centrales nucleares sea intervenido hasta que se cierren y que estos organismos controlen, además de su operación, su contabilidad analítica y financiera. Se trata de procurar que las cargas económicas que pudieran recaer en la sociedad no sean mayores de lo que debieran.

0

FuturENERGY Dic.18 - Ene. 2019

A nivel energético estamos viviendo un punto de inflexión. El compromiso con la conservación de recursos y la necesidad de reducir las emisiones de CO2 es -o debería ser- general. Tecnologías como las microrredes son de gran ayuda en ese sentido, ya que permiten maximizar el uso de los recursos renovables y el almacenamiento de energía. Recientemente, Schneider Electric y Lidl Finland han colaborado para crear la microrred industrial más grande de Finlandia, un excelente ejemplo de cómo estas tecnologías generan valor, a la vez que mejoran la calidad de la energía incluso en los climas más extremos…Por Enric Vinyes, Responsable de Energy Automation, Schneider Electric Iberia.

0

FuturENERGY Dic.18 - Ene. 2019

Las nuevas tecnologías van alcanzando todos los sectores, y el eléctrico no es una excepción. Para afrontar este cambio, los sistemas de transmisión y distribución eléctrica necesitan optimizar la integración de las renovables y gestionar las complejas interacciones entre consumidores y generadores. Esta adaptación requerirá de una inversión de 7.000 M€ hasta 2035, según estimaciones de la AIE. En este escenario las redes eléctricas inteligentes, así como el desarrollo de la generación distribuida, jugarán un papel protagonista, ya que reducirán los costes de este salto tecnológico e incrementarán la fiabilidad del modelo energético del futuro. En este campo se está desarrollando el proyecto MEANS4SG, financiado por la Comisión Europea y coordinado por CIRCE, que forma a once jóvenes investigadores que elaboran sus tesis doctorales en el ámbito de las redes inteligentes.

FuturENERGY Dic.18 - Ene. 2019

Las comunidades remotas sin conexión a la red del norte de Canadá y Alaska suelen depender de generadores diésel. El suministro de combustible, que a menudo se realiza por carreteras heladas, puede ser difícil y caro. Para evitar la generación diésel se pueden instalar aerogeneradores y módulos fotovoltaicos, pero superar ciertos niveles de penetración puede desestabilizar el sistema. El almacenamiento energético puede contribuir a que las renovables alcancen niveles de penetración mucho mayores para maximizar el ahorro de combustible. En este artículo se explican las estrategias de control de dichos sistemas y los desafíos particulares que presentan las instalaciones en el Ártico… Por Jim McDowall, ESS Business Development Manager, Saft Batteries.

FuturENERGY Dic.18 - Ene. 2019

Recientemente me preguntaron en unas jornadas sobre energías renovables si, con la entrada de la potencia que las subastas de 2016 y 2017, se reduciría el precio del mercado eléctrico. Ahora que estamos en una época de cambio, un cambio de año que viene precedido de un cambio de Gobierno, un cambio de modelo energético, sería interesante mirar al pasado para poder contestar a esta pregunta…Por José María González Moya, Director General de APPA Renovables.

 

 

FuturENERGY Dic.18 - Ene. 2019

2018 ha sido un año importante en la apuesta por un futuro energético más sostenible sobre todo por los cambios políticos que se han producido tanto a nivel español como a nivel europeo. El acuerdo alcanzado en las reuniones del “trílogo” (Consejo de Ministros de los países miembros, Comisión y Parlamento Europeos) para la elaboración de la Directiva de Energías Renovables, fijando mayores objetivos para el horizonte 2030 y estableciendo derechos inalienables, es fiel reflejo de la posición de cambio que se ha producido… Por Fernando Ferrando, Presidente de la Fundación Renovables.

El Ministerio para la Transición Ecológica, tras aprobación en Consejo de Ministros, ha anunciado hace escasos días los inicios de tramitación de anteproyecto de ley para las nuevas tasas de retribución financiera aplicables a las distintas actividades con retribución regulada del sistema eléctrico para el periodo 2020-2025. El anteproyecto de ley estima retribuir a las instalaciones de energía renovable en el próximo periodo regulatorio que abarca de 2020 a 2015 un 7,09%, una cifra inferior a la retribución actual

Además, con el objeto de garantizar un marco retributivo estable, el anteproyecto plantea además que la tasa de retribución que tienen reconocida en la actualidad no pueda modificarse hasta 2031 en el caso de las instalaciones de energía renovable, cogeneración y residuos con derecho a retribución primada con anterioridad a la entrada en vigor del Real Decreto-Ley 9/2013, cuya aplicación ha generado litigios y arbitrios donde España ha sido penalizada. En el actual periodo regulatorio la cifra ha sido del 7,503%, excepto para las instalaciones anteriores al Real Decreto-ley 9/2013, que tienen una tasa de retribución del 7,389%.

El sector fotovoltaico representado por UNEF, considera un paso vital para la industria fotovoltaica la fijación estable de la retribución financiera a la producción de energía solar fotovoltaica para recuperar la imagen de país estable que protege la seguridad jurídica de un mercado que necesita atraer 30.000 millones de euros de inversión para financiar la transición energética”, comenta Jorge Barredo, Presidente de UNEF.

La fijación de la retribución financiera en un 7,09% se acerca a las demandas realizadas por el sector y con esta medida, esperamos que se ponga fin al marco cambiante y a la incertidumbre jurídica institucionalizada y se defina una retribución sin alteraciones durante la vida regulatoria de las plantas fotovoltaicas”, añade Jorge Barredo, Presidente de UNEF.

COMEVAL