Tags Posts tagged with "sector eólico"

sector eólico

0 2

El sector eólico español cierra el año 2019 con excelentes cifras de potencia instalada, así como de altos niveles de generación eólica, de acuerdo con los datos hechos públicos por AEE. En cuanto a la instalación de nuevos parques eólicos en el año que despedimos, la actividad ha sido muy intensa alcanzando la cifra de 1.634 MW eólicos nuevos hasta el 30 de noviembre, con lo que la potencia eólica nacional instalada acumulada es de 25.223,5 MW, según datos de Red Eléctrica de España (REE). De esta manera, el sector eólico español consigue el récord de superar la barrera de los 25 GW instalados.

La nueva potencia instalada en 2019 corresponde a algunos de los parques eólicos adjudicados en las subastas de 2016 y 2017 y también a parques merchant. Se espera que el mes de diciembre esté siendo muy activo a nivel de instalación y que el cierre de 2019 pueda marcar un nuevo récord de instalación.

Noviembre de 2019 ha pasado a la historia por el alto nivel de generación eólica con 7.396 GWh generados a nivel nacional, marcando el récord de la seria histórica desde 2005 para este mes y el segundo en absoluto sólo por detrás de marzo de 2018 (7.726 GWh). A día de hoy, se han acumulado en 2019, 53.730 GWh generados con eólica (un 9,5% más que el año pasado) por lo que se espera terminar el año por encima de los 54 TWh, segunda mejor marca histórica detrás de 2013.

Como hitos destacados en 2019, la energía eólica llegó a cubrir el 13 de diciembre un 48,4% de la demanda de energía diaria (con un nuevo récord de generación diaria de 392 GWh), y un 33% en todo el mes de noviembre. A nivel peninsular la eólica va a terminar el año con un 21,5% de cobertura de la demanda (segunda tecnología de generación detrás de la nuclear) y un 20,8% a nivel nacional.

En las islas Canarias, gracias a los nuevos parques eólicos instalados en 2017 y 2018, la generación eólica se ha triplicado respecto a 2017 y ha pasado de una cobertura de la demanda en ese año del 4,4% a un 13% en 2019, con los consiguientes ahorros para todos los consumidores eléctricos e importantes reducciones en las emisiones de CO2 de las islas.

Noviembre también ha sido especial debido a que se ha revertido el sentido de los intercambios internacionales, siendo este exportador con Francia y Marruecos, hecho que suele darse en meses más fríos de invierno, y que este año se ha adelantado debido a las temperaturas inusualmente frías.

El efecto reductor de la eólica en los precios

El precio medio de noviembre se ha situado en 42,19 €/MWh y ha sido un 32% inferior al que se marcó en noviembre de 2018. En diciembre, se continua con esa tendencia a la baja, principalmente gracias a la alta eolicidad y hasta la fecha el precio promedio se sitúa en torno a los 33,71 €/MWh y se ha marcado un precio mínimo diario de menos de 3 €/MWh el 21 y 22 de diciembre, algo impensable meses atrás.

Por la mayor participación del viento y también por la bajada de los precios del gas, los consumidores se han beneficiado de precios más bajos en su factura eléctrica: en lo que va de año, el precio PVPC de los consumidores domésticos se ha reducido en un 10% respecto al año pasado. El día 22 de diciembre, siendo la eólica la principal fuente de generación con un 35% de aportación a la cobertura de la demanda, ha sido el día del año con la electricidad más barata para los consumidores domésticos con un precio de 5,8 c€/kWh (casi un 50% menos que la media anual).

En relación con las previsiones futuras que presenta OMIP, se prevé que el precio para la carga base para el mes de enero se sitúe en 44,07 €/MWh y 48,79 €/MWh para la carga punta para el primer mes de 2020 y se espera mantener esos niveles de precio en los dos primeros trimestres.

Retos para 2020

Estas cifras ponen de manifiesto el relanzamiento del sector y la confianza depositada en la industria eólica española tecnológicamente consolidada, de referencia a nivel mundial y con un porvenir muy interesante en base a los objetivos climáticos a nivel nacional y europeo. El sector eólico reúne todas las condiciones para hacer frente con éxito a la transformación energética necesaria, con una regulación adecuada que dé visibilidad y certidumbre, que garantice un ritmo constante y lineal en la próxima década a través de un calendario de subastas, y con la aprobación de normas importantes como la futura Ley de Cambio Climático y Transición Energética, además de la coordinación entre las políticas energéticas, industriales y de innovación del país.

0 19

La Asociación Empresarial Eólica (AEE) se ha sumado al compromiso de desarrollo de energías renovables junto con otras asociaciones españolas, y representantes de Argentina, Chile, Colombia, Ecuador, México, Perú, Uruguay. Un acuerdo firmado en el marco del Energy Day de COP25, y con el que el sector eólico español se identifica como tecnología clave para liderar la transición hacia un modelo energético mundial más sostenible.

El convenio firmado por las 12 asociaciones adheridas tiene como objetivo principal establecer las líneas maestras de colaboración para avanzar en el desarrollo de las energías renovables en los distintos países y colaborar en las estrategias sectoriales para el desarrollo de los proyectos renovables.

Juan Virgilio Márquez, CEO de la Asociación Empresarial Eólica, ha destacado que “la firma del compromiso de colaboración entre las asociaciones de renovables es un paso más para lograr resultados exitosos en la descarbonización de nuestras economías, incrementar el peso de las renovables y ayudar a combatir la emergencia climática. Precisamente, el marco de COP25, es el idóneo para refrendar con esta firma que el desafío del cambio climático es global y, por ello, los enfoques tienen que traspasar fronteras. El incremento de la eólica en el mundo para los próximos 10 años será exponencial y acuerdos como el que hoy se firma suponen estímulos para el desarrollo del sector eólico y de las renovables en su conjunto“.

José Ignacio Escobar, representante de Chile en el acuerdo y Presidente de ACERA, entidad que asume la Coordinación General de la alianza, señaló tras la firma que “este hito marca un punto de partida en lo que será un trabajo conjunto en más de ocho países, a través de asociaciones que tenemos como objetivo central promover las energías renovables, la sostenibilidad y la descarbonización para contribuir en la mitigación del cambio climático y mejorar la calidad de vida de las personas. Esta alianza, además de ser una instancia para compartir buenas prácticas, será un apoyo para promover inversiones en energías renovables en Iberoamérica e impulsar marcos regulatorios que sean afines y consistentes con las políticas ambientales y sociales de cada uno de los países. Estamos muy contentos y motivados con esta primera firma, que -esperamos- sea el primer paso de un largo trabajo conjunto”.

Las energías renovables son las protagonistas de la transición energética, y con ello de la disminución de emisiones de la industria. Además de aportar en la lucha contra el calentamiento global, las energías limpias son un factor fundamental también en la descontaminación local. La firma Iberoamericana desarrollada en la COP25 es sólo el primer paso para la consolidación de esta Red Renovable, que pretende seguir expandiéndose con el ingreso de nuevas asociaciones y países.

0 10
Foto cortesía de AEE. Foto courtesy of AEE.

Las cifras de incremento de la eólica en España para los próximos años ofrecen una visión objetiva del papel que esta tecnología tiene hoy y tendrá en el futuro. El sector eólico español se encuentra, seguramente, entre los mayores casos de éxito de la economía española” ha manifestado Rocío Sicre, presidenta de la Asociación Empresarial Eólica (AEE), en la presentación de la nueva edición del Estudio Macroeconómico del Impacto del Sector Eólico en España. El informe, elaborado por la firma de consultoría Deloitte, analiza en detalle el año 2018 del sector eólico en España.

El sector eólico, como demuestran los datos del informe, es un sector relevante para la economía española. En 2018, los principales datos son: contribución total al PIB (3.584 M€), generación de empleo (23.972 profesionales), mejora de la balanza de pagos, reducción en la dependencia energética y en los gastos en importaciones de combustibles fósiles (9,5 millones de tep), reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero (26 millones de toneladas de CO2), y reducción en los precios de la electricidad.

  • En lo que se refiere a la contribución al PIB, el sector eólico alcanzó en 2018 los 3.584 M€. Este valor supone un 0,31% entre contribución directa e indirecta.
  • En 2018, las exportaciones del Sector Eólico ascendieron a 2.181,5 M€ frente a unas importaciones de 863,8 M€. Como consecuencia, las exportaciones netas supusieron 1.317,6 M€, un 53,8%% de la contribución directa al PIB del sector.
  • Respecto al empleo, en 2018, el sector empleaba a 23.972 personas. El sector eólico ha contribuido a la recuperación del empleo que se observa en España durante los últimos años.
  • En cuanto a las emisiones de gases de efecto invernadero evitadas por la sustitución de combustibles fósiles, se mitigaron 26 millones de toneladas de CO2 en 2018. Y se evitaron en importaciones de combustibles fósiles 9,5 millones de teps (valoradas en 1.699 M€).
  • A finales de 2018, España contaba con 23.484 MW de potencia instalada y la generación eólica fue de 49.750 GWh, lo que supone una cobertura de la demanda del 19%.

El futuro del sector eólico en el mundo y en España

A nivel mundial, la potencia eólica instalada continúa creciendo con fuerza. En 2018, se alcanzaron los 591.549 MW (entre terrestre y marina). España mantiene una quinta posición en potencia instalada con un 4%, tras China (35%), EE.UU. (17%), Alemania (10%) e India (6%). Según las previsiones de la Agencia Internacional de la Energía (AIE), la potencia eólica instalada en el mundo ascenderá a 1.305 GW en 2040.

El sector eólico español está bien situado para aprovechar las oportunidades que surgen a nivel mundial. Las empresas españolas cuentan con una experiencia y reputación que les sitúan en condiciones inmejorables para aprovechar la oportunidad de crecimiento.

La transición energética plantea una serie de hitos y la necesidad de una mayor aportación gradual de las renovables en España. A nivel europeo, en 2030, la UE en su conjunto debe llegar al menos al 32% de consumo a través de renovables. Los objetivos identificados en el borrador del PNIEC constituyen el escenario principal analizado dentro del Estudio Macroeconómico.

Según dicho escenario, teniendo en consideración la potencia eólica a incorporar a 2030 junto con las repotenciaciones que se llevarán a cabo, los beneficios económicos y de competitividad tendrán numerosos efectos positivos para el país. Por ejemplo, se incrementará considerablemente la aportación al PIB y el sector eólico podría duplicar los empleos existentes en la actualidad.

El incremento de potencia eólica anual en España a 2030 debe ser de 2.200 MW para llegar al objetivo de 50 GW en el año de referencia. Para que este crecimiento lineal y sostenible de la aportación eólica sea posible es preciso acometer medidas como las siguientes:

  • Consolidar objetivos de instalación de potencia eólica ambiciosos con ritmos constantes y adecuados de instalación.
  • Necesidad de un marco regulatorio estable, predecible y favorable a largo plazo.
    Desarrollar mecanismos para la incorporación de potencia con calendarios factibles, y mecanismos de control de ejecución de los proyectos apropiados. Nuevo diseño de subastas que de visibilidad más allá de 2020.
  • Coordinar las decisiones en política energética y climática con la política industrial y de innovación de tal modo que se genere el mayor impacto positivo en los sectores industriales nacionales y en su cadena de suministro. Establecer una Estrategia de liderazgo industrial.
  • Favorecer la extensión de vida de las instalaciones más antiguas para garantizar la estabilidad en la capacidad de generación del parque eólico nacional y avanzar en la regulación adecuada para fomentar el “repowering”.
  • Favorecer la exportación de los productos y servicios de los Fabricantes de Equipos y Componentes y Empresas de Servicios Complementarios.
  • Obtener el liderazgo en el desarrollo de tecnología y las actividades de I+D del sector, además de una adecuada capacitación de los profesionales del sector con adaptabilidad y visión de futuro.
  • Impulsar la eólica marina en España como una oportunidad industrial, de competitividad y de innovación. Establecer un objetivo a 2030 para traccionar un mercado nacional acorde a las estrategias de los países de nuestro entorno europeo, aprovechando nuestra cadena de suministros y fortalezas industriales.

Energía eólica y opinión pública española

La opinión pública española está a favor del incremento de eólica en España. En el estudio reciente elaborado por la consultora Análisis e Investigación para AEE, los resultados muestran que la energía eólica es la energía más conocida por los españoles (es la más conocida de forma espontánea, un 75,2% nombra a la eólica en primer lugar). Además, los valores que se asocian a la eólica son su carácter renovable, limpio, seguro, con futuro y totalmente desarrollada.

Prácticamente el 90% está a favor de que se incremente el porcentaje de la energía que se genera mediante la eólica:

  • Cerca del 90% está a favor de la creación de más parques eólicos.
  • Nueve de cada diez consideran que es una energía con futuro y en la que hay que invertir.

A pesar del amplio conocimiento de la energía eólica y sus características, poco más de una tercera parte de los encuestados sabe que España es líder en fabricación (cerca del 50% desconoce que España exporte a otros países energía eólica) y genera más energía eólica que la mayoría de los países europeos. En este sentido, los españoles son poco conscientes de la importancia y relevancia que el sector de la energía eólica tiene para España y la posición de liderazgo de nuestro país en este campo.

0 24

La situación actual del mercado de la eólica marina y la posición de la industria española, así como la necesidad de avanzar en las posibles líneas de investigación, y en la colaboración con otros países para el desarrollo de proyectos conjuntos, han sido algunos de los temas que se han analizado en la jornada “Eólica marina: Punta de lanza del desarrollo tecnológico”, que REOLTEC -plataforma tecnológica del sector eólico- y la Asociación Empresarial Eólica (AEE) han celebrado con la colaboración del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI).

En Europa, durante 2018, se instalaron 2,65 GW eólicos marinos, por lo que la capacidad total instalada de esta tecnología ascendió a 19 GW. Estas cifras constatan una realidad que ha sido posible gracias a una combinación de factores:

– La apuesta decidida de un conjunto de países en el desarrollo de la eólica marina, con el establecimiento de mecanismos regulatorios adecuados que dan certidumbre a las inversiones, esquemas de gestión del riesgo y seguridad retributiva.
– El compromiso de los tecnólogos en desarrollar soluciones de eólica marina, que respondan a las exigencias del ambiente marino y que en el plazo de tiempo más corto posible permita a los promotores implementar los parques marinos a precios competitivos.

En España, es necesario actualizar nuestra regulación respecto a la eólica marina. En la actualidad, convergen diversas circunstancias que van a permitir la ejecución de los proyectos (PNIEC, posición tecnológica, fabricantes locales y actividad internacional) para lo cual es preciso una actualización de la regulación, fijar objetivos concretos y establecer una tramitación administrativa adecuada en coordinación entre los diferentes agentes.

Como solución tecnológica, la utilización de soluciones flotantes para eólica marina está adquiriendo cada vez mayor protagonismo, permitiendo la implantación de parques eólicos en zonas de gran profundidad (más de 60 m). La eólica flotante multiplica varias veces el potencial energético de esta forma de energía, ya que obtiene un mejor aprovechamiento del recurso eólico y factores de capacidad mucho más elevados. El coste de la eólica marina flotante se está reduciendo progresivamente hasta el punto de que se prevé que la eólica marina alcance en los próximos años a la eólica terrestre en cuanto a nueva potencia instalada. En este contexto, “la eólica marina se erige como una de las mejores alternativas para continuar con el crecimiento de las energías renovables en Europa y poder cumplir así con los objetivos de descarbonización marcados para 2030 y 2050”, ha indicado Juan Virgilio Márquez, director general de AEE, en la inauguración de la jornada.

En España, la eólica marina ha tenido hasta ahora poco desarrollo. Con el desarrollo de las soluciones flotantes se evidencia la necesidad de explotar el gran potencial de la producción eólica que existe en España en aguas profundas. Además de ser un referente en eólica terrestre, España cuenta con una industria naval y de ingeniería civil muy potentes, con las que apuntalar el desarrollo de esta tecnología. La búsqueda de sinergias industriales y tecnológicas (industria de astilleros, siderúrgica o manufacturera) es una de las claves para hacer posible un sector potente, consolidado y con peso específico en el mercado, con mentalidad tractora, con esfuerzos diversificados y con empresas de diversa naturaleza, que permitan disponer de presencia en toda una cadena de valor, en nuestro caso de la energía eólica marina. “La presencia de la industria española en la eólica marina es indiscutible habiéndose posicionado ya como uno de los principales hubs de conocimiento y producción en el mercado internacional”, ha remarcado Juan Virgilio Márquez.

Algunas de las iniciativas propuestas desde la Asociación Empresarial Eólica que pueden ayudar a conseguir un avance relevante en el campo de la eólica marina son:

– Diseñar un marco retributivo ad-hoc para la implantación de parques eólicos marinos flotantes basándose en el coste evitado.
– Incluir en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) unos objetivos específicos de eólica marina a 2030, acordes con el potencial actual de la tecnología.
– Establecer un calendario de subastas específico para proyectos de eólica marina en toda España, segmentado por ámbitos geográficos concretos.
– Utilizar las Islas Canarias como tractor para el despliegue de la eólica marina, basándose en el coste evitado para el sistema eléctrico y para los Presupuestos Generales del Estado.
– Conjugar instrumentos de apoyo al I+D junto con mecanismos competitivos para implantar nueva potencia.
– Dotar a la Administración de los recursos necesarios para cumplir con las funciones y responsabilidades asignadas en la regulación vigente (RD 1028/2007), y agilizar la tramitación de parques eólicos.
– Adaptar la regulación vigente en aquellos aspectos que imposibilitan su aplicación y/o han quedado obsoletos; e incluir las características actuales de la eólica marina en el proceso de elaboración de los Planes de Ordenación del Espacio Marino (POEM), lo que permitirá aumentar la viabilidad de proyectos a mayor distancia de la costa y el número de localizaciones disponibles, etc.

En la actualidad, la industria española está muy bien posicionada para la fabricación y exportación de componentes de eólica marina, como por ejemplo las estructuras de anclaje fijas, las plataformas flotantes o los sistemas de amarre. En España existen varios hubs de desarrollo de esta tecnología que están desarrollando plataformas de ensayo de prototipos, en el norte de España y Canarias principalmente, en las que las empresas nacionales están poniendo a punto sus prototipos experimentales y proyectos tecnológicos de I+D+i de cara a posicionarse en el mercado.

En España existen importantes centros de investigación marino-marítimos, proyectos eólicos marinos singulares y grupos de investigación punteros, así como varios centros de ensayos de tecnologías de generación de energías del mar del máximo nivel y apoyados desde la Administración. Prueba de ello son las plataformas de ensayo en nuestro territorio y los múltiples prototipos flotantes experimentales en curso de desarrollo por parte de empresas españolas, que contribuirán a reducir aún más el coste de esta tecnología.

La eólica marina va a seguir creciendo de forma progresiva en el mundo, y para materializar este enorme potencial de la forma más eficiente será necesario que la industria eólica europea, incluida la española, siga pudiendo invertir en I+D+i, cuente con un mercado autóctono con visibilidad de los volúmenes a instalar a largo plazo (adjudicados mediante subastas) y un buen marco regulatorio estable y predecible. Además, sin eólica marina, no es previsible que la UE pueda hacer frente al doble reto de reducir su dependencia energética y cumplir con su compromiso de prácticamente eliminar las emisiones de CO2 de origen energético para 2050.

En la jornada, organizada por REOLTEC y AEE, han participado representantes de las principales empresas y organismos institucionales relacionados con el desarrollo y la investigación de la eólica marina en España, tales como el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, el Instituto Tecnológico de Canarias, la Viceconsejería de Lucha contra el Cambio Climático del Gobierno de Canarias, el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), Autoridad Portuaria de Santander, IHCantabria, EnerOcean, Nautilus, Saitec Offshore Technologies, Esteyco y X1Wind.

El acuerdo de colaboración firmado por ambas entidades tiene como objeto la cooperación en el ámbito de la formación y la normalización en el sector energético renovable, y contó con la presencia de Juan Virgilio Márquez, director general de la Asociación Empresarial Eólica (AEE), y Susana Lozano, directora de Formación de AENOR.

AENOR y la AEE comparten que la formación es un factor clave para el desarrollo de los profesionales del sector eólico, ya que esta tecnología contribuye a la transición energética y al cambio de modelo que conlleva. Por ello, gracias a este acuerdo, el sector eólico contará con condiciones especiales en la adquisición de Normas UNE y cursos de formación de AENOR, ayudando a las empresas de AEE a cumplir con sus planes de formación interna.

“La eólica está en constante evolución, y esto se refleja en la actividad normalizadora. El sector de la industria eólica española tradicionalmente ha tenido una fuerte participación en los comités de normalización internacionales, dado el factor estratégico que supone liderar la redacción de los estándares de diseño, a la hora de posicionar a las empresas europeas para el desarrollo de nuevos productos”, ha indicado Márquez. En concreto, la colección de normas IEC 61400 es el estándar que define los requerimientos de diseño de aerogeneradores y de parques eólicos a nivel internacional, y sirve de referencia a todo el sector eólico mundial.

Por su parte, Susana Lozano, ha manifestado que “desde AENOR buscamos soluciones formativas que den respuesta a las necesidades de los asociados de AEE y el acuerdo alcanzado contribuirá al conocimiento, a la difusión y a la correcta aplicación de las normas UNE, por consiguiente, a la competitividad de las empresas españolas del sector eólico”.

Los asociados a AEE, pueden acceder a los beneficios contemplados en este acuerdo en la sección que se ha desarrollado en su página web.

Desde AENOR se ofrecen soluciones formativas que dan respuesta a las necesidades de los asociados de AEE, con más de 160 cursos de distintas áreas como la Gestión de Riesgos, Gestión Administrativa y Legal, Gestión de Calidad, Gestión Ambiental, Responsabilidad Social, Gestión de la Energía, Economía Circular, I+D+i o Seguridad y Salud en el Trabajo, en modalidad presencial en abierto y on-line.

0 22

La Asociación Empresarial Eólica (AEE), junto con el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, han elaborado la Agenda Sectorial de la Industria Eólica, como parte de la iniciativa Estratégica de la Política Industrial para España 2030. La Agenda se ha presentado hoy en un evento en el que ha participado la Ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto.

El desarrollo de tecnología eólica propia junto con la capacidad de fabricación de aerogeneradores en nuestro país ha permitido a la industria nacional ocupar un lugar preponderante en la transición energética, cubriendo actualmente el 19% de la demanda eléctrica. En las dos primeras semanas de este mes de septiembre, la eólica ha sido la primera tecnología del sistema y se ha notado en el precio del mercado eléctrico, que se ha reducido en un 46% respecto al año pasado, el precio más bajo para este periodo de los últimos 10 años“, ha manifestado Rocío Sicre, presidenta de la Asociación Empresarial Eólica (AEE), en la presentación de la Agenda Sectorial de la Industria Eólica, que la patronal ha elaborado junto con el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

Con esta Agenda Sectorial de la Industria Eólica se ha llevado a cabo una importante labor de diagnóstico del posicionamiento de la industria eólica española desde una visión macro, y se han identificado las principales claves de competitividad y fortalezas del sector, postulándose como hoja de ruta para proponer las líneas de actuación necesarias para el crecimiento y desarrollo del sector eólico en nuestro país” ha destacado Rocío Sicre.

aee-agenda-sectorial-1La Ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, que ha inaugurado hoy el acto de presentación de la Agenda en la sede del Ministerio, ha indicado que el documento es “un ejemplo de colaboración público-privada y muestra cómo la industria eólica responde a los nuevos desafíos industriales, energéticos y medioambientales que tiene España“. Esta Agenda contribuirá al impulso del sector industrial eólico y de las energías renovables, “una prioridad del Gobierno para el fortalecimiento de la industria española, sin olvidar el compromiso para la descarbonización de la economía y el cumplimiento de nuestros compromisos en materia de cambio climático y transición energética“, ha destacado la Ministra.

En la clausura de la presentación de la Agenda Sectorial, Raúl Blanco, Secretario General de Industria y PYME, ha explicado que la presentación de esta Agenda Sectorial de la Industria Eólica “supone un paso más en la puesta en marcha de una política industrial activa, que descansa sobre las Directrices Generales de la Nueva Política Industrial Española 2030, aprobadas por el Consejo de Ministros el pasado mes de febrero. Estas Directrices son la base para la elaboración de la Estrategia Industrial España 2030, que persigue como objetivo fundamental que la industria represente el 20% del PIB español en 2030, a través de la generación de nuevas actividades industriales y el fomento y potenciación de las existentes, en un marco claramente marcado por la revolución de la Industria 4.0 y la transición hacia una economía baja en carbono. Este impulso industrial vendrá acompañado de un crecimiento en el empleo y la cohesión social, habida cuenta que este sector es el que presenta una de las mayores tasas de empleo estable y de calidad, así como con unas remuneraciones superiores a la media de la economía”.

Blanco, además, ha destacado la labor de la industria eólica que está llamada a jugar un papel fundamental, como una de las palancas de mayor futuro y con un fuerte efecto tractor, sobre todo, el subsector español de los bienes de equipo, gran generador de valor añadido para nuestra economía. “La Agenda Sectorial que hoy se presenta es un claro ejemplo de la orientación de la nueva política industrial española, además de un modelo de la colaboración público-privada que debe impregnar todo lo relativo a las acciones del Gobierno en materia de impulso industrial”, ha señalado Blanco.

La industria eólica y su cadena de valor

La Agenda Sectorial es un punto de partida y marco de trabajo para avanzar, fruto de la colaboración público-privada, en la mejora de la competitividad y el fortalecimiento del sector y con ello jugar un papel fundamental para la creación de valor añadido y empleo de calidad en una senda estable de crecimiento de las energías renovables en España.

aee-agenda-sectorial-2La presidenta de AEE, Rocío Sicre, ha destacado las principales fortalezas del sector eólico como caso de éxito en España al poseer una amplia base tecnológica, industrial, de innovación y empresarial, que “nos posiciona como líderes mundiales y que constituye una cadena de valor completa en España“. Esto último permite, por una parte, reducir al mínimo la necesidad de importación, y por otra, aumentar la capacidad de resiliencia de la industria ante situaciones de menor actividad local, permitiendo a la industria eólica española ser netamente exportadora.

El sector eólico aporta más de 3.394 M€ al PIB nacional, contribuyendo a las exportaciones en más de 2.391 M€. En la actualidad, el grupo de promotores y productores es el subsector de mayor contribución al PIB del sector eólico español con 1.461 M€ (cifra de 2017).

La energía eólica en España crea empleo de calidad (más de 22.500 personas), disminuye las emisiones de CO2 (evita la emisión de 25 millones de toneladas/año), estimula la inversión local, es el cuarto país exportador de aerogeneradores y quinto por potencia instalada en el mundo con 23.484 MW, además de ser la 2ª tecnología en el mix energético con un 19% de cobertura de la demanda eléctrica.

Principales retos del sector, ocho palancas de competitividad y 46 medidas concretas de actuación

La Agenda Sectorial de la Industria Eólica define los principales retos actuales del sector eólico para mantener la posición de liderazgo a nivel mundial: cumplimiento de los objetivos europeos y nacionales, competitividad y reducción de costes, extensión de vida y repotenciación de parques eólicos, hibridación y almacenamiento, nuevos códigos de red, y desarrollo de la eólica marina.

Como se señala en la Agenda, las principales palancas para el desarrollo y posicionamiento del sector eólico son la sostenibilidad, el posicionamiento en el mercado global, la eficiencia en los procesos de fabricación, la adaptabilidad tecnológica, nuestra posición geoestratégica, liderazgo en I+D+i, sinergias industriales, e integración en red, seguridad y firmeza. Todas estas palancas fortalecen al sector eólico y ayudan a abordar con éxito los retos industriales para que España siga siendo un país líder en energía eólica. Además, destaca al sector eólico como un sector que impulsa sinergias con otros sectores relevantes para nuestra economía como el naval, construcción o aeronáutico.

Para contribuir a que la economía española gane en competitividad, potenciando un sector de alto valor añadido, la Agenda define una serie de medidas en torno a los siguientes ejes:

• Marco regulatorio estable y predecible a largo plazo
• Reforma del Mercado Eléctrico
• Racionalización de la Fiscalidad
• Fomento de la extensión de vida y la repotenciación de parques eólicos
• Desarrollo de la Eólica Offshore
• Mejora de la competitividad y las capacidades productivas
• Mejora de la Logística
• Impulso a las exportaciones y la presencia internacional
• Impulso a la I+D+i
• Normalización
• Capital Humano

Rocío Sicre ha concluido la presentación indicando que “la hoja de ruta que plantea el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) para las próximas décadas aborda los retos económicos, técnicos y sociales que tendrá que afrontar el sector eólico en el futuro. En la actualidad, fruto del desarrollo de la tecnología eólica y su competitividad en coste en comparación con otras tecnologías, se abre un periodo de evolución del sector con una mayor actividad industrial y protagonismo“.

Ayer 12 de septiembre Ingeteam celebró en Albacete la cuarta edición de su jornada sobre operación y mantenimiento, que con el lema “20 años no son nada”, rememoró las dos décadas que lleva la empresa prestando servicios de operación y mantenimiento para el sector eólico. Como en las tres ediciones anteriores FuturENERGY tuvo el placer de asistir a esta jornada, y celebrar junto a Ingeteam estos 20 años.

La jornada estuvo marcada por la coincidencia en el tiempo del nacimiento de Ingeteam Service para dar servicio al parque eólico de Higueruela. La puesta en marcha de este parque, que con sus 111 MW se convertía en el mayor parque eólico del mundo, supuso no solo un hito para Ingeteam, sino para la eólica en España. Y por ello la jornada sirvió también como una parada de aprendizaje, para echar la vista atrás, en la que expertos del sector compartieron sus experiencias de estos 20 años.

jose-luis-escuderoLa bienvenida institucional corrió a cargo del Consejero de Desarrollo Sostenible de la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha, José Luis Escudero Palomo, que realizó un interesante repaso del desarrollo de las renovables en la región. En su intervención, el Consejero destacó la necesidad de cambiar el modelo energético, la urgencia de hacerlo de modo inmediato, y la conveniencia de hacerlo de la mano de empresas como Ingeteam. Esta prioridad del gobierno de la comunidad dará lugar a la aprobación en los próximos meses de un Plan Regional de Energías Limpias, con un nuevo horizonte y alineado con las Directivas europeas, y con los planes del gobierno central, tal y como señaló el Consejero.

En su intervención, Escudero, señaló en varias ocasiones su optimismo sobre la evolución del sector, en España y en Castilla La Mancha, tanto por las oportunidades que brindará la repotenciación (el próximo año en torno al 40% de la potencia eólica instalada en la Comunidad superará los 15 años de antigüedad), y que el gobierno regional tiene previsto apoyar mediante el establecimiento de un marco estable, la instalación de nueva potencia eólica (26,5 GW de acuerdo con el PNIEC, que se estima supongan una inversión aproximada de 24.000 M€) y el desarrollo de nuevas tecnologías como la hibridación. Tal y como señaló el Consejero, todo ello representa una gran oportunidad para la región, que fue pionera y quiere seguir liderando el desarrollo renovable, contando con el apoyo del gobierno regional.

A continuación tomó la palabra Esteban Morrás fundador de EHN. ¿De dónde venimos? fue el título elegido por Esteban para su ponencia en este evento, en la que compartió su experiencia de más de 30 años en el sector. Morrás centró su intervención en poner de manifiesto que Castilla La Mancha fue el lugar donde la eólica cambió de escala gracias a Higueruela, que con sus 111 MW fue la primera pieza de un proyecto de 1.000 MW, el más importante del mundo, y el modelo que se repitió a nivel mundial.

esteban-morras-2

Los premios y reconocimientos mundiales del proyecto constatan la importancia de este proyecto, en palabras del propio Esteban Morrás: “fue el proyecto más importante del mundo, y el mundo se dio cuenta.”

La jornada continuó con la ponencia de Alberto Ceña, Asesor Técnico de AEE. “Evolución de la eólica en estos 20 años“, fue el título con el que Alberto participó en este evento. Sus 40 años de experiencia en el sector, y su conocimiento del sector no solo español, sino internacional, quedaron plasmadas en el recorrido que realizó de la evolución del sector eólico. En su intervención Alberto destacó que la historia del éxito de la eólica se apoya en dos grandes patas, el marco regulatorio y la evolución tecnológica. Así, repasó algunas de las normativas que a nivel internacional han marcado el desarrollo eólico, y cómo en España no se ha dado la estabilidad regulatoria de la que han disfrutado otros países como Alemania o Dinamarca.

Aún así, la eólica ha jugado un importante papel en la creación de tejido industrial en España, con una industria reconocida a nivel internacional que exporta 2.000-2.500 M€ al año. Especialmente crítico se mostró Ceña con el sistema de subastas en España, al respecto de las cuales declaró: “El papel que han jugado las subastas eólicas en España ha sido fundamentalmente demostrarle a la gente que se pueden hacer plantas merchant. Las empresas han entendido que las subastas no aportan nada, y que tienes un aval que te puede penalizar, es mejor hacer la planta con riesgo merchant y tirar para adelante”.

Asimismo indicó que las sombras afectan más a la eólica que a la fotovoltaica, señalando que lo que ha sido posible en el proyecto fotovoltaico Mula de 500 MW, que se ha construido en un año, es, a su juicio, impensable hoy en día para la eólica, muy al contrario que cuando se desarrolló el proyecto de Higueruela. Su ponencia concluyó con un pequeño repaso a la evolución tecnológica de los aerogeneradores, y con una llamada de atención sobre la importancia de la eólica en el desarrollo del tejido empresarial en España, aunque mirando al futuro mostró algunas preocupaciones sobre la concentración industrial, especialmente en el capítulo de fabricantes de aerogeneradores. “La eólica ha superado las expectativas, aunque no posiblemente como hubiésemos soñado“, así concluía Alberto Ceña su ponencia

carlos_gironesEl primer bloque de la jornada concluyó con la participación de Carlos Gironés de Ingeteam, con su ponencia “Retos técnicos afrontados en el sector de las renovables”. Carlos comenzaba su ponencia retomando uno de los temas que había tratado anteriormente Esteban Morrás, que había indicado de que al iniciar el desarrollo de Higueruela, EHN venía de 3 años de experiencia en Navarra, en los que se había enfrentado a tener que realizar más de 24.000 retrofits en los aerogeneradores allí instalados “se rompía todo”, había señalado hacía unos minutos Morrás. En este sentido, destacaba la necesidad de que la tecnología sea apta para el lugar concreto en el que ha de ser instalada.

En su intervención Gironés puso en valor el papel clave que jugó Ingeteam en la evolución tecnológica de los aerogeneradores, para ir de las máquinas de velocidad fija a los aerogeneradores doblemente alimentados de velocidad variable. “Ingeteam ve la turbina como un volante de inercia, y deja que la turbina baile con el viento”. Pero como explicó Carlos Gironés para hacer realidad lo que los ingenieros de Ingeteam habían plasmado en fórmulas, también EHN jugó un papel primordial, y en concreto el propio Morrás, que permitió a éstos ingenieros montar en un aerogenerador, lo que hasta entonces estaba sobre un papel. Gracias a ello en 1996 en la turbina nº6 de El Perdón, Ingeteam valida su primera solución de doblemente alimentada y triunfa en el mercado.

Gironés continuó exponiendo otras aportaciones tecnológicas de Ingeteam que han marcado un antes y un después para la eólica, como la creación del primer centro de control, en el que se llevaron a cabo las primeras experiencias de análisis de datos y control en tiempo real; o la aportación de la compañía para superar transitorios de red o huecos de tensión.

La segunda parte de la jornada estuvo moderada por Carlos Bendito de Aurea Capital Partners y conformada por dos paneles:

Panel 1: “¿20 años no son nada en O&M?”, en el que participaron Jorge Magán (Ingeteam), Javier Ubani (Acciona Energía), Ceferino Viescas (EDPR) y Pedro López (ex-Gamesa).

panel-1-1
Panel 2: “Perspectivas de desarrollo en el sector renovable en entornos globales”, con María García Argüelles (Forestalia), Juan Tesón (Enel Green Power), Juan Fernández (Sonnedix) y Patricio Nefta (Genneia).

La jornada concluyó con la tradicional comida en la Feria de Albacete, en la que los asistentes y ponentes pudieron seguir conversando y celebrando los 20 años de Ingeteam Service, y Higueruela, un proyecto español pionero en el mundo.

 

0 11

Como ya es habitual por estas fechas, Ingeteam celebra por cuarto año consecutivo su jornada sobre operación y mantenimiento bajo el título de “20 años no son nada”, rememorando las dos décadas que lleva la empresa prestando servicio de operación y mantenimiento en el sector eólico.

En la jornada se destacará la coincidencia en el tiempo del nacimiento de Ingeteam Service con la puesta en marcha del parque eólico de Higueruela. En aquel momento con sus 111 MW, se convertía en el mayor parque eólico del mundo y necesitaba ciertas prestaciones. Una efeméride muy especial para la familia Ingeteam, ya que ese año comenzó su andadura en operación y mantenimiento, con el nacimiento de Ingeteam Service para dar soporte al parque de Higueruela. Veinte años después, la empresa se ha consolidado de la mano de sus clientes como líder en el sector, con presencia en los cinco continentes.

Jorge Magán, director gerente de Ingeteam Service, explica por qué fue Albacete la ciudad elegida para Ingeteam Service. “Aquí encontramos el capital humano capacitado y sobre todo con ese gen característico de los manchegos, esa mezcla de mitad locura y mitad cordura que nos hace no tener miedo, abrir nuevos caminos, aunque en esos caminos nos encontremos gigantes o molinos”.

Así mismo, destaca que fruto de aquella apuesta política, social, empresarial, y de la confianza que la dirección de Ingeteam depositó en el equipo humano que lanzó a dar aquel servicio en Higueruela, pudieron ir desarrollando el negocio y extender la actividad de servicios de O&M por los 5 continentes.
Una jornada que se espera sea especial por el significado que tiene para Ingeteam Service los primeros 20 años, y que culminará con una comida en la Feria de Albacete.
Programa -ESP

0 5

Directores y responsables de Recursos Humanos y Formación del sector eólico, así como representantes del sector académico han analizado en la jornada #WINDTALENT sobre cómo atraer al mejor talento y contribuir en el avance a la transición energética. La jornada, organizada por la Asociación Empresarial Eólica (AEE) en colaboración con la consultora Robert Walters y el Instituto de Empresa, se ha inaugurado con la participación de Juan Virgilio Márquez, director general de AEE. Márquez ha destacado el momento histórico actual de la eólica como segunda tecnología del mix eléctrico y que, en breve, seremos la primera fuente en España. “Hay que aprovechar esta oportunidad de crecimiento para la industria eólica española, que cuenta con el 100% de la cadena de valor, y donde las empresas del sector necesitarán incorporar en la próxima década nuevos profesionales que sumarán valor al cambio“.

Actualmente, el sector eólico español emplea a más de 22.500 profesionales y las estimaciones para 2030 apuntan a duplicar esa cifra. Las empresas españolas de la cadena de valor de la energía eólica constituyen un tejido empresarial dinámico, innovador y líder mundial en innovación y tecnología, con la generación de empleo muy especializado y bien remunerado.

En los últimos dos años, el empleo en el sector eólico ha aumentado un 9%, debido a que las empresas han contratado profesionales para afrontar la instalación de la potencia eólica adjudicada en las subastas de 2016 y 2017. Otra razón también ha sido el fuerte desarrollo de la energía eólica en los mercados internacionales, que supone una oportunidad para las compañías españolas.

Márquez ha destacado que con la celebración de #WINDTALENT “queremos hablar de la cadena de valor integral de la gestión del talento en el sector eólico y reflexionar sobre las necesidades futuras de las empresas eólicas para atraer talento, así como la oferta académica existente, y recopilar una serie de recomendaciones y pautas para seguir avanzando en la transición energética“.

El análisis en esta jornada no se ha centrado exclusivamente en hablar de generación de empleo y atracción de profesionales al sector. Se han analizado todos los puntos de la cadena de valor del talento, desde las etapas educativas y académicas, hasta la evolución de los servicios y productos que el mercado exige a las compañías y que van a tener que perfeccionar en un futuro, con la visión de las nuevas generaciones que incorporan valores diferentes a los existentes, pasando por la perspectiva de los profesionales de selección de talento y, por supuesto, la necesaria coordinación en los estamentos políticos e institucionales para adoptar las mejores políticas transversales.

La jornada, celebrada en la sede del Instituto de Empresa, ha contado en la apertura con la participación de Ricardo Mesquita, Head of Immersive Learning de IE University, y de Raúl Herrero, director de las Divisiones de Ingeniería y S&M de Robert Walters. Mesquita ha analizado las nuevas oportunidades dentro del desarrollo profesional y las nuevas skills que se requieren indicando que “debemos estar disponibles para aprender cada día más y buscar nuevas generaciones con talento“. Por su parte, Herrero ha indicado que hay muchos factores dentro de las empresas que están cambiando y modernizándose, pero las personas son claves. “No debemos olvidar que el éxito de las empresas son las personas” ha matizado el representante de Robert Walters.

En la primera mesa redonda de la jornada se han analizado las necesidades empresariales para incorporar a los nuevos profesionales, en la que ponentes de EDPR, Siemens Gamesa, Naturgy, Viesgo, Endesa y Vestas han participado.

Cristina Cano, directora de RRHH Europa y Brasil de EDPR, ha indicado que “toda acción de la empresa en el mercado genera una propuesta de valor y hay que reflexionar sobre cómo gestionamos los equipos, la política de RRHH, la imagen que da al mercado de sus valores, transparencia, ambiente de trabajo, etc”. Cano destaca que una de las principales fuentes de reclutamiento en EDPR son los propios empleados que actúan como embajadores de la empresa.

Por su parte, Carlos Jambrina, Global Head Development & Leadership de SiemensGamesa, ha afirmado que “lo más importante para atraer el talento a una empresa es generar una experiencia diferenciadora del empleado para que opinen satisfactoriamente y estén felices“.

Celestino Martínez, director de Recursos de Generación de Naturgy, indica que para atraer talento de nuevos candidatos hay que trasladar la capacidad de emocionar a los candidatos y llegar al nivel de ‘enamoramiento’. “Seamos un proyecto atractivo para la carrera profesional de las personas. Que alguien se quede toda la vida dependerá de la capacidad de la empresa de reinventarse“.

Carlos Molinero, vicepresident People & Culture MED de VESTAS, ha destacado que “la energía renovable en general, y la eólica en particular, afrontan un reto de enorme crecimiento y rápida innovación a corto plazo. Vestas apuesta por el talento comprometido en la innovación y desarrollo de las soluciones energéticas del futuro que supongan un punto de inflexión en la lucha contra el cambio climático, dando respuesta a los retos de la industria y de la humanidad“. Molinero ha recalcado que pocas industrias tienen tanta perspectiva de crecimiento como el sector eólico.

Ignacio Martínez Patiño, head of Learning and Development de Viesgo, ha remarcado que el talento está en nuestro país, pero tenemos que atraerlo y que “cuando das desarrollo a una persona es cuando se suma a tu proyecto“.

Ana Espinaco, responsable de People & Organization Enel Green Power España, destaca un factor fundamental para atraer a candidatos: darles a conocer el plan industrial de la compañía con su plan estratégico y sus proyectos, para que esa ilusión sea a largo plazo.

Los ponentes de esta primera sesión han destacado que, dentro de los skills que valoran las empresas en sus empleados y nuevos candidatos, aprecian la inteligencia emocional, el trabajo en equipo y la educación de las empresas para incorporarlo, la eliminación del miedo al cambio, la desenvoltura del empleado con las herramientas que la empresa le facilita, así como la capacidad de curiosidad y aprendizaje la resolución de problemas en el día a día.

La segunda mesa redonda de #WINDTALENT ha estado dedicada a la reflexión sobre la oferta de los programas de formación vs la demanda de talento, con la participación de representantes académicos de la universidad y de centros de FP, tales como el Colegio de Ingenieros Industriales de Madrid, la Escuela de Ingenieros Industriales de Madrid, la ETSI de Minas y Energía de Madrid, la Universidad de Salamanca y el IES Pacifico de Madrid.

Susana Lagüela, directora de Cátedra Iberdrola VII Centenario de la Universidad de Salamanca, ha afirmado que dentro de la formación académica de las universidades hay que cumplir con las peticiones de las empresas y con las de los alumnos. Lagüela ha destacado que es necesario acercar a la sociedad los temas técnicos y hacerlos atractivos.

Por su parte Óscar García, director de la Escuela de Ingenieros Industriales de Madrid, ha destacado que hay que revalorizar el papel del ingeniero en la industria y las empresas. “Este tipo de formación ha perdido interés en los jóvenes aunque la rama de Energía en esta carrera tiene demanda, sobre todo renovables”. García ha expresado que una de las carencias de la universidad española es la falta de mejora en los MOOCs ya que “no hay política que incentive a los profesores a hacerlos y sería una buena herramienta para mejorar la formación”.

César Franco, decano del Colegio de Ingenieros Industriales de Madrid ha indicado que las demandas y necesidades de los nuevos profesionales son más cortoplacistas y la docencia ha de saber gestionar estas necesidades. Franco ha destacado el talento que hay en España, pero que en nuestro país no estamos ofreciéndoles mejores condiciones que en el extranjero, “y muchas veces se genera un problema de expectativa entre lo que genera la universidad y lo que demanda la empresa“.

Ángel Vega, catedrático de Ingeniería Eléctrica en el Departamento de Energía y Combustibles de la ETSI de Minas y Energía, ha destacado que hay que potenciar y enfatizar el compromiso con el alumnado. Los planes académicos deberían estar mejor coordinados con la industria. César Franco ha destacado que hay que reforzar la conexión de empresas y universidades. “En España siempre la formación ha sido responsabilidad de las universidades primero y luego de las empresas. Ahora es una responsabilidad propia de la persona“.

Por su parte, Agustín Martín, jefe del Departamento de Electricidad Electrónica del IES Pacifico en Madrid, ha expresado que los ciclos formativos en FP es posible que vayan lentos respecto a lo que demanda la industria. “El diseño de un nuevo plan de Formación Profesional tendrá que responder a las necesidades actuales de las empresas y, para ello, es preciso mayor diálogo”.

En definitiva, una jornada en la que hemos analizado y reflexionado sobre las necesidades futuras de profesionales en las empresas del sector eólico, así como la oferta académica existente y su relación con las empresas.

0 23

El sector eólico español contempla el futuro con optimismo. Los proyectos de las subastas de renovables en España han supuesto una oportunidad para el crecimiento del sector eólico y un efecto socioeconómico positivo para España. Estas son algunas de las conclusiones que se desprenden del Anuario Eólico 2019, que presenta la Asociación Empresarial Eólica (AEE) en el marco de WindEurope Conference & Exhibition 2019 en Bilbao. Esta publicación anual de referencia del sector eólico presenta la realidad de la eólica en España y en el mundo.

Las cifras de la eólica en España

Los principales datos del sector eólico son analizados en el Anuario Eólico, destacando el incremento en la instalación de potencia, gracias principalmente a los parques del cupo canario que tenían la obligación de entrar en funcionamiento antes del 31 de diciembre de 2018 y a los parques de las subastas de energías renovables, que tienen que instalarse antes de 2020. España incrementó la potencia eólica en 392 MW el pasado año, sumando un total de 23.484 MW eólicos instalados. De esta manera, España continúa siendo el segundo país europeo en potencia eólica instalada y el quinto a nivel mundial.

En total, en España hay 1.123 parques presentes en 807 municipios, con 20.306 aerogeneradores instalados, que cubren el 19% del consumo eléctrico. Asimismo, hay 207 centros de fabricación en dieciséis de las diecisiete comunidades autónomas.

Un año más, en 2018, la eólica ha sido una de las principales fuentes de generación del sistema eléctrico español con una aportación de 48.902 GWh, un valor del 2,9% por encima del de 2017, y cubrió el 19% de la electricidad consumida por los españoles. En el borrador del Plan Integrado de Energía y Clima (PNIEC), el objetivo para las renovables se ha establecido en un 42% para 2030. Respecto a la eólica, el objetivo es alcanzar los 50 GW en 2030, lo que conlleva la instalación de 2,2 GW de potencia eólica al año.

Rocío Sicre, presidenta de AEE, afirma que “al sector eólico le espera un periodo de intensa actividad para que la eólica pueda duplicar la potencia instalada y pasar a ser la primera tecnología de nuestro sistema eléctrico en 2030. Tenemos un marco europeo que nos da visibilidad para los próximos años. Precisamente la visibilidad y estabilidad a largo plazo es fundamental para atraer a las inversiones necesarias que requieren las nuevas instalaciones“.

La I+D como elemento clave en el desarrollo internacional del sector eólico español

En España, las inversiones en I+D son un 5,2% del total de la inversión de la Unión Europea, tal y como se indica en el informe de AEE. Además, en el anuario se analizan los principales objetivos y retos de la I+D+i del sector como la energía eólica marina como palanca de innovación, la hibridación, el almacenamiento, la reducción del CAPEX y el LCOE, la garantía de potencia, las patentes y la propiedad intelectual como indicadores de la innovación de un país y del sector, así como la respuesta a los requisitos de red y a la operación técnica del sistema. En este contexto, se engloba el trabajo de la Plataforma Tecnológica del sector eólico español, REOLTEC, gestionada por AEE.

El sector eólico español, integrando su cadena de valor, está preparado para afrontar los próximos retos con éxito. Sin duda, será preciso alcanzar un marco de consenso y estabilidad regulatoria para que el sector pueda alcanzar sus objetivos. Desde AEE, esperamos que este año marque la tendencia de crecimiento de las renovables en nuestro sistema energético para alcanzar los objetivos marcados“, afirma Rocío Sicre, presidenta de AEE.

Evolución internacional de la potencia instalada e incremento de las inversiones

Como en ediciones anteriores, el informe de AEE recopila las grandes tendencias mundiales donde se destaca que, por tercer año consecutivo, los datos disponibles indican que en 2018 el mundo volvió a instalar más capacidad solar y eólica que la suma del carbón, el gas y las centrales nucleares. La tendencia marcada por la transición energética mundial es una realidad, aunque las energías renovables tienen que recorrer un largo camino, al estar aún lejos de proporcionar la mayoría de las necesidades eléctricas. En Europa, se invirtieron 74.000 M€ en energías renovables en 2018, un incremento del 27%, de los cuales, la mitad fueron en instalaciones eólicas.

Con el crecimiento de 51,3 GW de la potencia eólica mundial en 2018, y alcanzando la cifra total acumulada de 591 GW, la energía eólica cubre más del 5% de la demanda eléctrica en el mundo. En el Anuario Eólico de AEE, se analiza que los contratos corporativos a largo plazo en Europa han crecido con fuerza en 2018 como herramienta para financiar instalaciones eólicas. Durante el año, las empresas han firmado un volumen récord de acuerdos de compra de energía (PPA), alcanzando los 1,5 GW de nueva potencia eólica financiados gracias a este instrumento financiero.

Growatt
SAJ Electric
AERZEN
COMEVAL