Tags Posts tagged with "sistema eléctrico"

sistema eléctrico

Siemens ha suministrado a Red Eléctrica de España (REE) su tecnología GIS para la puesta en servicio de la nueva subestación Callejones (Lanzarote). Este proyecto, situado en el municipio de San Bartolomé, tiene como objetivo reforzar la red de transporte de la isla, mejorar la seguridad de suministro del sistema eléctrico Lanzarote-Fuerteventura y es una apuesta clave por las energías renovables.

La subestación GIS, ya en servicio gracias a la división Energy Management de Siemens, cuenta con una tensión de servicio de 66 kV, un tipo de celda 8DN8-5 con configuración de doble barra y un número de celda con 6 interruptores (3 de línea, 2 de transformador y uno de acoplamiento y medida en barras).
Una característica fundamental de las subestaciones blindadas y aisladas por gas (GIS) de Siemens es el alto grado de versatilidad y fiabilidad que ofrece su sistema modular, así como la experiencia de la compañía con este tipo de tecnología. Dependiendo de las necesidades, cada subestación se compone de un número determinado de celdas, adaptándose a las más diversas configuraciones. En España, Siemens cuenta con celdas blindadas en diferentes niveles de tensión: 400 kV, 220 kV, 132 kV y 66 kV.

Este proyecto se enmarca dentro del plan de inversiones de Red Eléctrica de España para contribuir al cambio de modelo energético en las islas con el fin de garantizar un suministro eléctrico más seguro, eficiente y sostenible en estos sistemas, donde Siemens también ha apoyado y colaborado en la ejecución de diferentes subestaciones instaladas.

La subestación Callejones, con la más moderna y fiable tecnología

La subestación Callejones, proyectada con la más moderna y fiable tecnología, se ubica en el interior de un edificio y para su conexión a la red se han construido también las líneas de conexión de doble circuito con la subestación de San Bartolomé de 66 kV y con la línea Punta Grande-Mácher, también de 66 kV.

La instalación permitirá la evacuación del contingente eólico previsto en Lanzarote de 27,6 megavatios –de los cuales, 9,2 ya están conectados y evacuando- y pone de manifiesto la firme voluntad de cumplir en tiempo y forma con sus compromisos de Red Eléctrica de España para la puesta en marcha del Plan Eólico Canario.

Con un sistema eléctrico, prácticamente 100% renovable, Uruguay se planta hacia el futuro mirando las oportunidades que la vertiginosa carrera tecnológica le ofrece para liberarse definitivamente de la pesada carga económica y ambiental del petróleo. Uruguay alcanzó a finales de 2017 la cifra clave de más de 1.500 MW de potencia eólica instalada, superando con creces el objetivo marcado para el país en el documento de Política Energética 2005-2030. Este valor representa, ni más ni menos, que el 75% del pico máximo de consumo del sistema eléctrico uruguayo. Pero la generación eólica no está sola, la generación renovable en su conjunto (eólica, solar, hidroeléctrica y biomasa) representó en 2017 un 98% de la electricidad generada en el país.

En este contexto, AUDEE ha celebrado su IV Congreso Latinoamericano de Energía Eólica (y Otras Energías Renovables), que contó con la participación de representantes gubernamentales, responsables de asociaciones de renovables de toda Latinoamérica y expertos de la industria renovable. No sólo la energía eólica, sino la fotovoltaica, el almacenamiento energético, las redes inteligentes y la movilidad eléctrica, fueron temas a debate del Congreso.

Las sinergias de todas estas tecnologías han conducido a AUDEE a identificar como clave atender a otras realidades y tecnologías, que contribuirán al desarrollo futuro de la energía. Es por eso que sobre la base de su exitosa trayectoria, como asociación especializada en el sector eólico, AUDEE ha evolucionado para acoger todas las actividades de generación de energías renovables y tecnologías de sostenibilidad, convirtiéndose en AUDER (Asociación Uruguaya de Energías Renovables), enfocándose en: energía solar, biomasa, movilidad eléctrica, almacenamiento de energía, redes inteligentes y generación distribuida, entre otras.

Como complemente perfecto a esta nueva realidad de la asociación, la próxima edición del Congreso será convocada como Congreso de Energías Renovables.

El IV Congreso Latinoamericano de Energía Eólica (y Otras Energías Renovables) se celebró en un momento clave para reunir a las asociaciones y cámaras de energías renovables de la región. Son conocidos los dispares procesos que han sufrido las energías renovables en cada país latinoamericano, pero lo que es común es como los entes reguladores han encontrado los procedimientos eficientes para realizar subastas exitosas, particularmente en los últimos tres años, para obtener precios tan competitivos entre 20 a 50 U$D para proyectos tanto eólicos como fotovoltaicos en Chile, Argentina, Brasil, Perú y México.

En todos estos países las asociaciones y cámaras de energías renovables han cumplido un importante papel como interlocutor con los entes reguladores, y como facilitador, advirtiendo con suficiente anticipación los riesgos que conllevan estos procesos un tanto explosivos, donde decenas de proyectos son aprobados al mismo tiempo. La obras de trasmisión, la logística, la financiación, los permisos, todo debe llegar a tiempo para cumplir los plazos de los proyectos.

En energía eólica, las diferentes ponencias y paneles permitieron poner de manifiesto que la generación eólica ha representado en lo que va de 2018 más del 40% de la producción de energía eléctrica en Uruguay, con aproximadamente 750 aerogeneradores en producción. La industria eólica, es hoy una industria madura en el país, lo que confirma la idoneidad de los dos paneles que trataron sobre operación y mantenimiento de parques eólicos, uno específico para mantenimiento de palas y otro para presentaciones empresariales.

La innovación también fue protagonista del congreso, por ejemplo, la innovación en fotovoltaica, con la presentación de las últimas tendencias en módulos fotovoltaicos, un excelente panel sobre la tecnología blockchain aplicada al mercado eléctrico. Y otros temas de máxima actualidad como las criptomonedas basadas en la producción de energía eléctrica y por qué no transacciones inteligentes P2P, en la era de la autoproducción, las baterías, y las redes inteligentes y resilientes

La movilidad eléctrica también tuvo su espacio en el congreso. Uruguay ya cuenta sobre la costa del Río de la Plata y el Océano Atlántico, que es la región más poblada y turística del país, con una red de puntos de recarga para vehículos eléctricos cada 60 km. En el futuro próximo habrán puntos de recarga en todas las capitales departamentales.

En el panel de cierre del congreso quedó patente que las empresas públicas uruguayas se preparan para el futuro: por primera vez los presidentes de la empresa eléctrica y de la petrolera, ambas estatales, dialogaron sobre el futuro de ambas empresas, que en una perspectiva de apenas 10 años se enfrentarán a una realidad con la movilidad eléctrica tomando segmentos importantes del mercado.

Estación hidroeléctrica (Créditos: Ian Brodievisitrjukan)

Noruega es el mayor productor de energía hidroeléctrica de Europa, ha logrado implementar un sistema eléctrico único que se alimenta casi en un 100% de fuentes renovables.

La energía hidroeléctrica

Los fiordos noruegos y la energía obtenida de la fuerza del agua fue lo que inició a Noruega en temas de energía limpia a finales del Siglo XIX. Esta abundante fuente de energía es la razón principal por la que Noruega cuenta con una posición líder mundial en las industrias que precisan de grandes cantidades de energía, como la producción de aluminio y fertilizantes, ya que se ha convertido en la base para la industria, el desarrollo de su sociedad y crecimiento económico.

Gracias a su volumen de generación hidroeléctrica logra cubrir en la actualidad el 98% de su demanda eléctrica con energía limpia (96% hidroeléctrica y 2% eólica y biomasa). En 2014 firmó un acuerdo con Reino Unido para construir la conexión eléctrica submarina más grande del mundo que le permitirá exportar el exceso de producción.

El desarrollo de otras tecnologías renovables como la eólica y solar no se queda atrás, ya que Noruega planea la apertura del mayor parque eólico del país en la zona de Rogaland en 2019, que tendrá una capacidad combinada de 294 MW y producirá anualmente cerca de 1 TWh, lo que equivale al consumo anual de aproximadamente 50.000 hogares.

Un objetivo, reducir sus emisiones en 2030

Noruega está comprometida en la lucha contra el cambio climático, así lo demuestra acogiéndose a los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Por este motivo se ha fijado como propósito para 2030 reducir al menos el 40% de sus emisiones en comparación con los niveles de 1990. El país, que firmó y ratificó el Protocolo de Kioto en 2008, redujo sus emisiones en un 9% entre 1990 y 2012, y tiene previsto ir aún más lejos disminuyendo hasta un 30% de aquí a 2030 y consiguiendo la neutralidad carbónica al anular el 100% de emisiones de aquí a 2050.

La energía hidroeléctrica ha convertido a Noruega en uno de los países más electrificados del mundo lo que facilita también la electrificación del transporte. El país escandinavo es considerado un verdadero referente a nivel mundial en e-movilidad. En 2017 las ventas de coches eléctricos e híbridos alcanzaron más de la mitad de las matriculaciones que se realizaron en el país y la mayoría de su transporte público y de mercancías que circula por sus ciudades es también eléctrico. Su objetivo es que en 2025 todos los coches sean cero emisiones. Además, han comenzado a electrificar la industria naviera mediante la introducción de transbordadores y cruceros eléctricos.

Es también el primer país que se ha propuesto abandonar el gas como fuente para calefacción a partir de 2020. Con esta medida dejaría de emitir 340.000 toneladas anuales de gases de efecto invernadero.

La clave de su éxito, el modelo noruego

Noruega ha logrado crear una cultura empresarial que trabaja de manera sostenible con la biosfera, sabe tratar y gestionar sus recursos naturales de forma respetuosa para lograr un equilibrio que le permita mantener su modelo de negocio y, a la vez, proteger su flora y fauna marina en todos sus niveles, incluyendo su modelo eléctrico.

El modelo noruego que conocemos a día de hoy nació con Norsk Hydro, empresa de fertilizantes que requería una gran cantidad de electricidad para producir, por lo que se construyó una planta hidroeléctrica que suministraría a la empresa la energía necesaria. Siguiendo este modelo surgieron empresas como Yara, Hydro y Equinor, hasta llegar a Statkraft, uno de los líderes mundiales en energías renovables.

Estructura de generación eléctrica de julio del 2018

El sistema eléctrico español finalizó el mes de julio con un saldo importador que asciende a 1.888 GWh en intercambios internacionales de energía eléctrica, el mayor registro mensual desde 1990, según datos provisionales de Red Eléctrica de España.

En los siete primeros meses del 2018, el saldo de interconexiones internacionales también es de signo importador y asciende a 7.926 GWh, un 24,7% más que en el mismo periodo del año anterior. Esta cifra representa el 86,4% de las importaciones de todo el 2017.

El incremento del saldo importador registrado hasta julio es consecuencia, fundamentalmente, del aumento de las importaciones por la frontera francesa (un 8,9% más) y del descenso de un 26,1% de las exportaciones a Marruecos, ya que el saldo importador con Portugal fue ligeramente inferior al del mismo periodo del año anterior (un 3,4% menos).

En la actualidad, España tiene 8 líneas de interconexión eléctrica con Francia y 11 con Portugal, alcanzando un ratio de interconexión con países del resto de Europa inferior al 5% de su capacidad instalada, lo cual se aleja de la recomendación de la Unión Europea de alcanzar un mínimo del 10% para el 2020 y del 15% para el 2030. Además, España tiene un enlace submarino de interconexión eléctrica con Marruecos.

Francia, Portugal y España firmaron el pasado 27 de julio la Declaración de Lisboa, un compromiso para el refuerzo de las interconexiones los tres países y remarcaron su apoyo al proyecto de interconexión con Francia por el golfo de Vizcaya, en el que Red Eléctrica y su homóloga francesa, Réseau de Transport d’Électricité, están trabajando en la actualidad. Asimismo, los tres países ratificaron su compromiso de unión energética a través de la interconexión en la que ya se está trabajando entre Vila Fría do Conde-Recarei (Portugal) y Frontefría-Beariz (España).

En este encuentro sobre interconexiones energéticas, los tres países ratificaron su deseo de avanzar en los proyectos entre España y Francia por Cartegrit-Navarra y Marsillón-Aragón.

La demanda de energía eléctrica desciende un 0,5% en julio

La demanda peninsular de energía eléctrica en julio se estima en 22.286 GWh, un 0,5% inferior a la registrada en el mismo mes del año anterior. Si se tienen en cuenta los efectos del calendario y las temperaturas, la demanda peninsular de energía eléctrica ha crecido un 0,4% con respecto a julio del 2017.

En los siete primeros meses del 2018, la demanda peninsular de energía eléctrica se estima en 148.697 GWh, un 0,9% más que en el 2017. Una vez corregida la influencia del calendario y las temperaturas, la demanda es un 1% superior a la registrada en el mismo periodo del año.

Durante el mes de julio, el 37,2% de la energía eléctrica generada en la Península fue de origen renovable. Por tecnologías, fue la nuclear, con un 21,8% del total, la que más aportó al mix de generación en este mes, seguida del carbón (17%) y la hidráulica (14,6%).

La forma más eficiente de llevar a cabo la transición energética es introduciendo las energías renovables en el sistema eléctrico como forma de generar energía limpia y barata.

Este es uno de los mensajes clave que se han destacado en el marco de la conferencia nacional celebrada el pasado 17 de mayo en Menorca en el marco de la quinta edición de “Greening the Islands – El futuro de la energía, agua y movilidad en las islas en harmonía con la biosfera”, evento internacional que ha contado con la colaboración de la Unión Española Fotovoltaica (UNEF).

“Para que la transición energética se lleve a cabo, es imprescindible eliminar las barreras administrativas y económicas tanto para los grandes proyectos como para el autoconsumo”, afirmó José Donoso, Director General de UNEF.

En este proceso, las islas deberían servir de ejemplo para demostrarle a la sociedad que la creación de sistemas resilientes basados en su totalidad en energías renovables es viable en el medio plazo. La transición energética brinda una oportunidad para acelerar el desarrollo económico y tecnológico de estos territorios, que se encuentran entre los más afectados por el cambio climático. Para alcanzar este objetivo, la colaboración entre los diferentes actores a nivel local, regional y nacional es de vital importancia, así como un acuerdo a nivel político.

En el camino hacia un sistema 100% renovable en las Islas Canarias y Baleares, los expertos que acudieron a la cita coincidieron en señalar la importancia de trabajar en la sensibilización de la sociedad y en destacar la competitividad alcanzada por las tecnologías renovables, como la fotovoltaica, que es ya más económica que la generación por combustibles fósiles.

El principal desafío para los gobiernos de las Islas Baleares y de las Islas Canarias es, por lo tanto, cambiar la estructura de su mix energético: en las Islas Baleares, el 54% de la electricidad se genera con carbón, un 28% con petróleo, un 9% con gas, un 7% con otras fuentes y solo 3% con renovables; en las Islas Canarias, el 58% de la electricidad se genera con petróleo, el 34% con gas y el 8% con renovables.

En el encuentro se presentaron también las líneas de actuación de la iniciativa “Energía Limpia para las islas de la Unión Europea”, proyecto coordinado por la Comisión Europea que persigue fomentar la transición energética en los territorios insulares.

Un acuerdo de 4,5 M$ permitirá a Schneider Electric diseñar y construir una micro-red, con un sistema de cogeneración y almacenamiento de energía, en edificios críticos de la ciudad de Milford (Connecticut, EE.UU.).Esta tecnología ofrecerá una mayor resistencia del sistema eléctrico en caso de condiciones meteorológicas adversas. Precisamente, el “Estudio de Fiabilidad de Redes 2017” del Departamento de Energía de EE.UU. contempla las micro-redes como una forma de proporcionar la resistencia necesaria para las ciudades.

Los huracanes Harvey, Irma y Sandy supusieron un toque de atención sobre la importancia de contar con una energía resistente en instalaciones críticas en las ciudades. Este acuerdo permitirá a Schneider Electric diseñar y construir una micro-red que actúe en múltiples niveles: operará durante los cortes de corriente eléctrica, proporcionando un suministro de energía resistente a las estructuras de Milford que son cruciales para la seguridad pública, la salud y las emergencias, además de proporcionar un refugio seguro durante las supertormentas. La micro-red supondrá también un ahorro de costes para la ciudad y permitirá un uso más sostenible de la energía.

Además de proporcionar un suministro de energía resistente, la micro-red también supondrá un ahorro en costes al reducir el consumo de electricidad en cuatro edificios de la ciudad y el consumo de combustible de calefacción en el Parsons Government Center. También permitirá reducir los costes de electricidad en otras instalaciones a través del sistema de Virtual Net Metering Credits. Gracias a un contrato de alquiler con opción de compra, exento de impuestos (Tax Exempt Lease Purchase, TELP), la ciudad se beneficiará de un coste de capital mucho más bajo que con un contrato de compra de energía habitual.

La nueva micro-red de Schneider Electric en Milford dará energía a cinco instalaciones críticas de la ciudad, incluyendo una escuela secundaria, el centro para personas mayores, River Park Elderly Apartments, el Parsons Government Center y el Ayuntamiento. La escuela secundaria, Parsons y el centro de personas mayores estarán disponibles como refugio para los residentes de Milford cuando haya cortes del suministro eléctrico.

La micro-red estará alimentada por un sistema de cogeneración, limpio y eficiente, que genera electricidad y calor de manera más eficiente que la tradicional. La micro-red estará preparada para energía solar, con una infraestructura instalada para que en el futuro puedan agregarse paneles fotovoltaicos, y así ahorrar costes y aumentar la sostenibilidad; también utilizará un sistema de almacenamiento de energía en baterías para reducir el consumo en picos de energía de la red energética local.

Estas soluciones se combinarán para que el consumo de energía de Milford sea más sostenible.
La ciudad de Milford recibió una subvención del Departamento de Energía y Protección Ambiental para el diseño, la ingeniería y la conexión de edificios con cables subterráneos. Milford financiará un generador que suministrará calor y energía, además del sistema de almacenamiento de energía, mientras que Schneider Electric ofrecerá su experiencia en diseño de micro-redes y equipos eléctricos.

Bloomberg New Energy Finance ha publicado un nuevo informe sobre el mercado global de almacenamiento de energía. 2017 Global Energy Storage Forecast revela que este mercado crecerá hasta un valor acumulado de 125 GW/305 GWh para 2030, lo que atraerá una inversión de 103.000 M$ durante ese período. Aunque esto representará una fracción de la capacidad total de generación instalada, el sistema eléctrico será fundamentalmente diferente. El almacenamiento a escala comercial se convierte en una alternativa práctica a la construcción de nueva generación o al refuerzo de la red, especialmente para los activos infrautilizados en algunos mercados. El almacenamiento detrás del contador se usará cada vez más para proporcionar servicios del sistema, como capacidad punta, en la parte superior de las aplicaciones del cliente.

El mercado mundial de almacenamiento de energía se duplicará seis veces entre 2016 y 2030, y se elevará a un total de 125 GW/305 GWh. Esta es una trayectoria similar a la notable expansión que experimentó la industria solar entre 2000 y 2015, en la que la participación de la energía fotovoltaica como porcentaje de la generación total se duplicó siete veces.

A nivel regional, la instalación de almacenamiento de energía se distribuirá de manera más o menos uniforme entre las regiones APAC, EMEA y AMER. En los primeros años, entre 2017 y 2020, la región APAC representará casi la mitad de la capacidad total instalada, ya que Corea del Sur, Japón, Australia y China han apoyado con anterioridad la construcción en estos mercados. Ocho países liderarán el mercado, y para 2030 el 70% de la capacidad se instalará en EE.UU., China, Japón, India, Alemania, Reino Unido, Australia y Corea del Sur. Leer más…

Artículo publicado en: FuturENERGY Diciembre 2017-Enero 2018

El pasado 2 de noviembre el Gobierno chileno realizó el Acto de Comunicación de la Adjudicación de la Licitación Pública Nacional e Internacional para el Suministro de Potencia y Energía Eléctrica 2017/01, que ofreció 2.200 GWh/año de energía, que abastecerá las necesidades de electricidad de clientes regulados (hogares y pymes) del Sistema Eléctrico Nacional durante 20 años a partir de 2024.

El programa de esta “Licitación Pública Nacional e Internacional para el Suministro de Potencia y Energía Eléctrica para abastecer los consumos de clientes sometidos a regulación de precios (Licitación de Suministro 2017/01)” comenzó en diciembre del pasado año con el envío de las bases preliminares a las empresas distribuidoras de electricidad y continuó con la publicación de las bases definitivas de este proceso en enero de este año.

A esta subasta se presentaron 24 empresas generadoras nacionales y extranjeras, principalmente con energías renovables. Según la CNE aproximadamente un total de 20.700 GWh de energía fue presentada en esta licitación, casi 9 veces la energía solicitada. Las empresas presentaron precios que partieron en los 21,48 $/MWh y finalmente se adjudicó a un precio promedio de 32,5 $/MWh, incorporándose nuevos actores al mercado eléctrico, de los cuales la mayoría pertenece al mundo de las energías renovables.

Esta licitación es la tercera que realiza el Gobierno con la Ley de Licitaciones N°20.805 y considera siete bloques de suministro, compuesto por bloques horarios que suman 1.700 GWh, y por bloques trimestrales que suman 500 GWh de energía, todos vigentes desde el 1 de enero de 2024 hasta el 31 de diciembre de 2043.

En esta oportunidad, el 100% de la energía adjudicada fue energía renovable, limpia, equivalente a aproximadamente 600 MW de potencia instalada en nuevos proyectos renovables, y que, de acuerdo con fuentes gubernamentales podría atraer cerca de 1.000 M$ en inversión en nueva infraestructura para el país.

El actual gobierno ha realizado ya otras dos licitaciones. La primera subasta fue en octubre de 2015 por 1.200 GWh/año, donde se presentaron 30 ofertas, todas de energías renovables, logrando un precio promedio de 79,3 $/MWh, monto 40% menor al de la licitación de 2013, que había alcanzado 129 $/MWh. En la segunda subasta, de 2016, por 12.430 GWh/año, se recibieron 84 ofertas y se adjudicó a un precio promedio de 47,6 $/MWh.

El precio de la energía alcanzado en esta licitación es un hito en el sector, ya que es el precio más bajo que se ha dado en Chile. Gracias a las subastas el precio de la energía para los hogares chilenos se ha reducido en un 75% en los últimos tres años. Actualemente el precio de la energía que están pagando los hogares es de 90 $/MWh, producto de contratos celebrados hasta 2014. Ahora, con esta licitación, se espera que los nuevos contratos vayan bajando paulatinamente a precios en torno a 50 $/MWh, lo que irá en directo beneficio de los hogares.

Los adjudicatarios

Enel Generación Chile S.A, Energía Renovable Verano Tres Spa, Atacama Solar S.A., Cox Energía Spa y Atacama Energy Holdings S.A. son las cinco empresas adjudicatarias de este nuevo y exitoso proceso que ofertó 2.200 GWh/año de energía, y que permitirá abastecer a miles de hogares y pymes a partir del año 2024.

tabla4

APPA Renovables ha presentado el Estudio del Impacto Macroeconómico de las Energías Renovables en España. En 2016, el sector contribuyó con 8.511 M€ al PIB nacional, aportando 1.000 M€ en fiscalidad neta y mejorando nuestra balanza comercial con un saldo exportador neto de 2.793 M€. El sector empleó a 74.566 trabajadores y produjo ahorros en importaciones energéticas de 5.989 M€. Los ahorros producidos en el mercado eléctrico (5.370 M€), superiores a la retribución específica percibida, confirman que las renovables abaratan nuestra factura eléctrica.

La presentación del Estudio del Impacto Macroeconómico de las Energías Renovables en España congregó en Madrid a más de 150 profesionales del sector energético. El estudio, que alcanza su novena edición, fue presentado por el presidente de APPA Renovables, José Miguel Villarig, y el director general de la Asociación, José María González Moya, que estuvieron acompañados por el director general del Club Español de la Energía, Arcadio Gutiérrez.

El Estudio trata de arrojar luz sobre los costes y beneficios que las energías renovables aportan a nuestra economía en un momento en el que se está debatiendo la velocidad de adopción de las mismas dentro de la nueva Ley de Cambio Climático y Transición Energética.

Leve repunte del PIB y descenso del empleo

En 2016, el sector renovable contribuyó con 8.511 M€ al PIB nacional. El leve crecimiento no se ha producido por un aumento en el aporte energético, dado que la potencia permanece prácticamente estancada, con solo 43 nuevos MW, y la energía vendida ha disminuido. Esta recuperación obedece más a la reactivación de algunos sectores tecnológicos fruto de la subasta de nueva capacidad renovable registrada en 2016 (500 MW de eólica y 200 de biomasa) y el anuncio de nuevas subastas previstas para 2017.

El empleo, al contrario que el PIB, sufrió un retroceso y se situó en 74.566 puestos de trabajo, 2.760 menos que el año anterior. Se trata del nivel más bajo de empleos de toda la serie analizada, con un descenso cercano al 50% respecto al año 2008, cuando el sector empleaba a 142.940 trabajadores. Este descenso se ha debido a un fuerte ajuste de los empleos de las instalaciones en funcionamiento, derivado de la reforma eléctrica y, en particular, en las tecnologías asociadas a la bioenergía, más intensivas en empleos.

Año 2016, fin del primer semiperiodo regulatorio

El año 2016 ha supuesto la finalización del primer semiperiodo regulatorio (2014-2016). Un semiperiodo en el que las renovables han dejado de ingresar 930 M€, de los cuales 356 se prevé́ que sean percibidos por las instalaciones a lo largo de su vida útil y el resto, 574 M€, no los recuperará nunca el sector renovable. Esta cifra podría ampliarse con 664 M€ adicionales en el segundo semiperiodo (2017-2019) por una irreal estimación del precio de la electricidad a futuro. Una estimación de precios que perjudica gravemente al sector renovable y que no es consistente con otras previsiones que maneja el Ministerio para otros fines. Esta situación ha sido criticada por la CNMC que ha denunciado la “inconsistencia” y “abierta contradicción” del Ministerio al utilizar distintas estimaciones según conveniencia.

Ahorros en importaciones, descenso de las tecnologías térmicas

Las tecnologías renovables térmicas aumentaron ligeramente su contribución energética un 1,6% respecto al año previo, a pesar del descenso que experimentaron estas tecnologías en términos de PIB, lastradas por la fuerte caída de la actividad en solar térmica. El uso combinado de renovables en generación eléctrica, energía térmica y biocarburantes, permitió evitar la importación de 19.945.081 toneladas equivalentes de petróleo, lo que supuso unos ahorros en importaciones energéticas equivalente a 5.989 millones de euros.

Este efecto sobre las importaciones es fundamental para nuestra economía. Del déficit de la balanza comercial española (18.753 M€ de déficit en 2016), el 87% es consecuencia de las masivas importaciones de combustibles fósiles. Las energías renovables, por el contrario, tienen un comportamiento netamente exportador, con un saldo positivo para nuestra economía de 2.793 M€. Como todos los años analizados, las renovables fueron contribuidor fiscal neto a las arcas del Estado, contabilizándose un saldo positivo para la economía de 1.000 millones de euros en 2016.

Abaratamiento del sector eléctrico

En lo referente al sector eléctrico, el efecto depresor en los precios del mercado diario supuso un ahorro medio de 21,50 € por cada MWh adquirido. En total, las energías renovables redujeron el precio del mercado en 5.370 M€. Si tenemos en cuenta que la retribución específica – antiguas primas- de las energías renovables fue de 5.360 M€, se constata que un mix eléctrico con renovables es más barato que sin ellas. Todo ello sin contabilizar los grandes beneficios que estas energías aportan a nuestra economía. En 2016 el precio medio del mercado eléctrico se situó en 39,67 €/MWh, en caso de no haber tenido la aportación renovable el mercado hubiera registrado un valor medio de 61,17 €/MWh.

Grandes beneficios para nuestra economía

Las energías renovables evitaron la emisión de 52,2 millones de toneladas de CO2 lo que, independientemente de sus beneficios medioambientales y sobre la salud, supuso ahorros en derechos de emisión por valor de 279 M€. Este valor es anormalmente bajo debido al descenso del 30% en el precio de la tonelada de CO2.

Otros beneficios como la reducción de la dependencia energética, la fijación de población en entornos rurales o la valorización de residuos agrícolas, ganaderos y urbanos son difícilmente cuantificables. Otro efecto difícilmente medible es el componente innovador que este sector representa, las energías renovables destinan al I+D+i un 3,39% de su contribución al PIB lo que supone casi el triple que la media nacional y muy por encima de la media europea. Es importante mencionar que España es el segundo país del mundo en porcentaje de patentes renovables, un magnífico indicador del esfuerzo y los frutos de esta inversión.

Esperanza en la futura Ley de Cambio Climático y Transición Energética

José Miguel Villarig, presidente de APPA Renovables, destacó la importancia de estos beneficios para nuestra economía durante la presentación del Estudio: “es importante que se reflejen los beneficios económicos, medioambientales y sociales que las energías renovables aportan a nuestra sociedad, porque si no los conocemos, no entenderemos por qué en el mundo el 55% de la nueva potencia ya es renovable y no podremos acometer con convencimiento el reto de la transición energética y la descarbonización”.

El presidente de la Asociación también ha mencionado la futura Ley de Cambio Climático y Transición Energética, “el sector empresarial necesita contar con un marco estable y predecible para acometer sus inversiones. Esperamos que la futura ley (de Cambio Climático y Transición Energética) contemple los beneficios de las renovables, proporcione predictibilidad al sector y establezca una fiscalidad ambiental de que “quien contamina, paga”, dando señales claras al mercado de hacia dónde nos dirigimos”.

AES Dominicana anunció que puso en línea 20 MW de nuevos sistemas de almacenamiento de energía basados en baterías en dos sitios de la República Dominicana, que desempeñaron un papel clave en el mantenimiento de la fiabilidad de la red en septiembre cuando los huracanes Irma y María azotaron la isla. Los dos sistemas de 10 MW, que fueron suministrados por AES Energy Storage, son los primeros de su tipo en América Central y el Caribe. Ubicados en sitios en la región de Santo Domingo, ambos sistemas están brindando servicios críticos de fiabilidad de la red para la isla al mejorar la eficiencia y contribuir a la estabilidad del Sistema Eléctrico Nacional interconectado de la República Dominicana (SENI).

AES Dominicana está utilizando sus sistemas de almacenamiento de energía DDP Advancion de Andrés y Los Mina para proporcionar un control de frecuencia rápido y preciso a la red dominicana, equilibrando las variaciones segundo a segundo entre la electricidad consumida y la producida. Al agregar almacenamiento de energía en lugar de utilizar las centrales térmicas existentes para mantener la frecuencia, el operador de la red dominicana puede habilitar las centrales eléctricas de la isla para que funcionen a su nivel de generación más eficiente, mientras los sistemas de baterías absorben y descargan energía en la red según sea necesario. Los 20 MW de almacenamiento de energía de AES Dominicana brindan servicios de respuesta crítica y fiabilidad crítica que de otra manera serían ejecutados por una central eléctrica térmica tradicional de un tamaño tres veces mayor.

En septiembre de 2017, el operador de la red dominicana puso a prueba las dos sistemas de almacenamiento de energía: pidiendo a AES Dominicana que las mantuviera en línea y operativas para garantizar la fiabilidad de la red, ya que dos huracanes, Irma y María, se acercaron a la isla. Ambos sistemas de almacenamiento de energía realizaron más del doble de la cantidad de trabajo durante las tormentas que de forma normal, ayudando a mantener la red dominicana operando durante las condiciones de huracanes categoría 3 y 4, incluso cuando casi el 40% y el 55% de las centrales eléctricas de la isla se desconectaron durante los huracanes Irma y Maria, respectivamente.

Desde el suministro diario de servicios de equilibrio y de potencia pico flexible hasta hacer que las redes insulares sean más resistentes frente a fenómenos meteorológicos extremos, el almacenamiento de energía avanzado puede proporcionar a las empresas insulares el recurso flexible crítico y rentable que necesitan para proporcionar energía fiable a sus comunidades.