Tags Posts tagged with "transición energética"

transición energética

La Fundación Renovables ha presentado hoy “Hacia una Transición Energética Sostenible. Propuestas para afrontar los retos globales”, un documento que recoge más de doscientas medidas que deben adoptarse de forma urgente e ineludible, tomando 2030 como año de referencia, pues “consideramos que para esa fecha deberíamos haber iniciado el giro radical en la forma de relacionarnos con la energía que reivindicamos”. En su contribución al debate nacional sobre la elaboración de una Ley de Cambio Climático y Transición Energética, la Fundación Renovables señala que “para alcanzar en 2050 la descarbonización no solo de nuestro sistema energético sino de la economía en general, es fundamental pisar el acelerador desde el momento actual y no dejar el esfuerzo principal para las últimas dos décadas”.

En opinión de Fernando Ferrando, presidente de la Fundación “se trata de una propuesta proactiva, justaviable económica y tecnológicamente, es global, es estructural y no oportunista”. Estas propuestas de política energética parten del convencimiento de que para luchar contra el cambio climático en lo global y contra las graves disfunciones del sistema energético en nuestro país y para lograr una significativa reducción de las emisiones, es imprescindible actuar sobre la demanda electrificándola de manera generalizada, por eficiencia y por emisiones cero en consumo, y sobre la oferta, sustituyendo las fuentes de energía fósil y la energía nuclear, de las que dependemos y que son ineficientes, peligrosas y medioambientalmente no sostenibles por energías renovables.

Objetivos

“Hacia una Transición Energética Sostenible realiza un completo análisis, a través de una detallada propuesta prospectiva, que abarca acciones vinculadas a la demanda (actuaciones urbanas, pobreza energética, edificios, movilidad, transporte y autoconsumo), a la oferta (Plan de Energías Renovables, plan del cierre del carbón y nucleares) y otras transversales (reforma del sector eléctrico, la fiscalidad como herramienta prioritaria y la participación ciudadana).

La demanda

Para la Fundación Renovables la ciudad es el escenario del cambio energético, ya que en ellas reside el 80% de la población de nuestro país y es donde se consume el 75% de la energía. Pero la propuesta no se limita a considerar la ciudad exclusivamente como consumidor de energía sino en una cuádruple vertiente: como prestadora de servicios (consideración de la energía como servicio público), como propietaria de activos (ayuntamiento como inversor en materia energética), como promulgadora de normas (sobre energía, edificación y movilidad) y como entorno participativo (difusión de buenas prácticas).

La Fundación Renovables parte de una declaración de principios y valores cuya base es la consideración de la energía como un bien básico, no solo como un negocio, y que establecen dentro de sus prioridades la lucha y resolución de la pobreza energética, muestra clara de que nuestro modelo energético no funciona socialmente, y lo hace mediante el establecimiento de una tarifa social y la puesta en marcha de un ambicioso plan de rehabilitación de viviendas vulnerables. Además, sin obviar la consideración de la cobertura energética como un servicio público de los ayuntamientos para contribuir a la erradicación de esta lacra social.

graf

 

Complementando  el papel de la ciudad se desarrolla un capítulo dedicado a la actuación energética en edificios. Así, se propone un exhaustivo Plan de Rehabilitación Energética de Edificios, diseñado para rehabilitar 500.000 viviendas al año (un 3% del parque de 1ª vivienda) y de edificios públicos (el 5% de ellos cada año). Para la electrificación de la demanda, en lo que concierne a los edificios, se contemplan numerosas actuaciones entre las que destacan la eliminación del consumo de combustibles fósiles con una apuesta por sistemas de alta eficiencia como la bomba de calor, la prohibición de sistemas de calefacción con calderas de carbón a partir de 2021 y con calderas de gasóleo a partir de 2025.

Respecto al autoconsumo, la Fundación Renovables se reafirma en exigir la derogación del Real Decreto 900/2015, en simplificar los procedimientos administrativos y en fomentar la incorporación de baterías y, especialmente, el desarrollo del autoconsumo compartido. El objetivo es que en 2030 la generación distribuida alcance el 10% de la cobertura de la demanda de electricidad.

Nuestro modelo de oferta energética tiene su base en el desarrollo de las energías renovables, con el objetivo de que cubran en 2030 el 50% de la demanda final de energía y el 80% de la generación de electricidad, lo que multiplica por tres la producción eléctrica con energías renovables. De acuerdo a esta previsión, la generación de energía eléctrica con renovables debe alcanzar en ese año los 297 TWh, lo que supone un incremento con respecto al año 2015 de 194 TWh.

Cierre del carbón y nucleares

Asimismo, la Fundación Renovables considera ineludible el cierre progresivo de las centrales térmicas de carbón que, en todo caso, debe finalizar como máximo en 2025. En paralelo, apostamos por eliminar todas las subvenciones nacionales existentes al carbón, al tiempo que se deben elaborar planes de transición justa de acuerdo con lo establecido por la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

En cuanto a las nucleares, también apuesta por el cierre programado de todas las centrales, una vez haya finalizado la licencia administrativa en vigor para cada una de ellas. (De acuerdo a este criterio, en 2024 cerraría la última de las centrales).

Medidas transversales

Otra de las prioridades de la Fundación Renovables es la reforma urgente del sector eléctrico y, entre otras medidas como la corresponsabilidad de los sectores del petróleo y del gas en soportar los costes de los cumplimientos de los objetivos a 2020,  la modificación de la retribución de la distribución y el transporte por la energía verdaderamente distribuida y transportada en lugar de por las inversiones, se propone que la tarifa eléctrica debe ser monómica y progresiva, de forma que su precio horario se defina solo en función de la energía eléctrica que se consuma, transformando los costes fijos en variables.

En el ámbito de la fiscalidad, señala que es necesario utilizar la política fiscal como herramienta para favorecer aquellas prácticas que se deben fomentar y penalizar las que se quieran limitar. Así, una de las principales medidas consiste en modificar el Impuesto Especial de Hidrocarburos, aumentando el gravamen de los combustibles derivados del petróleo líquido (5 céntimos por litro) y del gas natural (1 euro por MWh). Con  este aumento, la Fundación Renovables prevé que se puedan recaudar aproximadamente 3.500 millones de euros (M€) que servirán para llevar a cabo el desarrollo de planes urbanos, la rehabilitación de viviendas, la sustitución de calderas por bombas de calor, el progreso en domótica o instalaciones de recarga para vehículos eléctricos, entre otras actuaciones.

El último capítulo sobre participación ciudadana incluye varias medidas que, se deben implementar para lograr una implicación de la sociedad real y efectiva en el cambio de modelo energético. Entre ellas se encuentran la comunicación clara de todas las administraciones públicas en cuestiones energéticas, la implantación de diseños curriculares para todos los niveles educativos y la difusión de buenas prácticas para empresas y ciudadanos. Todo ello, bajo la óptica de que son los ciudadanos los principales agentes del cambio a través del conocimiento crítico y la asunción de su responsabilidad.

El convenio de colaboración, firmado por ambas asociaciones, tiene como objeto la colaboración por una movilidad basada en energías alternativas con el propósito de acelerar una transición energética en el transporte hacia una movilidad descarbonizada.

AEDIVE y AEE comparten que el vehículo eléctrico no es sólo movilidad sostenible, sino un factor clave para la transición energética hacia los objetivos de descarbonización. También es una herramienta de gestión de demanda y de eficiencia energética y, por tanto, ambas asociaciones trabajarán en el desarrollo de proyectos e iniciativas que vinculen el ámbito del vehículo eléctrico y la energía eólica, buscando, entre otros, los siguientes fines:

  • Impulsar la generación distribuida
  • Reducir gases de efecto invernadero
  • Incrementar una mayor penetración de electricidad renovable
  • Potenciar la utilización de la energía eólica para la cobertura de las infraestructuras de recarga masivas
  • Fomentar las medidas de almacenamiento y gestión de la demanda

El incremento de penetración del vehículo eléctrico en España demuestra que hay un cambio positivo en las tendencias sociales y empresariales. La senda de crecimiento del coche eléctrico a 2030 es exponencial. Por ello, desde ya es urgente plantear acciones conjuntas que vinculen movilidad y electricidad asociada a fuentes renovables. El transporte es un sector clave en el proceso de descarbonización del modelo energético” afirma Arturo Pérez de Lucia, Director Gerente de AEDIVE.

Juan Virgilio Márquez, Director General de AEE, señala que “para cumplir con los objetivos de París es necesario que el avance de la electrificación del transporte se base en un mix energético mayoritariamente renovable. El aumento de vehículos eléctricos supone un incremento de la demanda de electricidad, que ha de ser cubierta por fuentes renovables. Actualmente, el 32% de la producción de electricidad en nuestro país procede de energías renovables y la energía eólica, en 2017, ha generado el 18,4% de la demanda eléctrica. En el pasado año, la eólica evitó la emisión de 28 millones de toneladas de CO2. De cara a la necesaria y urgente transición energética, el uso progresivo del vehículo eléctrico y la creciente aportación de la energía eólica en nuestro mix serán un binomio necesario para cumplir con los objetivos de París”.

Ilustración del concepto Smart Power Generation / SPG concept illustration

El grupo tecnológico Wärtsilä ha sido pionero en promover la flexibilidad en los sistemas energéticos para permitir un mayor uso de las energías solar y eólica. La solución Smart Power Generation de la compañía se lanzó hace diez años, reconociendo la creciente conciencia ambiental dentro de la industria, y en previsión de una mayor adopción de energía a partir de fuentes renovables. A medida que la transformación de la industria energética se acelera, las plantas tradicionales de carga base no pueden hacer frente a las nuevas realidades, y la visión de Wärtsilä se refrenda con una cuota de mercado creciente en el segmento de plantas de más de 500 MW, creciendo del 13% en 2016 al 19% en 2017, de acuerdo con McCoy Power Reports.

La competitividad en coste de las energías eólica y solar está aumentando rápidamente. Por ejemplo, el coste por kW de los parques eólicos ha disminuido en un 40% durante los últimos 20 años, mientras que el coste por kW de las plantas solares ha disminuido en más del 90% durante el mismo período. En consecuencia, las energías renovables representan actualmente una de las formas más baratas de producir electricidad en áreas con buenas condiciones eólicas y solares, haciéndolas viables sin necesidad de subsidios gubernamentales. Hoy, los parques eólicos y plantas solares suman aproximadamente 1.100 GW de potencia en todo el mundo y los pronósticos indican que esto aumentará a 2.000 GW para 2024.

Hoy en día es un hecho indiscutible que la flexibilidad es esencial en los sistemas que usan energía producida por el viento y el sol. El enfoque de Wärtsilä, con su solución Smart Power Generation, brinda la posibilidad de desconectarse y reiniciarse rápidamente, varias veces al día, mientras que su capacidad de almacenamiento de energía sirve para suavizar las variaciones en el suministro y almacenar el exceso de energía de las fuentes renovables.

La participación de Wärtsilä en el mercado global de centrales eléctricas está creciendo porque nos hemos establecido con éxito como integradores de sistemas y proveedores de servicios en este mundo cambiante. Podemos ofrecer no solo activos de generación de energía, sino también soluciones de software de almacenamiento e integración, así como operación, mantenimiento y optimización del ciclo de vida de los activos,” afirma Javier Cavada, Presidente de Wärtsilä Energy Solutions.

Ejemplos recientes del papel que la solución Smart Power Generation de Wärtsilä está jugando en esta transición energética incluyen dos centrales eléctricas ordenadas por Upper Michigan Energy Resources Corporation en EE.UU. Se adaptarán a una amplia gama de perfiles operativos para los cuales la flexibilidad es un requisito principal. En Arizona, Tucson Electric Power (TEP) está construyendo una planta Wärtsilä Smart Power Generation de 200 MW para proporcionar la flexibilidad necesaria para integrar más energía eólica y solar en su sistema. AGL Energy Ltd, una de las principales compañías integradas de energía de Australia, ordenó recientemente una planta Wärtsilä de 211 MW para proporcionar la fiabilidad y la capacidad de arranque rápido requeridas para permitir mayores niveles de energía a partir de fuentes renovables.

La edición de 2018 del Energy Outlook de BP, presentada en Londres por Spencer Dale, Economista Jefe del grupo, y Bob Dudley, Director Ejecutivo, reflexiona sobre las fuerzas que configuran la transición energética global hasta 2040 y las incertidumbres que acompañan a esa transición. La velocidad con la que se producirá es incierta y el nuevo Outlook analiza varios escenarios, si bien gran parte de lo expuesto en el mismo se basa en un escenario base, denominado “Evolving Transition“.

Este escenario base, que asume que las políticas gubernamentales, las tecnologías y las preferencias sociales evolucionan de manera y velocidad similares al pasado reciente, propone:

• Un rápido crecimiento en las economías en desarrollo, que eleva la demanda mundial de energía un tercio más.
• El mix energético global más diverso que el mundo haya visto para 2040, con petróleo, gas, carbón y combustibles no fósiles, cada uno contribuyendo en aproximadamente una cuarta parte.
• Las energías renovables son, con diferencia, la fuente de energía de más rápido crecimiento, multiplicándose por cinco y proporcionando alrededor del 14% de la energía primaria.
• La demanda de petróleo crece durante gran parte del período estudiado, antes de su estabilización en los últimos años.
• Un crecimiento fuerte de la demanda de gas natural, que supera al carbón como la segunda fuente de energía
• El petróleo y el gas natural representan más de la mitad de la energía mundial.
• El consumo mundial de carbón se mantiene estable y parece cada vez más probable que el consumo de carbón chino se haya estancado.
• El número de coches eléctricos crece hasta suponer cerca de un 15% del parque automovilístico, pero debido a una mayor intensidad en su uso, representan el 30% de los km recorridos con vehículos de pasajeros.
• Las emisiones de carbono continúan aumentando, lo que indica la necesidad de un exigente conjunto de acciones para lograr una ruptura decisiva con el pasado.

Análisis de fuentes energéticas

Para 2040, el petróleo, el gas, el carbón y los combustibles no fósiles representan cada uno alrededor de una cuarta parte de la energía mundial. Más del 40% del aumento general en la demanda de energía se cubre con energía renovable.

La demanda de petróleo crece a lo largo de gran parte del periodo contemplado en el informe, aunque se estabiliza en los últimos años. Todo el crecimiento de la demanda proviene de las economías emergentes. El crecimiento de la oferta está impulsado por el petróleo no convencional de EE.UU. durante los primeros años, y con la OPEP tomando el relevo a finales de la década de 2020, cuando los productores de Oriente Medio adopten una estrategia de crecimiento de su cuota de mercado. El sector del transporte continúa dominando la demanda mundial de petróleo, representando más de la mitad del crecimiento global. La mayor parte de este crecimiento, que se estabiliza al final del periodo de estudio, proviene del transporte aéreo, marítimo y ferroviario, así como del transporte terrestre pesado, con muy pequeños crecimientos en automóviles y motocicletas. Después de 2030, la principal fuente de crecimiento en la demanda de petróleo proviene de sus usos como materia prima, particularmente para la empresa petroquímica.

El gas natural aumenta su presencia durante el período, apoyado por los niveles crecientes de industrialización y demanda de energía de las economías emergentes, el continuo cambio de carbón a gas y el aumento de la oferta de bajo coste en Norteamérica y Oriente Medio. Para 2040, EE.UU. representa casi una cuarta parte de la producción mundial de gas, y la oferta mundial de GNL se duplicará con creces. El crecimiento sostenido en la producción de GNL aumenta en gran medida la disponibilidad de gas en todo el mundo, y el mercado de GNL supera al del gas natural transportado a través de oleoducto a principios de la década de 2020.

El consumo de carbón se estanca durante el período de estudio, con caídas en China y en la OCDE compensadas por el aumento de la demanda en India y otras economías asiáticas emergentes. China sigue siendo el mercado más grande, representando el 40% de la demanda mundial de carbón hasta 2040.

BP_ENERGY_OUTLOOK-2Las energías renovables crecen por encima del 400% y representan más del 50% del aumento en la generación mundial de electricidad. Este fuerte incremento es posible gracias a la creciente competitividad de eólica y solar. Los subsidios se eliminan gradualmente hacia mediados de la década de 2020, y las energías renovables son cada vez más capaces de competir con otras fuentes. China es el país que más contribuye a este crecimiento, al agregar más energía renovable que toda la OCDE en su conjunto, con India convirtiéndose en el segundo para 2030.

Análisis por sector

La electricidad representa casi el 70% del aumento en la demanda de energía primaria. El mix empleado en su generación cambiará considerablemente, con las energías renovables ganando participación más rápidamente que cualquier otra fuente de energía en la historia, ya que aumenta del 7% actual a alrededor de una cuarta parte para 2040. Aun así, el carbón sigue siendo la mayor fuente de energía usada en la generación para 2040.

A pesar de que la demanda de transporte se ha más que duplicado, la energía necesaria para atender esa demanda crece sólo un 25%, lo que pone de manifiesto un aumento acelerado de la eficiencia de los vehículos. El sector del transporte continúa dominado por el petróleo (alrededor del 85% en 2040) a pesar de la creciente penetración de los combustibles alternativos, en particular el gas natural y la electricidad.

El Outlook de este año sostiene que la penetración de la electricidad en el sector del transporte se mide mejor considerando tanto el número de vehículos eléctricos como la intensidad con que se usa cada vehículo. En el escenario “Evolving Transition”, la proporción de vehículos eléctricos en el parque automovilístico mundial alcanza alrededor del 15% para 2040: más de 300 millones de automóviles en un parque automovilístico de casi 2 mil millones. Sin embargo, la proporción de kilómetros recorridos por turismos propulsados por electricidad, que también tiene en cuenta la intensidad con que se utilizan los vehículos eléctricos, es superior al 30%. El Outlook muestra cómo la interacción de automóviles totalmente autónomos con movilidad compartida tiene el potencial de aumentar sustancialmente la intensidad con la que se conducen los vehículos eléctricos.

BP_ENERGY_OUTLOOK-4Existe una gran incertidumbre en el período hasta 2040 sobre la velocidad con la que aumentan las ventas de vehículos eléctricos. Para evaluarla, el Outlook considera un escenario en el que existe una prohibición mundial de las ventas de automóviles con motores de combustión interna (MCI) a partir de 2040. Este escenario reduce la demanda de carburantes líquidos en alrededor de 10 mdpd en relación con el escenario base “Evolving Transition”, pero, aun así, el nivel de la demanda de petróleo en 2040 en el escenario de ‘prohibición MCI’ es más alto que en 2016.

La demanda de energía para la industria, incluyendo tanto su uso como combustible, como para materia prima, representa alrededor de la mitad del incremento en el consumo de energía.

La mejora de la eficiencia ralentiza el crecimiento de la demanda de energía industrial (excluyendo los usos no destinados a combustión), en gran parte impulsada por la transición de China hacia unos sectores menos intensivos en energía y más de servicios y orientados al consumidor. Parte de la ralentización del crecimiento de China probablemente se desplaza hacia economías con menores ingresos, incluidas India y África.

El uso de combustibles con fines distintos a la combustión, particularmente como materia prima para la industria petroquímica, es la fuente de mayor crecimiento en la demanda global de petróleo y gas. Su uso para estos fines crece casi al doble del índice de otros usos industriales, aunque el aumento de la presión ambiental sobre la utilización de algunos productos, particularmente plásticos y embalajes de un solo uso, amortigua su crecimiento de manera considerable en relación con las tendencias del pasado. El petróleo representa casi dos tercios de este incremento y el gas natural la mayor parte del resto.

Análisis regional

Todo el crecimiento del consumo de energía proviene de las economías en desarrollo de rápido crecimiento: China e India representan la mitad del aumento de la demanda energética mundial hasta 2040. A lo largo del período, la demanda energética de China se desacelera a medida que pasa a un patrón de crecimiento económico más sostenible. Por otro lado, la desaceleración de la demanda en India es menos pronunciada y, a comienzos de la década de 2030, supera a China como el mercado energético de más rápido crecimiento del mundo. En las últimas etapas del periodo de estudio, África también cobra un papel cada vez más importante en el impulso de la demanda de energía, contribuyendo más al crecimiento de la demanda mundial de 2035 a 2040 que China.

Emisiones de carbono

En el escenario base del Outlook “Evolving Transition”, las emisiones de carbono aumentarán un 10% hasta 2040. Si bien este es un índice de crecimiento mucho menor que el observado en los últimos 25 años, sigue siendo mayor que la fuerte disminución que se considera necesaria para alcanzar los compromisos de París.

Por ello, el Outlook también explora un escenario de transición incluso más rápido, que contempla la misma reducción de emisiones de carbono que el “Escenario de Desarrollo Sostenible” de la Agencia Internacional de Energía, donde las emisiones caen casi un 50% hacia el año 2040. La mayor parte de la reducción adicional de emisiones en este escenario, frente al base “Evolving Transition”, proviene del sector eléctrico, que está casi totalmente descarbonizado para 2040.

El sector energético desempeñará un papel crucial en la consecución de los objetivos climáticos europeos, que apuntan a reducir los gases de efecto invernadero en al menos un 40% para 2030, en comparación con 1990. El seguimiento del progreso en el sector energético es, por tanto, de suma importancia. Por cuarto año consecutivo, segundo año consecutivo con Agora Energiewende, Sanbag ha presentado el estado de la transición energética en el sector eléctrico europeo, para actualizar lo que sucedió en 2017, con el informe The EU Power Sector Review 2017, lanzado a finales de enero en Bruselas. Los temas clave incluyen el crecimiento de las energías renovables, la generación de energía convencional, el consumo de energía y las emisiones de CO2.

El informe celebra cómo eólica, solar y biomasa superaron al carbón, en el suministro de electricidad en Europa en 2017, pero también resaltan algunos de los fallos de la actual transición eléctrica y ofrecen una imagen mixta: las energías renovables en la UE dependen cada vez más de la historia de éxito de la eólica en Alemania, Reino Unido y Dinamarca, que ha sido inspiradora. Pero otros países necesitan hacer más. El despliegue solar es sorprendentemente bajo y debe responder a las caídas masivas de costes. Y con el aumento del consumo de electricidad por tercer año, los países deben volver a evaluar sus esfuerzos en materia de eficiencia energética.

Pero para hacer la mayor diferencia con respecto a las emisiones, los países deben retirar sus plantas de carbón. El estudio pronostica que las 258 plantas de carbón operativas en Europa emitieron en 2017 el 38% de todas las emisiones del sistema ETS de la UE, o el 15% del total de gases de efecto invernadero de la UE. En 2017, Holanda, Italia y Portugal agregaron sus nombres a la lista de países que eliminarán el carbón, lo cual es excelente. Necesitamos una eliminación de carbón rápida y completa en Europa: la idea de recargar losa vehículos eléctricos en la década de 2030 con carbón simplemente no cuenta. Un objetivo de energías renovables del 35% haría posible una eliminación gradual del carbón en 2030.

Los hallazgos clave incluyen:

• La nueva generación de energías renovables aumentó drásticamente en 2017, con eólica, solar y biomasa superando al carbón por primera vez. Dado que el potencial hidroeléctrico de Europa se aprovecha en gran medida, el aumento de las energías renovables proviene de la generación eólica, solar y de biomasa. Aumentaron un 12% en 2017 a 679 TWh, por primera vez colocando a eólica, solar y biomasa por encima de la generación con carbón. Este es un progreso increíble, considerando que hace solo cinco años, la generación con carbón era más del doble que la de eólica, solar y biomasa.

• Pero el crecimiento de las energías renovables se ha vuelto aún más desigual. Solo Alemania y Reino Unido contribuyeron al 56% del crecimiento de las energías renovables en los últimos tres años. También hay un sesgo a favor de la eólica: en 2017 tuvo lugar un aumento masivo del 19% en la generación eólica debido a las buenas condiciones de viento y la gran inversión en parques eólicos. Esta es una buena noticia ya que el boom de la biomasa ha terminado, pero la mala noticia es que la energía solar fue responsable de solo el 14% del crecimiento de las energías renovables de 2014 a 2017.

• El consumo de electricidad aumentó en un 0,7% en 2017, marcando el tercer año consecutivo de crecimiento. Con la economía de Europa nuevamente en una senda de crecimiento, la demanda de energía también está aumentando. Esto sugiere que los esfuerzos de eficiencia energética de Europa no son suficientes y, por tanto, la política de eficiencia energética de la UE necesita un mayor fortalecimiento.

• Las emisiones de CO2 del sector eléctrico no se modificaron en 2017, y aumentaron en toda la economía. La baja generación de energía hidroeléctrica y nuclear, junto con el aumento de la demanda, llevaron a una mayor generación de mediante combustibles fósiles. Por tanto, a pesar del gran aumento en la generación eólica, se estima que las emisiones de CO2 del sector energético se mantuvieron sin cambios en 1.019 millones de toneladas. Sin embargo, las emisiones estacionarias globales en los sectores de comercio de emisiones de la UE aumentaron ligeramente de 1.750 a 1.755 millones de toneladas debido a la mayor producción industrial, especialmente por el aumento de la producción de acero. Junto con los aumentos adicionales en la demanda de gas y petróleo no ETS, se estima que las emisiones globales de gases de efecto invernadero en la UE aumentaron alrededor del 1% en 2017.

• Europa occidental está eliminando gradualmente el carbón, pero Europa Oriental se está apegando a él. Otros tres Estados miembros anunciaron la eliminación del carbón en 2017: Holanda, Italia y Portugal, se unen a Francia y Reino Unido para comprometerse a eliminar el carbón, mientras que los países de Europa del Este se quedan con el carbón. El debate en Alemania, el mayor consumidor de carbón y lignito de Europa, está en curso y solo se decidirá en 2019.

Los principales ponentes de la cumbre de líderes Global Power & Energy examinarán los cambios a largo plazo en la producción, distribución y consumo de la energía

Con la transición energética global como tema central, la cumbre de líderes Global Power & Energy de GPEX 2018 abordará importantes asuntos comerciales, normativos, geopolíticos y técnicos con repercusiones para el futuro del sector energético.

Ya han confirmado su participación representantes de administraciones públicas, representantes políticos y altos directivos empresariales de organizaciones internacionales, entre las que se incluyen la Agencia Internacional de la Energía, Gas Natural Fenosa, la Comisión Federal Reguladora de Energía de EE.UU. y GE Ventures.

Estos son algunos de los ponentes:

• Blanca Losada Martín, Consejera Delegada, Gas Natural Fenosa
• Neil Chatterjee, Comisario, Comisión Federal Reguladora de Energía de EE.UU. (FERC, por sus siglas en inglés)
• Lazlo Varro, Responsable de Economía, Agencia Internacional de la Energía (AIE)
• Eric Bielke, Director de Inversiones en el Sector Energético, GE Ventures
• Ulla Sandborgh, Directora General y eEecutiva, Svenska Kraftnät
• Wilfried Breuer, Consejero Delegado y Miembro del Consejo de Administración, TenneT
• Laurent Schmitt, Secretario General, ENTSO-E
• Santi Martínez Farrero, Director Ejecutivo, Estabanell Energia

Tanto el compromiso global de reducción de emisiones de GEI como el creciente papel de las tecnologías digitales están impulsando cambios importantes en el sector eléctrico y energético. Las principales empresas del sector energético están combinando un aumento de la generación de energías renovables con la digitalización para avanzar hacia una oferta energética más limpia y eficiente. Los líderes e innovadores de la transición energética se reunirán en GPEX para tratar los desafíos, las soluciones y las oportunidades que presenta el cambio del entorno energético.

La cumbre de líderes Global Power & Energy se centrará en cinco temas principales: Visión para la transición energética, Nuevo modelo empresarial, Política progresiva, Financiación del futuro de la energía y La era de la digitalización. Proporcionará a los profesionales del sector eléctrico y energético a nivel internacional información en profundidad más actualizada sobre la transición, relativa a la situación actual y a las medidas que se pueden tomar en el futuro próximo, así como a la situación prevista entre 2030 y 2050.

Stewart Bundock, Director de Eventos de la empresa organizadora, dmg :: events global energy, afirma lo siguiente: “Estamos encantados de dar la bienvenida a GPEX a esta selección de ponentes tan diversa, emocionante e innovadora, en lo que promete ser un debate altamente especializado, controvertido y dinámico sobre la transición energética.”

La cumbre es una parte integral de Global Power & Energy Exhibition (GPEX 2018) —que se celebrará en Barcelona, España (del 17 al 20 de septiembre)—, donde se expondrán las estrategias y tecnologías necesarias para la adaptación a la transición global y al paso a un sistema energético más sostenible, bajo en carbono e inteligente.

Celebrado conjuntamente con Gastech, ambos eventos reunirán a 30.000 profesionales del sector energético a nivel global —usuarios de electricidad de la administración pública, industriales y comerciales; operadores de gas, productores y distribuidores de electricidad, proveedores de tecnología y empresas de energía renovable— para potenciar el diálogo entre aquellos sectores que van a desempeñar un papel importante en la transición energética global.

El pleno del Parlamento Europeo ha dado un importante paso de cara a fijar los objetivos en materia de renovables para 2030 con la ratificación del 35% que propuso la Comisión de Industria, Investigación y Energía (ITRE). APPA Renovables celebra el compromiso del Parlamento Europeo e insta al Gobierno español a respetar la voluntad de la ciudadanía europea. El apoyo del ministro Nadal es necesario para que el Consejo Europeo, que actualmente defiende un 27%, apueste por una Transición Energética más ambiciosa en la Unión Europea.

El pleno del Parlamento Europeo ha ratificado la propuesta del 35% de renovables para 2030 que propuso el pasado 28 de noviembre la Comisión de Industria, Investigación y Energía (ITRE). Al igual que hizo el Consejo Europeo, que fijó su posición en un 27% de renovables, el Parlamento Europeo marca con esta votación su postura de cara a la futura negociación. Desde APPA Renovables se valora positivamente el amplio respaldo del Parlamento pero lamenta que no se hayan establecido metas vinculantes a nivel nacional y determinadas propuestas específicas.

Una buena noticia con diversos matices

El Parlamento Europeo ha mostrado un respaldo mayoritario (70% de votos positivos) a establecer un objetivo del 35% de renovables en 2030, algo que APPA Renovables valora muy positivamente, y también se ha mostrado partidario de la estabilidad regulatoria y la eliminación de cargas o gravámenes al autoconsumo.

A pesar de la buena noticia que supone el amplio consenso a favor del objetivo del 35%, se deja en manos de los Estados el establecimiento de los planes y objetivos nacionales. Por ello, desde APPA Renovables, se insta al Gobierno a asumir esta amplia mayoría de la sociedad europea y española, convirtiendo ese 35% en el objetivo nacional dentro de la futura Ley de Cambio Climático y Transición Energética. El compromiso del Gobierno español con la Transición Energética debe ser demostrado también en su postura ante el Consejo Europeo, elevando su posición actual del 27%.

Para alcanzar una participación de renovables de entre el 27 y el 35% (posturas del Consejo y el Parlamento), España necesita la contribución de todas las tecnologías renovables ya que debe duplicar su porcentaje de energía renovable en solo 12 años. Por ello, es preocupante que las propuestas aprobadas en relación con el sector de biocarburantes (excluyendo a los biocarburantes convencionales de la obligación de combustibles renovables, limitando su aportación al 5%, prohibiendo ciertos tipos de biodiésel desde 2021…) ponga en serio peligro la supervivencia de la industria nacional y, por tanto, su contribución a la consecución de los objetivos.

Hasta ahora se ha planteado el gas como alternativa medioambiental y económica frente a la gasolina o el diésel, posicionándose el Autogas como una opción a favor del medio ambiente y del bolsillo de los españoles. Sin embargo, sus aplicaciones van más allá del sector automovilístico, convirtiéndose en una alternativa energética tanto para empresas como particulares. Primagas, apunta a un cambio de ruta en favor de la transición energética hacia el gas para cumplir con una economía baja en carbono.

En pleno debate sobre el compromiso por la eficiencia energética, la sustitución de combustibles contaminantes por alternativas más limpias es clave. De ahí que desde Primagas insistan en la apuesta por el gas ya que representaría una reducción de hasta el 50% de las emisiones de carbono frente alternativas como la electricidad, una opción muy recurrente sobre todo en las ciudades.

En el caso de las zonas rurales, el suministro por red de canalizaciones no siempre es posible, de ahí que las energías más utilizadas sean el gasóleo o la biomasa, altamente contaminantes. Sin embargo, el gas licuado, gracias a su facilidad de transporte y almacenaje, permite a hogares y negocios una alternativa energética más limpia y eficiente que llega a cualquier punto. Desde Primagas apuntan que sustituir el gasóleo por gas supone una reducción del 20% las emisiones de carbono lo que contribuye a mejorar la calidad del aire no solo en industrias sino también dentro de los hogares. “El gas, en todas sus variedades, se ha convertido en una respuesta para que los hogares y empresas situadas en zonas rurales de difícil acceso no tengan que renunciar a ninguna comodidad”, aseguran desde Primagas.

Según varios estudios, la mala calidad del aire es causa de un gran número de fallecimientos en Europa. Teniendo en cuenta que el 92% de la población mundial vive en lugares donde no se cumplen los niveles marcados sobre la calidad del aire, es prioritario dejar de lado los combustibles más contaminantes como el carbón, el gasóleo o la electricidad, para dar paso a otras opciones más limpias como el gas.

El Consejo Europeo ha fijado su posición para las futuras negociaciones sobre los objetivos renovables de 2030. El acuerdo al que llegaron los ministros coincide con las líneas maestras del año 2014, lo que, en la práctica, hace retroceder más de tres años la transición energética.

Esta posición no deja de ser un punto de partida para comenzar las negociaciones con Parlamento Europeo y Comisión, pero manda un mensaje de inmovilismo y pasividad frente a un cambio de modelo energético que se está desarrollando a nivel mundial y que supone un mercado que supera los 240.000 millones de euros. Se espera que el objetivo final que establezca la Unión Europea se encuentre en un punto intermedio entre el 27% acordado por los ministros y el 35% que, en noviembre, aprobó la Comisión de Industria, Investigación y Energía del Parlamento Europeo.

Reducción de costes ignorada

En octubre, el Comisario europeo de Acción por el Clima y Energía, Miguel Arias Cañete, reconoció, en la inauguración del I Congreso Nacional de Energías Renovables, que la reducción de costes de las energías renovables permitiría aumentar por encima del 30% los objetivos con un coste “que es muy inferior a lo previsto cuando hicimos el (escenario) del 27%”.

En línea con estas declaraciones, tanto el Comisario como el ponente de la nueva Directiva de Renovables, José Blanco, han criticado la falta de ambición del Consejo Europeo que no ha tenido en cuenta la mayor facilidad para la integración renovable y la espectacular reducción de costes experimentada por las tecnologías renovables. En siete años, el coste de la eólica se ha reducido en un 66% y el de la fotovoltaica en un 85%, lo que habría permitido que el Consejo aumentara los objetivos sin aumentar las inversiones y el gasto.

“La reducción de costes de las energías renovables es una realidad que va a ir a más y esto debería haberse tenido en cuenta en el Consejo”, ha declarado José Miguel Villarig, presidente de APPA Renovables. “Solo se entiende la postura del Consejo desde una perspectiva de inicio de las negociaciones, a pesar de ello el mensaje transmitido no es positivo para las renovables ni para la economía europea”, ha valorado Villarig.

Efectos en la Ley de Cambio Climático y Transición Energética

El Gobierno español ha apoyado en el Consejo Europeo un objetivo de renovables muy poco ambicioso, esperamos que, en la futura Ley de Cambio Climático y Transición Energética, se plasme un compromiso real con el cambio de modelo energético.

Con una dependencia energética superior al 70% – veinte puntos porcentuales superior a la medio de la Unión Europea – España ve lastrada su balanza comercial por las importaciones de hidrocarburos. La creación de una comisión de expertos para desarrollar la Ley de Cambio Climático y Transición Energética supone una esperanza para el sector que espera del Ministerio una postura más consecuente con los compromisos internacionales de descarbonización.

Trabas al autoconsumo en España

Lejos de apostar de forma decidida por la necesaria transición energética, el ministro de Energía logró que el Consejo Europeo accediera a que los costes soportados por el autoconsumo dependan del marco regulatorio nacional. En la práctica, esto es un acuerdo tácito a que en España se mantengan unas cargas que, en otros países de nuestro entorno no existen. Desde APPA Renovables solicitamos que se revise la regulación del autoconsumo.

La actual regulación sigue frenando en nuestro país una forma de generación renovable muy cercana al consumidor final y que permite una mayor concienciación de nuestro problema energético. Que las cargas no existan en otros países europeos implica que el negocio del autoconsumo pivotará hacia otros Estados. Es necesario mejorar la regulación para facilitar el desarrollo del autoconsumo en nuestro país, garantizando el acceso a ciudadanos y empresas españolas a esta forma de generación.

Latinomérica sigue consolidándose como la región más caliente para el desarrollo solar en los últimos años, México ha tomado la delantera con una transición energética dinámica que prepara el escenario para un crecimiento solar sin precedentes. La abundancia de recursos solares, los altos precios de la energía, la caída en los costes de la tecnología y la creciente necesidad de diversificación de recursos se combinan para colocar a México entre los líderes mundiales en el desarrollo de la energía fotovoltaica.

El país duplicará su capacidad de generación distribuida este año, con más de 300 MW de nuevas instalaciones, después de que la comisión reguladora de México haya aumentado el límite máximo de medición neta para las plantas a 500 kV. Las autoridades están trabajando para impulsar la generación distribuida como una porción de su objetivo de energía renovable al 40% para 2035. Para que esto suceda, el país necesitará  obtener con energía solar alrededor del 18% de su generación, en comparación con menos del 1% en la actualidad.

En Solar Summit México 2018 los expertos debatirán sobre la gran oportunidad que existe en este mercado y cómo aprovecharlo al máximo.

Este evento de dos días aprovechará la experiencia regional de GTM Research en México para garantizar que las empresas encuentren en una posición única para captar oportunidades específicas mientras administran adecuadamente los riesgos regulatorios, políticos y de mercado.

Los temas de la conferencia de 2018 serán:

  • La fotovoltaica en México en el escenario global
  • Desarrollo solar a gran escala en México
  • Las oportunidades de la generación distribuida en el mercado mexicano
  • Reducir el coste de la fotovoltaica
  • Estrategias de aranceles, fabricación y distribución
  • Financiación: la energía solar en México

Todo lo que necesita saber sobre la financiación solar en México

Según EY, solo el 15% de las subastas de electricidad en México han sido financiadas por proyectos hasta ahora y, en su mayoría, por bancos multilaterales de desarrollo. Además de la financiación corporativa, muchos proyectos siguen sufriendo para llegar al cierre financiero.

Inversores de todo el mundo están mirando al mercado fotovoltaico mexicano y Solar Summit México 2018 dedicará un día completo a sumergirse en las financiación solar. Los asistentes podrán escuchar acerca de las diversas estrategias que se emplean, nuevos entrante por el lado de los compradores de la generación y sobre los precios y esquemas atractivos. Eche un vistazo al calendario de un vistazo:

Hacer realidad los proyectos a gran escala: acceso a la financiación solar en México
• Dino Barajas, Partner, Akin Gump Strauss Hauer & Feld
• Carlos Carranza, Project Development Director, North American Development Bank
• Marian Aguirre Nienau, Head of Power Projects, Bancomext
• Adrián Katzew, CEO, Zuma Energía

Adaptando el Project Finance a la nueva era de proyectos de energía distribuida
• John Bates, CEO, Prana Power
• Franco Capurro, Founder & CEO, Caaapital
• Marco G. Monroy, Founder & CEO, MGM Innova Capital

Estrategias para que los promotores aprovechen la financiación especializada
• Eduardo Reyes Bravo, Manager, PwC
• Carlos Isorna, Vice President, Macquarie Mexican Infrastructure Fund (“MMIF”)
• Patricia Tatto, Partner & Country Head, Mexico & Central America, Ata Renewables

Cómo prosperan los terceros en un paisaje desregulado
• Rodrigo Esparza, Compliance Officer, CFE Calificados
• Juan B. Guichard, CEO, Ammper

COMEVAL