Tibula Energía inicia la consulta con la costa noreste de la isla de Cerdeña de la propuesta del parque eólico marino flotante

Tibula Energía inicia la consulta con la costa noreste de la isla de Cerdeña de la propuesta del parque eólico marino flotante

Tibula Energía es el nombre del último proyecto de parque eólico marino flotante frente a la costa nororiental de Cerdeña, propuesto por Falck Renewables y BlueFloat Energy en el marco de la asociación entre ambas empresas.

Las cifras clave de Tibula Energía son:

  • 62 turbinas eólicas flotantes, situadas a una distancia de la costa que oscila entre un mínimo de 25 y un máximo de 40 kilómetros. Las turbinas serán casi imperceptibles para el ojo humano desde la costa;
  • capacidad total instalada de 975 MW;
  • producción anual prevista de más de 3,4 TWh, equivalente al consumo de más de 900.000 hogares;
  • evitarán la emisión de más de 1,6 millones de toneladas de CO2 al año.

Las reuniones con las comunidades locales se llevarán a cabo durante las próximas semanas y se centrarán en la presentación de los beneficios económicos y de desarrollo reales del proyecto, entre ellos:

  • la generación de miles de puestos de trabajo estables a medio-largo plazo: hasta 3.200 empleos a tiempo completo durante las fases de fabricación, montaje y construcción; y más de 180 para el mantenimiento de la planta una vez que el parque eólico esté operativo;
  • el intercambio de conocimientos sobre las últimas tecnologías energéticas, que atraerá a los mejores talentos de la zona;
  • la innovación, la investigación y el desarrollo a través de planes de colaboración con las universidades, los centros de investigación y los parques tecnológicos regionales de Cerdeña;
  • el desarrollo de la cadena de suministro local, basado en nuestro modelo de negocio inclusivo y sostenible que fomenta la proximidad del suministro, dando prioridad a las empresas locales;
  • el desarrollo de los principales puertos industriales de la isla para el montaje, la explotación y el mantenimiento de la explotación.

Además de la producción de energía verde, el proyecto pretende apoyar el crecimiento sostenible de las comunidades locales a través de iniciativas que beneficien a la zona, como los planes de copropiedad de plantas o el apoyo a proyectos dirigidos por la comunidad.

A lo largo de los últimos 12 meses se han llevado a cabo investigaciones exploratorias sobre las condiciones locales del mar y el viento, el impacto ambiental y las infraestructuras industriales. La solicitud de concesión marítima se presentó el 6 de mayo y el proceso de autorización ante el Ministerio de Transición Ecológica comenzará en las próximas semanas.