Trina Solar es reconocida como fabricante de módulos fotovoltaicos “Top Performer” por PVEL / DNV GL, por quinta vez consecutiva

Trina Solar ha sido reconocida recientemente como “Top Performer” entre los fabricantes mundiales de módulos fotovoltaicos por PV Evolution Labs (PVEL) y DNV GL. La compañía es uno de los dos únicos fabricantes de módulos fotovoltaicos de alcance mundial en obtener este prestigioso reconocimiento por quinta vez consecutiva desde que se fundó el premio Top Performer.

El reconocimiento de “Top Performer” se basa en el PV Module Reliability Scorecard publicado por PVEL y DNV GL. El Scorecard es una de las comparaciones más completas de resultados de pruebas de fiabilidad de los módulos fotovoltaicos disponibles públicamente en el mercado hoy en día. Como programa de certificación integrado con un enfoque en la fiabilidad del módulo y el rendimiento en la generación de energía, la prueba comprende test de: ciclo térmico (2-4xIEC), calor húmedo, carga mecánica dinámica, humedad-congelación y pruebas de atenuación PID.

El director de calidad de Trina Solar, Zhao Mengyu, dijo: “Es alentador ver que Trina Solar ha sido reconocida como “Top Performer” por quinta vez consecutiva. Los rigurosos procesos de control de las materias primas y la gestión de la línea de producción garantizan la alta fiabilidad de nuestros módulos. Trina Solar se compromete a proporcionar a los clientes módulos fotovoltaicos de mayor fiabilidad y valor.”

Trina Solar lleva a cabo varias rondas de pruebas de fiabilidad continuas durante el proceso de introducción de materiales, evaluando tanto los materiales como los módulos durante su proceso de prueba, mediante los test más frecuentes para los componentes clave: como los materiales de embalaje y la lámina fotovoltaica posterior, con el objetivo de garantizar un control completo y estricto de los materiales y productos en la producción en serie.

En términos del proceso de fabricación de la línea de producción, Trina Solar lleva a cabo un control de calidad del proceso en toda la cadena de valor. Se implementan casi 100 puntos de control para la totalidad de los procesos de producción de células y obleas de silicio, mientras que más de 100 puntos de control están configurados para el proceso general de producción de módulos.