¿Un cambio de paradigma en la generación de demanda renovable?

¿Un cambio de paradigma en la generación de demanda renovable?

La demanda de energía renovable ha crecido un impresionante 8% entre 2019 y 2020, durante un año en el que el consumo de energía y la producción de la industria se han desplomado en la mayor parte de Europa, según las nuevas estadísticas de la Asociación de Organismos Emisores (AIB) analizadas por ECOHZ.

El crecimiento de la demanda continúa

A pesar de las alarmantes predicciones, la demanda de energía renovable ha seguido creciendo a un ritmo constante durante 2020. El impacto de la menor actividad industrial como resultado del COVID-19 ha sido limitado y la sed europea de energías renovables parece imparable. Esto se refleja directamente en las cifras anuales del mercado de Garantías de Origen (GO), elaboradas por la Asociación de Organismos Emisores (AIB).

La tendencia general en el mercado de GO es una demanda de mercado sólida y creciente, junto con una situación de oferta algo estable. La demanda del mercado ha crecido un impresionante 8% de 2019 a 2020. Esto durante un año en el que el consumo de energía y la producción de la industria se han desplomado en la mayor parte de Europa. El crecimiento anual (CAGR) de 2008 a 2020 es un sólido 17%.

Los motores del crecimiento

La necesidad del sector empresarial de más energía renovable sigue siendo el principal motor detrás del continuo aumento de la demanda. Pero el cambio de las políticas energéticas nacionales también está teniendo un impacto positivo. Específicamente, la implementación de la divulgación completa (varios modelos) en países como Países Bajos, Suiza y Austria ha contribuido significativamente. Especialmente en Países Bajos, la implementación de “mejores prácticas” de Divulgación total del consumo, impacta en el mercado de manera positiva”, dice Tom Lindberg, Director Gerente de ECOHZ.

Cabe señalar que Países Bajos, con una demanda creciente que alcanzó los 54,4 TWh en 2020, solo pueden cubrir alrededor del 50% de su demanda mediante producción local. Necesita importar el resto de otras fuentes renovables europeas.

Disminuye el excedente acumulado – caen los vencimientos

Aunque 2020 todavía muestra un ligero superávit agregado de GO en el mercado, la tendencia es claramente que el mercado se está moviendo hacia un mejor equilibrio entre la oferta y la demanda. Esto también se ve respaldado por la disminución del número de GO que vencen (después de 12 meses de validez), por tercer año consecutivo. A medida que el mercado se mueve lentamente de un mercado anual a un mercado mensual y diario, podemos esperar que los volúmenes vencidos vuelvan a crecer. Esta mayor complejidad del mercado y los períodos de coincidencia más cortos pueden dar lugar a que se emparejen menos compradores con el suministro correcto.

La proporción relativa de GO vencidos en comparación con los certificados emitidos durante los mismos períodos se ha reducido del 8,3% al 5,2% y al 3,4% en 2020. «Esta es una indicación muy clara de que el superávit histórico en el mercado está a punto de desaparecer«, afirma Lindberg.

Otras observaciones

  • AIB ahora incluye a la mayoría de los países europeos con volúmenes significativos de energías renovables, habiendo incluido mercados como Portugal, Serbia y Eslovaquia en 2020. El número de países que aún están fuera del AIB y que aspiran a unirse en los próximos años es limitado. Su producción agregada y, por lo tanto, el potencial de nuevo suministro renovable (emisión de GO) también es comparativamente bajo.
  • En cuanto a la tecnología, la tendencia principal es que el crecimiento de la energía eólica sigue superando a todas las demás tecnologías relacionadas con la emisión de GO. La energía hidroeléctrica sigue siendo la mayor fuente de suministro renovable, proporcionando más del doble del volumen que la eólica.
  • Noruega aparentemente tiene un fuerte aumento en la demanda en los últimos 2-3 años, pero la mayor parte de este aumento está relacionado con las exportaciones de GO al mercado de Reino Unido, a través del registro noruego. Cuando se corrigen las cifras de Noruega para esta exportación, Noruega tiene un desarrollo de la demanda plana de alrededor de 26 TWh.
  • Cada vez más, hemos visto que los países emiten GO de fuentes no renovables (fósiles y nucleares), pero ahora también vemos una demanda significativa de (cancelaciones) de GO que no son renovables. Esta cifra alcanzó casi los 90 TWh en 2020, impulsada principalmente por Países Bajos, Austria, Suiza, España y Suecia.

Perspectivas prometedoras para 2021

Las perspectivas para 2021 son prometedoras en términos de solidez del mercado. En resumen, hay cuatro indicadores clave que claramente pueden impulsar al mercado hacia un equilibrio, o incluso una situación en la que la demanda supere a la oferta durante períodos de tiempo:

  • Un probable repunte económico e industrial estimulará un fuerte repunte en la demanda corporativa de energías renovables.
  • Es probable que la situación hidrológica en la región nórdica resulte en niveles de producción de energía más bajos en 2021 que en 2019 y 2020. Esto puede resultar en una caída general en el suministro de GO nórdicos, con una reducción de hasta 10-15 TWh solo del mercado noruego.
  • El alejamiento de los esquemas de presentación de informes anuales hacia períodos de presentación de informes mensuales o incluso más breves, provenientes de los responsables de la formulación de políticas en un número selecto de países, así como de compradores corporativos influyentes, puede cambiar la dinámica del mercado de manera significativa.
  • Es probable que se reduzca el crecimiento futuro de la oferta y esto dependerá más de la nueva producción renovable y la emisión de GO relacionados, y menos del crecimiento de nuevos miembros de AIB. Pocos miembros potenciales de AIB tienen una producción renovable de tal tamaño que pueda influir significativamente en la demanda agregada.

Un «comodín» en el escenario de mercado descrito es el Brexit. Reino Unido limitará la importación de GO europeas en 2021, y es probable que el volumen total caiga de los 59 TWh importados en 2020. Como ocurre con muchas cuestiones relacionadas con el Brexit, el resultado final aún no está claro, pero significa que cierto volumen excedente deberá negociarse en Europa, si no se permite el acceso a compradores de Reino Unido. Dado que el volumen excedente está limitado a 30-40 TWh, es realista esperar que esto sea anulado por un mayor crecimiento de la demanda general en Europa.