Un informe de BayWa r.e. muestra un inmenso apetito corporativo por la energía limpia

BayWa r.e. y la plataforma RE-Source han publicado el informe Energy Report 2019, en el que se analiza la actitud de 1.200 empresas europeas con respecto a la energía renovable. Aunque el 89 % de los encuestados estuvieron de acuerdo en que las empresas debían abanderar la transición energética, el 76 % afirmó que la burocracia y la complejidad legislativa son las principales barreras a la hora de seguir invirtiendo en renovables.

 

Para la mayoría de las empresas, los beneficios estaban claros: casi el 90% considera que el uso de renovables proporciona una mejor imagen pública, mientras que el 80% piensa que les proporciona una ventaja competitiva. Y a la hora de decidir invertir en renovables, el 92% lo hizo para reducir sus costes energéticos.

No obstante, las empresas de todos los países estudiados identificaron como barreras la percepción de periodos de amortización largos (44%) y el elevado coste de inversión (38%). La percepción del coste de inversión como una barrera es más elevada en Polonia y Reino Unido, justo por debajo del 50%.

Mientras que las compañías de Alemania, Reino Unido y Francia se centran principalmente en los objetivos de emisión de gases de efecto invernadero, las de Polonia, Italia y España buscan aumentar el uso generalizado de energía renovable.

Más de la mitad de las empresas encuestadas tenían previsto usar energía renovable o instalar sus propios equipos de energía renovable en los próximos cinco años. Las empresas españolas fueron las más ambiciosas: el 76% planea aumentar su uso de energías renovables, mientras que entre las italianas se llegó al 70%.