UNEF apoya la aprobación del anteproyecto de ley para la creación del Fondo Nacional para la Sostenibilidad del Sistema Eléctrico (FNSSE)

UNEF da la bienvenida a la aclaración del Gobierno sobre el RDL 17/2021

UNEF apoya la aprobación en Consejo de Ministros, a propuesta del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, del anteproyecto de ley para la creación del Fondo Nacional para la Sostenibilidad del Sistema Eléctrico (FNSSE). “Dará estabilidad a nuestro sector y favorecerá la electrificación al tiempo que se reduce la factura de los consumidores”, asegura Rafael Benjumea, Presidente de UNEF.

La asociación celebra, además, que se reconozca una reclamación histórica del sector. El sector eléctrico permite a través de la electrificación y las renovables la reducción de emisiones de otros sectores. Por ello, este anteproyecto resuelve una anomalía, que solo la electricidad financiaba los costes de las renovables. Al hacer partícipes a todas las energías, se realiza un reparto más equitativo y al hacer la transición en cinco años, el impacto será gradual.

Para UNEF, éste es un paso importante para avanzar en la necesaria descarbonización de la economía, corrigiendo el sistema actual, que precisamente penalizaba al vector energético, la electricidad, que más ha avanzado en la introducción de renovables.

El superávit acumulado desde 2014 ha sido en parte utilizado para el desajuste de 2019 y de nuevo lo será en 2020, hasta su probable terminación. La creación de este fondo de estabilidad evitará que, en el futuro, los agentes del sistema eléctrico deban financiar nuevos desajustes y que se deba emitir más deuda. “Este es un paso adelante para que los ingresos del sistema eléctrico cubran siempre los costes. Con este fondo se evitará volver al déficit de tarifa, lo que es una gran noticia para pequeños y grandes productores renovables” señala Benjumea.

Además, asegura que “Al reducir la factura eléctrica, se favorecerá la electrificación y, con ella, la incorporación de más renovables. Esto permitirá a los consumidores beneficiarse de un precio final de electricidad más barato, aumentando la competitividad de las empresas y haciendo ahorrar a los particulares”.